¿Cuáles son los primeros recuerdos de un bebé?

¿Por qué nuestra memoria no empieza hasta que tenemos tres años?

¿Cuáles son los primeros recuerdos de un bebé?

Miriam, mi mujer, siempre me hace preguntas sobre mi infancia, sobre cosas que hacía o dejaba de hacer y yo siempre le respondo lo mismo: «ni idea, tía».

No sé si es porque era el cuarto hijo y nadie me hacía demasiado caso, si era además un niño introvertido y no tengo muchas vivencias o simplemente que soy de los que tienen poca retentiva, pero soy incapaz de explicar anécdotas de cuando tenía menos de 4 ó 5 años. Quizás algún recuerdo suelto, pero vamos, poca cosa.

La mayoría de personas tiene más memoria que yo, ya que se ha establecido que los tres años de edad es el momento a partir del cual los recuerdos empiezan a quedar más o menos grabados.

Obviamente, no se puede recordar todo lo que nos sucedió a partir de ese momento, pero sí se pueden relatar algunos de los sucesos más significativos.

Este curioso fenómeno recibe el nombre de amnesia infantil y a continuación vamos a tratar de explicar por qué sucede: por qué nuestra memoria no empieza hasta que tenemos tres años.

Mucha gente coincide conmigo en que apenas recuerda su infancia. Mucha gente, en cambio, explica que sí, que recuerda muchas cosas y que sus recuerdos llegan incluso a edades más tempranas, como un año o dos. La edad promedio para el primer recuerdo en los EE.UU. es de tres años y medio.

Pero esa es la media, es decir, habrá personas que tendrán recuerdos de antes de los tres años y habrá que los tengan a partir de los cuatro. De hecho, se ha documentado que uno de cada 30 adultos es capaz de explicar un recuerdo con un año de edad.

De igual modo, uno de cada 30 adultos no recuerda nada que le haya sucedido antes de los 6, 7 o incluso 8 años.

Si eres mujer, lo tienes mejor

Si nos juntáramos un grupo de adultos para intentar concentrarnos y hacer un ejercicio de regresión mental tratando de buscar el recuerdo más antiguo que guardamos, las mujeres lo tendrían mejor.

Ellas tienden a tener recuerdos más tempranos que nosotros los hombres. La explicación plausible es que las niñas maduran antes que los niños.

Aprenden antes a hablar, desarrollan antes sus capacidades cerebrales y, en consecuencia, son capaces de almacenar recuerdos antes que nosotros, los niños.

Como me dijo una vez un profesor, las niñas, además, aprenden antes la picaresca de las relaciones interpersonales. Un niño que quiere un helado le dirá a su padre «papá, quiero un helado». Una niña que quiere un helado le dirá «papá, ¿no te apetece un helado?».

Dime cómo son tus padres y te diré cuánto recuerdas

Gran parte de los recuerdos que tenemos de nuestra infancia los mantenemos vivos gracias a nuestros padres. Hay estudios que han llegado a mostrar que los niños de algunas culturas tienen más dificultad evocando sus recuerdos más tempranos, como las asiáticas, probablemente por la diferencia de relación de los niños con sus padres.

Al parecer, las madres asiáticas no tienen costumbre de hablar del pasado con la misma frecuencia que las madres de occidente, y cuando lo hacen no se centran tanto en lo que sus hijos hacían o dejaban de hacer.

Aquí en España, por ejemplo, somos más de mirar al pasado.

Hay gente que no hace más que colgar en fotos y vivencias de épocas pasadas, como si prefirieran mirar atrás que adelante, las cenas de Navidad y los cumpleaños son a veces repeticiones de celebraciones pasadas, en la que el afectado (si es su cumple) debe escuchar anécdotas en las que fue protagonista una y otra vez, como si nunca antes se hubieran explicado. Hasta nuestras madres tienden a sacar los álbumes de fotos para recordar momentos y hacernos revivir recuerdos que habían quedado latentes, a veces por motivos obvios.

Claro, si diferenciamos a los niños asiáticos de los nuestros, seguro que nosotros recordamos más cosas que ellos, básicamente por cómo se comportan nuestros padres al hablar del pasado.

¿Eres el primer hijo o cuando llegaste ya tenías hermanos?

Otro factor que determina la diferencia parece ser la posición que te ha tocado al nacer, dentro del grupo de hermanos. Los primeros que nacieron, los hermanos mayores, tienen recuerdos anteriores que los hermanos siguientes.

La explicación podría ser el hecho de tener vivencias domésticas siempre con un número menor de personas (mamá y papá) que los hermanos, que las comparten con mamá, papá y el hermano, el hecho de pasar más tiempo con los padres, que al tener un segundo se reparten más y los niños tienden a estar más solos en sus juegos y rutinas y el hecho de que el menor puede llegar a ser menos espontáneo y más imitador: los hijos pequeños tienden a imitar a sus hermanos y sus decisiones son, a menudo, menos propias.

Dime cómo de emocionante fue tu infancia

La mayoría de recuerdos antiguos que tenemos los recordamos porque en ese momento sucedió algo emocionante o importante. Los niños que han tenido una infancia más bien monótona, aburridota y con pocos eventos a destacar tienen, obviamente, menos sucesos que recordar.

Los niños que, además, han tenido una infancia con sucesos que les hacían sentir mal, dolidos por ver injusticias y con problemas que en su momento no se resolvieron, tienden también a tratar de no evocar esos recuerdos.

De manera consciente e inconsciente crean un muro que les evite recordar aquellos tiempos y como consecuencia tienen primeros recuerdos más tardíos (cuanto menos se recuerda algo y se habla de ello más fácil es olvidarlo).

Al revés, vivencias impactantes (por buenas o por malas) puntuales, que llegan a marcar un antes y un después, que impresionaron mucho a los niños, son más fáciles de recordar por el mero hecho de ir recordándolas a medida que pasan los años.

Si a los 2 años me pasó algo horrible es posible que a los cinco lo recuerde y me venga de nuevo a la mente. Quizás un día a los siete vuelva a recordarlo, porque a los cinco lo hice consciente.

Podría ser que a los diez me venga de nuevo porque a los siete lo recuperé de nuevo, y así hasta llegar a la edad adulta, reforzado por el simple hecho de haberlo ido recordando varias veces en el tiempo.

Pero, ¿por qué nuestra memoria no empieza hasta esos 3-4 años?

Sigmund Freud decía que la amnesia infantil se debía a la represión inconsciente de los recuerdos. Algo así como un mecanismo de defensa que los almacena en un lugar inaccesible para evitar que nos afectaran. Ese lugar, esos recuerdos reprimidos, podrían volver a salir a la luz con ayuda de la psicoterapia.

Teorías posteriores vienen a decir que es una cuestión más biológica. Hasta esa edad el cerebro no se ha desarrollado todavía hasta llegar a un mínimo en el que los recuerdos puedan ser almacenados. Vamos, que sin la capacidad de empezar a recordar bien las cosas, es imposible que suceda.

Otras investigaciones sugieren que los niños sí son capaces de recordar y almacenar sus recuerdos, incluso cuando son pequeñitos, pero que los pierden más rápido que los adultos.

Dentro de estas teorías entraría la neurogénesis, de la que hablamos el año pasado comentando un estudio. Los investigadores vieron en ratas adultas que cuando aceleraban la creación de células neuronales tenían más dificultad para almacenar recuerdos.

A la vez, vieron que cuando frenaban la creación de células neuronales en ratas jóvenes tenían una mejor memoria.

Los niños tienen una neurogénesis altísima. Su cerebro está en constante crecimiento y muestra de ello es que desde el nacimiento hasta los tres años el cerebro dobla su tamaño. Es posible que a partir de ese momento el crecimiento sea más progresivo, más lento, y por eso sean más capaces de empezar a almacenar recuerdos para siempre.

Más información | NautilusFoto | Rob Ellis, born1945 en FlickrEn Bebés y más | Si los niños al crecer no recuerdan su infancia, ¿podemos hacer lo que queramos con ellos?, El cerebro del bebé: cómo ayudar a su correcto desarrollo (I) y (II), La memoria de largo alcance madura a partir de los tres años

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/por-que-nuestra-memoria-no-empieza-hasta-que-tenemos-tres-anos

¿A qué edad comienza la memoria? Su recuerdo más antiguo podría no haber sucedido nunca – RCI | Español

¿Cuáles son los primeros recuerdos de un bebé?

Los autores de un nuevo estudio dicen que es poco probable que las personas recuerden eventos de su niñez que ocurrieron antes de que tuvieran la edad suficiente para hablar. (Katya Shut / Shutterstock)

Todos sufrimos de un misterioso fenómeno conocido como «amnesia infantil»: la incapacidad de recordar nuestras experiencias más tempranas. Es un olvido universal que los investigadores no pueden explicar completamente.

Aun así, la mayoría de los adultos pueden hurgar en el polvoriento ático de su cerebro y recuperar algunos fragmentos de recuerdos muy tempranos.

¿Son esos recuerdos reales?

Para algunos niños, particularmente los niños inteligentes y con capacidad verbal, la capacidad de recordar podría reducirse a 18 o 20 meses, dicen los investigadores.

Recientemente, un grupo de científicos del Reino Unido dijo que probablemente no, al menos no si cree que el recuerdo se remonta a los años antes de que pudieras hablar.

«No creemos que pueda tener un recuerdo de sus etapas pre-verbales», dijo la coautora del estudio Shazia Akhtar, investigadora asociada de la Universidad de Bradford, Inglaterra.

«Muchos primeros recuerdos se forman a partir de historias que han sido contadas por los parientes, o que podrían formarse a partir de la recopilación de información de fotografías o ser simplemente completamente ficticios».

Akhtar y su equipo realizaron el estudio utilizando un cuestionario en línea vinculado a una serie de radio de la BBC sobre memoria. Los oyentes fueron invitados a completar el cuestionario en línea describiendo lo primero que pueden recordar de su infancia.

Recuerdos de bebé 

Más de 7.000 personas respondieron, con historias como la de un encuestado que señaló un primer recuerdo a la edad de un año, recordando cómo el cochecito donde estaba se veía desde el interior.

«Todavía puedo ver el sonajero, un juguete con corderos de plástico amarillos, rosas y azules que vibraron cuando los golpeé, y el interior de la cortina que hacía sombra al sol que estaba sujeta al cochecito cuando el sol brillaba con luces verdes y un dibujo pequeño de una flor «, escribió el encuestado.

Pero a un año de edad es poco probable que alguien pueda recordar algo, según la investigación, publicado en la revista Psychological Science.

«La abrumadora evidencia y teoría es que los primeros recuerdos autobiográficos iniciales no aparecen antes de los 24 o 36 meses de edad, y, en todo caso, la aparición de memorias autobiográficas completas es más tarde que esto», escribieron los autores.

El estudio concluyó que casi el 40 por ciento de los primeros recuerdos que las personas describieron deben ser ficticios, porque ocurrieron demasiado temprano en la vida.

«Algunos de los recuerdos eran del primer paso. Podría tratarse de un encuestado que creía realmente que era un recuerdo. Pero podría ser también una historia contada por un padre que luego la incorporó», dijo Akhtar.

Algunas personas incluso dijeron que podían recordar haber nacido.

Aktar dijo que cree que los recuerdos confiables comienzan alrededor del tercer año de vida.

Demasiado pronto para decir a qué edad comienza la memoria

La psicóloga canadiense Carole Peterson, profesora de la Universidad Memorial que ha estado estudiando recuerdos de la infancia durante años, concuerda en que nadie puede recordar haber nacido. Ella dijo que es probable que algunos recuerdos tempranos sean ficticios.

«Absolutamente. Nuestros procesos de memoria son reconstructivos. Tendrás algunos de ficción de adultos y estoy segura,  tendrás algunos recuerdos de ficción de muy, muy jóvenes».

Pero también señala que es demasiado pronto para decir con certeza a qué edad comienza la memoria.

«No creo que sepamos lo suficiente como para decir ‘Oh, aquí, a partir de esta línea, empieza todo.  Los niños no pueden recordar antes de esta edad. Simplemente no sabemos lo suficiente como para poder decir eso».

«Para algunos niños, particularmente los niños inteligentes y con capacidad verbal, la capacidad de recordar podría reducirse a 18 o 20 meses».

Para la Dra. Peterson, la mayoría de las personas que dicen tener su primer recuerdo, pueden recordar desde esa edad.

La profesora de la Universidad Memorial Carole Peterson dijo que la memoria puede estar influenciada por variables sociales, como la forma en que los padres hablan con sus hijos. Memorial University of Newfoundland

Los recuerdos de abusos

«Los sistemas de memoria son funcionales y los niños de dos años pueden hablar sobre eventos pasados ​​y pueden recordarlos durante largos períodos de tiempo. Mucha investigación lo ha demostrado».

Tanto Akhtar como Peterson dijeron que es importante saber cuándo los niños comienzan a formar recuerdos confiables de los eventos, especialmente en los casos en que los niños son víctimas de abuso o son testigos de crímenes violentos.

«Eso tiene todo tipo de consecuencias para la memoria y la ley», dijo Akhtar. «Necesitamos ser capaces de poder envejecer un recuerdo».

Peterson dijo: «Es importante tomar estos recuerdos en serio, no descartarlos como ‘ficticios’.

Si descarta por completo cualquier posible recuerdo de un niño menor de tres años, entonces lo que realmente está diciendo es que ningún niño menor de tres años puede tener otra cosa que recuerdos ficticios, por lo que cualquier abuso que denuncien o cualquier otra evidencia relevante tiene, obviamente, que ser disparatada. Eso es importante».

Los investigadores también están aprendiendo que la memoria de la infancia puede ser influenciada por los padres y otras interacciones sociales.

«Si los padres tienen muchas conversaciones elaboradas sobre las experiencias cotidianas, es mucho más probable que los niños adquieran el hábito de la memoria», dijo Peterson.

«Sabemos que la memoria es influenciable por las variables sociales. Y también sabemos que hay mucha variación entre los individuos».

Por qué no tenemos recuerdos de los primeros años

La razón por la que nos cuesta recordar los primeros años de nuestra vida se debe a los altos niveles de producción de neuronas durante esa época. Ésta es la conclusión a la que llegaron científicos en Canadá.

Los doctores Paul Frankland y Sheena Josselyn, del Hospital para Niños Enfermos en Toronto y la Universidad de Toronto, querían saber cómo el proceso de generación de nuevas neuronas influía en el almacenamiento de memoria.

Los recuerdos, tanto los que recordamos con cariño como aquellos que deseamos poder olvidar, son el foco de la investigación de la profesora Sheena Josselyn. U de Toronto

La formación de nuevas células cerebrales aumenta la capacidad para aprender, pero también limpia la mente de viejos recuerdos.

El doctor Paul Frankland, experto en neurociencia y salud mental, dijo que durante muchos años la razón por la que existe la amnesia infantil ha sido un misterio.

«Creemos que nuestro nuevo estudio empiezan a explicar por qué no tenemos memoria de nuestro primeros años. Antes de los cuatro o cinco años tenemos un hipocampo muy dinámico que no puede almacenar información de forma estable».

«En la medida que se generan neuronas nuevas, la memoria puede verse comprometida en ese proceso», agregó el especialista.

Este descubrimiento fue presentado ante la Asociación Canadiense de Neurociencia.

RCI con información de CBC/BBC

Источник: https://www.rcinet.ca/es/2018/07/28/a-que-edad-comienza-la-memoria-su-recuerdo-mas-antiguo-podria-no-haber-sucedido-nunca/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: