¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

¿Cuándo comienza la mayoría de las mujeres a usar ropa de maternidad?

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

La mayoría de las mujeres comienza a usar ropa de maternidad cuando empiezan a sentirse incómodas con su propia ropa más ajustada.

En qué etapa del embarazo ocurre esto, se basará en tus necesidades individuales y preferencias de estilo de vestimenta. Tú puedes decidir cuándo es el momento.

No hay reglas de orientación, pero hay algunas cosas que considerar para ayudarte a prepararte para adquirir tu ropa nueva.

Factores a considerar

La ropa de maternidad no suele ser una preocupación principal al principio del embarazo. Poco tiempo después del primer trimestre, la mayoría de las mujeres comenzará a pensar en ropa de maternidad o de mayor tamaño. Hay algunos factores que influirán en tu momento específico para comenzar a usar ropa de maternidad.

  • 14 semanas de embarazo
  • 12 semanas de embarazo
  • 16 semanas de embarazo

Tamaño del útero creciente

Comprender el aumento normal del tamaño de tu útero es un buen lugar para comenzar a prepararte para la ropa de maternidad.

  • A las 12 semanas, al final del primer trimestre, el útero solo llega a la parte superior del hueso púbico.
  • A las 14 semanas está aproximadamente a 2 pulgadas sobre el hueso.
  • A las 16 semanas, está a medio camino entre tu hueso púbico y tu ombligo.
  • A las 20 semanas, está en tu ombligo.

Después de 20 semanas, tu barriga superior se agrandará progresivamente, lo que determinará el estilo de la ropa.

Otros detalles sobre el tamaño del útero

A medida que tu útero crezca, considera lo siguiente:

  • Tu vientre puede comenzar a redondearse y sobresalir un poco y tu ropa se volverá incómoda en el primer trimestre, ya que existe una tendencia natural a que la acumulación de grasa en el abdomen comience temprano en el embarazo.
  • A las 14 semanas, puedes comenzar a sentirte consciente de tu útero en la parte inferior del abdomen, aunque todavía no es evidente para los demás. Tu ropa puede comenzar a apretarte alrededor de la cintura en este punto, si no lo ha hecho ya.
  • A algunas mujeres no se les nota hasta aproximadamente las 16 semanas, ya que el vientre sobresale más del útero en crecimiento y el depósito de grasa adicional. Muchas mujeres cambiarán a ropa de maternidad o más grande en ese punto.
  • Ciertamente, antes de las 20 semanas, la mayoría de las mujeres usarán ropa de estilo maternal o más suelta.

Diferencias en el peso y la forma del cuerpo

Debido a las diferencias en las formas del cuerpo, el peso previo al embarazo y los estilos de ropa anteriores al embarazo, algunas mujeres pueden no comenzar a sentirse incómodas con la ropa hasta después de las 16 semanas. Recuerda que:

  • Las barrigas vienen en todos los tamaños y formas en el embarazo igual que cuando no estás embarazada. Si eres bajita, es posible que tu abdomen sobresalga más temprano debido a tu vientre más corto.
  • Si tienes sobrepeso u obesidad antes del embarazo, o tiendes a cargar más peso alrededor de tu vientre, es posible que no se te «note» tan pronto como alguien con un torso más delgado. Sin embargo, las mujeres con sobrepeso tienden a ganar más peso que las mujeres más delgadas debido a los hábitos alimenticios.

Ya sea que tu peso antes del embarazo sea normal o tengas sobrepeso, si ganas mucho peso al principio del embarazo, tu ropa te quedará apretada ya desde antes del segundo trimestre. En este caso, tu aumento de peso durante el embarazo puede convertirse en el factor decisivo para la adquisición de ropa nueva, y no el tamaño de tu útero.

  • La distribución del aumento de peso también varía de mujer a mujer. Algunas mujeres distribuyen más grasa en el vientre que otras durante el embarazo y esto puede ser un factor determinante en tu necesidad de adquirir ropa de maternidad.
  • El aumento de peso debido a la retención de agua puede hacer que te sientas incómoda con la ropa normal del primer trimestre, porque no puedes tolerar nada alrededor de tu cintura.
  • Durante el embarazo, la hormona progesterona lentifica los intestinos y las mujeres pueden estreñirse y sentirse hinchadas por el gas. Esto también podría llevarte a la necesidad de usar ropa de maternidad desde el primer trimestre.

Crecimiento de los senos

Mientras tu útero está creciendo, tus senos también están creciendo. Bajo la influencia de tu aumento de hormonas de estrógeno y progesterona, tus senos estarán más y más grandes.

Dependiendo de la tasa de crecimiento, puedes comenzar a necesitar otros tamaños de copas y sujetadores cada vez más grandes desde el primer trimestre.

Afortunadamente, los sujetadores de maternidad tienen múltiples filas de broches para ampliar el cierre a medida que crece la circunferencia del pecho.

Número de bebés a bordo

Si hay más de un bebé a bordo, tu útero estará más grande cada semana que si tuvieras un solo bebé. Es probable que tu ropa te apriete más pronto y comenzará a notársete antes.

Primigrávida vs. Multigrávida

Cada embarazo es único. Puedes subir más o menos peso en un embarazo posterior (multigrávida) que en la primera vez, (primigrávida). Aunque un embarazo por primera vez tiende a «notarse» más tarde que tus próximos embarazos, prepárate para que tu necesidad de ropa de maternidad llegue más tarde o más temprano que la primera.

Mareos matutinos

Las náuseas matutinas, o su hermana más cruel, la hiperémesis gravídica, pueden originar la pérdida de peso al principio del primer trimestre. El vientre podría estar más plano debido a la menor cantidad de grasa, por lo que la necesidad de ropa de maternidad podría llegar más tarde en el segundo trimestre.

Ropa y tallas de maternidad

Los tamaños de maternidad permiten que tu abdomen continúe creciendo. Las tallas generalmente siguen los tamaños de las no embarazadas. Entonces, si usas ropa talla 8, espera usar los mismos tamaños durante el embarazo, a menos que ganes mucho peso durante el embarazo. Considera que:

  • Después de las 20 semanas, cuando el útero se eleva por encima del ombligo, es posible que tengas que subir una o dos tallas según tu aumento de peso.
  • No importa que talla, hay muchos estilos de maternidad para elegir, incluyendo ropa profesional y ropa para la noche y ocasiones formales.

Alternativas a la ropa de maternidad

Algunas mujeres no están listas para usar ropa de maternidad en el primer trimestre por una razón u otra. Algunas mujeres a lo largo de su embarazo eligen usar ropa normal más grande o más suelta, en lugar de ropa de maternidad. Ciertos estilos pueden adaptarse a las cambiantes necesidades de tamaño desde el primer trimestre hasta el final, como por ejemplo:

  • Vestidos en línea A que se proyectan desde la parte superior del torso
  • Vestidos de cintura imperio que no se ajustan a la cintura
  • Vestidos plisados en la cintura
  • Vestidos rectos (o entubados) con telas elásticas que dan de sí alrededor de la cintura
  • Pantalones o faldas elásticas, especialmente aquellos con cintura elástica que se pueden usar alrededor, por debajo o por encima de la cintura a medida que surge la necesidad
  • Ropa una o más tallas más grandes, aunque no sea de maternidad, que podrás usar a fines del segundo y tercer trimestre
  • Las camisas de gran tamaño se adaptarán al aumento del tamaño del busto durante el primer trimestre, y también son buenas opciones para continuar en tu guardarropa a medida que llegas al segundo y particularmente al tercer trimestre.
  • Las camisas acampanadas y onduladas serán cómodas tanto para tus senos en crecimiento como para tu abdomen a fines del segundo trimestre, y particularmente en el tercero.

Haz tu propia decisión

Tu peso antes del embarazo, la forma de tu cuerpo, el crecimiento del útero y los senos, y el aumento de peso durante el embarazo son algunos de los principales factores que influyen en cuándo puedes optar por comenzar a usar ropa de maternidad (o no). Estar cómoda con tu ropa durante todo el embarazo será una buena razón para tomar tu propia decisión sobre cuándo comenzar y qué ponerte.

Источник: https://es.lovetoknow.com/embarazo/sobre-el-embarazo/cuando-comienza-mayoria-mujeres-usar-ropa-maternidad

¿Embarazada? ¿Cuándo empezar a comprar cosas para el bebé?

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

Hoy reflexiono sobre esas ansias de comprar que me invadieron durante mi primer embarazo (y durante el segundo) y sobre los plazos de tiempo que pueden considerarse razonables o no a la hora de decidir cuándo empezar a comprar cosas para el bebé.

La ilusión de la maternidad ¡todo lo puede! Yo era incapaz de quedarme quieta sin comprar nada, pero a la vez, tenía dudas de si el embarazo transcurriría favorablemente, de si la cosa se torcería y luego nos quedaríamos con un montón de bártulos sin utilizar que nos entristecieran terriblemente.

Pero no estoy hecha para ponerme en lo peor, así es que decidí ser optimista aunque también un poco comedida a la hora de iniciar el dispendio para recibir a mi bichilla. De hecho, cuando ni siquiera estaba embarazada, ya escribí al respecto de mis intenciones en lo que al consumismo de la preñez se refiere.

A día de hoy, mantengo algunas de aquellas afirmaciones, pero al pasar por ese proceso 2 veces me he dado cuenta de que cometí errores graves que os voy a contar para que no tropecéis en mis mismos escollos.

1. Plazos de entrega

Sí, si sales a dar un paseo y te topas con el vestido de recién nacido de tus sueños, pues te lo llevas a casa y aquí paz y después gloria. La ropa no ocupa tanto espacio y más de una unidad de todo vamos a necesitar.

El problema nos surgió cuando en el sexto mes de preñez decidimos que era el momento de ponernos en serio con la elección del carrito y de la cuna de la niña. ¡Horror! Resulta que eso no es como la ropa, que vas a la tienda de puericultura, lo eliges, y te lo llevas puesto o te lo envían en un par de días a casa. No, no, no.

Dependiendo de cada fabricante, la cosa puede alargarse entre 45 y 90 días. ¿Cómo se te queda el cuerpo? A mí se me quedó regular nada más, porque estando de 6 meses, con el mes de agosto por medio, que por lo visto todas las fábricas del universo hacen vacaciones a la vez, me veía metida en octubre y sin mis apaños para criar a la niña.

A toro pasado, me doy cuenta de que tampoco hubiera sido un drama: entre el colecho y el porteo intensivo que tuvimos desde el primer día, hubiéramos sobrevivido divinamente, pero por aquel entonces yo esto no lo sabía y lo que me quitaba el sueño era verme sin carrito y sin cuna.

También podríamos haber cambiado de tienda, o de marcas, pero bueno, una vez elegidos los modelos ya no había quien nos los quitara de la cabeza. Cuando llega el segundo hijos, o todos los que vengan detrás, este asunto pasa a la historia porque ya estaremos surtidos de todo lo heredado por el primero.

2. Cuándo empezar a comprar cosas para el bebé si no vives en un palacio…

Guardar cajas enormes de puericultura sin montar es un trastorno.

Si tienes espacio de sobra, una habitación ya destinada al bebé o un trastero hermoso ¡yo almacenaría con gusto! Pero si vives en pocos metros ¿qué necesidad hay de pasar estrecheces? Este punto se contradice con el anterior y con la posibilidad de encontrar ofertas que llevarte a casa justo en el momento en que se crucen en tu camino, y con la tranquilidad que da el saber que lo tienes todo ya bajo tu techo y bien controlado. Es una decisión muy personal y muy diferente para cada familia en función de sus necesidades, pero a menor tamaño de la vivienda, más tarde lo compraría yo todo. Hay comercios que te permiten hacer el encargo, pagarlo y entregártelo cuando se aproxime la fecha del parto.

3. ¿Y si al final no lo usas?

Ojo, yo empecé mi búsqueda del primer embarazo confiando en el carro, la cuna, los biberones, los chupetes… Y luego he tenido dos hijos que no han usado nunca ni biberones, ni chupetes, un niño que renegó de mi ansiada minicuna… En estos tiempos no están los presupuestos familiares para tirar cohetes, así es que si andáis muy justos en la planificación y aunque os parezca una locura ¡no compréis! Igual invertís en un sacaleches y al final no dais teta ni una semana; o en mil cacharros para esterilizar, secar, organizar biberones y os pasáis años dando la teta. Un chupete es un gasto menor, pero hay cosas grandiosas como la bañera, los parques, las hamacas… Lo ideal sería poder probar todos estos artilugios con vuestros hijos para saber si los aceptan o no. Porque esa es otra: inventos ideales para un bebé no son soportados por otro ¡ni aunque sean hermanos y compartan genética! Si tenéis cerca amigos o familiares que os puedan dejar probar alguna de estas cosas, o incluso empresas de alquiler de puericultura por días para ver el efecto que les produce a los mochuelos ¡sería lo mejor que os podría pasar!

4. ¿Qué hacemos entonces?

Pues como en casi todo en la maternidad ¡lo que te dé la gana! Ni con 2 embarazos he llegado a una conclusión clara.

Más allá del tema de los plazos de entrega para la puericultura de gran tamaño, o para cosas como muebles de dormitorios personalizados y asuntos así, el resto es muy variable, va a depender muchísimo de nuestro presupuesto, de lo dispuestos que estemos a arriesgar haciendo malas inversiones, a que nuestros hijos nos den el susto de nuestras vidas al negarse a usar cosas que habíamos supuesto que serían imprescindibles para criar…

¿Cuándo empezasteis vosotros a planear vuestras compras? ¿Hicisteis buenas adquisiciones o cambiaríais de sistema si tuvierais que empezar de nuevo otra vez?

Источник: https://planeandoserpadres.com/2019/02/18/cuando-empezar-a-comprar-cosas-para-el-bebe/

¿Cuándo comprar ropa premamá?

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

A veces la que lo notas eres tú ya que es posible que percibas que la ropa ceñida ahora te resulta algo incómoda.

En este momento aún no hace falta que compres ropa premamá, pero si puedes usar pantalones elástico tipo leggins y prendas que ya tengas en tu armario con las que te sientas más cómoda.

A partir de la semana 13 a la 28 estamos en el momento más dulce del embarazo, los vómitos disminuyen y también el riesgo de abortos espontáneos.

Lo que no disminuye es la barriga, que en este trimestre si va a crecer comparado con semanas anteriores.

En la semana 20 el útero de una mujer embarazada llega ya a nivel de su ombligo, y en semanas sucesivas irá aumentando. En la semana 38 el útero ya llegará a la altura de las costillas flotantes.

Cada mujer es distinta y las hay muy delgadas que se les empieza a notar el abdomen pasada las 25 semanas de embarazo. Otras que tiene un ligero sobrepeso  y también disimulan su embarazo.

La barriga suele aparecer más tarde en los embarazos primerizos que en las segundas gestaciones. En general a partir de la semana 20 el abdomen ya va redondeando ligeramente.

Independientemente de las semanas de embarazo, para saber cuando comprar ropa premamá, estas pautas pueden ser útiles.

  • Si tienes que desabrochar el botón superior de los pantalones para estar  más cómoda
  • Cuando escoges prendas elásticas o Spandex cada vez más.
  • Si tienes sensación de hinchazón prácticamente todo el día.
  • Si te cuesta abrocharte ligeramente los botones inferiores de la camisa
  • Si notas que tu cintura se ensancha y no puedes ponerte alguna prenda que usabas a menudo.

Ropa premamá, nuestra selección desde 6 €

Vestido, efecto capa, sin mangas, con abertura para facilitar la lactancia materna. Está confeccionado con un 95% viscosa y un 5% elastano,

Disponible en distintos colores tanto lisos como estampados.

Camisetas holgadas de manga corta varios colores Smallshow

Diseño cómodo y fácil de combinar con tu ropa. No se deforma tras el lavado. Tiene una apertura especial en la zona del pecho

  • Está fabricado en 93,1% Rayón, 6,9% Elastano..

Leggins de algodón muy cómodos los + vendidos en Amazon

Los leggins puede ser un buen comodín cuando estás embarazadas, son cómodos y los puedes combinar con camisas, blusas o vestidos cortos.

Este modelo triunfa en Amazon por su buena relación calidad precio. Es de 95% algodón con un 5% de elastano una fibra muy flexible. Lavables a 30º máximo

Be Mammy Premamá Lote de 2 Leggins 3/4 Embarazo Lactancia 03

Pack de dos leggins cortos, 94% viscosa, y un 6% elastano.

Vestido en azul con escote en V, mangas por el antebrazo y largo ligeramente por encima de la rodilla. Lleva un plisado que parte de debajo del pecho y estiliza la figura.

Es de 95% viscosa y 5% elastano fibras que tienden a estirarse. Disponible en distintos modelos tanto lisos como estampados.

Banda de vientre – alargador de cintura embarazadas, se adapta a tu ropa para que puedas usarla más tiempo

La banda de vientre es uno de esos recursos sorprendentes para aprovechar la ropa cuando tu tripa aumenta. Se trata de unos extensores de cintura con tres botones que se puede abrochar a los ojales de tus pantalones vaqueros (o de otro tipo).

Te pone una blusa por fuera o un jersey que cubre la cremallera y listo. Los tienes en tres colores, azul, negro y beige para que puedas combinar según el color de tu ropa.

Premamá mamá Vaqueros Shorts Denim Pantalones Suave Elástica para Mujer

Shorts para el verano con banda elástica suave en el abdomen. Son de algodón 90% y 10% elastano.

Se pueden lavar a máquina a 30º máximo.

Top camiseta de tirante premamá

Camiseta con escote en V, ceñida en los brazos y bajo el pecho.

Vaqueros Regular Beau OTB para embarazada – Noppies

Estos vaqueros están pensados precisamente para las embarazadas su composición es 90% algodón, 7% poliamida y un 3% elastano.

Con cierre elástico y corte recto. Se lavan a máquina programa algodón.

Chaqueta guateada con capucha premamá

Anorak premamá, con capucha y cierre de cremallera. Tiene una inserción extraíble que te permite llevar al bebé contigo. Fabricado en poliéster y lavable a máquina.

Pack 3 camisetas manga corta premamá Smallshow

Pack de tres camisetas diseño holgado con corte a capa en el pecho, para que no se ajusten al cuerpo y sea compatible con la lactancia materna.

  • Disponibles en varios colores.

¿Conoces las listas de nacimiento en Amazon?

Si estás embarazada o ya tienes al bebé en casa, te habrás dado cuenta la de cosas que necesita un recién nacido. Pañales sin parar, bodies, patucos, sacos para el, cochecito.

En Amazon tienes una opción muy útil para crear listas con los artículos que realmente te hacen falta para tu bebé. Puedes crear la lista de nacimiento en opción pública y de esta manera tus amigos y familiares podrán localizar tu lista en Amazon a través de tu dirección de correo electrónico su nombre de usuario.

Más cómodo ya que al elegir productos de distintos precios cada persona puede adaptar su presupuesto, pero ¡siempre con cosas elegidas por ti!

En Amazon los gastos de envío son reducidos, pero si prefieres ahorrarte los gastos de envío durante todo el año tienes Amazon Prime.

Los clientes Prime, son los que  más ventajas obtienen de comprar en Amazon. No pagan gastos de envío en millones de productos, tiene derecho a disfrutar de entregas más rápidas incluso en 1 día.

Ser cliente Prime es gratis el primer mes, es de prueba y sin permanencia. Si decides quedarte el precio es 36 euros al año y además tendrías otras ventajas como,acceso a Amazon Vídeo o almacenamiento gratuito en la nube para tus fotos en Amazon Photos.

Источник: https://www.periodistadigital.com/magazine/escaparate/20200615/comprar-ropa-premama-noticia-689400429257/

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

El momento de echar mano de ropa específica para el embarazo dependerá de cada mujer. No todas engordan al mismo ritmo. También influye la estructura corporal de cada una, su peso anterior, su estilo al vestir, el tipo de vida, el presupuesto con el que se cuente, si desea disimular el embarazo o mostrarlo, etc.

Índice

¿Cuándo empezar a usar ropa premamá?

Algunas necesitan ropa más holgada ya en el primer trimestre o desean lucir barriga cuanto antes y otras no tienen que cambiar su armario en nueve meses, porque su cuerpo no experimenta apenas cambios en todo el embarazo. Igualmente dependerá del momento en el que cada mujer decida hacer público su estado.  Según sea el tipo de ropa elegido se podrá disimular o potenciar la tripa.

Por lo general, en mujeres de peso previo normal, el embarazo se hace visible a los tres meses, y a los cinco su evidencia no deja lugar a dudas, lo que significa que entre los 3 y 5 meses de gestación, normalmente, el tamaño de la barriga y el incremento de caderas y pecho, obligará a vestirse con una ropa más amplia.

No obstante, esto son meras estadísticas, lo mejor es que lo decidas tú misma según vaya evolucionando el embarazo y tu cuerpo. Teniendo presente siempre que la comodidad debe ser la máxima prioridad. Lo que es absurdo es negar el cambio de figura e intentar meterse en una talla que hace tiempo se superó.

Y es que, para que esta etapa sea más llevadera, saludable y segura, es imprescindible que estés cómoda, y la ropa en este aspecto juega un papel fundamental.

Llevar la talla adecuada te aliviará de muchas molestias.

En cuanto empieces a notar que las prendas te aprietan, sobre todo en la tripa o caderas, no dudes en hacerte con indumentaria diseñada especialmente para la maternidad.  

Si bien, la experiencia de otras madres lleva a aconsejar no esperar a los últimos meses para adquirir sujetadores de embarazo, ya que el pecho será una de las primeras partes en aumentar.

Si tienes pensado dar el pecho y lo prefieres, puedes comprar sujetadores de lactancia en lugar de sujetadores premamá, que garantizan también un buen sostén y te servirán durante la lactancia.

Ahora bien, como el pecho seguirá creciendo hasta el final, conviene que si compras sujetadores de lactancia lo hagas en los últimos meses, cuando la talla sea similar a la del posparto. 

 

¿De qué depende que la tripa se note antes o después?

No todas las embarazadas tienen la misma tripa: unas son más puntiagudas, otras más redondas, unas más altas, otras más bajas, unas más grandes y otras más pequeñas.

Del mismo modo, no a todas las gestantes se les nota la tripa a la vez: algunas con 10 semanas ya pueden hacer visible su embarazo, mientras que otras, embarazadas de 20 semanas, apenas tienen tripita.

El hecho de que la tripa se note antes o después depende de varios factores:

La altura y el peso de la madre. No es lo mismo ser muy alta y estar muy delgada que ser bajita y engordar mucho desde las primeras semanas. Así, las mujeres que tienen sobrepeso u obesidad suelen tener barrigas más voluminosas

El tono muscular del abdomen y de los músculos que recubren el útero también determinan la forma y tamaño de la barriga. Si la embarazada tiene músculos bien tonificados, la gestante tendrá una barriga más plana y elevada. En cambio, si estos músculos están flácidos, el útero tiende a caer hacia delante y la barriga se verá más grande y baja.

La posición fetal. Si el feto está colocado en la espalda de la madre con las piernas hacia delante, la barriga será más picuda; pero si se coloca de forma transversal se verá más ancha.

Si se ha tenido embarazos anteriores o no. Tras el primer embarazo es común que la barriga de la embarazada se note más y antes, ya que los músculos abdominales y uterinos se van distendiendo.

– La estructura de la pelvis de la madre también determina la forma del vientre materno ya que en las pelvis estrechas el bebé tiene más problemas para encajarse, por lo que la barriga parece más redonda y grande. Mientras que en las pelvis anchas la barriga suele ser más plana ya largada.

– El volumen de líquido amniótico también influye en el volumen y forma de la barriga. Las mujeres que tienen una gran cantidad de líquido amniótico suelen tener una barriga más voluminosa y redonda.

Todos estos factores influyen en la forma y tamaño de tu barriga y, por tanto, en la necesidad de usar antes o después la ropa premamá.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/cuando-empezar-a-llevar-ropa-premama-6098

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: