Diabetes asociada a la obesidad infantil

El peso y la diabetes

Diabetes asociada a la obesidad infantil

  • Tamaño de texto más grande

Una dieta balanceada y una vida activa son importantes para que los niños puedan mantener un peso saludable. Pero para los niños con diabetes, esos aspectos son aún más trascendentes. Eso se debe a que el peso influye en la diabetes y la diabetes influye en el peso de una persona.

Las cuestiones del peso pueden afectar a los niños y adolescentes que tienen diabetes tipo 1 o tipo 2.

El peso y la Diabetes tipo 1

Si no se diagnostica ni se trata la diabetes tipo 1 puede provocar una pérdida de peso en la persona. Con la diabetes tipo 1, el cuerpo deja de producir la hormona insulina, necesaria para utilizar glucosa, la forma principal de azúcar en la sangre.

La glucosa proviene de los alimentos que consumimos y es la fuente principal de energía necesaria para estimular las funciones del cuerpo humano. Debido a que el organismo no puede utilizar la glucosa apropiadamente éste la deshecha (y las calorías) en la orina.

Como resultado, un niño con diabetes tipo 1 puede perder peso, a pesar de tener un apetito normal o incrementado. Una vez que un niño o adolescente con diabetes tipo 1 es diagnosticado o recibe tratamiento, su peso generalmente vuelve a ser normal.

El exceso de peso también puede, ocasionalmente, ser un problema para las personas con diabetes tipo 1.

Algunos niños con diabetes tipo 1 suben de peso antes de adquirir la enfermedad. También algunos niños con diabetes tipo 1 pueden subir de peso después de ser diagnosticados con la enfermedad si no mantienen hábitos saludables de comida y ejercicios.

El sobrepeso no está relacionado con la diabetes tipo 1, pero debido a que las grandes cantidades de grasa pueden dificultar más la capacidad del organismo de un niño para usar insulina apropiadamente, los niños obesos con diabetes tipo 1 pueden también tener dificultades para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El peso y la Diabetes tipo 2

Muchas personas tienen sobrepeso cuando se les diagnostica diabetes tipo 2. El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de que una persona adquiera diabetes tipo 2.

Si una persona ya tiene diabetes tipo 2 y aumenta de peso será aún más difícil para él o ella controlar su nivel de azúcar en la sangre. Las personas con diabetes tipo 2 tienen una condición denominada resistencia a la insulina.

Estas personas pueden producir insulina, pero su cuerpo no es capaz de transferir la glucosa al interior de las células. Como resultado, la cantidad de glucosa en la sangre aumenta Entonces, el páncreas tiene que producir más insulina para tratar de superar ese problema.

Eventualmente, el páncreas puede fatigarse por funcionar en exceso y no poder producir suficiente insulina para mantener los niveles de la glucosa en la sangre dentro de los niveles normales.

Las personas con resistencia a la insulina a menudo son obesas y no hacen mucho ejercicio. Pero la pérdida de peso, el consumo de comidas en porciones más saludables y el ejercicio pueden revertir la resistencia a la insulina.

Para las personas con diabetes tipo 2, revertir la resistencia a la insulina les permite alcanzar niveles determinados de azúcar en la sangre más fácilmente, y en algunos casos, la habilidad del cuerpo humano para controlar el azúcar en la sangre puede incluso normalizarse.

Las personas que no tienen diabetes pueden tener resistencia a la insulina, pero están expuestas a un riesgo mayor de adquirir la enfermedad. Para quienes son obesos, pero no tienen diabetes tipo 2, perder peso y hacer ejercicios puede disminuir el riesgo de contraer el mal.

Ayude a su hijo a lograr un peso saludable

Mantenerse en un peso saludable es bueno para todos – ¡Incluso para los padres! Cuando los niños con diabetes logran y mantienen un peso saludable, se sienten mejor y tienen más energía.

Sus síntomas de diabetes pueden disminuir, sus niveles de azúcar en la sangre pueden hacerse más fáciles de controlar y pueden hacerse menos susceptibles a desarrollar las complicaciones causadas por la diabetes, como las enfermedades del corazón.

Un doctor puede determinar si el peso de una persona es saludable por medio de un índice de masa corporal (IMC).

El médico de su hijo puede recomendar que pierda algunos kilos para controlar la diabetes, en ese caso se prescribirá un plan de control de peso.

Aún si el IMC de su hijo se mantiene en un nivel conveniente, el médico puede ayudarle a diseñar un plan de ejercicios y alimentación para su hijo.

Su respaldo emocional puede ser un aspecto importante para ayudar que su hijo a logre un peso saludable. Los niños obesos pueden tener una baja autoestima o sentirse culpables de tener diabetes. Trate de mantener una actitud positiva. Evite las conversaciones acerca de sentirse «gordo» o «delgado» – hable de sentirse «saludable».

Ayude a su hijo a comprender que todas las personas sanas necesitan controlar su peso activamente – incluso usted. Y recuerde que su hijo asimila sus actitudes con respecto al peso y las comidas – después de todo, usted es quien compra los alimentos y prepara las comidas.

Al adquirir alimentos saludables y cocinar comidas saludables para su hijo, usted puede proporcionarle las herramientas que él necesita para mantener un peso saludable.

Es importante ser un buen ejemplo para su hijo. Si usted está con algunos kilos demás, consulte con su médico para empezar un programa de control de peso para establecer un buen ejemplo para su hijo.

El plan de alimentación para la diabetes de su hijo sirve para controlar las comidas que consume, de manera que para alcanzar un peso saludable solo será necesario agregar más actividad física a su dieta convenientemente balanceada. El hacer más ejercicio permitirá que su hijo se sienta mejor y logre un mejor control del peso y de la diabetes; de manera que, asegúrese de alentar a su hijo, a que lleve una vida activa cada día.

Desafíos para controlar el peso

Alcanzar y mantener un peso saludable puede ser un desafío para algunos niños y adolescentes, incluso para los adultos. He aquí algunos problemas comunes que merecen ser vigilados y discutidos con el médico de su hijo:

  • Merendar en exceso. Algunos niños con diabetes consumen demasiadas meriendas, porque ellos o sus padres se muestran muy temerosos ante la hipoglicemia, o nivel bajo de azúcar en la sangre. Si usted tiene algunas preguntas acerca de los tipos y horarios de 'snacks', o meriendas, que su hijo debe consumir, consulte con su médico o con un dietista autorizado. También, hable con su hijo acerca de la importancia de seguir el plan de alimentación para la diabetes prescrito por el médico. Para controlar el exceso en el consumo de estos alimentos, controle la cantidad de las meriendas en su casa y la rapidez con la que se consumen.
  • Consumir golosinas a escondidas. Los niños y los adolescentes intentarán ingerir en secreto los dulces o golosinas que supuestamente deben consumir con moderación. Esto puede provocar niveles elevados de azúcar en la sangre. Los padres posiblemente ignoren que los caramelos fueron sustraídos y pueden responder a los elevados niveles de azúcar en la sangre suministrando dosis más elevadas de insulina. Este ciclo puede provocar un aumento de peso excesivo. Asegúrese que su hijo entienda por qué es importante seguir el plan de alimentación e investigue si los niveles de azúcar en la sangre de su hijo aparecen inexplicablemente elevados.
  • Dieta extrema. Algunos niños con diabetes – especialmente los adolescentes – pueden tratar de perder peso con dietas de moda, de hambre o de otras medidas extremas. Estos métodos no son buenos para nadie, pero son especialmente perniciosos para personas con diabetes porque producen descontrol en los niveles de azúcar en sangre.
  • Evitar la insulina. Las niñas adolescentes, en particular, a veces evitan las inyecciones de insulina con tal de perder peso. Explique a su hija por qué esa táctica es peligrosa – puede provocar niveles muy elevados de azúcar en sangre e incluso cetoacidosis diabética. Los adolescentes que recurren a estos métodos posiblemente necesiten ayuda de un profesional en salud mental para tratar el desorden alimenticio u otros problemas de imagen corporal o emocionales.

Si usted y su hijo siguen los consejos del medico acerca de los alimentos y el ejercicio, su hijo podrá alcanzar y mantener un peso saludable. Los niños que logran un peso adecuado se sienten mejor y perciben que el control de la diabetes es más fácil.

Sienten que tienen más control sobre la enfermedad, su cuerpo y su salud.

Si uno de ustedes necesita ayuda en algún momento, sólo consulte – su equipo de vigilancia de la diabetes puede ofrecerle sugerencias y consejo acerca de cómo superar los desafíos del control de peso.

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Fecha de revisión: agosto de 2013

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/weight-diabetes-esp.html

Resumen

Diabetes asociada a la obesidad infantil

Medwave 2005 Abr;5(3):e749 doi: 10.5867/medwave.2005.03.749

Obesidad y diabetes tipo 2 en la ni�ez

Obesity and type 2 diabetes in childhood

Este texto completo es la transcripci�n editada y revisada de la conferencia dictada en el marco del XIV Congreso Chileno de Nutrici�n, realizado en Vi�a del Mar entre los d�as 24 al 27 de noviembre de 2004. El evento fue organizado por la Sociedad Chilena de Nutrici�n, Bromatolog�a y Toxicolog�a.Presidente: MSc. Juan Ilabaca.

Edici�n Cient�fica: Dr. Francisco Mardones Santander.

 

Hace alrededor de 12 o 13 a�os tuvimos nuestro primer caso de un ni�o con diabetes tipo 2, que era especialmente interesante porque era un ni�o delgado, no obeso.

En ese momento pensamos que era un caso aislado, una excepci�n; no imagin�bamos que 12 � 13 a�os m�s tarde estar�amos en un congreso internacional, exponiendo sobre nuestra preocupaci�n por la obesidad en los ni�os y la potencial cat�strofe de la diabetes tipo 2 y sus patolog�as asociadas.

La mayor�a de los estudios acerca del tema de la diabetes han sido realizados en adultos, pero hay algunos datos pedi�tricos. Las conductas de riesgo fueron determinadas, en los Estados Unidos, mediante un estudio de obesidad realizado en 1995, �poca en que a�n no hab�a tanta informaci�n sobre el tema.

En un tiempo corto, de no m�s de siete a�os, en algunos estados se registraron tasas de obesidad en la poblaci�n superiores a 25%, un gran cambio en tan poco tiempo.

De la misma manera, en cualquier pa�s, por ejemplo en Chile, a pesar de que estos datos no est�n actualizados, la tasa de obesidad en los ni�os ha aumentado al doble en 10 a�os; de 7,2%, hoy un 15% de la poblaci�n infantil presenta sobrepeso y otro 10%, obesidad. Se trata, pues, de un problema mundial.

Obesidad y diabetes tipo 2

A continuaci�n, exploraremos una relaci�n, que no es causal, entre la diabetes tipo 2 y la obesidad. En un estudio efectuado en adultos, en los Estados Unidos, se observ� que, a medida que va aumentando el �ndice de masa corporal (IMC), va aumentando tambi�n el riesgo relativo de desarrollar diabetes, m�s en las mujeres que en los hombres, con una clara correlaci�n.

El gran aumento en la incidencia de la diabetes tipo 2 en los Estados Unidos, en muy poco tiempo, nos hace pensar que estamos frente a una epidemia que puede acarrear problemas de salud muy serios para el mundo, tanto en desarrollo como desarrollado.

En un estudio en ni�os, realizado hace dos a�os, se determin� la tolerancia a la glucosa en ni�os con sobrepeso y se comprob� que, en un porcentaje significativo, ten�an tolerancia a la glucosa disminuida y que muy probablemente ya presentaban cierta resistencia a la insulina. Tambi�n se encontr� un porcentaje de adolescentes que ten�an diabetes tipo 2 subcl�nica.

A estos ni�os no se les ha hecho todav�a un diagn�stico, por lo que entran a formar parte del grupo de riesgo de desarrollar el s�ndrome de resistencia a la insulina; pero si 15% de nuestros ni�os tienen sobrepeso, es imposible realizar una determinaci�n en todos ellos. Habr�a que dise�ar una cohorte de ni�os en situaci�n de riesgo y estudiarlos.

Eso se hizo en los Estados Unidos y los datos obtenidos, principalmente en el IMC, se�alan que los ni�os obesos tienen una incidencia aumentada de diabetes tipo 2.En nuestra cl�nica, en el Reino Unido, se atiende a un n�mero importante de ni�os asi�ticos, pues en la zona viven muchas familias de ese origen, por ejemplo, de Pakist�n.

Se sabe que los habitantes del sudeste asi�tico exhiben una alta incidencia de diabetes tipo 2; adem�s, su cultura favorece el casamiento entre primos, lo que origina un nexo gen�tico estrecho, no es raro encontrar antecedentes de diabetes tipo 2 por parte tanto de la madre como del padre. Lo anterior aumentar�a la probabilidad de que los hijos desarrollen la patolog�a.

Estudios recientes acerca de los problemas que se asocian a la obesidad, como la hipertensi�n, demuestran que los ni�os con altos IMC pueden presentar cuadros de hipertensi�n aislada; adem�s, se est� viendo que este �ndice, si est� elevado en el ni�o, tiene una influencia significativa en la incidencia del s�ndrome X en el adulto.

Por tanto, los futuros riesgos de salud de nuestros ni�os son un problema serio, y debemos prevenirlos ahora.

En mis tiempos de estudiante se consideraba que la grasa era buena, porque conservaba el calor y nutr�a, en caso de emergencia; actualmente se considera a la grasa como un �rgano endocrino por derecho propio.

El tejido adiposo secreta un gran n�mero de sustancias y esto a su vez puede ayudar a explicar la resistencia a la insulina y, probablemente, el s�ndrome metab�lico, generando un c�rculo: intolerancia a la glucosa, obesidad, hipertensi�n, alteraciones del colesterol y, al fondo del c�rculo, la diabetes tipo 2.

Resistencia a la insulina

Una de las dificultades que se enfrentan al tratar de mejorar la resistencia a la insulina, es la definici�n. El gold standard para definirla es el m�todo del clamp euglic�mico hiperinsulin�mico, cuyo uso no es pr�ctico en condiciones cl�nicas normales.

Se han hecho varios intentos para simplificar el concepto de la resistencia a la insulina, entre ellos el conocido modelo de evaluaci�n homeost�tica Homeostasis Model Assessment of Insulin Resistance (HOMA-R), que se calcula mediante la determinaci�n de la concentraci�n de glucosa e insulina plasm�ticas, en ayunas. En un trabajo publicado hace un a�o se estableci�, como definici�n arbitraria de resistencia a la insulina, una cifra superior a 4, pero si nos aplic�ramos el test entre nosotros encontrar�amos diferentes resultados, con una distribuci�n normal.

El HOMA toma en cuenta la producci�n de glucosa hep�tica y no toma en cuenta la glucosa que no se ha ocupado, por lo que se ha tratado de mejorar la definici�n de sensibilidad en lugar de resistencia mediante el QUICKI (Quantitative Insulin Sensitivity Check Index), un algoritmo recientemente propuesto por un grupo del NIH12, que usa las mismas mediciones b�sicas. En este caso, el valor estimado se obtiene del rec�proco de la suma de los logaritmos base 10 de la glicemia (en mg/dL) y de la insulinemia (en microU/mL, respectivamente). Ocupa los mismos datos que HOMA, pero con una f�rmula matem�tica distinta.

El �ndice de sensibilidad total a la insulina (whole body insulin sensitivity index) es a�n m�s complejo y su objeto es obtener datos m�s precisos, tambi�n basado en la tolerancia a la glucosa, por lo que es f�cil de realizar en la cl�nica y evita los inconvenientes de no eliminar la producci�n pasiva de glucosa. Se determina el �rea bajo la curva para la glucosa y el �rea bajo la curva para la insulina, con el fin de eliminar la influencia de la producci�n de glucosa hep�tica.

En la actualidad hay cuatro m�todos disponibles para medir la sensibilidad de la insulina o la resistencia a la insulina. El m�todo m�s sensible para medir la sensibilidad de la insulina ser�a el �ndice de sensibilidad corporal total. Los dos derivan de los tests de tolerancia a la glucosa, pero todav�a no existe una definici�n internacional de la resistencia a la insulina.

Cuando estamos frente a un ni�o con sospecha de resistencia a la insulina, con cualquiera definici�n, debemos hacer algo. El Programa de Prevenci�n de la Diabetes ha demostrado que se puede mejorar y cambiar la incidencia de la patolog�a mediante cambios en el estilo de vida, como realizar ejercicio f�sico y dieta, pero, aun sin estas intervenciones, la administraci�n de metformina mejora la sensibilidad a la insulina.

La p�rdida de peso es importante, pues la resistencia a la insulina se relaciona con la adiposidad y la p�rdida de �sta mejora la sensibilidad a la hormona. Sabemos lo dif�cil que es perder peso, pero la evidencia confirma que la disminuci�n del tejido adiposo y del peso en los ni�os, mejora la sensibilidad a la insulina.

Si logr�ramos aumentar el nivel de actividad f�sica y reducir las actividades sedentarias, tambi�n estar�amos ayudando a conseguir este objetivo. Por lo tanto, es posible enfrentar el s�ndrome de resistencia a la insulina en los ni�os mediante la actividad f�sica, la metformina, otros sensibilizadores o incluso una combinaci�n.

Conclusi�n

Se ha demostrado que existe un aumento de la obesidad infantil y un aumento en la incidencia de diabetes mellitus tipo 2 y que existir�a una fuerte relaci�n entre ambas, pero no est� demostrado que sea causal.Queda pendiente la pregunta de lo que podemos hacer, pero est� claro que se necesita una intervenci�n de salud p�blica.

En nuestra cl�nica atendemos ni�os con obesidad, pero s�lo cuando se debe a trastornos metab�licos o endocrinol�gicos, que son las causas menos frecuentes.

Para mejorar la salud en todo el pa�s se necesita una intervenci�n de parte de los gobiernos y de los sistemas de salud p�blica para aumentar la actividad f�sica y cambiar los estilos de vida.

FAT NATION es un programa de televisi�n que se refiere a los problemas de obesidad en el Reino Unido, en el que hace un seguimiento de los intentos que hacen las personas para perder peso y pretende determinar si los medios de comunicaci�n pueden ayudar a educar a la poblaci�n, con la esperanza de detener la ola de obesidad.

Esta obra de Medwave est� bajo una licencia Creative Commons Atribuci�n-NoComercial 3.0 Unported. Esta licencia permite el uso, distribuci�n y reproducci�n del art�culo en cualquier medio, siempre y cuando se otorgue el cr�dito correspondiente al autor del art�culo y al medio en que se publica, en este caso, Medwave.

Источник: https://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Congresos/749

La diabetes tipo 2 es cada vez más común en los niños

Diabetes asociada a la obesidad infantil

Aunque el sitio Web www.evidenciasenpediatria.es está dirigido mayoritariamente a profesionales de la salud, la información médica visible en su área pública es de libre acceso para cualquier usuario.

Por ello, queremos aclarar que el uso de estos contenidos por parte de la población no reemplaza en ningún momento la relación entre el médico y el paciente.

Para obtener información específica sobre un caso concreto, consulte siempre a su médico.

Declaración de privacidad

www.evidenciasenpediatria.es tiene el compromiso de proteger la privacidad de los usuarios. La presente declaración de privacidad explica las prácticas de recogida y tratamiento de datos que se siguen en el sitio www.

evidenciasenpediatria.es. Al acceder al sitio y proporcionar sus datos, usted (el usuario) estará otorgando su consentimiento a las prácticas de recogida y tratamiento de datos que se describen en esta declaración de privacidad.

Recogida de datos personales

www.evidenciasenpediatria.es solicitará al usuario datos que lo identifiquen personalmente (datos personales) o que permitan a www.evidenciasenpediatria.

es ponerse en contacto con el usuario cuando ello sea necesario para poder prestarle un servicio o realizar una transacción que el usuario haya solicitado, como por ejemplo recibir información acerca de productos y servicios de www.evidenciasenpediatria.

es, solicitar boletines informativos por correo electrónico, unirse a un servicio o sitio especial de acceso limitado, inscribirse en un evento o en un curso de formación, o cuando el usuario compre, descargue o registre productos procedentes de www.evidenciasenpediatria.es.

Los datos personales que se recaben pueden ser, entre otros, su nombre, correo electrónico, profesión, centro de trabajo, ciudad y país.

El Sitio puede recopilar ciertos datos acerca de la visita del usuario, tales como el nombre del proveedor de servicios Internet y la dirección IP (Protocolo Internet) mediante la cual tiene acceso a Internet; la fecha y la hora de acceso al Sitio; las páginas del Sitio a las que ha accedido y la dirección del sitio Web desde la que ha llegado al Sitio. Estos datos ayudan a administrar y mejorar el Sitio y a analizar tendencias. Algunos de nuestros sitios recopilan información acerca de su hardware y software para proporcionar un servicio solicitado. Esta información es de carácter anónimo y no permite ser asociada a usuarios concretos e identificados.

Uso de los datos personales

Los datos personales recogidos en este Sitio serán utilizados con la finalidad de gestionar su funcionamiento y proporcionar los servicios o realizar las transacciones que el usuario haya solicitado o autorizado.

Con esta finalidad, www.evidenciasenpediatria.es puede utilizar los datos personales para proporcionar al usuario un servicio más efectivo, para mejorar el Sitio y cualquier producto y servicio de www.evidenciasenpediatria.

es relacionado.

Cuando el usuario se inscriba para recibir el boletín de novedades o dé su consentimiento para recibir publicidad por correo electrónico, www.evidenciasenpediatria.

es podrá utilizar enlaces personalizados o tecnologías similares para realizar un seguimiento de cuáles son los enlaces incluidos en correo electrónico sobre los que el usuario hace clic; www.evidenciasenpediatria.

es podrá asociar esta información a otros datos personales del usuario, con el fin de proporcionarle informaciones o comunicaciones por correo electrónico que se ajusten más a sus intereses.

Cada comunicación por correo electrónico incluye un enlace para darse de baja de la suscripción, que permite al usuario dejar de recibir ese tipo de comunicaciones. www.evidenciasenpediatria.

es podrá revelar datos personales referentes al usuario si así se lo requiere la ley o si de buena fe considera que dicha acción es necesaria para: a) cumplir las normas legales o cumplir cualquier requerimiento judicial dirigido a Evidencias en Pediatría o al Sitio; b) proteger y defender los derechos y propiedades de www.evidenciasenpediatria.

es, o c) actuar en circunstancias urgentes y extraordinarias para proteger la seguridad personal de los empleados o representantes, lectores o terceras personas de www.evidenciasenpediatria.es.www.evidenciasenpediatria.es se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de tratarlos con confidencialidad y asume, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y demás normativa aplicable.

El usuario responderá, en cualquier caso, de la veracidad de los datos facilitados, reservándose www.evidenciasenpediatria.es el derecho a excluir de los servicios registrados a todo usuario que haya facilitado datos falsos, sin perjuicio de las demás acciones que procedan en Derecho.

Control sobre los datos personales

Salvo si se indica lo contrario en esta declaración, los datos personales que el usuario proporcione en el Sitio no serán compartidos, sin el permiso del usuario, fuera de www.evidenciasenpediatria.es.

Acceso a los datos personales

Cualquier usuario registrado puede en cualquier momento ejercer los derechos de acceso, oposición, rectificación y, en su caso, cancelación, mediante petición escrita dirigida a Lúa Ediciones 3.0, S.L. C/Avda.

de Burgos, 39-1º iz – 28036 Madrid (España), indicando en el sobre: «Web evidenciasenpediatria.es» o mediante correo electrónico a la dirección lopd@evidenciasenpediatria.com y adjuntando fotocopia del DNI o equivalente.

En el sitio Web, una vez identificado con su usuario y contraseña, pinchando sobre su nombre, le aparecerá una nueva pantalla que le permitirá acceder a su información personal y modificar sus datos.

Seguridad de los datos personales

www.evidenciasenpediatria.es tiene el firme compromiso de proteger la seguridad de los datos personales referentes a sus usuarios; www.evidenciasenpediatria.es emplea diversas tecnologías y procedimientos de seguridad para ayudar a proteger los datos personales del usuario frente a accesos, usos o revelaciones no autorizados.

Por ejemplo, los datos personales proporcionados por el usuario son almacenados en unos servidores informáticos a los que hay acceso limitado y que se encuentran en instalaciones controladas. Además, siempre que www.evidenciasenpediatria.

es transmite datos personales sensibles (tales como el número de la tarjeta de crédito) a través de Internet, los protege empleando técnicas de cifrado, tales como el protocolo Secure Socket Layer (SSL).

Protección de los datos personales referentes a menores

www.evidenciasenpediatria.es es un sitio para público profesional y no recopila de forma deliberada datos personales referentes a menores.

Aplicación de esta declaración de privacidad

Si el usuario tiene preguntas acerca de esta declaración, puede ponerse en contacto con www.evidenciasenpediatria.es.

Cambios a esta declaración de privacidad

Si en algún momento esta declaración de privacidad es modificada o actualizada, se comunicará al usuario mediante un aviso llamativo en el sitio Web o enviándole directamente una notificación.

Se anima al usuario a revisar periódicamente esta declaración de privacidad para así estar informado de la forma en que www.evidenciasenpediatria.es está protegiendo sus datos.

Si el usuario continúa utilizando los servicios, se entenderá que sigue aceptando los términos de esta declaración de privacidad y de todos los cambios realizados.

www.evidenciasenpediatria.es agradece los comentarios o sugerencias que el usuario pueda proporcionar en relación con esta declaración de privacidad. Si el usuario considera que www.evidenciasenpediatria.

es no ha cumplido esta declaración de privacidad, le rogamos se ponga en contacto con nosotros de forma electrónica y realizaremos los esfuerzos razonables para determinar y solucionar el problema rápidamente.

Descarga de responsabilidades

www.evidenciasenpediatria.es no se responsabiliza del uso que pueda darse a la información contenida en esta Web. La medicina es una ciencia en evolución, que debe ser personalizada a cada niño y adolescente.

Enlaces salientes

Esta página ha incluido enlaces a otras páginas que podrían resultar de interés a los profesionales visitantes. Ello no supone ninguna propiedad ni responsabilidad sobre los contenidos de dichos enlaces, su actualización o condiciones de acceso; no obstante, estas condiciones son comprobadas de forma periódica por el equipo de la Web.

Enlaces entrantes

Está permitido realizar enlaces a esta Web, situación que promovemos y alentamos. No se necesita ningún tipo de autorización previa.

No obstante, aquellos enlaces provenientes de entidades con ánimo de lucro y de e-comercio deberán ser autorizados previamente por el equipo de la Web de Evidencias en Pediatría.

En todos los casos, los enlaces deberán suponer una visualización completa de la Web, es decir, no dentro de frames (marcos) ajenos, y siempre permitiendo que la dirección correcta de este sitio Web aparezca en la barra del navegador.

Códigos de conducta en la red

Esta Web suscribe los criterios del proyecto Webs Médicas de Calidad (WMC) y el Código de la Fundación Salud en la Red (HON Code).

Источник: https://evidenciasenpediatria.es/articulo/7199/la-diabetes-tipo-2-es-cada-vez-mas-comun-en-los-ninos

RELACIÓN ENTRE LA DIABETES Y EL SOBREPESO/LA OBESIDAD

Diabetes asociada a la obesidad infantil

En la actualidad no para de aumentar el número de personas con diabetes, enfermedad que afectaba a más de 422 millones de adultos en todo el mundo en 2014, cuatro veces más que en 1980 según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por una glucemia muy elevada debido a la falta o la mala administración de insulina.

Existen principalmente dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 (o insulinodependiente) es una enfermedad autoinmune que aparece fundamentalmente en niños y adultos jóvenes, relacionada probablemente con factores genéticos o ambientales.

La diabetes tipo 2 (o no insulinodependiente), que es la forma más habitual de diabetes (el 90 % de los casos), se manifiesta con más frecuencia en la edad adulta y afecta a personas de 40 años en adelante.

Los factores de riesgo son el sobrepeso, la obesidad y la falta de actividad física.

Según la OMS, más de 600 millones de adultos en todo el planeta tenían obesidad en 2014. Esta afección se caracteriza por tener un IMC igual o superior a 30.

Relación entre la obesidad/el sobrepeso y la diabetes

En el caso de las personas obesas, el riesgo de padecer diabetes es tres veces mayor al de las personas que no tienen obesidad. ¿Qué relación podemos establecer entre la obesidad y la diabetes? 

Cuanto más elevado es el sobrepeso, más elevada es la cantidad de grasa en el organismo. De forma paralela, se observa un aumento de la glucemia. Efectivamente, la grasa proporciona energía al músculo en detrimento de la glucosa, lo que provoca un aumento de la glucemia.

El páncreas secreta insulina en exceso para intentar reducir la elevada cantidad de glucemia, lo que conlleva un estancamiento de este último, que no es capaz de producir suficiente insulina. De este modo, la insulina ya no puede regular la glucemia. Entonces se produce la hiperglucemia y también se desarrolla la diabetes.

Por tanto, en el caso de las personas obesas, la diabetes es consecuencia del exceso de peso.

Peligros para el organismo

La obesidad unida a la diabetes puede originar complicaciones peligrosas, en particular, las relacionadas con la obesidad abdominal, que parece ser la más problemática para la salud.

Las complicaciones más comunes son los riesgos cardiovasculares. Cabe señalar que el 80 % de las personas diabéticas fallecen a causa de complicaciones cardiovasculares.

En efecto, la alimentación de las personas con sobrepeso, que normalmente es alta en grasas, puede hacer que se cree un depósito de grasa en las arterias; a la larga, estos depósitos se endurecen, se calcifican y forman lo que se conoce como placas de ateromas.

Estas placas pueden producir una lesión en la pared arterial y provocar la obstrucción del vaso, que podría romperse, lo cual tendría consecuencias nefastas para el paciente (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular).

Del mismo modo, el sobrepeso y la obesidad causantes de la diabetes pueden ser el origen de la oclusión de las arterias de las extremidades inferiores (arteritis), lo que provoca una pérdida de la sensibilidad nerviosa y la imposibilidad de cicatrizar las heridas en los pies debido a la falta de oxigenación. Por eso, algunos diabéticos corren el riesgo de tener que someterse a una amputación que podría evitarse mediante una mejor prevención y un cuidado especial de los pies.

Asimismo, pueden aparecer también problemas oftalmológicos como cataratas e incluso una pérdida total de visión. Cabe mencionar que la diabetes sigue siendo la primera causa médica de ceguera antes de los 50 años en los países desarrollados.

Soluciones para remediarlo           

Para luchar contra estas enfermedades existen diversos enfoques. El más aconsejado y expandido sigue siendo cambiar el estilo de vida.

De hecho, se ha demostrado que si se adopta una alimentación más saludable y se practica ejercicio físico con regularidad, la masa grasa abdominal disminuye, lo que conlleva un mejor balance sanguíneo y lipídico (disminución del colesterol malo), una bajada de la tensión arterial y una mejora del control de la glucemia.

            También puede adoptarse un enfoque con medicación, pero únicamente en el caso de que los pacientes presenten riesgos cardiovasculares considerables como hipertensión arterial. Estos medicamentos tienen como objetivo limitar la absorción de los ácidos grasos y solo pueden recetarse en el contexto de una alimentación baja en lípidos.

Fuentes:

https://infos-diabete.com/surpoids-et-diabete-les-risques-encourus-les-remedes-possibles/

http://www.upmc.fr/fr/salle_de_presse/archives/archives_2015/diabete2.html

https://www.obesite.com/sante-et-obesite/diabete/

http://www.exobiologie.info/diabete/23obe%CC%81site%CC%81.pdf

http://www.chups.jussieu.fr/polys/diabeto/POLY.Chp.3.html

Источник: https://ihealthlabs.eu/es/blog/relacion-entre-la-diabetes-y-el-sobrepesola-obesidad-n20

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: