Diabetes gestacional

¿Por qué aparece la diabetes gestacional?

Diabetes gestacional

Susana Cerdán, enfermera y matrona en diferentes centros hospitalarios, y creadora del Centro Maternalia, nos detalla una afección muy común entre las mujeres embarazadas.

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un trastorno específico del embarazo, que ocurre cuando el cuerpo de la mujer no gestiona de forma correcta la hormona insulina. El problema se da cuando el organismo fabrica poca insulina o no la aprovecha como debería. El resultado de ese desajuste en el metabolismo es que la glucosa se acumula en la sangre.

La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y es la responsable de convertir el azúcar que proviene de los alimentos (glucosa) y que circula por la sangre, en energía.

Una de las complicaciones más habituales en el embarazo

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la diabetes gestacional afecta a 1 de cada 10 mujeres durante el embarazo, siendo una de las complicaciones más comunes en esta etapa de la vida.

El embarazo implica un aumento de actividad en el metabolismo de la mujer. Para mantener la glucosa en niveles correctos, esta necesita producir más insulina. Cuando la cantidad adicional que produce no es suficiente, la glucosa en sangre se eleva a niveles fuera de los valores normales.

Sin causa conocida

No se conoce una causa específica de la diabetes gestacional, pero se cree que las hormonas del embarazo reducen la capacidad propia del cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina.

Síntomas muy leves

La diabetes gestacional no provoca síntomas o estos son leves, generalmente. Por esta razón se realiza un test a todas las embarazadas entre la semana 24 y 28 de embarazo para saber si padecen o no esta afección.

En caso de que sí se produzcan síntomas, pueden ser los siguientes:

  • Visión borrosa.
  • Fatiga.
  • Sed y necesidad de beber mucha agua.
  • Poliuria: incremento de la micción.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de peso a pesar del aumento del apetito.
  • Infecciones urinarias, candidiasis vaginales.

Una prueba en la semana 24 para diagnosticarla

El test de O´Sullivan es una prueba que se realiza alrededor de la semana 24 y 28 de gestación a todas las embarazadas, generalmente aprovechando el análisis de sangre del segundo trimestre.

Este test determina la cantidad de glucosa en sangre venosa de la paciente una hora después de haber tomado 50 gramos de glucosa por vía oral.

La glucosa se toma a través de un jarabe bastante dulzón que muchas embarazadas no toleran bien, por lo que es habitual sentir naúseas y malestar después de tomarlo.

Si  el resultado del análisis de esta prueba es mayor de 140 a la hora de la ingesta, se procede al segundo paso, que es tomar 100 gramos de glucosa y medir a las 3 horas. Si el nivel es mayor de 140 a las 3 horas de la ingesta, se establece diagnóstico de diabetes gestacional.

¿Existen factores de riesgo para padecerla?

Algunos factores que pueden predisponer a sufrir diabetes gestacional son:

  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Padecer diabetes antes de estar embarazada.
  • Diabetes gestacional en un embarazo anterior.
  • Edad superior a 35 años.
  • Hipertensión arterial.
  • Síndrome de ovarios poliquísticos.

Sobre estos aspectos, la mujer no tiene control, pero sí existen otros factores de riesgo sobre los que puede actuar, con el fin de disminuir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional:

  • Sobrepeso antes y al inicio del embarazo: un índice de masa corporal (IMC) superior a 30.
  • Seguir una alimentación inadecuada.
  • Falta de ejercicio.
  • Ser fumadora.

Tres pilares en el tratamiento: dieta, ejercicio y análisis

El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como propósito mantener un nivel de glucosa en la sangre equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional, e incluye siempre dieta y actividad física.

Para comprobar los niveles de glucosa, se suele entregar a la embarazada un glucómetro, que es un aparato que sirve para que ella misma pueda realizarse un análisis de la glucosa en sangre mediante punción en la yema del dedo.

En general, se comienza realizando dicho análisis 3 o 4 veces al día durante algunas semanas.

Si los controles presentan valores dentro de la normalidad, será posible bajar la frecuencia o cesarlos completamente, pero siempre debemos seguir las indicaciones del ginecólogo.

Para aquellas mujeres que no consigan mantenerse dentro de un buen control con el tratamiento dietético y la realización de ejercicio, se precisará un tratamiento con inyecciones de insulina.

Posibles complicaciones para la mujer y el bebé

El buen control que la mayoría de las mujeres lleva hoy en día de su diabetes gestacional hace que la mayoría no sufra ninguna consecuencia de importancia, ni para su salud ni para la del bebé. Sin embargo, un mal control de esta condición durante el embarazo puede suponer riesgos para ambos:

Complicaciones para la mujer:

  • Tensión arterial alta y como consecuencia, preclampsia.
  • Diabetes futura: es más probable que sufra diabetes gestacional en un embarazo futuro y también hay más probabilidades de que desarrolle diabetes tipo 2.
  • Mayor riesgo de complicaciones en el parto: cesárea, parto instrumental…

Complicaciones que pueden afectar al bebé:

  • Exceso de peso al nacer: por el elevado nivel de glucosa en sangre durante el embarazo.
  • Mayor riesgo de parto prematuro y síndrome de dificultad respiratoria.
  • Hipoglucemias tras el nacimiento, debido a su alta producción de insulina.
  • Mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

Источник: https://cinfasalud.cinfa.com/p/diabetes-gestacional/

Diabetes gestacional y embarazo

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres embarazadas que nunca antes padecieron esta enfermedad.

En algunas mujeres, la diabetes gestacional puede afectarles en más de un embarazo. La diabetes gestacional por lo general aparece a la mitad del embarazo.

Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

La diabetes gestacional se puede controlar a menudo con una alimentación saludable y ejercicio regular, pero algunas veces la madre también necesitará insulina.

Problemas de la diabetes gestacional en el embarazo

El azúcar de la sangre que no está bien controlado en la diabetes gestacional puede llevar a problemas en la madre y su bebé:

Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado.

Además de causar incomodidades a la madre en los últimos meses del embarazo, un bebé extra grande puede originar problemas durante el parto tanto para ella como para él. Puede que la madre necesite una cesáreaexternal icon para poder dar a luz.

El bebé puede nacer con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto.

Cesárea

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

Presión arterial alta (preeclampsia)

Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el médico.

La presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre como a su bebé en gestación. Puede provocar un nacimiento prematuro del bebé y también convulsiones o accidentes cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro con posible daño cerebral) en la mujer durante el trabajo de parto y el alumbramiento.

Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta con más frecuencia que las mujeres que no la tienen.

Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en la sangre.

El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser grave y hasta mortal si no se atiende rápidamente.

Las mujeres pueden evitar una disminución peligrosa de su azúcar en la sangre si vigilan cuidadosamente sus niveles y se tratan en forma oportuna.

Si la madre no se ha controlado su diabetes durante el embarazo, puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan rápidamente después de que nace. Los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas después de su nacimiento.

5 consejos para las mujeres con diabetes gestacional

  1. Coma alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para personas con diabetes. Un nutricionista puede ayudarle a crear un plan de comidas saludable y enseñarle a controlar su azúcar en la sangre durante el embarazo.

    Sabrosas recetas para personas con diabetes y sus familias » pdf icon[PDF – 8 MB]

  2. El ejercicio es otra manera de controlar el azúcar en la sangre, ya que ayuda a nivelar el consumo de alimentos.

    Después de consultar a su médico, puede realizar ejercicio de manera regular durante y después del embarazo.

    Procure hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física, de moderada a intensa, al menos cinco días a la semana. Esto puede ser caminar a paso rápido, nadar o jugar activamente con los niños.

  3. Dado que el embarazo produce cambios en las necesidades de energía del cuerpo, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápido. Revise su azúcar en la sangre a menudo, como se lo indique su médico.

  4. Algunas veces las mujeres con diabetes gestacional necesitan tomar insulina. Si su médico le prescribe insulina, utilícela como se lo indica para controlar su azúcar en la sangre.

  5. Hágase un examen de diabetes entre las 6 y 12 semanas después de que nazca su bebé y luego cada 1 a 3 años.

    En la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional, la diabetes desaparece después del parto. Cuando esta no desaparece, entonces se le llama diabetes tipo 2.

    Aún cuando la diabetes desaparezca después de que nace el bebé, la mitad de las mujeres que han tenido diabetes gestacional padecerán diabetes tipo 2.

    Es importante que una mujer que haya tenido diabetes gestacional continúe haciendo ejercicio y manteniendo una alimentación saludable después del embarazo para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2. También debe recordarle al médico que le revise su azúcar en la sangre cada 1 a 3 años.

Información adicional

Diabetes gestacional y embarazo pdf icon[PDF – 3 MB]Ver, descargar e imprimir este folleto sobre diabetes gestacional y embarazo.

Источник: https://www.cdc.gov/pregnancy/spanish/diabetes-gestational.html

Diabetes Gestacional

Diabetes gestacional

Aunque los médicos no saben exactamente qué causa la diabetes gestacional, sí tienen alguna idea.

La placenta sustenta y alimenta al bebé a medida que crece. Las hormonas segregadas por la placenta ayudan al bebé a desarrollarse.

Sin embargo, estas hormonas también bloquean la acción de la insulina, volviéndola menos eficaz.

La diabetes gestacional aparece cuando el cuerpo ya no es capaz de producir y utilizar toda la insulina que necesita para el embarazo, de manera que los niveles de glucosa en sangre aumentan si no se controla.

El riesgo de padecer diabetes gestacional es mayor en algunas mujeres, concretamente, en los casos siguientes:

  • sobrepeso previo al embarazo;
  • ganancia excesiva de peso durante el embarazo (superior a la recomendada);
  • mayor de 25 años;
  • antecedentes de diabetes gestacional;
  • antecedentes familiares de diabetes;
  • ascendencia afroamericana, asiática, hispana o india americana.

¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

En la mayoría de las mujeres que reciben un buen cuidado prenatal se evalúa rutinariamente la presencia de diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Si su riesgo de desarrollar diabetes gestacional es elevado, es posible que su médico lo compruebe antes o varias veces durante el embarazo.

La prueba de la diabetes gestacional consiste en someterse a análisis de sangre antes y después de tomar una bebida dulce facilitada por el médico.

Si los resultados muestran que sus niveles de glucosa en sangre son superiores a los límites recomendados en los momentos especificados, se confirma el diagnóstico de diabetes gestacional.

Su médico le hablará sobre un plan de tratamiento para la diabetes gestacional.

¿Por qué es importante tratar la diabetes gestacional?

Como madre, su instinto es proteger a su hijo. Es importante tratar la diabetes gestacional tan pronto como se diagnostique, tanto para su salud como para la del bebé. De no tratarse la diabetes gestacional, pueden aparecer los siguientes problemas:

  • mayor probabilidad de dar a luz a un bebé grande, de más de 4 kg de peso, una afección conocida como macrosomía que aumenta la posibilidad
    • de dificultades y lesiones durante el parto vaginal, así como
    • de una cesárea.
  • alto riesgo de parto prematuro y problemas de respiración (dificultad respiratoria) para el bebé;
  • alto riesgo de bajos niveles de azúcar en sangre (hipoglucemia) en el bebé poco después del parto;
  • mayor probabilidad de preeclampsia para la madre (tensión arterial elevada y problemas de hígado o riñón).

Seguir el plan de cuidados proporcionado por su médico y controlar cuidadosamente la diabetes gestacional puede ayudar a reducir en gran medida el riesgo de estas complicaciones.

¿Qué pasa una vez se le diagnostica diabetes gestacional?

Si le han diagnosticado diabetes gestacional:

  • Su médico le recomendará una dieta saludable, con control de los hidratos de carbono, y ejercicio. En muchos casos estos pasos serán suficientes para controlar los niveles de glucosa en sangre durante el resto del embarazo.
  • Es posible que necesite que un especialista en dietética certificado le diseñe un plan de alimentación saludable. Le enseñará a vigilar la cantidad y el tipo de hidratos de carbono que toma para controlar mejor sus niveles de glucosa en sangre sin dejar de lado las necesidades de su embarazo. También es posible que deba llevar un diario de alimentos y registrar la evolución de su peso.
  • Es posible que tenga que comprobar su glucosa en sangre diariamente en casa, con un medidor de glucosa en sangre. Pídale a su médico o educador especializado en diabetes que le recomiende un medidor de glucosa en sangre adecuado a sus necesidades. Comprobar sus niveles de glucosa en sangre y realizar su seguimiento le ayudará tanto a usted como a los profesionales sanitarios a controlar la diabetes gestacional.
  • Con frecuencia deben comprobarse los niveles de glucosa en sangre 4 o más veces al día, generalmente en ayunas y luego entre 1 y 2 horas después de las comidas. Su médico o el profesional sanitario le dirán con qué frecuencia debe realizarse la prueba y su intervalo de glucosa en sangre objetivo. No olvide llevar un registro de las pruebas de glucosa en sangre en el que anote cuándo las hace, el resultado y si las hizo antes o después de comer, así como cuánto tiempo después de comer.
  • El ejercicio suave durante el embarazo ayudará a su cuerpo a utilizar mejor su propia insulina y contribuirá a controlar los niveles de glucosa en sangre. Las mujeres embarazadas pueden practicar sin riesgo distintos tipos de ejercicios, como caminar a paso ligero y nadar. Hable con los profesionales sanitarios para que la orienten en cuanto a ejercicios seguros durante el embarazo.

Es posible que en las visitas al obstetra comprueben su tensión arterial y le hagan un análisis de orina.

También comentará los resultados de sus pruebas de glucosa en sangre con su médico, así como lo que ha estado comiendo, cuánto ejercicio ha estado practicando y cuánto peso ha ganado. También se supervisará el crecimiento del bebé.

Todo esto ayudará a determinar si el plan de tratamiento para la diabetes gestacional está funcionando y cuándo puede ser necesario realizar cambios.

En caso de que el cambio en el plan de alimentación y la nueva práctica de ejercicio no mantengan sus niveles de glucosa en sangre bajo control, su médico podrá recomendarle medicamentos para la diabetes —pastillas o insulina— durante el resto de su embarazo.

Toma de medicamentos (comprimidos/pastillas, insulina)

Si su médico le receta pastillas o insulina, tenga en cuenta que no significa que no haya logrado usted controlar la diabetes gestacional.

En algunos casos, es posible que su cuerpo simplemente no sea capaz de producir suficiente insulina por sí solo para satisfacer las necesidades de su cuerpo a medida que el bebé crece.

Es importante seguir las recomendaciones de su médico para protegerse tanto a usted como al bebé. Lo más probable es que, una vez haya dado a luz, no necesite seguir tomando medicamentos para la diabetes.

Si el médico le receta insulina para la diabetes gestacional, deberá administrársela por medio de inyecciones o de otro dispositivo, como una bomba de insulina.

Un miembro de su familia puede aprender a hacerlo con usted para ayudarle en la administración de la insulina que se le haya recetado. La buena noticia es que hoy en día las inyecciones son prácticamente indoloras gracias al pequeño tamaño y diámetro de las agujas utilizadas.

Su médico le dirá cuándo debe administrarse la insulina y cuánta cantidad cada vez, y podrá cambiar la dosis a lo largo del resto del embarazo.

2 Atlas de la Diabetes de la FID (8.ª ed.) (2017). Federación internacional de diabetes: Bruselas, Bélgica. Versión en Internet consultada el 5 de mayo de 2018 en http://diabetesatlas.org/IDF_Diabetes_Atlas_8e_interactive_ES/

Источник: https://www.onetouch.es/sobre-diabetes/empezando-el-viaje/diabetes-gestacional

Diabetes durante el embarazo ¿por qué se produce?

Diabetes gestacional

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre todo tipo de cambios, sobre todo hormonales. La diabetes en el embarazo puede aparecer en algunas mujeres pero ¿por qué? La alimentación, el ejercicio físico y los antecedentes de salud son esenciales para prevenir y tratar la diabetes gestacional.

¿Qué es y cómo se trata la diabetes gestacional?

Las necesidades nutricionales durante la gestación cambian por lo que en cada tramo del embarazo, la mamá debe ir cambiando. Su organismo debe acostumbrarse a nuevas ingestas y cambios hormonales y el nivel de azúcar en sangre puede aumentar considerablemente siendo incapaz de general suficiente insulina.

¿Por qué se produce?

Después de ingerir alimentos, el páncreas se prepara para producir insulina, la hormona que “acompaña” al azúcar por todo el torrente sanguíneo.

Durante el embarazo, la placenta del bebé está generando un alto nivel de hormonas que inhiben el efecto de la insulina, por lo que suele ser habitual que las madres tengan más alto en nivel de azúcar en sangre. Por eso se produce la diabetes gestacional.

¿Cuándo se produce la diabetes gestacional?

Suele darse en los últimos meses de embarazo, entre las 24 y 28 semanas (a los 5 meses aproximadamente), precisamente porque el bebé crece a un ritmo mayor, al igual que la placenta y ésta genera más y más hormonas que contrarrestan la insulina de la madre. 

 Es importante no olvidar que la diabetes gestacional afecta en dos sentidos: subidas de azúcar o hiperglucemias o bien, bajadas o hipoglucemias.

Causas

Existen varios factores que pueden desencadenar la diabetes en el embarazo, por lo que es fundamental realizarse controles previos al embarazo, durante y después del mismo.

  • Durante el embarazo, el sistema hormonal de la madre puede bloquear la acción de la insulina materna. El cuerpo no puede hacer uso de esa insulina y acaba acumulándose en la sangre produciendo la hiperglucemia
  • Según los datos de la Sociedad Española de Diabetes (SED) la diabetes gestacional afecta a un 10% de las embarazadas.
  • Las mujeres entre 30 y 35 años tienen más probabilidades de sufrirla.
  • Si la embarazada tiene parientes con antecedentes de diabetes o ha sufrido diabetes gestacional en otro embarazo, tiene más probabilidades de sufrirla.
  • Es más usual si la embarazada sufre hipertensión arterial, sufre de sobrepeso o tuvo un aborto espontáneo.
  • Puede surgir en más de un embarazo

Debe tratarse de forma constante y eficaz ya que puede afectar al bebé y provocar un exceso de grasa acumulada o sobrealimentación, también llamada macrosomía. Este hecho puede ser perjudicial en la salud de adulto del bebé como la diabetes tipo 2, problemas respiratorios o calcio bajo.

Síntomas

Esta disfunción muestra síntomas muy generales, por lo que es importante realizarse los controles médicos pertinentes.

Algunos síntomas son:

  • Sentirse muy cansada, dolores de cabeza, visión borrosa, fatigas
  • Mucha sed o muchas ganas de orinar
  • Vómitos, pérdida de peso aunque tenga mucha más hambre de lo normal

Las pruebas médicas para determinar la existencia de la diabetes gestacional consisten en medir el nivel de glucosa en sangre después de haber ingerido entre 50 y 75gr de glucosa disuelta en agua.

La diabetes en el embarazo está relacionada igualmente con los partos prematuros y aumentas las probabilidades de un parto por cesárea.

Tratamiento de la diabetes gestacional

El primer paso que el médico deberá dar es crear un plan dietético ya que el control de la alimentación es fundamental en este caso.

  • La alimentación durante el embarazo es sin duda uno de los factores más importantes para evitar la diabetes en el embarazo. El médico optará por recomendarte una dieta baja en hidratos de carbono y azúcares simples. Es importante respetar las 4 o 5 tomas de alimentos al día y hacer un control diario de la insulina.
  • Hacer deporte a diario de forma moderada como caminar a paso rápido, natación o montar en bicicleta.

Tras el embarazo, la diabetes gestacional suele desaparecer sin problemas, pero la madre debe continuar con controles rutinarios para asegurarse de que no hay rastro de diabetes en el futuro.

Si has sufrido la diabetes en el embarazo, comparte tu experiencia con otros papás y mamás. ¡Tu experiencia es muy útil! Déjanos un comentario en nuestras redes sociales.

FUENTES:

Más información:

Источник: https://www.nutriben.es/embarazo/diabetes-gestacional-o-en-el-embarazo-por-que-se-produce

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: