Consejos para que un niño crezca

Contents
  1. 4 consejos para que tu hijo crezca sano
  2. 1-Alimentación sana, equilibrada y completa
  3. 2-Ejercicio
  4. 3-Ingesta de agua
  5. 4-Reducción de sal
  6. Qué hacer para que tu hijo gane estatura
  7. SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con el registro del Libro Guinness de los Récords Robert Pershing Wadlow fue el hombre más alto de la historia médica, y hay pruebas de ello, también se le conoce como el gigante de Alton, su estatura fue de 2.72 metros y pesó más de 200 kilogramos antes de morir. Su altura se debía a un tumor en la glándula pituitaria, no dejó de crecer hasta su muerte, sus zapatos medían 47 centímetros de longitud, sus manos medían más de 32 cm. Debido a su enfermedad murió joven, a los 22 años
  8. Notas relacionadas con que tu hijo gane estatura:
  9. El crecimiento y su hijo de 6 a 12 años
  10. Ayudar a su hijo a crecer
  11. La pubertad
  12. En la consulta del médico
  13. Consejos para que el cabello de tus hijos crezca fuerte y bonito — Mejor con Salud
  14. Características del crecimiento del cabello de tus hijos
  15. Nutrición para que el cabello de tus hijos crezca fuerte
  16. Cuidados para el cabello de tus hijos
  17. 1. Frecuencia de lavado
  18. 2. Desenredar con cuidado
  19. 3. Evitar el uso de elementos de calor
  20. Hábitos saludables para cuidar el cabello de tus hijos
  21. Claves para que tu hijo crezca emocionalmente sano
  22. Cuidado con la codependencia y la poca salud emocional
  23. Síntomas de poca salud emocional
  24. Qué se debe trabajar para ser una familia saludable
  25. Cosas que se pueden hacer para que los niños crezcan emocionalmente sanos

4 consejos para que tu hijo crezca sano

Consejos para que un niño crezca

Como a cualquier padre o madre, seguro que una de las cosas que más te preocupa respecto a tu hijo es que crezca sano y fuerte. De ahí que hagas todo lo que esté en tu mano para conseguirlo, pero ¿es suficiente?, ¿tomas las medidas adecuadas?, ¿estás haciendo todo lo posible para que no se vea afectado por la obesidad?…

En el caso de que tengas ciertas dudas al respecto, lo mejor que puedes hacer es seguir leyendo este artículo. Y es que en el mismo vas a encontrar una serie de consejos que te ayudarán a estar totalmente seguro de que haces lo correcto en pro de la salud y el crecimiento de tu pequeño:

1-Alimentación sana, equilibrada y completa

Indiscutiblemente una de las acciones más importantes que puedes llevar a cabo para conseguir el propósito citado es que vigiles mucho su alimentación y que logres que esta no sólo sea sana sino también completa y equilibrada.

Para eso, nada mejor que cumplas a rajatabla con una serie de recomendaciones que se establecen en la conocida Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), establecida por el Ministerio de Sanidad a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición:

  • Hay que realizar cinco comidas al día.
  • Tu hijo debe comenzar el día realizando un desayuno completo, donde estén presentes los lácteos, las frutas y los cereales. Jamás debe saltárselo ya que eso lo único que haría sería aumentar los riesgos de que sufra obesidad.
  • Como mínimo, debe tomar legumbres dos veces a la semana.
  • Los platos de “cuchara” es esencial que estén presentes en su dieta porque le aportan los hidratos de carbono que su organismo necesita.
  • Debe ingerir al menos cinco raciones de fruta o verdura al día. Las vitaminas, fibras y minerales que poseen esos tipos de alimentos le ayudarán a reducir sus posibilidades de sufrir hipertensión, obesidad, colesterol e incluso estreñimiento.
  • Su dieta debe incorporar entre dos y cuatro raciones de pescado a la semana, alternando el azul (sardinas, salmón, boquerón…) con el blanco (merluza, lenguado…).
  • Los nutricionistas recomiendan que al día es importante que coma 25 gramos de fibra, pues previene la diabetes, el citado colesterol e incluso sirve para poder reducir los riesgos de padecer enfermedades tales como el cáncer. Ese elemento lo puede encontrar en alimentos tales como los frutos secos, las frutas, las verduras y las hortalizas.
  • Es vital reducir la cantidad de grasas que toma, especialmente de las saturadas.

2-Ejercicio

Otro de los consejos vitales que debes tener en cuenta a la hora de conseguir que tu hijo crezca sano y fuerte es que, en todo momento, es necesario que realice ejercicio. De esta manera, hará frente al sedentarismo, que es el principal elemento desencadenante de la obesidad entre la población infantil.

No obstante, no hay que olvidar que el deporte además es muy beneficioso en otros muchos aspectos:

  • Consigue divertir.
  • Cuando se trata de disciplinas en grupo, contribuye a aumentar la capacidad de trabajar en equipo del menor y también su nivel de socialización. Asimismo le sirve para establecer nuevas amistades.
  • Se mejora el estado de salud del corazón y de los pulmones.
  • Se fortalecen los huesos y los músculos.
  • Permite que se aprendan valores tales como el esfuerzo, la constancia y la perseverancia.
  • Es una herramienta estupenda para adquirir disciplina y aumentar la capacidad de concentración.

Por todo ese conjunto de beneficios, se recomienda que tu hijo practique al menos al día entre treinta y sesenta minutos de ejercicio. Luego a la semana puede acudir a clases de algún deporte concreto, que le guste y que se adapte a sus características.

3-Ingesta de agua

Otras de las recomendaciones básicas que se establecen en la citada Estrategia NAOS es que los niños, entre los que se encuentra el tuyo, beban suficiente agua al día, de cara a que su organismo pueda funcionar, porque esté perfectamente hidratado, y a que puedan mantener a raya el hambre. En concreto, lo aconsejable es que cualquier menor ingiera diariamente entre 1 y 1,2 litros.

Del mismo respecto a esta bebida matiza una serie de cuestiones:

  • En la comidas lo que se debe tomar es agua y también entre esas, porque ayuda a facilitar la digestión.
  • Cuando tu pequeño tenga sed, esta bebida saludable es la que le debes dar, en lugar de refrescos o zumos azucarados.
  • Debes prestarle especial atención a la ingesta que realiza tanto cuando está realizando deporte como cuando está jugando en los meses de verano. Y es que si no bebe la suficiente cantidad de agua se puede deshidratar, porque en esos instantes está perdiendo grandes cantidades de líquido.

4-Reducción de sal

Asimismo, no te olvides de reducir de manera considerable la cantidad de sal que le echas a las comidas que toma tu hijo. Y es que un exceso de la misma puede traer consigo desde problemas de hipertensión hasta diversas enfermedades de tipo cardiovascular.

Источник: https://okdiario.com/bebes/consejos-que-tu-hijo-crezca-sano-2684595

Qué hacer para que tu hijo gane estatura

Consejos para que un niño crezca

Todo padre desea que su hijo crezca sano y fuerte. Algunos observan con gusto el crecimiento de sus pequeños y hacen el registro de forma continua en una pared o puerta de madera. ¿Qué hacer para que tu hijo gane estatura de forma natural? El crecimiento físico tiene mucho que ver con otras cosas además de la estatura, con el peso, la salud y otros cambios corporales.

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con el registro del Libro Guinness de los Récords Robert Pershing Wadlow fue el hombre más alto de la historia médica, y hay pruebas de ello, también se le conoce como el gigante de Alton, su estatura fue de 2.72 metros y pesó más de 200 kilogramos antes de morir. Su altura se debía a un tumor en la glándula pituitaria, no dejó de crecer hasta su muerte, sus zapatos medían 47 centímetros de longitud, sus manos medían más de 32 cm. Debido a su enfermedad murió joven, a los 22 años

Si quieres que tu hijo gane estatura tal vez sea porque sientes que no está creciendo de forma normal.

Llévalo al médico y pregunta qué está pasando, él te dirá si es algo normal o si se trata de un problema con su alimentación o de salud.

La estatura depende básicamente del factor genético, de la herencia de la estatura de los padres, abuelos, etc. Por otra parte, la estatura de tus hijos puede mejorarse con las siguientes recomendaciones.

1.- Dieta balanceada. Si quieres que tu hijo gane estatura, dale alimentos sanos y elimina la comida chatarra.

Ayudará la proteína magra, que se encuentra en el pollo, pescado, soya y los productos lácteos, pues promueven el crecimiento de músculos y huesos; dale mucho calcio, lo encuentras en los vegetales verdes; zinc, que se encuentra en ostras, germen de trigo, semillas de calabazas, cordero y cacahuates; vitamina D, que la encuentras en alimentos como el pescado, alfalba y los champiñones.

2.- Ejercicio. A toda edad es bueno el ejercicio, pero en la pubertad y adolescencia es mucho mejor.

A tu hijo le ayudará brincar y correr, trabajar los músculos al menos 30 minutos diarios. Una sangre bien oxigenada ayuda a ganar estatura, también ayuda correr, nadar y practicar basquetbol.

Practicar un deporte ayudará a tu hijo a hacer ejercicios de flexibilidad y elasticidad.

3.- Dormir. Un buen descanso es indispensable para el desarrollo saludable de tus hijos, dormir bien hace que tus hijos ganen centímetros.

Si tu hijo es menor a 20 años es mejor que duerma entre 9 y 11 horas, la hormona del crecimiento (alojada en la glándula pituitaria) se produce en el cuerpo durante el sueño.

Procura que no haya televisión en la habitación de tu hijo, que su cuarto esté completamente a oscuras y que sea un lugar tranquilo, ideal para el correcto descanso de tu hijo.

4.- Sin drogas.

 Si quieres que tu hijo gane estatura debes de saber que las drogas limitan el crecimiento, sobre todo si se consumen durante la juventud, habla con tu hijo adolescente de la importancia de cuidar su cuerpo y de alejarse del alcohol, tabaco y otras drogas. La cafeína también impide el crecimiento, pues interrumpe el sueño y los niños y adolescentes necesitan dormir de 9 a 11 horas diarias. Los esteroides y anabolizantes impiden el crecimiento.

5.- Una buena postura. La columna vertebral es un factor clave en el crecimiento de tu hijo, tu hijo necesita una buena postura, lo que hará que tenga su columna sana y flexible.

El ejercicio ayuda, la corrección constante hace que tu hijo se acostumbre a estar bien erguido.

Los ejercicios de barras son buenos, un ejercicio que ayuda a tu hijo es que se cuelgue con sus brazos y cargue todo su cuerpo, así su columna se estirará con frecuencia y con el tiempo evitará encorvamientos.

6.- Fortalece sus sistema inmunológico. Algunas enfermedades pueden interrumpir el crecimiento de tu hijo, pero muchas enfermedades se pueden evitar si sigues un programa de vacunas desde que nace tu pequeño. Dale vitamina C y haz que descanse cuando esté enfermo.

Dale alimentos frescos e integrales, frutas y verduras, comidas ricas en antioxidantes y ácidos grasos omega 3; evita las comidas procesadas, comidas grasosas e hidrogenadas.

Algunas enfermedades pueden afectar el desarrollo de músculos y huesos, algunas afectan directamente al cartílago de crecimiento, éstas son las enfermedades congénitas como la acondroplasia, hipocondroplasia y alteraciones cromosómicas que alteren la placa de crecimiento de los huesos.

También afectan las infecciones, fracturas, la malnutrición y enfermedades endocrinológicas, pues afectan a las células que se multiplican para generar altura en los huesos.

7.- Visita al médico. En las revisiones médicas, los pediatras hacen uso de las tablas y gráficos de crecimiento establecidos por la OMS, vigilan y determinan cuando un niño es de talla baja, y hacen algo para mejorar la salud de tu hijo.

Desde la infancia el niño visita al médico para exámenes regulares, en esas visitas de rutina el médico de tu hijo mantiene un récord de la estatura y peso, la planilla del crecimiento es una herramienta de gran ayuda para el médico, así determina si crece de forma apropiada o si tiene un problema.

No todos los niños crecen al mismo ritmo, cada persona lleva su propia velocidad de crecimiento, algunos muchachos dan «el estirón» más temprano que otros, eso depende de su reloj biológico, que asienta en la zona central de su cerebro, el hipotálamo.

Las etapas de mayor crecimiento de todo ser humano es después de nacer y durante la adolescencia, pero en la adolescencia varía dependiendo de cada muchacho. Si sigues estos consejos desde la infancia de tu hijo lograrás contribuir positivamente a su salud.

Notas relacionadas con que tu hijo gane estatura:

Cosas que preocupan a los padres de hijos adolescentes, aquí.

Cómo mejorar la autoestima de tu hijo adolescente, en este link.

La importancia de dormir durante la adolescencia, en este link.

Источник: https://ideasqueayudan.com/hijo-gane-estatura/

El crecimiento y su hijo de 6 a 12 años

Consejos para que un niño crezca

A medida que los niños crecen desde los primeros años de enseñanza primaria hasta la pre-adolescencia, sigue habiendo una gran variabilidad dentro de lo que se considera «normal» en lo referente a la estatura, el peso y la forma.

Los niños tienden a crecer en estatura a un ritmo bastante sostenido, aumentando unas 2,5 pulgadas (de 6 a 7 centímetros) cada año. En lo que se refiere al peso, los niños ganan de 4 a 7 libras (de 2 a 3 kg) cada año hasta que inician la pubertad.

Este también es el momento en que los niños empiezan a tener sentimientos sobre su aspecto físico y sobre cómo están creciendo y desarrollándose. A algunas niñas les puede preocupar ser «demasiado mujeronas», sobre todo cuando se desarrollan pronto. Los niños tienden a ser sensibles a ser demasiado bajos.

Intente explicarle a su hijo que lo importante no es tener un aspecto determinado, sino estar sano. Los niños no pueden modificar sus genes, que son los que determina la estatura que tendrán y cuándo iniciarán la pubertad. Pero lo que sí pueden hacer es sacar su máximo potencial, desarrollando unos hábitos alimentarios saludables y manteniéndose activos físicamente.

El médico de su hijo lo medirá y lo pesará en las revisiones regulares, y representará los resultados en una en una gráfica de crecimiento estándar para hacerle un seguimiento a lo largo del tiempo y comparar sus medidas con las de otros niños de su misma edad y género.

Ayudar a su hijo a crecer

Un crecimiento normal, basado en una buena alimentación, dormir lo suficiente y el ejercicio físico regular, es uno de los mejores indicadores generales del buen estado de salud de un niño.

El patrón de crecimiento de su hijo está determinado en gran medida por la genética. Forzar a un niño a comer más o a tomar una cantidad excesiva de vitaminas, minerales u otros nutrientes no hará que sea más alto y podría conducir a problemas relacionados con el peso.

Aceptar a los niños tal y como son les ayuda a tener una buena autoestima.

La pubertad

La pubertad, o el desarrollo sexual, es una etapa de cambios importantes, tanto en los niños como en las niñas. La edad a la que se inician normalmente los cambios corporales de la pubertad varía de forma considerable.

Los cambios de origen hormonal van acompañados de estirones que transforman a los niños en adolescentes maduros físicamente a medida que se van desarrollado sus cuerpos.

El desarrollo de los senos, que generalmente es el primer signo visible de la pubertad en las niñas, puede empezar en cualquier momento entre los 8 y los 13 años de edad. Estos son los cambios que van experimentando las niñas a lo largo de la pubertad:

  • Los senos se les empiezan a desarrollar y se les redondean las caderas.
  • Se inicia la aceleración de su ritmo de crecimiento en estatura.
  • El vello púbico les empieza a aparecer, generalmente entre 6 y 12 meses después de que se inicie el desarrollo de los senos. En torno al 15% de las niñas desarrollan vello púbico antes de que se les empiecen a desarrollar los senos.
  • El útero y la vagina, así como los labios y el clítoris, aumentan de tamaño.
  • El vello púbico ya está bien establecido y los senos les crecen más.
  • El ritmo de crecimiento en estatura alcanza su pico máximo cuando hace en torno a 2 años que se ha iniciado la pubertad (la edad promedio son los 12 años).
  • La menstruación empieza casi siempre después de que se haya alcanzado el pico máximo en estatura (la edad promedio son los 12,5 años).

Una vez las adolescentes tienen la menstruación, suelen crecer en torno a 1 o 2 pulgadas más (de 2,5 a 5 cm), alcanzando su estatura adulta final cuando tienen 14 o 15 años de edad (dependiendo de la edad en que iniciaran la pubertad).

Los niños empiezan a presentar los primeros cambios físicos de la pubertad cuando tienen entre 10 y 16 años de edad, y tienden a crecer más deprisa entre los 12 y los 15 años. En los niños, el estirón ocurre, como promedio, unos 2 años después que en las niñas. Cuando cumplen 16 años, la mayoría de los niños ya han dejado de crecer, pero sus músculos se seguirán desarrollando.

Otros cambios propios de la pubertad en los chicos son los siguientes:

  • El pene y los testículos aumentan de tamaño.
  • Aparece el vello púbico, seguido de vello axilar y facial.
  • La voz se les oscurece o vuelve más grave y a veces puede quebrárseles la voz.
  • La nuez, o cartílago de la laringe, les aumenta de tamaño.
  • Sus testículos empiezan a fabricar esperma.

En la consulta del médico

A pesar de todos los datos recogidos en las gráficas de crecimiento, es difícil definir estaturas y pesos «normales» para cada edad. Por ejemplo, los padres bajos tienden a tener hijos bajos, mientras que los padres altos tienden a tener hijos altos.

Tal vez le preocupe que su hijo no sea tan alto como otros niños de su edad. Pero la pregunta más importante a responder es si su hijo sigue o no creciendo a un ritmo normal.

Si el médico de su hijo detecta un problema, como que un ritmo de crecimiento que hasta ahora había sido normal se ha hecho más lento, es posible que haga un atento registro de su crecimiento a lo largo de varios meses para saber si su patrón de crecimiento sugiere la presencia de un problema de salud o solo se trata de una variación dentro de la normalidad.

Si el médico constara que su hijo está creciendo o desarrollándose demasiado despacio, es posible que pidiera pruebas para evaluar afecciones médicas como el hipotiroidismo, deficiencia de la hormona del crecimiento u otros problemas que pueden afectar al crecimiento.

Si hay algo que le preocupa sobre el crecimiento o el desarrollo de su hijo, hable con su médico.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: junio de 2019

Источник: https://kidshealth.org/Nemours/es/parents/growth-6-12-esp.html

Consejos para que el cabello de tus hijos crezca fuerte y bonito — Mejor con Salud

Consejos para que un niño crezca

El cabello de los niños suele cambiar mucho con el tiempo. En la etapa de lactancia, es habitual que tengan poca cantidad; sin embargo, cuando quieras darte cuenta, se habrá multiplicado. Entonces, si buscas que el cabello de tus hijos crezca fuerte y bonito, debes proporcionarle los mejores cuidados.

Ahora bien, es conveniente tener en cuenta que, además del uso de productos convencionales, la melena requiere ciertas pautas en la rutina para mantenerse radiante y libre de agresiones. Así las cosas, tendrás que enseñar a tus pequeños cómo pueden cuidarlo cada día.

Características del crecimiento del cabello de tus hijos

No te preocupes si tu niño o niña ha nacido con muy poco pelo, o si ves que pasan los meses y sigue sin crecer; es algo normal. Cada niño dispone de su propio patrón de crecimiento capilar y no hay otra opción más que tener paciencia.

Como lo detalla una publicación en Clinics in Dermatology, lo habitual es que a los 3 años de edad el cabello haya cubierto por completo la cabezadel pequeño. Como ya sabrás, el color de la cabellera puede variar, así como también puede ser liso, ondulado o con rulos, entre tantas otras opciones.

Asimismo, hay que saber que el cabello con el que vienen al mundo los bebés no es el definitivo. Es decir, hay muchos bebés que lucen un color rubio muy claro que, con los años, acaba oscureciendo. Un proceso similar puede ocurrir con los ojos.

¿La razón de estas características? En los bebés, las células productoras de melanina son aún muy inmaduras; de ahí que aún no puedan consolidar esos tonos definitivos de color de pelo y ojos que su herencia genética ha determinado.

Durante los primeros años de vida, el cabello atraviesa una serie de cambios. Por eso, es importante saber cuidarlo.

Nutrición para que el cabello de tus hijos crezca fuerte

Como ya sabes, los niños necesitan una alimentación variada, equilibrada y que proporcione cantidades óptimas de vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Ahora bien, ¿qué tipos de nutrientes pueden hacer que el cabello del niño crezca con más fuerza?

La biotina, por ejemplo, es una de las vitaminas recomendadas para los menores. Aunque las evidencias aún son limitadas, una investigación publicada en Skin Appendage Disorders determinó que este nutriente ayudó a reducir la pérdida excesiva del cabello.

Por otro lado, como se observa en una investigación publicada en Dermatology and Therapy, las deficiencias de vitaminas y minerales, como las vitamina A, B, C, D y E, hierro, selenio y zinc, inciden en la salud capilar y pueden generar problemas como la alopecia.

Considerando lo anterior, lo ideal es incorporar a la dieta algunos alimentos que contienen tales nutrientes. En general, los alimentos recomendados son los siguientes:

  • Frutas y vegetales.
  • Legumbres.
  • Cereales integrales.
  • Pescados grasos.
  • Carnes magras.
  • Lácteos.

Te recomendamos leer: ¿Por qué se cae el cabello?

Cuidados para el cabello de tus hijos

La Asociación Americana de la Academia de Dermatología señala que, como padres, es importante enseñar a los niños a cuidar su cabello para que crezca sano y bonito. Al respecto, expone que muchas prácticas habituales causan agresiones en el pelo y disminuyen su brillo.

¿Cuáles son los cuidados que deberías tener en cuenta? Para que el cabello de tus hijos se conserve sano es conveniente que mejores desde el lavado, hasta los productos que eliges para tratarlo. A continuación detallamos algunos consejos.

1. Frecuencia de lavado

Según un estudio publicado en International Journal of Trichology, la frecuencia de lavado del cabello se basa en las preferencias individuales y suele estar influenciada por la longitud del cabello, la cultura, entre otros factores.

Esta misma publicación destaca que la limpieza regular y frecuente con un champú bien formulado no dañará el cabello. Por lo tanto, puedes lavar regularmente el cabello de tu hijo, siempre y cuando emplees productos apropiados, que respeten su pH natural.

La frecuencia de lavado puede variar en función del tipo de cabello de tus hijos, de acuerdo con la Academia Americana de Dermatología. Sin embargo, en general no es perjudicial lavarlo regularmente si se usan productos adecuados.

2. Desenredar con cuidado

Es habitual que el cabello largo de las niñas esté lleno de pequeños nudos que son difíciles de retirar. Respecto a esto, debes saber que te conviene peinarlo varias veces al día. Además, tendrás que ser muy cuidadosa al hacerlo, pues de lo contrario puedes quebrarlo o agredirlo.

Para hacer más fácil este proceso, la Academia Americana de Dermatología aconseja usar un peine de dientes anchos con más frecuencia que los cepillos y, por supuesto, emplear acondicionador.

Lee también: 8 preguntas y sus respuestas sobre la salud de tu cabello: ¡Muy importante!

3. Evitar el uso de elementos de calor

No pasa nada si, en una ocasión puntual, planchas el cabello de tu niña para que luzca más fino en una fiesta o en otro evento. No obstante, para evitar agresiones o problemas capilares, debes evitar al máximo el uso de este tipo de elementos de calor.

Como lo detalla una investigación publicada en International Journal of Cosmetic Science, este tipo de aparatos causan daños en la queratina capilar y pueden conducir a problemas de sequedad y caída.

Hábitos saludables para cuidar el cabello de tus hijos

Además de lo comentado, cabe destacar la importancia de enseñar buenos hábitos a los niños, para que cuiden no solo su cabello, sino su salud. Así las cosas, dormir bien, hacer ejercicio y evitar el consumo de dulces y procesados también puede ayudar a una melena fuerte y saludable. ¡Tenlo en cuenta!

Источник: https://mejorconsalud.as.com/consejos-para-que-el-cabello-de-tus-hijos-crezca-fuerte-y-bonito/

Claves para que tu hijo crezca emocionalmente sano

Consejos para que un niño crezca

Una persona que es emocionalmente sana estará en control de sus emociones y de su comportamiento.

Son capaces de manejar desafíos de la vida, de construir relaciones fuertes y de recuperarse de las cosas que puedan ir apareciendo en la vida.

Pero para que una persona sea emocionalmente sana deberá trabajarlo desde la infancia porque requiere un esfuerzo adicional para construir y mantener la salud física, mental y emocional.

Cuidado con la codependencia y la poca salud emocional

Un niño que crece emocionalmente sano mejorará su salud emocional, tendrá experiencias gratificantes y se sentirá mucho mejor consigo mismo, además de aumentar la resiliencia y añadir el disfrute de la vida en general.

Un niño que crece codependiente no podrá ser feliz y lo peor es que la codependencia se aprende en las familias e incluso se puede transmitir de generación en generación.

Prevenir la codependencia es la única manera de poder criar a personas independientes y saludables.

Pero la buena noticia es que como la codependencia se puede aprender, también se puede prevenir e incluso aprender otros comportamientos para que no se convierta en un problema social y de autoestima.

Pero será necesario antes de nada que admitas que puede que seas codependiente y que eso es lo que le has estado enseñando a tus hijos, a pesar de tus buenas intenciones.

No te preocupes, lo que importa es que seas consciente de las estrategias necesarias para mejorar la autoestima y la comunicación en familia.

Síntomas de poca salud emocional

Hay algunos síntomas que merece la pena tener en cuenta para saber si un niño no está creciendo de forma saludable y que está teniendo poca salud emocional:

  • Baja autoestima
  • Pobre concepto de sí mismo
  • Comunicación no asertiva
  • No expresa sus necesidades ni sentimientos
  • No sabe poner límites
  • Poco control de las emociones

Qué se debe trabajar para ser una familia saludable

Los niños aprenden gracias al ejemplo de los padres por lo que es necesario que tengan un buen ejemplo para comunicar sus necesidades y sus sentimientos.

En este sentido es fundamental que los padres tengan en cuenta el cómo se comunican con sus hijos para que ellos puedan formar su identidad y potenciar así una buena autoestima.

Existen algunos rasgos de familias saludables que ayudarán a que los niños puedan crecer emocionalmente estables y que se conviertan en adultos independientes y funcionales:

  • Una buena comunicación entre los miembros donde hay una libre expresión de pensamientos, sentimientos y observaciones.
  • Igualdad para todos.
  • Comunicación saludable.
  • Apoyo y equilibrio emocional.
  • Normas y límites coherentes.
  • Resolución de problemas de forma asertiva.

Cosas que se pueden hacer para que los niños crezcan emocionalmente sanos

  • Libertad de expresión. Una de las principales características de una familia saludable es que exista libertad absoluta para expresar los pensamientos y las observaciones. Si un niño quiere decir algo o preguntar cualquier cosa por la que sienta curiosidad, hay que fomentarlo nunca prohibirlo.
  • Enseñar respeto. Mostrar respeto es enseñarlo, por eso es necesario que como padres respetes lo que tu dijo dice o piensa. No tienes que estar de acuerdo en todo lo que dicen, pero si les escuchas y les comprendes estarás mostrando tu respeto hacia ellos. Si tratas a tus hijos con respeto, ellos  tratarán con respeto a los demás.
  • No les critiques porque les destruirás la autoestima. Es mejor que elogies el buen comportamiento, que establezca límites y que expliques las consecuencias negativas del comportamiento sin insultar, sin criticar y sin amenazar. Por ejemplo puedes decirle algo como: “No me gusta cuando nos haces esperar a todos antes de salir de casa” en lugar de “Eres un egoísta y un lento por hacernos esperar”.
  • Acepta sus sentimientos. Deja que tus hijos expresen sus sentimientos libremente: la ira, el enfado, la tristeza o la emoción. No les enseñes a reprimir sus sentimientos porque podría ser un gran problema cuando se convierta en adulto.
  • Deja que tomen sus decisiones. Si permites a tus hijos que tomen sus decisiones con la edad apropiada, les estarás enseñando responsabilidad e independencia. Necesitarán tu ayuda en muchas ocasiones, pero dándoles alternativas les estarás ayudando a entender que ellos también son capaces de tomar decisiones acertadas. Esto también les ayudará a aprender de sus propios errores.

Источник: https://www.etapainfantil.com/claves-hijo-crezca-emocionalmente-sano

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: