¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

Contents
  1. Calculadora de implantación: ¿cuándo tuvo lugar? | Ava
  2. ¿Qué es la implantación?
  3. ¿Qué implicaciones tiene la implantación en el embarazo?
  4. ¿Cuándo se produce la implantación?
  5. ¿Cuándo se produjo la implantación en mi caso?
  6. ¿Cuánto dura la implantación?
  7. ¿Cuáles son los signos y síntomas de la implantación?
  8. ¿Cuánto tiempo después de la implantación puedo obtener un resultado positivo en la prueba de embarazo?
  9. El sangrado de implantación embrionaria y sus síntomas
  10. La incidencia del sangrado tras la implantación en mujeres embarazadas
  11. Causa del sangrado tras implantación del embrión
  12. Perfil general del sangrado de anidación
  13. Características principales del sangrado tras la implantación
  14. Relación entre sangrado tras la implantacióny embarazo extrauterino
  15. ¿Qué hacer ante el sangrado de anidación del embrión?
  16. ¿Qué es el sangrado de implantación? – Características y síntomas
  17. La implantación embrionaria
  18. ¿Cómo es el sangrado de implantación?
  19. ¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?
  20. ¿Menstruación o sangrado por implantación?
  21. Otros síntomas de implantación
  22. ¿Cómo se distingue el sangrado de implantación del sangrado de menstruación?
  23. ¿Cuáles son los síntomas en la fecundación del óvulo?
  24. ¿Cuándo se nota la implantación del óvulo fecundado?
  25. ¿La implantación del óvulo duele?
  26. ¿De qué color es el sangrado de implantación?
  27. ¿Cuántos días dura el sangrado de implantación?
  28. ¿Cuándo es recomendable hacer un test de embarazo si hay sangrado de implantación?
  29. Lectura recomendada
  30. ¿Cuándo se produce el sangrado de implantación?
  31. ¿Qué es el sangrado de implantación?
  32. Características del sangrado de implantación
  33. ¿Cuál es el aspecto del sangrado?
  34. ¿Cómo diferenciar el sangrado de implantación de la menstruación?
  35. ¿Qué hago si ocurre este sangrado?

Calculadora de implantación: ¿cuándo tuvo lugar? | Ava

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

De Tara Avery | Publicado el Nov 13, 2018 ✓ Hecho comprobado
Revisado medicamente por el

Si crees que has podido concebir durante este ciclo, es posible que estés buscando una calculadora de implantación.

Estas sencillas herramientas se crearon para calcular el momento en el que el óvulo fecundado ha anidado en el endometrio, dando lugar así al embarazo.

En Internet encontrarás un sinfín de estas sencillas e ingeniosas calculadoras que prometen indicarte tu fecha de implantación, pero lo cierto es que no pueden.

Antes de entrar en detalle en los motivos por los cuales estas calculadoras no son tan precisas, te explicamos cómo funcionan. La implantación suele ocurrir, de media, unos 9 días después de la ovulación. Por tanto, existen dos formas habituales de calcular (de manera muy aproximada) el momento en el que se produce la implantación.

  1. Si sabes la fecha de ovulación, añade 9 días.
Fecha de ovulación + 9 días =Fecha de implantación
  1. Si sabes el primer día de tu último periodo menstrual (UPM), añade 23* días.
Fecha del último periodo menstrual + 23 días =Fecha de implantació

*23 días = 14 (promedio de días entre el UPM y la ovulación) + 9 (promedio de días entre la ovulación y la implantación)

Nota importante: los cálculos anteriores son una estimación demasiado simplificada. Lo cierto es que tu ciclo es variable y el día que ovulas no necesariamente tiene que ser el mismo de un ciclo a otro.

Aunque utilizar promedios como 14 días (entre el UPM y la ovulación) y 9 días (entre la ovulación y la implantación) te indicará cuándo suele producirse de media la implantación en las mujeres en general, no te dirá mucho sobre el momento en el que tuvo lugar tu implantación .

¿Qué es la implantación?

La implantación se produce cuando un blastocito (que empezó siendo un óvulo fecundado y ahora crece mientras avanza por las trompas de Falopio) se adhiere a la pared uterina. Este es el paso esencial para un embarazo viable: cuando se haya implantado con éxito, el blastocito seguirá creciendo y se convertirá en un embrión.

¿Qué implicaciones tiene la implantación en el embarazo?

Cuando intentas quedarte embarazada, una pregunta bastante común es «¿cuándo concebí?». Sin embargo, cabría preguntarse mejor «¿cuándo tuvo lugar la implantación?».

Aunque mucha gente piensa en la concepción (el momento en que un espermatozoide fecunda el óvulo) como el inicio del embarazo, probablemente sea más preciso utilizar la fecha de implantación en lugar de la fecha de concepción.

La implantación, o el proceso de adhesión de las células combinadas del óvulo y el espermatozoide a la pared uterina, marca el inicio real de un embarazo viable.

Según un estudio reciente publicado en la revista Nature Biotechnology, la concepción se produce mucho más fácilmente que la implantación, pero no garantiza el embarazo. Para que el embarazo sea viable, las células deben entrar en contacto con el endometrio y adherirse a la pared uterina. Y únicamente los embriones más aptos, alrededor de un tercio, consiguen hacerlo.

Si la progesterona no ha desarrollado correctamente el revestimiento endometrial para sustentar la vida, o si el blastocito contiene malformaciones, la implantación fracasará. Cuando esto ocurre, el óvulo muere y se excreta durante la siguiente menstruación.

¿Cuándo se produce la implantación?

En la mayoría de embarazos satisfactorios, la implantación tiene lugar entre 8 y 10 días después de la ovulación.

Según un estudio reciente publicado en la revista New England Journal of Medicine, el riesgo estimado de pérdida gestacional temprana estaba estrechamente vinculado con el momento de implantación.

El estudio concluyó que era menos probable que se produjese la pérdida gestacional temprana cuando la implantación tenía lugar el noveno día después de la ovulación (DDO) y el riesgo aumentaba con cada día sucesivo, y más considerablemente a partir del día 11.

Estos son los resultados concretos:

Fecha de implantación (en días después de la ovulación)Riesgo de pérdida gestacional temprana
9 DDO13%
10 DDO26%
11 DDO53%
after 11 DDO82%

Si la implantación se produce posteriormente, es más probable que provoque una pérdida gestacional temprana o un embarazo químico.

(Embarazo químico es el término utilizado para designar un aborto espontáneo que tiene lugar antes de la quinta semana de gestación y una pérdida gestacional temprana es un aborto espontáneo que tiene lugar en las primeras seis semanas de gestación).

Aunque no se acaba de entender por qué la implantación posterior suele provocar una pérdida gestacional temprana, los investigadores especulan que los embriones que experimentan una implantación lenta deben de tener algún tipo de deficiencia.

¿Cuándo se produjo la implantación en mi caso?

Basándote en los datos que conozcas sobre tu último periodo menstrual o fecha de ovulación, puedes estimar cuándo podría haber tenido lugar la implantación.

(Este es el motivo por el cual realizar el seguimiento de tu ciclo es sumamente útil, ya que puede ayudarte a determinar cuándo ovula tu cuerpo en concreto).

Si tienes una idea bastante exacta de cuándo se produjo la ovulación, puedes estimar que la implantación muy probablemente tuvo lugar entre 8 y 10 días después de la ovulación (DDO).

¿Cuánto dura la implantación?

Generalmente, la implantación sigue una línea cronológica relativamente estable. Los espermatozoides puede vivir durante unos cinco días, a la espera de la liberación del óvulo. Cuando un ovario libera un óvulo, este empieza un recorrido descendente por las trompas de Falopio y debe ser fecundado en 24 horas.

Si un espermatozoide fecunda el óvulo, y el blastocito resultante consigue llegar al útero, todavía puede tardar varios días en implantarse en la pared uterina. En total, el proceso completo suele durar entre 8 y 10 días, aunque, en casos excepcionales, la implantación puede tener lugar a partir del sexto día o hasta 12 días después de la ovulación.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la implantación?

Muchas mujeres se preguntan cuándo pueden empezar a esperar signos y síntomas que confirmen su deseado embarazo. ¿Quién no ha buscado en Google «primeros síntomas de embarazo» 24 horas después de mantener relaciones sexuales?

Sin embargo, los síntomas de implantación están desmitificados.

Aunque muchas fuentes utilizan el término «anidar», que sin duda suena como si debiera percibirse algo, en la implantación solo participan unas cuantas células y no causa ningún espasmo ni dolor especial.

En realidad, los espasmos que la gente a menudo asocia a los calambres de implantación se deben a los elevados niveles de progesterona que ya están presentes durante la fase lútea.

¿Qué ocurre con el sangrado de implantación? La gente habla sobre esto continuamente, ¿no? Lo sentimos, también es un mito.

Un estudio reveló que, si bien el 9 % de las mujeres experimentó un leve sangrado o manchado al principio del embarazo, casi nunca se produjo el día de la implantación.

Básicamente, en los primeros días de embarazo, es prácticamente imposible diferenciar entre los signos de un periodo inminente y los primeros signos del embarazo.

¿Cuánto tiempo después de la implantación puedo obtener un resultado positivo en la prueba de embarazo?

Cuando estás cruzando los dedos a la espera de un resultado positivo, probablemente tengas una pregunta insistente dándote vueltas por la cabeza: ¿cuándo puedes hacerte una prueba de embarazo?

Las pruebas de embarazo caseras son más precisas cuando se realizan el primer día de la falta o después, lo que suele producirse entre 12 y 14 días después de la ovulación.

Las pruebas de embarazo detectan la presencia de una hormona denominada gonadotropina coriónica, o hCG, que es exclusiva del embarazo.

Tu organismo ni siquiera empieza a producir hCG hasta que concluye la implantación, muy probablemente entre 8 y 10 días después de la concepción. En cuanto lo hace, la hormona se duplica aproximadamente cada 48 horas.

No todas las pruebas de embarazo están creadas necesariamente de la misma forma. Estas son algunas de las mejores pruebas de embarazo disponibles en el mercado. Si alguna vez te has parado en la farmacia a analizar todos los diferentes paquetes de pruebas, probablemente te hayas dado cuenta de que suelen venderse de dos en dos, y con razón.

No importa cuál sea el resultado que obtengas en la primera prueba, siempre deberías volver a realizarla dos días después. Si la segunda prueba indica un negativo después de un positivo, es probable que hayas tenido un embarazo químico. Si obtienes un resultado positivo después de uno negativo, tu organismo ha producido suficiente hCG para que la prueba pueda detectarla.

Y, por último, si obtienes un positivo después de otro positivo, es hora de pedir cita con tu médico.

De Tara Avery | Nov 13, 2018

Источник: https://www.avawomen.com/es/avaworld/calculadora-de-implantacion/

El sangrado de implantación embrionaria y sus síntomas

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

Por el Comité editorial de Panamá

El embarazo es un estado complejo, durante el cual se producen profundas transformaciones físicas, fisiológicas y psicológicas que de un modo u otro adquieren un carácter y una relevancia diferentes de una mujer a otra.

En general, en especial durante las primeras etapas de la gestación, puede ocurrir una serie de síntomas que. En la gran parte de los casos, son síntomas comunes en todas las futuras madres.

Estas son manifestaciones del organismo indicativas del embarazo y que, por lo general, no indican una condición para alarmarse.

Por otro lado, no pueden considerarse suficientes para establecer el inicio real de un embarazo.

Entre los síntomas más significativos de un embarazo en curso, uno de los más frecuentes es el sangrado tras la implantación del embrión. Desde un punto de vista general, es una serie de pequeñas pérdidas de sangre.

Tiene una duración limitada y normalmente ocurren durante un período de tiempo entre seis y catorce días después de la concepción.

Están relacionadas con la correcta implantación del embrión en el útero que en ocasiones puede presentar algunos síntomas dolorosos ocasionales.

Las características peculiares del sangrado tras la implantación, como la duración y el color, permiten no confundir estas pérdidas con el inicio del ciclo menstrual.

La incidencia del sangrado tras la implantación en mujeres embarazadas

El sangrado tras la implantación es uno de los síntomas más comunes entre las mujeres que anuncian un embarazo. De hecho, la presencia de pequeños rastros de sangre, junto con la concepción, afecta a alrededor del 30% de las mujeres embarazadas. Este sangrado generalmente ocurre unos pocos días antes de la fecha del presunto ciclo menstrual y dura aproximadamente, no más de siete días.

Sin embargo, aunque el sangrado, aunque es uno de los indicios que señalan la probabilidad de un embarazo, también puede determinarse por otros factores. Factores no relacionados con la gestación, como la presencia de infecciones vaginales o una condición de alteración del ciclo menstrual.

Causa del sangrado tras implantación del embrión

La fecundación de un óvulo por un espermatozoide da lugar a un cigoto, es decir, a una célula que se multiplica a través de un proceso de división celular.

El óvulo fecundado, después de recorrer las trompas de falopio, llega al útero. Esta fase de crecimiento del cigoto se llama blastocisto.

Una vez que llegó al útero materno, el óvulo fecundado se anida, se implanta en la pared uterina.

El sangrado tras la implantación es una consecuencia que se origina a partir del proceso de implantación del óvulo fecundado. La anidación o implantación del embrión da lugar a la estabilización del óvulo fecundado en la mucosa uterina.

Este es un proceso que normalmente ocurre durante un período de tiempo que varía entre seis o siete días después de la fertilización, como ya lo explicamos. Es posible que pueda haber un retraso en el proceso de anidación. Sin embargo, este proceso nunca excederá el límite de los doce días después de la concepción.

Cuando el óvulo fecundado llega a la cavidad uterina, tiene la forma de una masa esférica, dentro de la cual se produce un proceso complejo de división celular.

En esta fase se pueden distinguir dos áreas: la primera, llamada botón embrionario, que luego se convertirá en el futuro embrión.La segunda, el futuro trofoblasto, que dará lugar a la placenta.

En esta etapa, debido al trofoblasto, el ovocito penetra en la mucosa, que se fusiona con las células uterinas.

Uno de los síntomas más frecuentes que indican la anidación es la presencia del sangrado tras la implantación.

Este último también puede ir acompañado de otros síntomas, como la presencia de pequeños calambres uterinos o un ligero aumento de la temperatura basal.

  Algunos ginecólogos que se refieren a las pérdidas de implantes hablan del llamado «signo de la mórula» para indicar cómo ocurrió la anidación en términos de síntomas.

Perfil general del sangrado de anidación

El sangrado tras la implantación es una de las consecuencias naturales de la implantación misma y de ninguna manera es señal de una posible amenaza de aborto, pero tienen un carácter absolutamente fisiológico.

Cuando el óvulo fecundado comienza a adherirse al endometrio, puede causar la ruptura de los capilares adyacentes y, en consecuencia, causar pequeñas pérdidas de sangre. Además, el sangrado también puede determinarse por la presencia de sangre en el útero después de la menstruación previa o por pequeños traumas en el cuello uterino.

A diferencia de casi todos los casos de sangrado, el de implantación, siempre ocurre antes del ciclo menstrual y, en consecuencia, no puede confundirse con el inicio de la menstruación. Sin embargo, si la mujer tiene un ciclo irregular, el sangrado tras implantación puede ser interpretado erróneamente como el inicio de la menstruación.

Características principales del sangrado tras la implantación

Existen elementos particulares que caracterizan el sangrado por implantación y, por ende, permiten distinguirla desde el comienzo del ciclo menstrual. Son básicamente tres: duración, consistencia y color.

El sangrado tras la implantación del embrión ocurre en una de cada tres mujeres, su duración es corta y escasa. En un caso más duradero, el sangrado de implantación podría detectarse como un ciclo menstrual falso. En promedio, estos rastros de sangre duran aproximadamente dos días y son casi imperceptibles.

Otro elemento que nos permite distinguirlos del ciclo menstrual está basado en el color. El ciclo menstrual, se caracteriza por un sangrado de un color rojo brillante u oscuro. Mientras que el sangrado tras la implantación tiene un tono menos intenso, que tiende a rosado o blanco, aunque a veces puede presentar un color que tiende a marrón.

En general, cuanto más claro es el sangrado, más reciente es el implante del óvulo en la pared uterina. Cabe señalar que la ausencia de menstruación y la presencia simultánea de este tipo de pérdidas no necesariamente indican la presencia de un embarazo.

Si el sangrado tiene las características mencionadas anteriormente, también pudiese estar relacionado con una irritación del cuello uterino después de las relaciones sexuales, un examen ginecológico o una infección vaginal leve.

Relación entre sangrado tras la implantación y embarazo extrauterino

El sangrado tras la implantación del embrión, como hemos señalado anteriormente, tiene causas absolutamente fisiológicas y no es motivo de preocupación por la posibilidad de una amenaza de aborto.

Sus características peculiares (duración limitada a un par de días y color rosado en el sangrado) y su carácter esencialmente asintomático permiten distinguirla de otras hipótesis en la que el sangrado, en cambio, actúan como indicadores de problemas de envergadura.

Desde este punto de vista,  es posible distinguir el sangrado de implantación de aquellos sangrados que indican un embarazo extrauterino o ectópico. Esto ocurre cuando la anidación no tiene lugar en el útero, sino que se produce en alguna de las trompas o, más raramente, en los ovarios o en la cavidad abdominal.

El embarazo extrauterino, que ocurre en aproximadamente el 2% de los casos, está destinado a terminar durante las primeras semanas a través de un aborto espontáneo. Entre los síntomas más generalizados, también es necesario incluir la presencia de sangrado, aparece inicialmente en forma reducida para aumentar significativamente con el tiempo.

Además, estas hemorragias suelen ir acompañadas de dolor abdominal y lumbar y una sensibilidad marcada en un lado de la pelvis.

¿Qué hacer ante el sangrado de anidación del embrión?

El sangrado tras la implantación, como hemos visto, no tiene ningún impacto en el éxito o no de un embarazo.

 Pese a que no hay ninguna razón para alarmarse, ante la duda, lo más recomendable siempre es preguntar a tu ginecólogo de cabecera.

Él, es la persona idónea para decirte si realmente te encuentras ante un sangrado producto de la implantación embrionaria o no. En caso de que no lo sea, el médico te dirá como debes proceder.

Ten siempre en cuenta el hecho de que, en la mayoría de los casos, el sangrado tras la implantación solo presenta ligeras molestias y no necesitarás ningún tipo de atención adicional, ya que es algo que ocurre de manera natural en cualquier embarazo, ya sea espontáneo o mediante reproducción asistida.

Источник: https://ivi.com.pa/blog/el-sangrado-de-implantacion-embrionaria-y-sus-sintomas/

¿Qué es el sangrado de implantación? – Características y síntomas

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

El óvulo, una vez fecundado por un espermatozoide, comienza su desarrollo y migración hasta la cavidad uterina para implantar en el endometrio y dar inicio a un embarazo.

Normalmente, la mujer no tiene síntomas durante la fecundación del óvulo en estos primeros días de gestación. Sin embargo, la implantación del embrión sí puede dar lugar a algunos síntomas, entre los que destaca el sangrado de implantación.

La implantación embrionaria

La implantación del embrión es el proceso por el cual el óvulo fecundado se adhiere al endometrio para continuar con su desarrollo y dar lugar a un embarazo evolutivo. Gracias a la implantación, este embrión podrá recibir oxígeno y nutrientes de la madre por vía sanguínea durante los próximos meses de gestación.

La implantación embrionaria comienza el séptimo u octavo día de desarrollo embrionario, es decir, después de la fecundación del óvulo por el espermatozoide, y puede durar varios días.

Desarrollo embrionario y sangrado de implantación

Para que pueda producirse esta implantación embrionaria, es necesario que el endometrio de la madre sea receptivo, que el embrión se encuentre en estado de blastocisto y que exista una total sincronía entre ambos.

Durante el proceso de implantación, el blastocisto invade el endometrio y rompe sus vasos sanguíneos para formar unos nuevos que le permitan el intercambio con la sangre materna a través de la placenta y el cordón umbilical. La rotura de estos pequeños vasos del endometrio hace que se produzca el sangrado de implantación.

Para conocer detalladamente qué es y cómo se produce la implantación del embrión, puedes acceder al siguiente artículo: La implantación embrionaria.

A partir de este momento, hay un aumento de las hormonas relacionadas con la gestación (beta-hCG y progesterona), que son las responsables de los típicos síntomas de embarazo. Estos síntomas no suelen notarse hasta más adelante, alrededor de la quinta o sexta semana de gestación, aunque hay mujeres que pueden empezar a sufrirlos antes.

¿Cómo es el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación consiste en un ligero sangrado vaginal que tiene lugar unos pocos días después de la implantación. A veces, es tan escaso que se llama manchado de implantación.

La duración del sangrado de implantación depende de cada mujer. Generalmente, es algo puntual, aunque puede llegar a durar varios días o una semana con pequeños manchados intermitentes.

Cabe destacar que el sangrado de implantación no siempre ocurre en todos los embarazos. Lo más habitual es que la mujer no tenga ningún tipo de sangrado al quedarse embarazada.

Tal y como nos comenta la Dra. Silvia Jiménez:

Hay veces que vemos que se produce un pequeño manchado preimplantatorio en algunas ocasiones, en otras no. Es absolutamente normal que no se note nada.

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

Si tenemos en cuenta un ciclo menstrual de 28 días, donde la ovulación se produce a mitad del ciclo, es frecuente que el sangrado de implantación tenga lugar unos 7 o 10 días después de la ovulación.

Dicho de otra manera, el sangrado de implantación suele aparecer sobre los días 21-24 del ciclo menstrual, justo antes de que venga la regla. Por tanto, es fácil confundirlo con un adelanto de la propia menstruación, sobre todo en aquellas personas de ciclos irregulares.

Solamente aquellas mujeres que se encuentran en búsqueda del embarazo y que llevan un estricto control de su ciclo menstrual son capaces de identificar este sangrado de implantación como un signo del embarazo.

Sangrado de implantación en el ciclo menstrual

Por otra parte, para aquellas mujeres que se encuentran en el periodo de la betaespera después de un tratamiento de reproducción asistida, es importante puntualizar que el sangrado de la implantación no se produce en la mayoría de ocasiones. Por tanto, el hecho de no tener un manchado durante la betaespera no significa necesariamente que el tratamiento no haya funcionado.

Para comprobar de manera fiable si la mujer ha conseguido el embarazo, es necesario hacer un test de orina o la prueba de la beta-hCG en sangre en el momento adecuado. Si quieres saber más detalles relacionados con este tema, te recomendamos seguir leyendo aquí: ¿Cuándo se debe hacer la prueba de embarazo para que resulte fiable?

¿Menstruación o sangrado por implantación?

Puesto que el sangrado de implantación es una hemorragia vaginal que se produce al final del ciclo menstrual, resulta fácil de confundir con la menstruación tal y como hemos explicado en el apartado anterior.

Sin embargo, el sangrado de implantación tiene algunas características que nos permiten reconocerlo:

  • Es un manchado algo más ligero que la regla y de textura más fina.
  • Su color puede ser rosado, marrón o tirando a rojo, aunque no suele ser un color tan intenso como la sangre de la menstruación.
  • Su duración puede ser de unas pocas horas o, por otra parte, prolongarse durante varios días como un manchado leve e intermitente.

La Dra. Nadia Caroppo, ginecóloga especialista en reproducción asistida, nos aporta más detalles sobre cómo es este sangrado en el siguiente vídeo:

El sangrado de implantación se da alrededor de la fecha esperada de la menstruación, que tiene que venir referente al próximo ciclo de la mujer, suele ser un sangrado muy escaso, entre amarronado y rojizo, que puede durar un día, dos días o puede durar más tiempo.

Generalmente, lo saben notar bien las mujeres que están buscando el embarazo, sino suele ser algo que se pasa de largo y uno no tiene que estar tampoco pendiente porque lo más probable es que ni siquiera lo tenga.

Otros síntomas de implantación

Además del sangrado de implantación que hemos comentado, existen otros síntomas de embarazo que pueden aparecer junto a este manchado, de manera que ayudan a determinar si realmente se trata de la implantación o de la menstruación.

No obstante, es importante tener en cuenta que algunos síntomas de embarazo son similares a los síntomas premenstruales y, por tanto, pueden causar más dudas y confusión.

A continuación, vamos a indicar algunos síntomas propios del embarazo:

  • Retraso menstrual
  • Cólicos, de uno o dos días de duración, similares al dolor que se siente durante la menstruación
  • Ligero hinchazón de los senos, sobre todo de la aureola y el pezón
  • Molestias por diarrea o estreñimiento, así como acidez de estómago
  • Frecuentes ganas de orinar
  • Somnolencia y cansancio
  • Náuseas e incluso vómitos, especialmente al despertarse
  • Aborrecimiento de la comida, tabaco y ciertos olores
  • Primeros antojos, mayor número de comidas con menor cantidad de alimentos

También es posible que la mujer tenga estos síntoma de implantación sin el sangrado característico que hemos descrito en este post. Cada mujer es diferente y existe una gran variabilidad en cuanto a los síntomas que se notan a lo largo de una gestación.

Para saber más sobre los primeros síntomas de embarazo, puedes consultar este artículo: Primeros síntomas de embarazo antes del retraso menstrual.

La observación excesiva de cualquier tipo de signo o cambio en el cuerpo, unido al enorme deseo de ser madre y al miedo de no conseguirlo, puede hacer que la propia mujer se provoque los síntomas de embarazo sin estarlo.

Por tanto, lo más recomendable durante la búsqueda y planificación del embarazo es estar tranquilas, intentar relajarse con alguna actividad placentera y evitar analizar cada síntoma de forma obsesiva.

¿Cómo se distingue el sangrado de implantación del sangrado de menstruación?

Por Dra. Elena Izquierdo Trechera (ginecóloga).

El sangrado postimplantación suele aparecer días después de la transferencia embrionaria y normalmente se trata de un sangrado vaginal en cantidad menor que regla.

La menstruación aparece en caso de no éxito de tratamiento por lo menos una semana después de la transferencia embrionaria y la cantidad del sangrado es mayor.

¿Cuáles son los síntomas en la fecundación del óvulo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Es importante distinguir entre fecundación del óvulo e implantación del embrión.

La fecundación es el proceso en el que el espermatozoide se fusiona con el óvulo mediante la unión de sus núcleos (donde está la información genética) para dar lugar a un cigoto que iniciará su desarrollo y dará lugar a un embrión.

Posteriormente, el embrión ya dividido en varias células implantará en la cavidad uterina y dará inicio al embarazo.

La fecundación no causa molestias ni dolores, es decir, no existen síntomas durante la unión del óvulo con el espermatozoide. Por el contrario, la implantación del embrión sí puede derivar en síntomas como los mencionados más arriba, entre los que destacamos: pequeño sangrado o manchado puntual, ligero malestar, hinchazón, aumento de las ganas de orinar, etc.

¿Cuándo se nota la implantación del óvulo fecundado?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Después de la implantación, la mujer puede notar un pequeño sangrado de corta duración o un flujo con sangre.

No siempre se produce, ya que ocurre en un tercio de las mujeres embarazadas aproximadamente, y cada una puede presentarlo de forma diferente.

Por otra parte, es posible que aparezcan otros síntomas de embarazo, como aumento de las ganas de orinar, dolor de senos o fatiga.

Aún así, estos síntomas son muy generales y se pueden confundir con los premenstruales, por lo que la única manera de confirmar que ha habido implantación y que la mujer está embarazada es haciendo una prueba de embarazo, para lo cual es preferible esperar a que haya un retraso de la regla.

¿La implantación del óvulo duele?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Generalmente, no. Sin embargo, es posible que haya molestias similares a las que suceden antes o durante la menstruación, como dolor en los senos o cólicos. Si la mujer presenta dolores más fuertes, es recomendable consultar con el médico para determinar una posible causa.

¿De qué color es el sangrado de implantación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El sangrado de implantación puede ser rosado, de un color más rojo o incluso marrón dependiendo de cada mujer. Generalmente, no es un color tan intenso como el del sangrando menstrual.

¿Cuántos días dura el sangrado de implantación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aproximadamente, el sangrado de implantación dura unas pocas horas o aparece de forma intermitente durante un par de días o tres. Puede durar hasta una semana, pero no es habitual que se prolongue más tiempo.

¿Cuándo es recomendable hacer un test de embarazo si hay sangrado de implantación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Puesto que el sangrado de implantación se suele producir unos días antes de la fecha prevista de la menstruación, lo más recomendable es esperar a que se produzca el retraso menstrual para que el test de embarazo sea fiable.

El test de embarazo detecta la hormona beta-hCG, la cual es secretada por el embrión después de la implantación. Por tanto, si hacemos el test de embarazo antes de la fecha recomendable, es probable que los niveles de beta-hCG no hayan subido lo suficiente y tenga lugar un falso negativo.

Lectura recomendada

La implantación embrionaria es un proceso complejo regulado por factores tanto maternos como embrionarios. Si quieres saber todos los detalles en cada una de las etapas, puedes entrar en el siguiente post: ¿Qué es la implantación del óvulo fecundado?

Aparte del sangrado de implantación, pueden tener lugar otros sangrados durante el embarazo que son motivo de estrés y preocupación por parte de la madre. Para obtener más información sobre este tema, te recomendamos seguir leyendo aquí: ¿Es normal sangrar en el embarazo?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/sintomas-de-implantacion-embrionaria/

¿Cuándo se produce el sangrado de implantación?

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

La implantación es el momento en el que el embrión se adhiere al endometrio. Esto supone el inicio de la gestación, en el caso de que este desarrollo suceda sin complicaciones.

 Por norma general, suele pasar hacia el día 7, aunque puede ocurrir más tarde, después de la fecundación.

Conociendo un poco sobre la implantación, a continuación os explicaremos qué es el sangrado de implantación y qué implica su aparición.

¿Qué es el sangrado de implantación?

El sangrado tras la implantación suele darse en las primeras semanas de gestación, ya que el útero está notablemente irrigado y puede sangrar con facilidad. En el momento en el que el embrión, se adhiere a la pared interna del útero, se rompen unas venas y arterias del endometrio que puede provocar el sangrado.

Esto no es debido a que el proceso sea «violento».

El embrión necesita estar perfectamente conectado con el tejido del endometrio para un correcto intercambio de nutrientes en el delicado proceso de gestación que ocurrirá en los meses siguientes.

El embrión rompe los capilares superficiales con el objetivo de formar algunos nuevos que lo unirán y servirán para alimentar la nueva vida a través de la futura placenta.

La sangre que se pierde durante este proceso es lo que calificamos como sangrado de implantación. Y por este motivo es diferente y podemos diferenciarla con la sangre menstrual, o sangrado menstrual. Aunque no es del todo indicativa, ya que el tejido del endometrio está muy irrigado (siempre) y las pérdidas podrían producirse por otras razones igualmente naturales.

Características del sangrado de implantación

• Textura: Más ligero que el sangrado de menstruación• Color: Rojo oscuro casi marrón• Duración: Variable, desde unas horas a un par de días• Intensidad: Menor que el sangrado de regla

• Cantidad: Leve e intermitente

El sangrado de implantación es considerado uno de los signos de embarazo más fácil de detectar, pero se puede producir en 3 de cada 10 mujeres embarazadas. La cuestión es que este suceso no siempre ocurre asociado a la implantación propiamente dicha y, desde luego, no se asocia a ningún problema con el embarazo. Pero, ¿Cómo se diferencia un sangrado por implantación de la menstruación?

¿Cuál es el aspecto del sangrado?

Tal y como hemos mencionado, el sangrado ocurre entre seis y diez días después de la fecundación, el cual suele coincidir con la fecha prevista para la menstruación.

Pero, para que sepáis diferenciarla de esta, el sangrado se identifica por ser, por norma general,  más ligero, con una textura más fina y con un color menos intenso.

También suele ser más oscuro, puede ocurrir que tenga un color rojo vivo o rosado, aunque, de nuevo, más ligero que el de la menstruación.

El sangrado de implantación no tiene un patrón fijo, y puede ocurrir en un solo embarazo o en todos, indistintamente. El manchado puede coincidir con la fase lútea, el cual es de origen hormonal y no está directamente relacionado con la implantación, aunque es normal que se puede confundir con este.

Las pérdidas, fruto de la implantación embrionaria, pueden durar de uno a tres días, y la intensidad del sangrado es fácil de detectar ya que es menor que la de una menstruación normal, aunque es algo que puede variar dependiendo de cada caso. Pero no te preocupes, lo más común es poder diferenciarla sin problema.

¿Cómo diferenciar el sangrado de implantación de la menstruación?

El principal problema que confunde estos dos tipos de menorragia es su coincidencia en el tiempo. La principal diferencia se observa en la intensidad del manchado, que es mucho menor que el de la menstruación común. Además, la duración también es un signo de que estamos ante el sangrado de implantación.

El sangrado de implantación puede durar unas pocas horas e incluso prolongarse durante varios días como un manchado leve e intermitente, muy diferente al patrón regular de la menorrea.

Junto al sangrado tras la implantación se puede apreciar un retraso menstrual posterior, similitud en cuanto a los dolores sufridos durante la menstruación, hinchazón de los senos, o, incluso, algunos desajustes leve como pueden ser náuseas, cansancio, etc.

¿Qué hago si ocurre este sangrado?

No existen razones para tomar medidas especiales, pero en el caso de tener dudas siempre se aconseja consultar con tu ginecólogo.

El especialista será el indicado para confirmarte si se trata de un sangrado asociado a la implantación del embrión o no.

Una vez identificado el ginecólogo te proporcionará con las pautas para proceder al respecto de la mejor manera posible y en el caso necesario.

Por lo general el sangrado tras la implantación no suele darse con más que ligeras molestias, en el peor de los casos, razón por la que no es necesario ningún tipo de atención adicional. No obstante realizar una valoración y asistencia adecuadas permitirá a los pacientes entender que este hecho es parte del proceso normal de embarazo.

Источник: http://www.vitafertilidad.com/blog/consejos/cuando-se-produce-el-sangrado-de-implantacion.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: