Dificultades de los niños en el estudio

Dificultades específicas de aprendizaje: Estudiar en casa es posible con la metodología adecuada

Dificultades de los niños en el estudio

En esta etapa de confinamiento los niños se ven abocados a continuar su formación académica en casa, todo un verdadero reto para aquellos que tienen dificultades específicas de aprendizaje. Utilizar una metodología adaptada a cada uno es esencial para asegurar una correcta asimilación de los conocimientos.

El modelo Helix

Los colegios de la Fundación Aprender emplean una técnica muy específica. El modelo Helix atiende individualmente las potencialidades y necesidades de cada niño y, ahora, debido a la situación que se ha generado a causa del coronavirus, ha tenido que ser versionada para que pueda seguir aplicándose desde casa.

Los niños con dificultades específicas de aprendizaje, como la dislexia, pueden seguir aprendiendo aun estando confinados siempre y cuando los métodos que se empleen se adapten a cada alumno y se centren en ellos como seres únicos, con sus debilidades y potencialidades.

Invertir el modelo tradicional

Al tener que convertir el hogar en un espacio de aprendizaje al estilo de las aulas, muchos padres se han visto abrumados.

Las quejas por su parte, debido al tiempo que deben dedicar a apoyar a sus hijos con las tareas escolares, son numerosas.

Pero este se amplía en el caso de niños con dificultades específicas de aprendizaje, sobre todo cuando el trabajo en casa viene derivado de un modelo tradicional.

La Comunidad de Madrid ha pedido a los centros escolares que hagan un esfuerzo para atender a estos menores.

En el texto remitido a colegios e institutos se especifica que “para los alumnos con necesidades educativas especiales, con dificultades específicas de aprendizaje o con necesidades de compensación educativa se realizará la modificación, adaptación y seguimiento de las adaptaciones significativas o de los planes de apoyo y refuerzo, según corresponda, que se consideren necesarios. Asimismo, para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo se intensificará el uso de los instrumentos y herramientas que faciliten el acceso al aprendizaje, y estimulen la motivación”.

Precisamente esto es lo que todo modelo de colegio debería tener en cuenta siempre y para todos los niños, independientemente de sus dificultades o necesidades.

Es lo que hace el modelo Helix; es decir, ofrecer una atención individualizada y personalizada capaz de motivar, que dé al niño su lugar y que se preocupe por su crecimiento no solo cognitivo, sino también físico, emocional y social.

Las relaciones personales son clave para el aprendizaje

El modelo Helix, basado tanto en el contacto y acompañamiento personal como en la relación del alumno con los contenidos de aprendizaje, tenía más riesgo que el modelo tradicional en esta situación de confinamiento.

Por eso, la inversión para lograr su evolución ha sido mucho mayor que en otros equipos docentes. Por lo que restablecer la relación entre alumnos y profesores, así como entre alumnos, dada la separación física a la que se obliga estos días es todo un desafío.

Han vigilado aún más cómo se podía prevenir la absorción de información y contenidos aislados por disciplinas. Se les acompaña para que sean los niños quienes consigan sus objetivos, mejorando su autorregulación y creciendo en autonomía.

Tiempos de trabajo personal y con los profesores

Se trabaja con unidades de aprendizaje que utilizan el contenido curricular como medio, ya que el fin es el desarrollo pleno de la persona. Los alumnos no escuchan, estudian, memorizan y se examinan; el profesor no tiene el contenido que vuelca al alumno.

Los profesores planifican, desde el interés y la vida, subcentros o proyectos que guían y posibilitan el proceso completo del método científico. Ellos trazan la ruta, pero son los menores los que la transitan, la descubren y la hacen suya.

Así, los niños que aprenden bajo el modelo Helix lo hacen investigando: observando, experimentando, y expresando lo aprendido. Cuando hacen el recorrido completo, no solo han aprendido los contenidos curriculares, sino que desarrollan destrezas y habilidades que les preparan para la vida.

De manera que cambia el lugar pero no la esencia.

Lo que sí es muy importante es el contacto, el compartir, por eso realizan videoconferencias. Los alumnos tienen tiempos de trabajo con sus profesores y de manera personal, sabiendo que siempre hay algún docente al otro lado de la pantalla que puede guiarle en su tarea, aclararle dudas o simplemente estar con él mientras trabaja.

“Todos sabemos que cuando aprendemos a montar en bicicleta ya nunca lo olvidamos. ¿Por qué? Nadie aprende a montar en bicicleta escuchando una explicación, memorizando las normas y consejos técnicos, y pasando un examen escrito de cómo se tiene que montar en bici.

La clave está en que lo hacemos subiéndonos a una”, explica Irene Ranz, presidenta de Fundación Aprender. «Así no se olvida.

Si descubro un contenido curricular al final de una tarea, esa sensación de disfrute y alegría hará que ese contenido se quede grabado porque lo multisensorial y lo emocional van asociados», concluye.

ConsejosEducación en casaCoronavirus Educativo Fracaso escolar Integración Métodos de estudio Pedagogía Problemas de aprendizaje Sistema educativo

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-en-casa/dificultades-especificas-de-aprendizaje/

Problemas de aprendizaje

Dificultades de los niños en el estudio

  • Tamaño de texto más grande

Si tienes un problema de aprendizaje, no significa que no puedas aprender. Pero necesitarás ayuda y necesitarás trabajar más duro. Si padeces un trastorno de aprendizaje, como la dislexia o la discalculia (problemas importantes en las matemáticas), recuerda que no eres lento ni tonto.

Los problemas de aprendizaje ocurren debido a la forma en que el cerebro incorpora y procesa la información. Por lo tanto, hay gente que aprende de una forma diferente, como tú. El quid de la cuestión está en averiguar cómo puedes aprender mejor.

Hay gente que sabe cómo hacerlo. Tus padres y tus profesores te pueden ayudar y pueden encontrar a un especialista en el aprendizaje o un psicólogo escolar. Estos profesionales pueden ayudar a determinar cuál es el problema de aprendizaje de un niño y pueden tener ideas para mejorar su forma de aprender.

¿Qué son los trastornos de aprendizaje?

Los trastornos de aprendizaje no son contagiosos, pero pueden tener una base genética. Esto significa que se pueden trasmitir en una familia a través de los genes, como otros muchos rasgos que heredamos de nuestros padres y de nuestros abuelos. Lo más probable es que las personas que padecen un trastorno de aprendizaje tengan parientes con problemas de aprendizaje.

Algunos niños con problemas de aprendizaje se sorprenden al enterarse de que uno de sus padres tenía problemas similares cuando iba al colegio. Pero los niños de hoy en día tienen una ventaja con respecto a sus padres. Los expertos en aprendizaje actuales saben mucho más sobre el cerebro y sobre cómo funciona, lo que permite que los niños reciban la ayuda que necesitan.

La dislexia es un trastorno de aprendizaje en el que un niño tiene muchas dificultades para leer y escribir. Los niños con dificultades importantes en las matemáticas pueden padecer una discalculia.

Y aquellas personas que tienen problemas para formar letras al escribir pueden padecer una disgrafía.

Otros niños pueden tener trastornos del lenguaje, presentando dificultades para entender el lenguaje oral y para comprender lo que leen.

De todos modos, el tema puede ser confuso.

¿Qué se considera lo «suficientemente problemático» como para que se pueda diagnosticar como un trastorno de aprendizaje? La lectura, las matemáticas y la escritura de letras pueden ser tareas difíciles para muchos niños al principio. Pero, cuando estas dificultades iniciales no desaparecen y al niño le cuesta mucho avanzar, es posible que padezca un trastorno de aprendizaje.

A veces el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se plantea como si se tratara de un trastorno de aprendizaje, pero, de hecho, no lo es.

¿Por qué? Porque muchos niños con TDAH pueden aprender en la escuela sin ayudas especiales, aunque se distraigan con gran facilidad y les cueste mucho quedarse quietos y sentados en clase.

Aunque el TDAH no sea un trastorno de aprendizaje en sí mismo, los investigadores creen que los niños con TDAH tienen más probabilidades de padecer este tipo de trastornos.

¿Cómo puedo saber si padezco un trastorno de aprendizaje?

Es muy duro que un niño sea consciente de que tiene un problema de aprendizaje. Pero no se lo tiene que guardar para sí mismo. Necesita explicárselo a los demás. Si ese fuera tu caso, deberías empezar por contárselo a tu profesor y a tus padres.

Aunque te dé un poco de vergüenza hablar sobre ello, explícales qué tipo de problemas estás teniendo en la escuela. Tal vez leas el capítulo de un libro para hacer los deberes y no recuerdes nada de lo que acabas de leer.

O tal vez, cuando estás en clase, todo el mundo parece seguir el hilo con facilidad, pero tú te quedas estancado y no sabes por qué página van.

También es posible que abras un libro para hacer una tarea y no tengas ni idea de por dónde empezar.

Los niños con problemas de aprendizaje también pueden contestar «sí» a muchas de las siguientes preguntas:

  • ¿Lo pasas mal en clase?
  • ¿Crees que podrías rendir más en el colegio?
  • ¿Te cuesta más leer de lo que te debería costar?
  • ¿Piensa tu cabeza una cosa pero tu mano escribe algo diferente?
  • ¿Tu escritura es lenta y costosa?
  • ¿Haces muchas faltas de ortografía y cometes otros errores cuando escribes?
  • ¿Estás teniendo problemas en matemáticas?
  • ¿Te cuesta mantener tus apuntes, cuadernos y otros documentos organizados? ¿Tiendes a perder o a olvidar cosas?

Pero, aunque contestes «sí» a algunas de estas preguntas, no sabrás con seguridad si tienes un trastorno de aprendizaje hasta que te vea un psicólogo escolar o un especialista en el aprendizaje.

Es posible que te hagan tomar algunas pruebas para detectar cualquier trastorno de aprendizaje que podrías tener.

Ese profesional también podrá identificar cuáles son tus puntos fuertes, en otras palabras, ¡averiguará en qué eres bueno! Una vez que un psicólogo o un especialista en el aprendizaje averigüe cuál o cuáles son tus problemas de aprendizaje, ambos podrán empezar a trabajar en las soluciones.

Un niño puede trabajar con un tutor o especialista o incluso ir a una clase de educación especial. Pero la mayoría de los niños con trastornos de aprendizaje puede seguir asistiendo a clases ordinarias, sin que haya ningún motivo para que no puedan participar en las actividades académicas y deportivas habituales.

Aunque algunos se avergüencen de tener un problema de aprendizaje, puede ser un alivio para ellos saber, por fin, qué es lo que les está ocurriendo. Entonces, podrán dejar de estar tan preocupados por el colegio, porque empezarán a aprender formas nuevas de aprender.

Es posible que el psicólogo o el especialista en aprendizaje te facilite un plan de aprendizaje, y tú podrás ver cuáles son las estrategias que te ayudan a aprender. Estos profesionales también te pueden ofrecer ayuda en tu capacidad para organizarte.

Si no te sabes organizar, te costará mucho llevar a cabo las tareas escolares.

¿Qué puedes hacer en relación a los problemas de aprendizaje?

Recibir la noticia de que padeces un trastorno de aprendizaje puede ser frustrante. Tal vez te sientas diferente de los demás. Pero la verdad es que los problemas de aprendizaje son bastante frecuentes.

Y si tu especialista en el aprendizaje o tu psicólogo ha averiguado a qué te estás enfrentando, ya vas por buen camino.

A partir de ahora, podrás empezar a recibir la ayuda que necesitas para rendir más en la escuela.

Pero, para que esta ayuda especial dé buenos frutos, necesitarás practicar las nuevas habilidades que vayas aprendiendo. Es posible que eso requiera mucho esfuerzo por tu parte cada día y que sea un verdadero reto, pero tú lo puedes conseguir. Con el tiempo, notarás los resultados de tanto trabajo duro: ¡más diversión y más éxito en la el colegio!

Revisado por: Expertos en medicina de KidsHealth

Источник: https://kidshealth.org/es/kids/learning-disabilities-esp.html

Entender las dificultades de su hijo para enfocarse

Dificultades de los niños en el estudio

El solo hecho de ser un niño puede dificultar enfocarse. Hay muchas distracciones: niños que se ríen en el pasillo cuando estás en clase, amigos que envían mensajes de texto cuando estás organizando tu mochila.

Por ello no es inusual que su hijo se distraiga en la escuela o en la casa de vez en cuando. Pero ¿y si ocurre con frecuencia?

Si a su hijo le cuesta enfocarse, es posible que usted se pregunte por qué y si es algo que hay que examinar.

Infórmese sobre los problemas para enfocarse y concentrarse, y cómo puede afectar a niños de todas las edades.

Desafíos para enfocarse que usted podría notar

Tener dificultad para enfocarse no significa que los niños tengan un “problema”. Pero definitivamente puede causar problemas en la escuela y en la vida diaria.

Por ejemplo, los niños podrían llegar tarde a la práctica de fútbol frecuentemente. Es posible que no terminen los deberes durante la clase o que no puedan terminar su tarea. Tal vez su habitación está siempre desordenada porque no la limpian.

Esto es lo primero que las personas suelen notar: el resultadoy no el comportamiento. Y puede que asuman que los niños son perezosos o rebeldes cuando en realidad no es así.

Los desafíos para enfocarse son reales. No significa que los niños no se estén esforzando o no sean inteligentes. Tampoco significa que no están interesados en algo, aunque lo parezca. Puede que los niños quieran enfocarse en algo, pero no pueden.

Los problemas para enfocarse pueden evidenciarse de muchas maneras y cambiar con el tiempo. Los niños podrían tener dificultades para:

  • Saber cuándo enfocarse en los detalles y cuándo enfocarse en el panorama general.
  • Filtrar escenas, sonidos o información sin importancia.
  • Prestar atención sin distraerse.
  • Retomar una idea después de ser interrumpidos.
  • Hacer una tarea sin necesidad de escuchar las instrucciones varias veces.
  • Concentrarse en una actividad a la vez.
  • Seguir instrucciones.
  • Mantener una conversación.

Qué puede provocar la dificultad para enfocarse

A veces, los niños tienen dificultad para enfocarse debido a una situación temporal que ocurre en sus vidas. Puede ser algo tan simple como una pelea con un amigo o la emoción por una fiesta de cumpleaños.

Tener hambre también puede dificultar enfocarse. Lo mismo pasa con la falta de sueño. Cuando los niños no duermen lo suficiente, se distraen más fácilmente y suelen cometer errores por descuido.

El estrés y la ansiedad también pueden ser un factor. Cuando los niños experimentan situaciones estresantes, como una mudanza o una muerte en la familia, la capacidad de enfoque puede verse afectada.

No obstante, cuando los niños tienen dificultad para enfocarse continuamente, puede deberse a algo más. El TDAH es una causa común de los problemas para enfocarse.

El TDAH a menudo se presenta en miembros de una misma familia. ¿Hay personas en su familia que tengan dificultades para enfocarse? Tal vez interrumpen demasiado o inician proyectos y no los terminan. Si usted u otro familiar cercano tiene problemas para enfocarse, no sería raro que su hijo también los tuviera.

Sin importar lo que esté causando la dificultad de su hijo para enfocarse, existen muchas maneras de ayudarlo a mejorar.

Qué puede ayudar a los niños que tienen dificultad para enfocarse

Existen muchas maneras de ayudar. Tomar notas de lo que usted observa en la casa es un buen inicio ya que le dará una idea de por qué está teniendo dificultades.

Si hay un patrón que lleva tiempo presentándose, es posible que usted quiera hablarlo con alguien. Dos excelentes fuentes de información y consejo son el maestro y el médico de su hijo. Ellos pueden tener sugerencias sobre cómo ayudarlo.

Una de las cosas más importantes que usted puede hacer es dejarle saber a su hijo que tener problemas para enfocarse es común y que no hay razón para sentirse avergonzado. Recuérdele que todos tenemos dificultades con algo. Hable sobre las destrezas que tiene su hijo.

Email

Print

Sms

Share

El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.

Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.

Источник: https://www.understood.org/es-mx/learning-thinking-differences/child-learning-disabilities/distractibility-inattention/understanding-your-childs-trouble-with-focus

Didicultades de aprendizaje

Dificultades de los niños en el estudio

Una definición conceptual completa de las Dificultades de Aprendizaje (DA) y sobre la que existe un mayor consenso es la siguiente:

“Las dificultades de aprendizaje son un término genérico que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos, manifestados por dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las matemáticas.

Estos trastornos son intrínsecos al individuo, y presumiblemente debidos a una disfunción del sistema nervioso, pudiendo continuar a lo largo del proceso vital. Pueden manifestarse problemas en conductas de autorregulación e interacción social, pero estos hechos no constituyen por sí mismos una dificultad de aprendizaje.

Aunque las dificultades de aprendizaje se pueden presentar concomitantemente con otras condiciones discapacitantes (por ejemplo déficit sensorial, retraso mental, trastornos emocionales severos) o con influencias extrínsecas (como diferencias culturales, instrucción insuficiente o inapropiada), no son el resultado de dichas condiciones o influencias” (NJCLD- National Joint Committee on Learning Disabilities- en 1988).

Evaluación

El perfil más generalizado del adulto con dificultades de aprendizaje se caracteriza por tener una inteligencia de tipo medio, déficits neuropsicológicos selectivos y un rendimiento académico inferior al esperable en función de su CI. Varios estudios ponen de relieve un rendimiento verbal inferior al manipulativo (Portellano, 1993).

La evaluación deberá ir dirigida a explorar cuatro aspectos principalmente:

  1. Aspectos intelectuales
  2. Aspectos madurativos, neuropsicológicos
  3. Aspectos instrumentales
  4. Aspectos emocionales

Evaluar cuidadosamente dichas áreas nos puede ayudar a realizar un diagnóstico diferencial inicial, pero también nos da mucha información de cómo enfocar el tratamiento, en qué aspectos tendremos que incidir, qué objetivos iniciales nos plantearemos, a qué debemos dar prioridad.

La evaluación inicial, antes de comenzar el tratamiento, es útil para valorar la evolución seguida en el tratamiento (retest) y no perder el norte.

Muchas veces ocurre a los terapeutas que trabajan con niños con dificultades de aprendizaje, que pierden la referencia de la normalidad, por eso la valoración utilizando baremos nos ayuda a tomar conciencia de la dificultad real del niño.

Esto no anula el mérito de la observación directa del terapeuta. Los datos objetivos (provenientes de los tests) y los subjetivos (provenientes del terapeuta) son complementarios.

Por lo que respecta a los aspectos Intelectuales, algunas características comunes de las DA en el adulto, encontradas a partir de la valoración de la escala de inteligencia Wechsler, son las siguientes:

  1. Su capacidad intelectual se encuentra dentro de niveles psicométricos normales, aunque con un rendimiento algo inferior a la media.
  2. Parece existir una correlación positiva entre el Cociente Intelectual y el número total de años de escolarización del sujeto (McCue, y cols., 1986).
  3. El CI Manipulativo se mantiene estable, mientras que el CI Verbal presenta un descenso más acusado.
  4. Los subtests del WAIS donde se obtienen peores resultados son Información, Aritmética y Dígitos en la Escala Verbal, y Figuras Incompletas en la Escala Manipulativa.

Los marcadores neuropsicológicos en los niños con DA indican que estos niños presentan inmadurez en su sistema nervioso y aumento significativo en la cantidad e intensidad de los signos neurológicos menores, algunos de ellos:

  • trastornos de la orientación espacial
  • nociones temporales confusas
  • predominio cerebral inadecuado
  • defectos del lenguaje
  • trastornos de la motricidad
  • deficiente reconocimiento del esquema corporal
  • confusión figura-fondo

En el área instrumental, hay dificultades en el manejo de;

  • la lectura
  • la escritura
  • la ortografía
  • el cálculo

Con relación a los trastornos emocionales, estos no son la causa de las DA pero es frecuente la concomitancia entre dichas dificultades y la presencia de alteraciones emocionales.

Esto se debe en parte a la experiencia escolar frustrante en la mayoría de los niños con DA, a la incomprensión a la que se ven expuestos por parte de los adultos que muchas veces les tachan de “vagos”, a la situación de indefensión ante la que se encuentran, etc.
Huntington y cols.

, 1993, demuestran que los adolescentes con DA presentan un aumento severo del riesgo de depresión y suicidio, así como un negativo desarrollo emocional. Otros trabajos (Ritter, 1989) indican que los adolescentes con problemas de aprendizaje presentan alto nivel de ansiedad con tendencia a la somatización.

Discusión

En el I Congreso Nacional sobre la Prevención de las Dificultades de Aprendizaje y Dislexia (1993) se cuestiona la conceptualización de las dificultades de aprendizaje como un trastorno del desarrollo, y se plantea que quizás debería replantearse esta conceptualización hacia la consideración de las dificultades de aprendizaje como una deficiencia permanente apoyándose en la idea de la persistencia de las DA durante toda la vida y la presencia de una huella neurobiológica en las DA.

Existe consenso en afirmar que el perfil de los adultos es similar al de los niños con DA, ya que los síntomas persisten en el tiempo (McCue, 1986; Spreen, 1982), aunque sus manifestaciones son distintas según la fase del desarrollo, y las necesidades también varían en función de la edad.

En cualquier caso, lo que sí se tiene que tener en cuenta es que el tratamiento debe estar estructurado teniendo en cuenta las características particulares de la persona que tiene dificultades de aprendizaje.

Por supuesto, el trabajo debe estar dirigido y supervisado por un especialista en este tipo de dificultades.

No solo será importante el tipo de ejercicio elegido sino también la valoración de la actitud de la persona con dificultades en su forma de abordar la tarea que se le propone.

En este sentido el papel del reeducador es fundamental dado que es el que observa, dirige y modela dicha actitud. Por todo ello se crea una relación y un vínculo entre el alumno y el reeducador que, como en cualquier tipo de terapia, juega un papel determinante en el proceso de recuperación del alumno.

Источник: http://www.psicoterapeutas.com/paginaspersonales/lucia/dificultadesaprendizaje.htm

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: