Enseñar a andar

Enseñar a un Bebé a Andar: Trucos y Consejos

Enseñar a andar

Los primeros pasos de tu bebé son muy importantes y, por ello, requieren atención, precaución y motivación. Según mi experiencia, la mayoría de los bebés suelen dar sus primeros pasos entre los 9 y los 18 meses; por eso, a continuación te voy a mostrar algunos trucos y consejos que a mi me han servido para enseñar a un bebé a andar.

Cómo se desarrolla el caminar

La mayoría de los bebés empiezan a moverse por las habitaciones gateando, aunque hay muchos que suelen saltarse esta etapa y cuando te quieres dar cuenta ya se han levantado ellos solos y están dispuestos a empezar a caminar.

Si tu bebé ya gatea como un profesional, lo más habitual es que intente adquirir nuevas habilidades y, por ejemplo, le descubras intentando subir las escaleras de tu casa gateando.

Esto puede ayudarle a obtener sus primeras nociones de altura, profundidad y a desarrollar el sentido del equilibrio; en cualquier caso, recuerda instalar puertas en las escaleras, para que siempre que suba las escaleras sea con tu supervisión.

¿A qué edad empieza un niño a caminar?

Los bebés empiezan su desarrollo psicomotor en las etapas más tempranas; en ellas, fortalecen la musculatura y aprenden a coordinar sus movimientos.

Lo primero que hará tu pequeño será levantar la cabeza, moverse en la cuna, sentarse, gatear, ponerse de pie, caminar y, ya por último, correr.

Eso sí, todo esto conlleva un tiempo y tú debes motivarle a hacerlo; según mi experiencia con bebés de 1 a 3 años, lo mejor es que lo apoyes y lo animes cada vez que alcance una nueva etapa.

Además, tendrá que practicarla mucho para sentirse seguro e ir avanzando. Para que te hagas una idea, lo más habitual es que antes de caminar, tu peque aprenda a ponerse de sentarse solo y, cuando ya tenga esta habilidad bien aprendida, comenzará a ponerse de pie.

De esta forma, tu bebé alcanza distintos hitos marcando sus propios tiempos. No existe una edad concreta a la que un bebé empieza a caminar, depende de cada uno; aun así, lo más habitual es que empiecen entre los 9 y los 18 meses.

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

Técnicas para enseñar a mi bebé a caminar

Seguramente alguna vez te has preguntado si existe alguna fórmula para estimular a tu bebé a caminar. A continuación te traigo algunas técnicas que a mí realmente me funcionan con los bebés con los que he trabajado; todas tratan de fortalecer los músculos del pequeño y conseguir que se mantenga en pie, de modo que pueda dar sus primeros pasos:

  • No le obligues a caminar: los juegos son la mejor forma para motivar al peque a caminar; aún así, si ves que tu bebé no quiere, lo mejor es que no le obligues, esto solo hará que el pequeño de la casa se frustre y no quiera hacerlo más veces.
  • Fortalece el equilibrio corporal: prueba a descalzar al pequeño y ponerlo de pie; de esta forma, tiene más estabilidad.
  • Estimula la confianza mutua: ayuda al pequeño cuando lo necesite; de este modo, sentirá más seguridad.
  • Dale tu apoyo: lo más habitual es que los bebés utilizan distintos objetos para apoyarse para empezar a andar; después, cuando sientan más confianza, dejarán de utilizarlos.

Cómo enseñar a tu bebé a caminar paso a paso

Es fundamental para enseñar a tu bebé a caminar que le ofrezcas muchos estímulos que fomenten esta nueva habilidad; por eso, a continuación te voy a mostrar los pasos que mejor me han funcionado para enseñar a los niños a caminar:

  1. El equilibrio debe ser un juego: cuando tu bebé ya se ha puesto de pie debe acostumbrarse a mantener el equilibrio con los dos pies. Para ello, lo mejor es que te sientes en el suelo con el pequeño y lo ayudes a ponerse de pie; después, puedes contar en voz alta el tiempo que está en esta posición antes de caerse al suelo. Para finalizar, lo mejor es que lo aplaudas y lo felicites, ya que esto le motivará a seguir intentándolo.
  2. Anima a tu bebé a caminar: coloca al pequeño en una posición de pie, en lugar de una en la que esté sentado.
  3. Ponte al otro lado de la habitación y anima a tu bebé a que camine: de esta manera, el pequeño tendrá la seguridad de que estás con él y, además, tendrá una mayor motivación para dar sus primeros pasos.
  4. Hazle saber que los primeros pasos son importantes: muestra tu entusiasmo y anímale mientras camina para que entienda que lo está haciendo bien, lo que le dará una mayor confianza para seguir caminando.
  5. Anticipa posibles retrocesos: es muy habitual que, tras haber empezado a caminar, el bebé vuelva a gatear si sufre una mala caída.
  6. No tengas miedo a las caídas: lo más común es que, cuando un bebé empieza a caminar, empiece a balancearse, zigzaguear o llegue a caerse. El ambiente donde el pequeño está caminando debe ser seguro; de esta forma, el pequeño puede caerse sin sufrir heridas.

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

Consejos para que el bebé comience a caminar seguro

La seguridad de tu bebé es lo más importante; por eso, estos consejos te pueden ayudar a que el niño comience a caminar de forma segura:

  • Sin objetos que puedan hacer daño: es importante que las superficies sean mullidas pero firmes; por eso, lo más recomendable es que el pequeño empiece a caminar en una moqueta, una alfombra o un césped. Además, debes cubrir las esquinas de las mesas, tapas los enchufes y quitar aquellos objetos que puedan ser peligrosos.
  • Corralito: la cuna-parque tiene los elementos necesarios para estimular a que el bebé dé sus primeros pasos; este espacio tiene una estructura sólida, un suelo agradable, unas mallas consistentes para que el bebé pueda agarrarse y un espacio libre para caminar.
  • Olvida los andadores: los tacatás pueden retrasar la función motora del niño porque le permiten desplazarse pero, en este caso, no aprende a sostener su cuerpo ni a mantener el equilibrio.

Estos vídeos me encantan porque te dan algunos consejos que también te pueden ayudar a que tu bebé aprenda a caminar:

Juegos y ejercicios para que un bebé aprenda a caminar

Antes de incentivar a tu bebé a caminar, lo primero que debes hacer es acudir al pediatra; este revisará a tu pequeño/a y te indicará si tiene los músculos y la columna vertebral preparados para el desarrollo físico de tu hijo/a. Si la respuesta es positiva, a continuación te traigo algunos juegos y ejercicios que pueden ayudar a tu bebé:

  1. Pedaleo: tienes que coger sus piernas y hacer el movimiento del pedaleo en una bicicleta; es decir, tienes que flexionarlas y llevarlas hacia el abdomen.
  2. Anímale a gatear: lo mejor es que pongas al bebé boca abajo en el suelo, sobre una manta, y llames su atención con su juguete favorito. Lo más recomendable es que apoyes las palmas de tus manos en las plantas de sus pies; de esta forma, podrá utilizarlas para tomar impulso y comenzar a gatear.
  3. Hora del baño: aprovecha el chapoteo del baño para fortalecer sus piernas.
  4. De pie: anímale a que se ponga de pie y motívale a levantarse con la ayuda de los barrotes de la cuna.
  5. Solo un dedo: cuando el pequeño empieza a dar sus primeros pasos, puedes ofrecerle un dedo para mantener el equilibrio; de esta manera, podrá comenzar a caminar y tendrá tu apoyo para evitar accidentes.
  6. Agárralo: este juego es muy sencillo. Para ello, solo tienes que buscar una silla pequeña y ponerte de pie a su lado mientras sujetas un objeto que le guste a tu hijo; el bebé lo que hará será utilizar la silla como apoyo para levantarse y alcanzar el juguete.
  7. Estirado en tus piernas: pon al bebé en tus piernas para que pueda estirarlas y busque mantenerse de pie; también puedes darle tus manos para que le sirvan de apoyo.
  8. Apoyo: un carro de la compra de juguete o una silla de muñecos con ruedas pueden ayudar a tu pequeño a caminar; de esta forma, se sentirá más seguro y confiado.
  9. Siempre cerca: cuando el bebé se mantenga en pie, lo mejor es que le agarres las manos y le ayudes a dar sus primeros pasos. Cuando tenga más confianza, lo mejor es que te alejes un poco y lo animes a que se acerque a ti.

Cómo ves, con estos sencillos consejos tu hijo puede aprender a caminar de forma más rápida y divertida; por ello, no dudes en ponerlos en práctica si ves que tu pequeño quiere empezar a disfrutar del mundo por su cuenta.

¡Accede ahora mismo!

Источник: https://tueducadora.com/blog/ensenar-bebe-andar

Enseñar a andar

Enseñar a andar

Indice

En torno a los 11 meses tu niño ya está preparado para comenzar su aprendizaje. Su primer gran logro será ponerse de pie con tu ayuda o agarrado a algún mueble. Después, empezará a dar cortos pasitos cogido a tu mano; y en torno a los 15 meses por fin llegará un día en que ande solito.

Consejos para ayudar al bebé a caminar

– Nunca le fuerces; hasta que no veas que él muestra interés por levantarse y que intenta hacerlo, no hagas nada.

– Alaba cada logro que consiga con muestras de alegría y cariño.

– Siempre que practiquéis, debe ser en una sala espaciosa, mejor con alfombra para que si se cae se haga menos daño, y lejos de esquinas o muebles con los que pueda hacerse daño.

– Una vez que logre levantarse solo apoyándose en los muebles, enséñale a dar un paso doblando una de sus rodillas y levantándole ese pie. Así le ayudas a realizar el movimiento y a conseguir más equilibrio.

– Para animarle a dar pasos hacia delante, sitúate detrás de él, sostenle de las manos y guíalo hacia delante.

– Es muy importante que camine sobre superficies irregulares para estimular la planta del pie.

– Ponte delante de él y anímale para que ande hacia ti llamándole o enseñándole algún juguete.

– Si se cae y no se ha hecho mucho daño, no montes un drama; es mejor que le cojas, le calmes y le digas que no ha pasado nada. No debe coger miedo a las caídas ni a caminar.

Juegos estimulantes para que el bebé aprenda a caminar solo

– 11 meses: El patito, mi mejor amigo: Este juego es para niños que están aprendiendo a ponerse de pie. Coloca una banqueta firme y segura sobre una alfombra y encima de ella, un patito de goma o un juguete que pese poco y que tu bebé pueda sujetar fácilmente.

Sitúa la banqueta delante de él. El niño bien se impulsará con las piernas para levantarse y agarrar el juguete, bien se pondrá primero de rodillas y luego extenderá las piernas para levantarse, o bien se apoyará en una rodilla, poniendo la mano sobre la banqueta para coger impulso y así incorporarse. En cualquier caso, buscará el modo de ponerse de pie y coger el juguete.

– 13 meses: ¡Soy yo!: Para este juego es indispensable que el niño ya se pueda poner de pie por sí solo y dé sus primeros pasos apoyado en la pared.

Con un espejo de mano en el que vea su carita, motívale para que se mueva lateralmente sujeto a la pared. Pon el espejo frente a él diciendo: “Este eres tú”, y luego señalas en el espejo: “Esta es tu imagen”. Haz lo mismo con tu cara.

Con este juego conseguirás que se mueva lateralmente en ambas direcciones.

– 15 meses: Plas, plas, plas, caminando avanzarás: Una vez el niño da sus primeros pasitos, puedes utilizar dos bastones o dos palos de escoba. Dale los palos para que los agarre y tú, colocado por detrás, evitando que se caiga, agarras los palos con fuerza por encima de sus manos. Golpea lenta y suavemente los palos con un ritmo alterno, según los pasos del niño, cantando:

“Pasito a paso voy andando.

Por aquí y por allí me encontrarás.

Pasito a paso voy andando.

Por aquí y por allí voy a descansar.”

– 17 meses: Salvando obstáculos: Para este juego necesitas ladrillos y picas de psicomotricidad; como lo más normal es que en casa no tengas, puedes crear los obstáculos con cajas de cartón que puedes forrar de colores con papel charol. Hazles un agujero en el centro e introduce en ellos cilindros de madera de unos 30 cm de largo, de manera que quede una caja en un lado y otra del mismo color en el otro, unidas por el cilindro.

Este ejercicio busca que tu niño, una vez que ha aprendido la marcha autónoma, consiga salvar pequeños obstáculos. Para ello, enséñale a pasar entre las cajas, levantando los pies para salvar el cilindro.

Hazlo primero dándole la mano y cuando lo controle, solo. A la vez, puedes ir nombrando los colores de las cajas.

Cuando sea capaz de hacerlo perfectamente, puedes subir la dificultad colocando dos cajas unidas en vertical, para que así ese cilindro esté más alto y tenga que levantar más el pie.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/estimulacion/ensenar-a-andar-4146

Cómo enseñar a andar a un bebé

Enseñar a andar
Bebé intentando ponerse de pie

Tu bebé hace tiempo que gatea y parece que ahora tiene la necesidad de ponerse de pie agarrándose a todo mueble que encuentra. Quizás éstas son señales de que ya quiere empezar a caminar, pero… ¿Cómo puedo enseñar a andar a mi bebé?

¿A qué edad aprenden los niños a andar?

Lo más normal es que tu niño empiece a andar entre los 12 y los 18 meses. En el caso de que tu pequeño tenga más de ese tiempo máximo y aún no haya empezado a caminar debe ser consultado con un profesional.

Sin embargo, depende de cada niño cuando empezar a andar. Algunos bebés a partir de los 7 meses ya comienzan a levantarse agarrándose a muebles para caer graciosamente sobre su pañal. Otros nenes se sienten tan a gusto gateando que les cuesta un poquito más empezar a andar.

No es recomendable que el bebé empiece a andar antes de los 12 meses, puesto que es [quotei]No es recomendable que el bebé ande antes de los 12 meses[/quotei]entonces cuando sus músculos grandes de las piernas están bien formados.

Si lo hace antes podríamos observar un leve arco en las piernas del niño, ya que no están lo suficientemente desarrolladas todavía para andar de pie.

No obstante, el caminar temprano también depende del físico del niño, de su peso, estatura, de los estímulos recibidos y de su entorno.

Si a los 12 meses el bebé ha empezado a ponerse de pie es probable que sobre los 15 meses ya camine sin necesidad de agarrarse. Podemos observar que la planta del pie del bebé está completamente estirada cuando el bebé empieza a caminar y que no lo estaba cuando era más pequeño.

¿Debo enseñarle o dejar que aprenda solo?

Para el niño ser capaz de caminar significa también un símbolo de libertad. A los padres les enorgullece, pero les es imposible poder estar sin ayudar al bebé. Esta independencia no será fácil de alcanzar, por ello está bien que los padres sean su orientación y su apoyo.

Ellos deben, además, mantener el bebé en un ambiente seguro y protegido, libre de peligros en una posible caída, ya que ésto podría suponer un paso atrás en el aprendizaje del bebé o un susto inesperado.

Esto quiere decir, mantener el bebé en un espacio limpio, sin objetos puntiagudos o que puedan dañarle si cae.

Bebé gateando rodeado de juguetes

Es inevitable que tu niño caiga. No debes asustarte en exceso, puesto que el nene aprenderá de ti tus miedos e inseguridades. Si no ha sido un golpe fuerte, debes dejar que el bebé se levante solo y que él mismo haga el esfuerzo de volver a ponerse de pie. Solamente así construirá seguridad en sí mismo y la independencia que necesita para empezar a caminar.

Es muy importante que le animes, incluso si cae muchas veces. Tu papel es fundamental para su aprendizaje. Si no se siente apoyado sentirá que no le es necesario aprender a andar y sentirá que todas sus tentativas han sido en balde.

Es normal que cuando el niño se ponga de pie las primeras veces éstos se separen hacia fuera [quotei]Los niños separan las piernas creando una V[/quotei]creando una V entre sus piernas.

Los padres pueden centrar el pie del niño ocasionalmente para que éste se acostumbre a tenerlos centrados en lugar de desviarlos hacia los lados, lo que le ayudará también a mantener mejor el equilibrio.

Cuando el niño empieza a caminar tiene los brazos y las piernas abiertas. Cuando pone los pies rectos y baja los brazos es que ha conseguido encontrar el equilibro del peso de su cuerpo en las piernas y ya puede andar sin vacilación.

Un caminador para niños pequeños puede ayudar a nuestro bebé a caminar mientras se divierte. Si preferís no usar un caminador podéis ponerle una caja o un punto de apoyo frontal o lateral para que el niño pueda agarrarse al empezar a caminar y que no pueda hacerle daño al caer.

¿Cómo aprenden a andar?

El niño desde que nace pasa por una serie de etapas hasta que consigue ponerse de pie. Al principio suele estar siempre estirado boca arriba. Más adelante aprenderá a darse la vuelta y ponerse boca abajo.

Niña acudiendo a los brazos de su madre

El control de la cabeza es el punto de partida hacia el desarrollo del equilibrio. Cuando aprenda a ponerse boca abajo, sus brazos quedarán entonces prisioneros bajo su pecho, pero sabrá poco a poco ponerlos delante del cuerpo. Los brazos le servirán para girar entorno del cuerpo y hacerle capaz de ver que con la ayuda de ellas puede moverse.

Empujará las manos hacia delante y hacia atrás arrastrándose como un gusanito. Si le pones un mono o body evitarás que arrastre la barriga descubierta sobre el suelo.

El siguiente paso será empezar a tomar control sobre las piernas. Tu bebé empezará así a alternar el brazo derecho con la pierna izquierda y al contrario para desplazarse.

Los músculos de las extremidades de tu bebé se están desarrollando a pasos agigantados. Tu bebé ya está gateando.

El próximo proceso será pasar de gatear a sentarse.

Para hacer esta acción el bebé necesita tener mucha más fuerza en los brazos y abdominales, ya que podrá pasar de estar a cuatro patas a [quotei]Las piernas del bebé se desarrollarán para que pueda mantenerse de pie[/quotei]estar sentado sin la necesidad de asistencia.

Una vez el bebé tiene la fuerza suficiente para sentarse sus piernas se desarrollarán también para que sea capaz de mantenerse en pie. Es ahora que tu bebé buscará apoyo en muebles y paredes para poner las piernas derechas y mantener su propio peso en ellas.

Algunos bebés antes de ponerse de pie pasan de gatear con las manos y las rodillas a levantar las rodillas del suelo y gatear con las manos y los pies. Estarán de esta manera también fortaleciendo las piernas. Por lo tanto, se ha producido un proceso psicomotriz muy importante en el bebé antes de empezar a dar sus primeros pasos.

¿Cómo puedo enseñar a andar a mi bebé?

Niño empezando a andarEs muy importante, como ya hemos mencionado, que durante todo el proceso de aprendizaje del niño los padres tengan siempre palabras de apoyo y sean el pilar fundamental para su desarrollo.

De esta manera el bebé se sentirá estimulado a aprender y se sentirá capaz de conseguir su objetivo: aprender a andar.

A continuación mencionamos algunos ejercicios muy útiles para que los padres puedan estimular al bebé a hacer este proceso:

– Mantener al bebé de pie cogiéndose a algún mueble con sus manos y dejarle que se sostenga por sí mismo.

– Una vez esté de pie sin necesidad de sostenerlo sitúate a corta distancia y llámalo cariñosamente para que venga hacia ti, siempre mostrándole una amplia sonrisa y alentándolo verbalmente.

– Situando su juguete favorito sobre una mesa o silla alentándolo a cogerlo poniéndose de pie sin tu ayuda. Si cae y no se hace daño alentarle de nuevo. De este modo aumentará su confianza y se verá capaz de ponerse de pie por un corto período de tiempo sin la ayuda de nadie.

Celebra con palabras y gesticulando todos y cada uno de sus esfuerzos.

– Enseñarle a abrir puertas y cajones le creará la curiosidad de ver que hay detrás de esas puertas o dentro de esos cajones, lo que es un estímulo grande para el bebé que estimula su curiosidad con las ganas de aprender a ponerse de pie, dar algunos pasos o a hacer fuerza con los pies y los brazos para lograr su objetivo.

– El bebé debe siempre aprender a caminar de forma lúdica y nunca sentirse obligado, un efecto negativo verso a esta actividad puede ralentizar el proceso y el bebé puede sentirse altamente frustrado.

– Tener un estado sereno y tranquilo. No exagerar cuando el bebé cae ni darle máxima importancia si no se ha hecho daño.

Recuerda que habilitando la casa a prueba de bebés las posibilidades de tener un susto son menos probables. Siguiendo estos pasos y gracias a la naturaleza de tu bebé pronto dará el paso de empezar a andar correctamente y ambos viviréis una nueva gran aventura juntos.

Источник: https://www.bekiapadres.com/articulos/como-ensenar-andar-bebe/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: