¿Es el segundo embarazo igual al primero?

Cuidados y síntomas del segundo embarazo

¿Es el segundo embarazo igual al  primero?

Aunque en el segundo embarazola madre está mejor preparada física y psicológicamente, cada gestación, parto y postparto son diferentes.

Incluso los médicos tratarán este embarazo de forma distinta al primero, así que la futura mamá debe prepararse también para experimentar nuevas sensaciones, algunas de ellas condicionadas por la edad y por los cambios ya sufridos en su cuerpo.

Pero, ¿en qué se diferencia un primer de un segundo embarazo? ¿Aparecen síntomas diferentes? ¿Es cierto que los embarazos pueden ser más cortos?

Los propios médicos tratan de forma distinta un segundo embarazo. Teniendo en cuenta que la media de edad a la que las mujeres deciden ser madres cada vez es mayor, sobre todo por motivos socio-culturales, aquellas que se queden embarazadas con 35 años o más ya se estarán enfrentando a un embarazo de riesgo.

Esto requiere un control más atento por parte del médico a la hora de detectar, por ejemplo, anomalías cromosómicas durante el desarrollo del bebé, algo que se puede detectar de forma segura con pruebas como el test prenatal no invasivo.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el primer y el segundo embarazo?

La experiencia es un grado positivo a tener en cuenta al afrontar un segundo embarazo. La madre suele estar más segura porque ya conoce el proceso, los síntomas y el calendario de pruebas de cada trimestre. También es cierto que si en el primer embarazo algo fue mal, en este segundo la madre tomará más precauciones.

Para algunas mujeres el primer y el segundo embarazo son prácticamente iguales. Para otras, por el contrario, ni síntomas ni embarazo ni parto tienen nada que ver. Al final no hay dos mujeres, dos embarazos y dos partos iguales, por lo que cada caso debe verse de manera individual.

Aun así, existen ciertas pautas comunes en todos los segundos embarazos o que se manifiestan en la mayor parte de ellos:

  • El cuerpo de la mujer recuerda los cambios vividos en la primera gestación. Por eso durante el segundo embarazo los tiempos de adaptación y reacción del cuerpo se acortan considerablemente.
  • Falta de tiempo y mayor cansancio. Aunque lo ideal es prepararse para el segundo embarazo igual que para el primero, ya hay un niño en casa. La rutina, por lo tanto, es más cansada y es fácil que la madre no tenga tanto tiempo para ella.
  • La madre es más mayor en el segundo embarazo. Por lo que se recomiendan pruebas como el test prenatal para detectar o descartar posibles anomalías cromosómicas relacionadas con la edad de la madre.

¿Cómo prepararse para el segundo embarazo?

Muchas mujeres disfruten más su segunda gestación porque están más tranquilas, relativizan los pequeños problemas y conocen mecanismos para superar los nervios y el estrés. Aún así, habrá nuevas cosas a tener en cuenta.

La principal ventaja de un segundo embarazo es que la madre está más segura. La experiencia le ayudará a relativizar los problemas y a utilizar los mecanismos que le ayudan a superar los problemas de manera más efectiva reduciendo los nervios y el estrés.

Por ejemplo, uno de los síntomas que se agudizan en el segundo embarazo son la presión pélvica y el dolor de espalda ya que el feto está situado más abajo en el abdomen, por lo que la presión pélvica y el dolor de espalda pueden intensificarse. La realización de actividades físicas como yoga, meditación o natación ayudarán a la madre a tonificarse, evitar el estrés y sentirse menos cansada.

Muchos médicos aconsejan realizar de nuevo los cursos de preparación al parto como una forma de hacer ejercicio, fortalecer el suelo pélvico y la espalda, y mejorar el retorno venoso de las piernas. Además, es posible que, con un niño en casa, la madre apenas tenga tiempo para ella. En este sentido, las clases le permitirán concentrarse exclusivamente en ella y en el nuevo bebé que está en camino.

Por último, y para que la madre esté más tranquila durante los nueve meses, se recomienda cumplir el calendario de visitas y pruebas al completo. Muchas mujeres optan por hacerse un test prenatal en el segundo trimestre para afrontar su segundo embarazo con mayor tranquilidad.

Cambios físicos en el segundo embarazo

En el segundo embarazo la mujer suele aumentar de peso más rápido. Por esto, es común que la mujer tarde más en recuperar la figura tras el segundo parto.

Por eso en el segundo embarazo es especialmente importante controlar el peso y cuidar la alimentación como un método más para estar en forma, aportar al cuerpo todos los nutrientes y vitaminas y notar menos el cansancio.

Si la madre sufrió tensión arterial o diabetes gestacional en el anterior embarazo, deberá tomar medidas desde el primer día para que no vuelva a suceder. Dolor de espalda, nauseas, ciática o problemas de circulación son algunos de los síntomas comunes que pueden aparecer de nuevo o por primera vez en este segundo embarazo.

A nivel físico, tal y como hemos dicho en el punto anterior, en el segundo embarazo los dolores de espalda y la presión en el pelvis son más agudos.

La mujer nota antes el aumento de tamaño de la barriga  ya que los músculos del abdomen están más relajados y se adaptan mejor a las modificaciones.

Según algunas madres, los movimientos del bebé se notan más y antes en el segundo embarazo, aunque a veces esto sucede, simplemente, porque la madre ya conoce la sensación y es capaz de identificarla antes.

Parto, postparto y lactancia en el segundo embarazo

Un segundo embarazo no tiene por qué durar menos ni más que el primero. Si el bebé tiene que adelantarse, lo hará, pero siempre nacerá cuando le toque.

Normalmente el parto tras un segundo embarazo suele ser más corto y menos duro. Esto se debe a que las estructuras internas del cuerpo de la mujer ya se han distendido. También hay menos posibilidades de episiotomía y, cuando ésta es necesaria, su tamaño es menor. Esto favorece la recuperación postparto, que será menos molesta.

Sin embargo es posible que el útero tarde más en volver a su tamaño habitual, lo que se traduce en algunas molestias físicas como contracciones durante los 3 o 4 días posteriores al parto.

En un segundo embarazo la lactancia también es más sencilla.

Los pechos y pezones de la madre están más preparados: su piel está más curtida y son menos sensibles así que las grietas y heridas en ellos, tan comunes en las madres primerizas, lo son mucho menos con el segundo hijo.

Además, habiendo vivido ya la experiencia de la lactancia la madre se adapta mejor a las necesidades del bebé para las tomas.

También es más sencilla la recuperación de la vida sexual con la pareja tras un segundo embarazo.

Las recomendaciones en este sentido son prácticamente las mismas que en el primero: no tener relaciones con penetración en las seis semanas después de dar a luz para que los tejidos se recuperen (sobre todo si hay episiotomía) y que la mujer practique ejercicios de contracción y relajación de la vagina para que el periné recupere su elasticidad.

El tiempo mínimo recomendado para quedarse embarazada de nuevo son seis meses, ya que es posible que la mujer en este tiempo no se haya recuperado para afrontar los cambios estructurales y físicos de un nuevo embarazo.

Aún así, la OMS recomienda a las mujeres un mínimo de 18 meses entre dar a luz y volverse a quedar embarazadas.

En las gestaciones muy seguidas aumenta el riesgo de anemias, parto prematuro, desarrollo deficiente del bebé y otras complicaciones.

Por último, hay que recordar que muchas mujeres disfrutan más de susegundo embarazo ya que el primero no pudieron vivirlo por los nervios y el estrés. Pruebas como el TEST prenatal NACE permiten a la madre afrontar gran parte del embarazo con tranquilidad y disfrutar de un momento tan importante como se merece.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/cuidados-y-sintomas-del-segundo-embarazo/

Las nueve diferencias entre el primer y el segundo embarazo que casi seguro experimentarás

¿Es el segundo embarazo igual al  primero?

La mayoría de las madres coinciden en afirmar que el primer embarazo se vive de una forma especial e irrepetible. Todo lo que acontece durante esos meses es nuevo para nosotras, por lo que las emociones y sensaciones están a flor de piel.

Cuando nos quedamos embarazadas de nuevo, una de las primeras dudas que surgen es si todo volverá a ser igual que la primera vez. Aunque cada embarazo es único y no se puede generalizar, lo normal es que se sucedan una serie de cambios y acontecimientos que difieran notablemente de la primera experiencia.

Una de las cosas que más ilusión nos hace cuando nos quedamos embarazadas es lucir tripita. Es fascinante comprobar cómo va cambiando nuestro cuerpo para dar cobijo al bebé, y nos emociona mirarnos en el espejo y sentir la prominente curvita de nuestra barriga.

Por lo general, en un primer embarazo tendremos que esperar al segundo trimestre para que todos se den cuenta de nuestro estado, pero en la segunda gestación la tripa aparece mucho antes. Esto sucede porque los músculos rectos transversales de las paredes del abdomen (los que van desde las costillas hasta la línea alba) están más cedidos.

Los movimientos del bebé se sienten antes

La tan esperada primera patadita del bebé dentro del vientre materno se percibe antes en el segundo embarazo. Al comienzo se siente como una especie de burbujeo o mariposeo y más tarde, las pataditas o las manitas chocando con las paredes del útero.

Por lo general, la percepción del movimiento del bebé durante el primer embarazo se produce aproximadamente entre la semana 18 y la semana 20, mientras que en el segundo se produce entre la semana 16 y la semana 18.

Esto se debe a que en el segundo embarazo tanto los músculos de la pared abdominal como del útero están menos tonificados tras haberse dilatado la primera vez, y esto hace que sea más fácil que cedan a los primeros movimientos.

Aparecen nuevos miedos

Es más que probable que quedarte embarazada por segunda vez no te exima de sufrir ciertos temores relacionados con la salud de tu bebé, el correcto desarrollo de la gestación o el momento parto. Quizá los manejes de otra forma, pero el miedo a que a tu hijo le ocurra algo siempre estará ahí; ya sea el primero o el segundo embarazo.

Pero además, en los segundos embarazos aparece un nuevo factor que a menudo es el principal desencadenante de nuestras dudas, sentimiento de culpa y preocupaciones: nuestro primer hijo. ¿Lograré querer a mi segundo bebé igual que a mi hijo? ¿Cómo llevará mi hijo la llegada al mundo de su hermanito? ¿Será capaz de atender a dos hijos por igual?…

El embarazo se disfruta más

En mi experiencia diré que los segundos embarazos se disfrutan mucho más. Si bien, como comentábamos antes, la mochila de los miedos siempre está ahí, es más sencillo relajarse y dejarse llevar por sensaciones que ya nos son familiares.

Además, nuestro hijo mayor nos aportará momentos inolvidables que siempre recordaremos con especial emoción, como el día en que le contamos que tendría un hermanito o cuando nos acaricia la tripa y habla al bebé a través de ella.

El embarazo se hace más corto

Aunque casi todas las mujeres coincidimos en afirmar que el embarazo parece ser eterno, lo cierto es que cuando ya tienes un hijo todo parece marchar a otra velocidad. Tu niño es quien marca el ritmo de tu vida, y sus rutinas diarias, sus necesidades y sus juegos ayudarán a que los meses del calendario transcurran mucho más rápido.

Tienes menos tiempo para ti

Como consecuencia de lo anterior, también tendrás menos tiempo para ti. Si en tu primer embarazo pudiste disfrutar de baños aromáticos, masajes relajantes y lectura en soledad, en tu segundo embarazo no tendrás apenas tiempo para dedicarte, pues como es lógico tu hijo mayor lo ocupará todo.

Aún así, mi consejo es que pidas ayuda para encontrar ese ratito diario tan necesario para ti y tu bebé. En este sentido, el yoga o el pilates para embarazadas son actividades fabulosas que te ayudarán a relajarte y a conectar física y emocionalmente con tu pequeño.

Sabrás reconocer las contracciones

Uno de los grandes miedos durante el primer embarazo es saber si seremos capaces de reconocer las contracciones de parto y diferenciarlas de las que no lo son. Y es que confieso que en más de una ocasión acudí a urgencias creyendo estar de parto, cuando en realidad se trataba de las contracciones de Braxton Hicks o cualquier otra falsa señal de alarma.

Pero esto no ocurre en el segundo embarazo pues las sensaciones ya nos resultan familiares, y nos será más fácil reconocer los pródromos de parto y las señales de que el día se acerca.

El parto suele ser más rápido

Aunque cada caso es único y es difícil predecirlo de antemano, lo normal es que en un segundo embarazo las posibilidades de tener un parto más fácil y corto que la primera vez sean mayores. No en vano, según los estudios la duración promedio del parto en primíparas es de ocho horas, mientras que en multíparas es de cinco horas.

Esto ocurre así porque tras la primera vez, el canal de parto es más espacioso y ofrece menos resistencia a la dilatación, además de que la musculatura uterina está más laxa. Y todo ello hace que las fases de dilatación activa y la expulsión sean más rápidas.

Se tienen las cosas más claras

Y ya por último cabe señalar que en los segundos embarazos se tienen las cosas más claras que la primera vez, tanto en lo que respecta al momento del parto como a la crianza de nuestro bebé. Y es que cuando somos primerizas es fácil dejarse influenciar por comentarios y no escuchar a nuestro instinto.

Sin embargo, durante el segundo embarazo solemos estar más empoderadas, nos informamos con más precisión de aquellos temas que nos preocupan o que no salieron como esperábamos la primera vez, y tenemos más «mano izquierda» para manejar a las visitas tras el parto y las opiniones no pedidas.

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/nueve-diferencias-primer-segundo-embarazo-que-casi-seguro-percibas

¿Es el segundo embarazo igual al primero?

¿Es el segundo embarazo igual al  primero?

Algunas cosas tienden a cambiar después de tu primer embarazo y otras siguen igual, pero es importante recordar que cada embarazo es único. En realidad no hay alguna forma de predecir cómo será, específicamente, un embarazo.

Índice

Síntomas en el segundo embarazo

Cada embarazo es diferente, pero es probable que tengas al menos algunos de los malestares que tuviste en embarazos anteriores. Saber eso de antemano te puede motivar a hacer lo que puedas para reducirlos o prevenirlos.

Por ejemplo, si padeciste estreñimiento o hemorroides la última vez, lleva a cabo medidas preventivas desde el inicio del embarazo, como ingerir suficiente fibra o tomar un suplemento de fibra, beber agua en abundancia y ejercitarte regularmente.

Hacer ejercicios de Kegel diariamente puede ayudar a prevenir una incontinencia urinaria.

Si tuviste estrías en tu último embarazo, probablemente esta vez te salgan algunas nuevas. Además, las posibilidades de que te salgan estrías aumentan con la edad. No hay mucho que puedas hacer para evitarlas pero trata de no subir de peso en exceso y eso te ayudará. Monitorea tu peso con nuestra herramienta de aumento de peso el embarazo.

 

Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

Hay cosas que las futuras mamás, embarazadas de su segundo hijo, deben tener en cuenta:

– Tu bebé no está creciendo más rápidamente, pero puede que tu pancita se note más pronto que la primera vez. Esto sucede porque es natural que tus músculos abdominales, que estaban más firmes, se hagan un poco más flojos después de tu primer embarazo. Pero no significa que tu útero sea más grande, crece igual que la primera vez, gradualmente.

– Si tus músculos abdominales no recuperaron su fuerza luego del último embarazo, tus posibilidades de sufrir dolor de espalda serán más altas ahora. Fortalecer tu abdomen puede prevenir o reducir el dolor en la espalda baja a medida que progresa tu embarazo. Busca tiempo para hacer algo de ejercicio.

– De acuerdo con algunas investigaciones, las varices también tienden a empeorar con cada embarazo. Si sufriste de venas varicosas en tu último embarazo, considera usar medias especiales desde el inicio de tu embarazo y elevar los pies y las piernas cuando te sea posible. El ejercicio también te ayudará en estos casos.

– Las mujeres que ya han pasado por un embarazo tienden a sentir las pataditas unas semanas antes de lo que lo hicieron en su primer embarazo.

– Tras el primer parto, el cuerpo de la mamá experimenta algunos cambios que facilitarán los futuros embarazos y partos.

Los tiempos de adaptación del cuerpo de la mujer se reducen a la mitad, los trastornos típicos del embarazo disminuyen, los tejidos son más elásticos, queda la movilidad ósea, el cuello del útero es más blando y los tiempos de la expulsión también se reducen, prácticamente, a la mitad.

Otras complicaciones de medicina, como preeclampsia o diabetes gestacional, no tienen por qué ocurrir, pero siempre tendrás más posibilidades. 

 

¿Y el segundo parto?

– La fecha de parto puede ser la calculada, en el segundo parto no siempre se adelanta el bebé, algo que ocurre con más frecuencia en el tercer y cuarto embarazo.

– En cuanto a la forma de empezar el parto, tampoco debe ser igual. Si la otra vez rompiste aguas primero, puede que ahora comiences con contracciones.

– Si el médico no indica lo contrario, en el segundo embarazo no tienen por qué repetirse las complicaciones sufridas en el primer embarazo o un parto difícil. El dolor de espalda, la sensación de náuseas, la duración del trabajo del parto, la recurso a la cesárea… Es posible que sean totalmente diferentes en el segundo embarazo.

Tu trabajo de parto tiende a ser más corto en embarazos posteriores, pero no es una cosa segura. Mientras que las primerizas pasan entre 10 y 20 horas en el trabajo de parto, este generalmente progresa mucho más rápido para mujeres que ya lo han hecho. Así la dilatación suele durar la mitad y el cuello uterino se abre más rápido. 

La etapa de pujar también suele ser más fácil. Las mujeres que están teniendo trabajo de parto por primera vez sin epidural tienden a pujar por una hora, y el promedio es de 20 minutos para mujeres que ya han tenido partos vaginales. También es menos probable que termines con puntos de sutura que una mamá que da a luz por primera vez.

No te sorprendas si toma más tiempo recuperar tu figura esta vez. Será necesario ejercitarte para recuperar tu tono muscular.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/es-el-segundo-embarazo-igual-al-primero-9413

▷ Síntomas Durante el Segundo Embarazo

¿Es el segundo embarazo igual al  primero?

¿Embarazada de un segundo bebé? ¡Felicitaciones por esta nueva y emocionante etapa! Aunque ya sabés mucho de lo que tenés por delante, es posible que tengás algunas dudas y preguntas semanas después de la concepción.

Cada embarazo es único y aunque es verdad que encontrarás algunas diferencias entre el primero y el segundo, no hay manera de saber qué síntomas del embarazo pueden cambiar esta vez. Mirá esta lista con algunas señales que pueden ser distintas a las que tuviste en el primero.

Por ejemplo, que se te note la pancita más pronto o sentir al bebé moverse antes de lo que esperás; también encontrarás algunos consejos acerca de cuándo optar por atención médica. ¿Ya te realizaste el test de embarazo?

¿Cómo Pueden Variar Mis Síntomas en el Segundo Embarazo?

Aunque muchos serán familiares para vos, habrá algunos síntomas de embarazo que pueden ser diferentes:

  • La pancita: Se te puede empezar a notar antes con tu segundo embarazo. Puede que muchas mujeres embarazadas experimentan más pronto el pronunciamiento del vientre en el segundo embarazo que en el primero porque los músculos del estómago están ya un poco distendidos, y puede que no hayan recuperado su fortaleza previa al primer parto.

  • Cambios en los pechos: Durante tu segundo embarazo tus pechos pueden sentirse menos sensibles que en el primero y puede que no aumenten tanto su tamaño como con tu primera gestación.

  • Movimientos del bebé: El momento en que empecés a sentir los movimientos o las pataditas de tu bebé en tu segundo embarazo puede ser diferente. Muchas mujeres en su segunda gestación pueden sentir al bebé más pronto que en la primera, la razón principal es que ya saben qué es lo que pueden sentir y por eso se dan cuenta un poco antes.

  • Las contracciones Braxton Hicks: Otro de los síntomas de embarazo que podés sentir son las contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones falsas son la manera de tu cuerpo para prepararse para el momento de la verdad y suelen aliviarse o desaparecer si cambias de posición.

    Es cierto que este no es un síntoma de embarazo, pero es posible que sintás diferencias en el parto. Una vez que entrés en trabajo de parto, el proceso completo es posible que sea más corto.

    Cuando notés esos primeros síntomas de parto con el segundo bebé, considerá consultar a tu médico de inmediato, es posible que debás ir al hospital más pronto que con tu primer bebé.

¿Los Síntomas de Embarazo serán iguales que la Primera Vez?

Algunos síntomas del embarazo que tuviste la primera vez pueden manifestarse de la misma manera, incluidos:

  • Micción frecuente o ganas de orinar

  • Náuseas matutinas

  • Fatiga o cansancio debido a las hormonas del embarazo

  • Antojos y rechazos de comida

  • Cambios hormonales o cambios de humor

  • Hinchazón

  • Estreñimiento

  • Congestión nasal

  • Dolor de Cabeza 

Padecer estos síntomas teniendo que hacerte cargo de tu primer hijo puede ser un poco complicado, pero la buena noticia es que ya tenés experiencia y sabrás manejar mejor las molestias. Con un poco de suerte podés usar tus trucos de experta para aliviarlas y que te sean menos incómodas.

¿Pueden Repetirse las Complicaciones que tuve en mi Primer Embarazo?

Puede que seás más susceptible a presentar ciertas complicaciones médicas si las tuviste ya en tu primer embarazo.

Si tu primer parto fue prematuro, tuviste la presión arterial alta o padeciste de preeclampsia, diabetes gestacional o depresión postparto, las posibilidades de que volvás a padecer alguna de estas condiciones son más altas.

Recordá que cada embarazo es único y tu médico es la persona indicada para aconsejarte de cuáles son las posibilidades de que volvás a presentar un cuadro médico parecido en el segundo.

¿Cuándo Debería Consultar a mi Doctor?

Consultá a tu médico lo antes posible durante tu segundo embarazo si tuviste alguna complicación (como preeclampsia o parto prematuro) durante tu primer embarazo.

De esta manera, tu médico puede tomar medidas para ayudarte a reducir cualquier riesgo para vos o para tu bebé.

Aunque podés sentirte más segura acerca de tu embarazo porque ya habés pasado por esto antes, si notás cualquier síntoma que pueda indicar un problema o algo fuera de lo común, contactá a tu médico de inmediato.

Aunque los síntomas del segundo embarazo pueden ser similares a los del primero, es súper emocionante embarcarte nuevamente en esta aventura.

Además, seguro que te parecerá interesante descubrir qué sucederá de nuevo esta vez; y quizás notés que algunas cosas te son más fáciles esta vez que con el primer bebé, especialmente porque ya sabés lo que podés esperar. Así que si estás esperando el segundo, ¡disfrútalo!

Источник: https://www.pampers.com.ar/embarazo/sintomas-del-embarazo/art%C3%ADculo/sintomas-durante-el-segundo-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: