Dolor de pecho en la lactancia

Lactancia y dolor en los senos

Dolor de pecho en la lactancia

Por Clara Miret Lucio (farmacéutica y embrióloga).Actualizado el 17/06/2013

La mayoría de madres piensan que el dolor en el pecho durante la lactancia es normal y que deben aguantarlo porque ya se acostumbrarán u otras incluso dejan de dar el pecho antes de lo previsto porque el dolor es inaguantable. Esto no debe ocurrir.

Lo que sí que es normal e irremediable es un dolor inicial durante los primeros segundos de la toma, pero el dolor que dura durante toda o casi toda la toma es evitable ya que si se ignora el dolor los pezones pueden llegar a agrietarse y a sangrar aumentando así el malestar.

Dolor en la lactancia materna

Causas del dolor en los senos

La causa principal de este dolor es la incorrecta colocación del bebé en el pecho, siendo además un problema que este no tome la cantidad suficiente de leche que le corresponde.

Pero además existen otras causas:

  • Cuidado inadecuado del pezón por sequedad debida a jabones o humedad debida al uso de sostenes cofeccionados con telas sintéticas que pueden aumentar la sudoración y disminuir la evaporación.
  • Herida causada por el uso incorrecto del extractor de leche, por un tamaño de la copa extractora inadecuado o por los dientes del bebé en caso de que ya tenga.
  • Infecciones por hongos, sobretodo por candidiasis, causa por la cual habrá que acudir al médico rápidamente para que en caso de que el bebé esté infectado también sea tratado adecuadamente
  • Bebé con frenillo corto que impedirá el movimiento completo de la lengua, el médico será quien justifique esta causa y valore si requiere una cirugía menor para solucionar el problema.
  • Ampolla de leche, una capa delgada de piel crece sobre un conducto de leche y hace que este se tape.
  • Vasoespasmo, en caso de que el pezón se vea pálido, duela al acabar de amamantar y después vuelva a su color normal. Esto es que la sangre no puede pasar y es debido a una lesión en el pezón o a una infección.

Como prevenir el dolor en los senos

Para prevenir este tipo de molestias será conveniente vestir ropa de telas transpirables y naturales, evitando almohadillas protectoras para brasier que tengan plástico.

El aceite de oliva, la leche exprimida y los aceites con lanolina pueden aliviar los pezones secos o agrietados.

Y en el caso de que el bebé tenga dientes se recomienda darle algo frío y húmedo para que mastique unos minutos antes de amamantar.

Por otra parte, centrándonos en la causa principal, la mala colocación del bebé en el pecho, deberá de colocarse de forma que no tenga que voltear la cabeza para agarrarse a él y su boquita deberá cubrir la mayor cantidad posible de la areola, dejando que el bebé sea quien se acerque al pecho y no el pecho a él.

Si al parar la toma el pezón queda con forma de lápiz labial nuevo o si hay una raya o borde que cruza el pezón por en medio, eso significará que el bebé necesitará agarrar una parte todavía más grande de la areola. Para comprobar que la cantidad de leche ingerida es la adecuada se le realizarán controles de peso habituales.

Esto favorecerá la correcta alimentación del bebé.

Prevenir dolor de senos

Para esto, la madre deberá estar sentada cómodamente transmitiendo confianza y firmeza para que se concentre en amamantar y no en mantenerse estable.

Es importante no retirar al bebé del pecho sin antes haber estimulado la bajada de la leche masajeándose suavemente los pechos y sin cortar la succión colocando la punta del dedo en la comisura de su boquita y poco a poco alejarla del pezón.

En caso de que el dolor dure más de 15 segundos, romper la succión y volver a colocar al bebé ofreciendo siempre primero el pecho que duela menos y sin esperar a que llore para amamantarlo, dárselo cuando empiece a buscar el pecho.

Como aliviar el dolor de senos en la lactancia

  • Utilizar conchas para senos que se usan dentro del brasiser mientras no se amamanta, esto evita que la tela del brasier roce contra los pezones a la vez que permiten que circule el aire.
  • Rociar con la propia leche los pezones y dejar que se sequen al aire libre.
  • Las gasas de hidrogel a veces son de gran alivio y las compresas de agua y sal pueden ser curativas, se hacen disolviendo 1/4 de cucharada de sal en una taza de agua templada y con gasas aplicar en los pechos durante 10 minutos 3 o 4 veces al día.
  • Rocía un poquito de aceite de oliva en tus pezones y en la areola antes de empezar a sacarte la leche. Esto ayudará a que los pezones se deslicen con mayor facilidad durante la extracción a la vez que ayuda a que se sanen.
  • Para desobstruir un conducto de la leche es conveniente aplicar muchas duchas de agua caliente o aplicar paños con agua caliente antes de amamantar además de beber mucho líquido, en caso de que no funcione utilizar un extractor de leche y si tampoco es suficiente acudir a un médico.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Farmacéutica y embriólogaLicenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia (UV), con Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV. Experiencia como farmacéutica y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y, actualmente, en Equipo Juana Crespo (Valencia). Más sobre Clara Miret Lucio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/lactancia-y-dolor-en-los-senos/

Dolor de pecho en la lactancia

Dolor de pecho en la lactancia

Dar el pecho a un bebé no debería doler. Puede provocar ciertas molestias al principio, durante los primeros días, sobre todo en aquellas mujeres que lo hacen por primera vez, pero no tiene que doler. 

Indice

El dolor en el pecho es sinónimo de que algo no se está haciendo bien en la lactancia

Cuando el pecho o el pezón duelen al dar de mamar es que se está haciendo mal o hay algún problema.

Con frecuencia una mala succión, provocada por la mala postura y un mal enganche del niño al pecho, están detrás de los dolores de pecho.

Que el niño mame ineficazmente tiene consecuencias que pueden afectar al pecho y a la salud de su madre, sin olvidar que, si el bebe no mama, no extrae leche y no se alimenta.

Por ello, ante los primeros dolores o molestias en el pecho es recomendable no esperar para poner solución, solo así se evitará que la situación se agrave y la lactancia peligre.

A continuación te mostramos los problemas más frecuentes durante la lactancia según el dolor que producen en el pecho.

Problemas más frecuentes que causan dolor en el pecho o pezón al dar de mamar

Grietas en el pezón: Son pequeñas lesiones o heridas en la superficie del pezón, producidas por la una mala técnica del bebé al mamar, quien agarra y muerde el pezón en lugar de succionar toda la areola y parte del pecho.

– Síntomas: Dolor agudo y/o escozor en la superficie del pezón al contacto con la boca del recién nacido al mamar. Pequeñas grietas, hendiduras o heridas en el pezón, que a veces pueden llegar a sangrar. Inflamación y enrojecimiento del pezón.

– Tratamiento: No se sabe cómo se producen exactamente las grietas en el pezón, pero lo que está claro es que una mala posición de la boca del niño al mamar aumentan la lesión y el dolor.

Las grietas generalmente sanan por sí mismas en poco tiempo cuando se corrige la postura del bebé (cuando las encías de éste no presionan el pezón ni las grietas). Si no desaparece el dolor con un enganche correcto, posiblemente las grietas estén infectadas, lo que aumenta el riesgo de padecer una infección de pezón o una mastitis.

En estos casos el ginecólogo puede estimar oportuno administrar un antibiótico. Las tomas (o al menos la extracción de leche) deben continuar para evitar obstrucciones y complicaciones mayores.

Aunque se recomienda el uso de cremas para prevenir las grietas, su eficacia será nula si la postura no es la adecuada. Y una vez éstas se hayan producido será difícil que una crema o una pomada las cure.

Ocurre lo mismo con las pezoneras.

Éstas pueden resultar un alivio durante la toma mientras las grietas sanan, pero si no se cambia la mala posición, el problema persistirá a pesar de las pezoneras o incluso empeorará porque el niño no aprenderá a succionar correctamente del pezón. Algunas mujeres reconocen sentir más dolor con ellas. Como sólo sirven para proteger, si no te calman es inútil que las utilices.

Infección del pezón: Se trata de una infección de los conductos galactóforos, por donde fluye la leche hasta el pezón.

– Síntomas: Dolor agudo intenso del pezón, que se siente especialmente en la parte interna (a diferencia de las grietas cuyo dolor es más superficial). Suele doler repentinamente cuando el bebé se agarra y disminuir ligeramente durante la toma. Supuración.

– Tratamiento: Lo idóneo es hacer un estudio bacteriológico para identificar qué está causando exactamente la infección y aplicar el antibiótico específico.

Mastitis: Infección de la glándula mamaria.

– Sintomas: Dolor en el pezón cuando el niño mama. Dolor en una parte del pecho. Inflamación, enrojecimiento y endurecimiento de una zona de la mama. Fiebre y malestar general parecido a los de la gripe.

– Tratamiento: Masaje de la zona. Aumento de la frecuencia de las tomas o extracción y aplicación de calor o frío (según funcione) en el área perjudicada. La mayoría de las mastitis se curan sin tratamiento antibiótico.

Si no fuera así, lo ideal sería llevar a cabo un cultivo bacteriano para descubrir el germen que lo está provocando. Algunos especialistas recetan antibiótico desde el primer momento, especialmente si la madre está muy grave. A los dos o tres días de administrar el antibiótico la mastitis y el dolor suelen remitir.

No obstante, se debe continuar con el medicamento el tiempo indicado por el médico.

Obstrucción –Retención de leche y taponamiento de uno o varios conductos.

– Síntomas: Hinchazón en forma de bulto, enrojecimiento, calor y dolor de una zona del pecho, dando lugar a un galactocele.

– Tratamiento: Intentar destaponar el conducto, dando el pecho a menudo. Dar masajes en la zona para favorecer el flujo. Aplicar calor antes de la toma para facilitar la salida de la leche y frío después para aliviar el dolor.

Ingurgitación Acumulación de la leche, por la ausencia de amamantamiento (porque el niño no mama o lo hace mal). En los casos más extremos puede producirse derrame de la leche por el tejido mamario por la rotura de los conductos.

– Síntomas: Inflamación de todo el pecho (generalmente de los dos). Dolor de las mamas. Malestar general y fiebre.

– Tratamiento: Corregir la postura al dar de mamar. Poner al niño al pecho con frecuencia. Si el pecho está demasiado hinchado, extraer previamente un poco de leche para descongestionarlo.

Después de que haya mamado conviene sacar un poco más manualmente o con un extractor, hasta que se calme la molestia. No insistir si no sale leche o no baja la inflamación, ya que podría resultar contraproducente, irritar la zona e inflamarla más aún.

El frío y el calor (después y antes de la toma) son también tratamientos útiles que pueden mejorar el problema. También puede ayudar la toma de antiinflamatorios y analgésicos.

Perla blanca: Es un punto blanco en el pezón, liso, brillante y pequeño. Se cree que puede deberse a una obstrucción de conducto y una acumulación de leche.

– Síntomas: Aparición de pequeño punto blanco en el pezón que a veces puede hincharse. Dolor fuerte y agudo durante la toma.

– Tratamiento: Pinchazo con una aguja estéril. Masaje en la zona

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/dolor-de-pecho-en-la-lactancia-6134

▷¿Que es la Mastitis? | ¿Sintomas y Cómo Tratarla? Pampers

Dolor de pecho en la lactancia

La mastitis es una infección mamaria que generalmente causa dolor en los pechos y sensibilidad, algunas mujeres experimentan pezones duros.

La mastitis es comúnmente padecida por las madres lactantes durante las primeras semanas de amamantar, aunque también puede presentarse en otras etapas de la lactancia. El tratamiento temprano de la infección es crucial para evitar el desarrollo de complicaciones.

Para ayudar a tratar la mastitis, los proveedores de atención médica generalmente recetan antibióticos.

La lactancia materna en realidad puede ayudar a prevenir y resolver la enfermedad, pero es importante utilizar las técnicas correctas así como conocer las posiciones ideales para amamantar que facilitan la tarea del bebé y ayudan a vaciar los pechos en cada toma. Sigue leyendo para conocer los síntomas y los factores de riesgo, y para conocer los pasos que puedes seguir para ayudar a prevenir y tratar la mastitis.

¿Qué es la Mastitis? | Conoce Más Acerca:

La mastitis es una inflamación del tejido mamario producida por una infección. Generalmente afecta a las madres que amamantan (también conocida como mastitis por lactancia) y ocurre durante las primeras 6 a 12 semanas del establecimiento de la lactancia.

Sin embargo, es cierto que puede ocurrir más adelante, no solo en las primeras semanas de vida del bebé. La mastitis puede ser dolorosa y puede poner en riesgo el establecimiento de la lactancia materna.

¡Pero no te desanimes! Una vez que la infección haya desaparecido podrás amamantar sin dolor y disfrutar plenamente de este tiempo compartido con tu bebé.

Señales y Síntomas de Mastitis: ¿Qué es la Mastitis?

Cuando comienzas a amamantar es normal tener un poco de dolor en los pechos o sensibilidad, entonces te preguntarás ¿por qué me duelen los pechos? o ¿cómo se siente la mastitis? Estas son algunas de las señales y síntomas de la mastitis:

  • Dolor en los pechos o sensación de ardor durante la lactancia. La mastitis suele afectar un solo seno, muy rara vez se siente en ambos pechos.
  • Hinchazón del seno
  • Sensación de intenso calor en el pecho
  • Enrojecimiento de la mama (algunas veces el seno parece tomar forma de cuña)
  • Fiebre y escalofríos.

¿Cuáles son las causas de la mastitis?

Las principales causas de mastitis suelen ser:

  • Leche materna atrapada. Si la técnica de amamantamiento es incorrecta, es posible que el seno no se vacíe por completo cuando tu bebé termine de comer. La leche materna atrapada puede causar dolor en los senos y potencialmente provocar una infección. Por eso es recomendable consultar una asesora de lactancia certificada.
  • Conducto de leche bloqueado. Si un conducto de leche se obstruye, puede producirse una acumulación de leche. Si el bloqueo no se trata, puede producirse una infección de los senos.
  • Bacterias. Las bacterias que viven en la piel o en la boca del bebé pueden ingresar a los conductos de la leche a través de una grieta en la piel del pezón, o de una abertura del conducto de la leche.
  • Algunas madres son más susceptibles que otras, y algunos factores de riesgo incluyen:
  • Pezones agrietados
  • Permanecer en una sola posición mientras amamantas, lo que hace que la mama no se drene completamente
  • Usar un sujetador demasiado ajustado o que presione el pecho, lo que puede restringir el flujo de leche
  • El cansancio y el estrés pueden también influir en el proceso inflamatorio. ¡Pero qué madre no está cansada en las primeras semanas con su bebé! ¡Ánimo!
  • Haber tenido mastitis previamente puede aumentar el riesgo de mastitis recurrente por lactancia.

¿Cómo prevenir la mastitis?

Algunas recomendaciones que pueden ayudar a prevenir la mastitis:

  • Asegúrate de que tu bebé se prenda correctamente al pecho mientras amamantas.
  • Cambia de posición mientras amamantas para ayudar a vaciar completamente cada seno.
  • Asegúrate de que tu bebé vacíe un pecho antes de cambiarlo a otro.
  • Amamanta tan a menudo como puedas y por el tiempo que tu bebé lo pida. No dejes pasar demasiado tiempo entre cada toma.
  • Lee más sobre la lactancia materna, consulta una asesora de lactancia certificada para aprender las técnicas correctas para amamantar, así como resolver las dudas que puedas tener, ya que cada experiencia es diferente.

Eventualmente, cuando desees destetar a tu bebé puedes llevar a cabo el proceso de destete sin contraer mastitis, para esto es imprescindible que hables con tu asesora de lactancia o proveedor de atención médica para obtener más información.

Amamantar con mastitis

Puedes amamantar con mastitis. Quizá sea un poco incómodo al principio, pero la lactancia suele ayudar a resolver el problema más rápido. También es seguro y bueno para tu bebé.

Las propiedades antibacterianas de la leche materna ayudan a proteger a tu bebé contra la infección.

Consulta a tu médico sobre darle pecho a tu bebé en caso de que debas tomar antibióticos para combatir la mastitis, y solicita que te receten un antibiótico compatible con la lactancia.

Tratamiento para la mastitis

Es importante tratar la mastitis tan pronto como te des cuenta de padecerla. Al principio puedes tener síntomas parecidos al resfriado común, seguidos por dolor en los pechos. En este punto, es importante hablar con tu proveedor de atención médica sobre cómo tratar la mastitis, ya que si no se trata, puede formar un absceso y puede llegar a requerir un drenaje profesional.

Los antibióticos tomados vía oral son la prescripción más común para tratar la mastitis, sin embargo, en muchos casos no es necesario llegar a tomarlos si consultas a tiempo tu asesora de lactancia y aplicas las técnicas recomendadas para dar el pecho.

En caso de tener episodios de mastitis recurrente es importante comunicarte tanto con tu asesora de lactancia, así como con tu médico obstetra.

Estos consejos también pueden ayudarte a aliviar la mastitis:

  • Sigue los consejos de prevención que te hemos dado más arriba, por ejemplo, amamantar regularmente ayuda a reducir la inflamación y desbloquear los conductos de leche. Recuerda que la lactancia practicada correctamente puede ayudar a resolver la mastitis y evitar que la infección requiera de antibióticos. Conoce más de los beneficios de la lactancia materna, así como sobre cómo alimentar al recién nacido.
  • Pregúntale a tu médico si puedes tomar un analgésico para ayudar a reducir las molestias en los pechos
  • Descansa cuando tu bebé duerme ya que descansar en la cama con tu bebé también puede alentar amamantar más frecuentemente y aumentar la producción de leche materna.
  • Bebe mucha agua para ayudar a tu cuerpo a combatir la infección y a seguir produciendo leche.
  • Si la lactancia es demasiado dolorosa, intenta extraer algo de la leche materna con un extractor, así alivias un poco las molestias y puedes seguir amamantando.
  • Usa un sujetador para lactancia, así tendrás el soporte necesario para tus senos.

La mastitis puede ser realmente desalentadora, pero no tiene que ser un motivo para desanimarte y dejar de amamantar. Una vez que la inflamación haya desaparecido tu lactancia volverá a ser como disfrutar nuevamente de esa hermosa manera de alimentar a tu bebé y compartir lindos momentos juntos.

Источник: https://www.pampers.com.ar/recien-nacido/la-alimentacion/art%C3%ADculo/que-es-la-mastitis-y-como-tratarla

La Lactancia Y La Congestión Mamaria (Aftercare Instructions) Care Guide Information En Espanol

Dolor de pecho en la lactancia

This material must not be used for commercial purposes, or in any hospital or medical facility. Failure to comply may result in legal action.

LO QUE NECESITA SABER:

La congestión del seno se desarrolla cuando se acumula demasiada leche en su seno. Es normal que sus senos se sientan inflamados, pesados y sensibles cuando le baja la leche. A esto se le conoce como llenura de la mama. Cuando usted comienza a sentir sus senos adoloridos y duros, la llenura se ha convertido en congestión.

La congestión mamaria usualmente ocurre dentro de 3 a 5 días después del parto. La congestión puede suceder si usted no está amamantando o si no se está extrayendo la leche con frecuencia, o si produce mucha leche. Su bebé podría tener dificultad para prenderse a su seno para alimentarse.

Sin tratamiento, la congestión puede provocar que se tapen los conductos de leche o que una infección que se conoce como mastitis.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene fiebre con escalofríos o dolor corporal.
  • Usted tiene dolor e inflamación en uno o ambos senos, lo que le impide amamantar.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene un bulto sensible en el seno que crece lentamente y usualmente se forma en un lado de su seno.
  • Usted tiene una protuberancia pequeña y blanca en su pezón.
  • Sus síntomas no mejoran dentro de 24 horas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El manejo de sus síntomas:

  • Amamante o extraiga la leche cada 2 o 3 horas. Amamantar con frecuencia ayudar a disminuir la molestia de la congestión. Extraiga su leche con una bomba antes de amamantar. Esto le ayudará a suavizar sus senos y su pezón, y permitirle a su bebé que se prenda mejor.
  • Masajee su seno.

    El masaje en los senos contribuye a vaciar su seno congestionado y a aliviar el dolor. Masajee su seno suavemente antes de amamantar y durante la sesión de lactancia para ayudar a aumentar el flujo de leche. Pase la mano con cuidado por el seno, comenzando por la parte de afuera y dirigiéndose hacia el pezón.

    Es posible que el masaje de los senos también ayude a evitar la congestión mamaria cuando se realiza durante los primeros días después de dar a luz.

  • Aplique una compresa fría entre cada sesión de lactancia. El frío podría ayudar a aliviar la inflamación y el dolor en su seno congestionado. Moje una toalla con agua fría, exprímala y colóquela en su seno.

    Pregunte por cuánto tiempo y con qué frecuencia usar una compresa fría.

  • Use un sostén de soporte. El sostén debería quedarle bien, pero no muy ajustado.

Evite la ingurgitación de los senos:

  • Ayúdele a su bebé a tomar bien el pezón. Sujete la nuca de la cabeza para ayudarlo a prenderse de su pecho. Toque su labio con su pezón y espere a que abra la boca. El labio inferior y la barbilla del bebé deberían tocar la areola (área oscura alrededor del pezón) primero. Ayude al bebé a meter la mayor cantidad posible de la areola dentro de su boca.

    Usted debería sentir como que el bebé no se puede separar de su seno con facilidad. Alivie la succión suavemente y vuelva a colocar a su bebé si éste solamente está mamando del pezón. Hable con una experta en lactancia si usted necesita ayuda para amamantar a su bebé.

  • Vacíe sus senos completamente.

    Tómese su tiempo cuando amamante para permitir que su bebé vacíe sus senos. Trate de no cambiar de seno muy pronto. Extraiga la leche después de amamantar si su bebé no está vaciando sus senos cuando se alimenta.

  • Aplique calor a sus senos antes de amamantar. Coloque una toalla tibia y mojada sobre su seno o dese un baño con un agua tibia.

    Esto puede ayudarla a aumentar el flujo de leche.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Para más información:

  • American Academy of Pediatrics345 Park BoulevardItasca , IL 60143Phone: 1- 800 – 433-9016Web Address: http://www.aap.org
  • La Leche League International957 North Plum Grove RoadSchaumburg , IL 60173Phone: 1- 847 – 519-7730Phone: 1- 800 – 525-3243Web Address: http://www.lalecheleague.org

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

Источник: https://www.drugs.com/cg_esp/la-lactancia-y-la-congesti%C3%B3n-mamaria-aftercare-instructions.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: