Enseña a jugar a tu bebé solito

Juegos para bebés recién nacidos de 0 a 12 meses, las 15 mejores ideas

Enseña a jugar a tu bebé solito

¿Cómo jugar con un bebé de 1 semana? ¿Cómo estimular a mi bebé recién nacido? Estas son preguntas comunes que se hacen todas las madres.

 Jugar con un bebé recién nacido, o un niño un poco mayor, es divertido para él y para ti siempre que las actividades sean acordes a su nivel de desarrollo. Esta máxima se aplica no sólo a los bebés, sino a todos los niños en general.

De este modo, en nuestro blog siempre clasificamos las selecciones de juegos por edades. Encontrarás un completo listado con cientos de ideas al final de este artículo. 

Así pues, a continuación, te ofrecemos actividades para hacer con un recién nacido y otros juegos para bebés clasificados por meses de edad. 

Juegos para bebés de 0 a 3 meses

En este periodo, de 0 a 3 meses, comienza a desarrollarse la vista del bebé. Hasta los tres meses de edad, los niños ven mejor cuando miran las cosas por el rabillo del ojo (visión periférica), para desarrollar después la visión central. A partir de los tres meses comenzarán a mirar sus manos y podrán seguir un objeto con movimientos circulares. 

También en esta etapa, el bebé recién nacido reconoce la voz de la madre y de las personas que le cuidan. Así pues, entre una toma y otra, y el cambio de pañal, puedes jugar con él. Te proponemos estas actividades para estimular a un recién nacido:

1. Seguir el objeto 

Con el niño acostado boca arriba, mueve un objeto pequeño y colorido frente a sus ojos de izquierda a derecha y viceversa. Si es necesario, toca al niño con suavidad o haz un pequeño sonido para llamar su atención. Es uno de los juegos para bebés recién nacidos más sencillos, pero también más estimulantes.

2. Hacer muecas

Ponte frente al bebé, el niño siempre debe estar boca arriba. Saca la lengua, sonríe, haz mil expresiones de alegría que el pequeño pueda ver y «aprender».

3. El avión 

Este es uno de los juegos de cuidadora de bebés recién nacidos más divertidos. Mantén al bebé boca abajo sobre tu brazo, sosteniéndolo con la otra mano para que su cuello y su torso queden estables.

Lentamente, acúnalo hacia arriba y hacia abajo, como si fuera un avión listo para despegar. Añade sonidos graciosos que simulen el vuelo e incluso canciones infantiles.

El niño estará encantado de ver el mundo desde otra perspectiva.

Juegos para bebés de 3 a 6 meses

En esta etapa, el bebé comienza a integrar lo que ve con los estímulos que vienen de los otros sentidos: el gusto, el oído y el tacto. El cerebro del niño es además capaz de distinguir varios cientos de palabras al escucharlas. Estas son las actividades para el desarrollo psicomotor de bebés de 3 a 6 meses:

4. Masaje relajante

Esta es una de las actividades de estimulación temprana para bebés que favorecerá además su descanso. En un momento de calma, acuesta al bebé sobre una manta suave, en un ambiente cálido y acogedor.

Luego comienza a masajear suavemente las piernas, los brazos y la barriga. Acompaña los movimientos de tus manos tarareando una canción infantil o una nana relajante.

Divertido para ambos, ¿no? Se puede convertir en una rutina diaria y en uno de los mejores juegos para bebés recién nacidos. 

5. Sacar músculo

Cuando el bebé esté despierto y tranquilo, colócalo sobre su estómago. Esta posición le ayudará a fortalecer los músculos de su cuello y espalda. Este tipo de juegos para estimular al bebé son fantásticos si le añades un espejo. Coloca el espejo frente a él: le animará a levantarse para verse reflejado.

Te recomendamos que  acompañes sus esfuerzos con palabras y sonrisas. Pero sobre todo, cuando le veas cansado, ponle de espaldas. ¡Mucha atención! Aprovechamos para recordarte que los recién nacidos nunca deben dormir boca abajo, tal y como te explicamos en nuestro artículo sobre cómo conseguir que los niños se duerman.

6. Bailar pegados

Esta es una de las actividades para bebés de 3 a 6 meses que te harán sentir más unida al niño. Pon la música no demasiado fuerte, sostén al bebé contra ti y comienza a bailar (¡sin demasiadas sacudidas!).

El niño no sólo asociará la música con la sensación de movimiento, sino que, cerca de ti, se sentirá cómodo y seguro. Es una de las mejores maneras de fortalecer los lazos entre vosotros.

Estimular a recién nacidos es así de sencillo y maravilloso.

Juegos para bebés de 6 a 9 meses

En esta etapa, el niño aprenderá a sentarse y sostenerse incluso de pie, agarrado a un objeto.

También a esta edad sabe coordinar el pulgar y otros dedos para sostener el biberón con la mano o agarrar objetos pequeños. Aquí el lenguaje comienza a desarrollarse, ya que asocia los sonidos con su significado.

Estas son las actividades para bebés de 6 a 9 meses que beneficiarán su desarrollo psicomotor y cognitivo.

7. Atrapa el juguete

Este es uno de los ejercicios de estimulación temprana para bebés de 6 meses de mayores resultados. Siéntate junto a tu hijo en una alfombra cómoda. Reúne toda una serie de objetos y juguetes (peluches, pelotas blandas, etc.) al alcance de su mano. En lugar de poner los objetos en sus manos, aléjalos un poco, de modo que se anime a avanzar para intentar alcanzarlos.

8. El niño en la caja

Una simple caja de cartón puede convertirse en uno de los mejores juguetes para bebés de 6 meses.

Esta vez, en lugar de poner al bebé en la alfombra, ponle dentro de … ¡una caja! Elige una caja de cartón con bordes bajos y deja que el niño se siente allí. Pon los juguetes alrededor, al alcance de su mano.

Sin embargo, tendrá que hacer un esfuerzo por salir de la caja. Es uno de los juegos de interior para niños pequeños más divertidos.

9. El cucú-tras 

Es uno de los juegos para entretener a niños pequeños más populares. Casi todos hemos jugado en algún momento, de uno u otro lado.

Pero lo que seguro no sabías es que, a través de este tipo de juegos para bebés recién nacidos, el niño aprende que aunque desaparezcas de su vista, volverás. De ahí la importancia de esta actividad.

El bebé sabrá que aunque no estés en su campo de visión, no has desaparecido para siempre. 

Cuando son tan pequeños, lo ideal es jugar con un pañuelo o tapándote con las manos la cara, no es necesario que te escondas. Verás que, al repetir varias veces esta actividad, el bebé aprenderá que las personas regresan al irse. Es una buena manera de comenzar a superar la ansiedad por separación en bebés, típica de esta edad. 

Actividades para niños de 9 a 12 meses

En los tres meses anteriores a su primer cumpleaños, el bebé ya no es un «recién nacido». Y, de hecho, sabe interpretar palabras, gestos, expresiones de quienes le cuidan. Tiene recuerdos de eventos pasados ​​y sabe cómo controlar sus emociones un poco mejor.

Desde el punto de vista motor, es capaz de sentarse sin apoyo, probablemente ya gatea y ha aprendido a ponerse de pie con la ayuda de objetos y a levantarse.

Desde los ocho a los diez meses, responde a órdenes sencillas y es capaz de decir «hola» con la mano o «lanzar un beso». 

Estas ideas para jugar con niños en casa para niños de 9 a 12 meses te encantarán: 

10. ¿Qué es esto?

Este es uno de los mejores juegos para estimular el habla en bebés. Mientras le estés poniendo el pijama, o después del baño, toca y ve nombrando las partes del cuerpo.

La tripa, la nariz, la frente, la pierna… Nombra a medida que los vayas tocando. Después pregunta al niño: ¿qué es esto? Responde entonces por él, ya está aprendiendo.

Finalmente, pídele que se toque la tripa o la cabeza… ¡te sorprenderá!

11. Batería de cocina

A esta edad, el bebé no necesita grandes cosas para jugar. Los juegos caseros para divertirse en casa, sencillos y económicos, son los mejores.

Especialmente cuando cada objeto es todavía un mundo por descubrir. Siempre bajo tu supervisión, deja que el niño abra un armario bajo y explore.

Revisa antes de hacerlo en contenido: sartenes, tapas, cucharas de madera o plástico serán inofensivas (siempre estando tú cerca).

Los riesgos en esta etapa en la que comienzan a gatear deben evitarse con medidas de protección en muebles bajos a su alcance. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía sobre prevención de accidentes infantiles en el hogar, te resultará muy útil. 

12. Sus primeras construcciones

Este es uno de los juguetes clásicos para bebés por excelencia. Ya lo recomendamos en nuestro artículo sobre regalos originales para niños de un año.

Unos sencillos bloques de construcción, de gran tamaño para evitar atragantamientos, harán las delicias de los más pequeños. Al principio los tirará, pero poco a poco verás que comenzará a asociar formas y construir.

¡Bienvenido al mundo de la construcción, el juego más abierto y creativo que existe!

Juegos Montessori para bebés

De la pedagogía Montessori, que desarrolla el instinto de aprendizaje y la autonomía del niño, obtenemos muchas ideas sobre cómo jugar con un recién nacido.

A través de este método, podemos diseñar juegos Montessori caseros para bebés. Con objetos cotidianos, ayudaremos al pequeño a descubrir sus habilidades y el mundo. En los juegos para bebés recién nacidos el adulto tendrá el papel de espectador.

Así, el niño podrá jugar solo, facilitando su propia autonomía.

13. Móvil Montessori

La giostrina, inspirada en el nombre de su inventora, Gianna Gobbi, es uno de nuestros juegos Montessori para bebés preferidos.

Está especialmente indicado para niños de 2 a 3 meses. Sin embargo, puede encontrarse dentro de los juegos para bebés recién nacidos, ya que puedes dejarlo colocado en su cuna desde su nacimiento.

Este móvil de cuna puedes construirlo tú mismo.

Une cinco bolas, cubiertas con hilos de lana del mismo color, pero de diferentes tonos, a un soporte horizontal. Las bolas deben colgarse a diferentes alturas, de 10 a 30 cm. El móvil Gobbi es útil para estimular la visión del color y la percepción de la profundidad.

14. Panel multisensorial

Indicado a partir de los 6 meses, cuando el niño comienza a mantenerse sentado. ¿Qué mejor manera de entretener a un bebé que sentarle frente a un panel especialmente diseñado para él? Echa un vistazo a la foto para inspirarte.

Pega diferentes objetos a un tablón de madera. Lo importante es que la forma y materiales de los objetos seleccionados estimulen todos sus sentidos (y que el niño no puede desprenderlos, ni tragárselos).

Ruedas, timbres, interruptores, texturas ásperas o suaves, canicas y cintas de colores para la vista… Las opciones son infinitas.

15. Cesta de los tesoros

Por último, el clásico por excelencia de los juegos Montessori para hacer en casa: la cesta de los tesoros. Es muy fácil. Necesitas una cesta de mimbre o de madera, llena de objetos sencillos, hechos de materiales naturales y diferentes formas.

Evita objetos puntiagudos, tornillos o piezas pequeñas. Son perfectas las esponjas, cepillos suaves, cucharas de madera o metales, así como las telas de diferentes texturas. El niño cogerá todo al principio y lo tirará. ¡No intentes detenerle! Se llevará los objetos a la boca, lo probará todo.

  Este juego es adecuado para bebés de 6 a 18 meses. 

¿Te ha resultado útil nuestro artículo sobre juegos para bebés recién nacidos? Si tienes otras ideas o sugerencias, ¡compártelas con nuestra comunidad a través de la sección de comentarios!

Para obtener consejos sobre otros grupos de edad y muchas más ideas, lee nuestros artículos sobre:

Como ves, ¡hay un sinfín de opciones para divertirse con los niños no sólo juegos para bebés recién nacidos! No te olvides de contarnos cómo ha sido la experiencia. ¡Gracias por seguirnos!

Источник: https://www.sitly.es/blog/juegos-bebes-recien-nacidos/

5 tips para que tu hijo aprenda a jugar solo

Enseña a jugar a tu bebé solito

¿Te sorprende que tu hijo no juegue solo? Uno de los problemas que más le preocupa a los padres es que los niños de hoy en día no saben jugar solos. Necesitan a algún adulto para que juegue con ellos o por lo menos para que esté presente.

Los padres no sabemos cuál es la razón. Puede ser porque son muy dependientes de nosotros o porque simplemente no saben jugar solos. Aprender a jugar solos es importante para todos los niños

Algunos de nuestros hijos solo quieren que juguemos siempre con ellos aunque tengan otros hermanos de edades parecidas. Siempre quieren que estemos presentes. Incluso cuando están en el parque o la playa donde hay otros niños para jugar.

Jugar con los padres es beneficioso y normalmente un estímulo para su creatividad. Pero también tienen que aprender a jugar solos y a desarrollar su propio mundo interior.

Aprender a jugar solos

Los padres tenemos que saber que los niños también necesitan jugar solos. El juego en solitario es necesario para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. A partir de los dos años ya pueden empezar a jugar perfectamente sin ayuda de un adulto.

Si los niños no juegan solos, no aprenderán a explorar el mundo ni a relacionarse con otros niños y con su entorno. Es una de las formas en la que los niños aprenden a tomar decisiones por sí mismos.

Crear su propio espacio personal

Además gracias al juego individual, los niños van creando su propio espacio personal. Un lugar propio donde pueden hablar o jugar sin que esté delante un adulto. Si los niños encuentran alguna dificultad pueden consultarnos. Pero en este tipo de juego tenemos que dejar que los niños jueguen solos.

Adquirir el hábito de jugar solo

Lo más importante es que empiece poco a poco. Primero podemos intentar jugar juntos y en algún momento dejar que juegue solo el niño.

Para este entrenamiento podemos jugar con ellos a hacer construcciones o puzzles. En algún momento tenemos que decirle que siga él solo porque nosotros tenemos que hacer alguna actividad.

Puede ser responder una llamada de teléfono o un correo electrónico, por ejemplo. Una actividad que dure pocos minutos.

Lo que no es buena idea es empezar dejándole jugar solo más de cinco minutos. Seguro que se agobiará y se sentirá abandonado. Con paciencia y tiempo, lograremos que poco a poco vayan cogiendo ese hábito.

Si no aprenden a jugar solos

Los niños de 2 o 3 años solo quieren estar con nosotros. Para muchos padres a veces se convierte en una situación agobiante porque no pueden hacer nada más. Por su bien y por el nuestro propio, tenemos que intentar que vayan cogiendo el hábito de jugar solos. Aprenderán a divertirse, a no aburrirse siempre que estemos haciendo una tarea y a disfrutar de su autonomía.

Poco a poco, veremos cómo nuestro pequeño va cogiendo el gusto a jugar individualmente. Y nos sorprenderá lo rápido que lo hará sin nuestra ayuda. Todo un mundo creativo se despliega para nuestros hijos.

Equilibrio en el juego

Pero cuidado, jugar en solitario es beneficioso para su desarrollo si se trata de un rato. Dejar que siempre estén jugando solos también les priva de nuestra atención y participación en su mundo emocional. Hay que buscar un equilibro entre el juego individual y el que disfrutan con otras personas ya sean padres, abuelos o hermanos y  amigos de su edad.

Los niños tienen que disfrutar de todos los tipos de juego. No es bueno que nunca jueguen en solitario pero tampoco que lo hagan siempre de forma individual.

Y mucho menos si se trata de juegos electrónicos con el ordenador, la consola o la tablet.

Los niños no pueden estar todo el día jugando con dispositivos electrónicos en solitario porque les puede crear dependencia cuando van creciendo.

Ponles desde pequeños un horario para el juego con dispositivos electrónicos y no lo utilicen como niñera para que estén entretenidos. A la larga les puede crear más problemas que beneficios.

Para los niños y para nosotros es fundamental encontrar el equilibrio entre juego en solitario y juego con otras personas. Intentad que los niños adquieran el hábito de jugar solos cuando son pequeños pero no permitáis que abandonen el juego con otras personas.

Источник: https://eresmama.com/5-tips-para-que-tu-hijo-aprenda-a-jugar-solo/

Enseña a jugar a tu bebé solito

Enseña a jugar a tu bebé solito

Reconozcámoslo, hay ocasiones en las que desearías que tu hijo desapareciera por unos instantes, justo durante el tiempo que necesitas para enviar un e-mail, recoger la casa, leer el periódico tranquila, hacer esa llamada pendiente o simplemente dormir 20 minutitos más.

Indice

Aunque a menudo te resulte difícil desprenderte  de tu hijo cada vez que le dejas en la guardería -y no solo porque se haya adherido literalmente a tu pierna-, hay momentos en los que, tanto para su desarrollo como para tu descanso, se hace necesario que vuele por su cuenta.

Dentro de los límites que marcan su edad  acostumbrarle y enseñarle a jugar solo resulta muy beneficioso, para él y para ti.  Según los expertos, la capacidad de estar solo se establece en los primeros meses de vida. Todos comienzan jugando solos.

Este juego solitario pronto se irá transformando en un juego paralelo (jugar al lado de alguien) y después en un juego imitativo (juego en grupo).  

Los recién nacidos están tan unidos a sus madres que no tienen noción de separación ni de identidad propia.

A medida que crece se desarrolla su autonomía y la simbiosis con su madre va difuminándose, lo que no significa que desaparezcan los episodios en forma de llanto o rabietas por la frustración de la separación.

Alrededor de su primer año probablemente serás su compañera de juegos preferida y hará lo posible por llamar tu atención, incluso de forma negativa, aunque verás que a medida que pasa el tiempo estas llamadas de atención se irán atenuando.

¿Cómo hay que acostumbrar al bebé a “estar solo”?

El primer paso será enseñarle lo divertido que puede ser jugar solo. El proceso de aprendizaje debería comenzar antes incluso de que empiece a gatear. Dicen los psicólogos que la capacidad de estar solo se aprende, por lo que si nunca te separas de él no sabrá actuar en solitario. ¿Cuál es la mejor forma para que un niño pequeño aprenda a jugar solo? Muy sencillo, dejándole solo.

Puedes empezar permitiéndole que juegue solo en su parquecito, en la cuna o en el suelo, con varios juguetes a su alrededor, mientras tú, cerca de él, haces todo aquello que tengas que hacer. Poco a poco podrás abandonar la habitación y espaciar el tiempo de vigilancia, dejándole breves instantes en la estancia contigua con la puerta abierta.

Cuando tu pequeño o tu pequeña pueda gatear o arrastrarse y ya tenga más libertad de movimiento, sentirá fascinación por el mundo que le rodea y podrá jugar durante aproximadamente 15 minutos seguidos sin requerir tu presencia, lo que no te exime de supervisar sus acciones.

Recuerda que no todos los niños son iguales; algunos jugarán solos de manera natural y otros por el contrario demandarán tu compañía u orientación en sus juegos.

Algunas ideas y trucos que pueden ayudar

– Crea un espacio de juegos: Una excelente forma de incentivarle a jugar solo es creando un espacio adaptado a él donde pueda jugar, se sienta seguro, le permita explorar sin riesgo y haya cabida para sus juguetes, sus pinturas, bloques de construcción, cuentos, etc.

No hace falta que montes un centro lúdico con piscina de bolas, payasos y toboganes, simplemente facilítale, dependiendo de su edad, objetos, juegos, material para hacer manualidades, … en un entorno seguro. Basta una manta, un kit de tuppers y varias cucharas de madera para distraerse en un rincón de la cocina mientras tú preparas la cena.

– Mantenle entretenido: A los niños, especialmente si son muy pequeños, les cuesta concentrarse en una actividad durante mucho tiempo. Lo ideal es que les mantengas ocupados sin que se den cuenta. Empieza sugiriéndole un argumento. Él esperará que plantees  el escenario y le guíes para desarrollar el juego.

Hasta los 30 meses no tiene capacidad para pensar por sí mismo ni organizar una actividad muy elaborada. Dale ideas. Proponle un proyecto que tenga principio y fin. Se trata de que lo concluya o al menos lo intente. El saber que tiene un objetivo le hará concentrarse.

En lugar de decirle que se entretenga recortando revistas y ofrecerle el material, le mantendrás ocupado durante más tiempo si le pides algo concreto: “Recorta los animales de la revista y pégalos en una cartulina para hacer una granja o un zoo”. Así tendrá un proyecto concreto en el que “trabajar”.

– Evita la tentación de encender la tele: Aunque no hay nada malo en que se siente frente al televisor de vez en cuando durante media hora, lo ideal es no recurrir a esta alternativa como hábito. Es preferible ayudarle a descubrir cómo pasar el tiempo de forma activa y participativa. Los niños que dependen de alguien o de algo como la televisión o los videojuegos verán reducidas, en un futuro, su capacidad y su creatividad para entretenerse sin compañía.

Un juego para cada edad

Evidentemente una vez que haya adquirido la capacidad de divertirse solo, cada niño tendrá unas necesidades distintas según su edad.

Así antes de los 15 meses tu pequeño necesitará que le orientes para jugar. Tendrás que enseñarle cómo funcionan las cosas, o qué hacer con ellas y luego permitir que explore a su manera.

Puede que observe lo que haces o, si es el caso, lo que hagan otros niños, pero a esta edad todavía jugará solo de forma natural, sin intentar interactuar con el resto de personas que haya a su alrededor. Hasta los 3 años tu hijo o hija seguirá necesitando que le guíes, le des ideas o le facilites el material necesario para sus juegos.

En esta etapa no parará de imitar, pero comenzará a dirigir sus propios juegos y tú puedes limitarte a apoyarle y animarle. Se concentrará pocos minutos en una misma actividad y demandará tu atención a menudo. Conviene pues ofrecerle distintos juguetes.

Los más apropiados a esta edad son los relacionados con la exploración sensorial, como los que descubren los colores, diferentes texturas, los que emiten ruidos y sonidos, etc. También aquellos que desarrollan la lógica (juegos de bloques, rompecabezas, etc.) Eso sí, no los saques todos a la vez. Espera a que se canse de uno para ofrecerle otro distinto.

De los 3 a los 6 años empezará a pensar por sí mismo y experimentará la diferencia entre la fantasía y la realidad a través de los juegos imaginativos. Su mundo imaginario comienza a tener forma. No te extrañes si juega con un compañero que no ves… ha podido adoptar un amigo imaginario.

Es la etapa perfecta para que juegue con muñecos, playmobil, o figuritas de sus personajes preferidos. Podrá pasarse horas solo inventando diálogos, historias y aventuras realmente originales con ellos.

Los niños crean estas conversaciones para interactuar y generar un feedback, ya que aunque sus muñecos no respondan, para él es como si lo hicieran, de esta forma se sienten acompañados.

También en este momento su destreza manual evolucionará por lo que los juegos de construcción o puzles más complicados pueden ser una buena opción para distraerlos por un tiempo.
 

Cuando me despierto juego solo…

Los niños tienen un reloj biológico mejor programado que un reloj suizo, así especialmente los menores de 5 años, suelen despertarse a la misma hora independientemente de la hora a la que se hayan dormido la noche anterior. Por lo que cuando llega el fin de semana y pretendes dormir un poco más de lo habitual no es extraño que tus intenciones se vean rápidamente truncadas ante el primer salto de tu pequeño sobre tu cama a las 8 de la mañana.

¿Cómo lograr que se entretenga él solo hasta que te despiertes? Aquí tienes un sencillo truco: Prepara una caja para guardar juguetes (a ser posible que sean nuevos o que aún no haya estrenado) y guárdala debajo de la cama. Elige juguetes para los que no haga falta la presencia de un adulto, ya que la gracia es que los pueda usar estando solo. Piensa también un premio final.

Elige un día del fin de semana para empezar. La noche anterior, explícale que vais a iniciar un juego fascinante: “Mañana tendrás una gran sorpresa en tu habitación. Ya eres mayor y hemos pensado que puedes estar solo en tu habitación jugando cuando te despiertes, en lugar de venir a llamarnos.

Cuando te levantes, tendrás debajo de tu cama una caja llena de juguetes y ¡podrás jugar con ella hasta que nos levantemos!”. Después, debes explicarle que no debe hacer ruido ni despertaros: “Tú estarás en tu habitación y nosotros dormiremos un poco más. Así, cuando nos despertemos, desayunaremos juntos y tendrás una pequeña recompensa por haber cuidado de papá y mamá”.

Es fundamental que no sepa qué juguetes habrá en la caja. Los primeros días deberás levantarte y estar un poco pendiente de lo que hace para luego dormir tranquila. Si quieres que permanezca una hora jugando solo, deberás empezar por media hora. Cuando haya pasado este tiempo, entra en la habitación y felicita a tu hijo. Recoge los juguetes y dile que al día siguiente podrá seguir jugando.

Gradualmente, ve aumentando el tiempo de juego; pero no abuses, porque si pasa demasiado tiempo solo se cansará y perderá la emoción.

Al terminar, no te olvides de recoger con él los juguetes ni de felicitarle delante de otras personas: “¡No sabes lo mayor que es ya: sabe jugar solo en su habitación y cuida de que nosotros durmamos!”.

Jugar solo sí, pero no siempre

A partir de los 5 o 6 años comienza la etapa de socialización y necesitará jugar e interactuar con otros niños. Si bien a esta edad podemos encontrarnos con que un niño prefiera jugar por su cuenta dentro de un grupo de niños.

El hecho de que le guste más jugar solo no significa nada especial.

Cada niño tiene un carácter, algunos tiene mucha fantasía, a otros les cuesta compartir, otros son más introvertidos, otros más observadores o poco competidores… En estos casos lejos de preocuparnos debemos respetar la personalidad de cada uno. Ahora sí, estate alerta si percibes que:

• Es incapaz de mantener el contacto visual

• Los demás niños le rechazan

• Solo habla de su mundo imaginario

• No es capaz de establecer relaciones sociales en cualquier situación con otros niños y personas en general.

• Tiene apego o incluso obsesión a objetos extraños que normalmente no llaman la atención de los niños.

• No sonríe

• No juega con los juguetes de forma  apropiada, no sabe compartir o esperar turnos.

• Siempre prefiere estar solo

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/ensena-a-jugar-a-tu-bebe-solito-1629

Los mejores juegos para estimular bebés de 9 meses

Enseña a jugar a tu bebé solito

A los 9 meses de edad, la curiosidad del pequeño es cada vez mayor. Querrá coger todo lo que tiene a su alcance y jugar con todo lo que esté a su alrededor, ¡Incluso con la comida! Es por eso por lo que es muy importante encontrar juegos y ejercicios que permitan estimular su desarrollo, tanto cerebral como motor, en esta etapa de su vida en la que casi estará andando. 

Pero, ¿cuáles son los mejores juegos para bebés de 9 meses? En este artículo te daremos algunos consejos para estimular a tu bebé y conseguir que tenga un desarrollo óptimo.

Cómo es el cerebro de un bebé de 9 meses

En esta etapa, los bebés suelen ser muy inquietos y les encantará llenar y vaciar cajas con sus propios juguetes.

Además, es probable que a los 9 meses ya puedan mantenerse de pie e incluso dar algunos pasos agarrados. Algunos niños, muy pocos, llegan a caminar solos, pero no es lo habitual.

En todo caso, a partir de esta edad es imprescindible poner una seguridad extra en casa, especialmente en las escaleras, ya que intentarán bajarlas.

A esta edad también soncapaces de pronunciar algunas sílabas como ”ma”, “pa” o “ta” e incluso pueden llegar a imitar alguna palabra de forma clara. Asimismo, se mostrarán más atentos a las conversaciones de los adultos.

A los 9 meses, un bebé medirá unos 72 cm y pesará alrededor de los 9 kilos en el caso de los niños. En el caso de las niñas, medirán 70 cm aproximadamente y pesarán 8,6 kg de media. Claro está que no todos los niños son iguales y esto puede variar ligeramente.

Cómo estimular el desarrollo de su cerebro

Es posible que te preguntes cómo puedes estimular el desarrollo del cerebro de un bebé de 9 meses, especialmente si es tu primer bebé, y la respuesta es muy sencilla: mediante juegos y actividades. Haciendo estos juegos y actividades, el bebé tendrá que pensar y hacer movimientos premeditados, por lo que estará desarrollando tanto su cerebro como su cuerpo.

Juegos para estimular el cerebro del bebé de 9 meses

Existe una gran cantidad de juegos y actividades que pueden realizar los bebés de 9 meses para estimular su cerebro. Veamos a continuación los más habituales:

  • Jugar a la pelota: uno de los juegos más sencillos pero efectivos es el de la pelota. Tan solo tendrás que sentar a tu bebé y hacer tú lo mismo a cierta distancia. Tírale la pelota y pide que te la devuelva. Es posible que las primeras veces no te la devuelva, pero con el paso del tiempo aprenderá a hacerlo.
  • Gateo: el gateo es muy importante en esta época, es por eso por lo que uno de los mejores juegos para bebés de 9 meses es el de gatear junto a él. Incluso puedes animarlo gateando más rápido cuando tenga cierta soltura.
  • Juegos en el espejo: a los 9 meses les encanta mirarse en el espejo. Por ello, un juego muy divertido será el de acercarse a un espejo y hacer carantoñas mientras te ríes. Estimulará al bebé a hacer lo mismo.
  • Estirar la plastilina
  • Esconder un objeto: puedes probar a esconder un objeto con el que el bebé esté jugando, a partir de esta edad será capaz de buscarlo porque sabe que el objeto está ahí, aunque no vea (permanencia del objeto).
  • Tirar objetos: a partir de los 9 meses los bebés ya son capaces de coger los objetos mediante la “pinza” entre el pulgar y el dedo índice, por lo que les divertirá mucho tirar objetos de forma voluntaria mientras los padres los recogen.

Actividades para desarrollar el cerebro del bebé 

El cerebro del bebé se puede desarrollar de diferentes formas y no siempre es necesario realizar actividades en las que el bebé tenga que moverse. Es importante también reforzar la estimulación auditiva y del lenguaje y no solo centrarse en la estimulación cognoscitiva. ¿Qué ejercicios y actividades para estimular el desarrollo de bebés de 9 meses podemos realizar?

Para estimular el lenguaje de bebés de 9 meses son recomendadas las siguientes actividades:

  • Uno de los juegos más recomendados a partir de los 9 meses es el de enseñar al bebé a llamar a papá y a mamá. Para ello, tendrás que sentarte frente al bebé y tapar tu cara con las dos manos. Luego, le preguntarás: “¿Dónde está mamá?”, y te destaparás la cara diciendo “mamá”. Una vez que el bebé aprenda a decir papá y mamá, destápate cuando lo diga.
  • Imitación de animales: prueba a imitar sonidos de animales con juguetes mientras dices el nombre de cada uno de ellos. Verás que en poco tiempo aprenderá a imitar él también a esos animales.

Para fomentar la estimulación auditiva, se recomiendan actividades como:

  • Tocar las palmas: crea un ritmo con las palmas e intenta que tu bebé lo imite.
  • Pon música e intenta seguir el ritmo con las manos. Con el paso del tiempo, tu bebé repetirá tus movimientos. 

Ejercitar el gateo del bebé a los 9 meses

A los 9 meses es habitual que el bebé esté gateando. Es importante estimular aún más el gateo jugando con obstáculos. Subir escaleras, bajar escaleras, ayudarlo a ponerse de pie o a rodear algún objeto le permitirá desarrollar más el aparato motor y aprenderá antes a ponerse en pie y a andar.

Siempre hay que tener en cuenta que el desarrollo de cada bebé es diferente por lo que hay que respetar el ritmo de cada uno, pero fomentando siempre esta evolución.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/mejores-juegos-y-actividades-estimular-tu-bebe-9-meses

10 Juegos para hacer con tu bebé de menos de 1 año

Enseña a jugar a tu bebé solito

Estimular a tu hijo durante los primeros meses es una tarea que, además de resultar muy gratificante, puede convertirse en un divertido juego. Te enseñamos una serie de actividades para hacer con él hasta que cumpla su primer añito. De esta forma le ayudarás a explorar el entorno, pasaréis momentos únicos en familia y crearéis vínculos entre vosotros.

Estos juegos para bebés de 1 año son muy sencillos. Muchos de ellos se basan en la imitación, uno de los modos más efectivos que tienen de aprender. Cuando hagas estas actividades tienes que tener en cuenta que, al ser tan pequeño, tendrá periodos de atención muy cortos por lo que hay que trabajar sus sentidos de diferentes maneras.

1. Canciones, cuentos e historias

Aunque te parezca muy pequeño para esta actividad, a él le encanta escuchar tu voz. Narra historias o cuéntale cuentos utilizando diferentes voces para los personajes y exagerando tu tono. Así mejorará el desarrollo de su lenguaje y seguirá con atención todo lo que dices. Las canciones también les encantan, les relajan y estimulan su sentido de la audición.

2. Muecas 

Más de una vez habrás notado cómo reaccionan los niños cuando alguien les hace alguna mueca graciosa. Trabaja esta posibilidad y verás que enseguida tratan de imitar los gestos y, a medida que vaya creciendo, los ruidos que realizas. Un divertido juego de imitación con el que los más pequeños, de hasta 6 meses, potenciarán su lenguaje.

3. Juegos de agua

Llena la bañera y enséñale a que chapotee y descubra lo divertido que es salpicar. A medida que crezca también puedes hacer algunos juegos de agua en los que apreciará la diferencia de temperatura entre el elemento líquido y el hielo o descubrirá cómo se comporta dentro de otro recipiente, como un globo de plástico.

4. Tira la torre 

Seguro más de una vez te has preguntado por qué los niños se divierten tirando torres de piezas al suelo. Aunque pueda parecer extraño, es una actividad que debes promocionar porque, de este modo, desarrollan su psicomotricidad y aprenden a controlar su cuerpo. Además, poco a poco descubrirán la relación causa-efecto.

5. Reflejos

Un objeto cotidiano que les encanta son los espejos. Les sorprenden ver las imágenes, por lo que intentarán alcanzarlas hasta que descubran que, en realidad, no es una segunda persona sino el reflejo de la primera.

Juega a esconderte y dejar ver tu imagen en el espejo. A los niños les fascina ver cómo apareces y desapareces.

Haz el mismo ejercicio con alguno de sus peluches favoritos para favorecer su desarrollo visual y emocional.

6. Juegos con sombras

Otro motivo con el que incitarlos entre los 0 y 6 meses, son las sombras. Para ellos casi se trata de un elemento mágico que tiene movimiento propio. Prueba hacer algunas figuras sencillas con las manos en una especie de teatro de sombras con el que se quedará sorprendido.

7. Pompas

Fuente: theimaginationtree

No hay nada más fácil de hacer y que les guste más que las pompas de jabón. Con estos juegos para bebés de 1 año solo tienes que lanzar burbujas al aire. Haz que caigan cerca de su cara y manos para que trate de cazarlas al vuelo. De este modo tan sencillo fomentas su psicomotricidad, el sentido de la vista y la atención.

8. Bebé bailarín

La música calma a los bebés y con el balanceo mejoran su equilibrio y coordinación. Tómalo en brazos y baila con él moviendo sus extremidades al rimo. Además se trabaja el oído y el lenguaje ya que, poco a poco, tratará de imitar los sonidos.

9. Sigue el sonido

Seguimos con el oído mediante un juego muy fácil con el que también descubrirás la capacidad auditiva de tu pequeño. Coloca cerca de él, pero sin que esté a su vista, un objeto que haga ruido. Puedes utilizar un patito de goma que suene, una radio o un despertador. También puedes moverlo en diferentes direcciones para conseguir que siga la trayectoria del ruido.

10. Seguimiento

Fuente: parents

Los móviles que cuelgan de su cuna o los objetos blandos y suaves pueden convertirse en un buen juego de estimulación. Mueve el elemento que hayas elegido a cierta distancia de su cara para que trate de seguirlo con su mirada. En los primeros meses prueba a utilizar imágenes de colores, que contrasten entre sí, para trabajar la capacidad visual.

Si te han gustado estas ideas de juegos para bebés de 1 año también te pueden interesar las propuestas para hacer actividades fáciles o crear tus propios cestos sensoriales para estimular a tu hijo.

Ocio en casaJuegos para niñosBebé (0-2 años)

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/ocio-en-casa/juegos-para-ninos/juegos-para-bebes-de-un-ano/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: