Dismenorrea en la adolescencia

Dismenorrea en la adolescencia

Dismenorrea en la adolescencia

La dismenorrea es uno de los síntomas ginecológicos más frecuentes en la adolescencia y suele empezar de uno a tres años tras el inicio de la menstruación o menarquia. Esta, además, se caracteriza por calambres menstruales severos y frecuentes. Sin embargo, existen dos tipos distintos de dismenorrea: primaria y secundaria. ¿Cuál es más frecuente en la adolescencia?

Índice

El dolor, de mayor o menor intensidad durante la menstruación, se puede considerar un desorden ginecológico común en mujeres en edad reproductiva. Además, la gran mayoría de las mujeres han tenido menstruaciones dolorosas o molestas en algún momento de su vida. Sin embargo, la dismenorrea significa otra cosa en medicina.

En las adolescentes más jóvenes, de hecho, la dismenorrea puede suponer un trauma psíquico capaz de interferir en el estado emocional y la actividad social de muchas de las adolescentes que la sufren.

No obstante, es importante diferenciar entre los dos tipos de dismenorrea que existen, pues cada uno tiene unas causas distintas y es importante conocerlas y saber también cómo se presenta cada una de ellas.

Dismenorrea primaria: ¿cómo se presenta?

La dismenorrea primeria no es solamente un dolor aislado sino que en muchas ocasiones esta se asocia a síntomas diversos de ginecología que engloba otros muchos problemas como las náuseas y los vómitos, la diarrea, el dolor de cabeza, el dolor en la parte baja de la espalda y también mareo, dolor de piernas, ansiedad, irritabilidad, depresión e hinchazón.

Y sí, también en algunos casos, además de los síntomas se expulsan durante la regla coágulos de sangre.

La dismenorrea primaria se presenta, por tanto, como un dolor agudo en la zona baja del abdomen que comienza entre 24 y 48 horas antes del inicio de la menstruación y desaparece gradualmente al final del primer día, aunque el dolor suele desaparecer poco a poco durante el primer día de la menstruación.

Por norma general, cuando se padece dismenorrea primaria se sufren contracciones uterinas anormales debido a un desequilibrio químico del cuerpo.

Esta, además, suele producirse en mujeres de entre 17 y 25 años y es poco habitual en edades posteriores o tras haber tenido ya hijos, aunque en estas mujeres jóvenes la dismenorrea primaria aparece entre los seis y los doce meses siguientes a la menarquia y no suele ser secundaria a ninguna enfermedad conocida, aunque siempre se debe consultar con el médico. Solo algunos antiinflamatorios AINE pueden ayudar a aliviar esos síntomas o bien el tratamiento hormonal, aunque existen otras recomendaciones para aliviar estos dolores y síntomas como, por ejemplo, disminuir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína, y tomar más líquidos.

¿Cómo tratar la dismenorrea primaria?

Para quitar el dolor de la dismenorrea existen algunos fármacos adecuados como son los fenamatos, el ibuprofeno, el naproxeno y la indometacina.

Todos ellos actúan impidiendo la formación de las prostaglandinas E y F y logran una disminución del tono uterino y de la frecuencia de contracciones.

Se debe tener en cuenta, además, que la dismenorrea primaria se produce cuando no existe ninguna afección o trastorno ginecológico. Supone el 90% de todos los dolores de regla y se suele calmar con antiinflamatorios o bien con anticoncepción oral.

¿Qué es la dismenorrea secundaria?

La dismenorrea secundaria es una enfermedad causada por otras afecciones médicas (o condiciones anormales) como la endometriosis o la enfermedad inflamatoria pélvica.

La endometriosis es una patología que ocurre cuando el revestimiento del útero crece fuera de este, y la enfermedad pélvica inflamatoria se debe a la infección en los órganos reproductivos. También puede verse causada por los miomas uterinos, un tumor benigno y no canceroso que crece en el tejido muscular del útero o miometrio en las mujeres.

Sin embargo, lo peor de este tipo de dismenorrea (secundaria) es que se trata de un dolor severo que no se calma ni con analgésicos ni con anticoncepción oral pues no se considera normal y, además, debe ser estudiado.

Pero ¿por qué? Pues porque en este caso el dolor es más continuo y pesado. Suele aparecer una semana antes de la menstruación, hecho que puede ayudar a aliviar o todo lo contrario, a empeorar e incluso persistir los dolores durante todo el ciclo.

Este tipo de dismenorrea es el que se presenta con mayor frecuencia en mujeres mayores de 30 años.

Especialmente en las que han tenido ya hijos a esta edad y, como ya veíamos, como este tipo de dismenorrea suele ser síntoma de una enfermedad subyacente lo más recomendable siempre es acudir al médico que será quien puede recomendar un determinado tratamiento, el cual, además, variará según la causa del problema y la gravedad de este.

 

¿Quién corre mayor riesgo de sufrir dismenorrea?

La dismenorrea es frecuente entre las adolescentes y las mujeres en edad reproductiva y afecta aproximadamente a un 25-50% de estas en algún momento durante este periodo de la vida y, aunque todas las mujeres corren el riesgo de sufrir dismenorrea se cree, según algunos estudios, que las más propensas a padecer este trastorno son las mujeres fumadoras, las que toman alcohol durante el periodo menstrual, las que tienen sobrepeso o aquellas que tuvieron la primera regla antes de los once años.
 

Causas y síntomas de la dismenorrea

La causa de la dismenorrea dependerá en realidad de si esta es primaria o secundaria. En esta primera se experimentan contracciones uterinas anormales y la secundaria suele ser causada por trastornos clínicos.

El problema, no obstante, es que muchas veces no se pueden diferenciar los síntomas de la dismenorrea de otros tipos de síntomas y/o problemas. El dolor pélvico o abdominal puede ser, en muchas ocasiones, de características muy variables y asociarse con distintos síntomas.

 Sin embargo, hay algunos comunes en la dismenorrea como tal como son:

– cólicos en la parte inferior del abdomen

– dolor en la parte inferior del abdomen

– dolor lumbar

– dolor irradiado hacia las piernas

– náuseas

– vómitos

– diarrea

– fatiga

– debilidad

– desmayos

– dolores de cabeza

Aún así, como suelen parecerse a síntomas de otros trastornos o problemas médicos, lo mejor siempre es consultar al médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Definición:

Infección aguda que compromete el tracto genital femenino (ovario, trompas de Falopio, útero). La mayoría de los casos de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) son causados por las mismas bacterias que llevan a las enfermedades de transmisión sexual (como la clamidia, gonorrea, micoplasma, estafilococo y estreptococo).

Síntomas:

Se manifiesta por dolor, fiebre y descarga purulenta por la vagina.

Tratamiento:

Si a una persona le diagnostican EIP leve, se le pueden administrar antibióticos y solicitarle asistir a un control minucioso con el médico.

Los casos más severos pueden requerir hospitalización de la paciente. Los antibióticos se administran primero por vía intravenosa y luego posteriormente por vía oral.

La cirugía se puede considerar para casos complicados persistentes que no responden a los antibióticos.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/dismenorrea-en-la-adolescencia-11815

TRASTORNOS MENSTRUALES EN ADOLESCENTES I/III: DISMENORREA – Escuela de Medicina

Dismenorrea en la adolescencia

TRASTORNOS MENSTRUALES EN ADOLESCENTES I/III: DISMENORREA

TRASTORNOS MENSTRUALES EN ADOLESCENTES I/III: DISMENORREA Autora: Autora: Dra. Ximena Morlans. Residente Medicina Familiar Niño PUCEditora: Dra. Verónica Valdés. Docente Departamento de Medicina Familiar PUCDismenorrea Se define como el dolor cíclico en zona pélvica y abdominal inferior en relación con la menstruación.

Su prevalencia es cercana al 50% en adolescentes. En 10 a 15% de las mujeres se pueden presentar cuadros de dolor severo y 5% incluso puede tener incapacidad para actividades diarias como trabajo o actividades escolares3.

Se clasifica en primaria y secundaria según su etiologíaDismenorrea PrimariaDa cuenta del 85% a 90% de las dismenorreas y se asocia a ciclos ovulatorios, por lo que aparece 1 a 2 años postmenarquia, una vez que el eje HHG ha madurado. La edad de máxima incidencia es entre los 20 a 25 años.

Se produce por efecto de las prostaglandinas secretadas por el endometrio frente a la ruptura celular causada por la descamación endometrial. Esta sustancia es un potente estimulante de contracciones uterinas y vasoconstricción que lleva a isquemia endometrial3.

ClínicaEl dolor puede iniciarse algunas horas previas a la menstruación o con ésta, con un máximo a las 24 horas y cese del dolor después de 2 días de menstruación.

El dolor se caracteriza por ser cólico en el hipogastrio, irradiado a muslos y/o zona lumbosacra y puede asociarse con otros síntomas como cefalea, nauseas, vómitos, diarrea y aumento de la frecuencia urinaria. El examen físico en estas pacientes es normal3-6.Dismenorrea SecundariaEs mucho menos frecuente que la anterior y se presenta en mujeres mayores.

Esta condición esta asociada a otras patologías pélvicas que producen dolor abdominal o pélvico7:· Patología Extrauterina: Endometriosis, tumores, adherencias, causas no ginecológicas· Patología Pared Uterina: Adenomiosis, leiomiomas· Patología Cavidad Uterina: Pólipos, infecciones, malformacionesClínicaLos síntomas varían según causas subyacente. En general aparece varios años posteriores a menarquia.El dolor se caracteriza por iniciarse 1 a 2 semanas previo a menstruación y persistir pocos días luego de terminado el sangramiento.

Al examen físico de la paciente pueden encontrarse diversas alteraciones según la causa que origine el dolor1-3-6-8.Evaluación y Diagnóstico

Lo principal para la evaluación de estas patologías es realizar una historia clínica y examen físico completos (tomando en cuenta que si la paciente es una adolescente no activa sexualmente se debe solo inspeccionar los genitales con autorización de la paciente y su madre) 8.1. Dismenorrea primaria: El diagnóstico diferencial principal es la dismenorrea secundaria.

Teniendo una historia clínica típica y un examen físico normal no se recomiendan más evaluaciones7.2. Dismenorrea Secundaria: El diagnóstico se basa en hallazgos anormales en la historia o examen físico.

El diagnóstico diferencial comprende7:· Endometriosis· Complicaciones del embarazo· Procesos Inflamatorios Pelvianos· Malformaciones congénitas de ovarios, útero, cervix· Otras causas como apendicitis, patología renal, gastrointestinalManejo1.

Farmacológico: el manejo farmacológico comprende el uso de drogas que tengan un efecto antiprostaglandínico que logre disminuir los síntomas producidos por esta sustancia. Por ello los medicamentos de primera elección para el manejo de la dismenorrea primaria son los Antiinflamatorios no Esteroidales (AINEs).

Deben ser iniciados previo a la menstruación y usados por 2-3 días en las dosis que a continuación se mencionan8-9:· Ibuprofeno 400-600 mg c/4 a 6 hrs.

,· Naproxeno 550 mg y luego 275 mg c/12 hrsSi el tratamiento con AINEs no funciona, pudiera optarse por el tratamiento con Anticonceptivos Orales (ACO) con dosis bajas de estrógenos (20 mcg), que al inducir la anovulación, diminuirían la secreción de prostaglandinas por el endometrio al bloquear o disminuir la fase secretoria del ciclo, pero no existen evidencias que fundamenten este tratamiento para dismenorrea primaria (8).2. No Farmacológico: Se describen algunas medidas no farmacológicas que podrían ayudar a disminuir el dolor, estas son6:· Ejercicio, que aumenta la secreción de endorfinas, que tendrían un efecto bloqueante de la liberación de prostaglandinas y disminuiría la proliferación endometrial.· Acupuntura: Existen varios estudios en que se demuestra la efectividad de esta terapia para el manejo del dolor, ya que produce secreción de opioides naturales que causan analgesia· Dieta: Las dietas con bajo contenido de grasa y alto consumo de verduras se asocian con disminución del nivel de estrógenos, lo que causaría menor proliferación endometrial.

· Manejo de tabaquismo: El tabaquismo se ha asociado con aumento de la duración del sangramiento y del dolor, por lo que se debiera aconsejar a las pacientes que dejen de fumar. Bibliografía

1. Villaseca P. Trastornos Menstruales. Modulo 3. Curso Salud y Desarrollo del Adolescente2. Mitan L, Slap G. Adolescent Menstrual Disorders. Update. Medical Clinics of North America. Jul 2000.Vol 84-Nº 4: 851-868.3. Devoto E. Evolución y Pronóstico de los Trastornos Menstruales en la Adolescencia. Rev Chil Obstet Ginecol.

2002; 67 (5):412-4204. Ganesh Dangal: Menstrual Disorders in Adolescents. J Gynecol Obstet. 2005. Vol 4 Nº1.5. Castro A. Dismenorrea primaria: Visión Actual. Rev Colomb Ginecol. 2001; vol 52(4)6. Coco Andrew. Primary Dysmenorrhea. American Family Physician. August, 1999. Vol. 60.Nº 27.

University of Texas at Austin, School of Nursing, Family Nurse Practitioner Program. Recommendations for the treatment of dysmenorrhea. University of Texas at Austin, School of Nursing; 2001. 8 p.8. Marjoribanks J, Proctor ML, Farquhar C. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs for primary dysmenorrhoea (Cochrane Review).

In: The Cochrane Library, Issue 2, 2005.

9. http://www.clinicalevidence.com/ceweb/conditions/woh/0813/0813_I5.jsp

Publicaciones relacionadas

Источник: https://medicina.uc.cl/publicacion/trastornos-menstruales-en-adolescentes-iiii-dismenorrea/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: