¿Cuál es la mejor hora para que los niños estudien?

Seis pasos para estudiar mejor

¿Cuál es la mejor hora para que los niños estudien?

  • Tamaño de texto más grande

¿Cómo aprendiste a montar en bici? Probablemente alguien te dio algunos consejos y luego tú practicaste mucho. Puedes aprender a estudiar de una forma muy parecida. Nadie nace sabiendo estudiar. Necesitas aprender unas pocas técnicas de estudios y luego ponerlas en práctica para desarrollar buenos hábitos de estudio.

¿De qué te servirán las técnicas de estudio? Te facilitarán los aprendizajes académicos y te ayudarán a obtener mejores resultados en los exámenes, sobre todo cuando empieces la secundaria.

He aquí seis pasos para estudiar mejor:

  1. Presta atención en clase.
  2. Toma buenos apuntes.
  3. Planifica con antelación los exámenes y trabajos escolares.
  4. Divide la materia en cachitos. (Si tienes mucho material que aprender, divídelo en bloques más asequibles.)
  5. Pide ayuda si te bloqueas o estancas.
  6. ¡Duerme bien por las noches!

1. Presta atención: los buenos hábitos de estudio empiezan en la clase

He aquí algo que probablemente te sorprenderá: ¿sabías que antes de que te pongas a estudiar ya has empezado a hacerlo? ¿Cómo es posible? Cuando prestas atención en clase y tomas buenos apuntes, estás empezando el proceso de aprendizaje y estudio.

¿Te cuesta prestar atención en clase? ¿Te sientas cerca de una persona que habla mucho o es muy ruidosa? ¿No ves bien la pizarra? Asegúrate de sentarte en un buen sitio para poder prestar atención. Si hay algo que te impide prestar atención o tomar buenos apuntes en clase, coméntaselo al profesor o a tus padres.

2. Los buenos apuntes facilitan el estudio

¿No sabes tomar apuntes? Empieza anotando la información que explique o escriba en la pizarra tu profesor durante la clase. Intenta hacer buena letra para que después entiendas tus apuntes. También es una buena idea tener los apuntes, exámenes, pruebas sorpresa y documentos de trabajo ordenados por asignaturas.

3. Si planificas el estudio con antelación, luego te alegrarás de haberlo hecho

Esperar al jueves por la tarde para estudiar el examen del viernes te obligará a hincar los codos durante toda la noche, ¡lo que no tiene nada de divertido! Además difícilmente darás lo máximo de ti mismo si no pegas ojo en toda la noche. Todos posponemos cosas de vez en cuando. Una de las mejores formas de asegurarte de que eso no te pasa a ti es planificando el tiempo de estudio con antelación.

Pide un calendario que sea guay (uno que te guste y que puedas tener cerca de tu escritorio o lugar de estudio) y anota las fechas de entrega de los trabajos escolares y de los exámenes.

Luego planifica cuánto tiempo dedicarás cada día a estudiar cuando salgas del colegio o instituto y cuánto tiempo dedicaras a cada asignatura.

¿Las clases y actividades extraescolares hacen que te resulte difícil encontrar tiempo para estudiar? Pide a tu madre o padre que te ayuden a diseñar un horario para organizarte el tiempo.

4. ¡Divídelo en cachitos!

Cuando tengas que estudiar mucho material, te ayudará dividirlo en cachitos. Supongamos que tienes una prueba de ortografía sobre 20 palabras. En vez de pensar en todas las palabras a la vez, intenta dividir el trabajo en bloques de cinco palabras y estúdiate uno o dos bloques cada día.

No te preocupes si no te acuerdas de algo que has estudiado primero. Ahí es donde entra en juego la práctica. Cuanto más días dediques a repasar algo, más probabilidades habrá de que se te grabe en la memoria.

También hay algunos truquillos, como las reglas nemotécnicas, que ayudan a recordar cosas. Por ejemplo, si tienes que memorizar una lista, construye una frase o palabra con la primera letra de cada elemento de la lista.

Supón que te tienes que aprender los ocho planetas del sistema solar ordenados en función de la distancia que los separa del sol.

La frase “Marta Vio a Tu Madre Jalando Sola Una Noche” puede ayudarte a recordar “Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno”. Tu profesor también puede darte ideas.

Otra forma de dividir el material en bloques es estudiando regularmente en vez de dejarlo todo para el último día. La tarde previa al examen puedes dedicarla a repasar los apuntes o a releer los temas. O, si estás estudiando matemáticas o ciencias, puedes hacer problemas para practicar.

¿Cuánto tiempo seguido puedes estudiar cada tarde? Tu profesor puede ayudarte a saberlo. La mayoría de los cerebros solo pueden concentrarse atentamente en algo durante unos 45 minutos.

O sea que, si ya llevas un buen rato estudiando y notas que te empieza a costar mantener la atención, prueba a hacer una pausa yendo a buscar un vaso de agua o dándote una vuelta por tu casa ¡Pero no caigas en la tentación de poner la tele y/o dejar de estudiar!

5. Si estás estancado, pide ayuda

No se puede estudiar bien cuando uno no entiende la materia. Asegúrate de pedir ayuda a tu profesor si hay algo que no acabas de entender. Puedes intentar salir del bache releyendo tus apuntes.

¿Te aclaran algo? En caso negativo, pídele al profesor que te lo vuelva a explicar o que reviséis juntos tus apuntes.

Si te estancas mientras estudias en casa, tal vez tu madre o tu padre puedan echarte una mano.

6. ¡Duerme a pierna suelta!

El examen es mañana.

Tú has seguido tu plan de estudio y has aplicado las técnicas que te hemos explicado pero, de repente, tienes la sensación de que no te acuerdas de nada, ¡ni siquiera de cuánto son 2+2! ¡No te dejes dominar por los nervios! Tu cerebro necesita tiempo para asimilar toda la información que ha incorporado. Intenta dormir bien por la noche y mañana te sorprenderá lo bien que te sabes la materia.

Revisado por: KidsHealth Medical Experts

Источник: https://kidshealth.org/es/kids/studying-esp.html

La mejor hora para estudiar: el horario en el que rendirás al máximo

¿Cuál es la mejor hora para que los niños estudien?

Pasar largas horas estudiando para un examen no es algo que a todo el mundo le encante. Si quieres dedicar menos tiempo a esta tarea, es importante que lo hagas en el momento en el que vayas a tener el mayor rendimiento posible. Hoy te contamos cuál es la mejor hora para estudiar. ¡Deja de perder el tiempo!

Por qué buscar la mejor hora para estudiar

Conforme avances en tu vida escolar verás que cada vez necesitas más tiempo para preparar bien un examen. No es lo mismo estudiar una materia de la escuela, que una de la preparatoria o bachillerato. Y por supuesto, nada que ver si estás ya en la universidad y tienes una asignatura anual para la cual te debes examinar.

Otro motivo por el que buscar el mejor momento para estudiar es la competitividad. En un mundo donde hay cada vez más competencia para acceder a un puesto de trabajo, necesitas obtener las calificaciones más altas posibles.

Siendo que todos disponéis del mismo tiempo para estudiar, hay que buscar pequeños detalles que te ayuden a aprovecharlo mejor. Como podrás imaginar, una de esas cosas que te pueden dar un plus es elegir bien la hora a la que estudiar.

Pasemos ahora a ver cuáles son las mejores horas del día para estudiar y poder rendir al máximo.

El mejor horario para estudiar

Si preguntas a tus compañeros acerca de qué momento es mejor para estudiar, cada uno te responderá algo diferente. Hay quien piensa que es bueno madrugar para aprovechar mejor el día. Sin embargo, otros consideran mejor opción la noche, ya que están más tranquilos y tienen menos distracciones.

Lo que está claro y es innegable es que al despertarnos estamos llenos de energía y al avanzar el día nos vamos cansando. Esto hace que sea temprano en la mañana cuando nuestro índice de productividad sea más alto. Obviamente, esto se cumple solo si hemos dormido como toca. De lo contrario, estaremos arrastrando el sueño y nos costará más despegar.

Ahora bien, aunque los datos apunten favorablemente a que debemos hincar los codos por la mañana, no podemos asegurar que sea lo mejor para el 100% de los estudiantes. Hay muchas circunstancias y factores que pueden actuar a favor o en contra. Aquí te enumeramos algunos de ellos para que los tengas en cuenta a la hora de decidir cuál es el mejor horario para estudiar en tu situación:

Ventajas de estudiar de día

  • Especialmente por la mañana, es el momento en el que gozas de más energía.
  • Tu reloj biológico no se volverá loco ya que seguirás manteniendo tus horas de sueño inalteradas.
  • Disfrutarás de luz natural, lo cual beneficia a tu vista y tu concentración.
  • En caso de que te surjan dudas, es posible que puedas asistir a una tutoría de tu profesor o mandarle un correo electrónico y que conteste antes.
  • Siguiendo en la línea del anterior punto, también podrás llamar o contactar con otros compañeros, los cuales estarán despiertos.
  • Estudios científicos revelan que esta opción es la más aconsejable. Más abajo hablo de este asunto en detalle.

Ventajas de estudiar de noche

  • Como estarán durmiendo, tanto tus amigos como familiares te distraerán menos por teléfono, mensajería instantánea o redes sociales.
  • Muchas bibliotecas abren las 24 horas del día durante el periodo de exámenes. Por la noche las encontrarás más tranquilas.
  • Como ya habrás realizado todos los quehaceres del día, tendrás menos preocupaciones y podrás concentrarte mejor.
  • Al parecer, el estudiar de noche te ayudará a ver las cosas de manera diferente. Esto aumentará tu capacidad creativa y a aproximarte con un punto de vista distinto a los conceptos que estás estudiando.
  • Si no tienes un lugar propio en tu casa donde poder estudiar, puedes aprovecharte de la noche para hacerlo en el salón mientras todos duermen.
  • Al estudiar y dormir poco tiempo después harás que tus conocimientos se afiancen en la memoria a largo plazo.

Como puedes ver, cuando alguien busca la mejor hora para estudiar, se pueden encontrar argumentos favorables para cualquier horario. En tu caso, debes analizar qué circunstancias te rodean para poder concluir qué opción te conviene más.

Creado por Freepik

Qué hora es la mejor para estudiar según la ciencia

Hemos visto algunas valoraciones basadas en lo que piensan muchos estudiantes sobre cuándo es mejor estudiar. Ahora bien, no debemos pasar por alto lo que dicen los expertos en la materia. Analicemos algunos datos:

Si navegamos un poco podemos encontrar opiniones de gente reputada como Javier Taborda, que pertenece al Departamento de Estudios Educativos, Universidad de Caldas.

Este señor afirma que el mejor momento para estudiar se encuentra entre las 7 u 8 de la mañana y el mediodía.

El razonamiento que utiliza es que si lo hacemos más tarde, sobre todo en lugares de clima cálido, la temperatura puede afectar negativamente a tu rendimiento. Además, después de comer, es posible que sientas somnolencia.

En la misma línea pero no coincidiendo exactamente en el horario, encontramos un estudio realizado por la Universidad de Nevada que fue publicado en el año 2017. En él podemos leer que la mejor hora para estudiar comienza a las 11 de la mañana y se prolonga hasta las 9:30 de la noche.

Consejos para estudiar de noche

Como habrás podido observar, todo apunta a que la mejor hora para estudiar es por la mañana. No obstante, si tuvieras que hacerlo de noche, aquí te van algunos consejos:

  • Duerme suficiente. Que no duermas por la noche todo lo que debieras, no quiere decir que no tengas que recuperar ese tiempo. Hazlo cuando acabes de estudiar para así poder afianzar mejor esa información en tu memoria.
  • Ponte una hora límite. Estudiar por la noche no significa que tengas que hacerlo hasta el amanecer. Ponte un horario razonable y estudia mientras seas capaz de seguir aprendiendo. Si sientes que no avanzas, tal vez sea mejor que te vayas a dormir.
  • Ilumina bien la zona de estudio. Uno de los mayores problemas que tendrás es la ausencia del Sol. Ilumina bien el lugar donde te encuentres para que no fuerces la vista y te canses antes.
  • Haz descansos. al igual que harías si fuera de día, realiza pausas cada cierto tiempo. Levántate, camina un poco y bebe agua para hidratarte.
  • Busca compañeros como tú. Si te es posible, averigua qué compañeros van a estudiar también por la noche. De esta manera sabrás a quién preguntar en caso de que te haga falta.

Mi opinión como estudiante

Ha llegado el momento de que te cuente mis vivencias como estudiante relacionadas con este tema. A lo largo de los muchos años en los que tuve que prepararme para los exámenes, me tocó enfrentarme a diversas situaciones.

En algunas ocasiones me preparé con mucho tiempo, pudiendo estudiar de día y sin que se viera afectada mi rutina. Otras veces, se me juntaron varios exámenes y me vi en la obligación de estudiar a todas horas. Si bien es cierto que llegué a aprobar tanto hincando codos por la mañana como por la tarde y la noche, si noté diferencias.

Personalmente te recomendaría que te ciñeras lo máximo posible a la ya mencionada mejor hora para estudiar. Comienza con decisión por la mañana, tras haber dormido tus 8 horas y tomar un desayuno apropiado. Tal vez te interese echarle un vistazo a este artículo sobre alimentos para estudiar y sacar mejores calificaciones. Seguro que así aclaras tus dudas.

En el caso de que decidas estudiar por la tarde o solamente puedas hacerlo en ese periodo de tiempo, sí te aconsejo que comas ligero para que no sientas pesadez y puedas enterarte mejor de lo que estás leyendo.

Si te da sueño y quieres dormir una siesta, procura que no dure demasiado; unos 15 o 20 minutos te bastarán para recuperar fuerzas.

A veces, yo me dormía dos horas y al levantarme me costaba mucho concentrarme porque seguía adormilado.

En conclusión, salvo si se trata de una situación de extrema necesidad, aprovecha el día todo lo que puedas, especialmente la mañana y duerme por la noche, que para eso está. Y en el caso de que quieras dedicarle mucho tiempo, debes emplear la mayoría por la mañana, una sesión de estudio ligera por la tarde y un breve repaso justo antes de dormir.

¿Cuáles son para ti las mejores horas para estudiar?

Tanto si estás de acuerdo conmigo, como si piensas diferente, me gustaría saber tu opinión sobre cuál es la mejor hora para estudiar. Estoy seguro de que tienes algo interesante que contar. Déjame un comentario aquí abajo para que todos puedan beneficiarse de tu experiencia personal.

Источник: https://www.elegircarrera.net/blog/mejor-hora-para-estudiar/

¿Cuánto tiempo deben dedicar los niños a estudiar?

¿Cuál es la mejor hora para que los niños estudien?

El tiempo de dedicación al estudio irá aumentando progresivamente y dependerá de cuánto tiempo hace que se ha empezado a instaurar el hábito de estudio y de la dificultad de la tarea a realizar. 

El tiempo de estudio deberá adaptarse al nivel madurativo de nuestro hijo/a pero siempre nos surge la duda de la cantidad… ¿gran parte de la tarde?, ¿solamente una hora?, ¿media…?

Si tomamos como punto de referencia la dificultad de la tarea, evidentemente no es igual cuando el niño acaba de empezar la Educación Primaria que cuando se encuentra en etapas posteriores.

Por tanto, podemos flexibilizar e incrementarl el tiempo de estudio en casa puntualmente de acuerdo a las características de las tareas a realizar en cada momento.

Al principio, lo más importante es que el niño entienda la importancia del entorno familiar en la educación, y que interiorice que en casa también se estudia.

A partir de los seis o siete años la educación se va formalizando y los aprendizajes se hacen más concretos; es en este momento cuando necesariamente hay que marcar un tiempo aproximado de trabajo diario.

Es conveniente empezar por 10 ó 15 minutos para que el niño pequeño se vaya acostumbrando a sentarse a trabajar, posteriormente, iremos aumentándolo progresivamente hasta llegar a unos 60 minutos al final de la Educación Primaria.

En estas etapas es fundamental el desarrollo de la Atención Sostenida, de los niveles de concentración y cada niño es diferente en estos aspectos. Por tanto, los tiempos son orientativos y dependerán tanto de la capacidad de aguante del niño, como de su capacidad para el estudio.

¿Qué elementos afectan a la hora de estudiar?

  • El estado emocional: Durante el tiempo de estudio, la mente debe de estar «limpia y clara», sin interferencias. Si el niño se encuentra inestable emocionalmente será muy difícil la concentración.
  • La motivación: El desarrollo de una motivación intrínseca es fundamental. El niño disfruta y desea dedicarse a aprender. El objetivo de aprobar puede convertirse en un reto… No obstante, a veces la fuerza viene de fuera y prometemos ciertos regalos por aprobar…

    A medida que nuestros hijos vayan avanzando en edad la motivación partirá de sí mismos.

  • La complejidad de la tarea: La memoria es una de las capacidades más importantes que poseemos pero cuidado con aprender contenidos y conceptos sin entender y únicamente de memoria…

    A veces se hace necesario emplear más tiempo para comprender una tarea compleja y flexibilizar la situación. 

Tiempo de estudio en casa: algunos consejos

  1. Tener un lugar donde estudiar con un ambiente adecuado iluminación, disposición del mobiliario, temperatura…
  2. Comenzar el hábito del estudio desde la Educación Primaria para que lleguen a Secundaria con este hábito ya adquirido.

  3. Estar con ellos hasta que adquieran el hábito de hacerlo solos, pero no se trata de hacerles los trabajos, sino de orientarles para que ellos den las respuestas correctas.
  4. Realizar un plan de trabajo realista, idóneo, sencillo, flexible y práctico. 

Una reflexión de nosotros padres y madres para nuestros hijos/as… 

«Para estudiar con éxito debes activar tu mente, aprender y comprender los aprendizajes con actitud positiva y, mediante unas técnicas apropiadas, adquirir buenos hábitos de trabajo.

Nos encontramos en un mundo cada vez más complejo, en pleno desarrollo cultural, científico y tecnológico, por lo que la preparación de los niños debe ser desde el principio cada vez más sólida y eficaz. Nosotros,  los padres, nos dedicaremos no solamente a aumentar los conocimientos de nuestros hijos, sino a mejorar sus aprendizajes, es decir, les enseñaremos a aprender a aprender.

Saber estudiar supone, por tanto, el dominio de unas estrategias, hábitos y habilidades. Cuanto mejor esté organizado el tiempo de estudio, menos esfuerzo exigirá al chico y mejores resultados obtendrá este.

La voluntad («querer estudiar») y el interés son dos factores que ayudarán a la asimilación de los aprendizajes, pero el éxito final dependerá de la actitud positiva hacia el estudio y del grado de motivación para abordar las tareas.

Tener bien organizada la cabeza implica estudiar correctamente y convertirse en un «estudiante estratégico». El estudiante estratégico estudia cómo «aprender a aprender», esta es su competencia prioritaria. Así planifica y autorregula su propia forma de estudiar. Nuestros hijos pueden convertirse en estudiantes estratégicos». 

 Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

Источник: https://www.conmishijos.com/educacion/aprendizaje/cuanto-tiempo-deben-dedicar-los-ninos-a-estudiar/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: