Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Contents
  1. Diez recomendaciones prácticas para padres de niños con TDAH
  2. Recomendación N° 1: Darle estructura al día a día
  3. Recomendación N° 2: Cómo dar órdenes
  4. Recomendación N° 3: Descubra que habilidades posee su hijo y foméntelas
  5. Recomendación N° 5: Concéntrense en los aprendizajes, no en las calificaciones
  6. Recomendación N° 6: Nunca criticar a la persona
  7. Recomendación N° 7: Planificar potenciales situaciones conflictivas
  8. Recomendación N° 8: No intentar abordar todos los problemas al mismo tiempo
  9. Recomendación N° 9: No confíen en un profesional que no les ofrece un diagnóstico claro
  10. Recomendación N° 10: No se olviden de ustedes como personas
  11. Cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje: 7 consejos
  12. ¿Qué son los problemas de aprendizaje?
  13. Tipos de trastornos psicológicos que dificultan su aprendizaje
  14. 1. Disgrafía
  15. 2. Discalculia
  16. 3. Dislexia
  17. 4. TDAH
  18. ¿Cómo ayudar a niños con problemas de aprendizaje?
  19. 1. Conocer a fondo el roblema del niño o niña
  20. 2. Conocer a fondo los derechos del niño
  21. 3. Trabajo conjunto con los maestros
  22. 4. Centrarse en las fortalezas
  23. 5. Ser paciente con el niño
  24. 6. Adaptarse a su nivel de competencias
  25. 7. Hablar con otros padres
  26. Referencias bibliográficas:
  27. Niños con problemas de aprendizaje
  28. ¿Qué voy a encontrar en esta guía y Qué voy a conseguir después de leerla y seguir tus consejos?
  29. Estas son las causas más frecuentes e importantes de los problemas de aprendizaje y conducta
  30. El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad
  31. La Dislexia
  32. Las Altas Capacidades
  33. Esto es lo que tienes que hacer si tu hijo tienes problemas de aprendizaje
  34. Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje
  35. ¿Cómo saber si un niño tiene problemas de aprendizaje?
  36. Consejos para los padres
  37. Problemas de aprendizaje, ¿cómo ayudar a tu hijo?
  38. Principales características de esta condición
  39. ¿Cómo ayudar a tu hijo con problemas de aprendizaje?

Diez recomendaciones prácticas para padres de niños con TDAH

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

En la actualidad, alrededor de un 5% de los niños presentan Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Esto lo convierte en uno de los trastornos de mayor prevalencia en la infancia.

Las características propias del cuadro, que incluyen alteraciones en las funciones atencionales, hiperactividad e impulsividad, provocan una desorganización general a nivel cognitivo y comportamental que se extienden a todas las áreas de la vida.

A su vez, diversos estudios muestran que estos niños son más propensos a desarrollar trastornos comórbidos como ansiedad y depresión. Suelen presentar diversos problemas de aprendizaje, mayores probabilidades de accidentarse y mayor consumo de sustancias en la adolescencia (Ives, 2006).

Es decir, el impacto del trastorno afecta en mayor o menor medida a todos los ámbitos en los cuales los sujetos se desempeñan.

De manera inversa, las intervenciones que como adultos realizamos en los contextos donde los pequeños habitan, podrán ayudarlos (o no) en su organización y en limitar los efectos que el TDAH presentan en su cotidianidad.

Teniendo en cuenta estas características, hace algún tiempo publicamos recomendaciones para maestros de niños con TDAH, cuya finalidad fue favorecer el proceso de aprendizaje de los niños por medio de algunas adaptaciones de acceso y contenido al material educativo.

En este caso, el objetivo es proponer una serie de recomendaciones para los padres, los que impactarán de manera beneficiosa en la vida de sus hijos a la vez que en la de ellos mismos; ya que aplicados de manera consistente disminuyen conductas desorganizadas e impulsivas en los niños, incidiendo de forma directa en el equilibrio familiar.

Recomendación N° 1: Darle estructura al día a día

El que un niño con TDAH viva en un ambiente relativamente estructurado contribuirá a su organización para las actividades que deba realizar. Por el contrario, un contexto desestructurado, donde las mismas actividades pueden cambiar el momento del día en que se realizan, se superponen o alternan en el orden previsto; es más probable que generen confusión y fallos en su realización.

Por ejemplo, será preferible que siempre cuando llega del colegio se cambie, lave las manos, se siente a almorzar, cepille los dientes y duerma una siesta para realizar las tareas escolares posteriormente; a que todos estos mismos pasos los vaya realizando cada día en un orden distinto. En este último caso, es muy posible que algunos elementos se omitan o no se realicen satisfactoriamente.

Recomendación N° 2: Cómo dar órdenes

Un comentario habitual de los padres de niños con TDAH es la poca obediencia de estos hacia las normas e instrucciones proporcionadas. Una manera de aumentar las probabilidades de éxito cuando se desea que el niño realice algo, consiste en seguir estas sencillas reglas:

  • No dar más de una orden a la vez. Es preferible esperar a la finalización de una tarea, antes de presentar una nueva actividad.
  • Segmentar demandas generales. La indicación puede ser separada en .
  • No dar indicaciones que puedan ser ambiguas. Comunicar puede significar cosas muy distintas para un niño y un adulto (incluso para distintos adultos). En cambio, son instrucciones más concretas y fáciles de cumplir.
  • Pedirle al niño que repita la indicación dada. Esta es una forma de corroborar que haya entendido lo que se espera de él.
  • Hay que evitar abusar del como recurso. Siempre se es preferible formular enunciados en forma positiva que negativa. Frases como pueden, aunque sean concretas, formuladas de manera segmentada y repetidas por el niño, sonar muy restrictivas, en especial cuando se van repitiendo a lo largo del día muchas veces. En su lugar, se puede solicitar lo mismo pero en forma positiva, diciendo por ejemplo .

Recomendación N° 3: Descubra que habilidades posee su hijo y foméntelas

El estimular aquellas habilidades naturales que pueda tener incrementará su autoestima y sentimientos de eficacia, y ayudará a los padres a centrarse en aspectos positivos de su hijo. En caso de no conocer el pequeño que actividades le agradan y en las cuales puede tener buenos rendimientos, se los puede acompañar en el descubrimiento de las mismas.

Dado que las personas con TDAH suelen presentar malos comportamientos, es muy fácil que se pierdan de vista los aspectos positivos de los niños y en cambio nos centremos en sus puntos débiles. Tener presentes las fortalezas cambia sustancialmente la mirada que se tiene sobre los pequeños, y evita tener pensamientos del tipo .

Es muy frecuente que los padres intenten modificar la forma en que sus hijos se comportan aplicando consecuencias temporalmente muy distantes de aquellos comportamientos apropiados e inapropiados. El niño por un lado, puede olvidar o perder de vista cuál era esa consecuencia (buena o mala) que le esperaba.

A su vez, puede frustrarse por el tiempo que debe esperar para acceder a la misma, incluso aunque sea algo muy deseado.

En lugar de proposiciones del tipo , puede resultar más gratificante para el niño aplicar un sistema de recompensas por cada exámen aprobado, por cada materia aprobada, y por último sí puede utilizarse el premio mayor (Disney) en caso de cumplir todos los objetivos propuestos.

El pequeño de esta forma tendrá acceso más inmediato y constante a reforzadores, lo que mantendrá su motivación alta por períodos mayores de tiempo.

Y en caso de fallar en la consecución de la meta final, no tendrá el sentimiento de que nada ha valido la pena, ya que a lo largo del año obtuvo numerosos beneficios por sus esfuerzos.

Una pequeña aclaración, al hablar de cumplir los objetivos propuestos me estoy refiriendo a aquellos objetivos que sean alcanzables por el estudiante, no a los que aspiren los padres de manera ideal.

La constante y excesiva presión por rendir más de lo que se puede termina habitualmente produciendo los resultados opuestos a los esperados. Como consecuencia adicional, produce estrés y frustración no solo en los padres, sino también en sus hijos.

Esto se relaciona directamente con el siguiente punto.

Recomendación N° 5: Concéntrense en los aprendizajes, no en las calificaciones

Muchos adultos han crecido con la convicción de que la nota escolar refleja lo aprendido, y que si no es así al menos es lo más importante del paso por la escuela, ya que queda de forma objetiva plasmada en documentos y certificados.

Para un niño con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, la presión impuesta para la obtención de buenas calificaciones puede ser excesiva, logrando que se frustre y no solo que no obtenga los resultados esperados, sino que tampoco aprenda.

Un ligero ajuste en las expectativas de los padres sobre el recorrido académico, de seguro provocará una disminución en la frustración que sienten tanto los niños como sus progenitores, y potenciará el aprendizaje escolar.

Recomendación N° 6: Nunca criticar a la persona

Este punto es de vital importancia para todos los actores.

Por un lado, el niño que es calificado como vago, caprichoso, malo, etc, está de forma permanente registrando que los adultos significativos observan eso en él, afectará a su autoestima y a su comportamiento posterior.

Por el lado de los adultos, etiquetar al niño de esta forma en general los dejará predispuestos a prestar atención a aquellas conductas que estén de acuerdo con dicha percepción, lo que influye en la buena relación a mediano y largo plazo.

En lugar de afirmar que es un vago porque no levantó sus juguetes del piso por ejemplo, es mejor remarcarle la solicitud nuevamente, omitiendo todo tipo de apreciaciones personales. Si es necesario realizar observaciones, siempre hacerlas sobre las conductas en lugar de sobre el sujeto.

Recomendación N° 7: Planificar potenciales situaciones conflictivas

Si ciertos momentos suelen producir de manera repetida malos comportamientos por parte del pequeño, la anticipación de las situaciones, así como de lo que se espera por parte suya, incrementa las posibilidades de evitar estos malos momentos.

Ante la repetida situación del correteo por medio de las góndolas del supermercado tocando los productos que están exhibidos, los padres antes incluso de salir de su casa pueden comentar de manera bien concreta y clara (tal como sugiere el Recomendación 2), que conductas puntuales esperan de su hijo.

Recomendación N° 8: No intentar abordar todos los problemas al mismo tiempo

Esto mantiene relación con varios de los puntos ya abordados.

Si partimos de la base que es preferible que haya pautas claras, solicitadas secuencialmente y no al mismo tiempo, y de la preferencia de la estructura frente al caos; solicitar a un niño que se quede quieto, callado, que si habla no diga malas palabras, que preste atención a lo que dice el resto permanentemente y que mantenga por ejemplo determinada postura corporal, será imposible de sostener.

La frase “Hay que elegir que batallas pelear” es perfectamente aplicable a estos casos. Siempre habrá que estar atento a todos los problemas que presente una persona en cada situación determinada, y frente a los mismos establecer cuales son prioritarios para atender y cuales no.

Es necesario tener en cuenta una serie de elementos al tomar estas decisiones, como por ejemplo la gravedad (para sí o terceros) que presente, la imposibilidad que le traiga de adquirir nuevas habilidades, etc; pero siempre sin perder de vista que no es posible enfrentar todas las situaciones problemáticas al mismo tiempo.

Recomendación N° 9: No confíen en un profesional que no les ofrece un diagnóstico claro

De la misma forma, no confíen en profesionales que utilicen diagnósticos poco específicos o que no sigan las convenciones actuales, y usen términos como por ejemplo .

Un profesional que lleve adelante un buen tratamiento debe proveer a su vez el asesoramiento y psicoeducación necesaria para un tratamiento eficaz.

Como se desprende de todos los recomendaciones hasta ahora vistos, el funcionamiento de los sujetos se ve sensiblemente afectado por el contexto, ya sea en forma material (ambiente ordenado por ejemplo), como interaccional.

Un terapeuta que sólo trabaja con el niño y no sugiere a padres y docentes intervenciones puntuales para los lugares y situaciones en las que se desenvuelve, disminuye se eficacia terapéutica y pone sobre éste un peso que probablemente no pueda soportar; al dejarle la labor de ser el único responsable de que su comportamiento cambie.

Recomendación N° 10: No se olviden de ustedes como personas

Por lo complejo de todos los factores a tener en cuenta, un hijo con TDAH genera estrés e impacta sobre uno mismo y diversos tipos de relaciones, como pareja, otros hijos, amistades, etc.

Tomarse el tiempo para realizar actividades placenteras, permite recuperar fuerzas para continuar con sus labores como madres o padres posteriormente. Lo mismo sucede con relaciones que suelen quedar en segundo plano. Será necesario buscar momentos en los cuales puedan cultivarse las mismas, sin que el foco de atención permanente sea su hijo.

Recuerden que además de padres, son sujetos que seguramente necesitan de otro tipo de actividades para su bienestar.

Para concluir, estos recomendaciones no deben entenderse en forma absoluta, sino que son adaptables a los contextos en los cuales se aplican. Tampoco son los únicos puntos a tener en cuenta a la hora de educar a un niño con TDAH. Sin embargo, constituyen pautas generales de crianza que son de gran utilidad en estos casos.

Referencias

Artigas Pallarés, J. (2006). El Trastorno de Déficit de Atención/Hiperactividad en la consulta del pediatra. Algunas sugerencias. Revista Pediatría de Atención Primaria. Vol VIII (4) 115- 133.

Ives, E. (2006). Intervenciones no farmacológicas en el entorno familiar de niños con Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad. Revista Pediatría de Atención Primaria. Vol VIII (4) 57- 67.

Ochoa, J., Vintimilla, M. (2015). Estrategias Terapéuticas para padres de niños de 6 a 10 años con Diagnóstico de TDAH. Facultad de Filosofía Letras y Ciencias de la Educación. Escuela de Psicología.

Источник: https://www.psyciencia.com/diez-recomendaciones-practicas-para-padres-de-ninos-con-tdah/

Cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje: 7 consejos

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Durante la infancia es común que los niños experimenten dificultades para aprender ciertas cosas.

Normalmente, esto depende en gran medida de los hábitos e intereses de cada niño o niña, pero en algunos casos ocurre que las dificultades del pequeño a la hora de aprender algunos contenidos son tan significativas que son incapaces de dominar lo más básico de la asignatura, y puede hablarse de trastornos de aprendizaje u otros trastornos psicológicos que interfieren en su progreso educativo.

En este artículo vamos a ver cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje, para que supere sus limitaciones y aprenda nuevas formas de resolución problemas. Vamos a repasar un listado de consejos para ayudar a los más jóvenes con este tipo de problemas, además de dar un repaso a lo que implica experimentar estas dificultades.

¿Qué son los problemas de aprendizaje?

Para entender mejor cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje es necesario saber qué causa este fenómeno psicológico. Los problemas de aprendizaje abarcan una diversidad de dificultades académicas en distintas áreas, que afectan a los niños no solamente en lo académico, sino también en el aspecto personal.

Existen niños a los cuales les resulta más fácil realizar una ecuación matemática que escribir un texto, y esto no tiene nada de extraordinario. Pero cuando nos damos cuenta que el niño presenta dificultades excesivas para realizar las actividades académicas, numéricas o lingüísticas, podemos estar en presencia de algún problema de aprendizaje.

Cuando el niño no domina los conocimientos propios de algún área del conocimiento, incluso cuando ya ha alcanzado una edad en la que debería ser capaz de realizar dichas actividades, es entonces donde los padres o cuidadores deben llevar con un profesional de la conducta (psicólogo, psicopedagogo) para determinar exactamente qué ocurre.

En conclusión, podemos decir que los problemas de aprendizaje representan dificultades académicas intensas, que afectan la vida de los niños en varios aspectos de su vida.

Tipos de trastornos psicológicos que dificultan su aprendizaje

Ahora veamos cuáles son algunas de las dificultades más comunes en el ámbito de los trastornos psicológicos que afectan mucho a su adquisición de conocimientos.

1. Disgrafía

La disgrafía es un trastorno de aprendizaje caracterizada por complicaciones al escribir cualquier tipo de símbolos, como letras y números. No implica errores ortográficos, sino que se trata únicamente se la imposibilidad para escribir de manera ordenada y comprensible.

2. Discalculia

La discalculia implica el tener grandes dificultades ante la realización de actividades numéricas, incluso las más elementales. Por ejemplo, los niños con este problema de aprendizaje son incapaces de llevar en su mente en procedimiento necesario para realizar una ecuación matemática básica.

3. Dislexia

La dislexia se trata de una alteración en la capacidad de lectura en la cual el niño o niña confunde las letras y los números alterando de esta manera el significado de las palabras, incluso cuando las escribe. Por ejemplo, intercambiando una “b” por una “d”, o una “p” por una “q”, etc.

Intentar ayudar a niños con problemas de aprendizaje de este tipo pasa por enseñarle pautas de lectura que le permitan leer más rápidamente sin equivocarse.

4. TDAH

En Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) comprende una dificultad a la hora de intentar mantenerse concentrado y atento ante casi cualquier situación, sobre todo en las aulas de clases. Es fácil detectar a los niños con este problema de aprendizaje debido a que son bastante inquietos.

  • Quizás te interese: «Tipos de TDAH (características, causas y síntomas)»

¿Cómo ayudar a niños con problemas de aprendizaje?

Losd anteriores son solo algunos de los trastornos de aprendizaje más comunes; algunos de estos podrían presentarse conjuntamente con otros, lo que quiere decir que un niño puede presentar síntomas de varios trastornos de aprendizaje al mismo tiempo. Por lo general, en TDAH ocasiona problemas en cuanto a la lectura, escritura y resolución de ecuaciones.

A continuación vamos a ver un listado de consejos para ayudar niños con problemas de aprendizaje.

1. Conocer a fondo el roblema del niño o niña

Cuanto más conocimiento tengamos sobre la problemática del niño o niña, más fácil será que podamos ayudarle a superar su situación.

Es importante entender el porqué de su dificultad para evitar juzgar al menor y tildarlo de incapaz, lo cual resulta contraproducente.

De hecho, hay que evitar el uso de etiquetas a modo de adjetivos que puedan suponer un estigma para el pequeño; es más útil hablar no de su identidad, sino de sus acciones y de aquellas acciones que le cuesta realizar.

2. Conocer a fondo los derechos del niño

En la medida que sepamos más respecto a los derechos que tienen los niños en cuanto a su escolaridad, podremos buscar las mejores alternativas para que superen sus problemas de aprendizaje sin que esto represente una expreiencia dolorosa o traumática. En las escuelas existen profesionales capacitados que tienen el deber de atender estos casos.

3. Trabajo conjunto con los maestros

Es importante establecer una red de trabajo conjuntamente con los maestros para poder abarcar más ampliamente el proceso de aprendizaje de los niños.

El maestro se encargará de hacerle saber al representante del niño cuáles son exactamente las dificultades que presenta, y los padres o cuidadores deberán dar la atención necesaria en casa, siguiendo los consejos de los profesionales.

4. Centrarse en las fortalezas

Lo más recomendable en cualquier caso de problemas de aprendizaje es enfocarnos en las fortalezas del niño y hacérselas notar, de manera que no se sienta minimizado por sus dificultades.

La idea es que el joven logre identificar sus puntos fuertes y sea capaz de fomentarlos y sentirse orgulloso de ellos.

5. Ser paciente con el niño

Las limitaciones de aprendizaje se pueden gestionar para que sus síntomas no impidan el progreso del aprendizaje de los pequeños, y los niños son capaces de tener éxito académicamente, siempre y cuando estas dificultades sean bien canalizadas.

Pero es importante recordar que el proceso toma tiempo, y debemos ser pacientes con los niños, no hay que esperar resultados rápidos ni milagrosos.

6. Adaptarse a su nivel de competencias

Es crucial adaptarse al nivel de dificultad que el niño o niña puede asumir, de manera que suponga un reto pero sin llegar a ser extremadamente difícil. Si las actividades de «repaso» son muy fáciles no progresará demasiado, y si son demasiado difíciles, se frustrará y dejará de intentar mejorar.

7. Hablar con otros padres

Una buena forma de encontrar apoyo es tener contacto con otros padres que tengan niños con este tipo de problemas. Establecer relaciones con personas que se encuentran lidiando con lo mismo que nosotros siempre resulta útil para expresar las propias preocupaciones y pedir consejo, aparte de que podemos aprender nuevos métodos para afrontar la situación.

Referencias bibliográficas:

  • Andrade-Lotero, Luis Alejandro (2012) Teoría de la carga cognitiva, diseño multimedia y aprendizaje: un estado del arte Magis. Revista Internacional de Investigación en Educación, 5(10): pp. 75 – 92.
  • Farnham-Diggory, S (2004). Dificultades de Aprendizaje. Madrid: Ediciones Morata.
  • García, J. N. (1998) Manual de dificultades de aprendizaje. Madrid: Narcea.
  • Rogers, C.R. & Freiberg, H.J. (1994). Freedom to Learn. Columbus, OH: Merrill/Macmillan.

Источник: https://psicologiaymente.com/desarrollo/como-ayudar-nino-con-problemas-aprendizaje

Niños con problemas de aprendizaje

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

La mejor manera de ponerle solución a niños con problemas de aprendizaje es averiguar la causa. Después de saber el origen del problema, seguro que lo entiendes mejor y puedes empezar a tomar las medidas necesarias. Empieza por el principio.

¿Qué voy a encontrar en esta guía y Qué voy a conseguir después de leerla y seguir tus consejos?

En esta guía vas a encontrar respuesta a tus dudas sobre los problemas de aprendizaje de tu hijo.

Te resumo los puntos más importantes:

  1. Verás cuáles son las causas más frecuentes e importantes de los problemas de aprendizaje en la infancia y la adolescencia.
  2. Tendrás a tu disposición una recopilación de los mejores tests adaptados personalmente por mi para valorar qué tipo de problema tiene tu hijo con más probabilidad y poder orientar adecuadamente las diferentes actuaciones a desarrollar en cada caso.
  3. Te cuento el camino más corto para encontrar la causa de la forma más rápida posible y ponerle solución cuanto antes.

Cuando leas esta guía y trabajes sus actividades conseguirás los siguientes objetivos:

  1. Entenderás por qué aparecen los problemas de aprendizaje y/ conducta en la infancia y la adolescencia.
  2. Sabrás cuales son los tests de evaluación de riesgo para ver cuál encaja mejor con al situación de tu hijo y que tipo de problema puede presentar con más probabilidad
  3. Aprenderás cuáles son los pasos a seguir en cada caso para encontrar de una forma definitiva la causa real del problema.
  4. Conocerás cual es el proceso correcto para ponerle solución de una vez por todas.
  5. Cuándo tengas estos pasos andados, ya no te quedará apenas nada para empezar a ver la solución a todos los problemas.

Estas son las causas más frecuentes e importantes de los problemas de aprendizaje y conducta

¿Sabías que el fracaso escolar de nuestro país alcanza el 30% y que los trastornos de conducta cada vez son uno de los problemas más graves y frecuentes en los niños?

Las principales causas del fracaso escolar y de los problemas de aprendizaje son:

Aunque no siempre van de la mano, en los 3 casos son frecuentes los problemas de conducta y comportamiento.

Además, estos 3 problemas pueden aparecer mezclados entre ellos provocando importantes problemas a nivel académico, familiar y social desde los primeros años de vida.

En caso de que no se detecten a tiempo, las consecuencias a largo plazo pueden provocar fracaso escolar, ansiedad, depresión, malas relaciones familiares, agresividad, dificultades sociales…

Por si no fuera poco, la existencia de un  TDAH afecta a la evaluación de y la Dislexia y las Altas Capacidades Intelectuales porque los problemas de atención y de autocontrol llevan a cometer más errores a la hora de realizar las pruebas.

Esto unido a la alta frecuencia del TDAH hace que sea lo primero que debemos descartar cuando nos encontramos ante problemas de aprendizaje y/o de conducta.

Te voy a hacer un pequeño resumen de los aspectos más importantes de cada una de ellas.

El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad (TDAH)ocurre por un problema en la regulación de algunas sustancias cerebrales que actúan modulando los niveles de atención, de control de los impulsos y del control de la postura y el movimiento.

En función de qué sistema cerebral se encuentra más alterado, aparecerán de forma más intensa unos u otros y con ellos  puede acabar desarrollándose problemas de rendimiento académico, problemas de conducta y/o problemas en las relaciones sociales. Es un trastorno muy frecuente que oscila entre el 5 y el 7% de los niños, aproximadamente un niño por aula escolar.

La Dislexia

La Dislexia es un trastorno que provoca importantes dificultades de aprendizaje en la lectura, la escritura y el cálculo.

Produce problemas en la comprensión lectora, en el desarrollo de textos y en la realización de cuentas y problemas.

Esto desencadena generalmente en un mal rendimiento escolar y en algunos casos, problemas de conducta reactivos secundarios a la frustración. Su frecuencia puede alcanzar el 8-10% de los niños.

Las Altas Capacidades

Las Altas Capacidades Intelectuales (ACI) ocurren por la aparición de un funcionamiento extraordinariamente eficiente de algunos mecanismos cerebrales que regulan las diferentes áreas implicadas en el desarrollo de la inteligencia.

De entrada, esto no tiene por qué ser malo. En teoría suena muy bien ser más listo de lo normal.

El problema ocurre cuando la persona que las tiene no es capaz de gestionarlas y adaptarse al entorno o el entorno no es capaz de adaptarse a ella.

Los chicos con Altas Capacidades no siempre son capaces de manejarlas de forma correcta. Suelen tener una elevada tendencia a desarrollar actitudes inadecuadas para su edad.

Esto hace que los chicos quieran tener un nivel de autoridad, responsabilidad y de independencia que no les corresponde y en muchos casos, se frustre en caso de no conseguirlas.

Con frecuencia, si no se detectan y se actúa correctamente, aparecen problemas de rendimiento escolar por aburrimiento y falta de motivación. También pueden aparecer problemas de conducta y dificultades para desarrollar unas relaciones sociales adecuadas. La frecuencia de las Altas Capacidades es alta y varía entre el 5 y el 10% de los niños en edad escolar.

Como ves, entre los 3 pueden llegar a alcanzar casi el 30% de frecuencia y con ello entenderás que es fácil que sean la principal causa de fracaso escolar.

Cuánto antes lo detectes, antes podrás empezar a ponerle solución.

Esto es lo que tienes que hacer si tu hijo tienes problemas de aprendizaje

Si tu hijo tiene dificultades de aprendizaje o conducta deberías averiguar por qué. Si tiene alguno o varios de los problemas anteriores, estás perdiendo el tiempo. Empieza ahora mismo a actuar para poder averiguar cuál es y comenzar a ponerle una solución.

Estos son los pasos que tienes que seguir.

  1. Valorar el riesgo de TDAH
  2. Valora el Riesgo de Dislexia
  3. Valorar la existencia de Altas Capacidades

Para cada una de estas 3 situaciones, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Hay una serie de escalas de evaluación de riesgo que te pueden ayudar de forma muy rápida y sencilla  a saber si tu hijo tiene probabilidades de tener TDAH, Dislexia o Altas Capacidades
  • En función de la edad, hay que valorar unos síntomas u otros
  • Según el resultado de la escala de evaluación, se determina el riesgo y la actitud a tomar.

Para realizar estos tests y ayudarte en el proceso de rellenado y comprobación de resultados de las escalas, he creado una guía en la que te he incluido toda la información de este artículo junto con otros puntos de interés que seguro te ayudan a orientar de una vez por todas la situación de tu hijo.

Aquí tienes el enlace para conseguir GRATIS, la Guía “Mi Hijo tiene Problemas de Aprendizaje y/o Conducta. ¿Por qué? ¿Qué Hago para Solucionarlo?

Espero tus comentarios aqui abajo

comments

Источник: https://elneuropediatra.es/mi-hijo-tiene-problemas-de-aprendizaje/

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Los principales problemas de aprendizaje que presentan los niños son:

– Dislexia: es un trastorno que implica problemas para leer y escribir porque el cerebro invierte o modifica la información que recibe de los ojos, por lo que es normal que confundan letras como la b y la d o números como el 6 y el 9. Otras veces tardan más en relacionar la palabra que ven escrita con su significado, por lo que son más lentos al leer y comprender textos.

– Disgrafía: generalmente unida a la dislexia, es la dificultad de escribir a causa de una coordinación motora deficiente o problemas para interpretar el espacio. Eso hace que escriban mal o con una letra ilegible.

– Discalculia: es un problema para comprender conceptos matemáticos y hacer cálculos.

– Disfasia: es un desorden del desarrollo del lenguaje que provoca problemas de comprensión y expresión.

– Discapacidad de la memoria y el procesamiento auditivo: problemas para comprender y recordar palabras o sonidos. La memoria no almacena de manera normal los recuerdos. Además, puede tener problemas al escuchar palabras complejas o frases largas si hay ruido de fondo, por lo que los sonidos típicos de una clase pueden interferir en el aprendizaje y la memoria.

– Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA): es una alteración del sistema nervioso central que causa dificultades para mantener la atención y conductas hiperactivas y/o impulsivas, lo que afecta al rendimiento académico.

¿Cómo saber si un niño tiene problemas de aprendizaje?

Normalmente, son los profesores los que detectan en el niño problemas a la hora de escribir, leer, hacer cálculos y concentrarse en clase, lo que los lleva a hablar con los padres para solicitar una revisión médica especial que confirme si el niño tiene algún problema o no.

Esto suele pasar en torno a los 5 o los 6 años, cuando comienza el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Otras veces, son los padres los que sospechan que su hijo tiene algún problema o incluso piensan que así puede ser ya que uno de los dos padres sufre un trastorno de este estilo, que suelen ser hereditarios.

Algunas señales que indican que un niño tiene trastornos del aprendizaje son:

1- Problemas para leer en voz alta

2- Dificultades a la hora de escribir

3- Problemas para entender los números y las operaciones matemáticas

4- Dolores de cabeza habituales

5- Mal comportamiento en clase y problemas para estar quieto mucho rato

6- Faltas de ortografía y errores al escribir

7- Problemas para recordar cosas que se han visto en clase

Ante cualquier de estas señales es conveniente que se lleve al niño al pediatra o a un psicólogo experto en trastornos de aprendizaje para que le realicen una serie de pruebas y puedan confirmar si tiene un problema o no y de cuál se trata.

Consejos para los padres

No es necesario que el niño asista a clases especiales, puede seguir el curso normal siempre que cuente con apoyo y ayuda extra para solucionar sus pequeños problemas.

Los padres deben conocer bien las limitaciones de su hijo, en qué consiste su trastorno y cómo solucionarlo para poder darle el mejor apoyo.

Explica a tu hijo qué le pasa y que no es su culpa, sino que es un trastorno como otros muchos que padecen muchas personas. Debe saber qué le pasa para que entienda que no es que sea tonto, sino que tiene dificultades para realizar algunas tareas, pero con ayuda, podrá sacer el curso con buenas notas.

Háblale de personas famosas que han llegado lejos a pesar de sufrir este tipo de trastornos para que vea que no es hándicap para tener éxito.

Apóyale y muéstrate orgulloso de todo lo que logra.

Fomenta su autoestima para que sus problemas no afecten a otras áreas de su vida como las relaciones sociales.

Refuerza las rutinas diarias. Los horarios y la regularidad ayudan especialmente a los chicos con este tipo de trastornos y pueden ayudarles a organizarse y reducir el estrés.

Ayuda a tu hijo a estudiar y hacer los deberes, pero nunca los hagas por él. Es conveniente que dividáis las tareas en trabajos más cortos de unos 15 minutos para ayudarle a mantener la concentración ya que requiere más esfuerzo para cada tarea.

No te olvides de los descansos para ayudarle a seguir con los deberes y estudios.

Elimina las distracciones para que pueda centrarse mejor y trabajar más rápido. Si tarda mucho en completar la tarea, puede frustrarse o dejarlo.

Establece una relación cercana con los profesores de tu hijo para saber cómo va, qué problemas presenta, dónde requiere más ayuda, qué más se puede hacer, etc.

Fomenta los puntos fuertes y las actividades en las que tu hijo destaca.

Habla con padres que tengan hijos con el mismo problema para que te cuenten sus experiencias y te den consejos.

Ten mucha paciencia con tu hijo y nunca le digas frases como “pareces tonto” o “qué lento eres”. Debes ser consciente de que todo le cuesta más, por lo que necesita más tiempo y apoyo.

– Si estos problemas afectan al estado emocional del niño o le causan depresión, debes pedir ayuda psicológica de inmediato.

TDAH

Definición:

El Trastorno por Deficiencia de Atención e Hiperactividad provoca una alteración del sistema nervioso central, lo que causa dificultades para mantener la atención y conductas hiperactivas y/o impulsivas.

Síntomas:

– Hiperactividad

– Impulsividad

– Falta de atención

Tratamiento:

Tratamiento farmacológico, ayuda psicológica, etc.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/educacion/consejos-para-padres-con-hijos-con-dificultades-de-aprendizaje-9848

Problemas de aprendizaje, ¿cómo ayudar a tu hijo?

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Ayudar a tu hijo con problemas de aprendizaje, pasa por identificarlos y reconocer que los tiene. Esta situación es muy común, pero todavía representa un motivo de recelo para algunos padres, porque estos pueden tratar de atribuir las deficiencias a la educación y no a los niños.

Pero como todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, por lo general buscamos las alternativas para solucionar los posibles problemas de estos, los cuales a veces son difíciles de identificar.

Se estima que desde los cinco años de edad, los niños pueden ser diagnosticados con problemas de aprendizaje, aparecen especialmente para afectar el rendimiento escolar de estos.

Sin embargo, las dificultades también le impiden un normal desenvolvimiento social.

Principales características de esta condición

Los problemas de aprendizaje nacen con el niño, pero no son detectables si no hasta que este comienza su etapa escolar. Se estima que uno de cada diez niños es afectado por este problema, que también es aplicable a la manera en que el niño se relaciona interpersonalmente.

Es importante conocer que los niños que sufren este problema son totalmente normales, su inteligencia se encuentra en un nivel óptimo, su capacidad auditiva y visual está intacta, y se halla mentalmente capacitado para esforzarse por conseguir mejores resultados.

Por lo general se trata de un niño que se comporta adecuadamente en la escuela y en la casa; pero no se encuentra facultado para recibir la información y procesarla con claridad.

Esto lo convierte en un niño que es fácil de diferenciar de los otros, porque está limitado en su accionar, pues sus deficiencias  para captar las ideas le hace imposible que pueda desarrollarlas después.

Estos problemas aunque perjudican directamente el desenvolvimiento del niño, también representan un reto para padres y maestros. La clave de esta condición se halla en que aunque se trata de un niño con inteligencia, no se le puede enseñar de la misma manera.

Un elemento reconocible en estos niños es que lastimosamente han fracasado en su prosecución académica y en la relación social. Para identificar estos problemas se pueden considerar los siguientes rasgos:

  • No domina con facilidad la escritura ni la lectura y a veces olvida elementos matemáticos.
  • Presenta dificultad para seguir y recordar instrucciones.
  • Es torpe para identificar las palabras y acostumbra a invertir el orden de letras y números.
  • Suele confundir la izquierda con la derecha o si se trata de hoy, mañana o ayer.
  • No coordina con regularidad pasos y movimientos. Además le cuesta sujetar el lápiz adecuadamente.
  • Suela hablar en voz alta y sube mucho el volumen del televisor o la radio.
  • Algunas veces se irrita con facilidad.

¿Cómo ayudar a tu hijo con problemas de aprendizaje?

Existen herramientas que los especialistas han diseñado para evaluar a los pequeños en su desarrollo y también hay estrategias adecuadas para corregirlos o contribuir a mejorarlos. Por eso es recomendable ayudarlos por medio de las siguientes recomendaciones:

  • Trabajar conjuntamente con maestros para estar informados sobre cuáles son las fallas y los aciertos de su comportamiento.
  • Identificar las fortalezas del niño para diseñar la estrategia correcta para estimularlo.
  • Apoyarse en los especialistas como el psicopedagogo, quien te puede brindar recomendaciones útiles para potenciar habilidades.
  • Hazle saber que lo apoyas; diles que puede superar este problema y que confías en él.
  • Evita darle las respuestas, resulta mejor si lo ayudamos a encontrarlas; pero siempre dedícales un tiempo para apoyarlo en las tareas más complicadas para él.
  • Crea un espacio especialmente diseñado para realizar los deberes, libre de distracciones. Además procura planificar un momento para realizarlos, que esté organizado para que se ejecute siempre con regularidad
  • No seas muy exigente con el niño, recuerda que trata de superar sus limitaciones. Por esta razón, también es recomendable hacer pausas y descansos a escalas definidas, que siempre pueden ser las mismas.
  • Habla con tu hijo sobre lo importante que es su superación, pregúntale qué cosas se le complican y escucha sus respuestas con atención. Hazle saber que lo comprendes y que juntos pueden superarlo.

Una última recomendación, es procurar que padres e hijos tengan el mismo concepto del aprendizaje; para la familia debe ser un elemento de interés común, es decir, que el niño valore lo importante que es aprender, porque así se lo han enseñado.

El hecho de que el niño tenga problemas de aprendizaje, no es motivo para descuidar sus estudios o dejar de llevarlo a la escuela. La educación es la base para que los problemas disminuyan para todos, porque además estos afectan no solo en términos académicos, sí no también sociales, psicológicos y afectivos.

Источник: https://eresmama.com/problemas-aprendizaje-ayudar-hijo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: