¿Cuáles son los antojos más raros en el embarazo?

Antojos durante el Embarazo: Lo Que Hacer

¿Cuáles son los antojos más raros en el embarazo?

Cuando piensas en los antojos del embarazo, quizás te imagines comiéndote un bote de aceitunas o asaltando el congelador por la noche para comer helado.

A lo mejor este es tu caso, pero también es posible que tengas unos antojos de embarazo totalmente distintos, ya que cada mujer es única.

Quizás de pronto te repugne algún olor o sabor que hace unos meses te gustaba, pero también cabe la posibilidad de que no tengas ningún antojo.

Los antojos y las aversiones no tienen por qué ser un motivo de preocupación, así que puedes concederte un poco de chocolate o un helado siempre que sea con moderación. Sin embargo, si se te antojan cosas que no sean alimentos (como arcilla o yeso), es importante que vayas al médico. Hoy te explicamos un poco más sobre este síntoma del embarazo tan interesante.

¿Cuál es la causa de los antojos del embarazo?

Los expertos no tienen clara la causa de los irresistibles antojos durante el embarazo, pero se cree que podrían ser un mecanismo que tiene nuestro cuerpo de hacernos saber que en nuestra dieta faltan algunos nutrientes, como la vitamina C, el calcio o el hierro.

Los antojos también pueden deberse a que, durante el embarazo, el cuerpo nos pide sabores más fuertes o necesita más calorías ahora que está alimentándoos a tu bebé y a ti. La aparición de antojos al comienzo del embarazo, durante el primer trimestre, también puede deberse al aumento de los niveles de hormonas del embarazo.

Otra posibilidad es que estés un poco agobiada, cansada o inestable emocionalmente y busques algo de consuelo en tus comidas favoritas.

¿Qué son las aversiones a los alimentos durante el embarazo?

Es posible que, durante el embarazo, de pronto te des cuenta de que no consigues tolerar el sabor o el olor (o ambos) de algunos alimentos, incluso si antes no te molestaban. Algunas aversiones habituales son el café o el pescado.

Existen diversas teorías sobre el motivo por el que aparecen estas aversiones, pero podría deberse simplemente a que estás más sensible a ciertos olores o sabores debido a los cambios hormonales que se están produciendo en tu cuerpo.

Las náuseas también podrían estar relacionadas con algunas aversiones, ya que determinados olores podrían intensificarlas.

¿Cuándo empiezan y acaban los antojos y las aversiones?

Los antojos y las aversiones pueden ser uno de los primeros síntomas del embarazo, pues aparecen en el primer trimestre debido a los cambios hormonales que está experimentando tu cuerpo.

Para muchas mujeres, los antojos y aversiones suelen remitir en el segundo trimestre y, para cuando nazca el bebé, serán agua pasada.

También hay mujeres que no tienen ningún antojo ni aversión durante todo el embarazo.

¿Cuáles son los antojos más habituales?

Seguramente hayas oído bromas y chistes sobre antojos raros durante el embarazo. Aunque seguramente no vayas a echarle azúcar a un filete, es probable que tengas algunos antojos poco frecuentes, especialmente de madrugada. Aunque cada mujer es diferente, estos son algunos de los antojos de embarazo más habituales:

  • Helado
  • Chocolate
  • Huevos
  • Queso
  • Beicon
  • Fruta
  • Manteca de cacahuete
  • Guindillas o alimentos picantes
  • Alimentos encurtidos
  • Limones.

¿Qué debo hacer si tengo antojos durante el embarazo?

Cuando de pronto tengas un antojo, no podrás pensar en otra cosa y tampoco te quedarás satisfecha si buscas un sustituto parecido. Por eso, si tu antojo es razonablemente saludable, no pasa nada si comes un poco.

Es decir, si suspiras por un trocito de chocolate, ¡adelante! A veces lo que pasa no es que se te antoje algo en concreto, sino que no soportas comer ninguna otra cosa.

De hecho, es posible que estar cerca de cualquier otro alimento te produzca náuseas.

Los antojos y las aversiones son una parte normal del embarazo, incluso aunque cada mujer sea totalmente diferente.

A lo mejor sólo piensas en comer salado o quizás no dejes de pensar en dulces, de pronto quieres algo frío y crujiente o te pones a combinar dos alimentos que normalmente no comerías juntos.

Se dice que si tienes antojos dulces vas a tener una niña, mientras que si tienes antojos salados será niño. Por supuesto, esto no tiene ningún fundamento científico. De hecho, nadie sabe la causa de que tengas antojos salados o dulces durante el embarazo.

¿Cuáles fueron los primeros síntomas del embarazo y los antojos que tuviste? ¡Coméntalo con otras mamás o embarazadas!

Antojos de los que hablar con tu médico

Algunas mujeres embarazadas pueden tener antojos de cosas que no son alimentos, como arcilla, detergente, tierra, cenizas, pintura o hielo.

Este fenómeno se conoce como pica y podría significar que tienes algún déficit nutricional.

Si sientes ansias de comer algo que no sean alimentos, habla con tu médico y no caigas en la tentación de comer estas cosas, ya que podrían ser perjudiciales para tu bebé y para ti.

Los antojos son algo normal y a veces incluso pueden resultar divertidos. Seguramente tú misma tengas alguna anécdota que contar al respecto. Si te interesa este tema, puedes seguir leyendo sobre la nutrición durante el embarazo, los alimentos que debes evitar y la ingesta necesaria de proteínas.

No olvides que, siempre y cuando tengas todos los nutrientes que necesitas durante el embarazo, no pasa nada por darte un capricho de vez en cuando. ¡Escucha a tu cuerpo y disfruta de la aventura!

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/embarazo-saludable/articulo/antojos-durante-el-embarazo

¿Cuáles son los antojos más raros en el embarazo?

¿Cuáles son los antojos más raros en el embarazo?

Cada embarazo es distinto: el peso, la sensación, la actividad del bebé… y, cómo no, los antojos. Muchas mujeres tienen antojos en esta etapa, muchas veces de manera inmediata e inexplicable. Unos son más normales, como algún tipo de galleta o pastel, pero hay otros que nunca te habrías imaginado.

Índice

¿Por qué se producen los antojos en el embarazo?

Durante el embarazo vas a tener que realizar ciertos cambios en tu dieta: dejarás de tomar alimentos crudos, no podrás consumir alcohol… Pero también notarás ciertas reacciones de tu cuerpo hacia la comida.

Puede que ese plato que te encantaba, de un día para otro, su olor te produzca náuseas.

O, por el contrario, alimentos que no has consumido en tu vida diaria, por alguna extraña razón, se vuelven imprescindibles en tu nevera.

A estos últimos, se les llama antojos de la embarazada. ¿Y quién no ha oído hablar de ellos?

Todas las personas embarazadas son diferentes, pero, en general, los antojos del embarazo comienzan al final del primer trimestre, tienden a alcanzar su punto máximo en el segundo trimestre y luego tienden a disminuir a medida que termina el tercer trimestre. Las mujeres que deciden dar el pecho también pueden experimentar antojos durante este periodo, además de un mayor apetito. Hay algunas teorías sobre por qué el embarazo hace que nuestro paladar cambie y por qué ciertos alimentos se vuelven de primera necesidad en este momento.

Cambios hormonales: el embarazo es una época de profundos cambios hormonales, especialmente durante el primer trimestre. Las hormonas pueden afectar a la experiencia sensorial de la comida, al sentido del olfato y al estado de ánimo, todo lo cual determina qué tipo de alimentos deseas comer.

Cambios sensoriales: muchas mujeres embarazadas desarrollan especialmente el sentido del olfato, lo que puede condicionar en el tipo de comida que les apetece tomar.

Cambios en las necesidades nutricionales: las mujeres embarazadas tienen una mayor necesidad de nutrientes como calcio y hierro. Por ello, es posible que sientan antojo de alimentos ricos en estos ingredientes.

El problema surge cuando eliges mal la fuente que te va a aportar este nutriente. Si quieres calcio, no es lo mismo comerse una tarrina de helado que un trozo de pescado. Infórmate sobre los nutrientes de los alimentos y acertarás.

Sentimiento de comodidad: muchas embarazadas simplemente anhelan los alimentos que les brindan una sensación de bienestar, como los dulces y los carbohidratos.

También pueden tener antojos de alimentos de la infancia que se asocian con la comodidad y el amor.

Cuando se experimentan náuseas durante el embarazo, es posible que apetezca comer los tipos de alimentos que se toman cuando no nos sentimos bien, como sopitas o pescado blanco a la plancha.

Expectativas culturales: una de las cosas más interesantes sobre los antojos es que la cultura en la que crecimos puede influir en nuestros propios deseos por ciertos alimentos.

Por ejemplo, cuando se trata de los antojos del síndrome premenstrual, las mujeres estadounidenses tienden a desear más el chocolate, mientras que las mujeres en Japón tienden a desear el arroz.

Los mismos tipos de patrones son ciertos cuando se trata de los antojos del embarazo.
 

Los antojos más raros

A la hora de hablar de antojos raros, la lista es infinita, ya que hay tantas mezclas posibles de alimentos como embarazadas.

Algunas embarazadas mezclan sabores dulces y salados poco comunes, como pepinillos con helado, galletas de chocolate con patatas fritas, pasta con lacasitos, puré de patata con sirope de caramelo, mandarina con salsa picante, aguacate con chocolate, anchoas con nata… cualquier combinación, por rara que parezca, puede realizarse.

Otras, optan por añadir salsa de cierto tipo a todas sus comidas, sin reparar en si los sabores  van a ir bien juntos o no: kétchup a la verdura, salsa picante con garbanzos, queso con mostaza…

También es normal ver que muchas embarazas consumen productos “para niños” que quizá habían apartado de su dieta hace muchos años: yogures batidos, gelatinas, cereales de colores… Los aderezos para los snacks también pueden ser de todo tipo: un chorrito de limón al plátano, una cucharada de tomate triturado a una magdalena, un poco de crema de cacao encima de un regaliz, chocolate derretido encima del bacon… Las combinaciones son incontables, y puede que la persona que lo consume hubiera detestado esos sabores hace unos meses, pero por los cambios provocados por el embarazo, ahora le parecen el mayor manjar.

Encuentra el equilibrio

Aunque tengas antojos, tienes que recordar que estás embarazada y que todo lo que tú comas le llega a tu bebé. Es por ello que debes cuidar tu alimentación y hacer ejercicio de manera regular.

Los antojos van a seguir estando allí, y no siempre serán fáciles de controlar, pero ten cuidado con ellos si estos contienen grandes cantidades de azúcar o grasas saturadas.

Intenta “engañar” a tu mente haciendo pequeños cambios, como cambiar chocolate con leche por chocolate negro o, si preparas un bizcocho, en vez de agregarle azúcar prueba a endulzarlo con dátiles o plátano. Son pequeñas acciones que tu cuerpo agradecerá.

Si comes bien y te sientes descansada, tendrás ganas de hacer ejercicio en casa o dar un paseo. Si por el contrario consumes demasiados azúcares, es probable que tu cuerpo no responda de la misma manera.

La clave está en encontrar el equilibrio, disfrutar de la comida sana y de vez en cuando darse un capricho de forma consciente.

Síndrome premenstrual

Definición:

Desorden que se caracteriza por una serie de cambios hormonales que provocan una diversidad de síntomas en la mujer. Estos síntomas pueden presentarse hasta 2 semanas antes de la menstruación. Parece estar en relación con las variaciones en los niveles de estrógenos y progesterona que se producen durante el ciclo menstrual.

Síntomas:

Ocho de cada 10 mujeres presentan molestias tanto físicas como emocionales a causa del síndrome premenstrual al que se le han atribuido más de 150 síntomas diferentes. Los más comunes son: retnción de líquidos, dolor de cabeza, hinchazón de senos, fatiga, distensión abdominal, estreñimiento, acné y aumento de peso.

Tratamiento:

Las fluctuaciones en los valores de estrógenos y de progesterona en la sangre son menos marcadas si se administran anticonceptivos orales combinados, es decir que contienen a la vez estrógenos y progesterona. La retención de líquidos y la distensión se alivian disminuyendo el consumo de sal y tomando un diurético suave, justo antes del momento en que se espera que aparezcan los síntomas.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/cuales-son-los-antojos-mas-raros-en-el-embarazo-11800

¿Se pueden comer anchoas en el embarazo? Te lo contamos todo

¿Cuáles son los antojos más raros en el embarazo?

Los antojos de las mujeres embarazadas no son una cuestión científica. Algunas embarazadas aseguran haber pasados sus ciclos sin ningún síntoma de antojo, pero otras aseguran haber necesitado consumir algún alimento o bebida muy particular. Las anchoas son algunos de estos antojos que, a veces, las embarazadas necesitan satisfacer de inmediato.

Pepinillos con chocolate o anchoas con leche condensada entre las mezclas más extrañas, estas son algunas de las extravagantes mezclas que algunas embarazadas desean. El antojo se presenta de manera inmediata, no repara en dificultades ni en tiempos. Necesita satisfacerse al instante.

Si estás embarazada y se te antojan mezclas de alimentos poco habituales en plena madrugada, no te sientas con culpa ni avergonzada. Mereces la satisfacción de tus antojos, si los tienes, y puedes pedirle a tu pareja que te haga el favor de intentar al menos conseguírtelos. ¡Adelante! Los antojos extraños, en realidad, no son extraños.  

Además, siempre cuentas con numerosas tiendas on line donde conseguir de manera rápida y efectiva las más extraordinarias ocurrencias gastronómicas. Sólo encárgate de tener el enlace de una tienda virtual siempre a mano.

De hecho, la empresa de comida a domicilio Deliveroo ha realizado un estudio a mujeres embarazadas españolas, o que han sido madres en los últimos seis meses, para conocer sus deseos culinarios más extravagantes.

Según los datos de este estudio, el chocolate (68 %) es el antojo por excelencia, seguido por el helado (57 %) y las patatas fritas (39 %).

En menor medida aparecen las fruta (33 %), las aceitunas (25 %), las anchoas (25 %) y las galletas saladas (25 %).

Pero, aunque estos son los alimentos más deseados, la mayoría de las embarazadas reconoce que los sabores fuertes y la mezcla de ingredientes que, de otra forma no probarían, son lo que más se les antojan durante los meses de gestación.

Esta encuesta también afirma que el momento en el que aparecen más los antojos es la tarde (41 %). Luego, la noche y las conocidas «entrehoras», que van del desayuno a la comida. Menos común, pero también destacable, son los antojos surgen justo antes de ir a dormir, por la mañana recién levantadas o en mitad de la noche.

En muchas ocasiones, a las embarazadas les apetecen alimentos que no disponen en ese momento, ya sea porque se han acabado de la despensa o por que tienen combinaciones poco habituales. Según el estudio, las maneras que tienen las embarazadas españolas de conseguirlos son varias.

La mayoría de las mujeres embarazadas encuestadas han confesado que cuando sienten un antojo repentino necesitan saciarlo al momento, por lo que la opción más frecuente es ir a la cocina y comer cualquier cosa que les funcione como sustitutivo y calme sus ansias (33 %).

Por otra parte, un 29 % asegura que les piden a su pareja o a algún familiar que vaya a comprar lo que les apetece, no importa la hora, y casi un tercio de mujeres confirma que vive su embarazo como una mujer independiente y son ellas mismas las que se mueven donde haga falta y van a comprar directamente lo que necesitan.

¿Pueden comer anchoas las embarazadas?

Las anchoas son un manjar, pero si no te gustan no vas a tener el mínimo interés en saber la respuesta, en cambio si eres una enamorada de las anchoas y además el embarazo te pide desesperadamente comer unas anchoas, la respuesta es sencilla, si puedes comer anchaos si estas embarazada.

Vamos a aclarar los dos tipos de pescados que se llaman anchoas pero que se diferencian forma de venderse:

Anchoas en aceite de oliva

Las anchoas que encontramos en las tiendas gourmet o supermercados refrigerados en lata. Estas anchoas son una semi-conserva y si se pueden comer, pero hay que tener ciertas precauciones como en todo.

El primer riesgo que se considera en este producto es el anisakis, pero vamos a indicar que el proceso de salazón que dura mínimo 6 meses hace que este parasito no puede vivir, porque el salazón hace desaparecer cualquier tipo de parasito del anisakis en mucho menor tiempo.

El un producto crudo pero el salazón ha hecho que el producto sea procesado y semi cocinado por decirlo de una forma sencilla, obteniendo una anchoa seca.

Anchoas frescas o bocartes

Si lo que nos referimos son al pescado crudo bocarte, anchoa directo de la pescadería en este caso sí que debemos limpiarlos y congelarlos mínimo 48 horas en un congelador domestico

Boquerones en vinagre

Los boquerones en vinagre, anchoas en vinagre o bocartes en vinagre, siendo el mismo producto pero conocido con distintos nombres según el lugar o la región de España o en la forma de elaborarlo es lo mismo, si son de una empresa y los compramos en una tienda, por ley este producto está congelado antes de elaborarse y por tanto está libre de anisakis, en cambio sí lo compramos frescos para elaborarlos en nuestra casa, también deberemos congelarlo antes de prepararlos.

Beneficios de las anchoas en el embarazo:

También las anchoas nos aportan el ácido grado omega 3 que proporciona energía y las sustancias necesario para que el bebe tenga un desarrollo físico y mental.

Es un pescado azul y por tanto nos aporta una gran fuentes de contenido en calcio u proteínas, un alto contenido en zinc y vitamina d, fundamental para el desarrollo del bebe y durante el embarazo.

Precauciones de las anchoas en el embarazo

Su alto contenido en sal, tendremos que tener cuidado si sufrimos hipertensión retención de líquidos y afecciones renales. El exceso como en todo es peligroso si no presentamos estos síntomas pero comemos en grandes cantidades.

Las combinaciones más extrañas

Aunque el chocolate o el helado son habituales, su combinación con otros ingredientes puede ser una bomba atípica y deliciosa. Las embarazadas españolas han detallado los menús más curiosos que han creado al combinar sus antojos.

Entre las opciones más elegidas figuran algunas de las siguientes mezclas: pepinillos con chocolate, bocadillo de lentejas, patatas fritas con sirope de chocolate o Cola Cao, o anchoas con leche condensada.

Incluso, algunas afirman que han llegado a mezclar plátano con queso parmesano, salchichas con yogur de fresa, pizza de plátano con pepperoni, berberechos con plátano o incluso yogur con miel y mostaza.

Luego del estudio acerca de los gustos o antojos de las mujeres españolas embarazadas, la empresa de comida a domicilio ha creado el Bocadillo Manchamanteles, que reúne carne picada de cerdo, sirope de chocolate negro picante, aguacate, cebolla morada con limón, queso fresco a la plancha y nachos. ¿Cómo crees que ha sido recibido este producto?

¿Probarías el sándwich más deseado por las futuras mamás? ¿Qué importancia tienen las anchoas dentro de tus antojos? ¡Cuéntanos!, ¿qué piensas de las embarazadas y las anchoas?

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Источник: https://www.anchoasdeluxe.com/es/blog/35_los-antojos-mas-raros-de-las-embarazadas.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: