¿Cuándo invitar a un amigo a jugar a casa?

¿Cuándo invitar a un amigo a jugar a casa?

¿Cuándo invitar a un amigo a jugar a casa?

Además de ser más independiente es más sociable, lo que significa que está más preparado para estar fuera de casa y disfrutar de las actividades y nuevas experiencias sin la presencia de los adultos. Ya no solo le resulta más fácil compartir sus juguetes sino que preferirá que colaboren en sus juegos a hacerlo en soledad; ya sabe que prestar y compartir sus cosas no significa perderlas.

Sus habilidades sociales y su lenguaje se están desarrollando, por lo que será capaz de organizar el juego, de negociar y de expresar lo que quiere, evitando caer en una rabieta para expresar sus deseos.

Ya sabe esperar turnos y comportarse con sus iguales, lo que facilita también el juego en grupo, aunque obviamente habrá veces que no esté de humor y sus reacciones sean irracionales.

No olvides que está progresando pero aún tiene 3 años.

Mamá ¿puede venir Marta a jugar?

Es buen momento para invitar a sus amiguitos a pasar una jornada de juegos en casa. Aunque seguramente ya te lo habrá pedido él o ella antes de que se lo propongas.

No te sorprendas si quiere estar todo el tiempo con sus amigos, pero tampoco dejes todo en mano de la improvisación si no quieres que se te vaya de las manos.

Si estás al mando de un día de juegos con niños ten en cuenta lo siguiente:

– Lo idóneo es acordar con sus padres las estrategias a seguir, las normas particulares de cada casa y preguntarles cualquier otra advertencia que tengan que hacerte sobre su hijo.

– Aprovecha y fija con ellos el tiempo que durará la visita.

– Cuando su amigo venga a casa asegúrate de que se sienta cómodo y seguro. Háblale o pregúntale sobre sus padres para que no se sienta nervioso ni abandonado.

– Procura que no se sienta obligado ni intimidado a hacer algo que no le guste.

– No favorezcas al invitado frente a tu hijo, o considerará que le has traicionado y sentirá resentimiento hacia su amiguito.

– Permite que sean los niños los que jueguen y organicen sus juegos sin interferir, a no ser que te inviten a participar o te pidan ayuda.

– Trata a tu visitante con respeto y recuerda que está fuera de su ambiente y puede portarse mal simplemente por nerviosismo o ansiedad. Haz lo posible por que se sienta seguro.

– No te alarmes si el comportamiento de tu hijo cambia cuando están sus amigos delante. Ahora ellos son su prioridad y quiere gustarles y ser aceptado. Tratará a toda costa de mostrar su independencia.

Mamá, ¡Marta me ha roto mi muñeca!

 A pesar de querer estar con un amigo jugando todo el día, no es extraño que se pelee con él o discutan en alguna ocasión. En ese caso, ¿cómo debes actuar?

– En principio no deberías tomar parte en los pequeños desacuerdos entre ellos, seguramente se resolverán sin tu intervención. Pero no les dejes sin supervisión, es preferible tenerlos al alcance, al menos, de tu oído.

– Si crees que la disputa se está calentando y puede llegar a convertirse en algo más grave, actúa. Tal vez llegue el momento en el que tu hijo te llame diciendo: “Mamá, Juan me ha pegado”, en realidad lo que está tratando de decirte es que tomes cartas en el asunto.

Aunque ya es capaz de dialogar todavía le cuesta expresarse y tendrá dificultades para regular su comportamiento.

Tenderá a culpar a los demás de todo lo que le ocurra, por ello lo primero que debes hacer, cuando tu mediación sea necesaria, es intentar suavizar las cosas y animarles a los dos a que cuenten lo sucedido y expresen lo que quiere cada uno, con el fin de que resuelvan el conflicto por ellos mismos, en lugar de repartir culpas y sanciones. Probablemente una vez hayan contado lo ocurrido se tranquilizarán, olvidarán sus diferencias y volverán a jugar tan contentos.

– Si no es así, intenta buscar una solución que guste a ambos. No te posiciones al lado de ninguno, especialmente si no has visto lo que ha ocurrido.

– Si tampoco funciona proponles un descanso, que puedes aprovechar para darles la merienda, para que vean una peli o cambien a otro juego totalmente diferente y más calmado. Ten en cuenta también que el cansancio debilita su capacidad para aguantar frustraciones por eso tampoco es conveniente que la visita dure más de un par de horas.

– Si es necesario regañar a su amigo critica su comportamiento o su mala acción y no al niño.

– Si su comportamiento es muy malo o agresivo recuérdale que este tipo de actitud no es aceptable en tu casa. Pero no le castigues ni le pegues un azote o utilices otras técnicas de disciplina. No es tu papel educar a los hijos de otro, el niño podría asustarse y sus padres malinterpretar tu acción. Es preferible que te pongas en contacto con ellos y les cuentes la situación.
 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/desarrollo-infantil/cuando-invitar-a-un-amigo-a-jugar-a-casa-4062

9 razones por las que invitar a cenar a unos amigos a casa

¿Cuándo invitar a un amigo a jugar a casa?

Redacción Protocolo y Etiqueta

Cena de amigos. Cena de amigos
adriagarcia

Publicidad

No es necesario «comerse» demasiado la cabeza para invitar a unos cuantos amigos a cenar en nuestra casa. Una semana antes e, incluso, unos días antes les haremos una llamada.

 O bien les enviaremos un correo electrónico, un mensaje al teléfono móvil-celular o un simple whatsapp.

Si nos queremos poner «exquisitos» podemos enviar una tarjeta manuscrita con los datos del encuentro -la fecha y la hora, así como la dirección de nuestra casa, aunque seguramente la sabrán o la recordarán-.

¿Qué ponemos para cenar?

Si conocemos bien a nuestros amigos elegir el menú será coser y cantar. Si tenemos dudas, toca informarse para no poner algún alimento de esos que tanto odia fulanito o menganita.

Cosas sencillas, sin demasiada elaboración que requiera estar en la cocina incluso minutos antes de la llegada de nuestros invitados.

Si no queremos una cena «formal» podemos optar por un variado surtido de tapas, raciones, canapés y cosas para picar -tabla de quesos, fuentes con embutidos y fiambres, etcétera-.

¿Cómo decorar la mesa?

Te puede interesar: Cómo ser unos buenos anfitriones

Para poner la mesa colocaremos primero un muletón, o cualquier otro «amortiguador» ligeramente grueso que soporte los pequeños golpes y algún posible percance con las bebidas.

Luego vamos a colocar un mantel, con un toque divertido, bien planchado, sin arrugas.

Si queremos darle un toque elegante, pondremos un bajo plato y luego buscaremos una vajilla, una cristalería y una cubertería que sean, a ser posible, regalos que nos hayan hecho alguno de nuestros invitados -para que vean que estamos encantados y que los utilizamos-.

Si no queremos que nuestros amigos estén entrando en la cocina continuamente, cosa que ocurre con relativa frecuencia cuando son amigos de confianza, dispondremos algunos aperitivos y bebidas en el salón, terraza, jardín, etcétera, para que estén entretenidos.

Mesa sencilla. Mesa sencilla para una cena con amigos
Derek Hatfield

¿Cómo colocamos a nuestros amigos en la mesa?

Lo mejor, salvo que haya algún invitado de compromiso y con el que aún no tenemos mucha confianza, es dejar que cada cual se siente donde quiera. Solo habrá que «respetar» el sitio de los anfitriones.

Si es un grupo numeroso y no queremos que se forme un poco de lío a la hora de sentarse a la mesa, pues nada, colocamos a nuestros amigos por afinidades de edad, de gustos o hobbies, culturales, etcétera.

El criterio a elegir corre por cuenta de los anfitriones.

Si van parejas, las separamos. Es hora de «ampliar» las relaciones y evitar conversaciones «de enamorados». También les damos un descanso, que en algunos casos, agradecerán.

Si son la «nueva pareja» del grupo o acaban de iniciar una relación, venga, les podemos dejar juntos.

No vamos a dejar que se estén lanzando tiernas miradas y dulces besos de un extremo a otro de la mesa.

La confianza no debe ser el equivalente a una mala educación.

Recibimos a nuestros amigos en la puerta, bien vestidos, y si tenemos invitados nuevos -por ejemplo acompañantes de nuestros amigos-, como anfitriones les tenemos que ir presentado al resto de los invitados.

No debemos dejar solo al invitado nuevo. Si nos tenemos que ausentar, debemos buscar a algún amigo que se haga «cargo» de él.

Te puede interesar: Cómo confeccionar un buen menú

¡Qué bien, nos traen un regalo!

Es bastante habitual que nuestros amigos se presenten con una botella de vino o licor, con unos bombones o unas pastas, etcçetera. Siempre que sea posible se compartirán estos «detalles gastronómicos» con el resto de los invitados.

Si no es posible -porque tenemos elegido el vino, porque no hay suficiente cantidad para que lo puedan probar todos los invitados, porque el dulce no «casa» con el menú que tenemos previsto, etcétera- agradecemos el regalo y les indicamos que lo dejaremos para una ocasión posterior.

¿Cuánto debe durar la cena?

Duración indeterminada. Cuando estamos con buenos amigos, la sobremesa puede durar.. ni se sabe. Todo depende de lo cordial que sea el ambiente. Una buena conversación, un juego de mesa, una estupenda música de fondo, un divertido baile, etcétera. Cualquier actividad puede animar la velada hasta altas horas de la madrugada.

Como anfitriones, tenemos que estar preparados para una larga velada. También, cuando estamos rodeados de gente de confianza, podemos tener la libertad de advertir nuestro cansancio si vemos que se alarga mucho la velada -pero solo podemos hacerlo en ocasiones muy puntuales y excepcionales para no quedar como unos pésimos anfitriones-.

Ahora que ya sabemos como hay que poner la mesa y atender a nuestros invitados vamos con algunas de las nueve razones que podemos tener para invitar a cenar a unos amigos a nuestra casa -pueden darse muchas otras-:

Razones para invitar a nuestros amigos a cenar

1. Celebrar un cumpleaños.

2. Ver un partido de fútbol o cualquier otro evento deportivo.

3. Festejar un ascenso o cualquier otro mérito profesional o personal.

4. Jugar un campeonato de parchís o pasar una divertida velada con cualquier otro juego de mesa o videojuego.

5. Enseñar la casa nueva a nuestros amigos.

6. Presentarles a nuevos amigos o a algún familiar que ha venido a visitarnos.

7. Convocarles a todos para darles una buena noticia, por ejemplo, la llegada de un nuevo miembro a la familia.

8. Celebrar una fiesta popular local, regional o nacional.

9. Simplemente, invitarles para hablar de nuestras cosas y 'ponernos al día'.

Cualquier excusa es buena para reunirnos con nuestros amigos y pasar un tiempo juntos con tan agradable compañía. Las relaciones sociales son muy importantes y beneficiosas para tener una buena 'salud' emocional.

Источник: https://www.protocolo.org/social/etiqueta-social/9-razones-por-las-que-invitar-a-cenar-a-unos-amigos-a-casa.html

Invitar a una partida y al modo multijugador local

¿Cuándo invitar a un amigo a jugar a casa?

En el menú de Stadia, puedes invitar a otros jugadores a jugar contigo en partidas multijugador. También puedes gestionar las invitaciones para jugar que recibes.

Nota: Si quieres recibir notificaciones cuando alguien te invite a un juego, ve a los ajustes de notificaciones de la aplicación Stadia .

  1. Abre el juego al que quieras jugar con otro jugador.
  2. Abre el menú de Stadia.
    • En el mando de Stadia, pulsa el botón Stadia .
    • Si utilizas un teclado de ordenador, pulsa Mayús + Tabulador.
  3. Selecciona el jugador al que quieras invitar.
    • Desplázate por tu lista de amigos o por la lista de jugadores con los que has jugado recientemente y selecciona el jugador que quieras.
  4. Invita a un juego al jugador que has seleccionado:
    • Selecciona Invitar al juego.
    • En el mando de Stadia, pulsa  (solo Chromecast).

Nota: Si invitas a otro jugador a un juego que no tenga un modo multijugador online, el jugador recibirá un mensaje de error después de aceptar tu invitación.

Invitar con un enlace de la partida

Cuando juegas a un juego de stadia.com en el navegador Chrome, puedes compartir un enlace con tus amigos para que puedan unirse a la partida.

Nota: Esta opción no está disponible actualmente en la aplicación Stadia .

  1. Abre el juego al que quieras jugar con un amigo.
  2. Abre el menú de Stadia.
    • En el mando de Stadia, pulsa el botón Stadia .
    • Si utilizas un teclado de ordenador, pulsa Mayús + Tabulador.
  3. En la parte superior del menú, selecciona tu Stadia Name.
  4. Selecciona Enlace de invitación para jugar  Copiar enlace de la partida.
  5. En el teclado del ordenador, mantén pulsada la tecla Esc para salir del modo de pantalla completa.
  6. Pega el enlace en un lugar donde tus amigos puedan verlo.
  7. Para volver al juego, ve a la pestaña Stadia y selecciona Volver al juego.

Las invitaciones para jugar se muestran como notificaciones en el menú de Stadia y en la lista de amigos. Solo podrás aceptar invitaciones si tienes un dispositivo móvil compatible para jugar con Stadia.

Si recibes una invitación para jugar, puedes aceptarla o rechazarla:

  1. Abre el menú de Stadia.
    • En el mando de Stadia, pulsa el botón Stadia .
    • Si utilizas un teclado de ordenador, pulsa Mayús + Tabulador.
  2. Selecciona Amigos .
  3. Selecciona la invitación para jugar.
  4. Elige Unirse o Rechazar. La invitación permanecerá en el menú hasta que selecciones una de estas opciones.

Nota: Si estás jugando a un juego y aceptas una invitación a otro juego, saldrás del juego que tienes abierto.

Gestionar varias invitaciones

  1. Abre el menú de Stadia.
    1. En el mando de Stadia, pulsa el botón Stadia .
    2. Si utilizas un teclado de ordenador, pulsa Mayús + Tabulador.
  2. Selecciona Amigos   Notificaciones.
  3. En «Invitaciones para jugar», selecciona el juego cuyas invitaciones quieras gestionar.
  4. Elige Unirse o Rechazar. La invitación permanecerá en el menú hasta que selecciones una de estas opciones.

Nota: Si estás jugando a un juego y aceptas una invitación a otro juego, saldrás del juego que tienes abierto.

En Ajustes de privacidad, puedes elegir quién puede enviarte invitaciones:

  • Todos los jugadores
  • Amigos
  • Amigos y sus amigos
  • Privado (nadie)

Si tienes problemas para recibir invitaciones para jugar, primero comprueba esta opción.

Si bloqueas a un jugador, no podrá invitarte a jugar. Es posible que los jugadores que has bloqueado sigan apareciendo en las partidas a las que te hayan invitado. Sin embargo, no podrán oírte si hablas por el chat de voz con un micrófono.

Multijugador local

Es fácil vincular mandos a Stadia para jugar a juegos con modo multijugador local. En estos juegos, puedes jugar con otras personas que estén en la misma sala usando la misma pantalla. Consulta más información sobre cómo jugar en Stadia en los siguientes artículos:

  • Con Chromecast Ultra
  • Con Chrome (stadia.com)
  • Con dispositivos móviles

¿Te ha resultado útil esta información?¿Cómo podemos mejorar esta página?

Источник: https://support.google.com/stadia/answer/9608486?hl=es

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: