Dolor de riñones en el embarazo

Infección urinaria durante el embarazo: prevención y síntomas

Dolor de riñones en el embarazo

Aunque durante el embarazo podemos seguir con nuestra vida y rutina normal si el médico nos indica que todo se encuentra marchando bien, debemos estar atentas a cualquier síntoma raro y acudir a nuestras revisiones médicas.

En el embarazo cada cierto tiempo los ginecólogos nos piden un análisis de orina. Esto lo hacen para asegurarse de que no tengamos una infección en vías urinarias, pues si no se atiende debidamente, podrían traer consecuencias. Te comparto cuáles son los síntomas y las maneras de prevenirlas.

La infección en vías urinarias es la infección más frecuente durante el embarazo, ya que entre un 4 y 10% de las mujeres gestantes la padecen.

Existen diferentes tipos de infecciones urinarias, pues las vías urinarias comienzan desde los riñones hasta la uretra, pudiendo ocurrir la infección en cualquier parte de ellas.

Una de ellas es la cistitis o infección de la vejiga, que suele ser común en mujeres que tienen entre 20 y 50 años y son sexualmente activas.

Otra, que es más grave que una cistitis, es la infección en los riñones, también llamada pielonefritis.

También hay un tercer tipo de infección llamada bacteriuria asintomática, en la que no presentas ningún síntoma. Si no se trata puede aumentar el riesgo de una infección en los riñones, ocasionando parto prematuro, bajo peso al nacer o incluso mortalidad perinatal.

¿Por qué son tan comunes durante el embarazo?

Durante el embarazo aumenta la posibilidad de padecer una infección de orina debido a diversos factores:

  • El alto nivel de la hormona progesterona relaja el tono muscular de los uréteres, los tubos que comunican riñones y vejigas, haciendo que el flujo de orina sea más lento.
  • La vejiga pierde tono muscular durante el embarazo, por lo que es más difícil vaciarla por completo cuando vas al baño, lo que te puede hacer propensa al reflujo, que es cuando la orina vuelva a subir hacia los riñones.

Por consecuencia, la orina tarda más tiempo en recorrer las vías urinarias y salir, lo que puede ocasionar que las bacterias se multipliquen y provoquen una infección.

¿Cuáles son los síntomas?

Aunque como en todo lo relacionado con el embarazo los síntomas pueden variar en cada mujer y también varían de acuerdo a la infección. En el caso de una cistitis o infección en la vejiga, los síntomas incluyen son los siguientes:

  • Dolor, molestia o ardor al orinar.
  • Dolor o ardor durante las relaciones sexuales.
  • Molestia pélvica o dolor en la parte inferior del vientre.
  • Necesidad muy frecuente o incontrolable por orinar, incluso cuando hay poca orina en la vejiga.
  • Orina turbia o con mal olor. También podría presentarse sangre en la orina.

En el caso de una infección en los riñones los síntomas incluyen:

  • Fiebre alta, que puede ser acompañada con escalofríos, temblores o sudores.
  • Dolor en la parte baja de la espalda o en el costado debajo de las costillas. Puede ser en uno o ambos lado, o también en el abdomen.
  • Náuseas y vómitos.

También pueden aparecer los síntomas de la infección en la vejiga. Es importante mencionar que de padecer algunos de los síntomas de infección en los riñones debes buscar atención médica de manera inmediata.

Lo habitual para tratar una infección en vías urinarias son los antibióticos orales, por lo que debes seguir las indicaciones de tu médico y completar el tratamiento para asegurarse de que hayas eliminado todas las bacterias. En el caso de la infección en los riñones es probable que te ingresen en el hospital para vigilarles de cerca a ti y a tu bebé, pues este tipo de infección aumenta la posibilidad de tener un parto prematuro.

¿Cómo podemos prevenir una infección urinaria?

Aunque no hay una manera de prevenir al 100% una infección en vías urinarias, sí que puedes reducir la probabilidad de contraer una con las siguientes recomendaciones:

  • Bebe mucha agua. Aunque seguramente en el embarazo vas al baño con mucha mayor frecuencia que antes, es muy importante que no te prives de tomar agua. El aumento de líquidos contribuye a aumentar la cantidad de orina, lo que ayuda a depurar el cuerpo de toxinas.
  • No te aguantes las ganas de ir al baño. Aunque sientas que podrías ser la campeona de 100 metros al baño, es sumamente importante que orines con frecuencia y te asegures de vaciar completamente la vejiga al hacerlo.
  • Cuidar la higiene íntima durante el embarazo es muy importante. Mantén limpia el área genital con jabón suave y agua, evita los productos de higiene femenina y los jabones fuertes. Éstos podrían irritar la uretra y los genitales, convirtiéndolos en un lugar ideal para el cultivo de las bacterias. Recuerda que las duchas vaginales no deben usarse durante el embarazo.
  • Limpia tu área genital antes y después de tener relaciones sexuales.
  • Toma arándano rojo. Según el Centro de Investigaciones sobre Fitoterapia y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) la ingesta del arándano rojo americano puede reducir los episodios de infecciones de orina a la mitad, por lo que se recomienda su uso para tratar las infecciones de orina recurrentes, ya que potencia la capacidad diurética del organismo.

Recuerda que ante el primer síntoma de una posible infección en la orina debes llamar o acudir a tu médico para que te hagan los análisis necesarios y te receten el tratamiento adecuado.

Más información | BabyCenterFotos | iStock

En Bebés y más | Cómo prevenir infecciones vaginales durante el embarazo

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/infeccion-urinaria-durante-el-embarazo-prevencion-y-sintomas

Dolor de riñones en el embarazo: síntomas y tratamiento

Dolor de riñones en el embarazo

Durante el embarazo se pueden dar diversas molestias que se deben a que el cuerpo está sufriendo cambios para albergar el cuerpo del bebé. El dolor de riñones es una de las molestias más comunes que tienen las mujeres embarazadas.

Se trata de un dolor muy frecuente que suele aparecer a partir del segundo trimestre de gestación. Generalmente el dolor suele ser más fuerte según va acabando el día y aparece de forma repentina y punzante, sin saber por qué y ni de dónde viene.

No se trata de algo peligroso, pero sí que este dolor de riñones lo que hará será dificultar el día a día, así como el descanso, que será bastante incómodo.

El dolor suele aparecer en la zona más baja de la espalda, a la altura de las lumbares, y aunque comúnmente se denomina como dolor de riñones, lo más probable es que estos órganos no estarán ni mucho menos afectados.

En estos casos, lo más normal es que el dolor sea muy agudo y que se requiera un tratamiento médico. Por eso, lo mejor será, acudir a un centro especializado para que puedan proporcionarte el tratamiento más adecuado.

Cuándo comienzan estas molestias

El dolor de riñones será muy común que aparezca a partir del segundo trimestre de embarazo.divinity.es

Lo cierto es que, a medida que el bebé va creciendo en el útero, otros órganos del cuerpo de la madre deben desplazarse para dejar espacio al retoño.

Este hecho lleva a la madre a tener que modificar su posición y su postura para poder encontrarse mejor y más cómoda, lo que implicará curvar la columna más de lo normal.

Esto hará que la zona baja de la espalda se encuentre en una tensión constante, lo que llevará a producir ese dolor de riñones.

A partir del segundo trimestre de embarazo será cuando comiencen a aparecer algunas molestias, ya que la barriga comenzará a crecer y la postura de la madre seguirá cambiando para adaptarse a esta nueva situación. El dolor podrá ser muy molesto, aunque para cada mujer será distinto, ya que el umbral del dolor no es el mismo. Por eso, para algunas podrá ser muy intenso, mientras que otras ni lo notarán.

Cómo aliviar el dolor de riñones

Evitar esta molestia será realmente complicado, aunque sí que es cierto que algunos ejercicios y terapias especializadas podrán ayudarte a prevenir el dolor de riñones asociado a algunos cambios producidos durante esos meses de gestación.

Sí que es cierto que podrás aliviar los síntomas asociados de distintas maneras: lo primero que podrás hacer será aplicar calor en la zona lumbar para aliviar esas molestias.

Será muy importante que, en ningún caso, se aplique el calor directamente en la zona de la tripa, ni siquiera en los laterales, ya que ese calor en la barriga puede ser peligroso para el pequeño.

Hacer deporte será muy recomendable para que no aparezcan otras molestias relacionadas.divinity.es

Otra opción será tomar un baño caliente y relajante, aunque tendrás que hacerlo sin que el agua esté a demasiada temperatura. Tampoco será recomendable pasar mucho tiempo bajo el agua.

Es muy importante evitar pasar demasiado tiempo en la misma postura, por eso, estar de pie te llevará a forzar aún más la columna vertebral.

De la misma forma, estar demasiado tiempo sentada puede causar distintos dolores, precisamente como el de riñones, y otras molestias como la retención de líquidos.

La mejor manera para evitar las molestias físicas causadas por estos primeros meses de embarazo es realizar la actividad física más adecuada para tu estado y para cada persona.

Es muy importante que estos ejercicios sean bajo impacto y que se practique bajo la supervisión de un profesional.

Por eso, los mejores deportes para embarazada serán la natación, el yoga o el pilates.

Cuándo habrá que preocuparse

Habrá que tener especial cuidado si este dolor de riñones viene acompañado de fiebre.divinity.es

Por lo general, este dolor de riñones no tendrá que ser demasiado fuerte y se podrá aliviar con alguno de los consejos que hemos mencionado anteriormente.

En caso de que no sea así y que esta molestia aumente, lo mejor será que acudas a un centro médico para que puedan diagnosticar que es lo que pasa.

Aunque este dolor es común y no tiene mayor peligro, habrá que estar atento por si puede ser síntoma de otras complicaciones.

Si el dolor de riñones va acompañado de fiebre, pérdida de sensibilidad en alguna de las extremidades y si el dolor en la parte aparece al final de la espalda, deberás tener especial cuidado. También podrá ser que una señal de un incipiente parto prematuro y, en el caso de que el dolor no se calme, pasado un tiempo prudencial, habrá que acudir a un especialista.

MÁS

Источник: https://www.divinity.es/mamas/dolor-rinones-embarazo-be5m_18_3003270044.html

Dolor de riñones en el embarazo: Remedios naturales para aliviarlo

Dolor de riñones en el embarazo

El dolor de riñones es un síntoma habitual en el embarazo.

Numerosos son los síntomas que experimentan las mujeres durante el embarazo. Así, tienen que hacerle frente a náuseas, dolores de cabeza, hinchazón de piernas…Y también al habitual dolor de riñones que sufren la mayoría de féminas en algún momento de la gestación.

A continuación, vamos a exponer los principales aspectos que hay que conocer sobre esa molestia así como los mejores consejos para hacerle frente. De esta manera, pretendemos ayudar a todas las mujeres que lo estén padeciendo o a las que próximamente quieren quedarse en estado pues así estarán prevenidas.

¿Cuándo y porqué se produce el dolor de riñones?

Síntomas habituales durante el segundo trimestre

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este síntoma que nos ocupa suele producirse a partir del segundo trimestre. Y no solo eso, es más frecuente que aparezca en las últimas horas del día, cuando cae la noche.

De la misma manera, podemos indicar que es habitual que tenga lugar porque el bebé va creciendo. Al ir aumentando de tamaño y de peso, obliga a la mujer a curvar más su columna vertebral, para sentirse más cómoda, y es por eso por lo que acaba sufriendo estos dolores.

Remedios para aliviar el dolor de riñones

Una vez que ya se tiene claro porqué tiene lugar el dolor de riñones durante la gestación, se hace necesario saber que hay una serie de medidas que se pueden tomar en pro de aliviarlo parcial o totalmente. En concreto, entre las recomendaciones más relevantes se encuentran las siguientes:

  • Clave es que la mujer no pase mucho tiempo en la misma postura, independientemente de si es sentada o de pie.
  • Asimismo, hay que saber que es fundamental también que no se adopten posturas que supongan tener que arquear la espalda. Y es que es la manera de evitar que los dolores se acentúen.
  • Caminar al menos media hora al día se considera que es otra estupenda forma de poder aliviar estas molestias.
  • Por supuesto, ni que decir que es necesario que la embarazada no cargue con mucho peso. Es más, cuando tenga que coger algo del suelo, es recomendable que lo haga flexionando lo que son las rodillas en lugar de la cintura.
  • Practicar ejercicio es una estupenda manera de aliviar esos dolores. En concreto, los deportes más recomendados para reducir esos e incluso hacerlos desaparecer son la natación, el Pilates y también el Yoga.
  • Aplicarse calor o frío en la zona afectada. Se aconseja probar primero con algún tipo de mantita caliente y si esta no surte efecto, intentarlo con compresas frías.
  • En el caso de que fuera necesario, se puede optar por acudir a algún masajista especializado en tratamientos para embarazadas. Y es que este puede apostar por realizar masajes que alivien los dolores.
  • Hay quienes, además, confían en la acupuntura hacerle frente a esa molestia.

Otros datos a tener en cuenta

Además de todo lo que hemos indicado, hay otra serie de aspectos que merece la pena tener en consideración tales como estos:

  • Se establece que en torno al 65% de las embarazadas sufren este síntoma que estamos abordando.
  • Las mujeres que llevan una vida sedentaria, las que ya han padecido dolor de riñones antes del embarazo e incluso las que están esperando dos bebés son las que tienen más probabilidad de tener la citada molestia.
  • Aunque el crecimiento del feto es la causa más habitual del dolor de riñones, en otras ocasiones la futura mamá lo padece como consecuencia de una ciática.
  • La mujer que, además de esa molestia, tiene fiebre o que siente que ha perdido sensibilidad en las piernas o en la zona de las ingles debe acudir al médico de manera inmediata.
  • No se debe pasar por alto tampoco que, en otras ocasiones, el síntoma que nos ocupa es consecuencia de algún tipo de infección del tracto urinario. En este caso habrá que asistir también a la consulta sanitaria cuando aparezcan señales tales como vómitos, calambres e incluso molestias al orinar. Cuando sea debido a una infección se aconseja que la mujer beba mucha agua al día, entre 1,5 y 2 litros, así como que evite los alimentos con demasiado azúcar.
  • Cuando se vaya a dormir, lo recomendable es que se tumbe sobre el lado izquierdo y, si fuera necesario, que haga utilización de una de las almohadas para embarazadas que hay a la venta.

Источник: https://okdiario.com/bebes/dolor-rinones-embarazo-2727823

¿Cómo son los dolores y molestias de tu primer trimestre?

Dolor de riñones en el embarazo

«¿Lo que noto es un dolor normal del embarazo o tengo que ir al médico…

?» Los primeros compases del embarazo parecen una enfermedad -con sus náuseas, vómitos ydolores variados-, aunque en realizada no lo son. Sólo si la gestación se complica entramos en el terreno de lo patológico.

Te ayudamos a diferenciar ambas situaciones en el primer trimestre del embarazo, que suele ser el más delicado de la gestación.

¿Cuáles son los dolores de un embarazo «normal»?

Al comienzo del embarazo puede haber mayor sensibilidad en las mamas, causando hormigueos y aumento de la tensión mamaria. Este signo doloroso puede aparecer antes de que la mujer tenga un test de embarazo positivo. Se debe a un aumento en los niveles hormonales de estrógeno, progesterona y prolactina… [Leer más]  

2. Dolor uterino o en el bajo vientre

Es muy frecuente que al principio del embarazo muchas gestantes noten dolor a nivel del bajo vientre (la pelvis) que ellas relatan «como si le fuese a bajar la regla». Estas molestias se deben a los cambios que se producen en el cuerpo uterino. El útero es un órgano compuesto de cuerpo y cuello… [Leer más]     

3. Sensación de mareo, otro signo de gestación

Son frecuentes en el primer trimestre del embarazo y a veces incluso pueden aparecer antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Los mareos pueden persistir a lo largo de todo el embarazo hasta el momento del parto.

Se caracterizan por sudoración, palidez de la piel y visión borrosa, que a veces se acompaña de desmayo con pérdida de conocimiento… [Leer más]   

4. Cefalea: dolor de cabeza por el «subidón» hormonal

El dolor de cabeza es muy frecuente en el primer trimestre de embarazo y se debe principalmente al aumento de los niveles de las hormonas sexuales como el estrógeno y la progesterona. Puede aparecer aislado o acompañado de mareos. En el caso de que la cefalea se acompañe de mareos las causas pueden ser la hipotensión o la hipoglucemia… [Leer más]  

5. Náuseas y vómitos, clásicos del embarazo

Aparecen en el primer trimestre de la gestación, y son más intensos por la mañana. El origen de las náuseas es aún desconocido, aunque el elevado nivel de una hormona llamada gonadotropina coriónica puede afectar al centro del vómito que se encuentra en el tronco cerebral… [Leer más]   

¿Y las molestias de un embarazo con problemas?

Se define como la implantación del óvulo fuera de la cavidad uterina. En la mayoría de los casos se aloja en la trompa de Falopio, pero puede aparecer en el ovario o el cuello del útero. Su incidencia es entre 1-2% de todas las gestaciones y es más frecuente en mujeres de edad avanzada, con antecedentes de esterilidad… [Leer más]

7. Aborto: sangrado muy intenso y dolor punzante

El aborto define como la interrupción espontánea del embarazo antes de la semana 22. Se caracteriza por el sangrado genital en cantidad variable. Lo más frecuente es que sea un sangrado escaso de sangre roja, aunque también puede ser sangre oscura por la oxidación de la hemoglobina cuando corresponde a sangre retenida…[Leer más]  

8. Amenaza de aborto, un manchado más leve

Cuando aparecen los síntomas de aborto (sangrado y dolor abdominal) pero la situación todavía es reversible, hablamos de amanaza de aborto. En la ecografía se visualiza latido cardiaco embrionario o fetal. No precisa ingreso hospitalario y se recomienda reposo domiciliario…[Leer más]   

9. Aborto séptico, cómo identificarlo

Es cuando existe fiebre sin causa aparente en el contexto de un aborto. Es más frecuente en abortos provocados, técnicas inadecuadas de legrado o mujeres portadoras de DIU… [Leer más]

Artículos Relacionados Contracciones uterinas, dolor de pelvis y pubis, calambres vaginales, dolor lumbar… ¿Qué dolores son normales en el tercer trimestre del embarazo y en qué casos tenemos que consultar al ginecólogo? Depende del umbral de dolor de la mujer y de cada embarazo, porque cada gestación es un… El dolor mamario y el uterino son inseparables «compañeros de viaje» del embarazo. Suelen ser los primeros síntomas de que se está gestando una nueva vida en tu interior. Pero, ¿Cómo y por qué se produce ese dolor en el bajo vientre y de mamas en el primer trimestre de embarazo? ¿Qué… La clave para evitar la lumbalgia en el embarazo está en fortalecer la espalda, haciendo los ejercicios adecuados y adoptar siempre buenas posturas en tu día a día. Por qué duelen las lumbares en el embarazo En el embarazo, tu organismo se verá obligado a sostener un peso extra: tu tripa… Controla tu peso, no fumes y realiza una actividad física regularmente. Estas algunas pautas son útiles para intentar evitar el temido dolor lumbar de la embarazada. Otros factores son casi imposibles de cambiar pero en estos que hemos mencionado, puedes hacer mucho. Lumbago: puede cambiar…

Источник: https://www.natalben.com/dolor-en-el-embarazo/primer-trimestre

Embarazo: ¿cuándo acudir a urgencias?

Dolor de riñones en el embarazo

Seguro que alguna de vosotras malasmadres, que habéis estado embarazadas o lo estáis actualmente, no habéis sabido bien cuándo acudir a urgencias.

A veces dudamos de si lo que sentimos es normal o no, por este motivo hoy nuestra colaboradora y ginecóloga Sofía Fournier ha querido elaborar este post en el que nos expone las situaciones o motivos por los que sí debieramos ir al hospital. ¡No os perdáis este interesante post!

*Podéis seguirla en , , instagram y en su blog.

Bueno chicas, aquí estoy de nuevo, y hoy vamos con un tema que creo que os puede ser muy útil a las embarazadas: os voy a comentar los principales motivos por los que yo creo que deberíais ir a Urgencias.

Porque cuando una se embaraza a veces se agobia demasiado por síntomas que son totalmente normales, le sale una vena hipocondríaca que desconocía totalmente y le entran unas angustias vitales que no la dejan dormir.

También está el otro extremo, la Malamadre que piensa: no, yo no quiero quedar de primeriza novata, seguro que esto es normal, total, ¿para qué ir al hospital a molestar? En fin, que como en todo en la vida, lo importante es encontrar un equilibrio.

Y con este listado de motivos por los que sí que creo que hay que ir a urgencias espero poder ayudaros a encontrar ese equilibrio, obviamente puedo olvidarme algún motivo, y además, por encima de todo, el criterio de si debéis acudir o no a urgencias es vuestro.

Primeras semanas de embarazo

Durante las primeras semanas del embarazo, que es cuando más agobios y dudas os pueden entrar, hay varios motivos que sí justifican una visita al hospital:

  • Sangrado vaginal en cantidad similar a una regla (pequeñas pérdidas rosadas o marrones pueden ser normales en las semanas iniciales del embarazo).
  • Dolor intenso en el bajo vientre (molestias tipo regla son súper frecuentes en el primer trimestre).
  • Náuseas y vómitos que te impiden una ingesta de líquidos o alimentos durante más de 12 horas.

Segundo trimestre

Las causas que te deberían hacer consultar en el segundo trimestre son las siguientes:

  • Dolor abdominal similar a una regla intensa o a un retortijón, que se repite cada poco tiempo (cada 20 minutos, por ejemplo) y que no mejora en reposo. Podrían ser contracciones, conviene comprobar que el cuello del útero sigue largo y que no representan una amenaza de parto prematuro.
  • Cambio sustancial en el patrón de movimientos del bebé, o no notar movimientos durante un largo periodo de tiempo (antes de agobiarte demasiado, por eso, te recomiendo lo siguiente: bajar el ritmo, comer algo, tumbarte y esperar unos diez minutos… ¡Verás como el peque se empieza a mover!).
  • Sangrado en cantidad similar a una regla.
  • Sensación de pérdida de líquido de forma que no puedes controlar.
  • Dolor difuso e intenso en toda la barriga, que no cambia de intensidad pero que es sordo y continuo.

Tercer trimestre

Y en el tercer trimestre los motivos por los que acudir al hospital son prácticamente los mismos que los del segundo trimestre, sumando al final de todo del embarazo los signos de ponerse de parto y añadiendo algún otro como:

  • Incremento de peso de forma muy brusca, generalmente acompañado de hinchazón importante de piernas y tobillos.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Picor intenso en la piel, predominantemente en las manos y los pies, y que se acentúa por la noche.

Cómo saber que estoy de parto

  • Romper la bolsa de las aguas: notarás como un líquido caliente se escurre entre las piernas, y no lo puedes controlar (es decir, por si te entra una duda: no es pipí, porque intentas controlar dicha pérdida y el líquido sigue saliendo igual).

    ¿Si rompes aguas has de correr para ir al hospital? ¡No, tranquila! (Hollywood ha hecho mucho daño a la obstetricia). Tienes tiempo de darte una ducha, acabar de recoger las cosas y salir tranquilamente hacia el hospital.

    Si las aguas no son claras o bien eres portadora de streptococo (cosa que ya te habrá comentado tu gine en la consulta), entonces te aconsejo que no tardes más de 1 hora en llegar, en caso contrario podrías tardar hasta 4-6 horas sin problemas.

  • Empezar con contracciones: para saber que seguro que son las de parto y llegar al hospital en plan “profesional” mi consejo es que aguantes en casa con contracciones dolorosas cada 3 o 4 minutos durante como mínimo un par de horas.

    ¿Y cómo de dolorosas? Pues a ver, no te vas a desmayar ni nada por el estilo, pero es un dolor bastante intenso, que te obliga a dejar de hacer lo que estabas haciendo, mucho más fuerte que el dolor de regla, que se acompaña de la barriga muy dura y en ocasiones de dolor en la zona lumbar.

Otras causas a tener en cuenta

Luego existen toda otra serie de motivos que os deberán hacer consultar en urgencias independientemente de las semanas de embarazo en las que os encontréis:

  • Fiebre por encima de 38º: aunque creáis que es un resfriado o una gripe, si tenéis fiebre alta debéis consultar en urgencias. Cierto que estando embarazada te puedes poner enferma como cuando no lo estás, y puedes pasar una gastroenteritis o una gripe, pero conviene asegurarse que no está afectando al embarazo y valorar qué tratamiento puedes hacer.
  • Molestias al orinar: las infecciones de orina son mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres, pero si encima estás embarazada es algo relativamente habitual, y que conviene tratar.
  • Cambios en el flujo vaginal (flujo que molesta, ocasiona picor o es muy abundante).
  • Varices muy dolorosas, hemorroides que molestan.
  • Si recibís de forma accidental un golpe fuerte o una contusión en el abdomen.
  • Si os ocurre cualquier cosaque os haría acudir a urgencias sin estar embarazadas: torceduras de tobillo, picaduras raras de insectos, etc.
  • Malestar generalizado, con dolor difuso en la barriga y presencia de fiebre o febrícula.

Consejo de la experta

Si bien he intentado comentaros los motivos más frecuentes que os deberían hacer ir a urgencias, pueden surgir infinidad de situaciones que no os haya explicado.

Además, nunca olvidéis esto: si estando embarazadas os ocurre algo que creéis que no es normal, no seáis tontas y consultad en urgencias.

 Siempre es mejor tener que volver a casa pensando, vaya, era una tontería pero al menos me he quedado tranquila que arrepentirse luego por no haber ido.

Источник: https://clubdemalasmadres.com/embarazo-cuando-acudir-a-urgencias/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: