¿El sangrado de implantación duele?

Contents
  1. Sangrado por implantación: todo lo que necesitas saber
  2. ¿Cómo se puede calcular el día de la implantación del óvulo fecundado en el útero?
  3. Qué es el sangrado por implantación
  4. Causas de este tipo de sangrado
  5. Aspecto del sangrado de implantación durante el embarazo. ¿Cómo interpretarlo?
  6. Aspecto del sangrado de implantación: coágulos de sangre roja
  7. Aspecto del sangrado de implantación con trozos de mucosa
  8. Sangrado de implantación y dolor abdominal
  9. ¿Cómo es el sangrado de implantación y cuánto tiempo dura?
  10. Cómo distinguir el sangrado por implantación de la regla
  11. Síntomas del sangrado de implantación
  12. ¿El sangrado de implantación duele?
  13. ¿Qué es el sangrado de implantación?
  14. ¿El sangrado de implantación supone algún riesgo para el embarazo?
  15. ¿Existen otros síntomas de la implantación embrionaria?
  16. ¿Qué se debe hacer en el caso de tener el sangrado?
  17. ¿Sangrado de implantación o menstruación?
  18. ¿Qué es y por qué ocurre el sangrado por implantación?
  19. ¿Cómo saber si estás embarazada tras un sangrado?
  20. ¿Cómo mido los niveles de la hormona Beta-hCG?
  21. ¿Cómo diferenciar la menstruación de un sangrado por implantación?
  22. ¿Qué debes hacer si notas sangrado vaginal a los 3-6 días de la implantación?
  23. Sangrado de implantación. ¿Qué es y cómo identificarlo?
  24. ¿Cómo se produce la implantación?
  25. ¿Qué es el sangrado de implantación?
  26. ¿En qué momento se produce?
  27. ¿Cómo identificar el sangrado de implantación?
  28. ¿Cuánto dura el sangrado de implantación?
  29. ¿Cómo diferenciarlo de la menstruación?
  30. ¿Qué hacer cuando se produce el sangrado de implantación?
  31. ¿El sangrado de implantación duele?
  32. ¿Qué pasa si contiene coágulos?
  33. Prueba de embarazo tras el sangrado por implantación
  34. Sangrado de implantación – | Clínica de reproducción asistida
  35. ¿Cómo es y por qué se produce?
  36. ¿Cuánto dura?
  37. ¿Cómo distinguir el tipo de sangrado según su color?
  38. ¿Es posible que sea rojo brillante?
  39. ¿El sangrado por implantación duele?
  40. ¿Es normal que sea abundante en algunos casos?
  41. ¿Qué sucede si contiene coágulos?
  42. ¿Cómo distinguir el sangrado de implantación de la regla?

Sangrado por implantación: todo lo que necesitas saber

¿El sangrado de implantación duele?

Mi bebé y yo

Casi un tercio de las mujeres embarazadas ha experimentado lo que se conoce como sangrado por implantación, unos días después de que se produzca un óvulo fecundado. Se trata de un acontecimiento natural y no entraña riesgos para el embarazo, dado que simplemente se debe al aumento de irrigación.

El embrión necesita adherirse al endometrio (el tejido que recubre el interior del útero), con el fin de recibir el alimento y el oxígeno que necesita para desarrollarse. Por ello, en este proceso de «acoplamiento» se produce la rotura de algunos capilares sanguíneos, que dan lugar al ligero sangrado del que hablamos en este artículo.

Concretamente, en la mayoría de embarazos exitosos, la implantación tiene lugar entre ocho y 10 días después de la ovulación.

¿Cómo se puede calcular el día de la implantación del óvulo fecundado en el útero?

Muy fácil, si se conoce el primer día de la última regla, al que habría que sumar 23 días. ¡Ni más ni menos que una fórmula matemática!

  • De estos 23 días, más o menos 15 corresponden a la diferencia de dos semanas entre la ovulación (cuando, normalmente, se produce la fecundación del óvulo, en mujeres regulares) y la fecha estimada de la llegada de la menstruación (la que, en caso de embarazo, ya no se produciría).
  • En cuanto a los 8-9 días restantes, corresponden a la media de días que hay entre la ovulación y la implantación del óvulo fecundado.

(Te interesa: Quedar embarazada con un ciclo irregular)

¿Sabes qué es exactamente el sangrado después de la implantación del embrión? ¿Lo has experimentado? ¿Te da miedo que el embarazo pueda estar en riesgo o que esta ligera pérdida de sangre indique que algo va mal?

¡Tranquila! A continuación, te vamos a explicar en qué consiste y en qué medida afecta al embarazo o no.

(Te interesa: Síntomas de embarazo)

Qué es el sangrado por implantación

El sangrado de implantación es una pequeña pérdida de sangre que tiene lugar hacia el octavo o décimo día después de la relación sexual en la que el óvulo fue fecundado, es decir, unos días después de haber quedado embarazada. ¿Cuáles son sus características?

  • Prácticamente, es un sangrado que se produce aproximadamente en los días en los que debería presentarse la menstruación, si el embarazo no se hubiera producido. Por ello, muchas mujeres confunden esta pérdida de sangre con la regla, aunque, como veremos, no tiene nada que ver.
  • El sangrado es el resultado de la implantación del óvulo en el endometrio, el tejido que recubre la pared interna del útero, y que sirve de «colchón» para el asentamiento del embrión en el útero.
  • Cuando se produce este sangrado, la mayoría de las veces, la mujer aún no sabe que está embarazada. Pero ¿cómo sucede, más concretamente, la implantación?
  • La implantación tiene lugar cuando el blastocito (ver infografía, más abajo), el óvulo fecundado que viaja a través de las trompas de Falopio hacia el útero, el destino en el que debe implantarse para que el embrión se desarrolle correctamente, se adhiere a la pared interna del útero, sobre el endometrio.
  • Cuando el blastocito se implanta adecuadamente y se transforma en el embrión, se puede decir que el embarazo es viable y ha superado con éxito las primeras fases de su desarrollo.
  • Esta etapa es fundamental, de manera que se podría decir que es tan importante como la concepción a la hora de obtener un embarazo. Si un óvulo fecundado no se implanta correctamente, el embarazo está destinado a perderse. Así, se puede decir que el embarazo propiamente dicho comienza con la implantación del óvulo.
  • Cuando se produce un aborto espontáneo, o bien un huevo huero o un embarazo que no sigue adelante, es porque el embrión “se pierde” en las primerísimas fases de su desarrollo.
  • Esto se debe, básicamente, a que el endometrio no era el adecuado para acoger al óvulo fecundado, o bien el blastocito tenía alguna malformación incompatible con el desarrollo del embrión, de modo que la implantación no llega a producirse y el óvulo muerto se elimina con la siguiente menstruación, o bien a través de un aborto, espontáneo o provocado.

Causas de este tipo de sangrado

  • Durante la ovulación, la mujer produce uno (o varios) óvulos. En este momento, el ovulo empieza a «viajar» a lo largo de la trompa de Falopio, donde, si se dan las circunstancias óptimas, es fecundado por el espermatozoide.
  • Una vez fecundado, el óvulo empieza un proceso de división celular, pasando por diferentes etapas de división al tiempo que prosigue su viaje hacia la conquista del útero.
  • Cuando, por fin, alcanza la pared del útero en la que se va a implantar (sobre la base del endometrio), ya convertido en todo un embrión, se encuentra sobre un tejido tremendamente irrigado por vasos sanguíneos.
  • En el momento de implantarse, algunos de estos vasos finos se pueden romper, dando lugar a la pérdida de sangre.

Óvulo fecundado implantado en la parede del útero (blastocito en transformación a embrión)

Aspecto del sangrado de implantación durante el embarazo. ¿Cómo interpretarlo?

Es normal preguntarse si esa «menstruación» tan rara, tanto en cantidad como en aspecto y color de la pérdida, se trata en realidad de un sangrado de implantación por embarazo. ¿Qué características concretas, y qué modalidades, tiene este tipo de sangrado?

Aspecto del sangrado de implantación: coágulos de sangre roja

  • La presencia de coágulos de sangre en la pérdida de implantación no es habitual, pero puede suceder. En este caso, la textura de la sangre es más bien ligera, más que la propia de la menstruación.
  • La causa de este tipo de sangrado puede ser la presencia de uno, o varios, hematomas intrauterinos. Al desprenderse, pueden dar este tipo de pérdida, más llamativa.
  • Es imprescindible acudir al ginecólogo para que detecte la causa concreta de este sangrado anormal. ¡Mantén la calma y acude al especialista!

Aspecto del sangrado de implantación con trozos de mucosa

  • La mucosa vaginal, el flujo, puede ser más o menos espeso, fluido o con presencia de «trozos» de la misma mucosa, como entrecortado. Cuando esta mucosa se tiñe de la pérdida de sangre por sangrado de implantación, se obtiene un sangrado con estas características

Sangrado de implantación y dolor abdominal

  • El dolor abdominal cuando se produce el sangrado de implantación es, hasta cierto punto, normal. ¿Por qué? Del mismo modo que la mujer puede sentir dolor abdominal cuando está ovulando y, sobre todo, cuando tiene la menstruación, el abdomen también esta congestionado cuando se produce la implantación y el posible sangrado posterior.
  • De este modo, es natural pensar que un abdomen inflamado y congestionado puede producir algo de dolor, si bien no muy intenso.

¿Cómo es el sangrado de implantación y cuánto tiempo dura?

Como referencia para orientarte, cabe señalar que el color de este tipo de sangrado no es tan vivo como el de la sangre de la menstruación.

Más bien, es un color tirando a marrón y siempre más ligero en cantidad y densidad que el sangrado propio de la menstruación.

De todos modos, si tienes dudas y quieres quedarte tranquila sobre tu estado real, lo mejor es que consultes con tu ginecólogo, o biente realices un test de embarazo. No obstante, puede resultar un poco pronto para obtener un resultado fiable, en función de los días transcurridos desde la concepción, en caso de haberla.

Cómo distinguir el sangrado por implantación de la regla

Como hemos visto, al coincidir más o menos con los días en los que debería presentarse la regla, muchas mujeres confunden el sangrado de implantación con la menstruación.

Para evitar esta confusión, debes tener en cuenta que:

  • Este sangrado es menor al de una menstruación y que su textura es mucho más ligera.
  • Para los ginecólogos, este sangrado no es motivo de preocupación; de hecho, lo consideran dentro de la normalidad.
  • La sangre del sangrado de implantación es más ligera que el de una regla.
  • Si consideras que el sangrado es demasiado abundante para ser de implantación, o dura demasiado tiempo, consúltalo con tu médico.

Síntomas del sangrado de implantación

Los síntomas generales del sangrado de implantación del óvulo fecundado en el útero suelen aproximarse bastante a los de los días previos a la bajada de la regla, es decir:

  • Dolor o molestias abdominales (cólicos o espasmos).
  • Ligero sangrado, más o menos rosado y clarito, o bien marronoso, en función del tiempo que haya transcurrido desde la implantación.
  • Sensación de pesadez en la tripa.

(Te interesa: Pérdidas de sangre en el embarazo)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/sintomas/sangrado-implantacion-5417

¿El sangrado de implantación duele?

¿El sangrado de implantación duele?

El sangrado de implantación no es otra cosa que un ligero sangrado que se produce a veces cuando el óvulo fecundado se implanta en el endometrio. Este hecho no es doloroso, aunque es posible notar ciertos dolores abdominales, similares a los de la regla, en estos primeros días de embarazo.

Índice

¿Qué es el sangrado de implantación?

Muchas mujeres, cuando están intentando quedarse embarazadas, notan un pequeño sangrado, de color marrón o rosado, unos días antes de que les tenga que venir la regla, lo que pueden confundir con la menstruación. Se estima que un tercio de las embarazadas padece este sangrado.

Sin embargo, es el sangrado de implantación, un sangrado ligero causado por la implantación del embrión humano o anidación del blastocisto (nombre que se da al embrión en su primera fase) en la mucosa del endometrio del útero, donde se alojará para crecer y desarrollarse.

Al llegar a la pared del útero, este blastocisto produce unas enzimas que erosionan la pared del útero para anclarse a ella, lo que puede producir una leve hemorragia a medida que el blastocisto se va introduciendo en ella.

Asimismo, en estos días aumenta la cantidad de vasos sanguíneos y la irrigación al útero, lo que hace que sea más fácil que se produzca la hemorragia.

No obstante, este proceso de implantación no es doloroso, de hecho, muchas mujeres ni siquiera lo notan ya que no siempre se sangra.

Lo que sí es posible es que se noten unas ligeras molestias abdominales, similares a las de la menstruación, que pueden darse en el momento de la implantación o unos días después. Este dolor no tiene que ser fuerte ni durar mucho tiempo.

Por último, para distinguir el sangrado de implantación de la menstruación debes saber que este sangrado es más ligero y claro. Suele ser de color parduzco, sin coágulos de sangre, y se produce entre 6 y 12 días después de haber mantenido relaciones sexuales y de la fecundación.

Asimismo, no dura más de 1 o 2 días y puede ir acompañado de otros síntomas propios de las primeras semanas de embarazo como cansancio, sueño, náuseas, aumento de ganas de hacer pipí, hinchazón, etc. Este sangrado de la implantación puede ser fácilmente confundido con el síndrome premenstrual ya que está acompañado de molestias en hipogastrio, irritabilidad o el insomnio (que pueden estar asociadas tanto al síndrome premenstrual como a las primeras semanas de embarazo. Piensa que las características de cada sangrado varían (cantidad, color, duración), por lo que, si tienes dudas, deberías acudir a los especialistas de medicina para que observen si ocurre algo.

Para salir de dudas y saber si era el sangrado de implantación o un sangrado vaginal causado por otros motivos (regla, quistes, problemas hormonales…), lo mejor es hacerse una prueba de embarazo en torno a la fecha de la regla.

Los test actuales en seguida reaccionan a la hormona del embarazo, la hormona gonadotropina coriónica humana hCG, por lo que rápidamente se puede saber si se ha logrado el embarazo o no.

No obstante, deberás esperar al menos al día de la regla para hacerte una prueba de orina; los análisis de sangre detectan cantidades menores de hCG y pueden hacerse un poco antes. 

¿El sangrado de implantación supone algún riesgo para el embarazo?

No existe ninguna evidencia de que el sangrado de implantación esté relacionado con un embarazo problemático o ectópico(por ejemplo). Tampoco se puede relacionar este tipo de sangrado con los abortos ni con ningún peligro para el bebé.

Esta confusión puede venir de que algunos problemas gestacionales (especialmente los referentes al aborto) pueden ir asociados a un sangrado. Ten en cuenta que los sangrados relacionados con los problemas gestacionales suelen ser como la menstruación.

Es un sangrado notablemente más intenso y suele llega con dolores y otros síntomas que lo identifican.

Por otro lado, los abortos y los embarazos ectópicos ocurren muchas veces sin ningún tipo de sangrado, por lo que no hay razón para asociar un fenómeno con el otro.

¿Existen otros síntomas de la implantación embrionaria?

Otros síntomas que pueden ser significativos y pueden ser el resultado de que la implantación embrionaria haya sido un éxito son:

– Cólicos de uno o dos días de duración, similares al dolor que se siente durante la menstruación.

– Ligera hinchazón en los pechos, sobre todo en la aréola y en el pezón.

– Ganas frecuentes de orinar: esto se debe a los niveles de hormonas que hacen que el útero crezca y presione tu vejiga.

– Molestias por diarrea o estreñimiento, también puede acompañarse de acidez de estómago.

– Somnolencia, sobre todo después de las comidas

– Náuseas e incluso vómitos, especialmente después de despertarte a primera hora del día (suele darse a partir de la segunda semana).

– Aborrecimiento de la comida, tabaco y ciertos olores (normalmente fuertes).

– Aumento del dolor de pecho: durante el embarazo los pechos cambian rápidamente, preparándose para alimentar al bebé.

A pesar de que estos síntomas son los más frecuentes cuando las cosas van bien, en muchas ocasiones la mujer está asintomática.

También se puede dar la situación contraria donde una mujer puede tener todos los síntomas y el embarazo pudo no haberse producido finalmente.

Cada cuerpo y cada persona son diferentes, por lo que es necesario esperar hasta el día de la prueba de embarazo para comprobar si estás embarazada o no.

¿Qué se debe hacer en el caso de tener el sangrado?

En el caso de percibir el sangrado de implantación, tranquila porque no hay que tomar ninguna medida especial.

En el caso de que tuvieses alguna duda se recomiendaconsultar con tu ginecólogo. Él puede confirmarte si se trata de un sangrado de implantación del embrión o no.

Según tu caso el ginecólogo te dará las pautas para proceder al respecto de la mejor manera posible.

No obstante, el sangrado después de la implantación, en la mayoría de los casos no se manifiesta más que con ligeras molestias (en el peor de los casos), por lo que no suele requerir de ningún tipo de atención adicional. Aun así, una valoración y asistencia adecuadas puede ayudarte a entender que estás en una etapa normal del embarazo.

La fecha de embarazo se calcula añadiendo 280 días al primer día de la última regla de la mujer gestante. Este dato dará la fecha prevista de parto y permite calcular el tiempo de gestación.

Insomnio

Definición:

Dificultad para conciliar el sueño. Es frecuente durante la gravidez, especialmente en el último trimestre cuando la barriga impide encontrar una postura cómoda en la cama.

Síntomas:

Problemas para dormir.

Tratamiento:

Si tienes problemas para dormir, establece una rutina para relajarte: Lávate bien cara y cuello, hazte un masaje en las sienes, date un baño relajante, hidrátate el cuerpo y toma un vaso de leche caliente antes de acostarte, tu cuerpo liberará triptofano, un aminoácido que te ayuda a conciliar el sueño.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/el-sangrado-de-implantacion-duele-7832

¿Sangrado de implantación o menstruación?

¿El sangrado de implantación duele?

¿Sabías que junio es el mes de la fertilidad? Muchas mujeres que realizan un tratamiento de fertilidad dudan en sí el sangrado en los primeros días de la implantación se debe a la menstruación o por la implantación del embrión. En IVF Donostia te lo contamos todo.

¿Qué es y por qué ocurre el sangrado por implantación?

El sangrado por implantación ocurre cuando el óvulo fecundado se anida a la pared del útero, pared que está repleta de vasos sanguíneos. En el momento en el que el embrión se adhiere al tejido endometrial comienza a desprenderse algunos vasos sanguíneos de la pared interna del útero. Comienza el sangrado vaginal.

Este desprendimiento de vasos sanguíneos ayuda a la creación de unos nuevos que favorecerán la unión entre el embrión y la futura placenta.

Las cifras de que ocurra un sangrado por implantación son del 30% en las pacientes que se han realizado un tratamiento de fertilidad. A los 3 o 6 días de implantar el embrión (blastocisto) la mujer puede notar un ligero sangrado a causa de la unión entre el embrión y tejido endometrial. Este es un proceso natural y no habrá de qué preocuparse.

El sangrado, tras los tres o seis días de implantación, puede ocurrir al inicio del embarazo o confundirse con la menstruación, entonces:

¿Cómo saber si estás embarazada tras un sangrado?

Es la hormona hCG o, Beta-hCG, la que indica si estás embarazada. Puede ser pronto para realizar el test de embarazo en orina, ya que tardan un tiempo en detectar los niveles de esta hormona.

Si no se realiza la prueba en el momento adecuado (unos días de retraso en el periodo), puede suceder que aparezca en el test un falso negativo, lo que corresponde a que el embrión sí está implantado en el útero pero el test, aparezca como negativo.

¿Cómo mido los niveles de la hormona Beta-hCG?

En el Instituto Vasco de Fertilidad  lo medimos con un análisis de sangre realizado a los 10 días de transferir el embrión.

Este periodo hasta saber el resultado es conocido por los pacientes por el momento más difícil, la betaespera.

Si los niveles de esta hormona crecen exponencialmente durante el primer trimestre de embarazo, podemos confirmar que el embarazo se está desarrollando favorablemente.

¿Cómo diferenciar la menstruación de un sangrado por implantación?

La menstruación se produce cuando un óvulo no fecundado no se adhiere al endometrio, este es el recubrimiento del útero que las mujeres expulsan en cada ciclo menstrual si no existe fecundación.

A menudo, la menstruación, viene acompañada de cambios de humor y del apetito sexual, además de dolores menstruales y sangrado abundante.

Con el sangrado de implantación, el sangrado es ligero, de corta duración: de uno a tres días, y nada doloroso. Te explicamos punto por punto cómo sería el sangrado por implantación:

  • Cantidad y color del sangrado: como hemos mencionado antes, el sangrado será muy ligero, ya que debe recorrer más distancia desde el útero a la vagina. Por ello, el color de la sangre podrá ser rojizo o tonos marrones.
  • Duración: 3 de cada 10 mujeres padecen sangrado por implantación tras la implantación del embrión, ese sangrado puede durar unas horas o, de dos a tres días.
  • Dolor: El sangrado por implantación es la consecuencia de la unión entre el embrión y el útero, en algunas ocasiones existen molestias, pero nada tiene que ver con el dolor menstrual. En caso de molestias, podrás notar espasmos abdominales que se deben al inicio del embarazo.

¿Qué debes hacer si notas sangrado vaginal a los 3-6 días de la implantación?

Si tus reglas son muy cortas y ligeras, te resultará un poco más complicado saber de qué sangrado se trata, por ello, lo ideal es consultar con tu médico.

En resumen, el sangrado de implantación es la consecuencia de la adhesión del embrión al útero, donde se encuentran algunos vasos sanguíneos que se rompen y dan lugar a otros nuevos, aquí se puede producir un sangrado ligero e indoloro, que es lo que llamamos sangrado por implantación.

Como sabes, cada cuerpo es completamente diferente al resto, sí bien es cierto que, en la mayoría de pacientes sometidas a un tratamiento de fertilidad, los síntomas son muy similares. Siempre, pregunta a tu médico que ha llevado tu caso y nunca dejes de tomar la medicación, a no ser que el especialista recomiende lo contrario.

Si tienes alguna duda puedes escribirnos aquí o, si lo prefieres, puedes consultar a nuestros especialistas de Alicante o Madrid.

Источник: https://www.ivfdonostia.com/blog/sangrado-de-implantacion-o-menstruacion/

Sangrado de implantación. ¿Qué es y cómo identificarlo?

¿El sangrado de implantación duele?

El sangrado de implantación es un leve sangrado que se produce, en algunas ocasiones, tras la implantación del embrión en el endometrio. Se trata de un suceso del cual debes estar atenta, en especial si has planificado de manera minuciosa tu fertilidad.

Este sangrado no está relacionado con algún problema durante la fase temprana del embarazo. Entonces cabe preguntarse ¿Cómo se origina? ¿Por qué se produce y cómo diferenciarlo de la menstruación?

En este post te contaremos todo lo que necesitas saber en torno al sangrado de implantación y cómo identificarlo. Te contaremos cómo es el proceso de implantación y cuándo esperar este sangrado. También aprenderás a diferenciarlo de una menstruación normal o algún otro tipo de hemorragia.

¿Cómo se produce la implantación?

Tras la fecundación, el embrión continúa su desarrollo sin haberse implantado dentro de la pared del útero. Sin embargo, al cabo de 5 o 6 días de su formación, este embrión necesita implantarse para continuar su división celular y crecimiento.

La implantación del embrión se lleva a cabo en la membrana interna que recubre el útero, llamada endometrio. Cuando esta implantación ocurre de manera exitosa, puede aparecer una leve hemorragia llamada “sangrado de implantación”. Veamos de qué se trata:

¿Qué es el sangrado de implantación?

La implantación del embrión en el útero implica el contacto con el endometrio. Esta membrana contiene un gran número de vasos sanguíneos que pueden resultar estremecidos cuando se instala el embrión.

Es por ello que en muchas ocasiones se produce un nivel de sangrado que puede hacerse notorio y muy parecido al inicio de una menstruación. No todas las mujeres notan o distinguen con claridad este tipo de sangrado. De hecho, solo una de cada tres mujeres manifiesta haber notado de manera puntual este sangrado.

¿En qué momento se produce?

Es común que el sangrado de implantación se produzca entre 7 y 12 días después de la fecundación del óvulo. Una vez el embrión llegue al útero puede tardar varias horas en instalarse y aferrarse de manera adecuada.

Es necesario que el embrión se adhiera muy bien a los vasos sanguíneos del útero para permitir la transferencia de nutrientes. Es así como se produce el sangrado, que también es acompañado por otros síntomas típicos del inicio del embarazo.

¿Cómo identificar el sangrado de implantación?

Frecuentemente el sangrado de implantación se confunde con otro tipo de sangrado, especialmente si presentas algunos problemas de menstruación irregular. Es por ello que te indicaremos cómo identificar fácilmente este sangrado según algunas características particulares:

  • Color: El color típico de un sangrado por implantación va desde un rosa pálido hasta un color café claro. Muy pocas veces suele ser de un rojo brillante o intenso. Un sangrado de implantación rojo intenso puede ir acompañado de otros problemas o causas.
  • Abundancia: No se trata en ningún caso de un sangrado muy abundante. Es más bien catalogado como un manchado ligero que puede ser breve e intermitente sin necesidad de hacerse demasiado evidente o molesto.
  • ¿Se repite?: Un manchado o sangrado por implantación no tiene por qué repetirse más de una vez. Será notorio durante un día, y podrá ser intermitente, pero una vez que desaparezca no volverá a producirse.
  • Síntomas que lo acompañan: Generalmente está acompañado de otros síntomas normales durante el inicio de un embarazo. Estos pueden ser, nauseas, sensibilidad a ciertos olores, cansancio, hinchazón en los senos.

¿Cuánto dura el sangrado de implantación?

Es importante saber cuánto puede durar este sangrado pues así tendrás la plena seguridad de que se trata de la consecuencia de la implantación embrionaria. En algunas ocasiones suele notarse una sola mancha de sangre que luego no se repite.

En otras ocasiones puede que tarde todo un día o incluso dos en desaparecer. Si el sangrado que presentas permanece por tres o más días, entonces puede que tenga otra causa asociada.

¿Cómo diferenciarlo de la menstruación?

El ciclo menstrual se puede diferenciar fácilmente de un sangrado de implantación según algunas características particulares. La primera de ellas es la cantidad de sangrado que puede haber en cada uno de estos procesos.

En una menstruación, la cantidad de sangrado es mayor, y pasa por varias etapas durante su permanencia. Mientras se lleva a cabo la menstruación verás tonalidades rojas intensas, rojo claro, y color café en el manchado. Por su parte, el sangrado de implantación suele mantenerse uniforme.

Otra de las cuestiones típicas de la llegada y ocurrencia de la menstruación son los cólicos menstruales. El sangrado de implantación no suele ser doloroso, aunque puede estar acompañado de espasmos de mediana o baja intensidad. El ciclo menstrual sí conlleva cólicos que pueden ser muy intensos según cada mujer.

¿Qué hacer cuando se produce el sangrado de implantación?

Si planeas embarazarte y has tenido relaciones sexuales, o has pasado por un proceso de Reproducción Asistida, es natural que experimentes un sangrado de implantación. Esto es un signo de que el proceso de fertilidad va ocurriendo de manera óptima y natural.

No deberás tomar ninguna medida en especial ni tampoco preocuparte por ello a menos que notes síntomas irregulares o desproporcionados. Si quieres llevar un control estricto de tu embarazo puedes llamar a tu profesional médico y contarle los síntomas.

Además, es oportuno que tomes nota de la fecha de este evento para un registro más preciso de cada etapa de tu gestación.

¿El sangrado de implantación duele?

Esta es una de las preguntas que más se plantean muchas mujeres, en especial las que buscan tener su primer hijo. La verdad es que este proceso no tiende a ser doloroso, por lo que no deberás esperarlo con preocupación o ansias.

Las veces en que se presentan dolor durante el sangrado de implantación, es porque este coincide con otros problemas corporales. Si estás sufriendo de algún tipo de inflamación en tu zona abdominal, puede que se confunda con las molestias del manchado por implantación.

En vez de un dolor agudo, puedes llegar a sentir un dolor leve, o molestias parecidas a espasmos abdominales.

¿Qué pasa si contiene coágulos?

Es muy poco probable que el sangrado de implantación contenga algún tipo de coágulos. Sin embargo, se han registrado algunos casos esporádicos en que sucede este acontecimiento.

Si esperas un sangrado de implantación o sospechas de su llegada, y es acompañado por coágulos, lo mejor es consultar a tu médico de confianza. El profesional médico determinará la mejor manera de proceder, y diagnosticará si el sangrado con coágulos está relacionado con la implantación embrionaria o no.

Prueba de embarazo tras el sangrado por implantación

Es natural que desees hacerte una prueba de embarazo justo al notar los síntomas de un sangrado de implantación. Sin embargo, es preciso aclarar que el sangrado por implantación ocurre antes de la fecha de tu menstruación habitual.

Para un resultado más exacto, es necesario esperar a que llegue la fecha esperada para tu menstruación, y notar el retraso. Ya con uno o dos días de retraso, puedes hacerte una prueba de embarazo que te proporcionará un resultado bastante confiable. En esta prueba los niveles de la hormona beta-hCG serán lo suficientemente altos como para confirmar un embarazo en proceso.

Hemos llegado al final de esta entrada dedicada al sangrado de implantación. Sigue recorriendo nuestra web para que comprendas todo sobre tu proceso de fecundación, embarazo y maternidad.

Источник: https://gravida.com/blog/sangrado-de-implantacion/

Sangrado de implantación – | Clínica de reproducción asistida

¿El sangrado de implantación duele?

Uno de los síntomas habituales (aproximadamente en tres de cada diez mujeres) del embarazo es el llamado sangrado de implantación. Aunque en un primer momento puede causar preocupación en la embarazada, suele ser algo normal y que a priori, no implica que exista alguna complicación o riesgo relacionado con el embarazo.

Se produce aproximadamente entre el día décimo y catorceavo tras la concepción y está relacionado con el proceso de formación y desplazamiento del embrión hacia el útero.

Te contamos en qué consiste, por qué se produce, qué síntomas tiene y cuándo es necesario que acudas a tu médico.

¿Cómo es y por qué se produce?

Una vez formado el embrión, este comienza un proceso de desplazamiento desde las trompas de Falopio hacia el útero, con el objetivo de adherirse a la pared interna de este. Este proceso se realiza durante las primeras semanas de gestación.

La adherencia del embrión al útero debe ser firme, ya que su conexión con el tejido endometrial será la que posibilite que se lleve a cabo un correcto intercambio de nutrientes.

Las paredes del útero son zonas muy irrigadas de sangre, es decir, allí encontramos gran cantidad de vasos sanguíneos, por lo que es muy posible que cuando se produzca esta unión del embrión con el tejido endometrial se rompan algunos vasos y se produzca el sangrado.

Esta ruptura de vasos facilita que se produzcan a su vez unos nuevos que favorezcan la unión del embrión con la futura placenta.

Así que, la sangre que podremos observar durante estos primeros días de gestación muy probablemente se deba a este proceso natural, que no entraña ningún riesgo ni para la madre ni para el futuro feto.

No siempre es fácil distinguirlo de otros (que no tienen por que entrañar tampoco riesgo) aunque generalmente se trata de un tipo de sangrado que notaremos diferente al menstrual, de corta duración y con una textura más “ligera”.

Suele venir acompañado de otros síntomas relacionados con el embarazo, lo que te será de mucha utilidad para poder identificarlo con mayor claridad.

Algunos de los síntomas habituales que pueden acompañar a este sangrado son:

Cólicos: habitualmente son dolores de carácter leve que se producen durante el proceso de implantación del embrión en el útero.

Espasmos abdominales: se producen debido a los cambios que está empezando a experimentar tu útero. No solo él, sino toda la zona pélvica está comenzando a cambiar para adaptarse a todos los cambios que están por venir.

Náuseas: se trata de un síntoma muy habitual, que además suele producirse poco después del sangrado. También la sensibilidad excesiva a algunos olores.

En general, puedes experimentar algunos de los síntomas habituales asociados al embarazo como pesadez de piernas, hinchazón de senos etc.

La presencia del sangrado, junto con otra serie de síntomas, serán bastante aclaratorios, sobre todo si sospechas que puedes estar embarazada.

¿Cuánto dura?

Cómo se produce el sangrado de implantación, en qué momento podremos observarlo y su duración nos ayudará a determinar que efectivamente es debido al inicio de la gestación.

Habitualmente, dura muy poco tiempo, en torno a los dos días. Este periodo puede prolongarse como mucho a uno más. Esto en cuanto al tiempo máximo, ya que, en ocasiones, puede ser puntual de unos minutos o muy pocas horas.

Esta es una de las principales características, que te ayudará a distinguirlo claramente.

¿Cómo distinguir el tipo de sangrado según su color?

Uno de los aspectos que nos ayudará a determinar si lo que estamos experimentando es un sangrado por implantación o de otro tipo es su color.

El color del sangrado de implantación suele ser de color más bien rosado, o también de tonalidades café. Un color más rojo intenso sería más atípico.

¿Es posible que sea rojo brillante?

No es habitual que la tonalidad de la sangre sea rojo brillante. Como decíamos, los colores suelen variar más bien entre el rosado y el marrón. Esto es debido a que:

  • El flujo suele ser muy escaso, lo que produce que muy poca cantidad de sangre y, en consecuencia, la tonalidad de este sea más bien rojo claro y roso.
  • Por otro lado, se produce en el útero, por lo que el recorrido que debe hacer hasta que sale es amplio. Esto significa que durante este recorrido irá perdiendo la “viveza” de color, y por eso no es probable que sea rojo brillante, si no más bien con tonalidades marrones.

Un sangrado de color rojo más vivo puede deberse a otra causa, que no necesariamente tiene que implicar un problema o riesgo para el embarazo. Pero, si tienes alguna duda, no tienes más que consultar a tu médico para salir de dudas.

¿El sangrado por implantación duele?

Como explicábamos anteriormente, el sangrado por implantación es la consecuencia del proceso de adhesión del embrión al útero.

Este proceso puede producir algunas molestias en algunos casos. Estas molestias pueden traducirse en cólicos de carácter leve.

También es posible que aprecies espasmos abdominales, habituales durante los inicios del proceso de embarazo.

En cualquier caso, muchas mujeres no experimentan ni siquiera dolor durante este proceso, y, en caso de darse, este será muy similar al que se puede experimentar en los días previos a la menstruación.

Además, como es de duración muy corta, en caso de producirse molestias, estas durarán muy poco.

¿Es normal que sea abundante en algunos casos?

Debemos tener en cuenta que este tipo de sangrado se produce por la implantación del blastocito (primera fase del embrión), que tiene un tamaño realmente muy pequeño. Por tanto, la cantidad que puede producir es muy pequeña y eso, en el supuesto de que se produzca.

Por tanto, es muy poco frecuente que pudiera producirse un sangrado abundante.

Si llegas a experimentar un sangrado abundante y, además, este viene acompañado de otra serie de síntomas, entonces si es necesario que acudamos a nuestro médico.

Estos síntomas que aparecen pueden ser: dolores severos, mareos y malestar general. Este tipo de síntomas, pueden indicar que se ha producido un embarazo ectópico.

El embarazo ectópico es aquel que se produce fuera del útero. En un embarazo normal, tras la fecundación, el óvulo se dirige desde las trompas de Falopio hacia el útero, donde se implantará ya como embrión en estado primario. El embarazo ectópico se produce en las trompas de Falopio o incluso los ovarios u otras zonas abdominales.

Se trata de un tipo de embarazo potencialmente arriesgado para la mujer, por lo que debe recibir tratamiento médico lo antes posible.

¿Qué sucede si contiene coágulos?

La presencia de coágulos en este sangrado no es nada habitual, aunque no imposible. La textura normalmente es más bien ligera, más que la del flujo menstrual.

En algunos casos, se producen hematomas intrauterinos, que, al desprenderse pueden producir la presencia de algunos pequeños coágulos.

En cualquier caso, si hay una abundante presencia de estos acompañada de mucho flujo e incluso molestias, es aconsejable que acudas a tu médico lo antes posible para averiguar el origen del problema.

¿Cómo distinguir el sangrado de implantación de la regla?

Ya hemos ido explicando que se trata de sangrados con causas muy diferentes y, por ello, suele ser relativamente fácil distinguirlos.

Cada mujer conocemos exactamente cómo es nuestra menstruación, qué síntomas experimentamos previamente a ella, si tenemos cólicos previos o durante la misma, calambres y, además sabemos qué tipo de flujo menstrual tenemos, en cuanto a color, textura, cantidad…

El sangrado por implantación suele ser muy fácilmente identificable ya que:

  • La cantidad de sangre es muy escasa debido a que se produce por la ruptura de unos pocos vasos superficiales en nuestro útero, lo que no produce un gran sangrado.
  • El color de la sangre no es un color rojo vivo, como el que si podemos observar en nuestra menstruación. El color habitual tiende desde el rosado, cuando es un muy escaso, hacia el marrón oscuro, debido a toda la distancia que ha de recorrer la sangre hasta salir.
  • La duración del sangrado es muy corta. En comparación con la menstruación, este pequeño sangrado puede durar desde unas horas hasta dos o tres días a lo sumo.

A no ser que tus reglas habitualmente sean de duración muy corta y con un flujo muy escaso, te será muy fácil distinguir el origen de este, por lo que es muy difícil confundirlo con el sangrado menstrual.

En conclusión…

Que se produzca algún manchado de sangre durante el embarazo puede deberse a causas muy diferentes.

En el caso del sangrado de implantación de embrión se trata de una causa identificada y que no supone ningún riesgo, ni para la madre, ni para el embrión.

Pero existen otros casos en los que un manchado puede indicar que existen problemas durante el embarazo. Sobre todo, si es un manchado abundante y acompañado de dolor y malestar fuertes.

Por ello, debes consultar siempre con tu médico, acerca de cualquier síntoma que no sea habitual.

Si estás sufriendo un sangrado de muy corta duración, con una coloración y una textura que no se corresponden con la habitual de tu menstruación, y además estás buscando el embarazo, casi con toda probabilidad se trate de un sangrado de implantación.

En este caso, lo más recomendable es que te hagas un test de embarazo para salir de dudas.

Aunque la medicina reproductiva avanza cada día y cada vez los profesionales médicos manejan más información acerca del proceso de embarazo, cada mujer y embarazo es único. A pesar de que muchos síntomas son comunes en muchos casos, en otros, estos pueden presentarse o no, e incluso variar en cuanto a sus características.

Por eso, es muy importante que durante todo tu embarazo cuentes con un equipo médico profesional, con experiencia y muy cercano, que haga un seguimiento adecuado y que resuelva cualquier consulta y duda que puedas tener, que sabemos que son muchas.

En Clínica Aísa, Clínica de reproducción en Zaragoza, encontrarás a los mejores profesionales en esta área que te ayudarán durante todo tu embarazo y te asesorarán sobre todo lo que quieras saber. No dudes en consultar con nosotros.

Источник: https://aisafiv.com/es/sangrado-de-implantacion/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: