¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar su leche materna

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

Algunas mujeres optan por extraer y almacenar su leche materna. Puede decidir hacer esto cuando regrese a trabajar después de la licencia por maternidad.

Por el contrario, es posible que desee extraer leche para que su pareja pueda alimentar al bebé con leche materna. Cualquiera sea la razón, la extracción de leche le permite continuar alimentando a su bebé con un biberón.

Puede comprar o alquilar un extractor de leche eléctrico o manual. Algunos hospitales y planes de seguro ofrecen extractores de leche gratuitos.

Este artículo responde preguntas comunes sobre la extracción y el almacenamiento de leche materna.

Extraer leche materna

¿Cuándo debo comenzar a extraer leche materna?

Si planea extraer leche materna cuando regrese al trabajo, comience a practicar con 1 o 2 semanas de anticipación. De esta manera aprenderá cómo funciona su bomba. Puede extraer leche justo después de que su bebé coma o entre comidas. O tal vez prefiera extraer leche de un seno mientras alimenta a su bebé del otro.

Comenzar en casa también la ayuda a tener abastecimiento de leche materna extraída. Puede almacenarla para alimentar a su bebé cuando regrese al trabajo.

¿Cuánta leche obtendré mediante la extracción?

Es posible que no obtenga mucha leche cuando comience a extraerla. Esto cambiará a medida que continúe haciéndolo regularmente. Sus senos comenzarán a producir más leche. Cuanto más a menudo lo haga, más leche producirán sus senos. Beba abundante líquido para mantenerse hidratada. Esto también ayudará a su suministro de leche.

¿Durante cuánto tiempo debo extraer cada vez?

Se necesita aproximadamente el mismo tiempo para extraer la leche que para amamantar. Con la práctica, puede extraer lo necesario en tan solo 10 a 15 minutos. Mientras esté en el trabajo, trate de extraer la leche con la frecuencia en la que su bebé generalmente se alimenta.

Esto puede ser cada 3 a 4 horas durante 15 minutos cada vez. Para mantener su suministro de leche, dé a su bebé alimentos adicionales cuando estén juntos. También puede extraer leche inmediatamente después de que su bebé se alimente para ayudar a que sus senos produzcan más leche.

¿Habrá ocasiones en que mi bebé necesite más leche de la que tengo lista?

Sí, su bebé necesita más leche durante los períodos de crecimiento acelerado. El crecimiento acelerado ocurre aproximadamente a las 2 y 6 semanas de edad y nuevamente a los 3 y 6 meses de edad. La mejor manera de aumentar su suministro de leche durante el crecimiento acelerado es amamantar o extraer leche con más frecuencia.

Almacenar leche materna

¿Cómo debo almacenar mi leche materna?

Existen dos formas de almacenar la leche materna. Puede usar una botella de plástico o vidrio con una tapa sellable. O puede usar una bolsa estéril sellable.

Almacene su leche materna en la cantidad que su bebé consume en una comida; de esta manera, no desperdicia leche. Por ejemplo, si su bebé ingiere 4 onzas en una comida, coloque 4 onzas de leche materna en el recipiente de almacenamiento.

Siempre coloque la fecha en el recipiente de la leche materna para saber durante cuánto tiempo puede almacenarla.

¿Dónde debo almacenar mi leche materna?

Guarde su leche materna extraída en el refrigerador o en una nevera con hielo lo antes posible. También puede congelar la leche si no la va a usar de inmediato.

¿Durante cuánto tiempo puedo almacenar mi leche materna?

La vida útil de la leche materna varía en función de cómo se almacena.

  • A temperatura ambiente (menos de 77 ° F), dura hasta 6 horas.
  • En una hielera con bolsas de hielo, dura hasta 24 horas.
  • En el refrigerador, dura de 3 a 8 días.
  • En el congelador, dura hasta 6 meses.

Aspectos a tener en cuenta

El color de la leche materna almacenada puede variar. Puede ser azulada, amarillenta o amarronada. Es normal que la leche materna se separe (la parte grasa de la leche quede arriba).

Agite la botella o la bolsa sellada y la grasa debe volver a mezclarse con la leche. Si no es así, entonces la leche materna puede estar en mal estado. Debe oler la leche antes de dársela a su bebé. La leche en mal estado huele agrio.

Si aún no está segura, pruebe la leche. Si sabe agria, entonces está en mal estado y debe desecharla.

Si elige congelar la leche materna, debe descongelarla antes de dársela a su bebé. Hay 2 formas de descongelar la leche.

  • Coloque el recipiente de leche en agua tibia. Mueva el recipiente en el agua hasta que la leche se descongele.
  • Coloque el recipiente de leche en el refrigerador el día anterior a su uso.

La leche materna descongelada se puede refrigerar hasta por 24 horas, pero no se debe volver a congelar. No use agua caliente para descongelar la leche materna. Podría calentarse demasiado y quemar la boca del bebé. No descongele la leche materna congelada en el microondas. Esto puede dañar proteínas importantes de la leche materna.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿En qué momento después del nacimiento puedo comenzar a extraerme leche?
  • ¿Durante cuánto tiempo puedo extraer y almacenar la leche materna?
  • ¿Qué tipo de biberones debo usar para almacenar la leche materna?
  • ¿Qué debo hacer si mi bebé prefiere la alimentación con biberón a la lactancia materna?
  • ¿Qué sucede si accidentalmente le doy a mi bebé leche materna en mal estado?
  • ¿Pueden los fármacos o medicamentos que tomo entrar en mi leche materna?

Recursos

Academia Estadounidense de Médicos de Familia: Lactancia materna: Regreso al trabajo

Copyright © American Academy of Family Physicians

Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico de familia para averiguar si esta información se aplica a usted y para obtener más información sobre este tema.

Источник: https://es.familydoctor.org/lactancia-como-extraer-y-almacenar-su-leche-materna/

Claves para realizar una buena extracción de leche materna

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

Si estás amamantando es probable que en algún momento de la lactancia necesites extraer leche de tus pechos. Hay muchos motivos por los cuales es necesaria la extracción de leche materna, entre los más frecuentes cabe destacar:

  • Bebés prematuros o de bajo peso que aún no pueden mamar directamente del pecho.
  • Alimentar al bebé cuando la madre inicia la vida laboral.
  • Circunstancias en las que la madre debe ausentarse por un tiempo.
  • Desechar la leche mientras se toman determinados fármacos.
  • Aliviar ingurgitaciones y congestiones sobre todo al inicio de la lactancia cuando se produce la subida de la leche.
  • Para ayudar a drenar en caso de mastitis.
  • Cuando es necesario aumentar la producción de leche.
  • Donación de leche materna.

Para tener éxito debes tener en cuenta que extraerse la leche materna es una tarea que requiere de práctica y paciencia. Es probable que al principio, aunque tengas mucha leche, te extraigas muy poca cantidad.

Pero no desesperes, la cantidad de leche extraída depende de muchos factores como el momento del día, la habilidad que tengas, de si estás cómoda o tranquila.

Para facilitar la liberación de oxitocina y la eyección de la leche, puedes ayudarte teniendo cerca a tu bebé o al menos una foto suya. Un masaje suave también puede ayudarte.

Independientemente del método empleado, antes de comenzar la extracción debes tener en cuenta dos precauciones básicas:

  • Lavarte siempre las manos antes de manipular el pecho.
  • Masajear previamente las mamas para facilitar el proceso.

Imagen: Alba Lactancia Materna

Es la técnica preferida por muchas madres ya que permite a las mujeres manipular y familiarizarse con su propio pecho. Además es un proceso menos molesto. Si bien es cierto que al principio no se extrae mucha cantidad, una vez que adquieras la habilidad y la práctica necesarias, la extracción puede ser igual de eficaz que con otros métodos.

Para realizar una extracción manual, debes colocar la mano debajo del pecho y  lo dedos pulgar e índice a unos 3 centímetros de la areola del pezón.

Puedes hacerlo con una  mano o con las dos, como te sea más cómodo. Debes apretar hacia la pared torácica y después comprimir el pecho entre el pulgar y los otros dedos.

Sigue comprimiendo al tiempo que resbalas los dedos hacia el pezón separándolos de la pared torácica.

Para extraer una buena cantidad de leche suelen ser necesarios unos 20 ó 30 minutos, alternando los pechos cada 5-10 minutos. Puede ser útil inclinar el cuerpo hacia delante y sacudir levemente el pecho.

La principal ventaja de este método, a parte de que es más económico, es que evita el traumatismo que puede ocasionar el sacaleches. En cambio, su mayor desventaja es que se necesita más tiempo para sacar la misma cantidad que con un sacaleches.

Es necesaria la utilización de un sacaleches. Este puede ser manual o eléctrico y consiste en una bomba de vacío que trata de simular la succión del bebé sobre el pezón materno.

Sacaleches manual

El vacío se consigue ejerciendo presión manual sobre una palanca o bomba. Es más económico y transportable que los eléctricos , pero la cantidad de leche extraída es menor y el proceso más agotador. Además sólo se puede utilizar en un solo pecho cada vez.

Sacaleches eléctrico

Imagen: Alba Lactancia Materna

Los sacaleches eléctricos funcionan con una bomba automática que no precisa de presión manual por parte de la madre. Pueden funcionar con una toma de corriente, con baterías o a pilas. Son más ruidosos y aparatosos que los manuales, pero también más cómodos y rápidos. Pueden ser simples o dobles.

Los simples son los más utilizados en el ámbito doméstico. Con ellos se realiza la extracción en un solo pecho por vez, pero con la ventaja de que es menos cansado para la madre. Son adecuados para mamás que no tienen que realizarse extracciones frecuentes.

Los dobles son los utilizados en el ámbito hospitalario. Permiten estimular ambos pechos a la vez por lo que la extracción se realiza en la mitad de tiempo. Son los más apropiados para las mamás que tienen que realizarse extracciones frecuentes, con mellizos o gemelos o con poco tiempo.  Como inconveniente, podemos señalar que son más aparatosos para transportar y limpiar.

Los modelos más modernos incluyen una fase de masaje previa a la extracción que ayuda a estimular y aumentar el flujo de leche. También incluyen distintas velocidades, duraciones e intensidades.

Un aspecto importante a tener en cuenta es el tamaño de la copa. Por defecto los sacaleches traen una talla mediana, pero algunas marcas tienen diferentes medidas para adecuarse al tamaño del pezón y evitar lesiones.

Para saber que talla necesitas mide la cara de tu pezón de extemo a extremo y añádele 2 mm más.

Al colocarte la copa, el pezón debe entrar en el embudo sin tocar los bordes  y permitir la entrada de una pequeña porción de areola en el mismo.

Si el pezón toca las paredes o entra demasiada areola, la talla no es la adecuada y puedes acabar sufriendo lesiones o abrasiones en el pezón.

Existen unos cuantos trucos que te pueden ayudar a que la extracción sea exitosa:

  • Escoge un entorno íntimo y relajado en el que te sientas cómoda.
  • Intenta realizar la extracción en los momentos y lugares en los que no vayas a tener  interrupciones.
  • Masajea  previamente los pechos.
  • Ten cerca a tu bebé o al menos una foto suya para aumentar tus niveles de oxitocina.
  • Si el sacaleches es individual realiza primero la extracción de un pecho hasta que deje de salir leche. Después en el otro hasta que deje de salir leche. Repite la operación dos veces.
  • Comprime la parte superior o lateral del pecho mientras te extraes la leche.
  • Termina la extracción manualmente en ambos pechos.
  • Puedes sacarte la leche por la mañana cuando los pechos están cargados. Después de las tomas ya que la succión estimula la producción o entre tomas para aumentar la producción.

Espero que estos consejos te hayan resultado útiles. En próximos artículos te contaré cómo conservar y utilizar la leche almacenada.

Источник: https://madreshoy.com/claves-para-la-extraccion-de-leche-materna/

10 trucos para extraer más leche

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

La extracción de leche materna es algo que todas las madres deben afrontar en algún momento de la lactancia. Ya sea para salir unas horas de casa o para volver a trabajar y dejar leche para el bebé.

¿A quién no le gustan los trucos?

Aproximadamente una hora después de que el bebé haya mamado, es posible que a la madre le resulte más simple conseguir leche. El pecho es una fábrica y trabaja de manera incansable para que siempre que el bebé pida, haya leche. El bebé puede sacar leche con mucha más eficacia que un sacaleches, aunque sea el mejor del mercado, así pues lo complicado para el sacaleches es conseguir un reflejo de eyección (salida) de la leche. Si dejamos pasar un rato para realizar la extracción podremos sacar un poco más de leche.

6. Los preliminares

Es muy necesario realizar un buen masaje en los pechos antes de empezar la extracción. Un buen masaje previo de los pechos estimula el reflejo de eyección (salida) de la leche antes de empezar con la extracción y esto favorece que sea más fácil recolectar leche.

7. Repetición, repetición, repetición

Para conseguir más leche es mejor sacarse leche varias veces al día que hacerlo una sola vez al día durante más tiempo. De esta manera, si a lo largo de la jornada aprovechamos para realizar extracciones de 5-7 minutos cada hora o cada dos horas, vamos a conseguir más leche que usando el sacaleches una hora seguida en todo el día.

8. Oler, ver, tocar

El reflejo de eyección (salida) de la leche no solo se produce por la succión del bebé.

La oxitocina se activa por los estímulos: olfativos, visuales y táctiles… así: tocar, oler y ver cosas del bebé deberían facilitar la extracción de leche.

9.

Para las madres que tienen a sus bebés prematuros en el hospital les va a ser mucho más simple conseguir leche si tienen a su bebé al lado.

10. Todo a la vez
Se ha demostrado que una manera muy útil de conseguir más leche es hacerlo todo a la vez:

  • Empezar con un buen masaje en los pechos
  • Seguir con la extracción del sacaleches
  • Realizar compresión mamaria mientras se usa el sacaleches
  • Terminar con la extracción manual
  • No controlar… con una buena banda sonoraEstar pendiente de la cantidad de leche que va saliendo durante la extracción, no ayuda a que la madre está relajada. Así que es mejor, si es posible, distraerse durante la extracción: ver la televisión, escuchar música, leer… A algunas mujeres, el ruido del sacaleches las pone nerviosas. Si resulta molesto, lo mejor es evitarlo. De manera que ponerse auriculares y escuchar una música que nos guste mucho, va a favorecer que todo sea más relajado y simple.

Si tenéis más trucos estaremos encantadas de oírlos y compartirlos.f

Источник: https://blog.lactapp.es/10-trucos-para-extraer-mas-leche/

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

– Un buen lavado de manos, así como limpieza y esterilización de los recipientes.

– Si la mama está muy hinchada y dolorida, conviene aplicar calor antes, mediante paños calientes o ducha.

– Masajear el pecho con movimientos circulares para facilitar la salida de la leche.

Debemos saber que esta es una técnica nueva a la que nos debemos acostumbrar, y que la primera vez que se extrae la leche sale muy poquita cantidad, pero que a medida que se practica va aumentando la cantidad de leche extraída, por lo que es muy importante tener paciencia y guardar la leche a medida que se va extrayendo. La liberación de oxitocina y la eyección de la leche mejoran con los estímulos externos (lloro del bebé, foto del niño o suave masaje en el pecho). La liberación de prolactina y la producción de la leche se produce por la succión del bebé o por la estimulación del pecho.

Una vez que la madre encuentra una posición cómoda para sentarse, se descubre el pecho y lo aprieta suavemente con las puntas de los dedos desde la periferia a la aréola. A continuación se realiza un masaje. Al finalizar, frota suavemente el pezón y la aréola con el pulgar y el índice para ayudar a desencadenar el reflejo de eyección.

La extracción mecánica

El éxito en el procedimiento de la extracción mecánica dependerá de la elección del sacaleches y la interacción con el aparato (a veces el ruido y la situación intimida a las madres). Para elegir el sacaleches se debe tener en cuenta:

– Su eficacia

– Su precio

– La facilidad de uso

– El riesgo de traumatismo para el pecho

– Facilidad de acceso Piensa que un buen sacaleches debe ser capaz de drenar el pecho y de estimular la producción de leche. Debe ser fácil de limpiar, sin materiales contaminantes, fácil de usar y que no cause traumatismos en el pecho.

La leche que se recoge a través de un sacaleches tiene mayor riesgo de contaminación, pero este se minimiza si se tiene una buena (y cuidadosa) limpieza del aparato.

También es muy importante que el frasco donde se recolecta la leche se pueda usar para alimentar y almacenar la leche; cuanta menor sea la manipulación de esta leche, mejor. Existen dos tipos de sacaleches: eléctricos (algunos también pueden ser a pilas) y manuales.

La extracción de leche manual

Es una técnica que se utiliza en todo el mundo y que permite a la mujer tanto familiarizarse con su pecho como perder el miedo a realizar la extracción. Para realizar la extracción manual sólo tienes que aprender la técnica, no se necesita de nada más.

Este tipo de extracción suele ser la recomendada para los primeros días posparto, ya que el calostro no suele ser muy abundante y se puede recolectar en una cucharilla y ofrecérsela así al niño. Se debe tener en cuenta que la mayoría de las mujeres con la extracción manual no consiguen el volumen de leche necesario sin la ayuda de un extractor eléctrico.

Aun así, muchas mujeres prefieren este método en vez de usar un sacaleches. Cada madre ha de seguir su propio estilo natural para extraer la leche de forma mecánica del pecho, seguir rígidamente un método puede resultar contraproducente. La eficacia se mide por la comodidad a la hora de extraer la leche.

Una sesión de extracción manual puede durar de 20 a 30 minutos alternando los pechos a cada 5 o 10 minutos. Puede resultarte útil inclinar el pecho hacia delante y sacudirlo suavemente. Podemos decir que no existe un método mejor que otro, todo depende de lo que busque la madre.

No dejes que influyan en tu forma de pensar (si la leche que extraes manualmente es suficiente para tu bebé) y siempre puedes alternar un método con otro. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas y debes probar cuál se amolda a ti y a tu bebé.

Transporte de la leche materna extraída

Si te extraes la leche fuera de tu casa (por ejemplo en tu lugar de trabajo) puede que sea útil disponer de una nevera portátil. Existen neveras destinadas a este fin, aunque una nevera de playa puede realizar la misma función y probablemente sea más económica.

Si el bebé va a alimentarse en la guardería también debe tener su nevera portátil. Ten en cuenta que, cuanto más refrigerada esté la leche y menos cambios de temperatura tenga, mejor.

Mastitis

Definición:

Inflamación de la mama. Se denomina mastitis puerperal cuando ocurre en madres lactantes.

Síntomas:

Se manifiesta por dolor, secreción purulenta por el pezón, enrojecimiento local y fiebre.

Tratamiento:

Los masajes y la aplicación de calor húmedo sobre el seno antes de la lactación puede contribuir a abrir los conductos de la glándula mamaria. Las compresas frías pueden ser usadas para aliviar el dolor mientras no se esté amamantando, aunque lo apropiado es reducir la cantidad de leche en el seno. Si es necasrio, habrá que recurrir a antibióticos.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/cual-es-la-mejor-forma-de-extraer-leche-materna-4525

2 formas de extraer la leche materna

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

Hoy en día, durante el periodo de lactancia, muchas mujeres se animan a extraer y almacenar su leche en recipientes, para poder alimentar a su bebé con mayor comodidad. Sin embargo, existen muchas otras razones por las que se decide extraer la leche materna.

Otra de las razones por las que es posible que una madre haya decidido llevar a cabo esta acción es porque desea alimentar a su bebé de una forma segura, bien sea porque está enfermo o ha nacido de forma prematura.

Independientemente de la razón, está claro que el hecho de extraer y almacenar la leche para darla luego al bebé es una medida que tiene varias ventajas. Una de ellas viene a ser que permite a la madre tener mayor cantidad de tiempos de descanso a lo largo de la jornada.

Por otra parte, esta medida permite aliviar la sensación de pesadez o dolor de los senos que suele ocurrir a consecuencia de la acumulación de leche. Además, estimula la producción de la misma, lo cual vendá a ser un gran beneficio para el bebé.

Extraer la leche materna es una práctica más sencilla de lo que piensan la mayoría de las personas. Con un poco de práctica, todas las madres en periodo de lactancia pueden lograr hacerlo de manera rápida y sin ningún tipo de complicación.

1. Extracción manual

Para realizar la extracción manual de leche materna, lo primero que se debe hacer es lavarse las manos con agua y jabón para reducir al mínimo los riesgos de infección por una manipulación inadecuada de las mamas. No se necesita ninguna herramienta y la gran ventaja que ofrece es que alivia en gran medida las molestias y el dolor, al ‘descomprimir’ los pechos.

Es importante que la madre se coloque en una postura cómoda y tenga cerca un recipiente limpio a la mano (en una mesa o directamente sobre el regazo, justo debajo de las mamas). A continuación, debe proceder a masajear las mamas con ambas manos. Dicho masaje debe realizarse de la siguiente manera:

  • Se coloca el pulgar en la parte superior de la mama. El dedo índice debe quedar debajo de la areola, mientras se apoya la mama en la mano.
  • Luego se ”empuja” la mama hacia la caja torácica con suavidad.
  • Una vez hecho esto, se deben girar lentamente los dedos y el pulgar hacia el pezón, realizando una ligera presión.
  • Se repiten todos los pasos de forma pausada, para seguir liberando presión.
  • Se debe cambiar de mama cuando se vea que la leche deja de salir con rapidez y en menor cantidad.
  • En caso de que la leche no salga, se deberá colocar el pulgar más o menos cerca del pezón. 

Ten en cuenta que las primeras veces, es posible que solo se extraigan unas pocas gotas. No obstante, con el tiempo esta práctica resultará muy beneficiosa. 

Extraer la leche materna permitirá mantener una buena producción de este líquido tan valioso para el desarrollo sano del bebé.

2. Extracción con extractor de leche manual o eléctrico

La segunda forma más fácil y rápida de extraer la leche materna consiste en utilizar un extractor manual o eléctrico. La elección del instrumento dependerá de las preferencias de cada madre, así como de la frecuencia con la que planea usarlo.

En el caso de aquellas madres que disponen de poco tiempo y necesitan encontrar un horario para extraer la leche es aconsejable comprar un extractor eléctrico. Para usarlo hay que colocar la ventosa sobre la mama y encender la bomba. Una vez colocado, hay que esperar a que haga su trabajo y vierta la leche en un recipiente o biberón esterilizado previamente.

A tener en cuenta

Una vez que se extrae la leche materna, debe conservarse en el refrigerador.

Si se trata de extraer la leche, de vez en cuando, para que la pareja o un familiar pueda alimentar al bebé durante tu ausencia, un extractor de leche manual es lo más indicado. El costo de este tipo de extractores suele ser muy asequible.

Hay que señalar que este tipo de herramientas también tienen una ventosa, pero la leche se saca a través de un mecanismo de presión y no un motor eléctrico. Para hacerlo necesitarás tiempo y paciencia, porque se necesitan entre 15 y 45 minutos para extraer la leche de ambas mamas.

Una vez extraída de cualquiera de las formas mencionadas, deberás guardar y conservar la leche materna de inmediato en recipientes esterilizados. A estos recipientes deberás colocarles una etiqueta en donde indiques la cantidad de líquido y la fecha de la extracción.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/2-formas-de-extraer-la-leche-materna/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: