Efectos secundarios del ácido fólico

Ácido fólico bajo: causas y consecuencias

Efectos secundarios del ácido fólico

¿Qué motivos y enfermedades provocan un descenso de los niveles de ácido fólico? ¿Y qué consecuencias tiene el déficit de esta vitamina? Guadalupe Blay Cortés, responsable del Grupo de Endocrinología y Nutrición de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), nos saca de dudas, ofreciendo, además, recomendaciones nutricionales para aumentar estos niveles.

Posibles causas de unos niveles bajos

“Debido a que el folato no se almacena en el cuerpo en grandes cantidades, el nivel sanguíneo disminuirá después de unas semanas de ingerir una dieta con contenido bajo de folato”, introduce Blay.

Asimismo, la especialista de la SEMG cuenta que existen otras causas:

  1. Consumo dietético inadecuado de ácido fólico debido a: consumo limitado de alimentos frescos o mínimamente cocidos, alcoholismo crónico o a la necesidad a largo plazo de nutrición intravenosa (nutrición parenteral total).
     
  2. Absorción inadecuada de ácido fólico debido a: síndromes de malabsorción, como enfermedad celiaca,o a interacciones con medicamentos, como medicamentos anticonvulsivos y anticonceptivos orales.
     
  3. Necesidad incrementada de ácido fólico debido a: embarazo, lactancia, infancia o a malignidad (por ejemplo, cáncer).
     
  4. Pérdida incrementada por hemodiálisis.
     
  5. Uso deficiente de determinados medicamentos (por ejemplo, metotrexato, que se administra en pacientes oncológicos).
     
  6. Consumo de verduras demasiado cocidas, ya que el folato se puede destruir fácilmente.
     
  7. Diálisis renal.

Consecuencias de tener el ácido fólico bajo

Esta vitamina juega un papel en la acumulación de proteínas en el organismo, incluyendo las células sanguíneas. Blay menciona a continuación las consecuencias de los niveles bajos de ácido fólico:

  • Fatiga o irritabilidad.  
  • Anemia (conteo bajo de glóbulos rojos).  
  • Niveles bajos de glóbulos blancos y plaquetas (en casos graves).  
  • Piel pálida (palidez).  
  • Lengua roja, irritada, algunas veces brillante.  
  • Falta de aliento y mareos.  
  • Cambio en los patrones de evacuación (diarrea, generalmente).  
  • Nivel elevado de homocisteína en la sangre (un factor de riesgo para la enfermedad cardiaca).  
  • Además, la deficiencia de ácido fólico puede causar anomalías congénitas graves conocidas como defectos del tubo neural.

¿Qué comer para subir los niveles?

“Las verduras de hoja verde, como la rúcula, las espinacas, la endibia, la lechuga, los berros, las acelgas o la col, son algunos de los alimentos más ricos en ácido fólico. También lo es el perejil”, afirma la responsable del Grupo de Endocrinología y Nutrición de la SEMG.

El ácido fólico también está presente en otras verduras como el brécol, las coles de Bruselas, el espárrago, el puerro o la alcachofa. Otras verduras y vegetales como el apio, los tomates, las zanahorias o la calabaza, son también importantes fuentes de ácido fólico. Blay aconseja cocinarlas al vapor.

Las judías, los garbanzos, la soja y los guisantes son algunas de las legumbres que aportan ácido fólico.

Entre las frutas frescas destacan el aguacate, la naranja, el plátano y el melón. Frutas cítricas como los kiwis, papayas, fresas o frambuesas son también una exquisita fuente de ácido fólico.

El aguacate es una fruta con muchísimas propiedades beneficiosas. Contiene ácidos grasos, vitamina K, fibra y también un gran aporte de ácido fólico.

Frutos secos como las almendras, castañas y los cacahuetes; y semillas, como las de linaza, sésamo o girasol, representan también una excelente fuente de ácido fólico.

Los cereales integrales tienen más ácido fólico que los refinados. Destacan los copos de trigo inflados, pero también el centeno.

Otras fuentes son:

Hígado de pollo, pavo o ternera, alimentos muy ricos también en vitamina A.

Mariscos y pescados, sobre todo el azul, perfectos además para combatir la anemia que algunas mujeres sufren durante el embarazo.

Lácteos, que además contribuirán a mantener unos correctos niveles de calcio.

¿En qué etapas de la vida son necesarios unos niveles adecuados?

En la etapa preconcepcional y la lactancia es importante tener unos niveles de ácido fólico adecuados.  

Además, Blay destaca que “una dieta rica en ácido fólico en la infancia altera los marcadores genéticos de la obesidad, propiciando que se reduzca el riesgo de sufrir obesidad en edad adulta”.

¿Cómo detectar un nivel bajo de ácido fólico?

El ácido fólico puede medirse tanto en la porción líquida de la sangre (suero) como en los hematíes. Esta última prueba puede ser mejor que la realizada en suero para medir la cantidad de ácido fólico almacenado en el cuerpo.

“La cantidad de ácido fólico en los glóbulos rojos mide el nivel presente cuando se originó el glóbulo hasta cuatro meses atrás.

Este nivel no suele verse afectado por la cantidad de ácido fólico en su alimentación en un día determinado, pero el resultado indica la cantidad habitual en su dieta a lo largo de varios meses.

Es una forma más exacta de medir el nivel de ácido fólico del cuerpo”, cuenta Blay.

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/nutricion/2019/03/06/acido-folico-causas-consecuencias-169783.html

Efectos secundarios del ácido fólico

Efectos secundarios del ácido fólico

La mayor parte de los micronutrientes que requiere el bebé proceden de las reservas de la madre. Sin embargo algunos otros, como el folato (versión natural del ácido fólico), no cruzan fácilmente la placenta o el organismo materno no es capaz de fabricarlo, y por tanto se hace imprescindible consumirlo en forma de suplemento de ácido fólico.

En general la dosis recomendada es de 400 µg diarios para aquellas mujeres que no presentan ningún problema de salud. A las que padecen diabetes se les suele aconsejar un aporte mayor, también a las que esperan gemelos, o tienen alguna patología que les impide su correcta absorción.

El ácido fólico se encuentra naturalmente en alimentos como verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos, cereales integrales… Pero es imposible completar las necesidades nutricionales de ácido fólico en la gestación con la alimentación, por eso se recomienda tomar suplementos dietéticos de ácido fólico desde 3 meses antes de la concepción.

El ácido fólico es esencial para evitar el desarrollo de defectos del tubo neural como anencefalia (ausencia de cerebro) o espina bífida. Esta vitamina ayuda a cerrar el tubo neural, proceso que se produce en las primeras semanas de embarazo, por eso es necesario tomar ácido fólico desde meses antes de la concepción, para contar con las reservas necesarias y evitar esta malformación.

¿Tienen efectos secundarios los suplementos de ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, concretamente vitamina B9, que se encuentra en infinidad de alimentos de consumo habitual.

Pero el hecho de tener que ingerirla en forma de “medicamento” durante el embarazo, para garantizar el nivel diario adecuado, puede hacernos temer por sus efectos secundarios. Sin embargo lo cierto es que el ácido fólico apenas provoca reacciones adversas.

Tal vez, en raras ocasiones, se han comprobado efectos secundarios leves como picores, mal sabor de boca, confusión, irritabilidad, enrojecimiento o sarpullidos en la piel, dificultad para respirar, etc. También náuseas, flatulencia, distensión abdominal, etc.

No obstante, es raro que aparezcan estos síntomas y no debe olvidarse que estos últimos síntomas también son frecuentes durante la gestación, por lo que podrían ser propios del embarazo y no originados por el consumo de ácido fólico.

Ten en cuenta que la mayoría de las veces el ácido fólico se toma en forma de fármaco multivitamínico, es decir, cada cápsula o pastilla contiene, además de ácido fólico, otras vitaminas, minerales o elementos  diversos. Por lo que la reacción podría deberse a cualquiera de sus otros componentes.

Y sus beneficios son mucho mayores a sus posibles efectos secundarios, por lo que debes tomarlos. Si te sientan mal, consulta a tu profesional de medicina por si pudieras cambiar de marca para ver si otras te sientan mejor o tomarlo solo. Pero no dejes de tomarlo por tu cuenta hasta la semana 20 ya que sus beneficios al desarrollo del feto son mucho mayores que estas molestias comentadas.

Espina bifida

Definición:

La espina bífida (EB) es una malformación congénita del tubo neural (DTN), que se caracteriza por que uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante el primer mes de gestación, de manera que la médula espinal queda en ese lugar sin protección ósea.

Síntomas:

• Aspecto anormal de la parte posterior del bebé, variando de un pequeño remiendo con pelo o un hoyuelo o una marca de nacimiento, a un saco (especie de saliente) que se encuentra a lo largo del área de la espina dorsal. • Problemas intestinales y de la vejiga (estreñimiento, incontinencia).

• Pérdida de sensibilidad por debajo del área de la lesión, especialmente en los casos de meningocele y mielomeningocele. • Incapacidad de mover las piernas (parálisis) • Hidrocefalia. • Problemas cardíacos. • Problemas ortopédicos (del hueso). • Nivel de inteligencia por debajo de la normalidad.

Tratamiento:

El tratamiento se necesita para reducir el daño neurológico y las complicaciones como una infección, al igual que para ayudar a la familia a enfrentar este trastorno.

Por lo general, se recomienda una reparación quirúrgica el defecto a temprana edad, aunque ésta puede hacerse más adelante para permitir que el niño tolere mejor el procedimiento.

Antes de la cirugía, el niño tiene que ser tratado con cuidado para reducir los daños a la médula espinal expuesta, lo cual abarca una posición especial, dispositivos de protección y modificaciones en la forma de alimentar, manipular, bañar y cuidar al bebé.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/efectos-secundarios-del-acido-folico-6037

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: