Consejos para que mi niño coma verduras

Recetas divertidas para que tu hijo coma verduras

Consejos para que mi niño coma verduras

Recetas divertidas para que tu hijo coma verduras hay por doquier.

Por eso, en vez de “tirar” los vegetales encima del plato haz caritas felices, casas, autos y muchos otros diseños que a tu hijo puedan resultarles interesantes.

Él va a agradecer esas recetas de presentaciones divertidas que vas a ponerle sobre la mesa a la hora de comer y hasta se motivará por probarlas, sobre todo, si es de los muchos niños que no les agradan los vegetales.

A la hora de hacer las “suculentas” recetas de vegetales es recomendable que el niño participe en su preparación. De esta manera, le irás fomentando su interés por la cocina, lo introducirás al maravilloso mundo del arte culinario y podrás brindarle nuevos conocimientos con respecto a las propiedades que tienen los alimentos y lo beneficiosas que son para la salud.

Hoy mismo, cuando vayas a hacer la cena, dedica un tiempo para mostrarle a tu hijo cómo preparar una ensalada de vegetales y, de paso, súmale unos minutos más a la cuota de atención y amor que, diariamente, debes darle a tu pequeño.

Algo que debes enseñarle

Cuando le hablas a tu hijo sobre cualquier tema y le enseñas algo, así sea a cocinar, es recomendable que le transmitas conocimientos que pueda aprovechar también en otros ámbitos. En el caso de la preparación de las ensaladas puede ser de provecho que le hables sobre lo que son las verduras, cómo se clasifican, y de las propiedades que tienen según su color.

Sabemos que el niño no va a aprender de punta a cabo todo lo que vas a decirle, pero de la conversación, así como del plato de vegetales que preparen, siempre algo va a tomar. Debes conocer y sobre todo enseñarle que las verduras se clasifican según la parte comestible de la planta.

Verduras de hojas: Berro, acelgas, espinacas, lechugas…Raíces: Remolachas, zanahorias, rábanos…

Frutos: Berenjenas, pepinos, tomates…

Y así sucesivamente.

Tu hijo también debe saber que al crecer tan cerca o dentro de la misma tierra las hortalizas pueden ser portadoras de microorganismos perjudiciales para la salud, es por eso, que en su manipulación, la buena higiene no puede faltar. Antes de consumir las verduras hay que cortarlas y lavarlas bien.

Las 2 recetas divertidas para que tu hijo coma verduras que queremos mostrarte en eres mamá son fáciles de hacer.

Receta de verduras “Muñeca con carita feliz”

Una carita feliz, por muy “engurruñado” que se ponga tu hijo cada vez que le pones un plato de verduras en frente le va a robar una sonrisa. Así que emplea este truco y diseñen una carita feliz con hortalizas. Recuerda siempre que la ingesta regular de vegetales ha demostrado asociarse con un mejor estado de salud.

Ingredientes
– 2 hojas de acelgas.– 2 rodajas de pepino.– 3 cucharadas de col picada bien fina.– La punta de una zanahoria.

– 2 rodajas pequeñas de rábano.

– 1 rueda de tomate cortada a la mitad.

Preparación

En un plato espacioso coloca las dos hojas de acelga a ambos lados para que simulen el pelo de la muñeca.

En la parte superior del plato y, por donde las hojas de acelgas sean más finas, echa las tres cucharadas de col picada: esa será la parte superior del pelo de la muñeca con carita feliz.

Las dos rodajas de pepino serán los ojos. Las dos rodajas de rábano serán las mejillas. La puntica de la zanahoria se convertirá en la nariz y la rueda de tomate cortada a la mitad será su boca.

Cuando tengan la carita feliz diseñada agréguenle una pizca de sal, pero muy poca, pues la sal es uno de los alimentos que debes limitar en tu hijo. Si el plato está listo ¡A probar todas las partes de la muñeca!

Receta de verduras “Barco nevado”

La receta del “barco nevado” es bien sencilla. Se caracteriza fundamentalmente por su contenid0 en vitamina C, un nutriente capaz de generar una respuesta inmune más eficaz, según un estudio publicado en Biochemical Society Transactions.

Ingredientes
– 6 espárragos.– Puré de papas.– 1 cucharadita de zanahoria picada fina.

– 3 rodajas pequeñas de rábano.

Preparación

En un plato espacioso diseñen un barco. Para esto utilicen los espárragos. Un espárrago alargado para el fondo del barco, dos pequeñitos para los lados, otro más largo para la parte superior.

Levanten un mástil con el espárrago más grande de todos y con dos bien diminutos hagan un triángulo en su punta para que funcione como una bandera.

A continuación, rellenen el cuerpo del barco con el puré de papas, de esta forma, parecerá que está nevado. Dejen caer por fuera de la embarcación algunas torticas de puré para que parezca que hay mucha nieve.

Las 3 ruedas de remolacha van a servir para colocarlas como portas (ventanillas) en el cuerpo del barco y encima del puré de papas.
La zanahoria, picada fina, cubrirá la parte donde está la bandera.

Al finalizar no olviden agregarle una pizca de sal para darle un poco de sabor.

Prepara recetas con verduras

No obligues a tu hijo a comer lo que no desea. Mejor, persuádelo, despiértale su interés por los alimentos, compromételo en la preparación de los platos y convídalo a probar las recetas.

Te podría interesar…AntioxidantesverdurasVitaminas

  • Wu L., Sun D., Tan Y., Intake of fruit and vegetables and the incident risk of cognitive disorders: a systematic review and meta analysis of cohort studies. J Nutr Health Aging, 2017. 21 (10): 1284-1290.
  • Ang A., Pullar JM., Currie MJ., Vissers MCM., Vitamin C and immune cell function in inflammation and cancer. Biochem Soc Trans, 2018. 46 (5): 1147-1159.

Источник: https://eresmama.com/recetas-divertidas-hijo-coma-verduras/

Nueve trucos y 35 recetas para que los niños coman verduras

Consejos para que mi niño coma verduras

Aunque siempre hay excepciones, por lo general las verduras no son uno de los platos favoritos de los niños, sin embargo, es fundamental incluirlas en su dieta por la gran cantidad de beneficios que aportan. Pero, ¿cómo conseguir que los niños las coman sin forzarles a ello?

Hoy te damos algunos consejos, trucos y recetas para incorporar las verduras a la dieta diaria de forma divertida y exquisita. Porque a veces solo hace falta un poco de imaginación para convertir un inapetente plato de brócoli en una deliciosa receta.

Cuando un alimento no entra por los ojos, debemos echar a volar nuestra imaginación y conseguir presentarlo de forma divertida y atractiva.

Por ejemplo, «dibujando» paisajes o figuritas con los vegetales, creando rostros graciosos con los diferentes alimentos, ofreciendo varias verduras de colores y formas diversas, o bien sirviendo la comida en bandejas o platos de sus personajes de animación favoritos.

Aunque quizá te parezca un poco latoso por el tiempo que implica, recuerda que una cuidada presentación puede convertir un simple plato de verduras al vapor en un divertido manjar.

Poner a las verduras nombres divertidos

Un estudio elaborado en la Universidad de Cornell (EE.UU) sugirió que cambiar el nombre durante varios días a las verduras incrementaba su consumo entre los niños. De este modo, las zanahorias pasaron a ser «zanahorias de visión de rayos X», el brócoli, «brócoli de puño poderoso» o «pequeños arbolitos sabrosos», las judías verdes se convirtieron en «judías verdes locas».

La conclusión que se extrajo de de esta investigación es que los niños reaccionan positivamente frente a aquello que les llama la atención, sintiéndose atraídos por la novedad. En definitiva, una estrategia de marketing que no cuesta nada poner en práctica y que además resultará muy divertida.

Otros trucos y sugerencias para el día a día

  • Explicarles la importancia que tienen las verduras en la dieta: por lo general, vamos tan deprisa por la vida que no nos paramos un segundo a explicar a los niños el por qué de las cosas (por qué debemos cumplir con esta obligación, por qué tenemos que ir a un sitio determinado, por qué debemos actuar así y no de otro modo…

    )

Con la verdura ocurre lo mismo. Muchas veces se encuentran ante un alimento que no les llama nada la atención, pero que nosotros deseamos que se lo coman porque «es muy saludable». Sin más. Quizá podría ayudar explicar a los niños por qué las verduras son tan buenas, qué beneficios aportan al organismo, qué tipos de verduras hay…

en definitiva, acercarles de manera teórica el alimento para lograr una mejor aceptación.

  • Hacer la compra con los niños es una idea fantástica para involucrares en la elección de las verduras que desean comer (mostrarles varias opciones y que ellos elijan la que más le apetece, suele dar buenos resultados a la hora de aceptar con más ganas las verduras), así como mostrarles la amplia variedad de vegetales que existen, animándoles a probar cosas nuevas.
  • Tener un huerto en casa no siempre es posible, pero si lo es, resulta una idea maravillosa, divertida y muy educativa para acercar las verduras a los niños desde el inicio. Conocer cómo se cultivan, cómo se cuidan o cuándo es momento de recogerlas, no solo es una excelente forma de involucrares en el cuidado del medio ambiente, sino de hacerse responsables de su propia alimentación.

Y si no puedes tener un huerto en casa, quizá conozcas a alguien que cultive sus propias verduras y hortalizas y no le importe mostraros cómo se hace. ¡Será una gran lección para los niños!

Esto se debe, principalmente, al desarrollo de emociones positivas que les provoca sentirse útiles, además del orgullo y la independencia que genera contribuir a la preparación de los alimentos de toda la familia.

  • No desistir si rechazan las verduras: la neofobia (el rechazo sistemático a probar alimentos) es un fenómeno muy frecuente en la infancia, especialmente entre los tres y los cinco años, y suele darse de manera habitual con las verduras.

Ante esta actitud por parte del niño, es importante no forzarle a comer (ni caer en premios/castigos o chantajes), pero tampoco desistir a la hora de ofrecerle el alimento o alimentos que rechaza. Y es que según los expertos, la aceptación suele llegar tras haberlo probado entre 10 y 15 veces.

  • Dar ejemplo: lo hemos dicho en muchas ocasiones, los niños aprenden por imitación, observando los hábitos alimentarios de la familia e imitando nuestros comportamientos. Es por ello que carece de sentido intentar que nuestro hijo coma verduras mientras nosotros no las incluimos en nuestra dieta.

  • Y por supuesto, si a ti no te gustan las verduras no cometas el error de no ofrecérselas a tu hijo.

    Es perfectamente lógico que haya alimentos que no nos agraden, pero si condicionamos el paladar de los niños a nuestros gustos, estaremos quitándoles la oportunidad de probar ciertos alimentos y desarrollar sus propios gustos. Además, seguro que con las recetas que vamos a proponerte a continuación, a ti también te acabarán encantando las verduras.

35 Recetas para chuparse los dedos

Y tras la aplicación de todos estos consejos, vamos a proponeros algunas recetas elaboradas a base de verduras, que estamos seguros de que sorprenderán a los más pequeños. ¡Buen provecho!

Salsas de verduras: ¡para no parar de mojar pan!

Aunque camuflar frutas y verduras todo el tiempo no es una sana alternativa para que los niños finalmente la consuman ya que no logran familiarizarse con los alimentos que rechazan, podemos utilizar este recurso de vez en cuando a la hora de preparar las salsas de los guisos que más les gustan.

Algunos ejemplos que os proponemos son:

Salsa de tomate casera para acompañar unos espaguetis

Lavamos y secamos los tomates. Les sacamos alguna parte, si es necesario o está fea, y los troceamos. En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva a fuego medio. Echamos la cebolla y los pimientos cortados en juliana, y las zanahorias en rodajas finas.

Rehogamos todo hasta que la cebolla coja color marroncito, así la salsa tendrá más sabor. Añadimos el tomate troceado y dejamos a fuego lento, removiendo de vez en cuando, durante una hora.

Pasamos la salsa por el pasapurés y volvemos a poner al fuego. La dejaremos durante otra hora más, teniendo cuidado de que no se pegue. Salamos y echamos una pizca de azúcar si nos resulta muy ácida.

  • Receta completa de salsa casera, en Directo al Paladar.

Platos de siempre elaborados con verduras: los que más gustan a los niños

Hay platos tradicionales que gustan a casi todos los niños, y que podemos aprovechar para elaborar incorporando una buena base de verduras. De este modo, los peques comerán vegetales acompañados de sus platos favoritos.

Algunos ejemplos que os proponemos:

Platos originales a base de verduras: recetas que sorprenderán a toda la familia

Otras ideas originales para cocinar las verduras son aquellas que se presentan en forma de tarta o pastel salado, y que en general suelen tener muy buena aceptación entre los más pequeños. Os dejamos algunas sugerencias:

Cremas de verduras: la apuesta segura

Las cremas de verduras son un plato que nunca suele fallar y que los niños aceptan de muy buen grado, tanto en invierno (no hay nada como una crema suave y templada para entrar en calor), como en verano (si optamos por cremas frías).

Sin embargo, tal y como hemos comentado más arriba, no deberíamos abusar de esta forma de preparación, pues al triturar todas las verduras los niños no aprenden a identificar sus sabores y texturas. En este sentido, podemos optar por elaborar cremas con una única verdura, y añadir croutons cocinados y crujientes de la verdura en cuestión o de otras.

Algunos ejemplos que os proponemos:

Crema de zanahoria básica

  • Receta completa en Directo al Paladar con croutons al gusto

Sancks saludables

Si tus hijos son «paneros», una excelente idea para que consuman verduras es elaborando tostas con ingredientes de calidad, que podemos ofrecerles a cualquier hora del día como una alternativa saludable y sencilla de preparar.

También podemos recurrir a las verduras como guarnición para acompañar otros platos, o como picoteo entre horas. Algunos de las recomendaciones que os hacemos son:

Dulces a base de verduras

¿Y quién dice que las verduras no pueden ser un excelente ingrediente para elaborar un apetitoso dulce? Aunque siempre debemos consumirlos de forma moderada y en ocasiones especiales, si te gusta hacer repostería casera echa un vistazo a las propuestas que te damos, en las que las verduras son las grandes protagonistas:

Magdalenas de calabaza

  • Receta completa en Directo al Paladar

Fotos | iStock, Pixabay, Directo al Paladar

En Bebés y Más | Recetas para niños

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/nueve-trucos-35-recetas-ninos-coman-verduras

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: