¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

Dolor de pechos: ¿Menstruación o embarazo? Síntomas y causas posibles

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

El dolor de pechos, conocido como mastalgia, es común entre mujeres. Puede que tengas sensibilidad en los pechos, tirantez de los tejidos mamarios o un dolor punzante y urente. 

En general, este dolor se clasifica como cíclico o no cíclico. El dolor de pechos cíclico está vinculado al ciclo menstrual y suele disminuir después de la menstruación.

Se suele describir este dolor como pesado, sordo o agudo. Puede estar relacionado con hinchazón o bultos en los pechos.

En general, afecta a ambos pechos, especialmente las zonas exteriores y superiores, y se puede extender hasta las axilas. 

El dolor de pechos no cíclico no está vinculado al ciclo menstrual. Puede ser intermitente o constante y se describe como dolorido, urente u opresivo. Por lo general, afecta a un solo pecho y puede estar presente en una zona concreta del pecho. 

La sensibilidad e hinchazón de los pechos antes de la menstruación son molestias frecuentes de las mujeres. Estos síntomas pueden ser parte de un trastorno llamado síndrome premenstrual (SPM). 

Tener un dolor extremo, hinchazón y sensibilidad en los pechos antes de la menstruación también puede indicar la enfermedad fibroquística. 

Los cambios en los niveles hormonales pueden provocar la mayoría de los episodios de dolor intenso en los pechos antes de la menstruación.

Durante el ciclo menstrual normal de la mujer, los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona varían. Dichas hormonas preparan a tu sistema reproductivo y tus pechos para un posible embarazo.

El estrógeno provoca el aumento de los conductos mamarios.

La progesterona causa el hinchazón de las glándulas mamarias. Estos cambios pueden causar dolor en tus pechos. 

La hormona estrógeno llega a su pico a la mitad del ciclo, mientras que la hormona progesterona aumenta durante la semana anterior al inicio de tu menstruación. 

Las señales y los síntomas principales del dolor de pechos antes de la menstruación son pesadez y sensibilidad en ambos pechos. Algunas mujeres sienten dolor sordo en sus pechos.

Los tejidos mamarios pueden sentirse gruesos o densos al tacto. Los síntomas pueden aparecer una semana antes de tu menstruación y desaparecer de forma gradual después de la misma.

La mayoría de las mujeres no sienten dolor severo de pechos antes de la menstruación. 

El dolor de pechos antes de la menstruación puede disminuir cuando te acercas a la menopausia, debido a los cambios naturales en tus niveles hormonales que ocurren con la edad. 

¿Cómo reducir el dolor de pechos antes de la menstruación? Puedes aliviar el dolor de pechos antes de la menstruación con antiinflamatorios no esteroideos (AINE) disponibles sin receta médica, como ibuprofeno, paracetamol y naproxeno sódico. Estos medicamentos también pueden ayudar a aliviar los cólicos menstruales. 

Las mujeres con dolor de pechos entre moderado y severo antes de la menstruación deben visitar a su médico para que les recomiende el mejor tratamiento posible. Los diuréticos pueden disminuir la retención de agua, el hinchazón y la sensibilidad. No obstante, has de ser cuidadosa con el uso de estos medicamentos y tomarlos bajo supervisión médica. 

Las píldoras anticonceptivas orales pueden aliviar tus síntomas de hinchazón y dolor de pechos antes de la menstruación. Pregúntale a tu médico sobre estas píldoras si tienes dolor severo de pechos antes de la menstruación y no tienes planes de quedarte embarazada en breve. 

Si tienes dolor severo de pechos antes de la menstruación, tu médico podrá recetarte el medicamento Danazol, usado para tratar la endometriosis y la enfermedad fibroquística. No obstante, este medicamento puede tener efectos secundarios severos. Por tanto, solo ha de recetarse cuando otros tratamientos no funcionan. 

¿Cómo reducir el dolor de pechos antes de la menstruación a través de cambios en el estilo de vida? Puedes hacer algunos cambios en tu estilo de vida para gestionar el dolor de pechos durante la menstruación.

Puedes ponerte un sujetador deportivo para dar mayor soporte a tus pechos cuando los síntomas de dolor e hinchazón están peor.

También puedes dejarte puesto el sujetador cuando duermes por la noche para tener un soporte extra.

Tu dieta puede jugar un papel vital como causante del dolor de pechos antes de la menstruación. El alcohol, la cafeína y los alimentos con altos contenidos de sal y grasa pueden aumentar el dolor de pechos antes de la menstruación.

Eliminar de tu dieta o reducir el consumo de estas comidas y bebidas durante la semana que precede tu menstruación puede ser útil para controlar o prevenir los síntomas de dolor de pechos antes de la menstruación.

Come alimentos bajos en grasa y altos en fibra, y una gran variedad de cereales integrales y fruta.

Algunos minerales y vitaminas también pueden ayudar a aliviar el dolor de pechos antes de la menstruación, además de otros síntomas premenstruales. Se ha demostrado que el calcio, el magnesio, la vitamina E y la vitamina B6 ayudan a aliviar los síntomas. Consulta con tu médico antes de tomar vitaminas o suplementos para asegurarte de que son seguros para ti. 

También puedes incluir en tu dieta una variedad de alimentos ricos en estos nutrientes. Algunos de estos alimentos son: maíz, aceitunas, oliva, canola y cártamo, cacahuetes, espinacas, avellanas, zanahorias, salvado de avena, plátanos, arroz integral y aguacates.

Dolor de pechos antes de la menstruación: ¿deberías preocuparte? 

Los niveles de la hormona progesterona alcanzan su pico durante la semana anterior al inicio de tu menstruación.

La progesterona causa el hinchazón de las glándulas mamarias, lo que resulta en síntomas de dolor de pechos una semana antes de la menstruación, además de hinchazón y sensibilidad en los pechos.

Por tanto, tener dolor de pechos premenstrual durante esa semana es completamente normal y no tienes por qué preocuparte. 

Dolor de pechos dos semanas antes de la menstruación: ¿qué indica?

El dolor de pechos dos semanas antes de la menstruación puede ser causado por fluctuaciones hormonales que ocurren alrededor de la mitad del ciclo menstrual o cuando ovulas. Los conductos mamarios aumentan en tamaño debido a la hormona estrógeno. Esto puede causar dolor de pechos dos semanas antes de tu menstruación, con los pechos doloridos y pesados. 

Dolor de pechos durante la menstruación

El dolor de pechos que comienza una o dos semanas antes de tu menstruación podrá persistir durante la misma y disminuir de manera gradual cuando termina. 

Si tienes dolor de pechos después de la menstruación, puede no estar relacionado con tu menstruación. En vez de asociarse con la menstruación, el dolor de pechos después de la menstruación puede ser no cíclico y estar causado por diferentes motivos.

Puede afectar un pecho o ambos pechos.

Hay varios motivos que causan dolor de pechos después de la menstruación y pueden ser embarazo, trauma a un pecho, un sujetador de tamaño inapropiado, mastitis, cambios en pechos fibroquísticos, costocondritis y esquinces en la espalda, los hombros o el cuello.

La toma de ciertos medicamentos, como antidepresivos, anticonceptivos orales hormonales, antipsicóticos, etc., también puede causar dolor de pechos después de la menstruación. La cirugía de pechos y la formación de tejido cicatricial también pueden resultar en dolor de pechos. 

La mayoría de los cánceres de mama no provocan dolor. No obstante, debes consultar con un médico inmediatamente si tienes dolor de pechos después de la menstruación que no disminuye y en caso de padecer alguno de los siguientes síntomas:

  • Un bulto en el pecho
  • Cualquier flujo del pezón, sea transparente o con sangre
  • Dolor de pecho sin motivo o que no mejora
  • Síntomas de una infección mamaria, incluyendo pus, fiebre, rojez o sensibilidad
  • Dolor o bulto en el pecho que no mejora 

Dolor de pechos debido a la menstruación vs. el embarazo: ¿cuál es la diferencia?

Entre los primeros síntomas de embarazo para muchas mujeres están los cambios en sus pechos. El embarazo afecta los niveles corporales de las hormonas estrógeno y progesterona. El estrógeno promueve el aumento en tamaño de los conductos mamarios, y la progesterona fomenta el crecimiento y la formación de las células productoras de leche.

Por tanto, estos cambios hormonales pueden hacer que tus pechos estén hinchados, doloridos, o sensibles al tacto al inicio del embarazo. También puedes sentir tus pechos más llenos y pesados.

Estos cambios en los pechos suelen ocurrir entre una y dos semanas después de la concepción, y pueden mantenerse mientras tus niveles de progesterona estén elevados durante el embarazo. 

Durante el dolor de pechos asociado al síndrome premenstrual (SPM), la sensibilidad y el hinchazón pueden ocurrir durante la segunda mitad de tu ciclo menstrual. Los síntomas suelen tener la intensidad más alta justo antes de la llegada de tu menstruación. Es más, los síntomas pueden ser de mayor severidad en mujeres en edad reproductiva.

Tus pechos pueden sentirse densos y con bultos, especialmente en su zona exterior. Para diferenciar entre dolor de pechos durante la menstruación y durante el embarazo, el dolor durante la menstruación puede ser sordo y los pechos se pueden sentir pesados y llenos. El dolor podrá remitir de manera gradual cuando termina tu menstruación.

 

El dolor de pechos es frecuente entre mujeres. Se puede clasificar como cíclico o no cíclico. El dolor de pechos cíclico se asocia a tu ciclo menstrual y mejora cuando termina la menstruación.

Las fluctuaciones en los niveles hormonales durante tu ciclo menstrual normal causan el dolor de pechos antes de la menstruación.

Puedes sentir dolor de pechos antes de la menstruación como pesadez y sensibilidad en ambos pechos.

Los síntomas pueden aparecer una semana antes del inicio de tu menstruación y disminuir de forma gradual después de tu menstruación. Puedes tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINE) disponibles sin receta médica para aliviar el dolor de pechos.

También podrás implementar algunos cambios en tu estilo de vida para aliviar el dolor. El dolor de pechos después de tu menstruación que no remite puede que no esté relacionado con tu ciclo menstrual.

Hay muchas causas de dolor de pechos después de la menstruación.

Si tienes dolor de pechos que no está relacionado con el ciclo menstrual, no remite y viene acompañado de un bulto, flujo de los pezones o señales de una infección mamaria, consulta con tu médico sin demora.

Última modificación 25 de agosto de 2020 Anna Klepchukova, MD — Directora científica de Flo MD, ACIM. Exanestesista de cuidados intensivos.Está especializada en fisiología femenina, trastornos endocrinos, neurología, terapia de menopausia, estado de forma física y nutrición. Participa en congresos médicos internacionales varias veces al año.

Источник: https://flo.health/es/tu-ciclo/salud/sintomas-y-enfermedades/porque-duelen-los-pechos

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

Durante la gestación son frecuentes algunos síntomas y molestias como las náuseas, el cansancio, los problemas para dormir o el aumento de los pechos, que conlleva dolor, tirantez y otros cambios en los mismos. Sin embargo, aunque a todas las mujeres les cambian los senos en el embarazo, no a todas les duelen, y no es indicativo de ningún problema.

Indice

Cambios en los pechos a lo largo del embarazo

Durante el embarazo se producen muchos cambios en los senos.

Por ejemplo, desde los primeros días de gestación se hinchan y crecen ya que se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias aumentan de tamaño.

Hacia la sexta semana de embarazo los pechos pueden haber crecido notablemente, incluso una talla entera o más. Y este aumento continuará toda la gestación, preparando a los senos para la lactancia.

Al incrementar su tamaño considerablemente, es muy común que aparezcan las temidas estrías y que se sienta picor en la zona por el estiramiento de la piel. También se puede notar cosquilleo y sensibilidad al tacto causados por la mayor cantidad de hormonas femeninas en el cuerpo: prolactina, oxitocina, hormona lactógena placental y luteinizante.

Además, las venas del pecho se vuelven más azuladas y se distinguen mejor, los pezones se vuelven más oscuros y se notan más, las aréolas también se tornan más oscuras y crecen y las pequeñas glándulas de la superficie de las aréolas se elevan y se tornan irregulares, formando unos bultitos que producen una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen.

Todos estos cambios hacen que los pechos estén más sensibles y duelan, sobre todo en el primer trimestre del embarazo, aunque este dolor puede durar las 40 semanas de gestación.

Es, asimismo, uno de los primeros síntomas de embarazo debido al aumento de dos hormonas: estrógeno y progesterona.

Estas hormonas son las que causan el aumento del tamaño de los pechos, así como otros cambios habituales en ellos: tirantez, sensibilidad, hormigueo, hinchazón… que pueden verse incrementados al tocarlos o durante las relaciones sexuales.

Por otra parte, estos dolores son más habituales en mujeres que ya sufrían molestias durante la menstruación o en los días previos a estos y son más frecuentes en las primíparas.

Sin embargo, al igual que no todas las mujeres sufren náuseas durante las primeras semanas de gestación, tampoco todas notan dolor o molestias en los pechos.

Como decíamos, los dolores son más habituales en mujeres que sufrían con frecuencia dolores durante la menstruación, en el primer embarazo o en mujeres a los que les aumenta el pecho más bruscamente, ya que este incremento del volumen de las mamas tampoco se da igual en todas las mujeres.

A algunas les crecen mucho muy rápidamente, otras experimentan este aumento de manera paulatina y a otras apenas les crecen (sobre todo aquellas que ya tenían mucho pecho o padecen sobrepeso).

Así, en general el dolor va ligado al mayor aumento y cambios en los pechos, aunque también es posible que tus senos crezcan poco en estas primeras semanas, y sin embargos los notes muy sensibles y doloridos. Cada organismo reacciona de una manera diferente al quedarse embarazada y no todas las mujeres experimentan los mismos cambios ni en la misma intensidad, pero eso no significa nada malo.

Por lo tanto, si te has quedado embarazada hace poco y no te duelen nada de nada los senos, o la molestia es muy leve, no debes preocuparte, sino alegrarte de no sufrir ese dolor.

Eso no significa que tus pechos no estén cambiando y preparándose para producir leche, simplemente los cambios hormonales les han afectado de otra manera.

Así que fuera preocupaciones, seguro que, aunque no notes nada, tus senos ya hayan empezado a aumentar y cambiar para poder alimentar a tu bebé cuando nazca.

¿Qué cambios en los senos son síntomas de embarazo?

El cuerpo de cada mujer es diferente y no todas tienen por qué sentir los mismos síntomas. Algunas mujeres no sólo no detectan los síntomas de los pechos en el embarazo, si no que pasan hasta el final del embarazo sin detectar ninguno.

– Normalmente, las mujeres empiezan a incrementar el nivel de grasa en el cuerpo, Esto también ocurre en los senos que aumentan de tamaño igualmente debido a que se desarrollan los lóbulos ácinos (donde se produce y almacena la leche materna) y sus conductos.

– Al aumentar la masa y el metabolismo mamario también se necesita mayor riego sanguíneo. Es por eso que puede que empieces a notar más claramente las venas en la piel de ambas mamas.

Los pezones se vuelven más sensibles y son eréctiles al roce. Puede que el simple roce del pecho con la camiseta te moleste.

Las aréolas se pigmentan (se vuelven más oscuras) y su circunferencia aumenta. Además, se empiezan a observar pequeños bultitos (glándulas sebáceas o tubérculos de Montgomery).

¿Hay algún dolor que suele acompañar al de senos?

Es normal que a veces el dolor de senos venga acompañado de dolor de vientre. Al principio del embarazo hay mujeres que pueden notar un dolor en la zona de la pelvis. Muchas lo describen como un dolor parecido al que se siente cuando te va a bajar la regla.

Es el dolor uterino, que se da en el primer trimestre de embarazo y se debe a los cambios que está sufriendo el útero. Se debe tener en cuenta que durante el embarazo el útero puede multiplicar por mil su volumen. Esto es debido a que fuera de la gestación el útero no tiene función conocida.

No se conoce un órgano que sea capaz de agrandarse tanto como el útero al final de la gestación. El útero para crecer:

– tiene que adaptarse a las dimensiones que tiene el bebé, que crece con rapidez

– al mismo tiempo que crece durante las primeras semanas de gestación, el útero también rota a la derecha de la cavidad abdominal (proceso que se llama dextrorrotación)

– comprime y desplaza musculatura y tendones en la zona abdominal y ejerce presión en el intestino y la vejiga. Es normal tener algunas molestias (o incluso dolor) en las primeras semanas de gestación, pero también es normal no tenerlo. Cada cuerpo es un mundo.

Hormigueo

Definición:

Adormecimiento y entumecimiento de una parte del cuerpo, sobre todo de las extremidades.

Síntomas:

Adormecimiento, entumecimiento, debilidad, cosquilleo, dificultad para mover la parte del cuerpo afectada.

Tratamiento:

Si la sensación de hormigueo es persistente, se puede recomendar un diurético para disminuir la retención de líquido. Los ejercicios de estiramiento también alivian.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/es-normal-no-sentir-dolor-de-senos-en-el-embarazo-9406

El dolor de pechos en el embarazo, ¿es normal?

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

Como uno de los primeros síntomas en el primer trimestre, en el segundo trimestre o en la recta final, muchas mujeres tienen dolor de pechos en el embarazo, un dolor habitual y no preocupante si no va más allá impidiendo que llevemos nuestro ritmo diario habitual. Eso sí, incómodo es, y puede llegar a serlo mucho en algunos casos.

Vamos a ver qué podemos esperar del dolor de pechos en el embarazo, a qué se debe, quién los sufre más frecuentemente, cómo prevenirlo y en qué momentos a lo largo de los nueve meses podemos encontrarnos con él.

Al inicio del embarazo la mujer ya puede experimentar cambios significativos en los pechos. Estos pueden ser tirantez, sensibilidad, hormigueo, hinchazón…

Son molestias frecuentes en el primer trimestre, aunque luego suelen desaparecer.

La extrema sensibilidad de los pechos en el primer trimestre puede provocar que la mujer sienta molestias o dolor si son estimulados en las relaciones sexuales, por lo que habrá de comunicarlo a su pareja.

Otros cambios en los senos no producen molestias, como son el oscurecimiento del pezón y areola (y agrandamiento), las venas azuladas que destacan bajo la piel… Lo que suele suceder es que el tamaño de los pechos empieza a aumentar (ya en el primer mes), como vemos en el punto siguiente.

Estas molestias y cambios en los pechos son más frecuentes si la mujer ya solía experimentar cambios en su ciclo menstrual. Por el contrario, los cambios se notan menos si la madre no es primeriza.

Aumento de tamaño de los pechos de la embarazada

El aumento de la cantidad de estrógeno y progesterona que se produce en el cuerpo de la mujer en esta etapa es el responsable del aumento del tamaño de los pechos y de los efectos secundarios como tirantez, dolor, sensibilidad.

.. Los pechos continuarán aumentando de tamaño durante todo el embarazo, por lo que es probable que hayamos de revisar las tallas en varias ocasiones. Por suerte, la sensibilidad no es tan habitual en el segundo y tercer trimestre.

El tejido mamario materno puede aumentar unos 900 gramos durante el embarazo, por lo cual es primordial que aseguremos una buena sujeción, cambiando de talla de sujetador si fuera necesario.

De este modo, evitamos que el dolor de los pechos aumente debido a una mala sujeción, a que se mueven más de la cuenta o están apretados…

Los aros pueden llegar a ser incómodos en esta etapa, por lo que muchas mujeres irán más cómodas con sostenes sin aros.

En este sentido, también es importante para prevenir el dolor de pecho que nos mantengamos en un peso ideal, que no aumentemos demasiados kilos a lo largo de los nueve meses, lo cual redunda en la salud global de la embarazada. Para lograrlo, recuerda llevar unos hábitos saludables, con una dieta equilibrada y practicando ejercicio de manera habitual, así como llevando a la práctica una higiene postura adecuada.

Las mujeres de pecho pequeño notarán que estos no aumentan tanto de tamaño en los siguientes embarazos (suele sucederles a todas las mujeres, pero es más notable en las primeras), lo cual evitará el dolor debido a esta causa. Sí suele notarse el cambio en el tamaño de cara a la lactancia, una vez ha nacido el bebé.

Un bulto en el pecho

A algunas mujeres durante el embarazo les sale una molesta protuberancia (en uno o los dos pechos) debido a que se obstruyen los conductos de la leche. Y es que, aunque aún faltan meses para amamantar al bebé, los pechos se van preparando para ello (y los cambios que hemos mencionado anteriormente son producto de esta preparación).

Si un galactóforo o conducto de la leche se obstruye, puede salir un bulto en el pecho, rojizo, doloroso al tacto. Estos bultos son más comunes a partir del segundo hijo.

Lo que podemos hacer para evitar este dolor es dejar caer agua templada en la ducha sobre la zona afectada o ponerse compresas calientes. Unos suaves masajes también podrían ayudar a despejar el conducto mamario en unos días (como sucede en el caso de las obstrucciones con la lactancia). Los sujetadores con aros que presionan la zona afectada no se recomiendan.

Si la protuberancia no se va y sigue doliendo, consulta al ginecólogo. Recuerda que la búsqueda de bultitos sospechosos, con autoexploración de las mamas periódica recomendada para toda mujer, debería continuar en el embarazo.

Finalmente, recordemos que la pesadez o una sensibilidad anormal en los pechos es un síntoma bastante común a lo largo de la primera etapa del embarazo.

Después, suelen ser más comunes las molestias derivadas del aumento de tamaño de los senos.

En cualquier caso, has de saber que cierto dolor en los pechos durante el embarazo es normal y no debes preocuparte a no ser que las molestias sean intensas o aparezcan bultos que no se van.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Molestias en el embarazo: hinchazón y dolor en los pechos, Cambios y cuidados de los pechos

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/el-dolor-de-pechos-en-el-embarazo

Síntomas del Embarazo: Cambios en los Pechos

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

Sabes que en el embarazo te crecerá la barriga, pero esa no es la única parte de tu cuerpo que cambiará durante los próximos nueve meses.

Te pueden sorprender todos los cambios que experimentarán tus pechos, desde las primeras semanas del embarazo hasta el parto.

Sigue leyendo para descubrir cómo cambiarán tus pechos durante el embarazo y aprende a aliviar algunas de las molestias que te pueden causar.

Cambios de los pechos en el primer trimestre

Uno de los primeros síntomas del embarazo que puedes notar es la sensibilidad de tus pechos.

Poco después de la concepción, los cambios hormonales de tu cuerpo pueden hacer que sientas sensibilidad, dolor o incluso hinchazón en los pechos.

Hasta es posible que notes cambios en ellos al principio del embarazo antes de la primera falta o antes de que una prueba de embarazo te confirme que esperas un hijo.

Si te preocupan las molestias provocadas por los cambios que se producen en los pechos al principio del embarazo, ten en cuenta que es probable que estos síntomas remitan unas semanas después de que tu cuerpo se acostumbre a la diferencia en los niveles hormonales.

Cambios de los pechos en el segundo trimestre

Durante el segundo trimestre, notarás cambios importantes en tus pechos. A medida que tu barriga crezca, también lo hacen tus pechos. De hecho, durante el embarazo, el peso de tus pechos puede aumentar de 0,5 a 1,5 kg, aproximadamente.

Otro cambio que puedes notar en el segundo trimestre es la pigmentación de la piel alrededor de los pezones y en los pechos. Los cambios hormonales pueden estimular los cromatóforos de tu piel, lo que puede llevar a que aparezcan manchas oscuras en tus pechos y tus pezones. La areola, la zona que rodea los pezones, también puede oscurecerse.

Cambios de los pechos en el tercer trimestre

A medida que crecen tus pechos, la piel se estira, y quizá empiecen a aparecer líneas rojizas, marrones o moradas en tus pechos y en tu barriga. Estas líneas se llaman estrías y su aparición se debe a los cambios del tejido conjuntivo situado bajo tu piel.

Para que tu piel siga estando suave, debes hidratarla, aunque esto no impedirá necesariamente la aparición de estrías.

Aunque es imposible eliminar totalmente las estrías una vez formadas, se difuminarán cuando nazca el niño; además, puede que ni siquiera aparezcan durante el embarazo.

Hacia el final del embarazo, puedes notar un poco de flujo en los pezones. Esto es perfectamente normal, y solo significa que tus pechos se están preparando para producir leche.

El flujo puede proceder de un solo pecho o de ambos, y puede aparecer espontáneamente o solo cuando aprietas el pecho o el pezón.

Este flujo normalmente es lechoso, amarillento o incluso verdoso, pero si está teñido de sangre, coméntaselo a un profesional sanitario.

Qué puedes hacer para aliviar las molestias de tus pechos durante el embarazo

A medida que tus pechos cambian durante el embarazo, es normal que sientas algunas molestias. Puedes usar el sujetador premamá adecuado para sentirte más cómoda a medida que tus pechos crecen durante el embarazo. Es importante elegir un buen sujetador que te ayude a estar más cómoda a medida que tus pechos crecen.

A la hora de elegir el sujetador adecuado, debes tener en cuenta que ofrezca lo siguiente:

  • Buen agarre
  • Una banda ancha bajo las copas
  • Tirantes anchos
  • Cierre ajustable
  • Sin aros.

Los sujetadores premamá están especialmente diseñados para el embarazo y las semanas posteriores al parto.

Suelen ser elásticos y tener tirantes ajustables y corchetes en la espalda que ayudan a acomodar tus pechos a medida que crecen. Si tu sujetador está demasiado ajustado, puedes usar una talla superior.

Un ajuste profesional puede ayudarte a seleccionar el tamaño correcto de contorno y copa, pues ambos pueden aumentar durante el embarazo.

Hacia el final del embarazo, es buena idea invertir en un sujetador de lactancia. Las copas de los sujetadores de lactancia tienen un corchete para abrirlas y que te resulte más fácil amamantar a tu hijo. Sentirás los pechos más llenos durante las primeras semanas de lactancia, así que es importante que encuentres un sujetador cómodo.

Si te molestan los pechos en la cama, puedes probar un sujetador para dormir que te ayude a estar más cómoda. Y si tienes pensado hacer algo de ejercicio durante el embarazo, invierte en un sujetador deportivo que contribuya a aliviar posibles molestias.

También puedes probar los siguientes consejos para aliviar el dolor de los pechos:

  • Usar almohadillas para los pechos. Pueden servir para aislar tus pezones del forro del sujetador si te roza demasiado.
  • Aplicar compresas calientes o frías en los pechos. Las temperaturas altas o bajas alivian a algunas mujeres.
  • Usar lociones y cremas para calmar el dolor de la piel o el picor de los pechos. Consulta a un profesional sanitario qué loción debes usar.

¿Quieres saber qué otros cambios experimentará tu cuerpo durante el embarazo? Consulta nuestro calendario del embarazo para descubrir qué les pasa a tu cuerpo y a tu bebé cada semana, mes o trimestre.

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/sintomas-del-embarazo/articulo/cambios-en-los-pechos

El dolor de senos y el ciclo menstrual: qué es y qué hacer al respecto

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?

Este artículo también está disponible en: English, português

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber:

  • El dolor de senos es un síntoma premenstrual común que ocurre normalmente de 5 a 10 días antes de que comience el periodo

  • El dolor de senos cíclico es una parte normal del ciclo menstrual y usualmente no debe ser causa de preocupación

  • Para sentir alivio prueba usar sostenes de soporte, compresas tibias o frías, masajes, medicamentos, yerbas y suplementos, cambios en la dieta y/o meditación

Cómo se relaciona el dolor en los senos con el ciclo menstrual

El dolor de senos cíclico (también conocido como mastalgia) es un síntoma premenstrual común que ocurre en un patrón predecible, el cual está relacionado con el ciclo menstrual.

Normalmente ocurre durante la fase lútea (después de la ovulación y antes del periodo) y desaparece cuando comienza el periodo.

Las personas que toman hormonas como método anticonceptivo, tratamientos de fertilidad, manejo de sangrados anormales o terapia de hormonas durante la menopausia, pueden experimentar dolor de senos relacionado con los cambios en los niveles de hormonas causados por estos tratamientos.

Haz seguimiento de su ciclo menstrual todos los meses con Clue app

4.8

más de 2M+ calificaciones

Cómo saber si el dolor en los senos es cíclico

Normalmente el dolor de senos cíclico se experimenta en un momento en particular en cada ciclo e igualmente presenta síntomas particulares:

  • Dolor de senos que se presenta de 5 a 10 días antes de que comience el periodo y que desaparece después de que el periodo comienza (1)

  • Senos que se sienten adoloridos, pesados y sensibles, pero el dolor también puede ser agudo y punzante (1)

  • Senos que se sienten inflamados o abultados en los días previos al periodo (2)

El dolor en los senos puede ser, en ocasiones, severo y causar un impacto en la actividad física y sexual (2). Algunas personas también reportan un dolor tan agudo que interfiere con el trabajo y el sueño, aunque esto es menos frecuente (2).

Remedios con respaldo científico para el dolor de senos

A pesar de que el dolor de senos relacionado con el ciclo es común y afecta a muchas personas, no hay mucha investigación acerca de cómo aliviarlo; pero hay algunas cosas simples que puedes intentar:

Sostenes: Usa un sostén de soporte que se ajuste bien (3,4). La mayoría de las personas usan un tamaño equivocado de sostén.

Si tienes la manera de encontrar un sostén hecho a tu medida, esto podría disminuir el dolor, especialmente para las personas con senos grandes.

También hay comunidades online que pueden ayudarte a encontrar la medida adecuada de tu sostén en casa. Considera dormir con un sostén suave si el dolor está afectando tus patrones de sueño (3).

Mimos y cuidados: Usa compresas tibias o frías (la que se sienta mejor) y hazte masajes suaves (3).

Medicamentos: Para la mayoría de las personas, los medicamentos de venta libre tales como el ibuprofeno o el acetaminofén son seguros y también son un método razonable para intentar aliviar el dolor de senos, aunque no hay evidencia suficiente para determinar si son más efectivos que un placebo (5).

Suplementos y yerbas: Vitex agnus-castus (también conocida como sauce gatillo) es una yerba que mejora varios síntomas premenstruales, incluido el dolor de senos (6-8).

Algunas personas pueden sentir alivio tomando aceite de onagra vespertina (o su componente activo, ácido gamma-linolénico), vitamina E o ambos, aunque los estudios muestran resultados contradictorios (3,5,9). La linaza en polvo puede disminuir la intensidad y la duración del dolor de senos cíclico (6,10).

Un estudio muestra que la Matricaria chamomilla (manzanilla) puede ayudar a aliviar el dolor de senos premenstrual, pero todavía se necesita más investigación sobre este tema (11).

Cambios en la dieta: Estudios sugieren que una dieta con alto contenido de grasas puede tener un impacto en el dolor de senos cíclico (12). Dos estudios muestran que reducir el consumo de grasa en la dieta puede ayudar a mejorar el dolor de senos cíclico (13,14).

Meditación y relajación: Las personas que padecen de dolor de senos y practican relajación muscular progresiva a diario, pueden experimentar una mejoría (15). La meditación de conciencia plena puede ayudar a aliviar los síntomas premenstruales en general (16).

Si estos remedios no ayudan

Si el dolor de senos es severo y no mejora con estos pasos, consulta con tu proveedor de servicios médicos, con quien podrás discutir otras opciones, tales como comenzar un tratamiento o cambiar tu prescripción (9,17).

Cosas que parecen no ayudar

Algunas intervenciones han demostrado no ser efectivas o concluyentes. Se ha estudiado el uso de las vitaminas B1 y B6, pero estas no parecen ser efectivas al reducir el dolor de senos (3). También se ha estudiado la reducción en el consumo de cafeína, pero la evidencia a favor de este método no es concluyente (3). El uso de diuréticos tampoco ha funcionado (3).

¿Cuál es la razón biológica detrás del dolor de senos?

Es probable que la causa del dolor de senos cíclico sean las hormonas, debido al patrón en relación con el ciclo menstrual. Sin embargo, aún se desconoce exactamente qué hormona (u hormonas) están relacionadas con el dolor (3).

Algunas teorías hablan de un exceso de estrógeno o prolactina, o deficiencia de progesterona durante la fase lútea, pero los estudios muestran resultados contradictorios (3).

No obstante, se puede afirmar que el dolor de senos cíclico comúnmente se presenta después de la ovulación (18).

Otras teorías acerca de la causa del dolor de senos cíclico incluyen la retención de líquidos y el metabolismo lipídico (de grasas) (3). También se ha visto inflamación de los ductos mamarios en las personas que experimentan dolor de senos cíclico y acíclico (19).

¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

Una nota del equipo científico de Clue

Cuando haces seguimiento en Clue, estás ayudando a la comunidad científica a entender mejor el dolor de senos.

Laura Symul, una científica en Stanford, está estudiando la manera como las personas provenientes de diferentes grupos demográficos que usan Clue reportan el dolor de senos, con el fin de identificar en los datos patrones que todavía no hayan sido descritos en las publicaciones científicas.

Aquí puedes leer más acerca de cómo hacer seguimiento en Clue.

El dolor de senos es común y normal

Aunque puede que esto no haga desaparecer la incomodidad que puedes estar sintiendo, a veces resulta reconfortante saber que otras personas están lidiando con el mismo problema, el cual es parte del patron normal de cambios que experimenta tu cuerpo durante el ciclo.

Los cambios cíclicos en tus senos que incluyen dolor, sensibilidad e inflamación, afectan a 7 de cada 10 personas premenopáusicas (2,20). Muchas personas tienen la preocupación de que el dolor de senos pueda significar un cáncer de mama, pero solo el dolor—especialmente cuando es cíclico—no es un síntoma común de las personas con cáncer.

Si te preocupa el dolor en tus senos, hablar con un profesional de la salud para que te haga un examen y te dé más información, puede ayudar a aliviar la ansiedad y, de pronto, parte del dolor mismo (21).

¿Qué más debería saber sobre el dolor de senos?

El dolor de senos que no es cíclico (es decir, que no está relacionado con el ciclo menstrual y no desaparece) puede tener origen en el seno o la caja torácica, debido a una inflamación, infección, lesión o también podría indicar la presencia de cáncer (17). El dolor de senos acíclico que persiste en un punto en particular—y especialmente si hay un bulto—debería ser examinado por un profesional de la salud (17).

El dolor en los senos también puede ser síntoma de un embarazo temprano. Si existe la posibilidad de que estés en embarazo, tus senos pueden ponerse sensibles y puedes tener un retraso en tu periodo. Hacerte una prueba de embarazo puede ser una buena idea.

  1. Khan SA, Apkarian AV. The characteristics of cyclical and non-cyclical mastalgia: a prospective study using a modified McGill Pain Questionnaire. Breast Cancer Res Treat. 2002;75:147-57.
  2. Ader DN, Browne MW. Prevalence and impact of cyclic mastalgia in a United States clinic-based sample. AJOG. 1997;177(1):126-32.
  3. Smith RL, Pruthi S, Fitzpatrick LA.

    Evaluation and management of breast pain. Mayo Clin Proc. 2004 Mar;79(3):353-72.

  4. Wilson MC, Sellwood RA. Therapeutic value of a supporting brassiere in mastodynia. BMJ. 1976;2(6027):90.
  5. Groen JW, Grosfeld S, Bramer WM, Ernst MF, Mullender MM.

    Cyclic and non-cyclic breast-pain: a systematic review on pain reduction, side effects, and quality of life for various treatments. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2017 Dec;219:74-93.

  6. Mirghafourvand M, Mohammad-Alizadeh-Charandabi S, Ahmadpour P, Javadzadeh Y. Effects of Vitex agnus and flaxseed on cyclic mastalgia: a randomized controlled trial. Complement Ther Med.

    2016 Feb;24:90-5

  7. Schellenberg R, Zimmermann C, Drewe J, Hoexter G, Zahner C. Dose-dependent efficacy of the Vitex agnus castus extract Ze 440 in patients suffering from premenstrual syndrome. Phytomedicine. 2012 Nov 15;19(14):1325-31.
  8. Schellenberg R.

    Treatment for the premenstrual syndrome with agnus castus fruit extract: prospective, randomised, placebo controlled study. BMJ. 2001 Jan 20;322(7279):134-7.

  9. Srivastava A, Mansel RE, Arvind N, Prasad K, Dhar A, Chabra A. Evidence-based management of mastalgia: a meta-analysis of randomised trials. Breast. 2007 Oct;16(5):503-12.

  10. Jaafarnejad F, Adibmoghaddam E, Emami SA, Saki A. Compare the effect of flaxseed, evening primrose oil and Vitamin E on duration of periodic breast pain. J Educ Health Promot. 2017 Oct 4;6:85.
  11. Saghafi N, Rhkhshandeh H, Pourmoghadam N, Pourali L, Ghazanfarpour M, Behrooznia A, et al.

    Effectiveness of Matricaria chamomilla (chamomile) extract on pain control of cyclic mastalgia: a double-blind randomised controlled trial. J Obstet Gynaecol. 2018 Jan;38(1):81-4.

  12. Goodwin PJ, Miller A, Del Giudice ME, Singer W, Connelly P, Ritchie JW. Elevated high-density lipoprotein cholesterol and dietary fat intake in women with cyclic mastopathy. AJOG. 1998;179(2):430-7.

  13. Boyd NF, McGuire V, Shannon P, Cousins M, Kriukov V, Mahoney L, et al. Effect of a low-fat high-carbohydrate diet on symptoms of cyclical mastopathy. Lancet. 1988 Jul 16;2(8603):128-32.
  14. Mishra SK, Sharma AK, Salila M, Srivastava AK, Bal S, Ramesh V. Efficacy of low fat diet in the treatment of benign breast disease. Natl Med J India. 1994;7(2):60-2.
  15. Fox H, Walker LG, Heys SD, Ah-See AK, Eremin O. Are patients with mastalgia anxious, and does relaxation therapy help? Breast. 1997;6:138-42.
  16. Lustyk MK, Gerrish WG, Douglas H, Bowen S, Marlatt GA. Relationships among premenstrual symptom reports, menstrual attitudes, and mindfulness. Mindfulness. 2011 Mar;2(1):37-48.
  17. American College of Obstetricians and Gynecologists' Committee on Practice Bulletins. Practice bulletin no. 164: diagnosis and management of benign breast disorders. Obstet Gynecol. 2016 Jun;127(6):e141-56.
  18. Hilgers TW, DALY KD, Prebil AM, Hilgers SK. Natural family planning III. Intermenstrual symptoms and estimated time of ovulation. Obstetrics & Gynecology.

    1981 Aug 1;58(2):152-5.

  19. Peters F, Diemer P, Mecks O, Behnken LJ. Severity of mastalgia in relation to milk duct dilatation. Obstet Gynecol. 2003 Jan;101(1):54-60.
  20. Ader DN, South-Paul J, Adera T, Deuster PA. Cyclical mastalgia: prevalence and associated health and behavioral factors. J Psychosom Obstet Gynaecol. 2001;22(2):71-6.
  21. Barros AC, Mottola J, Ruiz CA, Borges MN, Pinotti JA. Reassurance in the treatment of mastalgia. Breast J. 1999 May;5(3):162-5.

Источник: https://helloclue.com/es/articulos/ciclo-a-z/el-dolor-de-senos-y-el-ciclo-menstrual

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: