Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

¿Qué es una salus y qué servicios ofrece?

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

Hay padres que contratan ayuda para el cuidado de sus bebés recién nacidos, especialmente durante horario nocturno para poder descansar unas horas.

Estas profesionales se conocen como salus y muchos se preguntan qué es una salus y qué servicios ofrece.

¿Es lo mismo una salus que una niñera? ¿Por qué ha alcanzado tanto auge esta figura en los últimos años? ¿Qué papel juega una salus en el post parto? ¡Os resolvemos todas las dudas!

¿Qué ofrece una salus?

Desde Mysalus, nos explican que SALUS es un título otorgado por la escuela de enfermería Salus Infirmorum que capacita para trabajar con el recién nacido.

«Las salus sustituyen profesionalmente a las antiguas nodrizas – nos explica Raquel Herraiz, enfermera de pediatría y Cco-directora de MySalus – Con el tiempo, las nodrizas se fueron dispersando y trabajando en domicilios particulares»

«Como Salus infirmorum «tituladas» no hay muchas – continua contándonos- las empresas que ofrecemos este tipo de servicios, elegimos enfermeras o auxiliares de enfermería con experiencia demostrable en unidades de maternidad hospitalaria»

Pero no todas las salus son enfermeras o auxiliares.

Paloma, salus de la la empresa SalusBebés nos dice que es frecuente también encontrar a puericultoras, sobre todo entre las profesionales que más años llevan trabajando, y en Mysalus me comentan que además de puericultoras también han incorporado a su equipo maestras de educación infantil.

La función principal de una salus es la de ayudar a la madre con el bebé en el propio hogar familiar, especialmente durante las primeras semanas tras haber dado a luz. Otras de sus funciones, son:

  • Ayudar a los padres en los cuidados básicos e higiene del bebé: cómo y cuando bañarle, cuidados del ombligo o cualquier otro aspecto relacionado con el aseo diario
  • Ayudar a los padres con la alimentación del bebé, ya sea solventado las dudas que pueda tener la madre con respecto a la lactancia materna, como ayudando a darle el biberón o aclarando cualquier cuestión al respecto si se ha optado por lactancia artifial
  • Favorecer el descanso y la recuperación de la madre ocupándose del bebé durante la noche
  • Cuidados relativos a la salud del bebé: estreñimiento, masajes, gases, cólicos y valoración física general de su estado
  • Ayudar a la madre psicológicamente, reforzando su confianza y seguridad con respecto al cuidado de su hijo, especialmente durante el postparto más inmediato, cuando todo parece caótico y más dudas e inseguridades surgen.
  • Aunque en menor medida, también se ocupan de niños más mayores, ayudando a los padres con su alimentación, cuidados o crianza

«En nuestro caso, la protagonista principal es la mamá. Si la madre está bien, el bebé estará bien. Un apoyo emocional y físico y unas horas de descanso son fundamentales para una buena recuperación tras el parto»- nos cuentan desde Mysalus..

Cualquier madre puede contratar los servicios de una salus, aunque suelen ser las primerizas quienes más recurren a ellas; bien sea por su inexperiencia como por la necesidad de sentirse acompañadas y arropadas durante el postparto

Pero las salus son también de gran ayuda para las madres que han dado a luz por cesárea, que han tenido un parto múltiple, un bebé prematuro, e incluso para otras que aun siendo experimentadas, necesitan contar con un apoyo para poder ocuparse de sus otros hijos.

Aunque algunas madres no se sienten seguras delegando el cuidado de su recién nacido en otra persona, las mujeres que han recurrido a los servicios de una salus afirman que resultan de gran ayuda; ya no sólo por su cualificación sino por su amplia experiencia acompañando a otras madres en estos momentos tan especiales.

Por eso, las salus consideran que su papel de acompañamiento en el postparto más inmediato es fundamental para ayudar a la madre a evitar la temida depresión postparto al verse acompañada, asesorada y confiada.

¿Qué tarifas tiene una salus?

El precio de una salus depende de muchos factores. Desde el número de bebés de los que ocuparse (no es lo mismo encargarse de un bebé que de gemelos o mellizos), hasta el tiempo de contratación.

Las empresas dedicadas a ello ofrecen diversas alternativas que se adaptan a las necesidades de todas las familias y que van desde la contratación de una salus por horas o noche (el servicio más demandado), hasta días enteros, semanas o incluso meses.

La tarifa media de la salus por cuatro horas de trabajo está en torno a los 60 euros si hablamos de un sólo bebé, aunque lo más solicitado suele ser el turno de noche, con un precio medio de entre 90/100 euros.

Empresas como Mysalus por ejemplo, ofrecen a los padres un pack de descanso de dos noches por 200 euros. Pero si tienes gemelos y quieres que una salus se ocupe de ellos durante la noche, entonces la tarifa ascenderá a 110/120 euros en empresas como Babysalus.

Si quieres contratar una salus debes saber..

Si quieres contratar los servicios de una salus te recomendamos que recabes todas las opiniones e información que puedas sobre empresas dedicadas a ello ya que, como sucede con otras profesiones, también en este campo se puede encontrar personal poco cualificado que vende sus servicios como salus.

Raquel Herráiz, de Mysalus, nos aconseja:

«Es importante que los padres sepan que los profesionales que van a cuidar a su bebé estén formados y actualizados y posean un certificado libre de delitos a menores así como un seguro de responsabilidad civil».

«Además, las salus deberán estar siempre actualizadas en temas de lactancia, primeros auxilios y novedades en el cuidado de recién nacidos segun las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatria»

Por todo ello, no es lo mismo una salus que una niñera aunque, por el tipo de funciones que ambas realizan haya quien pueda llegar a confundirlas.

La diferencia principal y más importante radica en que la salus es una profesional cualificada y experta en el cuidado de niños, cuyos conocimientos deben adaptarse siempre a las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.

Si estás embarazada y deseas recurrir a una salus para los primeros días en casa con tu bebé, te aconsejamos que no lo dejes para ese momento, sino que te entrevistes y conozcas con antelación a la persona que se ocupará de tu hijo.

«Nosotras también asesoramos sobre la ropa de cuna más recomendable para la llegada del bebé, así como todo lo que la madre necesitará para preparar la canastila» – nos cuenta Paloma, de SalusBebés.

Es fundamental que exista una confianza con la salus desde el primer momento, de manera que aproveches su ayuda para aprender, descansar y recuperarte tras el parto

  • Fotos | iStock
  • Más información | Bebés Salus, MySalus, Salus Bebés, ABC
  • En Bebés y Más | Ante las críticas porque no va a amamantar a su bebé, Tania Llasera pide a las madres que dejen de juzgar a las demás, La depresión postparto es más frecuente de lo que imaginas, pero tiene solución, Cuidados tras la cesárea: Beneficios de tratar la cicatriz y sus adherencias, Los cuidados del cordón umbilical, Cual es la semana ideal para dar a luz a gemelos, Cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros

Источник: https://www.bebesymas.com/postparto/que-salus-que-servicios-ofrece

¿Qué es una salus?

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas
Posted at 03:41h in Blog by Inpulso

Una salus es una profesional del sector sanitario (enfermera o auxiliar de enfermería preferentemente) especializada en el cuidado de bebés cuya misión es apoyar y ayudar incondicionalmente a las mamás y a sus pequeños tras el nacimiento.

Nuestras mamás por encima de todo

Si la mamá está bien, el bebé también, por ello nuestra labor en Babysalus se centra en cubrir todas las necesidades de tu bebé y en contribuir a tu óptima recuperación física y emocional.

A pesar de que el nacimiento de un bebé es algo totalmente natural, no debemos olvidar que el mundo actual hace tiempo que rompió con la naturaleza y los nuevos cambios sociales han impuesto un tipo de experiencia vital poblada por el estrés, la incertidumbre y la ansiedad.

Como ciudadana del mundo actual, sabes lo que significa eso y que, de mantenerse en el tiempo un cuadro tan negativo, puede llegar a aparecer la temida depresión postparto.

El comienzo de un viaje inolvidable

El embarazo es sin duda uno de los momentos más especiales en la vida de cualquier mujer, principalmente si este ha sucedido sin incidentes y permite a la mamá desarrollar su vida con normalidad.

Comienzan las revisiones ginecológicas, las ecografías para escuchar los latidos de tu bebé, el seguimiento de su desarrollo, las clases preparto, la práctica de algún deporte específico como la matronatación o el Pilates para embarazadas.

Un sin fin de información, atención y cuidados se concentran en estos meses, hasta que llega el día y esa personita tan deseada llega a tu vida.

¿Qué ocurre tras el nacimiento y la vuelta al hogar?

Sabemos por nuestra trayectoria que es cuando necesitarás más apoyo, comprensión, paciencia y ayuda, sin embargo, nuestra experiencia revela que la mayoría de las mamás se sienten perdidas, con miedos, incomprensión y soledad, particularmente si se trata de su primer hijo.

Es en este momento cuando resulta crucial el papel de una salus.

Conecta con tu salus desde el primer minuto

Lo más habitual es que las mamás nos llamen cuando regresan al hogar con sus bebés, pero lo ideal es que el contacto con la salus ocurra antes de su nacimiento.

Piensa que te acompañará durante las primeras semanas de vida de tu hijo y sabemos que a nadie le resulta fácil meter a un desconocido en su casa, por lo que será importante que la relación entre ambas comience antes con el fin de conectar y preparar la llegada de tu bebé al detalle.

La tranquilidad de saber que la ayuda te espera en casa

Cólicos del lactante, introducción a la alimentación, lactancia, biberón, síntomas digestivos, creación de hábitos de sueño, etc, muchos son los quebraderos de cabeza que se ciernen sobre las madres los días anteriores y posteriores al parto.

¿Te imaginas sentir la tranquilidad de saber que todas estas preocupaciones se disolverán en cuanto llegues a casa?

Esto es lo que hacemos las salus por ti y tu bebé.

Pon a tu bebé en manos de profesionales

Somos conscientes de que tu hijo/a es lo más importante para ti y que no lo dejarías en manos de cualquiera.

Para una mamá es fundamental confiar en que la persona que cuidará a su bebé durante sus horas de descanso lo hará igual o mejor que ella.

Vocación y capacitación

Nuestra profesión es puramente vocacional y no se debe confundir con la de “cuidadora” o “niñera”.

Las salus estamos apoyadas por la Asociación Española de Pediatría como profesionales especializadas en el cuidado de bebés.

En Babysalus somos enfermeras o auxiliares de enfermería con una amplia capacitación técnica que actualizamos nuestro exigente cometido mediante la formación continua.

Pero lo más importante es que el amor y las emociones envuelven nuestra profesión en el cuidado de los más pequeños.

¿Qué puede provocar más ternura que un bebé recién nacido?

Cada bebé es único y especial

¿Es la contratación de una salus un servicio demandado exclusivamente por padres primerizos?

Esta es una de las dudas más asociadas con la figura de la salus y lo cierto es que no se corresponde con la realidad.

La preocupación recurrente de la mayoría de las mamás que ya tienen un hijo y están esperando otro es cómo podrán dividir su tiempo para atender las necesidades de los dos, cómo lograr que el primogénito no tenga celos del bebé o se sienta desplazado por la llegada de su hermanito.

Los días y las noches pueden hacerse cuesta arriba si además de las necesidades que exige un bebé recién nacido es necesario dedicar tiempo a los demás niños de la casa.

El acompañamiento y apoyo de una salus se vuelve indispensable.

La llegada de cada hijo es única y requiere su propio espacio. Te ayudamos a prepararlo todo.

¿Cuáles son los principales beneficios de contratar una salus?

Acompañar a cada mamá en su vuelta a casa. Asesoramiento en cuidados básicos del bebé como en hábitos de higiene, la hora del baño, curas del ombligo y aspectos relacionados.

“Creo que una salus es la mejor aliada para los padres, llegas del hospital perdida, con dudas, miedo e incertidumbre que rápidamente se resuelven. Sin duda el mejor regalo que me han hecho”. Carlota Corredera.

Resolver todas las dudas respecto a la Introducción a la alimentación

Lactancia o biberón, sea cual sea tu decisión estará bien tomada porque lo has hecho tú.

Aclaración de dudas acerca de lactancia materna o artificial, apoyo en ambas rutinas alimenticias.

“Cuando eres mamá te surgen infinidad de dudas y a veces no sabes controlar ciertas situaciones. Después de varias noches de estrés y poco dormir decidí recurrir a Babysalus. Recomiendo totalmente la contratación del servicio de salus: te resuelven todas las dudas y, algo muy importante, te ayudan a descansar”. Noelia López

Gestión y asesoramiento en problemas digestivos

Cólicos, estreñimiento, reflujo, masajes, intolerancias y cualquier síntoma típico de esta etapa podrás consultárselo a tu salus. Ella te ayudará a entenderlo y gestionarlo de la mejor manera posible.

Horas de descanso reparadoras

Tras el parto la madre tiene que recuperarse física y emocionalmente. Las horas de descanso que precisamente son las que más escasean durante las primeras semanas resultan fundamentales para que esto ocurra.

Después de una noche de sueño reparador, estarás preparada y a tope de energía para afrontar un nuevo día con tu pequeño.

Apoyo emocional a la madre

Cuando una mamá es primeriza es importante reforzar su confianza y seguridad, concretamente durante la etapa más caótica, justo después del parto.

Confiamos haber resuelto todas las dudas acerca de nuestro papel en la maternidad. Estaremos encantadas de acompañarte durante esta nueva etapa llena de emociones y momentos mágicos.

“Mi salus, ha sido como una hermana para mí en este periodo tan especial de mi vida, nunca lo olvidaré, le estaré eternamente agradecida” Anais.

¿Te gustaría conocer en mayor profundidad lo que Babysalus puede hacer por ti y tu bebé?

Te invitamos a que visites nuestra área de servicios y talleres en Madrid así como lo que las mamás cuentan de nosotras.

¿Prefieres hablar directamente con nosotras?

Entonces haz click aquí.

Estaremos pendientes de ti.

¿Hablamos?

Источник: https://www.babysalus.es/que-es-una-salus/

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

¿Qué papá no ha deseado llevarse a casa a esa enfermera o matrona que tanto les ha ayudado en el hospital durante los primeros días de vida del bebé? En esta época en la que la mayoría de los papás primerizos apenas ha tratado con un bebé en su vida, y por lo tanto no tienen ni idea de lactancia, cuidado del cordón umbilical o cómo calmar al pequeño cuando llora, esta posibilidad ya existe de la mano de las salus, profesionales sanitarias, enfermeras o auxiliares de enfermería con formación específica en cuidado y atención al recién nacido.

Las salus ofrecen vigilancia y consejos durante el tiempo que los papás necesiten para adaptarse a la llegad del nuevo miembro y, aunque pueden contratarse en cualquier caso, son más habituales cuando existen problemas extra, como bebés prematuros, parto por cesárea o parto múltiple.

La presencia de esta profesional aporta seguridad y tranquilidad a los papás que saben que, si en algo se equivocan o si no saben cómo actuar ante un imprevisto, tendrán a alguien cualificado en casa para ayudarles. Por eso, las principales funciones de la salus son:

Atender al bebé en todos los aspectos: alimentación, higiene, cuidados básicos, etc.

Apoyar a la madre para favorecer su recuperación tras el parto, especialmente en caso de cesárea.

Orientar y enseñar a los padres en todos estos procesos, así como resolver sus dudas.

Cuidar al pequeño por la noche para que los padres puedan descansar. Así, aunque se puede contratar a varias salus a turnos, lo más demandado suele ser contratar a una por la noche para que los papás puedan dormir mientras ella le cuida.

Ayudar a la madre psicológicamente, reforzando su confianza y seguridad.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar a una salus?

Es importante que elijas con cuidado ya que no deja de ser una desconocida a la metes en casa para ayudarte a cuidar de tu bebé.

Por eso, lo principal es asegurarte de que cuenta con las titulaciones de una profesional sanitaria. Para ello, en el caso de las enfermeras, se les puede solicitar el número de colegiadas.

También puede ser una persona con el título de salus otorgado por la escuela de enfermería Salus Infirmorum que capacita para trabajar con el recién nacido.

También debe poseer un certificado libre de delitos a menores así como un seguro de responsabilidad civil.

Es conveniente que eches un vistazo a todas las empresas y páginas que ofrecen este servicio, te informes sobre ellas, busques opiniones de personas que han contratado estos servicios y hagas una entrevista previa unas 3 o 4 semanas antes de la fecha de parto. Debes confirmar que está actualizada en temas de lactancia, primeros auxilios y el cuidado de recién nacidos según las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.

Lo normal es contratarla para el primer mes de vida del bebé, aunque este periodo puede extenderse un par de meses más, sobre todo en caso de gemelos o mellizos. Muchas veces, es un regalo de la familia o de unos amigos para facilitar las primeras semanas de vida con el bebé.

Ventajas de contratar a una salus

– Aporta mucha seguridad y tranquilidad a los recién estrenados papás al ayudarles con temas complicados como la lactancia materna, los cólicos o el sueño del bebé.

– Ayuda a la madre a recuperarse del parto y poder descansar al tener a otra persona, experta, ocupándose del cuidado del bebé.

– Enseñan a los padres a entender y calmar el llanto del bebé, cómo combatir la fiebre, cómo bañarlo, etc.

– Se adaptan a todo tipo de familias y circunstancias ya que existen varios turnos y horarios de trabajo según lo que requieran los padres: mañana, tarde, noche.

– Permiten que los padres tengan un rato para sí mismos, para fortalecer y no descuidar su relación como pareja.

Desventajas de contratar a una salus

– El precio: aunque depende del servicio contratado, de la ciudad, del número de bebés y de la profesional, suele rondar los 60 € por cuatro horas de trabajo si es un solo bebé durante el día. Por la noche, asciende a unos 100 €.

– Puede dificultar el establecimiento de la lactancia materna al ocuparse la salus del bebé por la noche, aunque esta puede llevar a la mamá al bebé cuando toque la última toma de la noche y darle un biberón con leche materna en la toma de la madrugada. No obstante, el saltarse alguna toma en las primeras semanas a veces afecta al establecimiento de una correcta lactancia materna.

– Interfiere en el establecimiento del vínculo madre-hijo al haber otra persona encargada del cuidado del bebé en estos primeros momentos de su vida.

– Para muchos, la mejor cuidadora de un recién nacido es su madre, y ningún profesional va a saber cuidarle tan bien como ella. Lo que más necesita un bebé en sus primeras semanas de vida es el contacto cercano y constante con su mamá.

– Si los padres no aprenden por sí mismos a cuidar al bebé y saber qué necesita en cada momento, pueden tener problemas para hacerlo cuando la salus se vaya (y no va a vivir con ellos de por vida). Es decir, puede menoscabar la confianza de los padres en sí mismos.

Foto: Created by Iconicbestiary – Freepik.com

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/cuidados-bebe/contratar-una-salus-o-enfermera-especializada-en-bebes-ventajas-y-desventajas-8969

Contratar una enfermera o salus tras el parto, ¿a favor, o en contra?

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

Las salus son enfermeras y auxiliares especializadas en la atención post-parto a domicilio.

Estas profesionales ofrecen vigilancia, consejos y orientación sobre la evolución que debe tener la madre y su recién nacido, y a menudo sus servicios son un regalo que hacen los padres a sus hijas, o entre las amigas para las primeras semanas, para que las madres aprendan a cuidar a sus bebés, duerman y estén descansadas.

Las familias que contratan una salus durante uno o dos meses después del parto lo hacen porque les «aporta seguridad sobre el cuidado del bebé, y también porque les permite una mejor recuperación física de la mujer después del parto o cesárea, porque su ayuda hace que la mejora del cuadro clínico se produzca antes», según sus usuarias.

Pero el servicio también tiene sus detractores. Hemos preguntado a dos profesionales que nos defiendan las dos posturas al respecto, y esto es lo que nos han dicho:

A FAVOR

Paloma Santos Muñoz, directora de Salus Bebés

La nueva maternidad, es una etapa de cambios en la vida familiar que viene acompañada de una gran alegría, pero también de mucha incertidumbre. Con nuestro servicio de salus les ayudamos en todas las dudas que puedan llegar a tener en esos momentos.

Enseñamos a las familias los distintos tipos de llanto, por qué se producen los cólicos y la manera de aliviarlos, cómo combatir la fiebre, ayudamos en la lactancia materna y artificial… y todo aquello que pueda ser desconocido para los nuevos padres.

También factilitamos la recuperación postparto de la madre, y le procuramos la tranquilidad que necesita en un periodo tan delicado e importante para la mujer.

Nos adaptamos a todas las familias. Para ello existen varios horarios de trabajo: mañanas, tardes o noches, este último es el más requerido por los papás.

Por la noche cuando la salus llega al domicilio, se encargan del bebé, lo bañan, les dan masajes, preparan los biberones, les dan de comer, les ayudan a echar los aires y los enseñan a dormir por las noches, depende del peso y del bebé, es el tiempo de duración para que adquiera el hábito.

Si la mamá decide darle el pecho, hacen las mismas funciones, salvo cuando es la hora de la toma que se lo llevan a la mamá para que los alimente (última toma), en la toma de la madrugada, se le da un biberón con leche de la mamá, con el fin de esta descanse por la noche.

Salus Bebes, Expertas en el cuidado del bebe http://artigoo.com/h/23861

— Paloma Santos (@Salusbebes) February 16, 2011

Nuestro trabajo contribuye también a que la situación de pareja no efectúe cambio radical.

Habitualmente con la llegada del bebé, el padre se ve relegado a un segundo plano, y no disfruta plenamente de su recién nacido, por eso  Salus Bebés, con sus servicios de atención al bebé facilita el fortalecimiento de la relación, ya que el padre juega también un papel primordial e esta etapa, acompañando y apoyando moralmente a la madre durante este periodo de cambios físicos, hormonales y emocionales. Además le guiaremos para que se involucre desde el principio en los cuidados de su bebé.

El servicio está diseñado para todas las futuras mamás ypero muy especialmente para aquellas las familias que no cuenten con ayuda, hayan tenido un parto múltiple o la mamá haya pasado por una cesaréa.

EN CONTRA

Sabina del Río Ripoll, directora de Calma, Centro de Psicología y especialistas en Maternidad

Desde el gabinete de psicología perinatal Calma defendemos que es conveniente que sea la madre la que se haga cargo de los primeros cuidados del bebé en exclusiva o el máximo tiempo posible.

De este modo, ese vínculo tan especial entre madre y bebé se irá desarrollando con normalidad.

Este apego que el niño desarrolla hacia su madre va a proporcionarle la seguridad emocional necesaria para su desarrollo posterior.

Esto ya se tiene en cuenta en la mayoría de unidades de neonatología donde incluso con los prematuros se procura el contacto piel con piel de madre-bebé y que los padres sean los que se hagan cargo de los cuidados básicos e incluso médicos de sus bebés.

Esto de cara a lo que necesita el bebé, pero es que una madre también necesita estar en contacto con su hijo, no se siente segura ni tranquila cuando se separa de él, ni cuando lo deja en manos de otros cuidadores.

La mejor cuidadora de un bebé es su madre, es una madre dispuesta a conocer a su bebé, a mirarle, a escucharle a sentirle e interpretar sus necesidades.

No es necesario que ningún profesional enseñe a ninguna madre cómo tiene que hacerse cargo de su hijo o darle recomendaciones sobre cómo debe alimentarle o dormirle.

En consulta econtramos casos en los que la madre estaba durmiendo en brazos a su bebé y alimentándole con lactancia materna a demanda y la salus recomendó dormir al bebé en la cuna para que no se acostumbrara a los brazos y se le alimentara con una pauta de cada tres horas). A nuestro juicio, esta profesional probablemente no entendía que el bebé no es que se acostumbre a los brazos, ¡¡es que los necesita para sentirse seguro y protegido!!

Amigos, compañeros…¡gracias!Feria del libro 2016 https://t.co/FMeiah23fMpic..com/mwIB88HVjs

— calma psicología (@CalmaPerinatal) May 28, 2016

Es importante que transmitamos este mensaje, tu bebé va a estar mucho mejor en tus manos que en las de la más experta, por muchos años de experiencia con el cuidado de bebés que tenga. Tú eres la que mejor va a saber qué es lo que necesita.

Pero es cierto que hoy en día encontramos a muchas madres que ante la angustia, incertidumbre e inseguridad que les supone enfrentarse a lo desconocido y a la dependencia total que exige un bebé, se sienten abrumadas y solicitan el servicio de estas profesionales antes de ni siquiera haber conocido a su hijo ni saber cómo se van a sentir con él.

No podemos pretender tener un bebé y seguir haciendo nuestra vida como si no lo tuviéramos, durmiendo ocho horas por las noches, entrando y saliendo de casa para seguir haciendo nuestra rutina previa de trabajo y aficciones… El puerperio es un tiempo de locura pero a la vez de mucha calma, de horas pasadas junto al bebé, mirándose, reconociéndose, disfrutándose, como en una burbuja, un poco al margen del exterior y su ritmo desenfrenado.

Esto es lo que necesita el bebé, pero también la madre si se permite conectar con él y confiar en su capacidad para ejercer como madre. Si aprende a tolerar la incertidumbre y la angustia de no saber qué hacer, el cansancio, el sueño, el desorden de la casa y el caos de horarios propios de este periodo.

Las salusson normalmente especialistas en enfermería, del ámbito sanitario. Pueden saber mucho de cuidados médicos, pero no tienen por qué tener una formación específica sobre lo que necesitan una madre y un bebé a nivel emocional y sobre la importancia del apego para el desarrollo sano del recién nacido.

Su trabajo puede ser de gran ayuda cuando se requiere por alguna situación puntual tanto de madre como de bebé, en caso de que la madre esté sola y tenga que recuperarse de una cesárea, en caso de un bebé con algún problema que requiera cuidados médicos concretos, pero no como algo que se tiende a normalizar, sobre todo entre familias con un alto nivel adquisitivo.

.

Ver los comentarios

  • Lactancia materna
  • Padres
  • Bebés
  • Enfermeras
  • Familia
  • Madres
  • Embarazo

Источник: https://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-contratar-enfermera-o-salus-tras-parto-favor-o-contra-201606171632_noticia.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: