¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

Contents
  1. ¿Cuándo empezar con el masaje perineal?
  2. ¿Qué es el masaje perineal?
  3. ¿Cómo se realiza el masaje perineal?
  4. ¿Cómo escojo el producto lubricante para el masaje perineal?
  5. ¿Es eficaz el masaje perineal? ¿Qué ventajas tiene?
  6. ¿Cuándo empiezo con el masaje perineal y con qué frecuencia?
  7. ¿Quién puede realizar el masaje perineal?
  8. ¿Necesito preparación para el masaje?
  9. ¿Cuándo no se debe realizar el masaje perineal?
  10. ¿Qué es la episiotomía?
  11. Cómo se hace el masaje perineal
  12. Recomendaciones previas antes del masaje perineal
  13. ¿Qué aceite o qué lubricante utilizar?
  14. ¿Dónde practicar el masaje perineal?
  15. Contraindicaciones para el masaje perineal
  16. Cuántas veces se debe realizar el masaje perineal
  17. Cuándo puedo empezar a hacer el masaje perineal
  18. ¿En el primer trimestre se puede realizar el masaje perineal?
  19. Técnicas externas de masaje perineal
  20. Técnicas de masaje perineal interno
  21. Masaje perineal en forma de U
  22. Masaje perineal en forma de media U
  23. Técnica de presiones mantenidas
  24. Técnica de gancho
  25. Presión en periné
  26. Combinación de estiramiento-contracción-relajación
  27. Recomendaciones sobre cómo se hace el masaje perineal
  28. Masaje perineal, eficaz aplicado 6 semanas preparto
  29. Técnica del masaje perineal antes del parto
  30. Recomendaciones para el masaje de periné
  31. Cómo realizar el masaje perineal
  32. Masaje perineal: cómo realizarlo correctamente
  33. ¿Qué se necesita para realizar un masaje perineal?
  34. Cuándo empezar el masaje
  35. ¿En qué casos está contraindicado? 
  36. ¿Cómo se realiza el masaje en el periné?
  37. Antes de empezar
  38. Introduce los dedos en la vagina
  39. Movimiento de vaivén
  40. Ejercicios para reforzar el suelo pélvico
  41. Algunos tipos de aceites ideales para masajear
  42. El masaje perineal
  43. Pero vamos por partes: ¿qué es el periné?
  44. ¿Qué es el masaje perineal?
  45. ¿Cuándo hay que hacer el masaje perineal?
  46. ¿Cómo se hace el masaje?
  47. Precauciones y contraindicaciones

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

El perineo o periné es la parte del cuerpo de la mujer que forma el suelo pélvico. En el perineo se encuentran los órganos genitales externos y el ano. Está formada por músculos y ligamentos (partes blandas). No es algo rígido, sino que es dinámico y se adapta a los movimientos, cambios posturales…

Es necesario conocer esta parte del cuerpo sobre todo durante el embarazo y el parto para ser conscientes de su importancia y poder cuidarlo adecuadamente ya que su función principal es sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición adecuada. Si estos músculos están debilitados, podemos sufrir muchas consecuencias desagradables como dolor lumbar, incontinencia o problemas sexuales.
 

¿Qué es el masaje perineal?

Es una técnica de preparación al parto preventiva que se realiza para que el perineo de la madre se prepare para el parto y así poder evitar una posible episiotomía o desgarros, por ejemplo. Por eso es importante que las mujeres gestantes (sobre todo las primíparas) reciban información sobre los numerosos beneficios del masaje perineal y sobre las maneras de realizarlo.

El masaje perineal consiste en la estimulación táctil de la piel y los tejidos del perineo y se realiza sobre el plano muscular profundo, ocupado por el conducto y esfínter anal y el núcleo fibroso central del perineo.
 

¿Cómo se realiza el masaje perineal?

– Primero se deberá lubricar los dedos con un aceite esencial, el mejor es el de rosa de mosqueta o almendras.

– Introducir los dedos índice y pulgar lubricados en el interior de la vagina (3-4 cm).

– Empujar el periné hacia abajo, hacia la zona del recto y hacia los lados de la vagina. Se estirará la zona hasta que se note sensación de escozor.

– Habrá que mantener esta presión forzada sobre la zona y los tejidos al menos dos minutos o hasta que empiece a resultar molesto.

– Coger la zona entre el pulgar y los dedos opuestos realizando movimientos oscilantes durante 3 o 4 minutos, estirando así los tejidos de la vagina, los músculos y la piel del perineo.

Este masaje se debe realizar desde la semana 32 durante unos 10 minutos al día al menos 5 veces por semana para que sea efectivo. 
 

¿Cómo escojo el producto lubricante para el masaje perineal?

El producto ideal para el masaje perineal es un producto tipo lubricante. Hay que tener en cuenta que cualquier cosa que te apliques la mucosa vaginal lo absorberá lo que debería ser un producto autorizado para embarazadas. Se aconseja, como decíamos, aceite de rosa de mosqueta. 
 

¿Es eficaz el masaje perineal? ¿Qué ventajas tiene?

Según diversos estudios, el masaje perineal reduce la probabilidad de episiotomía y desgarros durante el parto. Al estar recomendado, por tanto, a partir de evidencias científicas sería bueno que lo practicaran todas las mujeres gestantes. Entre sus ventajas destacamos:

– Aumenta la elasticidad del perineo y favorece la circulación sanguínea de la zona. Esto permite que se llegue a una mayor relajación de este plano muscular durante el parto.

– Ensancha el canal del parto.

– Ayuda a la asistencia al parto.

– Reduce el riesgo de episiotomías y desgarros durante el parto.

– Facilita la recuperación del suelo pélvico ya que el daño que se produce de este es mucho menor.

– Reduce el dolor posparto.

– Ayuda a que la madre conozca su propio cuerpo.

– Facilita la recuperación de la tensión vaginal.

– Minimiza la sensación de hormigueo en la etapa de coronación del parto.

– No tiene efectos perjudiciales.

– Te prepara para la expulsión.

– Es una técnica fácil de realizar.

– Permite que también pueda hacerse en pareja
 

¿Cuándo empiezo con el masaje perineal y con qué frecuencia?

La recomendación es que empieza a tener eficacia a partir de la semana 32 del embarazo (aproximadamente a los siete meses y medio). Como mínimo se recomienda hacerlo cuatro veces por semana, aunque lo más adecuado sería realizarlo diariamente.

Tiene que ser un ejercicio constante ya que sólo así se mejorará la elasticidad del perineo y como consecuencia la reducción de las episiotomías.
 

¿Quién puede realizar el masaje perineal?

Este es un masaje que puede realizarse bien la mujer embarazada a ella misma, aunque es probable que las últimas semanas necesite ayuda, porque no podrá llegarse ella misma con el aumento de su barriga por el embarazo.

También lo puede realizar su pareja o alguien con el que la gestante tenga confianza, esto es especialmente recomendado a medida que avanza el embarazo.
 

¿Necesito preparación para el masaje?

Hay una serie de consejos que seguir a la hora de realizar el masaje perineal. Son los siguientes:

– Lavarse bien las manos.

– Tener las uñas limpias y bien cortadas para no hacerte daño.

– Vaciar la vejiga y orina antes de empezar.

– Hacerlo delante de un espejo para familiarizarte con tu anatomía.

– Buscar un lugar donde te encuentres cómoda.

– Puedes empezar con un baño caliente o con la aplicación de unos paños calientes en la zona para relajarla.

– Si te vas a realizar un automasaje, deberías utilizar los pulgares.

– Si el masaje lo realiza otra persona debería utilizar los dedos índice y corazón.

– Se deberán lubricar los dedos siempre antes de introducirlos en la vagina.
 

¿Cuándo no se debe realizar el masaje perineal?

-En el caso de que la embarazada presente varices vulvares.

– En el caso de que la gestante tenga alguna infección vaginal o urinaria.

– En el caso de que existan complicaciones del embarazo.

– En el caso de que exista una cesárea programada, ya que no se necesitará la distensión del perineo.

– En el caso de que ya hayas perdido el tapón mucoso.

– En el caso de que hayas tenido contracciones antes de la semana 38.

Aparte de estos seis casos donde no se deben realizar los masajes perineales se debe tener en cuenta que es importante parar el masaje si se siente algún tipo de dolor. También se debe evitar presionar la uretra para prevenir infecciones de orina.

¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía es un corte que le hacen a algunas embarazadas de los tejidos del periné (vagina y músculos superficiales) en el momento del parto. Este corte normalmente se realiza porque existe el peligro de desgarre de la piel o porque se necesita el uso de material médico.

La OMS no recomienda que se realice la episiotomía indiscriminada ya que tiene efectos a medio y largo plazo, pero los criterios para realizarla no son nada claros. Se realizará una episiotomía cuando:

– es necesario acortar el periodo expulsivo del parto o bien porque la madre corre peligro o porque lo corre el bebé.

– el bebé es demasiado grande.

– el periné es muy rígido y poco elástico, este es el caso que se puede evitar realizando los masajes perineales.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/cuando-empezar-con-el-masaje-perineal-11017

Cómo se hace el masaje perineal

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

¿Sabes realmente cómo se hace el masaje perineal? ¿Te gustaría comenzar a hacer el masaje perineal pero no sabes por dónde empezar?

Quédate conmigo que en este vídeo lo vemos juntas paso a paso.

¡Hola! ¿Qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de “En Suelo Firme” y en este vídeo voy a compartir contigo algunas recomendaciones previas a la práctica y algunas técnicas sobre cómo se hace el masaje perineal para que puedas empezar a realizarlo hoy mismo si así lo deseas, y digo, si así lo deseas, porque el primer paso, desde mi punto de vista, es que te apetezca realizarlo.

Recomendaciones previas antes del masaje perineal

Se recomienda que:

  • vacíes la vejiga,
  • que tus manos estén limpias,
  • y las uñas bien recortadas.

Si te lo vas a practicar tú misma o lo va a practicar tu pareja no es necesario que utilicéis guantes, siempre y cuando, como digo, mantengáis ese cuidado de limpieza de manos.

¿Qué aceite o qué lubricante utilizar?

Pues existen infinidad de ellos. Lo importante es que el aceite sea de buena calidad, un aceite vegetal: Rosa Mosqueta, Almendras, Argán, Pompeya, o incluso algunos aceites específicamente elaborados para el masaje perineal que puedes encontrar en farmacias.

Si optas por un lubricante, que sea de base agua.

¿Dónde practicar el masaje perineal?

Vas a elegir también un lugar de la casa en el que te sientas cómoda, libre de interrupciones durante los próximos minutos.

Una postura cómoda también es importante, puede ser sentada, con la espalda bien apoyada sobre cojines, semi inclinada, digamos, que ni sentada ni tumbada, igualmente apoyando bien la espalda y lo que es muy importante es que tus piernas se encuentren cómodas y relajadas, porque si tienes tensión en los músculos de las piernas o en cualquier otra parte de tu cuerpo, va a ser difícil que globalmente consigamos una relajación.

Tiene que ser un momento único para ti, de cuidado personal, incluso hay quien le resulta agradable poner música o encender velas aromáticas, algún ambientador que te guste… el caso es que busques tu momento, tu lugar y tu postura para ponerte manos a la obra con el masaje.

Se suele decir entre 5 y 10 minutos, pero yo siempre le digo a mis pacientes: “¿Que un día tienes 3 minutos? hazlo”. “Si otro día tienes más tiempo, pues le dedicas 5, 6 ó 7”.

¿Hay que estar con el cronómetro hasta los 10 minutos? ¡No! No es necesario.

Lo más importante que debes saber es que el masaje no tiene que doler.

Otra cosa es que sientas sensación de estiramiento, por ejemplo, si yo ahora comienzo a estirar la musculatura del cuello y hago este movimiento puedo estar notando en mi trapecio una sensación de estiramiento.

Hay quien podría describirla como una ligera tirantez o incluso sensación de calor y quemazón, pero nunca dolor.

Contraindicaciones para el masaje perineal

Hay una serie de contraindicaciones para el masaje.

Sería tener una infección vaginal activa o una infección de orina o tener varices vulvares.

Yo siempre os digo que lo ideal es que acudáis a un fisioterapeuta (En nuestro Directorio de Especialistas puedes encontrar el más cercano a tu residencia) para que valore el estado de vuestra musculatura y saber de dónde partimos y cuáles son los objetivos.

No es lo mismo una mujer que tenga un tono de base más bajo, es decir, que su musculatura esté más blandita, que aquella que tenga una musculatura muy tensa.

Cuántas veces se debe realizar el masaje perineal

El número de veces a la semana que debemos realizar el masaje también va a depender de la situación de la que partimos.

Podríamos decir realizarlo todos los días unos 5 minutos, podemos realizarlo en días alternos y dedicarle un poco más de tiempo: 7-10 minutos.

Hay quien dice incluso que con 3 veces a la semana podría ser suficiente.

Yo, a veces, os recomiendo que probéis todos los días un ratito, porque lo incluyes mejor en tu rutina, por ejemplo, después de la ducha. Una ducha de agua calentita que relaje tus músculos y ya te disponga a esa práctica más relajada, y de esa manera la incluyes en la rutina y no se te suele olvidar.

Cuándo puedo empezar a hacer el masaje perineal

Se suele hablar de a partir de la semana 32 o en torno a la 35, incluso hay profesionales que se van a la semana 36.

¿Cuál es mi opinión?

Pues que, si tú te sientes cómoda y te apetece empezar a realizar el masaje en todo el segundo trimestre, puedes hacerlo perfectamente, siempre y cuando, evidentemente, no haya contraindicaciones.

¿En el primer trimestre se puede realizar el masaje perineal?

En el primer trimestre puedes reconocer tu vulva y conocer tu cuerpo, pero el masaje perineal de cara a elastificar tejidos de cara al parto, pues en el primer trimestre todavía no tiene mucho sentido.

En primer lugar porque suele haber más probabilidad de pérdidas gestacionales tempranas y porque el día del parto aún se ve muy lejos como para empezar a elastificar.

Los estudios científicos que se han realizado suelen tomar como muestra mujeres que empiezan a realizarlo a partir de esas 32-35 semanas, por eso es lo que se suele recomendar, porque los estudios científicos han tomado esos tiempos.

Sí te digo que, de cara al final del embarazo, cada vez el volumen de tu tripita va a ser mayor y quizá tengas dificultad para acceder. Por ello que, en estas explicaciones, me refiero, de vez en cuando, a la posibilidad de que lo realice tu pareja.

En el caso de que el masaje te lo vaya a practicar tu pareja, os recomiendo que mantengáis una comunicación fluida durante todo el masaje perineal.

Cuando nosotras nos practicamos el masaje a nosotras mismas es muy fácil sentir si te pasas de presión, porque automáticamente tu cuerpo corrige la presión y suelta, pero si te lo está practicando alguien, debes indicarle, para que sepa realmente si está presionando mucho o si te está haciendo cosquillas, así que vas a intentar guiar sobre tus sensaciones a tu pareja. En un par de veces seguro que ya tenéis dominado el asunto.

No obstante, mi recomendación siempre es que lo intentes tú, porque estarás conectando con esta parte de tu cuerpo que a veces la tenemos muy olvidada, y con la que a veces incluso nos tenemos que reconciliar.

Técnicas externas de masaje perineal

Vamos a empezar con técnicas externas.

Untarías tus dedos con un poquito de lubricante o de aceite y comenzaríamos extendiéndolo por la zona externa de la vulva y el periné.

Aquí faltarían los labios mayores, que estarían a los lados de los labios menores. [Muestra las distintas partes en la maqueta] Entonces estarían: labios mayores aquí, labios menores aquí, clítoris, uretra, la abertura vaginal, el ano y aquí está el periné.

Esta palabra, el periné, es lo que da nombre al masaje perineal, porque es en esta zona donde vamos a incidir especialmente, que es donde el bebé, al nacer, va a hacer un estiramiento mayor.

En las técnicas externas vamos a comenzar extendiendo simplemente el aceite, ¿cómo? pues con pases lineales o con pases en U, como estoy haciendo, con dedos índice y corazón, o incluso con pases circulares.

¿Qué vamos a conseguir?

  • Mejorar el riego sanguíneo.
  • Ir tomando conciencia de esta zona.
  • Mejorar la propiocepción
  • y, sobre todo, empezar a tener sensaciones.

En esta zona, fíjate, parece que es más duro. ¡Claro! porque esto es el periné, que está preparado para recibir las presiones. Precisamente está diseñado para que cuando toses, ríes, estornudas, cargas peso, las direcciones de las fuerzas vayan aquí. Por eso es una zona perfectamente preparada para ello y es más durita.

Pues incidimos y extendemos ese aceite por toda la zona.

Hay profesionales que dicen, incluso, que con masajear de forma externa sería suficiente para que mejoremos el riego y la elasticidad de los tejidos, pero también podemos incidir en la parte interna si te sientes cómoda y te apetece.

Técnicas de masaje perineal interno

¿Qué haríamos?

Introducir el dedo pulgar, si practicas tú misma el masaje, o introducir dedo índice y dedo corazón, o bien solo el dedo índice en el interior de la vagina.

¿Cuánto?

Unos 3-4 centímetros.

Imaginemos que esto es la horquilla vulvar.

Masaje perineal en forma de U

Lo que hago es: introduzco el pulgar y empiezo a realizar un masaje en forma de U. Primero suavemente escuchando siempre tu cuerpo y cuando ya hayas realizado varios pases puedes hacer el masaje presionando un poquito más, que sea presión, estiramiento y movimiento.

Masaje perineal en forma de media U

Podemos realizar también masaje de media U, ¿qué significa eso? que me quedo más en un lado: de un lado a la zona media, de un lado a la zona media.

Pases que sirvan, como te decía, de presión, estiramiento y movimiento. No sólo acariciar. Es presionar, estirar un poquito y movilizar.

Igual en la otra media U. ¿De acuerdo? Unos cuantos pases.

No quiero que estés con el cronómetro de ¡venga! 30 segundos de éstos, 1 minuto… habrá alguna técnica que sí que te incida en tiempos pero estas son sensaciones.

La U entera, media U y ahora lo que vamos a hacer son presiones mantenidas sobre 3 puntos.

Técnica de presiones mantenidas

Imagínate que hubiera un reloj en esta zona: aquí tendríamos las 6, aquí tendríamos las 12, aquí tendríamos las 3 y las 9. 12, 3, 6 y 9.

Yo quiero que hagas presiones mantenidas en la zona de las 6 y en la zona que sería las 5 y las 7. Aquí nos quedaríamos en la zona de las 6.

¿Cuánto tiempo? Venga aquí sí que voy a decirte unos 30 segundos. Vamos a ir dándole tiempo a la musculatura a que rebaje su tensión.

Cuando estés estirando observa qué está haciendo tu respiración. A veces es frecuente que cuando nos damos tensión nuestra respiración se corte, pues vamos a intentar mantener una inspiración y una exhalación, tranquilas y relajada.

Cuando hemos realizado estas presiones sobre el punto que diríamos las 6 de la tarde, podemos pasar a este punto imaginario del reloj que serían las 5 y realizar lo mismo, presión y estiramiento, y mantengo.

Al principio notarás tensión, te concentras en respirar sin que duela y poco a poco notarás que la musculatura cede. Y luego nos iríamos a las 7.

Si lo practica tu pareja, lo hace como te decía antes, dedo índice o bien si te sientes cómoda, dedo índice y corazón.

Lo que es importante es que al introducir los deditos no presione la uretra, la zona de la uretra que estaría aquí arriba, no la vamos a elastificar, vamos a centrarnos como te decía siempre en esta zona, en esta U.

Técnica de gancho

Cuando hacemos el estiramiento, esta presión, solemos decir que los dedos se pueden colocar en técnica de gancho para hacer así, coger tu musculatura y poder estirarla mejor. Si te resulta incómoda esta técnica de gancho pueden mantener los dedos planos.

A medida que pasen los días se propone hacer el masaje con ambos pulgares a la vez en el interior de la vagina, colocados en esos puntos imaginarios que hemos dicho, 5 y 7.  Los dos pulgares, presionando y estirando.

Al principio los realizas con uno solo en los 3 puntos, tu pareja puede realizar el mismo estiramiento separando un poquito los dedos, y haciendo 5 y 7 a la vez con una presión con dedos separados.

Por último, comentar un par de técnicas más que podrías realizar:

Presión en periné

Una de ellas es realizar una presión mantenida en la zona del periné. Habíamos localizado ese punto entre la vagina y el ano. Localizarlo y presionar con el dedo y unos 30 segundos o incluso un minuto puedes quedarte en esta zona presionando.

Combinación de estiramiento-contracción-relajación

Otra de las técnicas que podemos utilizar ya para finalizar es una combinación de estiramiento-contracción-relajación y estiramiento.

Vamos a colocar el dedo donde estábamos presionando antes, las 6, y realizamos un estiramiento de la musculatura en dirección hacia abajo, en dirección hacia el ano, con el dedito dentro de la vagina. Y estiro unos 10 segundos.

Ahora contrae tu musculatura, cierra los orificios perineales durante 4-5 segundos, relajas el mismo tiempo, 4-5 segundos, y de nuevo aplicas un estiramiento de 10 segundos.

Lo que vas a notar haciendo esta técnica es la sensación de estiramiento, de contracción, de relajación y de nuevo de estiramiento. Es una forma de tomar mejor conciencia de tu musculatura.

Puedes realizarlo unas 2-3 veces.

Y con esto finalizarían las técnicas más recomendadas sobre cómo se hace el masaje perineal.

Como podrás ver hay muchos vídeos y hay mucha información en internet sobre cómo realizar el masaje.

Recomendaciones sobre cómo se hace el masaje perineal

¿Qué te digo yo? Que pruebes estas técnicas que has encontrado en este vídeo y en otros vídeos que hayas podido ver y que elijas las que más se adaptan a ti, con las que te sientas más cómoda.

Y puedes ir incluyendo, a medida que vayas realizando el masaje, nuevas técnicas, por ejemplo, empieza solo con la U y dentro de dos semanas dices ¡ay! pues voy a probar esa del estiramiento, la contracción, la relajación y el estiramiento, porque me apetece ir avanzando un poquito más.

O un día tienes poco tiempo y solo haces masaje externo, extendiendo el aceite y presiones en el periné. Es decir, adapta las técnicas posibles a tu tiempo y a lo que te sientas más cómoda.

Espero que te haya gustado el vídeo, que haya sido de ayuda, si es así, por favor, dale a me gusta, compártelo si crees que puede ayudar a alguien más y síguenos en redes sociales, además de suscribirte a nuestro canal de (Canal En Suelo Firme).

Si tienes dudas, déjalas en comentarios para que podamos responderte lo antes posible y como siempre digo acude a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y valora qué es lo que necesitas en este momento tan especial de tu vida.

¡Muchísimas gracias por estar ahí y nos vemos muy prontito en un próximo vídeo!

Источник: https://www.ensuelofirme.com/como-se-hace-el-masaje-perineal/

Masaje perineal, eficaz aplicado 6 semanas preparto

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

Existe evidencia científica de que la práctica del masaje perineal durante el embarazo es útil para reducir el trauma perineal en el parto (como desagarros espontáneos o la necesidad de realizar episiotomía) sobre todo en mujeres nulíparas o multíparas con episiotomía en su/sus partos anteriores, es una práctica altamente recomendable  y beneficiosa.

Esta técnica contribuye a:

  • Preparar los tejidos alrededor de la vagina, estirando y reblandeciéndolos e incrementando la elasticidad del periné.
  • El masaje perineal ayuda a la mujer a familiarizarse con la sensación de estiramiento de esta área. Notarás las sensaciones del parto y cómo controlar los músculos que allí se encuentran, lo que te permitirá estar más relajada durante el alumbramiento.

Técnica del masaje perineal antes del parto

El masaje perineal ha demostrado su eficacia cuando comienza seis semanas antes de la fecha probable de parto.

La práctica del masaje perineal es bien aceptada por las mujeres, aunque al empezar con su aplicación puede ser un poco molesto (sensación de quemazón, escozor); estas sensaciones irán desapareciendo gradualmente.

Para adaptarte mejor, conviene que empieces la técnica sin forzar los movimientos para dar tiempo a que los tejidos se habitúen al masaje. Puedes aplicar automasaje o bien podemos implicar a la pareja es una  forma de  hacerle partícipe de los cuidados durante el embarazo.

Una recomendación sería procurar un masaje sensitivo -como técnica perfecta-, en lugar de algo mecánico. Tanto tú como tu pareja, si es quien lo realiza, rápidamente notaréis los efectos del masaje, observando como el periné cada vez es capaz de alcanzar mayor distensión de los tejidos con menor incomodidad.

Importante: se realizaran el masaje aquellas mujeres embarazadas que no presenten ni infección urinaria o vaginal ni amenaza de parto prepaturo.

Recomendaciones para el masaje de periné

  • Realiza una correcta higiene de las manos: las uñas deben estar cortas y limpias.  
  • Conviene vaciar  la vejiga antes de empezar.  
  • Para mejorar la circulación y que se reciba mejor el masaje, puedes darte una ducha templada, aplicarte compresas calientes o un baño de asiento de 10 minutos, para relajar el periné.   
  • Elige un momento tranquilo y, un espacio de la casa donde te encuentres cómoda y, familiarízate con el periné: puedes ayudarte con un espejo.  
  • Colócate cómodamente y de forma segura. Puedes estar en cuclillas, semisentada o apoyada en la pared.  
  • Si es automasaje, es más fácil usar el dedo pulgar. Si  lo va a realizar la pareja, que utilice el índice y el corazón.
  • Para lubricar los dedos puedes utilizar un aceite esencial de oliva, almendras dulces, rosa mosqueta o un lubricante acuoso. No utilices aceites derivados del petróleo, minerales o que lleven perfumes: vas a tocar mucosas y puedes irritar o alterar la zona.

Cómo realizar el masaje perineal

  • Separa las piernas, introduce el o los dedos en la vagina 3 o 4 centímetros. Presiona la zona del periné hacia abajo (hacia el recto) y hacia los lados de la vagina, con un movimiento firme pero delicado, estirando la zona hasta que sientas una leve sensación de quemazón o escozor. A continuación desliza el dedo desde la vagina hacia afuera y viceversa, manteniendo una ligera presión durante dos minutos.      
  • Coloca los dedos en la entrada a la vagina (horquilla) y realiza una presión hacia abajo, durante unos dos minutos hasta que notes molestia. Esto te ayudará a imaginar la presión que ejercerá la cabecita del bebé en la zona, ayudándote a relajarla.       
  • Después coge esta zona entre el dedo pulgar y los opuestos a modo de pinza y realiza un movimiento de vaivén, para estirar la vagina, los músculos que circundan y la piel del periné. Realiza este movimiento entre dos y tres minutos.      
  • Para terminar, manteniendo los dedos en la misma posición, realiza estiramientos desde dentro hacia afuera. Esto ayuda a relajar e imaginar la presión que ejercerá el bebé en el parto.       
  • La frecuencia del masaje será de al menos tres veces por semana durante diez minutos por semanas. Se realizará al menos tres semanas a partir de las 34 semanas de gestación.   
  • Cuando llegue el momento del parto, si has preparado el periné con ejercicios y masaje, comunícaselo a la matrona que te atiende. Ella realizará una valoración correcta de tu periné, además de orientarte sobre distintas posiciones y la forma de pujar más conveniente. Usará métodos adecuados de protección durante el expulsivo, tanto para facilitar nacimiento de tu bebé, como para proteger tu periné.

Artículos Relacionados Cuando se acerca el momento más importante del embarazo, que es la llegada de tu bebé, hay un montón de cosas por preparar.

Una de las más importantes y que se debe realizar con tiempo es preparar la maleta que vas a llevar al hospital. En esta entrada vamos a intentar darte unos consejos… Una vez que ya has hecho tu maleta del hospital, pasamos a valorar lo que te va ser necesario llevar para tu recién nacido.

Algo más complicado, puesto que puede que no estés habituada a sus productos necesarios. No te preocupes, es muy sencillo. Toma nota de estos imprescindibles de la… Existe una técnica llamada versión cefálica externa que puede ayudarnos a que un bebé de nalgas se coloque cabeza abajo.

Esto permite a la madre tener un parto vaginal con nuestro bebé colocado en posición cefálica, la correcta. Lograr que el bebé se coloque cabeza abajo La mejor vía para… Si la embarazada no tiene cerca una matrona o ginecólogo, pregunta en Internet todas sus dudas sobre la dilatación y el parto. Te ofrecemos un resumen de las preguntas más frecuentes para ayudarte en estos momentos tan intensos, emocionantes y a veces tan dolorosos. 1. “3 centímetros de…

Источник: https://www.natalben.com/parto/masaje-perineal-eficaz-aplicado-seis-semanas-antes-parto

Masaje perineal: cómo realizarlo correctamente

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

  • Mi bebé y yo
  • Embarazo
  • Salud
  • Masaje perineal: cómo realizarlo correctamente

Mi bebé y yo

Aunque cada vez están más informadas, el parto es considerado por la mayoría de las mujeres como una fuente de estrés y de dolor.

A esto se suma el miedo a sufrir una episiotomía y posibles traumas perineales. Desgraciadamente, las ventajas de tener un periné elástico y con un buen tono muscular, que posibilite la salida de la cabeza del bebé provocando el menor daño posible, son poco conocidas.

Sin embargo, el masaje perineal, practicado durante el embarazo, aumenta la flexibilidad de dichos tejidos y disminuye la resistencia muscular. Esto provoca un aumento de la distensión del periné durante el parto.

Por otro lado, el masaje perineal resulta muy útil, porque ayuda a reconocer la sensación de presión (que se repetirá después en la fase de expulsión del parto), para poder poner en marcha la relajación necesaria en este momento. Este tipo de masaje se aconseja practicarlo de forma regular a partir de la semana 34 de gestación.

DESCÁRGATE AQUÍ EL MASAJE PERINEAL EN IMÁGENES

Anatomía de la vulva

¿Qué se necesita para realizar un masaje perineal?

Para realizar un buen masaje perineal, no se necesitan muchas cosas.

En realidad, solo es necesario disponer de un aceite natural (rosa mosqueta, almendras dulces, oliva, etc.), o de un lubricante acuoso.

Como explicaremos un poco más adelante, es importante que elijas un producto adecuado, específico para la delicada piel de la zona perineal. En este sentido, lo mejor es que te dejes aconsejar por tu matrona, tu ginecólogo o el farmacéutico, que te aconsejarán sobre los mejores productos, aceites o acuosos, pensados para respetar tu piel.

Asimismo, tendrás que disponer de un espejo, con el fin de ayudar a visualizar e identificar bien la zona. Aunque se trata de una zona de nuestro propio cuerpo, no estamos familiarizadas a observar cada una de sus partes, por lo que al principio es conveniente observarse.

Cuándo empezar el masaje

Es recomendable comenzar el masaje a partir de la semana 34 de gestación, con una frecuencia de una o dos veces por semana. 

¿En qué casos está contraindicado? 

Son pocos los casos en los que el masaje perineal no se puede realizar: por ejemplo, si la embarazada sufre de infecciones vaginales de repetición o activas, tiene lesiones vaginales, presenta placenta previa, amenaza de parto prematuro, rotura prematura de membranas y/o tiene programada una cesárea.

¿Cómo se realiza el masaje en el periné?

Lo primero que debes hacer es lavarte las manos y elegir un sitio cómodo. Puedes utilizar el espejo para mirarte y familiarizarte con el perineo. También es recomendable realizar este tipo de masaje después de una ducha caliente, cuando los músculos ya están más distendidos.

Antes de empezar

  • La postura semisentada o en cuclillas es la más adecuada, aunque lo importante es que la mujer se encuentre cómoda. Para que no puedas dañar los tejidos al hacer masaje, es necesario cortarse bien las uñas.
  • Para el automasaje, utiliza el dedo pulgar; si lo realiza tu pareja, es mejor que use los dedos índice y corazón.
  • Lubrica los dedos con un aceite natural o con un lubricante acuoso. Nunca utilices aceites perfumados, aunque sean para niños.

Introduce los dedos en la vagina

– Con las piernas separadas, introduce tus dedos en la vagina, unos 3-4 cm.- Empuja el periné hacia abajo, hacia el recto y hacia los lados de la vagina firmemente.- Hazlo con decisión, pero con delicadeza, estirando la zona hasta que notes un ligera sensación de quemazón o de escozor.- Puedes ir aumentando la apertura lateral a medida que las molestias disminuyan.

– Mantén la presión durante dos minutos o hasta que te moleste.

Movimiento de vaivén

Después, coge esta zona con el dedo pulgar y los opuestos, y realiza un movimiento de vaivén durante 3-4 minutos. Durante el masaje, no presiones la abertura de la uretra (por encima de la vagina), con el fin de evitar posibles infecciones de orina.

Si realizas este masaje diariamente, en una semana, empezarás a notar los resultados sobre el periné y la vagina, que aumentará su flexibilidad y estiramiento.

A continuación, te invitamos a ver este práctico vídeo, en el que se indica cómo realizar el masaje perineal, paso a paso.

Ejercicios para reforzar el suelo pélvico

¿Quieres reforzar tu suelo pélvico y no sabes cómo? AQUÍ TIENES EJERCICIOS PARA REFORZAR EL SUELO PÉLVICO

Algunos tipos de aceites ideales para masajear

Como hemos comentado anteriormente, no se puede utilizar cualquier crema o aceite de masaje para realizarte el masaje perineal. De hecho, dada la delicadeza de esta zona, es muy importante elegir un producto adecuado, a ser posible, con la recomendación y aprobación por parte de tu matrona o tu ginecólogo.

Una vez seleccionado el producto adecuado, puedes utilizar tanto un aceite de masaje como un producto acuoso específico para la zona perineal.

La base del aceite que vayas a emplear suele ser ser de diferentes sustancias naturales, específicamente tratadas para que su aplicación sobre la piel del periné sea suave y nada agresiva.

Los aceite más empleados para el masaje perineal son: rosa mosqueta, almendras dulces y aceite de oliva. Siempre que se trate de productos específicos, puedes elegir el aceite base a tu gusto.

(Te interesa: Parto: todo lo que debes saber)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/masaje-perineal-5200

El masaje perineal

¿Cuándo empezar con el masaje perineal?

¡Ay, el suelo pélvico Malasmadres! Es uno de los temazos del Club de Malasmadres, muchas sois las que nos preguntáis a diario cómo poder evitar secuelas tras el embarazo y el parto.

Hoy nuestra colaboradora y matrona Gara Bourgón, nos habla del masaje perineal, sí ese que nos recomiendan en clases preparto y que yo confieso que no llegué a hacer nunca.

Pues es algo a lo que debemos prestarle atención porque puede evitar desgarros y episotomías. ¡Tomad nota!

*Podéis seguirla en  y en .

Una de las cosas que suelen preguntarme las futuras mamás (las primerizas sobre todo) en consulta y en las clases de preparación a la maternidad y paternidad es sobre la posibilidad de tener un desgarro durante el parto.

Me gusta hablarles un poco sobre el suelo pélvico y les digo que no se preocupen en exceso, ya que no es extraño que en primíparas ocurran desgarros que en su mayoría no suelen ser graves y no suelen acarrear demasiados problemas.

En cuanto a la episiotomía (ese corte que se hace en ocasiones en la zona perineal), debe hacerse sólo en ciertas circunstancias y nunca jamás de forma rutinaria, por lo que si a alguna mujer se le practica, debería ser porque está realmente indicado.

Algún día si queréis podemos hablar de desgarros y episiotomías, que es un tema muy interesante pero que da para varios posts.

En relación con esto, me gustaría hablaros hoy del masaje perineal, porque es un modo de prepararnos para disminuir el riesgo de tener un desgarro o una episiotomía, así que ¡allá vamos!

Pero vamos por partes: ¿qué es el periné?

El periné, perineo o suelo pélvico abarca la zona de los genitales externos y el ano, y está formado por un conjunto de partes blandas (músculos y ligamentos) que cierran y tapizan la parte inferior de la pelvis. Tiene forma de rombo, que podríamos dividir en dos triángulos: el anterior, conformado por los genitales externos y el posterior, por el ano.

Los músculos del suelo pélvico se sitúan en planos (superficial y profundo) y tienen una gran importancia en muchos aspectos de la salud y de la vida de la mujer. Entre otras funciones, contienen y “mantienen en su sitio” los órganos pélvicos y tienen un papel importante en la función sexual y en el proceso del parto.

Como este tema ya se ha tratado en el Club, no me detendré mucho con esto. El caso es que conocer y mantener en buenas condiciones nuestro suelo pélvico es fundamental para nuestra calidad de vida y para nuestra autoestima (evitaremos incontinencia, mejoraremos nuestra vida sexual, la recuperación postparto será mejor, etc.

).

¿Qué es el masaje perineal?

El masaje perineal durante el embarazo consiste en la realización de movimientos en la zona con el objetivo de ablandar y estirar la piel y los tejidos para aumentar la elasticidad de los mismos y favorecer la circulación sanguínea y, con todo ello, disminuir el riesgo de lesión durante el parto.

Está demostrado que el masaje perineal realizado las últimas semanas del embarazo una o dos veces por semana reduce la probabilidad de traumatismo perineal (episiotomías y desgarros) y de dolor perineal postparto, especialmente en mujeres sin un parto vaginal previo. Además, ayuda a la mujer a familiarizarse con la sensación de “estiramiento” de la zona, lo que hará que sea más llevadera dicha sensación en el momento de la salida de la cabecita del bebé.

¿Cuándo hay que hacer el masaje perineal?

Se recomienda realizar el masaje dos veces por semana, o incluso más si la mujer lo tolera bien. Puedes empezar a realizarlo a partir de la semana 35. Es importante ser constante, y hacerlo con regularidad.

Respecto al momento del día, es de libre elección. Lo mejor será hacerlo en un momento en el que tengamos tiempo, estemos relajadas y nadie nos moleste, como después de la ducha o antes de acostarnos.

¿Cómo se hace el masaje?

El masaje podemos hacerlo nosotras mismas, o nuestra pareja.

Además de las ventajas que ya hemos mencionado, podríamos añadir que permite un mejor conocimiento de nuestro propio cuerpo y que, si lo hace nuestra pareja, podremos hacerlo partícipe del proceso, lo que también es muy positivo (además de muy cómodo, porque las últimas semanas, con la barriga enorme, ¡será difícil hacer un automasaje!).

Para la preparación será necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Lógicamente las manos deben estar bien limpias y las uñas cortas.
  • Mejor si lo hacemos con la vejiga vacía.
  • Para facilitar la realización, podemos aplicar calor húmedo con compresas, baños de asiento o ducha caliente durante unos 10 minutos antes del masaje, para “preparar” la zona.
  • Colocarnos en una posición cómoda, mejor semisentada o en cuclillas.
  • Es conveniente usar un lubricante con base acuosa o bien aceites o cremas específicas (sirve también el aceite de oliva o de almendras dulces).

Si lo vamos a hacer nosotras mismas, usaremos el dedo pulgar (podemos tener un espejito para visualizar la zona) y si lo hace nuestra pareja, será más cómodo que emplee los dedos índice y corazón (aunque esto, como todo, al final será a gusto del consumidor).

Pasos para realizar el masaje perineal:

  1. Introducir los dedos lubricados en la vagina unos 3-4 cm
  2. Realizar una ligera presión hacia abajo (hacia el recto) y luego hacia los lados, de forma suave, hasta notar la distensión o una ligera molestia o sensación de quemazón.
  3. Mantener la presión fija en la entrada de la vagina, hacia el ano (o hasta notar molestia), para ayudarnos a imaginar la presión que sentiríamos durante la salida de la cabeza del bebé.
  4. Colocar los 2 o 3 dedos opuestos por fuera, como si estuviéramos agarrando esa zona del periné, a modo de pinza, y realizar un movimiento oscilante o de vaivén, durante unos minutos.

Precauciones y contraindicaciones

Aunque hay que tener en cuenta que las primeras veces que realicemos el masaje es posible que sea incómodo o ligeramente molesto por la sensación de distensión y escozor de la zona, NO debe ser doloroso. Si nos duele, debemos parar y ver cuál es el problema (o hablarlo con nuestra matrona).

Por otro lado, NO debemos hacer el masaje perineal si estamos con una infección de orina o vaginal, así como tampoco realizarlo si tenemos varices vulvares, amenaza de parto prematuro o cualquier otra complicación del embarazo.

Y, por supuesto, ante la duda, siempre consulta antes con tu matrona o ginecólogo si puedes comenzar con el masaje o cualquier cuestión que te preocupe.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis realizado el masaje perineal? Os esperamos en los comentarios.

Источник: https://clubdemalasmadres.com/masaje-perineal/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: