Enseñar al bebé a hablar

Contents
  1. Trucos para enseñar a hablar al bebé
  2. En el vientre materno
  3. Los tres primeros meses de vida
  4. Al medio año de vida
  5. Al cumplir el año
  6. A partir de los dos años
  7. Otros consejos
  8. Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé
  9. Cómo aprenderá tu bebé a hablar
  10. Enseñar a hablar pronto al bebé
  11. Comunícate pronto
  12. Habla mucho
  13. ¡Léele!
  14. Cántale
  15. Balbucea con tu pequeño
  16. Escúchale siempre
  17. Turnos de palabra
  18. Cosas a evitar
  19. Cómo enseñar a un bebé a hablar
  20. Consejos para ayudar a un bebé a hablar         
  21. ¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?
  22. Consejos para enseñar a bebé a hablar
  23. Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño
  24. Más artículos que te pueden interesar:
  25. ¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
  26. La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento
  27. 4 trastornos que dificultan el lenguaje
  28. 1. Retraso simple del lenguaje
  29. 2. Deficiencia auditiva
  30. 3. Autismo
  31. 4. Estrés infantil
  32. Los juegos vocales ayudan a hablar
  33. • El juego de traducir sonidos
  34. • El juego de no saber
  35. Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar
  36. Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé
  37. 1. No repitas las palabras mal pronunciadas
  38. 2. No hables como los niños, habla como los adultos
  39. 3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé
  40. 4. No le presiones para hablar
  41. 5. No te anticipes a sus necesidades
  42. 6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo
  43. 7. No abuses de los diminutivos
  44. Trucos para enseñar a hablar al bebé
  45. En el vientre materno
  46. Los tres primeros meses de vida
  47. Al medio año de vida
  48. Al cumplir el año
  49. A partir de los dos años
  50. Otros consejos
  51. Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé
  52. Cómo aprenderá tu bebé a hablar
  53. Enseñar a hablar pronto al bebé
  54. Comunícate pronto
  55. Habla mucho
  56. ¡Léele!
  57. Cántale
  58. Balbucea con tu pequeño
  59. Escúchale siempre
  60. Turnos de palabra
  61. Cosas a evitar
  62. Cómo enseñar a un bebé a hablar
  63. Consejos para ayudar a un bebé a hablar         
  64. ¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?
  65. Consejos para enseñar a bebé a hablar
  66. Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño
  67. Más artículos que te pueden interesar:
  68. ¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
  69. La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento
  70. 4 trastornos que dificultan el lenguaje
  71. 1. Retraso simple del lenguaje
  72. 2. Deficiencia auditiva
  73. 3. Autismo
  74. 4. Estrés infantil
  75. Los juegos vocales ayudan a hablar
  76. • El juego de traducir sonidos
  77. • El juego de no saber
  78. Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar
  79. Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé
  80. 1. No repitas las palabras mal pronunciadas
  81. 2. No hables como los niños, habla como los adultos
  82. 3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé
  83. 4. No le presiones para hablar
  84. 5. No te anticipes a sus necesidades
  85. 6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo
  86. 7. No abuses de los diminutivos
  87. Trucos para enseñar a hablar al bebé
  88. En el vientre materno
  89. Los tres primeros meses de vida
  90. Al medio año de vida
  91. Al cumplir el año
  92. A partir de los dos años
  93. Otros consejos
  94. Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé
  95. Cómo aprenderá tu bebé a hablar
  96. Enseñar a hablar pronto al bebé
  97. Comunícate pronto
  98. Habla mucho
  99. ¡Léele!
  100. Cántale
  101. Balbucea con tu pequeño
  102. Escúchale siempre
  103. Turnos de palabra
  104. Cosas a evitar
  105. Cómo enseñar a un bebé a hablar
  106. Consejos para ayudar a un bebé a hablar         
  107. ¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?
  108. Consejos para enseñar a bebé a hablar
  109. Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño
  110. Más artículos que te pueden interesar:
  111. ¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
  112. La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento
  113. 4 trastornos que dificultan el lenguaje
  114. 1. Retraso simple del lenguaje
  115. 2. Deficiencia auditiva
  116. 3. Autismo
  117. 4. Estrés infantil
  118. Los juegos vocales ayudan a hablar
  119. • El juego de traducir sonidos
  120. • El juego de no saber
  121. Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar
  122. Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé
  123. 1. No repitas las palabras mal pronunciadas
  124. 2. No hables como los niños, habla como los adultos
  125. 3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé
  126. 4. No le presiones para hablar
  127. 5. No te anticipes a sus necesidades
  128. 6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo
  129. 7. No abuses de los diminutivos
  130. Trucos para enseñar a hablar al bebé
  131. En el vientre materno
  132. Los tres primeros meses de vida
  133. Al medio año de vida
  134. Al cumplir el año
  135. A partir de los dos años
  136. Otros consejos
  137. Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé
  138. Cómo aprenderá tu bebé a hablar
  139. Enseñar a hablar pronto al bebé
  140. Comunícate pronto
  141. Habla mucho
  142. ¡Léele!
  143. Cántale
  144. Balbucea con tu pequeño
  145. Escúchale siempre
  146. Turnos de palabra
  147. Cosas a evitar
  148. Cómo enseñar a un bebé a hablar
  149. Consejos para ayudar a un bebé a hablar         
  150. ¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?
  151. Consejos para enseñar a bebé a hablar
  152. Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño
  153. Más artículos que te pueden interesar:
  154. ¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
  155. La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento
  156. 4 trastornos que dificultan el lenguaje
  157. 1. Retraso simple del lenguaje
  158. 2. Deficiencia auditiva
  159. 3. Autismo
  160. 4. Estrés infantil
  161. Los juegos vocales ayudan a hablar
  162. • El juego de traducir sonidos
  163. • El juego de no saber
  164. Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar
  165. Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé
  166. 1. No repitas las palabras mal pronunciadas
  167. 2. No hables como los niños, habla como los adultos
  168. 3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé
  169. 4. No le presiones para hablar
  170. 5. No te anticipes a sus necesidades
  171. 6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo
  172. 7. No abuses de los diminutivos
  173. Источник: https://mipapaesgeek.com/aplicaciones-estimular-habla-bebe/

Trucos para enseñar a hablar al bebé

Enseñar al bebé a hablar
Enseñar al bebé a hablar

La comunicación con el bebé es fundamental. Y ya no solo cuando nace, sino cuando reside en el vientre materno.

Cuando la madre se pone en contacto por primera vez con el feto a través del habla, este lo recibe, por lo que al nacer se siente preparado para aprender del entorno y a dejarse llevar por la comunicación humana. Entonces, con el paso del tiempo, aprenderá a hablar.

Su capacidad de aprendizaje es asombrosa. Por ello, os mostramos una serie de trucos para enseñarle a hablar, teniendo en cuenta las diferentes etapas de su vida. Tomad nota y disfrutad de estos primeros años de enseñanza.

En el vientre materno

Aunque no haya dado a luz, el feto recibirá percepciones del exterior.

Es un momento idóneo para hablar con el bebé, llamándole de manera cariñosa, acariciando el vientre, e incluso manteniendo una pequeña conversación con él. Recibirá vibraciones que más tarde familiarizará.

Y si le cantas, mucho mejor. La música es un estímulo positivo, y si las escucha desde tan temprano, se sentirán más relajados y felices.

Los tres primeros meses de vida

La toma de contacto del bebé con el entorno resulta sorprendente y en varios momentos puede que se sienta saturado de tantos estímulos del exterior.

Durante los tres primeros meses es recomendable hablarle en voz baja, con dulzura y cariño. De esta manera asentará la información de los padres con más facilidad y mantendrá el contacto visual con ellos. Acostumbradle a que os vea sonreír, para que él os devuelva una sonrisa.

Al medio año de vida

Es momento de que el bebé descubra tanto su entorno como su cuerpo. Empezará a jugar y a socializar. Resulta fundamental responder a sus balbuceos y sonidos, para que vea que le están haciendo caso y así favorecer la comunicación.

Responde a sus ruidos variando la entonación de la voz para que te conteste. Por otro lado, juega mucho con él y los sonidos. Los juguetes ruidosos como el sonajero captarán su atención y el bebé los buscará. También es hora de ir explicándole el significado de determinadas cosas de su alrededor con palabras.

Al cumplir el año

El bebé balbuceará y te intentará hacer preguntas con la mirada. Comprenderá diversas frases y situaciones; este último paso precede al habla. Comprenderá visualmente determinadas imágenes y se sentirá aludido cuando digan su nombre.

Es una etapa donde adquiere conocimientos y entiende un no por respuesta. Sabrá tanto su nombre como el de sus padres y ya habrá forjado una confianza férrea con ellos. Este momento es ideal para enseñarle los formalismos del día a día, como saludar o despedirse, o asignar nombres a las cosas. Juega mucho con él y sus juguetes, y ponles voz para que el bebé intente comunicarse con ellos.

A partir de los dos años

La fase de comprensión habrá terminado y poco a poco aprenderá a decir sus primeras palabras. Las repetirá e incluso intentará repetir frases con ellas. La necesidad del bebé de comunicarse resulta fundamental, y si no es comprendido, se sentirá triste o enfadado.

Durante este periodo no hay que corregirle, sino mostrarle que comprendes lo que está intentando decir. Arma frases con él y explícale cosas, considéralo como uno más en la conversación para no sentirse excluido y, sobre todo, sigue jugando y fortaleciendo la relación con este.

Otros consejos

El proceso de aprendizaje resulta apasionante, pero a veces muy complicado. Aquí os dejamos una serie de consejos adicionales para que os sea más fácil enseñar a hablar a vuestro bebé:

● Despierta su interés. Para ello, hay que tener mucha paciencia. Hay que esperar al bebé a que de una respuesta y seguir estimulándole, para así generar confianza y seguridad en él. Mantener la comunicación es la clave.

● Muéstrate partícipe. Comunicarse con él también requiere de un esfuerzo primero de los padres. El contacto visual es fundamental. Comunícate gestualmente con él, cara a cara, ni muy cerca ni muy lejos, para mostrar nuestro interés por hablar con él.

● Respeta los turnos de respuesta. Aunque el bebé no pueda hablar, sí que se comunica con gestos y pequeños balbuceos. Es muy difícil no hacer un monólogo con él, pero hay que hacer un esfuerzo para que este responda cuando hables. Así se acostumbrará en el futuro a mantener una conversación formal y por tiempos con cualquier persona.

¡Comparte con tus amigos!

Источник: https://bebeinnova.com/blog/2018/04/05/trucos-para-ensenar-hablar-al-bebe/

Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé

Enseñar al bebé a hablar

Los bebés empiezan a decir sus primeras palabras entre los 11 y los 14 meses, aunque no es algo que sea así siempre ya que cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje y pueden comenzar a hablar antes o después y que todo esté bien en su desarrollo. Como padre o madre es normal que tengas ganas de escucharle sus primeras palabras. Para ello, queremos explicarte qué debes hacer para ayudar a que tu hijo hable pronto.

Cómo aprenderá tu bebé a hablar

Para aprender a hablar, el cerebro del bebé debe relacionar los objetos con sus nombres. La lengua y los labios del pequeño deben tener la destreza para formar las palabras produciendo ciertos sonidos.

Algunos bebés comienzan a hablar antes de su primer cumpleaños, pero a otros les cuesta más tener el control del lenguaje y del movimiento de labios, lengua y mandíbula, aunque pueden entender perfectamente lo que se les dice.

El bebé comenzará a experimentar con ruidos a los pocos meses de edad, con sonidos simples como “oooh” y “aaah” que se repiten.

Cuando tenga unos tres meses de vida, comenzará a balbucear una mezcla de sonidos repetidos, por ejemplo, ‘caca’ o ‘gaga’.

Incluso puede murmurar ‘ma ma’ o ‘pa pa’, aunque todavía no se referirá a ‘mamá’ o ‘papá’, solo está experimentando con sonidos.

Alrededor de los nueve meses, comenzará a emitir balbuceos más complejos. Aunque probablemente todavía no usará ninguna palabra, habrá dominado el ritmo y el tono del habla real.

Una vez que diga su primera palabra, es posible que su vocabulario se acelere con bastante rapidez.

Para cuando tenga alrededor de 18 a 24 meses, incluso levantará la voz al final de las palabras para indicar una pregunta.

Enseñar a hablar pronto al bebé

Cuando le hablaste por primera vez a tu bebé, ya le estabas enseñando a hablar. Pero si quieres ayudarle a que hable un poco antes, entonces, puedes seguir los siguientes consejos:

Comunícate pronto

Antes de que tu bebé comience a hablar, empezará a comunicarse contigo.

Puede que levante los brazos para que le sostengas, que mueva la cabeza para decir que no, o que señale algo que quiera que le acerques.

Reconoce y responde a esta comunicación pronto para motivar a tu hijo e incentivar sus habilidades comunicativas. Que le entiendan será su principal motivación para aprender nuevas formas de comunicarse.

Habla mucho

Los bebés aprenden escuchando, así que habla con tu bebé siempre y así sus habilidades lingüísticas mejorarán. Cuéntale a tu bebé todo lo que haces diariamente.

 Cuantas más palabras escuche, más palabras entenderá. Señala las cosas de interés mientras dais un paseo, por ejemplo. Cuanto más le hables a tu bebé, a más palabras estará expuesto.

Habla directamente con tu bebé, aunque no responda, hazlo.

¡Léele!

La lectura es la manera perfecta de ayudar a tu hijo a aprender habilidades lingüísticas y desarrollar su vocabulario.

 Leerle a tu bebé desde que nace es una excelente manera de adquirir este hábito. Tu recién nacido no entenderá lo que estás diciendo, pero se sentirá reconfortado por tu voz.

 A medida que crezca, comenzará a comprender las historias y aumentará su vocabulario escuchándote leer.

Cántale

Cantar canciones infantiles con rima y canciones de cuna a tu bebé es beneficioso para el desarrollo del lenguaje. Le encantará el sonido de tu voz (¡no importa lo mal que puedas cantar!). Y disfrutará repitiendo cualquier acción que acompañe la canción. Tu bebé puede imitar tus gestos e incluso intentar hacer sonidos que se parezcan a la canción.

Balbucea con tu pequeño

Cuando tu bebé esté balbuceando, ¡balbucea con él! Repite los sonidos y el ritmo de sus ruidos y participa en un juego de imitación. A tu bebé le encantará tener toda tu atención, jugar e imitarte. Introduce nuevos sonidos para que tu hijo también los imite, como soplar o tararear.

Escúchale siempre

Cuando tu bebé intente comunicarse contigo, préstale toda tu atención y que se note que le estás escuchando. Esto no solo le ayudará a desarrollar la confianza para aprender a hablar, sino que también le enseñará a ser un buen oyente.

Turnos de palabra

La conversación se trata de turnarse, así que involucra a tu hijo en juegos por turnos como el escondite desde una edad temprana. De esta manera empezará a entender que una buena comunicación es bidireccional.

Cosas a evitar

Hay algunas cosas que es mejor evitar cuando se motiva a los bebés a hablar:

  • Ruido de fondo: los bebés se distraen fácilmente. Apaga la televisión y la radio y deja que tu bebé se concentre en lo que estás diciendo.
  • Limita el tiempo de pantalla: los expertos argumentan que los niños menores de dos años no deberían ver televisión. Las investigaciones han descubierto que mirar televisión puede tener un efecto perjudicial en el desarrollo del lenguaje.
  • Corregirle demasiado: a medida que tu bebé aprende nuevas palabras, es probable que cometa algunos errores. Con el tiempo, al escucharte a ti y a otras personas hablar, aprenderá a diferenciar las palabras y sus formas. Por ahora, no le corrijas con demasiada frecuencia, ya que puede ser desmotivador.

Источник: https://www.etapainfantil.com/ensenar-hablar-bebe

Cómo enseñar a un bebé a hablar

Enseñar al bebé a hablar
Skip to content

Enseñar a hablar:Muchos nos preguntamos ¿ Cuando empieza a hablar un bebé ?

El habla es una habilidad humana que se convierte en algo tan natural que podemos pensar que es algo innato y nos olvidamos de su complejo aprendizaje.

Todas las personas tenemos la capacidad de aprender a hablar, pero para llegar a dominar el lenguaje hablado se produce un proceso complejo de desarrollo, maduración y aprendizajes.

Son muchas las familias y educadores que se preocupan por enseñar a hablar a los niños, y por estimular el desarrollo de este aprendizaje.

Vídeo educativo: A qué edad empiezan a hablar los bebes

Consejos para ayudar a un bebé a hablar         

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de aprender a hablar. Pero este proceso natural necesita de algunas condiciones adecuadas. Para ayudar a un bebé a hablar tenemos que tener en cuenta algunos factores:

  • El habla es una habilidad compleja que requiere la participación de una serie de procesos: percepción, atención, memoria, pensamiento, etc. Y por lo tanto precisa de la maduración pertinente para que pueda desarrollarse, es por ello que debemos acompañar la estimulación de la maduración y no precipitarnos. 
  • El aprendizaje del habla es algo gradual, se produce poco a poco. Es un aprendizaje que se producirá poco a poco, no es cuestión de pasar de nada a todo. Es cierto que la emisión de palabras y frases con sentido es lo primero que apreciamos, pero lleva muchos pequeños pasos, desarrollo de procesos y adquisiciones detrás. 
  • El bebé aprenderá a hablar de manera natural, poco a poco, a través del contacto con la lengua materna y mediante el desarrollo de procesos y la maduración cerebral correspondiente. 

¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?

¿Cuál es la edad para hablar? ¿Cuando dirá sus primeras palabras? ¿A qué edad hablan los niños?

El niño comienza la maduración y el aprendizaje del habla desde el momento del nacimiento, pero no emitirá sus primeras palabras hasta muchos meses después.

Cada niño sigue su propio ritmo en el desarrollo del habla, sin embargo podemos hablar de periodos o etapas generales en el desarrollo de la capacidad del habla.

  • De 1 a 6 meses. El bebé de 1 a 6 meses se expresa a través de lloros, gritos, sonrisa facial. Al final de este periodo se inicia el balbuceo. El niño empieza a imitar los sonidos vocales de la lengua materna que escucha.
  • De 7 a 12 meses. El niño entra en esta etapa emitiendo combinaciones de sílabas que se asemejan a las primeras palabras. Al final de ese periodo, en torno a los 12 meses emitirá las primeras palabras con significado y sentido, además comprende las primeras vocalizaciones.
  • De 13 a 18 meses. Poco a poco el vocabulario se incrementa poco a poco. Controla mejor el acento y la entonación, se emiten las primeras frases sencillas con sentido.
  • De 18 a 24 meses. Comienza la etapa lingüística propiamente dicha. En esta etapa la mayoría de los niños comienzan a hablar y emitir frases con sentido completo.
  • 2 a 4 años. Poco a poco el niño amplía su vocabulario, así como la complejidad de las frases que emite.

Consejos para enseñar a bebé a hablar

El bebé poco a poco aprenderá a hablar por sí solo. No obstante podemos crear las condiciones oportunas para promover este desarrollo.

  • Escuchar los sonidos del habla materna, es algo esencial para el desarrollo del lenguaje y del habla. Para ello es conveniente: hablar con el bebé, utilizar un tono dulce y adecuado, palabras sencillas con sonidos pegadizos, utilizar estribillos pegadizos de canciones. 
  • Jugar con los sonidos. Emitir una secuencia de sílabas, como ejemplo “pa pa pa pa” y esperar a que el bebé nos lo repita. 

Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño

Vamos a ver 3 técnicas sencillas que nos enseñarán cómo ayudar a mi hijo a hablar

El niño pequeño aprenderá a hablar por sí solo, pero podemos ayudar al niño para mejorar su lenguaje y su habla.

  • Hazle esforzarse por hablar. Si le damos lo que pide porque le entendemos, solo por señalar con el dedo o por usar algún termino parecido, no se esforzara por ser entendido. El habla y el lenguaje tienen como objetivo transmitir mensajes, es importante que el niño se esfuerce por trasmitir mensajes y hacerse entender. 
  • Utiliza cuentos, canciones y trabalenguas. Habla tú, pro escúchale y pide que lo repita. 
  • Cuando el niño diga algo mal, repítele la palabra bien dicha. A veces nos puede parecer gracioso y repetimos la palabra mal, es importante enseñarle a decirlo bien. 

© 2017 Cómo enseñar a hablar a un bebé. Celia Rodríguez Ruiz @educa_aprende. Escuela de padres. Educapeques

Más artículos que te pueden interesar:

Источник: https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/ensenar-a-hablar-bebe.html

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?

Enseñar al bebé a hablar

Un niño aprende a hablar porque se desarrolla entre adultos, donde la comunicación mediante el lenguaje articulado es elemental. Pero a veces el tiempo para empezar a hablar se puede retardar. Mira qué puedes hacer para ayudar a tu hijo.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años? La respuesta a esta pregunta seguro le interesará a cualquier madre. Pero antes de comenzar este post para aclarar esta duda, primero debemos formularnos otro interrogante:

¿Cómo es posible que un niño con 2 y 3 años aún no hable?

Respondamos poco a poco.

Primero debemos comenzar por el principio de todos los principios… Cuando el bebé aún era un feto y estaba en el vientre materno.

La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento

A pesar de su aparente desconexión con el mundo, un feto es capaz de percibir y procesar estímulos que le llegan desde el exterior, sobre todo, los auditivos.

Aunque inicialmente, cuando apenas era una “semilla” dentro de la panza, la voz le llegaba bastante distorsionada, un bebé, después de su nacimiento, puede reconocer, sobre todo, las vocales de la lengua materna.

El hablarle al bebé antes de nacer favorece su desarrollo auditivo; acrecienta las habilidades que, lingüísticamente, tendrá en su futuro desarrollo y reduce posibles trastornos en su lenguaje verbal.

Si quieres que tu niño tenga parte del camino ganado si de entrenamiento auditivo se trata; háblale, cántale y léele cuentos mientras permanezca dentro de tu vientre.

Ahora bien, si tu niño es un “hombre” o una “mujer” de 2 y 3 años, y todavía no habla; aún tienes muchas alternativas para incentivar su comunicación oral.

Antes, sólo debes cerciorarte de que no padezca de ningún trastorno físico o psíquico que le frene el lenguaje.

4 trastornos que dificultan el lenguaje

El habla en los niños aparece casi que por instinto, pues se da por el solo hecho de imitar a quienes les rodean.

El aprender a hablar lleva su proceso. El niño:• Emite fonemas• Logra decir alguna palabra• Amplía su vocabulario

• Construye frases completas

Después de vencidas estas etapas puede decirse que un niño sabe hablar.

No obstante, a ello hay infantes a los que se les hace imposible franquear barreras fonológicas y llegan a cumplir los 3 años de edad sin poder hablar correctamente.

Su incapacidad puede deberse a diversos trastornos que dificultan el lenguaje.

1. Retraso simple del lenguaje

Los menores con retraso simple del lenguaje no emplean o emplean sólo algunos de los fonemas que utilizan los restantes niños de su edad. Tienen un cierto retraso en la utilización de los fonemas y la sintaxis con respecto a su grupo etario.

Por suerte este trastorno puede ser corregido fácilmente y no es síntoma de ninguna deficiencia psíquica o física.

2. Deficiencia auditiva

Los niños con sordera u otro tipo de deficiencia auditiva, como no escuchan bien, no pueden aprender a emitir sonidos.

Una forma muy simple de saber si tu hijo presenta este trastorno es hacer ruido o llamarlo por su nombre cuando él no pueda verte. Si el niño no se da la vuelta para mirar lo que sucede o responderte, es porque no oye bien.

3. Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que se evidencia significativamente en la comunicación oral. Los niños autistas presentan marcadas alteraciones en el lenguaje y se les hace casi imposible el hacerse entender.

4. Estrés infantil

Los niños que sufren de estrés infantil pueden presentar dificultad en el lenguaje. Este padecimiento, tenga el origen que tenga, unido a la carencia afectiva de los padres, y la falta de atención y dedicación incide desfavorablemente en el desarrollo del léxico.

Nuestro consejo

Un niño de 2 y 3 años debe, si no dominar las palabras, al menos hablar de manera fluida; tener un vocabulario lo suficientemente amplio como para expresar sus pensamientos y sentimientos; pedir que le sacien sus necesidades y resolver sus problemas. Debe pronunciar vocablos similares a los que usamos.

Si tu hijo aún no consigue expresarse consúltalo con su médico de cabecera, un psicólogo, foniatra, logopeda, neurólogo infantil… busca ayuda especializada.

Un niño sin trastornos en el lenguaje o algún impedimento físico o psíquico como los antes explicados, tarde o temprano, aprende a hablar. No obstante, los adultos podemos incitar a que los vocablos lleguen con más rapidez.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
La respuesta a la pregunta es más sencilla de lo que parece:

Mediante el juego.

Los juegos vocales ayudan a hablar

Los juegos vocales ayudan a que los bebés gorjeen. Como estas actividades implican sonidos, no sólo sirven para estimular los inentendibles balbuceos, sino también para el desarrollo lingüístico.

Mediante el juego, los niños de 2 y 3 años desarrollan habilidades tanto físicas como mentales. Estos ejercicios están concebidos tanto para estimular el aprendizaje como para recrear al pequeño.

A continuación te explicamos dos de ellos.

• El juego de traducir sonidos

Este ejercicio es bastante sencillo. Solo consiste en imitar el mismo sonido escuchado y nombrar el objeto, el animal, o el elemento en cuestión.

Por ejemplo:Si un perro ladra debemos imitar el ladrido del perro y decirle al niño la palabra: perro.

Podemos también decir: el perro, un perro, perrito…

• El juego de no saber

En este juego el adulto deberá siempre desconocer lo que el niño desea.Si los padres siempre se adelantan a las respuestas de sus hijos los niños nunca tendrán la necesidad de hablar.Por ejemplo:

Cuando el niño desee tomar agua y solo diga “allí”, “eso”, o señale con el dedo como acostumbra a hacer, los padres no debemos correr a saciar su sed. El juego de no saber consiste en preguntarle varias veces qué es lo que necesita. Luego le daremos de beber a la vez que repitamos la palabra: agua.

“Ponte al tanto de otros juegos en actividades y juegos para el lenguaje oral”

Ten en cuenta nuestras recomendaciones. Sé cada día una madre mejor.

Источник: https://eresmama.com/ayudar-hablar-los-ninos-2-3-anos/

Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar

Enseñar al bebé a hablar

La adquisición del lenguaje es uno de los grandes retos de que tiene ante sí el bebé y uno de los momentos más esperados por los padres y madres.

Si escuchar los primeros gorgojeos y las primeras sílabas que pronuncia el bebé es motivo de gran ilusión, cuando por fin pronuncia la primera palabra, bien sea «mamá», «papá», «abu» o «tete» (chupete) supone un gran avance y el primer paso para comenzar a hablar.

Los bebés, en general, aprenden a hablar durante los dos primeros años, tendrán un vocabulario reducido pero les permitirá comunicarse con los demás y mostrar sus preferencias, intereses o deseos.

Sin embargo, en esta etapa en la que hemos de enseñar a hablar al bebé es frecuente cometer errores comunes que dificultan este aprendizaje o asientan una mala base de pronunciación.

Somos, muchas veces, los padres y abuelos, los que ponemos obstáculos a la adquisición del lenguaje casi sin darnos cuenta. Descubre qué es lo que no debes hacer si estás enseñando a hablar a tu bebé. 

Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé

Los bebés, unos antes y otros después, comienzan a decir palabras sueltas a partir de los 18 meses. A partir de ese momento irán ampliando poco a poco su vocabulario para después formar frases muy cortas y, finalmente más elaboradas y complejas. 

Desde ese primer momento en el que tu bebé pronuncia su primera frase debes tener cuidado para no cometer esos errores tan comunes y que dificultan el aprendizaje del habla, toma nota: 

1. No repitas las palabras mal pronunciadas

A los padres nos encanta esa «media lengua» con la que los bebés hablan. Todavía no dominan el lenguaje y es muy difícil pronunciar bien, por lo tanto, convierten helicóptero en «tico-tico», coche en «brum», grillo en «cri-cri» o chupete en «tete». Para ellos es más sencillo asociar una palabra con el sonido que emite, acortarla o eliminar cualquier dificultad de pronunciación. 

Cuando ya han ganado más habilidades, pueden cometer errores al conjugar verbos, por ejemplo, «mamá, no cabo» (mamá, no quepo).

Y, los padres en muchas ocasiones en lugar de corregir el error, repetimos la palabra porque nos hace gracia, «ha pasado un tico-tico, ¡qué alto vuelta eh!».

Son muchas las familias que acaban incorporando a su lenguajeesas palabras mal pronunciadas o inventadas pero, por muy divertidas o tiernas que sean al hacerlo estás ralentizando el aprendizaje de la palabra correcta.

Por lo tanto, es importante que vayas corrigiendo la pronunciación que hace de cada palabra en lugar de repetir el error para ayudarle a hablar bien. Y, si quieres recordar en un futuro esas palabras tan tiernas o graciosas que decía tu bebé, lleva un diario donde puedas apuntarlas o inmortaliza esos momentos en vídeo. 

2. No hables como los niños, habla como los adultos

Los niños tienen muchos aprendizajes que realizar hasta saber lo que tú, pero eso no quiere decir que sean menos inteligentes. De hecho, en esta etapa está aprendiendo más que lo que hará en toda su vida. Son esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor.

Por lo tanto, si quieres ir al parque con él, no le digas «¿bebé quiere parque?», o si no quiere tomar más papilla, no le digas «¿nene no come?». Habla tal y como haces con los adultos, evidentemente con palabras sencillas, frases cortas y claras y evitando las palabras difíciles, pero construye frases normales con sujeto, verbo y predicado.

3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé

Otro de los errores comunes que debes evitar para enseñar a hablar a tu bebé es no dejarle hablar. Los niños pequeños pueden tardar mucho en expresar una idea, pedir algo o contar una historia. Les cuesta encontrar las palabras, se atascan, repiten una y otra vez lo mismo… Esto hace perder la paciencia de muchos padres que terminan las frases por ellos.

Si bien es cierto que los padres tenemos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, debemos mostrarnos más pacientes con ellos dejándoles tiempo para expresarse.

Además, intenta tener una charla tranquila, en la que ambos os miráis a los ojos, de esta manera, tu hijo podrá ver tu boca e irá aprendiendo cuáles son los movimientos de tu boca cuando pronuncias algunas palabras. 

4. No le presiones para hablar

Algunos niños comienzan a decir frases de dos o tres palabras a los 18 meses, mientras que otros tardan mucho más en hacerlo. No intentas presionar u obligar al niño a hacer algo para lo que todavía no está preparado.

Aunque tu vecino o su primo de la misma edad ya puedan comunicarse y tu hijo no. Tú misma te darás cuenta cuándo comienza a fluir el lenguaje, mientras háblale mucho, con palabras sencillas, señala objetos y nómbralos, etc.

De lo contrario, podría incluso retrasarse la adquisición del lenguaje.

5. No te anticipes a sus necesidades

Si tu bebé tiene su biberón antes de llorar, el chupeteantes de protestar, le acercas el juguete antes de que lo señale, etc, no le estarás dando la oportunidad de comunicar lo que quiere o necesita. Concédele unos instantes para intentar expresar qué desea.

6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo

Las aplicaciones de móvil o tablet para bebés pueden ayudarles a aprender nuevas palabras, así como muchos programas infantiles de televisión.

Sin embargo, no deben ser sustitutos del mejor maestro que pueden tener: sus padres. Aprender el vocabulario debe ser un acto social y recíproco.

Y, ni los dispositivos pueden contestarle como lo haces tú, ni pueden adaptarse al 100% a las  necesidades evolutivas de tu hijo. 

7. No abuses de los diminutivos

Aunque sean pequeños, no todo lo que les rodea debe serlo. Es decir, evita que todo termine en «ito» o «ita»: el muñequito, el chupetito, la mantita, la cenita, el hermanito…

Es cierto que tendemos a suavizar las palabras y a dotarlas de una mayor ternura cuando hablamos con niños pequeños y los diminutivos ayudan pero, una cosa es hacerlo de vez en cuando y otra convertir todo el mundo del bebé en algo en miniatura. 

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/ensenar-a-hablar-a-tu-bebe-errores-comunes-que-debes-evitar/

Trucos para enseñar a hablar al bebé

Enseñar al bebé a hablar
Enseñar al bebé a hablar

La comunicación con el bebé es fundamental. Y ya no solo cuando nace, sino cuando reside en el vientre materno.

Cuando la madre se pone en contacto por primera vez con el feto a través del habla, este lo recibe, por lo que al nacer se siente preparado para aprender del entorno y a dejarse llevar por la comunicación humana. Entonces, con el paso del tiempo, aprenderá a hablar.

Su capacidad de aprendizaje es asombrosa. Por ello, os mostramos una serie de trucos para enseñarle a hablar, teniendo en cuenta las diferentes etapas de su vida. Tomad nota y disfrutad de estos primeros años de enseñanza.

En el vientre materno

Aunque no haya dado a luz, el feto recibirá percepciones del exterior.

Es un momento idóneo para hablar con el bebé, llamándole de manera cariñosa, acariciando el vientre, e incluso manteniendo una pequeña conversación con él. Recibirá vibraciones que más tarde familiarizará.

Y si le cantas, mucho mejor. La música es un estímulo positivo, y si las escucha desde tan temprano, se sentirán más relajados y felices.

Los tres primeros meses de vida

La toma de contacto del bebé con el entorno resulta sorprendente y en varios momentos puede que se sienta saturado de tantos estímulos del exterior.

Durante los tres primeros meses es recomendable hablarle en voz baja, con dulzura y cariño. De esta manera asentará la información de los padres con más facilidad y mantendrá el contacto visual con ellos. Acostumbradle a que os vea sonreír, para que él os devuelva una sonrisa.

Al medio año de vida

Es momento de que el bebé descubra tanto su entorno como su cuerpo. Empezará a jugar y a socializar. Resulta fundamental responder a sus balbuceos y sonidos, para que vea que le están haciendo caso y así favorecer la comunicación.

Responde a sus ruidos variando la entonación de la voz para que te conteste. Por otro lado, juega mucho con él y los sonidos. Los juguetes ruidosos como el sonajero captarán su atención y el bebé los buscará. También es hora de ir explicándole el significado de determinadas cosas de su alrededor con palabras.

Al cumplir el año

El bebé balbuceará y te intentará hacer preguntas con la mirada. Comprenderá diversas frases y situaciones; este último paso precede al habla. Comprenderá visualmente determinadas imágenes y se sentirá aludido cuando digan su nombre.

Es una etapa donde adquiere conocimientos y entiende un no por respuesta. Sabrá tanto su nombre como el de sus padres y ya habrá forjado una confianza férrea con ellos. Este momento es ideal para enseñarle los formalismos del día a día, como saludar o despedirse, o asignar nombres a las cosas. Juega mucho con él y sus juguetes, y ponles voz para que el bebé intente comunicarse con ellos.

A partir de los dos años

La fase de comprensión habrá terminado y poco a poco aprenderá a decir sus primeras palabras. Las repetirá e incluso intentará repetir frases con ellas. La necesidad del bebé de comunicarse resulta fundamental, y si no es comprendido, se sentirá triste o enfadado.

Durante este periodo no hay que corregirle, sino mostrarle que comprendes lo que está intentando decir. Arma frases con él y explícale cosas, considéralo como uno más en la conversación para no sentirse excluido y, sobre todo, sigue jugando y fortaleciendo la relación con este.

Otros consejos

El proceso de aprendizaje resulta apasionante, pero a veces muy complicado. Aquí os dejamos una serie de consejos adicionales para que os sea más fácil enseñar a hablar a vuestro bebé:

● Despierta su interés. Para ello, hay que tener mucha paciencia. Hay que esperar al bebé a que de una respuesta y seguir estimulándole, para así generar confianza y seguridad en él. Mantener la comunicación es la clave.

● Muéstrate partícipe. Comunicarse con él también requiere de un esfuerzo primero de los padres. El contacto visual es fundamental. Comunícate gestualmente con él, cara a cara, ni muy cerca ni muy lejos, para mostrar nuestro interés por hablar con él.

● Respeta los turnos de respuesta. Aunque el bebé no pueda hablar, sí que se comunica con gestos y pequeños balbuceos. Es muy difícil no hacer un monólogo con él, pero hay que hacer un esfuerzo para que este responda cuando hables. Así se acostumbrará en el futuro a mantener una conversación formal y por tiempos con cualquier persona.

¡Comparte con tus amigos!

Источник: https://bebeinnova.com/blog/2018/04/05/trucos-para-ensenar-hablar-al-bebe/

Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé

Enseñar al bebé a hablar

Los bebés empiezan a decir sus primeras palabras entre los 11 y los 14 meses, aunque no es algo que sea así siempre ya que cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje y pueden comenzar a hablar antes o después y que todo esté bien en su desarrollo. Como padre o madre es normal que tengas ganas de escucharle sus primeras palabras. Para ello, queremos explicarte qué debes hacer para ayudar a que tu hijo hable pronto.

Cómo aprenderá tu bebé a hablar

Para aprender a hablar, el cerebro del bebé debe relacionar los objetos con sus nombres. La lengua y los labios del pequeño deben tener la destreza para formar las palabras produciendo ciertos sonidos.

Algunos bebés comienzan a hablar antes de su primer cumpleaños, pero a otros les cuesta más tener el control del lenguaje y del movimiento de labios, lengua y mandíbula, aunque pueden entender perfectamente lo que se les dice.

El bebé comenzará a experimentar con ruidos a los pocos meses de edad, con sonidos simples como “oooh” y “aaah” que se repiten.

Cuando tenga unos tres meses de vida, comenzará a balbucear una mezcla de sonidos repetidos, por ejemplo, ‘caca’ o ‘gaga’.

Incluso puede murmurar ‘ma ma’ o ‘pa pa’, aunque todavía no se referirá a ‘mamá’ o ‘papá’, solo está experimentando con sonidos.

Alrededor de los nueve meses, comenzará a emitir balbuceos más complejos. Aunque probablemente todavía no usará ninguna palabra, habrá dominado el ritmo y el tono del habla real.

Una vez que diga su primera palabra, es posible que su vocabulario se acelere con bastante rapidez.

Para cuando tenga alrededor de 18 a 24 meses, incluso levantará la voz al final de las palabras para indicar una pregunta.

Enseñar a hablar pronto al bebé

Cuando le hablaste por primera vez a tu bebé, ya le estabas enseñando a hablar. Pero si quieres ayudarle a que hable un poco antes, entonces, puedes seguir los siguientes consejos:

Comunícate pronto

Antes de que tu bebé comience a hablar, empezará a comunicarse contigo.

Puede que levante los brazos para que le sostengas, que mueva la cabeza para decir que no, o que señale algo que quiera que le acerques.

Reconoce y responde a esta comunicación pronto para motivar a tu hijo e incentivar sus habilidades comunicativas. Que le entiendan será su principal motivación para aprender nuevas formas de comunicarse.

Habla mucho

Los bebés aprenden escuchando, así que habla con tu bebé siempre y así sus habilidades lingüísticas mejorarán. Cuéntale a tu bebé todo lo que haces diariamente.

 Cuantas más palabras escuche, más palabras entenderá. Señala las cosas de interés mientras dais un paseo, por ejemplo. Cuanto más le hables a tu bebé, a más palabras estará expuesto.

Habla directamente con tu bebé, aunque no responda, hazlo.

¡Léele!

La lectura es la manera perfecta de ayudar a tu hijo a aprender habilidades lingüísticas y desarrollar su vocabulario.

 Leerle a tu bebé desde que nace es una excelente manera de adquirir este hábito. Tu recién nacido no entenderá lo que estás diciendo, pero se sentirá reconfortado por tu voz.

 A medida que crezca, comenzará a comprender las historias y aumentará su vocabulario escuchándote leer.

Cántale

Cantar canciones infantiles con rima y canciones de cuna a tu bebé es beneficioso para el desarrollo del lenguaje. Le encantará el sonido de tu voz (¡no importa lo mal que puedas cantar!). Y disfrutará repitiendo cualquier acción que acompañe la canción. Tu bebé puede imitar tus gestos e incluso intentar hacer sonidos que se parezcan a la canción.

Balbucea con tu pequeño

Cuando tu bebé esté balbuceando, ¡balbucea con él! Repite los sonidos y el ritmo de sus ruidos y participa en un juego de imitación. A tu bebé le encantará tener toda tu atención, jugar e imitarte. Introduce nuevos sonidos para que tu hijo también los imite, como soplar o tararear.

Escúchale siempre

Cuando tu bebé intente comunicarse contigo, préstale toda tu atención y que se note que le estás escuchando. Esto no solo le ayudará a desarrollar la confianza para aprender a hablar, sino que también le enseñará a ser un buen oyente.

Turnos de palabra

La conversación se trata de turnarse, así que involucra a tu hijo en juegos por turnos como el escondite desde una edad temprana. De esta manera empezará a entender que una buena comunicación es bidireccional.

Cosas a evitar

Hay algunas cosas que es mejor evitar cuando se motiva a los bebés a hablar:

  • Ruido de fondo: los bebés se distraen fácilmente. Apaga la televisión y la radio y deja que tu bebé se concentre en lo que estás diciendo.
  • Limita el tiempo de pantalla: los expertos argumentan que los niños menores de dos años no deberían ver televisión. Las investigaciones han descubierto que mirar televisión puede tener un efecto perjudicial en el desarrollo del lenguaje.
  • Corregirle demasiado: a medida que tu bebé aprende nuevas palabras, es probable que cometa algunos errores. Con el tiempo, al escucharte a ti y a otras personas hablar, aprenderá a diferenciar las palabras y sus formas. Por ahora, no le corrijas con demasiada frecuencia, ya que puede ser desmotivador.

Источник: https://www.etapainfantil.com/ensenar-hablar-bebe

Cómo enseñar a un bebé a hablar

Enseñar al bebé a hablar
Skip to content

Enseñar a hablar:Muchos nos preguntamos ¿ Cuando empieza a hablar un bebé ?

El habla es una habilidad humana que se convierte en algo tan natural que podemos pensar que es algo innato y nos olvidamos de su complejo aprendizaje.

Todas las personas tenemos la capacidad de aprender a hablar, pero para llegar a dominar el lenguaje hablado se produce un proceso complejo de desarrollo, maduración y aprendizajes.

Son muchas las familias y educadores que se preocupan por enseñar a hablar a los niños, y por estimular el desarrollo de este aprendizaje.

Vídeo educativo: A qué edad empiezan a hablar los bebes

Consejos para ayudar a un bebé a hablar         

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de aprender a hablar. Pero este proceso natural necesita de algunas condiciones adecuadas. Para ayudar a un bebé a hablar tenemos que tener en cuenta algunos factores:

  • El habla es una habilidad compleja que requiere la participación de una serie de procesos: percepción, atención, memoria, pensamiento, etc. Y por lo tanto precisa de la maduración pertinente para que pueda desarrollarse, es por ello que debemos acompañar la estimulación de la maduración y no precipitarnos. 
  • El aprendizaje del habla es algo gradual, se produce poco a poco. Es un aprendizaje que se producirá poco a poco, no es cuestión de pasar de nada a todo. Es cierto que la emisión de palabras y frases con sentido es lo primero que apreciamos, pero lleva muchos pequeños pasos, desarrollo de procesos y adquisiciones detrás. 
  • El bebé aprenderá a hablar de manera natural, poco a poco, a través del contacto con la lengua materna y mediante el desarrollo de procesos y la maduración cerebral correspondiente. 

¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?

¿Cuál es la edad para hablar? ¿Cuando dirá sus primeras palabras? ¿A qué edad hablan los niños?

El niño comienza la maduración y el aprendizaje del habla desde el momento del nacimiento, pero no emitirá sus primeras palabras hasta muchos meses después.

Cada niño sigue su propio ritmo en el desarrollo del habla, sin embargo podemos hablar de periodos o etapas generales en el desarrollo de la capacidad del habla.

  • De 1 a 6 meses. El bebé de 1 a 6 meses se expresa a través de lloros, gritos, sonrisa facial. Al final de este periodo se inicia el balbuceo. El niño empieza a imitar los sonidos vocales de la lengua materna que escucha.
  • De 7 a 12 meses. El niño entra en esta etapa emitiendo combinaciones de sílabas que se asemejan a las primeras palabras. Al final de ese periodo, en torno a los 12 meses emitirá las primeras palabras con significado y sentido, además comprende las primeras vocalizaciones.
  • De 13 a 18 meses. Poco a poco el vocabulario se incrementa poco a poco. Controla mejor el acento y la entonación, se emiten las primeras frases sencillas con sentido.
  • De 18 a 24 meses. Comienza la etapa lingüística propiamente dicha. En esta etapa la mayoría de los niños comienzan a hablar y emitir frases con sentido completo.
  • 2 a 4 años. Poco a poco el niño amplía su vocabulario, así como la complejidad de las frases que emite.

Consejos para enseñar a bebé a hablar

El bebé poco a poco aprenderá a hablar por sí solo. No obstante podemos crear las condiciones oportunas para promover este desarrollo.

  • Escuchar los sonidos del habla materna, es algo esencial para el desarrollo del lenguaje y del habla. Para ello es conveniente: hablar con el bebé, utilizar un tono dulce y adecuado, palabras sencillas con sonidos pegadizos, utilizar estribillos pegadizos de canciones. 
  • Jugar con los sonidos. Emitir una secuencia de sílabas, como ejemplo “pa pa pa pa” y esperar a que el bebé nos lo repita. 

Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño

Vamos a ver 3 técnicas sencillas que nos enseñarán cómo ayudar a mi hijo a hablar

El niño pequeño aprenderá a hablar por sí solo, pero podemos ayudar al niño para mejorar su lenguaje y su habla.

  • Hazle esforzarse por hablar. Si le damos lo que pide porque le entendemos, solo por señalar con el dedo o por usar algún termino parecido, no se esforzara por ser entendido. El habla y el lenguaje tienen como objetivo transmitir mensajes, es importante que el niño se esfuerce por trasmitir mensajes y hacerse entender. 
  • Utiliza cuentos, canciones y trabalenguas. Habla tú, pro escúchale y pide que lo repita. 
  • Cuando el niño diga algo mal, repítele la palabra bien dicha. A veces nos puede parecer gracioso y repetimos la palabra mal, es importante enseñarle a decirlo bien. 

© 2017 Cómo enseñar a hablar a un bebé. Celia Rodríguez Ruiz @educa_aprende. Escuela de padres. Educapeques

Más artículos que te pueden interesar:

Источник: https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/ensenar-a-hablar-bebe.html

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?

Enseñar al bebé a hablar

Un niño aprende a hablar porque se desarrolla entre adultos, donde la comunicación mediante el lenguaje articulado es elemental. Pero a veces el tiempo para empezar a hablar se puede retardar. Mira qué puedes hacer para ayudar a tu hijo.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años? La respuesta a esta pregunta seguro le interesará a cualquier madre. Pero antes de comenzar este post para aclarar esta duda, primero debemos formularnos otro interrogante:

¿Cómo es posible que un niño con 2 y 3 años aún no hable?

Respondamos poco a poco.

Primero debemos comenzar por el principio de todos los principios… Cuando el bebé aún era un feto y estaba en el vientre materno.

La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento

A pesar de su aparente desconexión con el mundo, un feto es capaz de percibir y procesar estímulos que le llegan desde el exterior, sobre todo, los auditivos.

Aunque inicialmente, cuando apenas era una “semilla” dentro de la panza, la voz le llegaba bastante distorsionada, un bebé, después de su nacimiento, puede reconocer, sobre todo, las vocales de la lengua materna.

El hablarle al bebé antes de nacer favorece su desarrollo auditivo; acrecienta las habilidades que, lingüísticamente, tendrá en su futuro desarrollo y reduce posibles trastornos en su lenguaje verbal.

Si quieres que tu niño tenga parte del camino ganado si de entrenamiento auditivo se trata; háblale, cántale y léele cuentos mientras permanezca dentro de tu vientre.

Ahora bien, si tu niño es un “hombre” o una “mujer” de 2 y 3 años, y todavía no habla; aún tienes muchas alternativas para incentivar su comunicación oral.

Antes, sólo debes cerciorarte de que no padezca de ningún trastorno físico o psíquico que le frene el lenguaje.

4 trastornos que dificultan el lenguaje

El habla en los niños aparece casi que por instinto, pues se da por el solo hecho de imitar a quienes les rodean.

El aprender a hablar lleva su proceso. El niño:• Emite fonemas• Logra decir alguna palabra• Amplía su vocabulario

• Construye frases completas

Después de vencidas estas etapas puede decirse que un niño sabe hablar.

No obstante, a ello hay infantes a los que se les hace imposible franquear barreras fonológicas y llegan a cumplir los 3 años de edad sin poder hablar correctamente.

Su incapacidad puede deberse a diversos trastornos que dificultan el lenguaje.

1. Retraso simple del lenguaje

Los menores con retraso simple del lenguaje no emplean o emplean sólo algunos de los fonemas que utilizan los restantes niños de su edad. Tienen un cierto retraso en la utilización de los fonemas y la sintaxis con respecto a su grupo etario.

Por suerte este trastorno puede ser corregido fácilmente y no es síntoma de ninguna deficiencia psíquica o física.

2. Deficiencia auditiva

Los niños con sordera u otro tipo de deficiencia auditiva, como no escuchan bien, no pueden aprender a emitir sonidos.

Una forma muy simple de saber si tu hijo presenta este trastorno es hacer ruido o llamarlo por su nombre cuando él no pueda verte. Si el niño no se da la vuelta para mirar lo que sucede o responderte, es porque no oye bien.

3. Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que se evidencia significativamente en la comunicación oral. Los niños autistas presentan marcadas alteraciones en el lenguaje y se les hace casi imposible el hacerse entender.

4. Estrés infantil

Los niños que sufren de estrés infantil pueden presentar dificultad en el lenguaje. Este padecimiento, tenga el origen que tenga, unido a la carencia afectiva de los padres, y la falta de atención y dedicación incide desfavorablemente en el desarrollo del léxico.

Nuestro consejo

Un niño de 2 y 3 años debe, si no dominar las palabras, al menos hablar de manera fluida; tener un vocabulario lo suficientemente amplio como para expresar sus pensamientos y sentimientos; pedir que le sacien sus necesidades y resolver sus problemas. Debe pronunciar vocablos similares a los que usamos.

Si tu hijo aún no consigue expresarse consúltalo con su médico de cabecera, un psicólogo, foniatra, logopeda, neurólogo infantil… busca ayuda especializada.

Un niño sin trastornos en el lenguaje o algún impedimento físico o psíquico como los antes explicados, tarde o temprano, aprende a hablar. No obstante, los adultos podemos incitar a que los vocablos lleguen con más rapidez.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
La respuesta a la pregunta es más sencilla de lo que parece:

Mediante el juego.

Los juegos vocales ayudan a hablar

Los juegos vocales ayudan a que los bebés gorjeen. Como estas actividades implican sonidos, no sólo sirven para estimular los inentendibles balbuceos, sino también para el desarrollo lingüístico.

Mediante el juego, los niños de 2 y 3 años desarrollan habilidades tanto físicas como mentales. Estos ejercicios están concebidos tanto para estimular el aprendizaje como para recrear al pequeño.

A continuación te explicamos dos de ellos.

• El juego de traducir sonidos

Este ejercicio es bastante sencillo. Solo consiste en imitar el mismo sonido escuchado y nombrar el objeto, el animal, o el elemento en cuestión.

Por ejemplo:Si un perro ladra debemos imitar el ladrido del perro y decirle al niño la palabra: perro.

Podemos también decir: el perro, un perro, perrito…

• El juego de no saber

En este juego el adulto deberá siempre desconocer lo que el niño desea.Si los padres siempre se adelantan a las respuestas de sus hijos los niños nunca tendrán la necesidad de hablar.Por ejemplo:

Cuando el niño desee tomar agua y solo diga “allí”, “eso”, o señale con el dedo como acostumbra a hacer, los padres no debemos correr a saciar su sed. El juego de no saber consiste en preguntarle varias veces qué es lo que necesita. Luego le daremos de beber a la vez que repitamos la palabra: agua.

“Ponte al tanto de otros juegos en actividades y juegos para el lenguaje oral”

Ten en cuenta nuestras recomendaciones. Sé cada día una madre mejor.

Источник: https://eresmama.com/ayudar-hablar-los-ninos-2-3-anos/

Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar

Enseñar al bebé a hablar

La adquisición del lenguaje es uno de los grandes retos de que tiene ante sí el bebé y uno de los momentos más esperados por los padres y madres.

Si escuchar los primeros gorgojeos y las primeras sílabas que pronuncia el bebé es motivo de gran ilusión, cuando por fin pronuncia la primera palabra, bien sea «mamá», «papá», «abu» o «tete» (chupete) supone un gran avance y el primer paso para comenzar a hablar.

Los bebés, en general, aprenden a hablar durante los dos primeros años, tendrán un vocabulario reducido pero les permitirá comunicarse con los demás y mostrar sus preferencias, intereses o deseos.

Sin embargo, en esta etapa en la que hemos de enseñar a hablar al bebé es frecuente cometer errores comunes que dificultan este aprendizaje o asientan una mala base de pronunciación.

Somos, muchas veces, los padres y abuelos, los que ponemos obstáculos a la adquisición del lenguaje casi sin darnos cuenta. Descubre qué es lo que no debes hacer si estás enseñando a hablar a tu bebé. 

Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé

Los bebés, unos antes y otros después, comienzan a decir palabras sueltas a partir de los 18 meses. A partir de ese momento irán ampliando poco a poco su vocabulario para después formar frases muy cortas y, finalmente más elaboradas y complejas. 

Desde ese primer momento en el que tu bebé pronuncia su primera frase debes tener cuidado para no cometer esos errores tan comunes y que dificultan el aprendizaje del habla, toma nota: 

1. No repitas las palabras mal pronunciadas

A los padres nos encanta esa «media lengua» con la que los bebés hablan. Todavía no dominan el lenguaje y es muy difícil pronunciar bien, por lo tanto, convierten helicóptero en «tico-tico», coche en «brum», grillo en «cri-cri» o chupete en «tete». Para ellos es más sencillo asociar una palabra con el sonido que emite, acortarla o eliminar cualquier dificultad de pronunciación. 

Cuando ya han ganado más habilidades, pueden cometer errores al conjugar verbos, por ejemplo, «mamá, no cabo» (mamá, no quepo).

Y, los padres en muchas ocasiones en lugar de corregir el error, repetimos la palabra porque nos hace gracia, «ha pasado un tico-tico, ¡qué alto vuelta eh!».

Son muchas las familias que acaban incorporando a su lenguajeesas palabras mal pronunciadas o inventadas pero, por muy divertidas o tiernas que sean al hacerlo estás ralentizando el aprendizaje de la palabra correcta.

Por lo tanto, es importante que vayas corrigiendo la pronunciación que hace de cada palabra en lugar de repetir el error para ayudarle a hablar bien. Y, si quieres recordar en un futuro esas palabras tan tiernas o graciosas que decía tu bebé, lleva un diario donde puedas apuntarlas o inmortaliza esos momentos en vídeo. 

2. No hables como los niños, habla como los adultos

Los niños tienen muchos aprendizajes que realizar hasta saber lo que tú, pero eso no quiere decir que sean menos inteligentes. De hecho, en esta etapa está aprendiendo más que lo que hará en toda su vida. Son esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor.

Por lo tanto, si quieres ir al parque con él, no le digas «¿bebé quiere parque?», o si no quiere tomar más papilla, no le digas «¿nene no come?». Habla tal y como haces con los adultos, evidentemente con palabras sencillas, frases cortas y claras y evitando las palabras difíciles, pero construye frases normales con sujeto, verbo y predicado.

3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé

Otro de los errores comunes que debes evitar para enseñar a hablar a tu bebé es no dejarle hablar. Los niños pequeños pueden tardar mucho en expresar una idea, pedir algo o contar una historia. Les cuesta encontrar las palabras, se atascan, repiten una y otra vez lo mismo… Esto hace perder la paciencia de muchos padres que terminan las frases por ellos.

Si bien es cierto que los padres tenemos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, debemos mostrarnos más pacientes con ellos dejándoles tiempo para expresarse.

Además, intenta tener una charla tranquila, en la que ambos os miráis a los ojos, de esta manera, tu hijo podrá ver tu boca e irá aprendiendo cuáles son los movimientos de tu boca cuando pronuncias algunas palabras. 

4. No le presiones para hablar

Algunos niños comienzan a decir frases de dos o tres palabras a los 18 meses, mientras que otros tardan mucho más en hacerlo. No intentas presionar u obligar al niño a hacer algo para lo que todavía no está preparado.

Aunque tu vecino o su primo de la misma edad ya puedan comunicarse y tu hijo no. Tú misma te darás cuenta cuándo comienza a fluir el lenguaje, mientras háblale mucho, con palabras sencillas, señala objetos y nómbralos, etc.

De lo contrario, podría incluso retrasarse la adquisición del lenguaje.

5. No te anticipes a sus necesidades

Si tu bebé tiene su biberón antes de llorar, el chupeteantes de protestar, le acercas el juguete antes de que lo señale, etc, no le estarás dando la oportunidad de comunicar lo que quiere o necesita. Concédele unos instantes para intentar expresar qué desea.

6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo

Las aplicaciones de móvil o tablet para bebés pueden ayudarles a aprender nuevas palabras, así como muchos programas infantiles de televisión.

Sin embargo, no deben ser sustitutos del mejor maestro que pueden tener: sus padres. Aprender el vocabulario debe ser un acto social y recíproco.

Y, ni los dispositivos pueden contestarle como lo haces tú, ni pueden adaptarse al 100% a las  necesidades evolutivas de tu hijo. 

7. No abuses de los diminutivos

Aunque sean pequeños, no todo lo que les rodea debe serlo. Es decir, evita que todo termine en «ito» o «ita»: el muñequito, el chupetito, la mantita, la cenita, el hermanito…

Es cierto que tendemos a suavizar las palabras y a dotarlas de una mayor ternura cuando hablamos con niños pequeños y los diminutivos ayudan pero, una cosa es hacerlo de vez en cuando y otra convertir todo el mundo del bebé en algo en miniatura. 

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/ensenar-a-hablar-a-tu-bebe-errores-comunes-que-debes-evitar/

Trucos para enseñar a hablar al bebé

Enseñar al bebé a hablar
Enseñar al bebé a hablar

La comunicación con el bebé es fundamental. Y ya no solo cuando nace, sino cuando reside en el vientre materno.

Cuando la madre se pone en contacto por primera vez con el feto a través del habla, este lo recibe, por lo que al nacer se siente preparado para aprender del entorno y a dejarse llevar por la comunicación humana. Entonces, con el paso del tiempo, aprenderá a hablar.

Su capacidad de aprendizaje es asombrosa. Por ello, os mostramos una serie de trucos para enseñarle a hablar, teniendo en cuenta las diferentes etapas de su vida. Tomad nota y disfrutad de estos primeros años de enseñanza.

En el vientre materno

Aunque no haya dado a luz, el feto recibirá percepciones del exterior.

Es un momento idóneo para hablar con el bebé, llamándole de manera cariñosa, acariciando el vientre, e incluso manteniendo una pequeña conversación con él. Recibirá vibraciones que más tarde familiarizará.

Y si le cantas, mucho mejor. La música es un estímulo positivo, y si las escucha desde tan temprano, se sentirán más relajados y felices.

Los tres primeros meses de vida

La toma de contacto del bebé con el entorno resulta sorprendente y en varios momentos puede que se sienta saturado de tantos estímulos del exterior.

Durante los tres primeros meses es recomendable hablarle en voz baja, con dulzura y cariño. De esta manera asentará la información de los padres con más facilidad y mantendrá el contacto visual con ellos. Acostumbradle a que os vea sonreír, para que él os devuelva una sonrisa.

Al medio año de vida

Es momento de que el bebé descubra tanto su entorno como su cuerpo. Empezará a jugar y a socializar. Resulta fundamental responder a sus balbuceos y sonidos, para que vea que le están haciendo caso y así favorecer la comunicación.

Responde a sus ruidos variando la entonación de la voz para que te conteste. Por otro lado, juega mucho con él y los sonidos. Los juguetes ruidosos como el sonajero captarán su atención y el bebé los buscará. También es hora de ir explicándole el significado de determinadas cosas de su alrededor con palabras.

Al cumplir el año

El bebé balbuceará y te intentará hacer preguntas con la mirada. Comprenderá diversas frases y situaciones; este último paso precede al habla. Comprenderá visualmente determinadas imágenes y se sentirá aludido cuando digan su nombre.

Es una etapa donde adquiere conocimientos y entiende un no por respuesta. Sabrá tanto su nombre como el de sus padres y ya habrá forjado una confianza férrea con ellos. Este momento es ideal para enseñarle los formalismos del día a día, como saludar o despedirse, o asignar nombres a las cosas. Juega mucho con él y sus juguetes, y ponles voz para que el bebé intente comunicarse con ellos.

A partir de los dos años

La fase de comprensión habrá terminado y poco a poco aprenderá a decir sus primeras palabras. Las repetirá e incluso intentará repetir frases con ellas. La necesidad del bebé de comunicarse resulta fundamental, y si no es comprendido, se sentirá triste o enfadado.

Durante este periodo no hay que corregirle, sino mostrarle que comprendes lo que está intentando decir. Arma frases con él y explícale cosas, considéralo como uno más en la conversación para no sentirse excluido y, sobre todo, sigue jugando y fortaleciendo la relación con este.

Otros consejos

El proceso de aprendizaje resulta apasionante, pero a veces muy complicado. Aquí os dejamos una serie de consejos adicionales para que os sea más fácil enseñar a hablar a vuestro bebé:

● Despierta su interés. Para ello, hay que tener mucha paciencia. Hay que esperar al bebé a que de una respuesta y seguir estimulándole, para así generar confianza y seguridad en él. Mantener la comunicación es la clave.

● Muéstrate partícipe. Comunicarse con él también requiere de un esfuerzo primero de los padres. El contacto visual es fundamental. Comunícate gestualmente con él, cara a cara, ni muy cerca ni muy lejos, para mostrar nuestro interés por hablar con él.

● Respeta los turnos de respuesta. Aunque el bebé no pueda hablar, sí que se comunica con gestos y pequeños balbuceos. Es muy difícil no hacer un monólogo con él, pero hay que hacer un esfuerzo para que este responda cuando hables. Así se acostumbrará en el futuro a mantener una conversación formal y por tiempos con cualquier persona.

¡Comparte con tus amigos!

Источник: https://bebeinnova.com/blog/2018/04/05/trucos-para-ensenar-hablar-al-bebe/

Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé

Enseñar al bebé a hablar

Los bebés empiezan a decir sus primeras palabras entre los 11 y los 14 meses, aunque no es algo que sea así siempre ya que cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje y pueden comenzar a hablar antes o después y que todo esté bien en su desarrollo. Como padre o madre es normal que tengas ganas de escucharle sus primeras palabras. Para ello, queremos explicarte qué debes hacer para ayudar a que tu hijo hable pronto.

Cómo aprenderá tu bebé a hablar

Para aprender a hablar, el cerebro del bebé debe relacionar los objetos con sus nombres. La lengua y los labios del pequeño deben tener la destreza para formar las palabras produciendo ciertos sonidos.

Algunos bebés comienzan a hablar antes de su primer cumpleaños, pero a otros les cuesta más tener el control del lenguaje y del movimiento de labios, lengua y mandíbula, aunque pueden entender perfectamente lo que se les dice.

El bebé comenzará a experimentar con ruidos a los pocos meses de edad, con sonidos simples como “oooh” y “aaah” que se repiten.

Cuando tenga unos tres meses de vida, comenzará a balbucear una mezcla de sonidos repetidos, por ejemplo, ‘caca’ o ‘gaga’.

Incluso puede murmurar ‘ma ma’ o ‘pa pa’, aunque todavía no se referirá a ‘mamá’ o ‘papá’, solo está experimentando con sonidos.

Alrededor de los nueve meses, comenzará a emitir balbuceos más complejos. Aunque probablemente todavía no usará ninguna palabra, habrá dominado el ritmo y el tono del habla real.

Una vez que diga su primera palabra, es posible que su vocabulario se acelere con bastante rapidez.

Para cuando tenga alrededor de 18 a 24 meses, incluso levantará la voz al final de las palabras para indicar una pregunta.

Enseñar a hablar pronto al bebé

Cuando le hablaste por primera vez a tu bebé, ya le estabas enseñando a hablar. Pero si quieres ayudarle a que hable un poco antes, entonces, puedes seguir los siguientes consejos:

Comunícate pronto

Antes de que tu bebé comience a hablar, empezará a comunicarse contigo.

Puede que levante los brazos para que le sostengas, que mueva la cabeza para decir que no, o que señale algo que quiera que le acerques.

Reconoce y responde a esta comunicación pronto para motivar a tu hijo e incentivar sus habilidades comunicativas. Que le entiendan será su principal motivación para aprender nuevas formas de comunicarse.

Habla mucho

Los bebés aprenden escuchando, así que habla con tu bebé siempre y así sus habilidades lingüísticas mejorarán. Cuéntale a tu bebé todo lo que haces diariamente.

 Cuantas más palabras escuche, más palabras entenderá. Señala las cosas de interés mientras dais un paseo, por ejemplo. Cuanto más le hables a tu bebé, a más palabras estará expuesto.

Habla directamente con tu bebé, aunque no responda, hazlo.

¡Léele!

La lectura es la manera perfecta de ayudar a tu hijo a aprender habilidades lingüísticas y desarrollar su vocabulario.

 Leerle a tu bebé desde que nace es una excelente manera de adquirir este hábito. Tu recién nacido no entenderá lo que estás diciendo, pero se sentirá reconfortado por tu voz.

 A medida que crezca, comenzará a comprender las historias y aumentará su vocabulario escuchándote leer.

Cántale

Cantar canciones infantiles con rima y canciones de cuna a tu bebé es beneficioso para el desarrollo del lenguaje. Le encantará el sonido de tu voz (¡no importa lo mal que puedas cantar!). Y disfrutará repitiendo cualquier acción que acompañe la canción. Tu bebé puede imitar tus gestos e incluso intentar hacer sonidos que se parezcan a la canción.

Balbucea con tu pequeño

Cuando tu bebé esté balbuceando, ¡balbucea con él! Repite los sonidos y el ritmo de sus ruidos y participa en un juego de imitación. A tu bebé le encantará tener toda tu atención, jugar e imitarte. Introduce nuevos sonidos para que tu hijo también los imite, como soplar o tararear.

Escúchale siempre

Cuando tu bebé intente comunicarse contigo, préstale toda tu atención y que se note que le estás escuchando. Esto no solo le ayudará a desarrollar la confianza para aprender a hablar, sino que también le enseñará a ser un buen oyente.

Turnos de palabra

La conversación se trata de turnarse, así que involucra a tu hijo en juegos por turnos como el escondite desde una edad temprana. De esta manera empezará a entender que una buena comunicación es bidireccional.

Cosas a evitar

Hay algunas cosas que es mejor evitar cuando se motiva a los bebés a hablar:

  • Ruido de fondo: los bebés se distraen fácilmente. Apaga la televisión y la radio y deja que tu bebé se concentre en lo que estás diciendo.
  • Limita el tiempo de pantalla: los expertos argumentan que los niños menores de dos años no deberían ver televisión. Las investigaciones han descubierto que mirar televisión puede tener un efecto perjudicial en el desarrollo del lenguaje.
  • Corregirle demasiado: a medida que tu bebé aprende nuevas palabras, es probable que cometa algunos errores. Con el tiempo, al escucharte a ti y a otras personas hablar, aprenderá a diferenciar las palabras y sus formas. Por ahora, no le corrijas con demasiada frecuencia, ya que puede ser desmotivador.

Источник: https://www.etapainfantil.com/ensenar-hablar-bebe

Cómo enseñar a un bebé a hablar

Enseñar al bebé a hablar
Skip to content

Enseñar a hablar:Muchos nos preguntamos ¿ Cuando empieza a hablar un bebé ?

El habla es una habilidad humana que se convierte en algo tan natural que podemos pensar que es algo innato y nos olvidamos de su complejo aprendizaje.

Todas las personas tenemos la capacidad de aprender a hablar, pero para llegar a dominar el lenguaje hablado se produce un proceso complejo de desarrollo, maduración y aprendizajes.

Son muchas las familias y educadores que se preocupan por enseñar a hablar a los niños, y por estimular el desarrollo de este aprendizaje.

Vídeo educativo: A qué edad empiezan a hablar los bebes

Consejos para ayudar a un bebé a hablar         

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de aprender a hablar. Pero este proceso natural necesita de algunas condiciones adecuadas. Para ayudar a un bebé a hablar tenemos que tener en cuenta algunos factores:

  • El habla es una habilidad compleja que requiere la participación de una serie de procesos: percepción, atención, memoria, pensamiento, etc. Y por lo tanto precisa de la maduración pertinente para que pueda desarrollarse, es por ello que debemos acompañar la estimulación de la maduración y no precipitarnos. 
  • El aprendizaje del habla es algo gradual, se produce poco a poco. Es un aprendizaje que se producirá poco a poco, no es cuestión de pasar de nada a todo. Es cierto que la emisión de palabras y frases con sentido es lo primero que apreciamos, pero lleva muchos pequeños pasos, desarrollo de procesos y adquisiciones detrás. 
  • El bebé aprenderá a hablar de manera natural, poco a poco, a través del contacto con la lengua materna y mediante el desarrollo de procesos y la maduración cerebral correspondiente. 

¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?

¿Cuál es la edad para hablar? ¿Cuando dirá sus primeras palabras? ¿A qué edad hablan los niños?

El niño comienza la maduración y el aprendizaje del habla desde el momento del nacimiento, pero no emitirá sus primeras palabras hasta muchos meses después.

Cada niño sigue su propio ritmo en el desarrollo del habla, sin embargo podemos hablar de periodos o etapas generales en el desarrollo de la capacidad del habla.

  • De 1 a 6 meses. El bebé de 1 a 6 meses se expresa a través de lloros, gritos, sonrisa facial. Al final de este periodo se inicia el balbuceo. El niño empieza a imitar los sonidos vocales de la lengua materna que escucha.
  • De 7 a 12 meses. El niño entra en esta etapa emitiendo combinaciones de sílabas que se asemejan a las primeras palabras. Al final de ese periodo, en torno a los 12 meses emitirá las primeras palabras con significado y sentido, además comprende las primeras vocalizaciones.
  • De 13 a 18 meses. Poco a poco el vocabulario se incrementa poco a poco. Controla mejor el acento y la entonación, se emiten las primeras frases sencillas con sentido.
  • De 18 a 24 meses. Comienza la etapa lingüística propiamente dicha. En esta etapa la mayoría de los niños comienzan a hablar y emitir frases con sentido completo.
  • 2 a 4 años. Poco a poco el niño amplía su vocabulario, así como la complejidad de las frases que emite.

Consejos para enseñar a bebé a hablar

El bebé poco a poco aprenderá a hablar por sí solo. No obstante podemos crear las condiciones oportunas para promover este desarrollo.

  • Escuchar los sonidos del habla materna, es algo esencial para el desarrollo del lenguaje y del habla. Para ello es conveniente: hablar con el bebé, utilizar un tono dulce y adecuado, palabras sencillas con sonidos pegadizos, utilizar estribillos pegadizos de canciones. 
  • Jugar con los sonidos. Emitir una secuencia de sílabas, como ejemplo “pa pa pa pa” y esperar a que el bebé nos lo repita. 

Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño

Vamos a ver 3 técnicas sencillas que nos enseñarán cómo ayudar a mi hijo a hablar

El niño pequeño aprenderá a hablar por sí solo, pero podemos ayudar al niño para mejorar su lenguaje y su habla.

  • Hazle esforzarse por hablar. Si le damos lo que pide porque le entendemos, solo por señalar con el dedo o por usar algún termino parecido, no se esforzara por ser entendido. El habla y el lenguaje tienen como objetivo transmitir mensajes, es importante que el niño se esfuerce por trasmitir mensajes y hacerse entender. 
  • Utiliza cuentos, canciones y trabalenguas. Habla tú, pro escúchale y pide que lo repita. 
  • Cuando el niño diga algo mal, repítele la palabra bien dicha. A veces nos puede parecer gracioso y repetimos la palabra mal, es importante enseñarle a decirlo bien. 

© 2017 Cómo enseñar a hablar a un bebé. Celia Rodríguez Ruiz @educa_aprende. Escuela de padres. Educapeques

Más artículos que te pueden interesar:

Источник: https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/ensenar-a-hablar-bebe.html

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?

Enseñar al bebé a hablar

Un niño aprende a hablar porque se desarrolla entre adultos, donde la comunicación mediante el lenguaje articulado es elemental. Pero a veces el tiempo para empezar a hablar se puede retardar. Mira qué puedes hacer para ayudar a tu hijo.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años? La respuesta a esta pregunta seguro le interesará a cualquier madre. Pero antes de comenzar este post para aclarar esta duda, primero debemos formularnos otro interrogante:

¿Cómo es posible que un niño con 2 y 3 años aún no hable?

Respondamos poco a poco.

Primero debemos comenzar por el principio de todos los principios… Cuando el bebé aún era un feto y estaba en el vientre materno.

La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento

A pesar de su aparente desconexión con el mundo, un feto es capaz de percibir y procesar estímulos que le llegan desde el exterior, sobre todo, los auditivos.

Aunque inicialmente, cuando apenas era una “semilla” dentro de la panza, la voz le llegaba bastante distorsionada, un bebé, después de su nacimiento, puede reconocer, sobre todo, las vocales de la lengua materna.

El hablarle al bebé antes de nacer favorece su desarrollo auditivo; acrecienta las habilidades que, lingüísticamente, tendrá en su futuro desarrollo y reduce posibles trastornos en su lenguaje verbal.

Si quieres que tu niño tenga parte del camino ganado si de entrenamiento auditivo se trata; háblale, cántale y léele cuentos mientras permanezca dentro de tu vientre.

Ahora bien, si tu niño es un “hombre” o una “mujer” de 2 y 3 años, y todavía no habla; aún tienes muchas alternativas para incentivar su comunicación oral.

Antes, sólo debes cerciorarte de que no padezca de ningún trastorno físico o psíquico que le frene el lenguaje.

4 trastornos que dificultan el lenguaje

El habla en los niños aparece casi que por instinto, pues se da por el solo hecho de imitar a quienes les rodean.

El aprender a hablar lleva su proceso. El niño:• Emite fonemas• Logra decir alguna palabra• Amplía su vocabulario

• Construye frases completas

Después de vencidas estas etapas puede decirse que un niño sabe hablar.

No obstante, a ello hay infantes a los que se les hace imposible franquear barreras fonológicas y llegan a cumplir los 3 años de edad sin poder hablar correctamente.

Su incapacidad puede deberse a diversos trastornos que dificultan el lenguaje.

1. Retraso simple del lenguaje

Los menores con retraso simple del lenguaje no emplean o emplean sólo algunos de los fonemas que utilizan los restantes niños de su edad. Tienen un cierto retraso en la utilización de los fonemas y la sintaxis con respecto a su grupo etario.

Por suerte este trastorno puede ser corregido fácilmente y no es síntoma de ninguna deficiencia psíquica o física.

2. Deficiencia auditiva

Los niños con sordera u otro tipo de deficiencia auditiva, como no escuchan bien, no pueden aprender a emitir sonidos.

Una forma muy simple de saber si tu hijo presenta este trastorno es hacer ruido o llamarlo por su nombre cuando él no pueda verte. Si el niño no se da la vuelta para mirar lo que sucede o responderte, es porque no oye bien.

3. Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que se evidencia significativamente en la comunicación oral. Los niños autistas presentan marcadas alteraciones en el lenguaje y se les hace casi imposible el hacerse entender.

4. Estrés infantil

Los niños que sufren de estrés infantil pueden presentar dificultad en el lenguaje. Este padecimiento, tenga el origen que tenga, unido a la carencia afectiva de los padres, y la falta de atención y dedicación incide desfavorablemente en el desarrollo del léxico.

Nuestro consejo

Un niño de 2 y 3 años debe, si no dominar las palabras, al menos hablar de manera fluida; tener un vocabulario lo suficientemente amplio como para expresar sus pensamientos y sentimientos; pedir que le sacien sus necesidades y resolver sus problemas. Debe pronunciar vocablos similares a los que usamos.

Si tu hijo aún no consigue expresarse consúltalo con su médico de cabecera, un psicólogo, foniatra, logopeda, neurólogo infantil… busca ayuda especializada.

Un niño sin trastornos en el lenguaje o algún impedimento físico o psíquico como los antes explicados, tarde o temprano, aprende a hablar. No obstante, los adultos podemos incitar a que los vocablos lleguen con más rapidez.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
La respuesta a la pregunta es más sencilla de lo que parece:

Mediante el juego.

Los juegos vocales ayudan a hablar

Los juegos vocales ayudan a que los bebés gorjeen. Como estas actividades implican sonidos, no sólo sirven para estimular los inentendibles balbuceos, sino también para el desarrollo lingüístico.

Mediante el juego, los niños de 2 y 3 años desarrollan habilidades tanto físicas como mentales. Estos ejercicios están concebidos tanto para estimular el aprendizaje como para recrear al pequeño.

A continuación te explicamos dos de ellos.

• El juego de traducir sonidos

Este ejercicio es bastante sencillo. Solo consiste en imitar el mismo sonido escuchado y nombrar el objeto, el animal, o el elemento en cuestión.

Por ejemplo:Si un perro ladra debemos imitar el ladrido del perro y decirle al niño la palabra: perro.

Podemos también decir: el perro, un perro, perrito…

• El juego de no saber

En este juego el adulto deberá siempre desconocer lo que el niño desea.Si los padres siempre se adelantan a las respuestas de sus hijos los niños nunca tendrán la necesidad de hablar.Por ejemplo:

Cuando el niño desee tomar agua y solo diga “allí”, “eso”, o señale con el dedo como acostumbra a hacer, los padres no debemos correr a saciar su sed. El juego de no saber consiste en preguntarle varias veces qué es lo que necesita. Luego le daremos de beber a la vez que repitamos la palabra: agua.

“Ponte al tanto de otros juegos en actividades y juegos para el lenguaje oral”

Ten en cuenta nuestras recomendaciones. Sé cada día una madre mejor.

Источник: https://eresmama.com/ayudar-hablar-los-ninos-2-3-anos/

Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar

Enseñar al bebé a hablar

La adquisición del lenguaje es uno de los grandes retos de que tiene ante sí el bebé y uno de los momentos más esperados por los padres y madres.

Si escuchar los primeros gorgojeos y las primeras sílabas que pronuncia el bebé es motivo de gran ilusión, cuando por fin pronuncia la primera palabra, bien sea «mamá», «papá», «abu» o «tete» (chupete) supone un gran avance y el primer paso para comenzar a hablar.

Los bebés, en general, aprenden a hablar durante los dos primeros años, tendrán un vocabulario reducido pero les permitirá comunicarse con los demás y mostrar sus preferencias, intereses o deseos.

Sin embargo, en esta etapa en la que hemos de enseñar a hablar al bebé es frecuente cometer errores comunes que dificultan este aprendizaje o asientan una mala base de pronunciación.

Somos, muchas veces, los padres y abuelos, los que ponemos obstáculos a la adquisición del lenguaje casi sin darnos cuenta. Descubre qué es lo que no debes hacer si estás enseñando a hablar a tu bebé. 

Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé

Los bebés, unos antes y otros después, comienzan a decir palabras sueltas a partir de los 18 meses. A partir de ese momento irán ampliando poco a poco su vocabulario para después formar frases muy cortas y, finalmente más elaboradas y complejas. 

Desde ese primer momento en el que tu bebé pronuncia su primera frase debes tener cuidado para no cometer esos errores tan comunes y que dificultan el aprendizaje del habla, toma nota: 

1. No repitas las palabras mal pronunciadas

A los padres nos encanta esa «media lengua» con la que los bebés hablan. Todavía no dominan el lenguaje y es muy difícil pronunciar bien, por lo tanto, convierten helicóptero en «tico-tico», coche en «brum», grillo en «cri-cri» o chupete en «tete». Para ellos es más sencillo asociar una palabra con el sonido que emite, acortarla o eliminar cualquier dificultad de pronunciación. 

Cuando ya han ganado más habilidades, pueden cometer errores al conjugar verbos, por ejemplo, «mamá, no cabo» (mamá, no quepo).

Y, los padres en muchas ocasiones en lugar de corregir el error, repetimos la palabra porque nos hace gracia, «ha pasado un tico-tico, ¡qué alto vuelta eh!».

Son muchas las familias que acaban incorporando a su lenguajeesas palabras mal pronunciadas o inventadas pero, por muy divertidas o tiernas que sean al hacerlo estás ralentizando el aprendizaje de la palabra correcta.

Por lo tanto, es importante que vayas corrigiendo la pronunciación que hace de cada palabra en lugar de repetir el error para ayudarle a hablar bien. Y, si quieres recordar en un futuro esas palabras tan tiernas o graciosas que decía tu bebé, lleva un diario donde puedas apuntarlas o inmortaliza esos momentos en vídeo. 

2. No hables como los niños, habla como los adultos

Los niños tienen muchos aprendizajes que realizar hasta saber lo que tú, pero eso no quiere decir que sean menos inteligentes. De hecho, en esta etapa está aprendiendo más que lo que hará en toda su vida. Son esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor.

Por lo tanto, si quieres ir al parque con él, no le digas «¿bebé quiere parque?», o si no quiere tomar más papilla, no le digas «¿nene no come?». Habla tal y como haces con los adultos, evidentemente con palabras sencillas, frases cortas y claras y evitando las palabras difíciles, pero construye frases normales con sujeto, verbo y predicado.

3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé

Otro de los errores comunes que debes evitar para enseñar a hablar a tu bebé es no dejarle hablar. Los niños pequeños pueden tardar mucho en expresar una idea, pedir algo o contar una historia. Les cuesta encontrar las palabras, se atascan, repiten una y otra vez lo mismo… Esto hace perder la paciencia de muchos padres que terminan las frases por ellos.

Si bien es cierto que los padres tenemos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, debemos mostrarnos más pacientes con ellos dejándoles tiempo para expresarse.

Además, intenta tener una charla tranquila, en la que ambos os miráis a los ojos, de esta manera, tu hijo podrá ver tu boca e irá aprendiendo cuáles son los movimientos de tu boca cuando pronuncias algunas palabras. 

4. No le presiones para hablar

Algunos niños comienzan a decir frases de dos o tres palabras a los 18 meses, mientras que otros tardan mucho más en hacerlo. No intentas presionar u obligar al niño a hacer algo para lo que todavía no está preparado.

Aunque tu vecino o su primo de la misma edad ya puedan comunicarse y tu hijo no. Tú misma te darás cuenta cuándo comienza a fluir el lenguaje, mientras háblale mucho, con palabras sencillas, señala objetos y nómbralos, etc.

De lo contrario, podría incluso retrasarse la adquisición del lenguaje.

5. No te anticipes a sus necesidades

Si tu bebé tiene su biberón antes de llorar, el chupeteantes de protestar, le acercas el juguete antes de que lo señale, etc, no le estarás dando la oportunidad de comunicar lo que quiere o necesita. Concédele unos instantes para intentar expresar qué desea.

6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo

Las aplicaciones de móvil o tablet para bebés pueden ayudarles a aprender nuevas palabras, así como muchos programas infantiles de televisión.

Sin embargo, no deben ser sustitutos del mejor maestro que pueden tener: sus padres. Aprender el vocabulario debe ser un acto social y recíproco.

Y, ni los dispositivos pueden contestarle como lo haces tú, ni pueden adaptarse al 100% a las  necesidades evolutivas de tu hijo. 

7. No abuses de los diminutivos

Aunque sean pequeños, no todo lo que les rodea debe serlo. Es decir, evita que todo termine en «ito» o «ita»: el muñequito, el chupetito, la mantita, la cenita, el hermanito…

Es cierto que tendemos a suavizar las palabras y a dotarlas de una mayor ternura cuando hablamos con niños pequeños y los diminutivos ayudan pero, una cosa es hacerlo de vez en cuando y otra convertir todo el mundo del bebé en algo en miniatura. 

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/ensenar-a-hablar-a-tu-bebe-errores-comunes-que-debes-evitar/

Trucos para enseñar a hablar al bebé

Enseñar al bebé a hablar
Enseñar al bebé a hablar

La comunicación con el bebé es fundamental. Y ya no solo cuando nace, sino cuando reside en el vientre materno.

Cuando la madre se pone en contacto por primera vez con el feto a través del habla, este lo recibe, por lo que al nacer se siente preparado para aprender del entorno y a dejarse llevar por la comunicación humana. Entonces, con el paso del tiempo, aprenderá a hablar.

Su capacidad de aprendizaje es asombrosa. Por ello, os mostramos una serie de trucos para enseñarle a hablar, teniendo en cuenta las diferentes etapas de su vida. Tomad nota y disfrutad de estos primeros años de enseñanza.

En el vientre materno

Aunque no haya dado a luz, el feto recibirá percepciones del exterior.

Es un momento idóneo para hablar con el bebé, llamándole de manera cariñosa, acariciando el vientre, e incluso manteniendo una pequeña conversación con él. Recibirá vibraciones que más tarde familiarizará.

Y si le cantas, mucho mejor. La música es un estímulo positivo, y si las escucha desde tan temprano, se sentirán más relajados y felices.

Los tres primeros meses de vida

La toma de contacto del bebé con el entorno resulta sorprendente y en varios momentos puede que se sienta saturado de tantos estímulos del exterior.

Durante los tres primeros meses es recomendable hablarle en voz baja, con dulzura y cariño. De esta manera asentará la información de los padres con más facilidad y mantendrá el contacto visual con ellos. Acostumbradle a que os vea sonreír, para que él os devuelva una sonrisa.

Al medio año de vida

Es momento de que el bebé descubra tanto su entorno como su cuerpo. Empezará a jugar y a socializar. Resulta fundamental responder a sus balbuceos y sonidos, para que vea que le están haciendo caso y así favorecer la comunicación.

Responde a sus ruidos variando la entonación de la voz para que te conteste. Por otro lado, juega mucho con él y los sonidos. Los juguetes ruidosos como el sonajero captarán su atención y el bebé los buscará. También es hora de ir explicándole el significado de determinadas cosas de su alrededor con palabras.

Al cumplir el año

El bebé balbuceará y te intentará hacer preguntas con la mirada. Comprenderá diversas frases y situaciones; este último paso precede al habla. Comprenderá visualmente determinadas imágenes y se sentirá aludido cuando digan su nombre.

Es una etapa donde adquiere conocimientos y entiende un no por respuesta. Sabrá tanto su nombre como el de sus padres y ya habrá forjado una confianza férrea con ellos. Este momento es ideal para enseñarle los formalismos del día a día, como saludar o despedirse, o asignar nombres a las cosas. Juega mucho con él y sus juguetes, y ponles voz para que el bebé intente comunicarse con ellos.

A partir de los dos años

La fase de comprensión habrá terminado y poco a poco aprenderá a decir sus primeras palabras. Las repetirá e incluso intentará repetir frases con ellas. La necesidad del bebé de comunicarse resulta fundamental, y si no es comprendido, se sentirá triste o enfadado.

Durante este periodo no hay que corregirle, sino mostrarle que comprendes lo que está intentando decir. Arma frases con él y explícale cosas, considéralo como uno más en la conversación para no sentirse excluido y, sobre todo, sigue jugando y fortaleciendo la relación con este.

Otros consejos

El proceso de aprendizaje resulta apasionante, pero a veces muy complicado. Aquí os dejamos una serie de consejos adicionales para que os sea más fácil enseñar a hablar a vuestro bebé:

● Despierta su interés. Para ello, hay que tener mucha paciencia. Hay que esperar al bebé a que de una respuesta y seguir estimulándole, para así generar confianza y seguridad en él. Mantener la comunicación es la clave.

● Muéstrate partícipe. Comunicarse con él también requiere de un esfuerzo primero de los padres. El contacto visual es fundamental. Comunícate gestualmente con él, cara a cara, ni muy cerca ni muy lejos, para mostrar nuestro interés por hablar con él.

● Respeta los turnos de respuesta. Aunque el bebé no pueda hablar, sí que se comunica con gestos y pequeños balbuceos. Es muy difícil no hacer un monólogo con él, pero hay que hacer un esfuerzo para que este responda cuando hables. Así se acostumbrará en el futuro a mantener una conversación formal y por tiempos con cualquier persona.

¡Comparte con tus amigos!

Источник: https://bebeinnova.com/blog/2018/04/05/trucos-para-ensenar-hablar-al-bebe/

Cómo enseñar a hablar pronto a tu bebé

Enseñar al bebé a hablar

Los bebés empiezan a decir sus primeras palabras entre los 11 y los 14 meses, aunque no es algo que sea así siempre ya que cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje y pueden comenzar a hablar antes o después y que todo esté bien en su desarrollo. Como padre o madre es normal que tengas ganas de escucharle sus primeras palabras. Para ello, queremos explicarte qué debes hacer para ayudar a que tu hijo hable pronto.

Cómo aprenderá tu bebé a hablar

Para aprender a hablar, el cerebro del bebé debe relacionar los objetos con sus nombres. La lengua y los labios del pequeño deben tener la destreza para formar las palabras produciendo ciertos sonidos.

Algunos bebés comienzan a hablar antes de su primer cumpleaños, pero a otros les cuesta más tener el control del lenguaje y del movimiento de labios, lengua y mandíbula, aunque pueden entender perfectamente lo que se les dice.

El bebé comenzará a experimentar con ruidos a los pocos meses de edad, con sonidos simples como “oooh” y “aaah” que se repiten.

Cuando tenga unos tres meses de vida, comenzará a balbucear una mezcla de sonidos repetidos, por ejemplo, ‘caca’ o ‘gaga’.

Incluso puede murmurar ‘ma ma’ o ‘pa pa’, aunque todavía no se referirá a ‘mamá’ o ‘papá’, solo está experimentando con sonidos.

Alrededor de los nueve meses, comenzará a emitir balbuceos más complejos. Aunque probablemente todavía no usará ninguna palabra, habrá dominado el ritmo y el tono del habla real.

Una vez que diga su primera palabra, es posible que su vocabulario se acelere con bastante rapidez.

Para cuando tenga alrededor de 18 a 24 meses, incluso levantará la voz al final de las palabras para indicar una pregunta.

Enseñar a hablar pronto al bebé

Cuando le hablaste por primera vez a tu bebé, ya le estabas enseñando a hablar. Pero si quieres ayudarle a que hable un poco antes, entonces, puedes seguir los siguientes consejos:

Comunícate pronto

Antes de que tu bebé comience a hablar, empezará a comunicarse contigo.

Puede que levante los brazos para que le sostengas, que mueva la cabeza para decir que no, o que señale algo que quiera que le acerques.

Reconoce y responde a esta comunicación pronto para motivar a tu hijo e incentivar sus habilidades comunicativas. Que le entiendan será su principal motivación para aprender nuevas formas de comunicarse.

Habla mucho

Los bebés aprenden escuchando, así que habla con tu bebé siempre y así sus habilidades lingüísticas mejorarán. Cuéntale a tu bebé todo lo que haces diariamente.

 Cuantas más palabras escuche, más palabras entenderá. Señala las cosas de interés mientras dais un paseo, por ejemplo. Cuanto más le hables a tu bebé, a más palabras estará expuesto.

Habla directamente con tu bebé, aunque no responda, hazlo.

¡Léele!

La lectura es la manera perfecta de ayudar a tu hijo a aprender habilidades lingüísticas y desarrollar su vocabulario.

 Leerle a tu bebé desde que nace es una excelente manera de adquirir este hábito. Tu recién nacido no entenderá lo que estás diciendo, pero se sentirá reconfortado por tu voz.

 A medida que crezca, comenzará a comprender las historias y aumentará su vocabulario escuchándote leer.

Cántale

Cantar canciones infantiles con rima y canciones de cuna a tu bebé es beneficioso para el desarrollo del lenguaje. Le encantará el sonido de tu voz (¡no importa lo mal que puedas cantar!). Y disfrutará repitiendo cualquier acción que acompañe la canción. Tu bebé puede imitar tus gestos e incluso intentar hacer sonidos que se parezcan a la canción.

Balbucea con tu pequeño

Cuando tu bebé esté balbuceando, ¡balbucea con él! Repite los sonidos y el ritmo de sus ruidos y participa en un juego de imitación. A tu bebé le encantará tener toda tu atención, jugar e imitarte. Introduce nuevos sonidos para que tu hijo también los imite, como soplar o tararear.

Escúchale siempre

Cuando tu bebé intente comunicarse contigo, préstale toda tu atención y que se note que le estás escuchando. Esto no solo le ayudará a desarrollar la confianza para aprender a hablar, sino que también le enseñará a ser un buen oyente.

Turnos de palabra

La conversación se trata de turnarse, así que involucra a tu hijo en juegos por turnos como el escondite desde una edad temprana. De esta manera empezará a entender que una buena comunicación es bidireccional.

Cosas a evitar

Hay algunas cosas que es mejor evitar cuando se motiva a los bebés a hablar:

  • Ruido de fondo: los bebés se distraen fácilmente. Apaga la televisión y la radio y deja que tu bebé se concentre en lo que estás diciendo.
  • Limita el tiempo de pantalla: los expertos argumentan que los niños menores de dos años no deberían ver televisión. Las investigaciones han descubierto que mirar televisión puede tener un efecto perjudicial en el desarrollo del lenguaje.
  • Corregirle demasiado: a medida que tu bebé aprende nuevas palabras, es probable que cometa algunos errores. Con el tiempo, al escucharte a ti y a otras personas hablar, aprenderá a diferenciar las palabras y sus formas. Por ahora, no le corrijas con demasiada frecuencia, ya que puede ser desmotivador.

Источник: https://www.etapainfantil.com/ensenar-hablar-bebe

Cómo enseñar a un bebé a hablar

Enseñar al bebé a hablar
Skip to content

Enseñar a hablar:Muchos nos preguntamos ¿ Cuando empieza a hablar un bebé ?

El habla es una habilidad humana que se convierte en algo tan natural que podemos pensar que es algo innato y nos olvidamos de su complejo aprendizaje.

Todas las personas tenemos la capacidad de aprender a hablar, pero para llegar a dominar el lenguaje hablado se produce un proceso complejo de desarrollo, maduración y aprendizajes.

Son muchas las familias y educadores que se preocupan por enseñar a hablar a los niños, y por estimular el desarrollo de este aprendizaje.

Vídeo educativo: A qué edad empiezan a hablar los bebes

Consejos para ayudar a un bebé a hablar         

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de aprender a hablar. Pero este proceso natural necesita de algunas condiciones adecuadas. Para ayudar a un bebé a hablar tenemos que tener en cuenta algunos factores:

  • El habla es una habilidad compleja que requiere la participación de una serie de procesos: percepción, atención, memoria, pensamiento, etc. Y por lo tanto precisa de la maduración pertinente para que pueda desarrollarse, es por ello que debemos acompañar la estimulación de la maduración y no precipitarnos. 
  • El aprendizaje del habla es algo gradual, se produce poco a poco. Es un aprendizaje que se producirá poco a poco, no es cuestión de pasar de nada a todo. Es cierto que la emisión de palabras y frases con sentido es lo primero que apreciamos, pero lleva muchos pequeños pasos, desarrollo de procesos y adquisiciones detrás. 
  • El bebé aprenderá a hablar de manera natural, poco a poco, a través del contacto con la lengua materna y mediante el desarrollo de procesos y la maduración cerebral correspondiente. 

¿A qué edad puede aprender un niño a hablar?

¿Cuál es la edad para hablar? ¿Cuando dirá sus primeras palabras? ¿A qué edad hablan los niños?

El niño comienza la maduración y el aprendizaje del habla desde el momento del nacimiento, pero no emitirá sus primeras palabras hasta muchos meses después.

Cada niño sigue su propio ritmo en el desarrollo del habla, sin embargo podemos hablar de periodos o etapas generales en el desarrollo de la capacidad del habla.

  • De 1 a 6 meses. El bebé de 1 a 6 meses se expresa a través de lloros, gritos, sonrisa facial. Al final de este periodo se inicia el balbuceo. El niño empieza a imitar los sonidos vocales de la lengua materna que escucha.
  • De 7 a 12 meses. El niño entra en esta etapa emitiendo combinaciones de sílabas que se asemejan a las primeras palabras. Al final de ese periodo, en torno a los 12 meses emitirá las primeras palabras con significado y sentido, además comprende las primeras vocalizaciones.
  • De 13 a 18 meses. Poco a poco el vocabulario se incrementa poco a poco. Controla mejor el acento y la entonación, se emiten las primeras frases sencillas con sentido.
  • De 18 a 24 meses. Comienza la etapa lingüística propiamente dicha. En esta etapa la mayoría de los niños comienzan a hablar y emitir frases con sentido completo.
  • 2 a 4 años. Poco a poco el niño amplía su vocabulario, así como la complejidad de las frases que emite.

Consejos para enseñar a bebé a hablar

El bebé poco a poco aprenderá a hablar por sí solo. No obstante podemos crear las condiciones oportunas para promover este desarrollo.

  • Escuchar los sonidos del habla materna, es algo esencial para el desarrollo del lenguaje y del habla. Para ello es conveniente: hablar con el bebé, utilizar un tono dulce y adecuado, palabras sencillas con sonidos pegadizos, utilizar estribillos pegadizos de canciones. 
  • Jugar con los sonidos. Emitir una secuencia de sílabas, como ejemplo “pa pa pa pa” y esperar a que el bebé nos lo repita. 

Tecnicas cómo enseñar a hablar a un niño

Vamos a ver 3 técnicas sencillas que nos enseñarán cómo ayudar a mi hijo a hablar

El niño pequeño aprenderá a hablar por sí solo, pero podemos ayudar al niño para mejorar su lenguaje y su habla.

  • Hazle esforzarse por hablar. Si le damos lo que pide porque le entendemos, solo por señalar con el dedo o por usar algún termino parecido, no se esforzara por ser entendido. El habla y el lenguaje tienen como objetivo transmitir mensajes, es importante que el niño se esfuerce por trasmitir mensajes y hacerse entender. 
  • Utiliza cuentos, canciones y trabalenguas. Habla tú, pro escúchale y pide que lo repita. 
  • Cuando el niño diga algo mal, repítele la palabra bien dicha. A veces nos puede parecer gracioso y repetimos la palabra mal, es importante enseñarle a decirlo bien. 

© 2017 Cómo enseñar a hablar a un bebé. Celia Rodríguez Ruiz @educa_aprende. Escuela de padres. Educapeques

Más artículos que te pueden interesar:

Источник: https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/ensenar-a-hablar-bebe.html

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?

Enseñar al bebé a hablar

Un niño aprende a hablar porque se desarrolla entre adultos, donde la comunicación mediante el lenguaje articulado es elemental. Pero a veces el tiempo para empezar a hablar se puede retardar. Mira qué puedes hacer para ayudar a tu hijo.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años? La respuesta a esta pregunta seguro le interesará a cualquier madre. Pero antes de comenzar este post para aclarar esta duda, primero debemos formularnos otro interrogante:

¿Cómo es posible que un niño con 2 y 3 años aún no hable?

Respondamos poco a poco.

Primero debemos comenzar por el principio de todos los principios… Cuando el bebé aún era un feto y estaba en el vientre materno.

La importancia de hablar con el bebé antes de su nacimiento

A pesar de su aparente desconexión con el mundo, un feto es capaz de percibir y procesar estímulos que le llegan desde el exterior, sobre todo, los auditivos.

Aunque inicialmente, cuando apenas era una “semilla” dentro de la panza, la voz le llegaba bastante distorsionada, un bebé, después de su nacimiento, puede reconocer, sobre todo, las vocales de la lengua materna.

El hablarle al bebé antes de nacer favorece su desarrollo auditivo; acrecienta las habilidades que, lingüísticamente, tendrá en su futuro desarrollo y reduce posibles trastornos en su lenguaje verbal.

Si quieres que tu niño tenga parte del camino ganado si de entrenamiento auditivo se trata; háblale, cántale y léele cuentos mientras permanezca dentro de tu vientre.

Ahora bien, si tu niño es un “hombre” o una “mujer” de 2 y 3 años, y todavía no habla; aún tienes muchas alternativas para incentivar su comunicación oral.

Antes, sólo debes cerciorarte de que no padezca de ningún trastorno físico o psíquico que le frene el lenguaje.

4 trastornos que dificultan el lenguaje

El habla en los niños aparece casi que por instinto, pues se da por el solo hecho de imitar a quienes les rodean.

El aprender a hablar lleva su proceso. El niño:• Emite fonemas• Logra decir alguna palabra• Amplía su vocabulario

• Construye frases completas

Después de vencidas estas etapas puede decirse que un niño sabe hablar.

No obstante, a ello hay infantes a los que se les hace imposible franquear barreras fonológicas y llegan a cumplir los 3 años de edad sin poder hablar correctamente.

Su incapacidad puede deberse a diversos trastornos que dificultan el lenguaje.

1. Retraso simple del lenguaje

Los menores con retraso simple del lenguaje no emplean o emplean sólo algunos de los fonemas que utilizan los restantes niños de su edad. Tienen un cierto retraso en la utilización de los fonemas y la sintaxis con respecto a su grupo etario.

Por suerte este trastorno puede ser corregido fácilmente y no es síntoma de ninguna deficiencia psíquica o física.

2. Deficiencia auditiva

Los niños con sordera u otro tipo de deficiencia auditiva, como no escuchan bien, no pueden aprender a emitir sonidos.

Una forma muy simple de saber si tu hijo presenta este trastorno es hacer ruido o llamarlo por su nombre cuando él no pueda verte. Si el niño no se da la vuelta para mirar lo que sucede o responderte, es porque no oye bien.

3. Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que se evidencia significativamente en la comunicación oral. Los niños autistas presentan marcadas alteraciones en el lenguaje y se les hace casi imposible el hacerse entender.

4. Estrés infantil

Los niños que sufren de estrés infantil pueden presentar dificultad en el lenguaje. Este padecimiento, tenga el origen que tenga, unido a la carencia afectiva de los padres, y la falta de atención y dedicación incide desfavorablemente en el desarrollo del léxico.

Nuestro consejo

Un niño de 2 y 3 años debe, si no dominar las palabras, al menos hablar de manera fluida; tener un vocabulario lo suficientemente amplio como para expresar sus pensamientos y sentimientos; pedir que le sacien sus necesidades y resolver sus problemas. Debe pronunciar vocablos similares a los que usamos.

Si tu hijo aún no consigue expresarse consúltalo con su médico de cabecera, un psicólogo, foniatra, logopeda, neurólogo infantil… busca ayuda especializada.

Un niño sin trastornos en el lenguaje o algún impedimento físico o psíquico como los antes explicados, tarde o temprano, aprende a hablar. No obstante, los adultos podemos incitar a que los vocablos lleguen con más rapidez.

¿Cómo ayudar a hablar a los niños de 2 y 3 años?
La respuesta a la pregunta es más sencilla de lo que parece:

Mediante el juego.

Los juegos vocales ayudan a hablar

Los juegos vocales ayudan a que los bebés gorjeen. Como estas actividades implican sonidos, no sólo sirven para estimular los inentendibles balbuceos, sino también para el desarrollo lingüístico.

Mediante el juego, los niños de 2 y 3 años desarrollan habilidades tanto físicas como mentales. Estos ejercicios están concebidos tanto para estimular el aprendizaje como para recrear al pequeño.

A continuación te explicamos dos de ellos.

• El juego de traducir sonidos

Este ejercicio es bastante sencillo. Solo consiste en imitar el mismo sonido escuchado y nombrar el objeto, el animal, o el elemento en cuestión.

Por ejemplo:Si un perro ladra debemos imitar el ladrido del perro y decirle al niño la palabra: perro.

Podemos también decir: el perro, un perro, perrito…

• El juego de no saber

En este juego el adulto deberá siempre desconocer lo que el niño desea.Si los padres siempre se adelantan a las respuestas de sus hijos los niños nunca tendrán la necesidad de hablar.Por ejemplo:

Cuando el niño desee tomar agua y solo diga “allí”, “eso”, o señale con el dedo como acostumbra a hacer, los padres no debemos correr a saciar su sed. El juego de no saber consiste en preguntarle varias veces qué es lo que necesita. Luego le daremos de beber a la vez que repitamos la palabra: agua.

“Ponte al tanto de otros juegos en actividades y juegos para el lenguaje oral”

Ten en cuenta nuestras recomendaciones. Sé cada día una madre mejor.

Источник: https://eresmama.com/ayudar-hablar-los-ninos-2-3-anos/

Enseñar a hablar a tu bebé: 7 errores comunes que debes evitar

Enseñar al bebé a hablar

La adquisición del lenguaje es uno de los grandes retos de que tiene ante sí el bebé y uno de los momentos más esperados por los padres y madres.

Si escuchar los primeros gorgojeos y las primeras sílabas que pronuncia el bebé es motivo de gran ilusión, cuando por fin pronuncia la primera palabra, bien sea «mamá», «papá», «abu» o «tete» (chupete) supone un gran avance y el primer paso para comenzar a hablar.

Los bebés, en general, aprenden a hablar durante los dos primeros años, tendrán un vocabulario reducido pero les permitirá comunicarse con los demás y mostrar sus preferencias, intereses o deseos.

Sin embargo, en esta etapa en la que hemos de enseñar a hablar al bebé es frecuente cometer errores comunes que dificultan este aprendizaje o asientan una mala base de pronunciación.

Somos, muchas veces, los padres y abuelos, los que ponemos obstáculos a la adquisición del lenguaje casi sin darnos cuenta. Descubre qué es lo que no debes hacer si estás enseñando a hablar a tu bebé. 

Lo que no debes hacer al enseñar a hablar a tu bebé

Los bebés, unos antes y otros después, comienzan a decir palabras sueltas a partir de los 18 meses. A partir de ese momento irán ampliando poco a poco su vocabulario para después formar frases muy cortas y, finalmente más elaboradas y complejas. 

Desde ese primer momento en el que tu bebé pronuncia su primera frase debes tener cuidado para no cometer esos errores tan comunes y que dificultan el aprendizaje del habla, toma nota: 

1. No repitas las palabras mal pronunciadas

A los padres nos encanta esa «media lengua» con la que los bebés hablan. Todavía no dominan el lenguaje y es muy difícil pronunciar bien, por lo tanto, convierten helicóptero en «tico-tico», coche en «brum», grillo en «cri-cri» o chupete en «tete». Para ellos es más sencillo asociar una palabra con el sonido que emite, acortarla o eliminar cualquier dificultad de pronunciación. 

Cuando ya han ganado más habilidades, pueden cometer errores al conjugar verbos, por ejemplo, «mamá, no cabo» (mamá, no quepo).

Y, los padres en muchas ocasiones en lugar de corregir el error, repetimos la palabra porque nos hace gracia, «ha pasado un tico-tico, ¡qué alto vuelta eh!».

Son muchas las familias que acaban incorporando a su lenguajeesas palabras mal pronunciadas o inventadas pero, por muy divertidas o tiernas que sean al hacerlo estás ralentizando el aprendizaje de la palabra correcta.

Por lo tanto, es importante que vayas corrigiendo la pronunciación que hace de cada palabra en lugar de repetir el error para ayudarle a hablar bien. Y, si quieres recordar en un futuro esas palabras tan tiernas o graciosas que decía tu bebé, lleva un diario donde puedas apuntarlas o inmortaliza esos momentos en vídeo. 

2. No hables como los niños, habla como los adultos

Los niños tienen muchos aprendizajes que realizar hasta saber lo que tú, pero eso no quiere decir que sean menos inteligentes. De hecho, en esta etapa está aprendiendo más que lo que hará en toda su vida. Son esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor.

Por lo tanto, si quieres ir al parque con él, no le digas «¿bebé quiere parque?», o si no quiere tomar más papilla, no le digas «¿nene no come?». Habla tal y como haces con los adultos, evidentemente con palabras sencillas, frases cortas y claras y evitando las palabras difíciles, pero construye frases normales con sujeto, verbo y predicado.

3. Interrumpir o no dejar hablar a tu bebé

Otro de los errores comunes que debes evitar para enseñar a hablar a tu bebé es no dejarle hablar. Los niños pequeños pueden tardar mucho en expresar una idea, pedir algo o contar una historia. Les cuesta encontrar las palabras, se atascan, repiten una y otra vez lo mismo… Esto hace perder la paciencia de muchos padres que terminan las frases por ellos.

Si bien es cierto que los padres tenemos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, debemos mostrarnos más pacientes con ellos dejándoles tiempo para expresarse.

Además, intenta tener una charla tranquila, en la que ambos os miráis a los ojos, de esta manera, tu hijo podrá ver tu boca e irá aprendiendo cuáles son los movimientos de tu boca cuando pronuncias algunas palabras. 

4. No le presiones para hablar

Algunos niños comienzan a decir frases de dos o tres palabras a los 18 meses, mientras que otros tardan mucho más en hacerlo. No intentas presionar u obligar al niño a hacer algo para lo que todavía no está preparado.

Aunque tu vecino o su primo de la misma edad ya puedan comunicarse y tu hijo no. Tú misma te darás cuenta cuándo comienza a fluir el lenguaje, mientras háblale mucho, con palabras sencillas, señala objetos y nómbralos, etc.

De lo contrario, podría incluso retrasarse la adquisición del lenguaje.

5. No te anticipes a sus necesidades

Si tu bebé tiene su biberón antes de llorar, el chupeteantes de protestar, le acercas el juguete antes de que lo señale, etc, no le estarás dando la oportunidad de comunicar lo que quiere o necesita. Concédele unos instantes para intentar expresar qué desea.

6. No creas que las app de móvil o programas de tv enseñarán a hablar a tu hijo

Las aplicaciones de móvil o tablet para bebés pueden ayudarles a aprender nuevas palabras, así como muchos programas infantiles de televisión.

Sin embargo, no deben ser sustitutos del mejor maestro que pueden tener: sus padres. Aprender el vocabulario debe ser un acto social y recíproco.

Y, ni los dispositivos pueden contestarle como lo haces tú, ni pueden adaptarse al 100% a las  necesidades evolutivas de tu hijo. 

7. No abuses de los diminutivos

Aunque sean pequeños, no todo lo que les rodea debe serlo. Es decir, evita que todo termine en «ito» o «ita»: el muñequito, el chupetito, la mantita, la cenita, el hermanito…

Es cierto que tendemos a suavizar las palabras y a dotarlas de una mayor ternura cuando hablamos con niños pequeños y los diminutivos ayudan pero, una cosa es hacerlo de vez en cuando y otra convertir todo el mundo del bebé en algo en miniatura. 

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/ensenar-a-hablar-a-tu-bebe-errores-comunes-que-debes-evitar/

Источник: https://mipapaesgeek.com/aplicaciones-estimular-habla-bebe/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: