¿Cuál es la semana más frecuente en la que se produce el parto?

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

¿Cuál es la semana más frecuente en la que se produce el parto?

El embarazo tiene una duración aproximada de 40 semanas, contadas a partir de la fecha de la última menstruación.

Siempre nos referimos a la fecha del parto como un dato aproximado, estimado o probable, debido a la gran variabilidad que puede constatarse en el término de la gestación en nuestra especie.

 El momento alrededor del cual se estima que tendrá lugar el parto oscila entre las dos semanas anteriores y las dos posteriores a la fecha en la que se alcanzan las 40 semanas

¿Por qué se cuentan dos semanas «de más» en los embarazos?

«¿Por qué mi matrona calcula las semanas según la última regla si sé cuando me quedé embarazada? Por mis cuentas son dos semanas menos respecto a lo que ella me dice (dos semanas más)». Es otra duda frecuente de las embarazadas. Aquí está la explicación:

¿Cómo puedo saber el día de la concepción del bebé?

Si no hay posibilidad de confusión en cuanto al día posible de la concepción, es conveniente que lo comuniques a los profesionales que te atienden al comienzo del embarazo, sobre todo en caso de reglas irregulares.

 Sin embargo, si tus reglas son regulares y cumplen ciertos criterios de fiabilidad para los cálculos de edad gestacional, ese posible día de concepción se sitúa aproximadamente dos semanas después de la última regla.

 

La fecha de tu última regla o FUR es clave

Si estás buscando un embarazo, es importante que anotes cada mes la fecha en que comienzan tus reglas, pues se tomará ese dato como referencia para calcular el tiempo de embarazo (edad gestacional) y la posible fecha del parto.  Los cálculos se hacen a partir de esa fecha aunque en realidad en ese momento aun no estás embarazada.

La fecundación, y, por tanto, el inicio de la gestación tiene lugar alrededor de la ovulación (periodo de máxima fertilidad de tu ciclo menstrual) que ocurre unas dos semanas después de la regla en ciclos de duración mensual.

Para averiguarlo, puedes consultar nuestra calculadora de la ovulación.

  En caso de ciclos cortos, la ovulación se adelanta, es decir, tiene lugar unos días antes de la mitad del ciclo; en caso de ciclos largos, se retrasa, y es necesario recurrir a otros métodos o hacer ajustes a la fecha real de tu regla para obtener resultados fiables en cuanto a tiempo de embarazo o fecha del parto.

Si ya tienes una test de gestación positivo pero quieres saber de cuántas semanas estás embarazada, coge lápiz y papel y toma buena nota:

¿Por qué se toma como referencia la última regla?

El motivo por el cual se toma como referencia la fecha de última regla (o FUR) es que se trata del único dato objetivo con que contamos en el primer trimestre de embarazo, ya que, salvo que se conozca el día de la ovulación o el único día posible de la concepción, no hay otra forma de precisar las semanas hasta que no se realice una ecografía.

En todas las mujeres los cálculos se hacen igual para conocer la edad gestacional, que es el tiempo de embarazo medido en semanas desde la última regla.

  Por tanto, para conocer la fecha probable de parto (FPP) antes de hacer una ecografía, hay que recurrir a la fecha de la última regla; lo verás escrito de forma abreviada en tus informes como FUR, fecha de última regla (o bien FUM, fecha de última menstruación).

A partir del segundo trimestre, hay más formas de estimar las semanas de embarazo (según el tamaño del útero, auscultación de latido cardíaco del feto…), pero en el primer trimestre sólo es posible mediante ecografía, por los cálculos efectuados según la regla o por datos concretos sobre ovulación o posible concepción. 

¿De cuántas semanas estoy embarazada realmente?

«Sé que mi fecha de última regla fue el día 10 de abril pero después de hacerme la primera ecografía me han anotado otro día… ¿por qué, si no es cierto?». Se trata de una consulta real que vamos a intentar explicar con unos ejemplos.

Mediante la ecografía que se realiza aproximadamente en la semana 12 del primer trimestre, puede conocerse con exactitud el tiempo de embarazo, pues el crecimiento fetal es similar hasta ese momento.

A partir de ahí, ya intervienen otros factores en su desarrollo (genéticos, diabetes gestacional…) y la concordancia entre semanas de embarazo y tamaño fetal ya no es posible de forma tan precisa.

  Si tus ciclos son regulares, y tus últimas reglas cumplen ciertos criterios que tendrá en cuenta el profesional que te atienda, los cálculos serán bastante aproximados.

¿Y si no sé mi fecha de última regla o soy muy irregular?

En mujeres con ciclos extremadamente irregulares o cuando la fecha de última regla es desconocida, se sigue el mismo procedimiento para calcular una fecha de referencia. De esta manera se obtiene un dato sencillo y estándar para hacer los cálculos posteriores sobre el tiempo de embarazo.

A partir de entonces, la fecha de última regla calculada se empleará como dato base para determinar la edad gestacional más fácilmente.

  Esto es debido a que en todas las mujeres se utiliza el mismo método para hacer los cálculos bajo las mismas premisas.

Aunque cambies de lugar de residencia o el profesional que te atiende, no habrá confusión, porque todos calcularán bajo el mismo método: última regla real o estimada en función del tamaño fetal medido por una ecografía

 ¿Influyen en el embarazo los ciclos largos o cortos?

El ciclo menstrual es el periodo entre dos reglas consecutivas (comienza el primer día de la regla y finaliza el día anterior a la siguiente). Se consideran regulares cuando la menstruación tiene lugar a intervalos más o menos fijos de tiempo: cada 32 días, cada 27 días…  Los días alrededor de la ovulación son los más fértiles, y cuando tiene lugar el comienzo del embarazo.

¿Sabías que tus ciclos pueden durar entre 21 y 35 días?

Aun cuando es común pensar que los ciclos «normales» son de 28 días, la realidad es que suelen tener una duración variable que oscila entre 21 y 35 días.

  La segunda parte del ciclo, la que sucede tras la ovulación, suele tener una duración más constante que la primera: alrededor de 2 semanas. Es decir, la regla ocurre aproximadamente 12-16 días después de la ovulación.

La primera parte del ciclo, de duración más incierta, es la que explica que algunas mujeres tengan ciclos largos o cortos.

Si tienes ciclos cortos y regulares..

Tomando como referencia la última regla, debes tener en cuenta que la ovulación no tiene lugar a mitad del ciclo, sino antes. Por ejemplo, en un ciclo de 21 días, y teniendo en cuenta que la segunda parte es más o menos constante (unas dos semanas), la ovulación ocurriría en torno al séptimo día.

Si tienes ciclos largos y regulares..

Tomando igualmente como referencia la última regla, la ovulación ocurre más allá de la mitad del ciclo. En un ciclo de 40 días, en torno al día 26. En estos ambos casos la estimación de la edad gestacional debe tener en cuenta la duración de los ciclos. Por ello, en la primera consulta de embarazo, te preguntarán cómo son.

¿Y si los ciclos son irregulares?

Cuando tus reglas ocurren a intervalos diferentes, la última menstruación no es un dato fiable en que basar las aproximaciones sobre la edad gestacional y la fecha probable del parto.

Observarás que al hablar de los ciclos, momento de la ovulación, periodo fértil, etcétera, empleamos palabras tales como «aproximado», «variabilidad»… Esto es debido a que hay un margen que se considera normal en el cual se encuentran la mayor parte de mujeres sanas.

  La calculadora de ovulación te ayudará a calcular la fase más fértil de tu ciclo, siempre que éste sea regular, aunque se considere corto o largo. 

¿Por qué se calcula el embarazo en semanas?

Los profesionales que te atienden durante el embarazo hablan siempre de semanas, y no de meses, porque es mucho más exacto para localizar los eventos importantes del embarazo, las principales pruebas diagnósticas… En todos los informes lo verás expresado mediante la fórmula: semanas+días

De modo que 7+6 significa que llevas 7 semanas y 6 días de embarazo, siempre contadas desde la última regla. El día siguiente -cuando se suman 7 días- comienza una nueva semana, en este caso la semana 8+0 días, semana 8 para simplificar. Esto es lo que se denomina edad gestacional: tiempo del embarazo medido a partir de la última regla. 

Para interpretar esos datos en meses es conveniente tener en cuenta lo siguiente: cuando se hacen cálculos rápidos sobre el momento del embarazo, normalmente, para hacer más sencilla la operación, todos tendemos a pensar en meses de cuatro semanas. Es frecuente hacer la aproximación siguiente: «Si estoy de 12 semanas… entonces ya son tres meses». Así no salen las cuentas. En la semana 36 ya estaríamos de nueve meses y hemos dicho que el embarazo son ¡40 «semanas!

¿Cómo puedo saber cuándo será el parto? Usa la regla de Naegele

Puedes recurrir a la rueda del embarazo o gestograma o aplicar una sencilla fórmula conocida como Regla de Naegele, para la que es necesario conocer el día en que comenzó tu última menstruación. Se calcula de la siguiente forma:

Pongamos un ejemplo para que puedas comprenderlo mejor:  Si tu última menstruación fue el 1 de abril, le sumamos siete días (8 de abril) y le restamos tres meses (es decir, nos vamos a la misma fecha tres meses atrás). Tenemos como resultado el 8 de enero, que es tu fecha probable de parto. Puedes comprobar que coincide con el cálculo en la rueda de embarazo, aunque quizá haya algún día de diferencia entre ambos métodos.

Artículos Relacionados Calculadoras del embarazo Para utilizar esta rueda del embarazo o gestograma, introduce la fecha de la última regla (FUR) y haz clic sobre el botón que calculará tu fecha probable de parto y tus semanas de embarazo actuales. Además, nuestra rueda del embarazo te informa de las ecografías, analíticas y otras pruebas… Calculadoras del embarazo Cómo calcular tu peso ideal en tu embarazo Mediante esta calculadora del peso ideal en el embarazo es posible controlar el aumento de peso en cada semana de gestación y compararlo con el rango de peso considerado como saludable para ese periodo. No olvides que es imprescindible llevar una… Has llegado a la semana 17 de embarazo y tu bebé sigue su desarrollo: su cuerpo está recubierto de grasa, se mueve con fuerza dentro del útero. La embarazada puede notar dolor en el abdomen a medida que el útero crece. La dieta materna es muy importante para el correcto desarrollo fetal…. En la semana 16 en embarazo se producen muchos cambios en el bebé, que va adquiriendo un aspecto más humano: cejas, uñas, dedos de manos y pies, desarrollo de las extremidades… La embarazada de 16 semanas puede notar los primeros signos del bebé dentro del útero en forma de aleteo…

Источник: https://www.natalben.com/semana-a-semana/cuantas-semanas-dura-un-embarazo

Semanas de embarazo (SE) 41 y 42

¿Cuál es la semana más frecuente en la que se produce el parto?

A principios de la SE 41, el bebé ya está preparado para sobrevivir fuera del seno materno y ya ha dejado de ser considerado prematuro desde finales de la semana 37. El tiempo restante en el vientre lo utilizará para seguir creciendo. Ahora mide unos 52 centímetros de pies a cabeza y pesa entre 3600 y 3800 gramos, lo que lo convierte en las SE 41 y 42 en un pequeño peso pesado.

Consejo:
El médico y la comadrona querrán veros ahora cada dos días.

Para juzgar si el bebé puede seguir demorándose, su situación de abastecimiento es decisiva. El líquido amniótico es vital para el bebé, pero la cantidad disminuye lentamente en esta fase del embarazo. Además, a partir de la SE 41 la placenta puede envejecer y calcificarse, de manera que el abastecimiento de oxígeno y nutrientes rebasa un límite crítico en algún momento.

Si el médico descubre que hay un déficit de abastecimiento en uno de los exámenes, normalmente inducirá el parto directamente o terminará el embarazo con una cesárea.

También si el bebé es considerablemente más alto y pesado o bastante más pequeño en comparación con otros bebés antes de la SE 42, ya no se espera al parto natural y la recomendación médica en ambos casos suele ser practicar una cesárea.

No obstante, es mucho más probable que tenga lugar un parto natural a lo largo de la SE 41 o a principios de la siguiente.

Una tesis médica habitual parte de la idea de que el proceso del parto empieza por sí solo cuando el metabolismo de la embarazada alcanza su límite energético y ya no puede facilitar al bebé la cantidad de calorías que necesita para su desarrollo.

Este tiempo de espera podría ser incluso positivo para la vida posterior del bebé; nuevos estudios apuntan que los bebés que nacen muy maduros tienen una ventaja evolutiva respecto a sus coetáneos hasta alcanzar la edad escolar.

La madre: la última etapa de descanso antes del parto

Para la madre, la espera puede convertirse en un verdadero suplicio.

La bolsa para el hospital está lista y no solo los padres, sino también los familiares y amigos esperan impacientes a que el recién nacido muestre por fin su intención de llegar al mundo.

Además, el embarazo se hace más agotador y pesado cada semana. No obstante, no te preocupes por tu bebé durante esta fase, ya que el médico reaccionará de inmediato ante cualquier problema que se presente.

Consejo:
Concedeos tiempo y relax para disfrutar de la vida en pareja.

No perdáis la calma, ya que el embarazo no durará para siempre. Aprovecha el tiempo para recobrar fuerzas antes de los esfuerzos del parto y del inicio de la vida con tu bebé.

Una alimentación saludable, horas de sueño y momentos de descanso suficientes, y una gimnasia ligera para embarazadas o natación son elementos esenciales para prepararte para el parto. También sería ideal que tu pareja y tú disfrutarais de algunas horas para relajaros juntos.

«Cargar las pilas» es algo que ahora cuenta con un componente muy práctico: si ya estás muy cansada antes del parto, tu cuerpo probablemente no disponga de suficiente fuerza para provocar las contracciones e impulsar el parto.

Tampoco hay mucho que puedas hacer para poner en marcha el parto. Pasear, subir escaleras y darse un baño caliente son actividades que favorecen la aparición de las contracciones, pero solo si el bebé está preparado para el parto.

Además, las comadronas experimentadas recomiendan una manera muy agradable de provocarlas: con el sexo llegan prostaglandinas naturales (hormonas de dilatación) junto con el esperma a la vagina y al orificio uterino.

El bebé no puede sufrir ningún daño y no existe ninguna razón médica que prohíba las caricias y el sexo hasta la aparición de las primeras contracciones.

Inducción al parto y fomento de las contracciones

Hacia finales de la SE 42 como muy tarde, las comadronas y los médicos empiezan con la inducción activa del parto, que se puede realizar tanto con métodos naturistas como con intervenciones médicas.

Importante: Los procedimientos naturistas para provocar las contracciones no deben aplicarse bajo ninguna circunstancia sin la supervisión de un médico. Normalmente se llevan a cabo en la clínica o en el hospital. La comadrona podría intentar primero ver cómo reaccionas a una aromaterapia con diferentes aceites etéreos o hierbas.

Otros métodos para provocar las contracciones son las lavativas, la estimulación de los pezones y los remedios homeopáticos.

La eficacia de lo que se conoce como «cóctel de contracciones» reside principalmente en el efecto laxante del ricino y puede provocar contracciones espontáneas muy intensas, pero no es del todo inofensivo para la madre y el bebé si el orificio uterino aún no se ha dilatado.

Si los métodos naturistas para inducir el parto no funcionan o ya no queda tiempo, las comadronas y los médicos disponen de otros procedimientos:

  • Apertura artificial del saco amniótico, que hoy en día se realiza poco
  • Desprendimiento manual de las membranas, es decir, la separación del saco amniótico y el cuello del útero
  • Administración de prostaglandinas artificiales por la vagina
  • Administración de oxitocina (Syntocinon), el suero de las contracciones

Antes de inducir el parto de manera artificial, habla con el médico para ver qué métodos son más prometedores, cuáles prefieres y qué analgésicos quieres que te den. En caso de que la inducción artificial del parto fracase, el obstetra decidirá si vale la pena volver a intentarlo (quizá con un método más fuerte) o si es mejor realizar una cesárea.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semanas-de-embarazo-se-41-y-42.html

¿Cuál es la semana más frecuente en la que se produce el parto?

¿Cuál es la semana más frecuente en la que se produce el parto?

Todos sabemos que muy pocos bebés (solo un 4%) nacen en la fecha de parto estimada ya que, al fin y al cabo, es solo una fecha probable de parto que se calcula teniendo en cuenta el primer día de la última regla y la edad gestacional del bebé según las ecografías pero hay muchos factores que pueden interferir en el momento del parto.

Índice

¿Cuándo es más probable que se produzca el parto?

Cuando una mujer se queda embarazada, una de las primeras cosas que hace es calcular la fecha probable de parto, es decir, el día en que sale de cuentas y se cumplen las 40 semanas de gestación. Esta fecha se calcula sumando 280 días a la fecha de la última regla.

Después, a lo largo del embarazo, se puede modificar ligeramente el día teniendo en cuenta las medidas del feto que calculan su edad gestacional.

No obstante, esto son solo cálculos aproximados que sirven para hacerse una idea de cuándo debe nacer el bebé, pero solo un 4% de bebés nace en la fecha estimada, mientras que un 70% nace en los 10 días cercanos a esta y un 90% entre la semana 38 y la 42. Es decir, las cuentas no andan desencaminadas, pero rara vez atinan en el día justo.

Y es que el embarazo no es una ciencia exacta.

Desde la semana 37 se considera que un bebé está a término y puede nacer, pero también se considera normal que lo haga en la semana 42, ¡hasta 5 semanas de diferencia! Sin contar partos pretérminos o aquellos embarazos en los que hay problemas, son muchos los factores que pueden hacer que un bebé nazca antes o después pasada la semana 37: el tamaño del mismo, la colocación, el estado de la placenta, la actividad diaria de la madre, etc. También influye si la mamá es primeriza o no ya que un 70% de las primerizas tienen a su hijo pasada la semana 40.

Asimismo, es casi imposible saber el momento justo de la concepción, por lo que siempre puede haber uno o dos días de margen de error. Así lo confirma un recientes estudio publicado en la revista Human Reproduction, “La duración del embarazo humano y los factores que influyen en su variación natural” (Length of human pregnancy and contributors to its natural variation), que concluye que las fechas de parto entre gestaciones naturales pueden variar hasta en 37 días, es decir un poco más de 5 semanas.  Es curioso cómo incluso teniendo en cuenta la fecha de ovulación y el análisis hormonal a la hora de calcular cuánto dura el embarazo y la fecha de parto, la duración entre embarazos varía mucho más de lo que se pensaba hasta ahora. Este estudio, además, añade que el promedio de tiempo entre la ovulación y el nacimiento fue de 268 días (38 semanas y 2 días). Es decir, muchos bebés nacen en torno a la semana 38. Algunos factores que parecen influir en las gestaciones más largas son la edad de la madre, partos tardíos anteriores o el peso materno en el momento del parto. Todo esto nos lleva a la conclusión de que es imposible predecir con exactitud la fecha probable de parto y que los médicos, actualmente, solo pueden dar eso: una fecha probable. Y es que, al fin y al cabo, el parto lo inicia el bebé produciendo ciertas hormonas a medida que alcanza la madurez, por lo que, realmente, él “escoge” su fecha de nacimiento.

¿Ocurre lo mismo si soy primeriza?

En las madres primerizas (70%) se suele dar a luz entre la semana 40 y la 41 del embarazo. Esto quiere decir que si vas a dar a luz y eres primeriza seguramente tu parto se retrase.

Este retraso se debe a que las primerizas necesitan más tiempo para que su cuello del útero se prepare para dar a luz, ya que este no ha sido modificado en partos anteriores. En las primerizas el cuello del útero se va borrando lentamente a la vez que comienza a dilatarse, un proceso que suele durar semanas.

Además, por lo general el parto va a ser más lento que en el caso de una mujer que ya hayan dado a luz y en todas las fases del parto.

En la caso de las primerizas el tiempo estimado de dilatación es de seis a diez horas, y el de expulsión de cuarenta y cinco minutos. En cambio, en las mujeres multíparas, la dilatación suele durar entre tres y cinco horas, y el expulsivo veinte minutos.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden adelantar un parto?

– Las fecundaciones in vitro aumentan la posibilidad de embarazos gemelares, por eso son la causa del 20% de las gestaciones múltiples que terminan antes de la semana 37 del embarazo.

– Según algunos estudios los partos pretérito son hasta tres o cuatro veces más frecuentes en mujeres de raza negra que de raza blanca.

– Hábitos poco saludables: las drogas, el tabaco o las situaciones de estrés pueden hacer que tu parto llegue antes de tiempo.

– Tu edad y peso: es más probable que el parto se adelante su eres muy joven o pasas de los 40 años. Además, también contribuye si la madre tiene bajo peso.

– Complicaciones durante el embarazo: los sangrados, la preeclampsia, el exceso de líquido amniótico, el desprendimiento de la placenta o la rotura de la bolsa también puede provocar que el parto sea prematuro.

¿Calcular fecha de parto? Es muy sencillo, sólo tienes que contar 280 días (40 semanas) desde el primer día tu última regla. El resultado será bastante aproximado y, conforme el embarazo avance, el obstetra la irá ajustando.

Eclampsia

Definición:

Aparición de hipertensión durante el embarazo en una mujer normotensa después de la vigésima semana de gestación.

Síntomas:

Convulsiones. Agitación intensa. Pérdida del conocimiento. Dolencias o dolores musculares. Hinchazón repentina de las manos y la cara. Aumento de peso brusco. Náuseas y vómitos.

Tratamiento:

Una mujer con eclampsia debe ser vigilada continuamente y el parto es la opción de tratamiento en un embarazo de más 28 semanas. Para los embarazos de menos de 24 semanas, se recomienda reposo y para que el feto madure, se trata a la madre con inyecciones de esteroides que ayudan a acelerar la maduración de algunos órganos fetales, incluyendo los pulmones.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/cual-es-la-semana-mas-frecuente-en-la-que-se-produce-el-parto-7705

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: