¿El consumo de pescado en el embarazo aporta beneficios para la salud metabólica de los niños?

¿El consumo de pescado en el embarazo aporta beneficios para la salud metabólica de los niños?

¿El consumo de pescado en el embarazo aporta beneficios para la salud metabólica de los niños?

Desde hace unos años se aconseja a las mujeres embarazadas no consumir pescado azul grande durante la gestación ya que su alta concentración de mercurio puede afectar al desarrollo cognitivo del feto.

Sin embargo, se desconocía el equilibrio entre el riesgo de mercurio y el beneficio nutricional de la ingesta de pescado durante el embarazo para la salud metabólica de los hijos, y un nuevo estudio da luz sobre esta duda.

Índice

  • Datos del estudio
  • ¿Es malo el consumo de pescado en el embarazo?

Datos del estudio

El objetivo del estudio era evaluar las asociaciones entre la ingesta de pescado y la exposición al mercurio durante el embarazo con el síndrome metabólico en niños y las alteraciones en los biomarcadores de inflamación en niños.

El síndrome metabólico es el nombre de un grupo de factores de riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y otros problemas de salud. La enfermedad cardiovascular, una causa común de mortalidad en todo el mundo, tiene su origen en la vida temprana.

Los marcadores de riesgo cardiometabólico tradicionales, que incluyen obesidad central, presión arterial alta (PA), dislipidemia e hiperinsulinemia, comparten mecanismos fisiopatológicos comunes, incluida la inflamación, y es probable que no solo coexistan en la infancia sino que continúen hasta la edad adulta.

Por lo tanto, es importante identificar los determinantes tempranos del riesgo que pueden ser objeto de intervenciones preventivas (como la alimentación materna en la gestación).

Y es que se sabe que la exposición elevada al mercurio de los grandes pescados azules durante el embarazo es perjudicial para el desarrollo del feto, pero también que es importante consumir pescado durante la gestación, puesto que contiene nutrientes necesarios para el desarrollo del feto. El pescado es la principal fuente dietética de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga ω-3, que pueden tener propiedades antiinflamatorias y pueden estar asociados con beneficios cardiometabólicos. Sin embargo, el pescado también es una fuente común de exposición al mercurio, que puede estar asociado con consecuencias opuestas. Los estudios en adultos sugieren que el consumo moderado de pescado está asociado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, con poco o ningún beneficio adicional observado con la ingesta de pescado de más de 3 veces por semana.

Este plantea la duda de qué es mejor, si consumir poco pescado azul, nada o solo ciertas especies. Este estudio da luz sobre esta duda. Para llevarlo a cabo, se utilizaron datos de estudios realizados en 5 países europeos (Francia, Grecia, Noruega, España y el Reino Unido) entre el 1 de abril de 2003 y el 26 de febrero de 2016, como parte del proyecto Human Early Life Exposome (HELIX). Las madres y sus hijos solteros fueron seguidos hasta que los niños tenían entre 6 y 12 años. Los datos se analizaron entre el 1 de marzo y el 2 de agosto de 2019. Entre las madres, la edad media (DE) en la inclusión de la cohorte o el parto de su bebé fue de 31,3 (4,6) años. Un total de 400 mujeres (49.7%) tenían un alto nivel educativo, y 432 mujeres (53.7%) eran multíparas. Entre los niños, la edad media (DE) fue de 8,4 (1,5) años (rango de edad, 6-12 años). Un total de 453 niños (56,3%) eran niños y 734 niños (91,2%) eran de raza blanca / etnia.

La ingesta materna de pescado durante el embarazo (medida en veces por semana) se evaluó mediante cuestionarios validados de frecuencia de alimentos, y la concentración materna de mercurio (medida en microgramos por litro) se evaluó utilizando muestras de sangre materna y sangre de cordón umbilical.

Se calculó un puntaje agregado de síndrome metabólico para niños utilizando los puntajes z de circunferencia de la cintura, presión arterial sistólica y diastólica y niveles de triglicéridos, colesterol de lipoproteínas de alta densidad e insulina. Una puntuación más alta del síndrome metabólico (rango de puntuación, -4,9 a 7,5) indicó un perfil metabólico más pobre. Se usaron tres paneles de proteínas para medir varias citocinas (proteínas que regulan la función de las células que las producen sobre otros tipos celulares) y adipocinas (moléculas bioactivas llamadas que provienen principalmente del tejido adiposo blanco) en el plasma de los niños.

¿Es malo el consumo de pescado en el embarazo?

La ingesta de pescado consistente con las recomendaciones de salud (1 a 3 veces por semana) durante el embarazo se asoció con una disminución de 1 U en la puntuación del síndrome metabólico en niños en comparación un consumo más bajo ( 3 veces por semana).

La exposición concomitante al mercurio puede enmascarar o contrarrestar los beneficios del consumo de pescado, especialmente a altos niveles de ingesta. La exposición al mercurio se ha asociado con el síndrome metabólico, la adiposidad visceral y la resistencia a la insulina, especialmente en adultos.

Además, la exposición prenatal al mercurio con una puntuación más alta del síndrome metabólico en los niños, que se debió en gran medida a asociaciones positivas con la circunferencia de la cintura y niveles de insulina.

Las estimaciones del efecto de la exposición al mercurio fueron menores en magnitud, pero independientes de las del consumo materno de pescado. Hasta donde sabemos, ningún estudio previo ha examinado la asociación de la exposición prenatal al mercurio con el perfil metabólico general o las medidas de adiposidad e insulina en niños.

El ajuste por exposición materna al mercurio en nuestro análisis fortaleció las estimaciones del efecto para la alta ingesta de pescado. Sin embargo, este ajuste no explicó completamente el beneficio metabólico más bajo observado con una ingesta alta en comparación con la ingesta moderada.

Esta atenuación en el beneficio se mantuvo incluso después de un ajuste adicional para los contaminantes orgánicos (bifenilos policlorados y diclorodifenildicloroetileno) y arsénico, que se encuentran comúnmente en los peces y podrían tener efectos metabólicos adversos.

Por lo tanto, para las mujeres embarazadas, el beneficio de la ingesta de pescado que es consistente con las recomendaciones de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.

Y la Agencia de Protección Ambiental excede el riesgo en términos de la salud metabólica de los niños.

Creemos que el daño metabólico potencial de la exposición al mercurio es preocupante y que se necesitan esfuerzos para limitar la contaminación por mercurio.

Dislipidemia

Definición:

Las dislipidemias o dislipemias son una serie de diversas condiciones patológicas cuyo único elemento común es una alteración del metabolismo de los lípidos, con su consecuente alteración de las concentraciones de lípidos y lipoproteínas en la sangre. En algunos países se le conoce como dislipemia pudiéndose usar ambos términos como sinónimos.

Síntomas:

Depende.

Tratamiento:

Dada la amplitud de situaciones que pueden llevar a padecer este disturbio metabólico, el tratamiento debe ser individualizado. Requiere siempre la participación de un equipo multidisciplinario, en general comandado por un médico internista, e integrado por nutricionistas y especialistas en los órganos afectados (cardiólogo, nefrólogo, etc.).

Febre

Definición:

A febre é o aumento da temperatura corporal acima do que se considera normal. Acima dos 39ºC já se considera importante.

Tratamiento:

Administrar um anti-pirético para baixar a temperatura. Manter a criança num lugar fresco e airoso. Não tape a criança com mantas.

Dê banho à criança com água tíbia a uma temperatura de dois graus abaixo da temperatura do seu corpo. Aplique compressas de água fria nas axilas e na cabeça. Repouso.

Se a temperatura corporal ultrapassar os 40ºC ou se não baixar em três dias, vá com a criança ao hospital.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/el-consumo-de-pescado-en-el-embarazo-aporta-beneficios-para-la-salud-metabolica-de-los-ninos-11391

Beneficios del consumo de salmón durante el embarazo

¿El consumo de pescado en el embarazo aporta beneficios para la salud metabólica de los niños?

Hace años que se debate y se estudia sobre los efectos del pescado durante el embarazo, cuántas piezas son saludables, de qué tipos de pescados… Y las recomendaciones no son siempre las mismas como hemos visto últimamente. Un nuevo estudio ha querido comprobar los beneficios de comer salmón durante el embarazo.

En nuestro repaso sobre los pescados que se puede comer durante el embarazo ya incluíamos el salmón, una especie de pescado azul rica en Omega-3 y que no resultaría perjudicial como otros pescados azules que acumulan mercurio y que se ha recomendado no consumir durante el embarazo, la lactancia e infancia.

Pero el salmón es un pez más pequeño, y además existen variedades de piscifactoría que minimizarían el riesgo de acumular metales pesados en el organismo y que podrían resultar perjudiciales para la madre o el feto.

Científicos de la Universidad de Granada han demostrado que el consumo de dos piezas de salmón de piscifactoría a la semana durante el embarazo resulta beneficioso tanto para la salud de la mujer como para la del niño.

El estudio sobre el salmón durante el embarazo

La investigación, enmarcada dentro de un proyecto financiado por el VI Programa Marco de la Unión Europea denominado “The Salmon in Pregnancy Study” (SiPS), revela que el consumo de salmón aumenta, tanto en las mujeres como en sus recién nacidos, el nivel de ácidos grasos omega 3, y mejora las defensas antioxidantes de ambos debido a los niveles de selenio y retinol contenidos en el pescado.

Para llevar a cabo este trabajo, sus autores seleccionaron una muestra aleatoria de mujeres embarazadas con un bajo consumo de pescado. Estas mujeres se dividieron en dos grupos: el grupo Control, que continuó con su dieta habitual, y el grupo Salmón, que incorporó a su dieta dos porciones de salmón “hecho a medida”, desde la semana 20 del embarazo hasta dar a luz.

Este salmón se caracteriza por haber sido criado en piscifactoría pero con una dieta controlada, usando ingredientes selectos (aceites y alimentos de origen vegetal como algas y zooplancton), de tal forma que es rico en ácidos grasos omega 3 de origen vegetal. Además, contiene vitaminas antioxidantes como las vitaminas A y E, selenio y muy bajos niveles de contaminantes.

Los científicos comprobaron mediante distintas muestras que las mujeres embarazadas que normalmente presentan una baja ingesta de pescado, cuando consumen dos porciones de salmón a la semana aumentan el contenido de ácidos grasos omega 3, tanto en ellas como en sus recién nacidos, y consiguen alcanzar la ingesta mínima recomendada para estos ácidos grasos.

Además, el consumo de dos porciones de salmón a la semana durante el embarazo no aumenta el estrés oxidativo: la mejora de las defensas antioxidantes podría ser útil para prevenir y/o reducir el estrés oxidativo adicional asociado al embarazo normal.

Por último, el consumo de salmón de piscifactoría a la semana, por parte de las mujeres embarazadas del estudio, no afecta negativamente al sistema de defensa antioxidante, al metabolismo de los hidratos de carbono o de lípidios de sus recién nacidos.

Beneficios del omega 3 durante el embarazo

Los ácidos omega-3 ayudan a controlar la presión arterial, reduce la tasa de colesterol y mejoran las funciones cardíacas. Contribuye a un mejor desarrollo cognitivo del bebé ya que son esenciales para el desarrollo cerebral del bebé y reduciría sus resfriados, mientras que previene la depresión de la madre.

Todas las variedades de pescado azul contienen omega-3. De las fuentes de proteína, el pescado representa el alimento por excelencia. También aporta calcio, hierro, vitaminas A, B1, D y E, cinc… Además el consumo de pescado azul de mar (como del blanco) aporta yodo.

Recordemos que aparte de llevar una dieta variada y equilibrada (no comeremos pescado todos los días, ni el mismo pescado siempre), para obtener los beneficios del omega3 existen muchos otros alimentos, pero si hablamos de pescado y excluímos los que acumulan exceso de mercurio, el salmón es una buena opción.

Además tendríamos atún blanco, las sardinas, los arenques, la caballa, boquerón o bocarte, salmonete, anguila, jurel o chicharro común, verdel, palometa, trucha marina, cazón…… En definitiva, pescados más pequeños que no acumulan mercurio. No obstante, hemos de advertir que las variedades ahumadas, en salazón o marinadas conllevan el riesgo de estar contaminadas por el parásito anisakis, por lo que mejor optar por variedades cocinadas.

Además, si queremos variar y optar por alimentos distintos al pescado, existen alternativas para tomar Omega-3 en otros alimentos, como las semillas de lino (que además ayudan a evitar el estreñimiento), los cañamones, las nueces (también ricas en vitamina E y cobre) y las semillas o pipas de calabaza, alimentos enriquecidos…

En definitiva, existen muchas opciones para tomar Omega-3 y beneficiarse de sus ventajas, y parece confirmarse que consumir dos piezas de salmón a la semana es bueno para la salud de las embarazadas y sus bebés según este nuevo estudio.

Vía | Abc
Fotos | infowidget y Mrs. Flinger en Flickr-CC
En Vitónica | El omega 3 en el embarazo
En Bebés y más | Recomendaciones de consumo de pescado durante la infancia, embarazo y lactancia, Mercurio en el pescado, El pescado, un alimento limitado en el embarazo, El pescado en la alimentación infantil

Источник: https://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/beneficios-del-consumo-de-salmon-durante-el-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: