Crema de calabaza

Crema de calabaza y zanahoria

Crema de calabaza

Actualizado: 30 octubre, 2020

Haz clic para votar esta receta

Hoy tenemos crema de calabaza y zanahoria, posiblemente una de las recetas de cremas más fáciles que podréis ver en Internet. Os aseguro que su éxito radica en su simpleza radica el éxito.

Crema de calabaza y zanahoria receta

El toque dulce que aportan la calabaza y la zanahoria a esta crema hace de ella una receta para niños perfecta.

Además, de esta forma lograremos que coman verduras y hortalizas sin que les cueste trabajo. Comprad un buen trozo de calabaza.

Yo he tenido la suerte de que mi amiga María me ha regalado una espectacular calabaza vasca de 10 kilos.

En mi blog encontrareis cremas muy fáciles de hacer y seguro que serán un éxito en vuestras casas. Os recomiendo que probéis la crema de puerros y la crema de zanahoria. También os animo a hacer la crema de verduras con carne, un plato riquísimo y muy completo. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 5minutos
Tiempo de cocinado: 40 minutos
Tiempo total: 45 minutos

Ingredientes para 4 personas:

500 g de calabaza
4 zanahorias
1 cebolla
sal
1 puerro
aceite de oliva virgen extra
1.3 l de agua
pimienta negra molida (opcional)

Cómo hacer crema de calabaza y zanahoria

1. Comenzamos nuestra crema de calabaza y zanahoria pelando la zanahoria y quitándole la cáscara a la calabaza y las semillas.
2. A continuación le quitamos la primera capa al puerro y pelamos la cebolla. Cortamos ambos ingredientes en varios trozos.
3. La zanahoria y la calabaza las cortamos en trozos pequeños porque así se harán antes estas verduras.
4. Una vez cortadas las verduras, añadimos los trozos a una cazuela profunda y cubrimos con agua, un par de dedos por encima de las verduras.
5. Agregamos la sal y un poco de aceite de oliva virgen extra para nuestra crema de calabaza y zanahoria light.
6. Ponemos la temperatura a fuego alto hasta que rompa a hervir
7. En ese momento bajamos el fuego a temperatura media (7 sobre 9) y tapamos la cazuela.
8. Cocinamos durante 45 minutos, aproximadamente, hasta que estén las verduras tiernas.
9. Transcurridos 45 minutos, destapamos para pinchar y comprobar si nuestras verduras están en su punto para la crema de calabaza y zanahoria.
10. Una vez cocidas, quitamos algo de caldo y trituramos con una batidora hasta conseguir que emulsione y obtengamos una consistencia de crema.
11. Ya podemos emplatar y sentarnos a la mesa a disfrutar de nuestra crema de calabaza y zanahoria.

Consejos para hacer una buena crema de calabaza y zanahoria

1. El corte de las verduras, sobre todo el de la zanahoria (que es la que más tarda en cocerse), debe ser pequeño para que tarde lo mismo que la calabaza.
2. Le ponemos la tapa mientras se cocina para que el líquido no se evapore y se cocine mucho antes nuestra crema de calabaza y zanahoria.
3. Pinchamos con un tenedor la zanahoria y la calabaza. Si el tenedor entra y salen fácilmente, ya estará en su punto.
4. A la hora de triturar la crema le quitamos líquido, caldo. Es mejor que quede espesa y agregar agua poco a poco.
5. Podemos añadir a esta crema de calabaza y zanahoria un poco de carne o de pescado durante la cocción. De esta forma obtendremos una receta más completa.

Recetas para acompañar la crema que os recomienda La cocina de Masito:

Источник: https://lacocinademasito.com/crema-de-calabaza-y-zanahoria.html

Crema de calabaza y curry

Crema de calabaza

  • 600 g de calabaza
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 1 cebolla grande
  • 2 patatas gallegas
  • 5 zanahorias medianas
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 4 g de curry en polvo
  • 2 g de nuez moscada en polvo
  • Sal fina (al gusto), sal Maldon (para adornar)
  • 1 litro de agua o de caldo de verduras o ave

Cómo hacer una crema de calabaza con curry.

En esta época del año sin duda apetece tomarse un buen tazón de crema de verduras bien calentita. Una cremita para entrar rápido en calor y sobre todo tomar esa cantidad de vitaminas y minerales que necesita el cuerpo.

Un caldito gallego, unas sopas de ajo o las ya famosas en el blog, sopas de cebolla, no están nada mal pero más apasionante todavía es el amplio repertorio de pures y cremas que podemos hacer. He pensado que para combatir la llegada del frío os propongo una crema sencilla de calabaza con un toque de curry y nuez moscada. Os aseguro que hará de vuestra cena en el sofá la mejor del mundo.

Mi padre me ha regalado una calabaza de su huerto, era tan grande que me ha dado para preparar varios platos: un pastel de calabaza, unas codornices con calabaza, pera y manzana y la más exitosa, la crema de calabaza, la receta de hoy. En la cocina de otoño, “no debemos olvidar el rito de la cremas, es de los mejores del año“. Además de estar buena, ser original y muy fácil de preparar.

Es un plato para cualquier día de la semana o incluso para un festivo con un toque distinto. Por ejemplo como la que os presenté para las anteriores navidades sustituyendo el agua por un caldo de pescado y marisco. Ya veréis como vais a repetir plato, ¡seguro!

Preparación de la base de nuestra crema de calabaza

  1. Pelamos el puerro y troceamos en dos porque sólo vamos a emplear la parte blanca, si es demasiado pequeño o delgado, emplearemos dos. Lo echamos a una cazuela grande, con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, ya veréis que no hace falta mucho aceite para que se poche.
  2. Del mismo modo pelamos la cebolla y cortamos en dados grandes.

    La añadimos directamente a la cazuela con el puerro. Removemos y pochamos a fuego lento durante 5 minutos, hasta que se quede más o menos translúcida o transparente.

  3. Mientras tanto lavamos y pelamos la calabaza, las zanahorias y las patatas.

    Cortamos las patatas en trozos pequeños y las añadimos a la misma cazuela con el puerro y la cebolla, espolvoreamos con sal fina.

Cocción de la crema de calabaza

  1. Las zanahorias las podemos cortar en trocitos muy pequeños o directamente desmenuzar en la picadora de la batidora. Cuanto más pequeños sean los trozos, más rápido se va a hacer.
  2. Cortamos en rodajas la calabaza y nos quedamos con dos de ellas en reserva para luego preparar una pequeña guarnición que acompaña la crema.

    El resto de las rodajas las picamos muy bien o pasamos por la picadora de la batidora de la misma manera que las zanahorias.

  3. Echamos todo a la cazuela y removemos bien, rehogando durante 15 minutos a fuego medio.

  4. Añadimos un litro de agua (si queréis darle más sabor podéis emplear un caldito de verduras o ave) y dejamos cocer hasta que esté todo blando, unos veinte minutos a fuego medio-alto es suficiente.
  5. Probamos de sal y si hace falta añadimos.

    Es hora de echar una cucharada de curry y media de nuez moscada, para darle un toque distinto y más exótico a vuestra crema.

  6. Trituramos con la batidora hasta conseguir una textura cremosa. Debe quedar una crema ligeramente espesa. Ya tenemos lista la crema para servir bien caliente.

Presentación final de la crema con los trocitos de calabaza

  1. Mientras reposa preparamos la guarnición. Sólo tenemos que cortar la calabaza que tenemos reservada en Brunoise (una forma de cortar las verduras en pequeños dados de 1 a 2 mm de lado) sobre una tabla de cortar.

  2. Echamos todos los dados en un bol y añadimos curry en polvo, sal y nuez moscada. Ponemos una sartén a fuego medio con un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  3. Echamos los pedazos de calabaza, vamos a pasarla durante 10 minutos hasta que obtengan un color dorado, naranja oscuro. Elegimos un bonito plato hondo, añadimos una cucharada generosa de crema bien caliente.
  4. Colocamos en el medio parte de los trocitos de calabaza pochadita y espolvoreamos con una pizca de sal maldon.

Os aseguro que es un plato de diario, muy sencillo y fácil de cocinar.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de crema de calabaza en este álbum.

Consejos para una crema de calabaza perfecta

  1. Si la textura de la crema nos queda un poco gorda, muy espesa, podemos añadirle un poco más de agua o leche entera hasta el punto que nos guste en casa.
  2. Otra opción a la hora de presentar la crema es hacer picatostes, crutones o crotones de pan frito.

    Incluso podéis darle un rico sabor a ajo con un toque de aceite aromatizado.

  3. Si os animáis con los picatostes, sólo hay que cortar las rebanadas de pan en cuadros pequeños o cubos más o menos iguales.

      Y con un poco de aceite de oliva en una sartén freímos hasta que estén dorados.

  4. Una receta de diez puntos para comer verdura entre semana, un plato base para recetas más complicadas o incluso un método eficaz para que vuestros niños/as coman verdura.

    ¡Viva el otoño!

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Piensa en Pixels S.L como titular de Recetasderechupete.com, usará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con respeto. Para más información consulta la Política de privacidad.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento y desuscribirte haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a hola@piensaenpixels.com. Recetas de rechupete usa Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Recibe un email semanal con las nuevas recetas de rechupete.

Suscríbete

Источник: https://www.recetasderechupete.com/crema-de-calabaza-y-curry/6628/

Crema de calabaza, receta casera

Crema de calabaza

La crema de calabaza es la reina de todas las cremas en nuestra casa, la favorita de mayores y de pequeños, nos gusta fría en verano y caliente en invierno, de primer plato a la hora de comer y como plato único para cenar.

Esta crema de calabaza además de exquisita es muy ligera,  por lo que es apta para cuidar la línea. Os dejamos con la receta explicada paso a paso.

Crema de calabaza

Ingredientes

  • 750 g de calabaza (ya limpia)
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 4 quesitos desnatados
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta negra

Cómo hacer crema de calabaza paso a paso

Pelamos la cebolla y cortamos en Juliana. Pelamos la patata y cortamos en trozos. A la calabaza le quitamos la piel y la parte del centro con hebras y semillas y la cortamos en cubos pequeños.

Ponemos en una olla dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y pochamos a fuego suave la cebolla. Cuando comience a dorarse, añadimos la calabaza y la patata, rehogamos un par de minutos y añadimos el agua.

Dejamos cocer unos 20 minutos.

Pasado este tiempo, incorporamos los quesitos y trituramos muy bien con la batidora. Y ya tenemos lista para servir esta deliciosa Crema de calabaza.

Si te has quedado con ganas de probar más opciones de cremas con calabaza no te pierdas estas otras recetas:

Crema de calabaza y parmesano

Esta sabrosa crema de calabaza y parmesano es perfecta para comer durante el invierno. Su sabor y su calor son reconfortantes. ¡Veréis que se transforma en una receta habitual en casa!

Ver la receta de crema de calabaza y parmesano

Crema de calabaza y manzana

Las manzanas unidas a suave sabor de la calabaza le dan un sabor inigualable a esta crema. Veréis cómo esta crema de calabaza y manzana con un toque especial enamora a los más pequeños.

Ver la receta de crema de calabaza y manzana

Crema de calabaza con Thermomix

¡Qué pinta tiene esta crema de calabaza!  Además de calabaza, lleva puerro, cebolla, patata e incluso leche, así que como veis se trata de una receta muy nutritiva.

¿Lo mejor? Al preparar la crema de calabaza con Thermomix, se transforma en una ¡comida rápida y deliciosa!

Ver la receta de crema de calabaza Thermomix

Puré de calabaza

El puré de calabaza puede ser un excelente acompañamiento para salir de las clásicas patatas fritas y puede, incluso, comerse como primer plato. ¡Vosotros elegís!

En este caso, os traemos una receta que incluye  calabaza, cebolleta, leche, huevo y harina. ¡Un plato sustancioso y riquísimo!

Ver la receta de puré de calabaza

Consejos para hacer una crema de calabaza deliciosa

Podéis sustituir la cebolla por cebolleta o puerro, eso sí, cualquiera de los tres productos que utilicéis os aconsejamos que los cocinéis a fuego suave para que queden muy suaves.

Los quesitos que utilizamos son quesitos en porciones desnatados. Si no os gusta el queso, no os preocupéis porque no aportan mucho sabor pero si consiguen que la textura de la crema sea muy delicada. De todas formas, podéis sustituirlos por un poco de crema líquida o nata.

Podéis darle vuestro propio toque personal añadiéndole un poco de curry, de comino, de jengibre o incluso unas cayenas o una guindilla.

A la hora de servir la crema podéis añadir un chorreón de aceite de oliva virgen extra por encima y si queréis, un poco de pimienta negra recién molida. También podéis añadirle un toque crujiente con unos daditos de pan tostados o unos frutos secos, de hecho unas pipas de calabaza garrapiñadas le van de lujo.

Otras recetas de crema con calabaza

¿Sabías que la calabaza tiene un alto contenido de beta-carotenos que la convierten en un alimento perfecto para los niños y embarazadas? Además, tiene un efecto ligeramente laxante por la cantidad de fibra presente en ella, ayudando así a los peques a mejorar su tránsito intestinal. Puedes descubrir más sobre sus propiedades aquí.

La receta de crema de calabaza con quesitos es probablemente una de las más sencillas, pero esta hortaliza es tan versátil que os permite diferentes recetas combinando muchos ingredientes, por ejemplo aquí podéis ver 10 recetas distintas: con zanahoria, naranja, coco y curry…

Otras recetas con calabaza

La calabaza es de sabor suave y dulce por lo que a los peques de la casa suele gustarles bastante, además queda bien tanto en platos salados como la lasaña de pollo y calabaza o en dulces:

  • Bizcocho de calabaza
  • Pastel de calabaza
  • Tarta de calabaza

También os recomendamos que probéis a usar la calabaza en otro tipo de recetas: bizcochos, tartas, mermelada… >>Ver recetas con calabaza

Источник: https://www.pequerecetas.com/receta/crema-de-calabaza/

Siete originales cremas de calabaza con un toque especial para aprovechar un ingrediente en plena temporada

Crema de calabaza

Cada año por estas fechas, encontramos la calabaza en los mercados en su mejor momento y somos muchos los que aprovechamos para preparar bizcochos, tartas y otras recetas dulces, y por supuesto para preparar platos de cuchara con este ingrediente. Por eso hemos recopilado siete originales cremas de calabaza con un toque especial, para aprovechar un ingrediente que está en plena temporada, de forma que las tengáis a mano cuando queráis prepararlas en casa.

Todas tienen en común el estar preparadas con algún toque especial en sus ingredientes que le da el matiz perfecto para disfrutarla, ya sea sola o con su guarnición o complemento especial. Así estamos usando esta cucurbitácea como ingrediente básico, que se completa e integra perfectamente con el resto de productos utilizados en la receta.

Esta crema de calabaza, zanahoria y patata resulta muy reconfortante, gracias al toque anisado de anís estrellado e hinojo y a una cobertura a base de tropezones de pollo y cebolla frita crujiente para obtener un plato lleno de matices y contrastes.

Comenzamos preparando la calabaza, que asamos con su piel metiéndola en uno o varios paquetes de papel aluminio. En cada paquete introducimos una estrella de anís que aportará un sabor sutil pero muy interesante a la calabaza. La dejamos en el horno a 190 durante 30 minutos. Pelamos la calabaza una vez asada y la picamos en trocitos.

Hacemos lo mismo con el hinojo, las zanahorias y las patatas, cosa que podemos hacer con ayuda de un robot de cocina. Una vez triturados los ingredientes, añadimos el caldo y dejamos que se cocine a fuego lento durante unos 25 minutos. Una vez haya cocido, trituramos la crema con una batidora y la pasamos por un chino para dejarla con una textura perfecta.

Si utilizáis una Thermomix o un robot similar, podéis preparar la crema en velocidad 3 o 4 durante 30 minutos a temperatura 90º y después triturarla con la función turbo o velocidad 10 para que quede bien cremosa.

Terminada la crema, añadimos la nata líquida, damos un hervor final y servimos bien caliente con unos croutons o con unos tropezones de aprovechamiento, como estos copos de cebolla frita y un trozo de pechuga de pollo cocida que corté en trocitos.

Enlace | Crema anisada de calabaza asada, zanahoria y patata

Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

El toque especial en esta receta lo aporta la sidra. La manzana combina muy bien con la calabaza y el topping de avellanas y rúcula aporta los contrastes perfectos para la degustación. No dejéis de probarla.

  • Ingredientes para cuatro-seis personas: 700 g de calabaza pelada y sin semillas, 1 cebolla dulce, 1 trocito de jengibre fresco, 1 nabo o 1 patata mediana, 350 ml de sidra, 300-400 ml de caldo de verduras o agua, 1 hoja de laurel, 50 g de brotes de rúcula, 1 puñado de avellanas, cúrcuma molida, comino molido, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Pelamos y picamos la cebolla dulce. Troceamos la calabaza y el nabo o patata pelados en cubos. Calentamos un poco de aceite de oliva en una olla o cazuela y pochamos la cebolla a fuego medio unos minutos. Añadimos el jengibre pelado y picado y damos unas vueltas. Agregamos la calabaza y el nabo o patata, salpimentamos ligeramente y sazonamos con comino y cúrcuma. Cubrimos con la sidra, dejamos cocer 3 minutos y añadimos el caldo. Echamos la hoja de laurel, llevamos a ebullición, tapamos y dejamos cocer a fuego medio-bajo durante unos 20 minutos. Retiramos el laurel y trituramos con una batidora ajustando el nivel de líquido al gusto. Corregimos de sal y damos otro golpe de pimienta negra. Pelamos unas avellanas, tostamos ligeramente en una sartén sin engrasar y picamos groseramente. Servimos la crema de calabaza a la sidra en cuencos individuales y acompañamos de los brotes de rúcula y las avellanas para que cada comensal se sirva a su gusto.

Enlace | Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

Crema de calabaza con brochetas de pulpo a la brasa

Esta receta la podéis hacer con cualquier crema de calabaza de vuestro agrado, rematándola con unas pequeñas brochetas de pulpo. Sirviéndola en vasos de chupito, es excelente para entonar el cuerpo a la hora del aperitivo o para servirla como entrante seguida de un plato de pescado.

  • Ingredientes para 4 personas: 200g de calabaza, 2 patatas, 2 zanahorias, 1 cebolla, hinojo, pulpo cocido, pimentón de la Vera, aceite de oliva virgen extra y nata líquda
  • Elaboración: El día anterior, congelamos el pulpo para que así esté bien tierno cuando lo vayamos a preparar. Lo congelamos la víspera y lo descongelamos lentamente y lo cocemos en agua caliente con sal y unas hojas de laurel. Después lo escurrimos y lo reservamos ya cocido. Para hacer la crema de calabaza, cortamos la calabaza y dos patatas en trozos y los asamos en el horno envueltos en papel aluminio. Luego los pelamos y reservamos mientras preparamos la base de cebolla e hinojo. Para ello, picamos una cebolla y la salteamos en la sartén junto a un trozo de hinojo picado. Cuando esté todo bien pochado, añadimos a la sartén los trozos de calabaza y patata asados, damos una vuelta y trituramos añadiendo un poco de nata líquida para llegar a la textura cremosa que nos guste. En el momento de servir, repartimos la crema de calabaza en vasos de chupito. Salteamos en una sartén los trozos de pulpo -yo prefiero hacerlo pata por pata y cortar después- y espolvoreamos escamas de sal y con pimentón de la Vera picante o agridulce. Después los cortamos en rodajas con unas tijeras, los ensartamos de tres en tres y los servimos sobre los chupitos de crema de calabaza.

Enlace | Chupitos de crema de calabaza con pulpo a la brasa

Crema de calabaza y manzana con miso: receta con y sin Magimix Cook Expert

La mezcla de calabaza y manzana resulta perfecta con el toque ácido y dulce y la aportación del miso le da una elegancia especial que notaréis en cada cucharada. Ideal para una cena ligera, nos encanta esta receta de Liliana.

  • Ingredientes para 4 personas: Calabaza tipo cacahuete, pelada sin semillas, 700 g, Verduras variadas (puerro, col, cebolleta, zanahoria, apio…), 150 g, Manzana (alguna variedad ácida), 1, Caldo de verduras o agua, 600 ml, Tomate triturado, 100 ml, Cilantro en grano, 5 g, Semillas de mostaza, 5 g, Tomillo seco, 2 g, Miso, 15 ml, Nata líquida para cocinar al gusto (opcional), Semillas de mostaza negra para servir (opcional), Huevas servir (opcional), Cilantro fresco o perejil, Pimienta negra molida, Sal, Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración con robot Magimix Cook Expert: Preparar la calabaza pelándola y retirando las semillas, troceándola hasta obtener unos 650-750 g, aproximadamente. Pelar y picar también las demás verduras; podemos aprovechar para dar salida a restos de la nevera. Zanahoria, apio, puerro o cebolleta y alguna col siempre van bien con la calabaza. Pelar, descorazonar y trocear la manzana. Introducir en la olla las verduras picadas, la manzana, la calabaza, el tomate y las semillas. Salpimentar, echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra y cerrar. Programar SOPA CREMOSA.Cuando el programa haya terminado de triturar la crema, comprobar el punto de la textura y añadir un poco de nata o leche si se desea. Agregar entonces el miso, tapar y programar EXPERTO, 1 minuto/velocidad 12/0 ºC (sin calentar), para incorporarlo bien. Servir con una cucharada de huevas o sucedáneo de caviar, semillas de mostaza negra o sésamo y algunas hierbas frescas picadas.
  • Elaboración tradicional: Preparar de la misma manera todos los ingredientes. Pochar unos minutos las verduras menos la calabaza en una olla o cazuela con un poco de aceite de oliva. Añadir la manzana, la calabaza troceada, el tomate y las semillas. Salpimentar y cocinar a fuego fuerte un par de minutos removiendo bien, cubrir con el caldo, llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocinar durante unos 30 minutos, hasta que la calabaza esté muy tierna. Triturar con ayuda de una batidora o procesador de alimentos y comprobar la textura, añadiendo más caldo, agua o nata al gusto. Agregar el miso y triturar bien fuera del fuego con cuidado, hasta incorporarlo de forma homogénea. Servir con una cucharada de huevas o sucedáneo de caviar, semillas de mostaza negra o sésamo y algunas hierbas frescas picadas, cilantro o perejil.

Enlace | Crema de calabaza y manzana con miso

Crema de calabaza al eneldo

El uso de hierbas aromáticas resulta muy agradecido al hacer sopas y cremas. En este caso, el toque especial lo aporta el uso del eneldo, una aromática que frecuentemente usamos para recetas con salmón y que aquí funciona estupendamente.

  • Ingredientes para 4 raciones: 500 g de calabaza, un manojo de eneldo y 400-500 ml de caldo de verduras.
  • Elaboración: Pelamos la calabaza, retiramos las pipas y los bigotes que tiene en su interior y la cortamos en pedazos de igual tamaño para que la cocción sea homogénea. Pesamos y utilizamos 500 gramos. La colocamos en una cacerola amplia y colocamos sobre ella el eneldo, sin los tallos (que desechamos). Regamos con caldo de verduras y llevamos a ebullición el conjunto. Cuando arranque el hervor, bajamos el fuego y cocemos a temperatura suave durante, aproximadamente, 20 minutos. El tiempo dependerá del tamaño de los trozos de calabaza. Si tenemos prisa, los cortamos más pequeños y se cocerán antes. Si nuestro caldo de verduras no está condimentado, será necesario salpimentar la crema en condiciones. De lo contrario, solo necesitaremos ajustarla ligeramente. Probamos primero para asegurarnos de no pasarnos con el punto. Cuando la calabaza está tierna, la trituramos y servimos inmediatamente.

Enlace | Crema de calabaza al eneldo

Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes

En esta ocasión hemos tomado una receta de Vitónica que nos encanta por el toque de contraste de las puntas de espárragos trigueros, que aportan un crujiente y sabor ligeramente amargo que va muy bien con el dulzor de la calabaza.

  • Ingredientes para 4 personas: Calabaza pelada, 800 g, Dientes de ajo, 1 Cebolla dulce, 1, Puerro, 1, Caldo de verduras o de pollo, 500 ml, Miso (opcional), 15 ml, espárragos verdes finos, 15, Huevas de pescado al gusto (salmón, mújol, sucedáneo…), Cúrcuma molida o fresca al gusto, Pimienta negra, Sal, Aceite de oliva virgen extra, Cebollino
  • Elaboración: Pelar la calabaza y retirar las semillas. Cortar en cubos y pesar para separar los 800 g que necesitamos. También se puede completar el peso con una patata pequeña o zanahoria. Picar la cebolla y el diente de ajo, cortar el puerro lavado en rodajas. Calentar un poco de aceite de oliva en una olla grande y añadir la cebolla con una pizca de sal. Cocinar a fuego suave hasta que esté tierna y transparente. Añadir el ajo y remover bien para que suelte su aroma sin quemarse. Incorporar el puerro y sofreír el conjunto un par de minutos. Agregar la calabaza con cúrcuma al gusto (si usamos), salpimentar y cubrir con el caldo. Llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocinar durante unos 30 minuto, o hasta que la calabaza esté muy tierna. Añadir el miso, y triturar muy bien. Lavar los espárragos y separar las puntas. Saltear en una plancha con una pizca de sal a fuego fuerte, brevemente, dejándolas bien crujientes sin quemarse. Servir la crema de calabaza con las puntas crujientes, añadir unas huevas de pescado al gusto (o sucedáneo de caviar vegetal). Agregar pimienta molida y cebollino lavado bien picado.

Enlace | Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes

Crema de calabaza y jengibre

Nuestros compañeros de Directo al Paladar México también son aficionados a las recetas reconfortantes y allí hemos encontrado esta versión de la crema de calabaza con un toque especial de jengibre y de yogur que sin duda os gustará.

  • Ingredientes para 2 personas: 500 gramos calabaza sin semillas, pelada y cortada en cubos pequeños, 10 centímetros de jengibre fresco rallado, 1 taza caldo de verduras, ½ taza yogur griego natural sin azúcar añadida
  • Elaboración: En una olla coloca la calabaza, el jengibre y el caldo de verduras. Pon a fuego medio-alto y lleva a ebullición. Reduce el fuego y deja hervir a fuego medio por 20 minutos, moviendo ocasionalmente. Vacía el contenido de la olla al vaso de una licuadora. Agrega el yogur griego y licua hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Sazona al gusto y sirve espolvoreada con unas semillas de sésamo.

Enlace | Crema de calabaza y jengibre

Источник: https://www.directoalpaladar.com/recetas-de-sopas-y-cremas/siete-originales-cremas-calabaza-toque-especial-para-aprovechar-ingrediente-que-esta-plena-temporada

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: