¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

Contents
  1. Dolor de pelvis y cadera durante el embarazo
  2. ¿Cómo puede ser el dolor de pelvis y cadera durante el embarazo?
  3. Causas del dolor de cadera
  4. Causas del dolor de pelvis
  5. Cómo prevenir o aliviar el dolor de pelvis o cadera durante el embarazo
  6. Preguntas frecuentes
  7. ¿Cómo son los dolores y molestias de tu primer trimestre?
  8. ¿Cuáles son los dolores de un embarazo «normal»?
  9. 2. Dolor uterino o en el bajo vientre
  10. 3. Sensación de mareo, otro signo de gestación
  11. 4. Cefalea: dolor de cabeza por el «subidón» hormonal
  12. 5. Náuseas y vómitos, clásicos del embarazo
  13. ¿Y las molestias de un embarazo con problemas?
  14. 7. Aborto: sangrado muy intenso y dolor punzante
  15. 8. Amenaza de aborto, un manchado más leve
  16. 9. Aborto séptico, cómo identificarlo
  17. Dolores y molestias comunes durante el embarazo
  18. Dolor de cabeza
  19. Dolor de espalda
  20. Calambres e inflamación de los tobillos
  21. Cólicos y dolor abdominal
  22. Dolor en los senos
  23. Dolor de piernas: venas varicosas y hemorroides
  24. Dolor durante la implantación
  25. Falso trabajo de parto
  26. Aliviar los dolores del embarazo
  27. ¿Es normal tener dolor menstrual durante el embarazo?
  28. He sentido dolor en el ombligo, ¿indica algo malo para el embarazo o no debo preocuparme?
  29. ¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor muscular durante el embarazo?
  30. ¿Es habitual que duelan los ovarios en los primeros días de embarazo?
  31. ¿El estreñimiento es un síntoma normal de embarazo?
  32. ¿Pueden aparecer hemorroides durante el embarazo?
  33. Dolor articular durante el embarazo
  34. Las hormonas del embarazo aflojan los tejidos
  35. La retención de líquidos puede causar problemas en las articulaciones
  36. Los mejores remedios para el dolor articular durante el embarazo son el calor, el descanso, la relajación y el ejercicio:
  37. Los remedios homeopáticos y la acupuntura alivian el dolor agudo
  38. ¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?
  39. ¿Por qué duelen las caderas en la gestación?
  40. ¿Qué hacer para evitar el dolor de cadera?
  41. ¿Puede ser síntoma de algo grave?
  42. American Pregnancy Association
  43. ¿Qué Causa el Dolor en la Cadera Durante el Embarazo ?
  44. ¿Cómo Puede Aliviar el Dolor en la Cadera Durante el Embarazo?
  45. ¿Cuándo Debe Llamar a Su Médico?

Dolor de pelvis y cadera durante el embarazo

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

Durante el embarazo puedes sentir dolores en la cadera o la zona pélvica, y a veces puede ser difícil señalar el problema exacto. Aquí describimos algunas de las causas y los síntomas frecuentes del dolor de pelvis y cadera y ofrecemos algunos consejos sobre cómo puedes aliviar o prevenir el dolor.

¿Cómo puede ser el dolor de pelvis y cadera durante el embarazo?

Puede resultar útil saber cuál es la posición relativa de la pelvis y las caderas: la pelvis, que es una gran estructura ósea situada en la base de la columna vertebral, descansa en la parte inferior de tu torso. Las caderas son las articulaciones situadas a ambos lados de la pelvis que conectan cada muslo con esta.

Si sientes dolor en la zona de la pelvis o las caderas, a veces puede ser difícil señalar dónde y qué duele exactamente. El dolor de la pelvis o la cadera puede incluso parecer dolor de espalda, sobre todo si se propaga, y muchas mujeres sufren dolor de espalda en algún momento del embarazo.

Además, las mujeres experimentan el dolor de formas diferentes: algunas sienten una molestia aguda y repentina, mientras que otras sufren un dolor sordo constante. Incluso puedes sentir las dos cosas en diferentes momentos del embarazo.

Un profesional sanitario podrá realizar un diagnóstico preciso.

El dolor de pelvis durante el embarazo no es raro. Puede ser sordo o agudo, constante o infrecuente, leve o grave. Incluso puedes sentir que se propaga a la zona lumbar, las nalgas o los muslos. Puedes sufrir dolor de pelvis solo al realizar determinados movimientos (por ejemplo, puede dolerte al caminar). También puedes sentirlo en determinadas posturas, como cuando te acuestas.

Asegúrate de comunicar a tu médico cualquier dolor que perturbe tu vida cotidiana, que empeore con el tiempo o que sea grave. Informa a tu médico si además estás mareada o tienes sangrado vaginal o fiebre.

Causas del dolor de cadera

Si tienes dolor de cadera al principio del embarazo o durante el primer trimestre, puede que no esté provocado por el embarazo, sino por alguna enfermedad. Un profesional sanitario podrá señalar la causa.

El dolor de cadera durante el segundo o tercer trimestre puede estar causado por la ciática. Esta enfermedad aparece cuando el útero, al crecer, presiona el nervio ciático. Puedes sentir dolor en la zona lumbar, la cadera y la parte posterior de la pierna. La buena noticia es que este tipo de dolor suele desaparecer sin más cuando nace el bebé.

Causas del dolor de pelvis

Sentir dolor de pelvis al principio del embarazo no suele ser preocupante. Puede producirse cuando tus huesos y tus ligamentos se desplazan para acomodar al bebé que crece dentro de ti.

Al principio del embarazo o incluso durante todo el primer trimestre, el dolor de pelvis puede ser síntoma de un embarazo ectópico, que se produce cuando el óvulo fecundado se implanta en un lugar que no es el útero (normalmente, en las trompas de Falopio).

Otros síntomas de embarazo ectópico son sentir un dolor agudo en el hombro, tener sangrado vaginal o sentirse débil o mareada.

Los embarazos ectópicos requieren tratamiento médico, así que si notas cualquiera de estos síntomas, ponte en contacto con tu médico de inmediato.

El dolor de pelvis durante el tercer trimestre pueden provocarlo el peso adicional que soporta tu cuerpo y las hormonas del embarazo. Las articulaciones que conectan las dos mitades de la pelvis suelen ser bastante rígidas y duras.

Cuando el embarazo está avanzado, la hormona relaxina hace que los músculos, las articulaciones y los ligamentos de la zona pélvica se relajen para facilitar el paso del bebé por el canal del parto.

Sin embargo, esta relajación puede provocar molestias en la zona pélvica si los ligamentos y las articulaciones adquieren demasiada movilidad.

Otro cambio que se produce cuando el embarazo está avanzado es que el bebé baja hacia la pelvis como preparativo para nacer. Por eso sentirás más presión en la pelvis, las caderas y la vejiga. ¿La parte positiva? Es síntoma de que tu bebé se está preparando para nacer, y quizá puedas respirar con un poco más de facilidad porque ya no te presiona los pulmones.

Si todavía no es el momento de que nazca el bebé, la presión en la zona pélvica o el abdomen inferior puede ser síntoma de parto prematuro, así que ponte en contacto con un profesional sanitario de inmediato si la sientes.

El parto prematuro puede estar acompañado por otros síntomas, como un dolor sordo en la zona lumbar, flujo vaginal con sangre o contracciones regulares.

El dolor de pelvis a veces puede ser síntoma de infección de orina. Si además tienes fiebre o sensación de ardor al orinar, ponte en contacto con un profesional sanitario para obtener recomendaciones y tratamiento.

Cómo prevenir o aliviar el dolor de pelvis o cadera durante el embarazo

Lo mejor es consultar a un profesional sanitario, que puede recomendarte

  • no estar mucho tiempo de pie
  • no levantar objetos pesados
  • hacer ejercicio de forma habitual, pero sin esfuerzos excesivos (consulta a un profesional antes de empezar con una nueva rutina de ejercicios)
  • darte baños templados
  • adoptar una buena postura
  • dormir con una almohada o un cojín entre las rodillas
  • colocarte una almohadilla eléctrica donde te duela
  • hacer los ejercicios de Kegel
  • usar una faja de embarazo.

Un profesional sanitario puede recomendarte analgésicos, fisioterapia o ejercicios específicos para contribuir a reducir el dolor de pelvis o cadera.

El dolor de pelvis o cadera puede ser uno de los molestos dolores del embarazo, pero, a veces, saber que puede ser una parte normal del embarazo ayuda.

Preguntas frecuentes

  • ¿La presión en la zona pélvica es síntoma de parto?
  • ¿El embarazo puede provocar dolor de pelvis?
  • ¿Qué significa que le duela la pelvis a una embarazada?

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/sintomas-del-embarazo/articulo/dolor-de-pelvis-y-cadera

¿Cómo son los dolores y molestias de tu primer trimestre?

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

«¿Lo que noto es un dolor normal del embarazo o tengo que ir al médico…

?» Los primeros compases del embarazo parecen una enfermedad -con sus náuseas, vómitos ydolores variados-, aunque en realizada no lo son. Sólo si la gestación se complica entramos en el terreno de lo patológico.

Te ayudamos a diferenciar ambas situaciones en el primer trimestre del embarazo, que suele ser el más delicado de la gestación.

¿Cuáles son los dolores de un embarazo «normal»?

Al comienzo del embarazo puede haber mayor sensibilidad en las mamas, causando hormigueos y aumento de la tensión mamaria. Este signo doloroso puede aparecer antes de que la mujer tenga un test de embarazo positivo. Se debe a un aumento en los niveles hormonales de estrógeno, progesterona y prolactina… [Leer más]  

2. Dolor uterino o en el bajo vientre

Es muy frecuente que al principio del embarazo muchas gestantes noten dolor a nivel del bajo vientre (la pelvis) que ellas relatan «como si le fuese a bajar la regla». Estas molestias se deben a los cambios que se producen en el cuerpo uterino. El útero es un órgano compuesto de cuerpo y cuello… [Leer más]     

3. Sensación de mareo, otro signo de gestación

Son frecuentes en el primer trimestre del embarazo y a veces incluso pueden aparecer antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Los mareos pueden persistir a lo largo de todo el embarazo hasta el momento del parto.

Se caracterizan por sudoración, palidez de la piel y visión borrosa, que a veces se acompaña de desmayo con pérdida de conocimiento… [Leer más]   

4. Cefalea: dolor de cabeza por el «subidón» hormonal

El dolor de cabeza es muy frecuente en el primer trimestre de embarazo y se debe principalmente al aumento de los niveles de las hormonas sexuales como el estrógeno y la progesterona. Puede aparecer aislado o acompañado de mareos. En el caso de que la cefalea se acompañe de mareos las causas pueden ser la hipotensión o la hipoglucemia… [Leer más]  

5. Náuseas y vómitos, clásicos del embarazo

Aparecen en el primer trimestre de la gestación, y son más intensos por la mañana. El origen de las náuseas es aún desconocido, aunque el elevado nivel de una hormona llamada gonadotropina coriónica puede afectar al centro del vómito que se encuentra en el tronco cerebral… [Leer más]   

¿Y las molestias de un embarazo con problemas?

Se define como la implantación del óvulo fuera de la cavidad uterina. En la mayoría de los casos se aloja en la trompa de Falopio, pero puede aparecer en el ovario o el cuello del útero. Su incidencia es entre 1-2% de todas las gestaciones y es más frecuente en mujeres de edad avanzada, con antecedentes de esterilidad… [Leer más]

7. Aborto: sangrado muy intenso y dolor punzante

El aborto define como la interrupción espontánea del embarazo antes de la semana 22. Se caracteriza por el sangrado genital en cantidad variable. Lo más frecuente es que sea un sangrado escaso de sangre roja, aunque también puede ser sangre oscura por la oxidación de la hemoglobina cuando corresponde a sangre retenida…[Leer más]  

8. Amenaza de aborto, un manchado más leve

Cuando aparecen los síntomas de aborto (sangrado y dolor abdominal) pero la situación todavía es reversible, hablamos de amanaza de aborto. En la ecografía se visualiza latido cardiaco embrionario o fetal. No precisa ingreso hospitalario y se recomienda reposo domiciliario…[Leer más]   

9. Aborto séptico, cómo identificarlo

Es cuando existe fiebre sin causa aparente en el contexto de un aborto. Es más frecuente en abortos provocados, técnicas inadecuadas de legrado o mujeres portadoras de DIU… [Leer más]

Artículos Relacionados Contracciones uterinas, dolor de pelvis y pubis, calambres vaginales, dolor lumbar… ¿Qué dolores son normales en el tercer trimestre del embarazo y en qué casos tenemos que consultar al ginecólogo? Depende del umbral de dolor de la mujer y de cada embarazo, porque cada gestación es un… El dolor mamario y el uterino son inseparables «compañeros de viaje» del embarazo. Suelen ser los primeros síntomas de que se está gestando una nueva vida en tu interior. Pero, ¿Cómo y por qué se produce ese dolor en el bajo vientre y de mamas en el primer trimestre de embarazo? ¿Qué… La clave para evitar la lumbalgia en el embarazo está en fortalecer la espalda, haciendo los ejercicios adecuados y adoptar siempre buenas posturas en tu día a día. Por qué duelen las lumbares en el embarazo En el embarazo, tu organismo se verá obligado a sostener un peso extra: tu tripa… Controla tu peso, no fumes y realiza una actividad física regularmente. Estas algunas pautas son útiles para intentar evitar el temido dolor lumbar de la embarazada. Otros factores son casi imposibles de cambiar pero en estos que hemos mencionado, puedes hacer mucho. Lumbago: puede cambiar…

Источник: https://www.natalben.com/dolor-en-el-embarazo/primer-trimestre

Dolores y molestias comunes durante el embarazo

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

Sentir molestias durante el embarazo es algo habitual que ocurre con mayor o menor intensidad prácticamente a todas las embarazadas. Los dolores de cabeza, de espalda, de senos y de la zona baja del vientre son los más comunes. Aunque en caso de agravarse, es recomendable consultar con el médico, generalmente no son señal de alarma ni impiden seguir con el ritmo de vida habitual.

En los primeros meses de gestación, los cambios que surgen en la mujer hacen que sienta sensaciones y síntomas nuevos que pueden ser molestos. A medida que avanza el embarazo, estas pequeñas molestias irán cambiando y volviéndose más incómodas conforme se acerque el parto. A continuación os comentamos las más comunes.

Molestias propias del embarazo

Dolor de cabeza

Especialmente durante el primer trimestre de emnbarazo es común que la mujer sienta dolores de cabeza. Puede aparecer como una presión constante a ambos lados de la cabeza o en la parte trasera del cuello.

Si además la mujer era propensa a este tipo de dolor antes de la gestación, es habitual que este tipo de malestar empeore con el embarazo.

Los especialistas no conocen con exactitud la causa por la cual los dolores de cabeza tienden a ser más frecuentes durante el embarazo pero parece que la hipótesis más acertada es el cambio en las hormonas característico del embarazo.

También el cansancio, la pesadez, el estrés o la falta de sueño pueden causar dolor de cabeza.

Pasados los primeros meses, cuando la situación hormonal se equilibra, estos dolores tienen a desaparecer o a ser menos frecuentes e intensos.

Dolor de espalda

Cerca del 80% de las embarazadas sufre dolor de espalda siendo un dolor bastante localizado que en raras ocasiones se prolonga en el tiempo.

Dolor de la zona lumbar

Durante el tercer trimestre casi el 50% de las mujeres sienten dolor lumbar. También, el peso que lleva el abdomen en los meses más avanzados del embarazo van afectando al equilibrio y la postura creando una tensión en la parte baja de la espalda.

Lo más conveniente es usar zapatos con tacón bajo, colocar una almohada en la parte inferior de la espalda al sentarse para aliviar el dolor y descansar la mayor cantidad de tiempo posible.

Calambres e inflamación de los tobillos

Este tipo de dolor por lo general se siente en los músculos de las pantorrillas y es generado la mayor parte de las veces por falta de calcio y magnesio.

La gran mayoría de las embarazadas tiene inflamación en las piernas, debido a la cantidad adicional de sangre, que le proporciona circulación a la placenta y al bebé.

También el útero hace presión sobre los vasos sanguíneos que abastecen de sangre a la mitad inferior del organismo y puede generar la acumulación de líquido en las piernas.

Por ello, es fundamental beber mucha cantidad de agua diariamente, limitar la sal en los alimentos, descansar los pies sobre una almohada, utilizar ropa cómoda de algodón y dormir recostada sobre el lado izquierdo.

Cólicos y dolor abdominal

Durante todo el embarazo es común sentir dolor o algún malestar en la panza, esto es normal y por lo general son dolores que tienen una corta duración.

Si los dolores son fuertes o se sufre de cólicos, se debe consular con el profesional que lleva el embarazo, especialmente si los cólicos van acompañados de algún tipo de sangrado vaginal, escalofríos, mareos, fiebre o desmayos.

Los dolores o malestares leves en la zona del bajo vientre acompañarán las distintas fases del embarazo y pueden tener diversas causas:

  • Presión del útero en crecimiento
  • Estreñimiento
  • Acidez estomacal
  • Gases
  • Pequeñas contracciones

Cuando estos dolores aparecen, lo mejor es sentarse y elevar las piernas, tratando de relajar el cuerpo. No se debe cambiar de posición de forma brusca. Hacer una pequeña caminata también ayuda a aliviar el dolor y las tensiones.

Dolor en los senos

Durante el embarazo las mamas se preparan para la lactancia. Para ello, las hormonas femeninas (prolactina, progesterona, estrógenos y hormonas placentarias) provocan cambios en el pecho de la embarazada que pueden causar dolor y resultar molesto.

Dolor en el pecho durante el embarazo

Aumenta la grasa y la vascularización, los pezones se vuelven más sensible, las areolas se pigmentan y aparecen en ellas unos pequeños bultitos conocidos como tubérculos de Montgomery.

Sentir molestias por estos cambios es normal, aunque si la intensidad es muy fuerte, se recomienda consultar al doctor.

Dolor de piernas: venas varicosas y hemorroides

Las venas varicosas son venas hinchadas, retorcidas o dilatadas. Suelen aparecer en las piernas y causar pesadez y ligera hinchazón.

Las hemorroides son también venas varicosas que ocurren en el recto. Suelen suceder durante el embarazo por el volumen sanguíneo incrementado.

Para prevenir este malestar es de gran ayuda hacer una dieta alta en fibra (frutas, verduras, granos enteros), beber abundante líquido y evitar estar de pie por espacios prolongados de tiempo.

Dolor durante la implantación

A comienzos del embarazo, cuando el embrión se está arraigando en el útero, puede sentirse dolor similar al que se siente durante la menstruación. También algunas mujeres experimentan un ligero sangrado de color rosáceo.

Falso trabajo de parto

Puede ocurrir entre el segundo y tercer trimestre de gestación, que la mujer sienta contracciones o endurecimiento de los músculos del útero. A esto se le llama contracciones Braxton-Hicks, son contracciones irregulares por lo que se distinguen de las contracciones de parto (que se producen de forma regular normalmente a intervalos de 5 a 10 minutos).

Aliviar los dolores del embarazo

Ante este tipo de molestias o dolores que surgen durante el transcurso del embarazo, es importante que la embarazada no se automedique o tome alguna sustancia farmacológica sin consultar previamente al ginecólogo o especialista que lleva el control de su embarazo.

Hay algunos medicamentos que pueden afectar al desarrollo fetal y por ello es importante consultar a tiempo. En este artículo puedes obtener información detallada sobre los medicamentos que se recomienda tomar o evitar durante el embarazo: medicamentos en el embarazo.

No hacer esfuerzos excesivos, descansar las horas necesarias, pasear y cambiar de postura son algunos de los consejos generales que ayudan a paliar o reducir las pequeñas molestias asociadas a la gestación.

¿Es normal tener dolor menstrual durante el embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Los dolores menstruales están causados principalmente debido a las hormonas femeninas liberas en el ciclo menstrual. Durante el embarazo, hay una situación hormonal especial que puede intensificar algunas de las molestias comunes de la menstruación. Por esta razón, muchas mujeres dicen que sienten dolores menstruales en el embarazo.

He sentido dolor en el ombligo, ¿indica algo malo para el embarazo o no debo preocuparme?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Durante el embarazo, el ombligo de la mujer sufre cambios debido al aumento de la zona abdominal. Es común que hacia el final de la gestación, el ombligo sobresalga o se abulte debido a la presión que está ejerciendo el útero sobre él. Esto puede causar un pequeño dolor, pero en ningún caso es algo preocupante.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor muscular durante el embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Debido a los cambios en el cuerpo de la embarazada es frecuente que sienta dolor en su musculatura que le impida seguir con sus actividades habituales o le cause malestar general. En estos casos, se recomienda realizar estiramientos para mantener fuertes las articulaciones y no sobrecargar el músculo.

Además, es importante no aumentar de peso más de lo aconsejado. Por último, también es conveniente reducir la intensidad del ejercicio físico. Se debe hacer deporte pero ajustando la intensidad al estado gestacional.

¿Es habitual que duelan los ovarios en los primeros días de embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El dolor en el ovario puede darse a lo largo de toda la gestación. Aunque puede confundirse con el dolor de ovarios característico de la ovulación, es provocado por los ligamentos uterinos que se están preparando para el momento del parto.

¿El estreñimiento es un síntoma normal de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Una de las causas del estreñimiento es el aumento de la progesterona, que hace que el paso del alimento a través del sistema digestivo sea más lento. Por otro lado, el útero cada vez ejerce más presión sobre el recto.

Para prevenir o aliviar el estreñimiento, es recomendable comer alimentos con gran cantidad de fibra, beber agua en abundancia y hacer ejercicio con regularidad.

En caso de estreñimiento agudo acompañado de dolor abdominal o alternado con diarrea, mucosidad o sangre en las heces, la mujer tendrá que acudir al médico, pues podría indicar la presencia de algún otro problema.

Puedes obtener más información sobre esto en el siguiente post: Molestias digestivas durante el embarazo.

¿Pueden aparecer hemorroides durante el embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Los problemas de estreñimiento favorecen la aparición de las dolorosas hemorroides. Se suelen producir durante el último trimestre y después del parto vaginal.

Se piensa que son resultado del enlentecimiento del retorno venoso asociado con el agrandamiento del útero, además del aumento de presión dentro del vientre de la mujer.

Se puede intentar prevenir su aparición consumiendo fibra en la dieta, bebiendo gran cantidad de líquido y haciendo ejercicio. El tratamiento para reducir la hinchazón e inflamación es una pomada analgésica, reposo y baños fríos. Las cremas y supositorios antihemorroidales astringentes con hidrocortisona también ayudan.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/dolores-tipicos-durante-el-embarazo/

Dolor articular durante el embarazo

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

El dolor articular durante el embarazo se debe principalmente al aumento de la carga física. El aumento de peso promedio durante el embarazo oscila entre 10kg y 15 kg, y en casos concretos puede ser significativamente mayor.

Las articulaciones, los músculos y los ligamentos tienen que hacer frente a esta carga adicional, que también puede causar dolor debido al continuo crecimiento. Casi el 50 por ciento de todas las mujeres embarazadas sufren de dolor de espalda más o menos pronunciado; en muchas mujeres, otras articulaciones también se ven afectadas a medida que el embarazo avanza.

Los síntomas pueden ser particularmente graves si la columna vertebral y las articulaciones ya están sometidas a esfuerzos debido al fuerte sobrepeso, a malas posturas o a enfermedades previas. La gravedad del dolor articular durante el embarazo también depende de las predisposiciones genéticas.

Las hormonas del embarazo aflojan los tejidos

Desde el primer momento del embarazo, el cuerpo se prepara para crear las mejores condiciones posibles para el desarrollo del bebé. En este sentido, las hormonas juegan un papel esencial.

Durante el ciclo menstrual, la relaxina prepara el tejido endometrial en interacción con otras hormonas para alojar al óvulo fecundado, mientras que en el estado no gestacional el nivel de relaxina disminuye significativamente en la segunda mitad del ciclo.

Sin embargo, si se produce un embarazo, la concentración de relaxina aumenta continuamente, alcanzando su nivel más alto en el primer trimestre del embarazo. La hormona afloja los tejidos del cuello uterino y el suelo pélvico, pero también los ligamentos de las articulaciones ya en esta etapa temprana del embarazo como preparación para el parto.

Al dilatar los vasos sanguíneos, también adapta la circulación sanguínea de la madre al embarazo. Inmediatamente antes del nacimiento, la relaxina junto con otras hormonas desencadena la ruptura del saco amniótico y participa en la apertura del cuello uterino.

El dolor articular durante el embarazo es, por lo tanto, resultado indirecto de los efectos de la relaxina y otras hormonas. El aflojamiento de los tejidos corporales reduce la capacidad de carga de las articulaciones, en un periodo en el que el cuerpo se somete a un esfuerzo especial y debe prestar el máximo rendimiento durante nueve o diez meses.

Los cambios estáticos durante el embarazo también pueden causar dolor en la columna vertebral, los músculos y las articulaciones.

El crecimiento del útero hace que el centro de gravedad del cuerpo se desplace.

A medida que el embarazo avanza, las mujeres embarazadas desarrollan una fuerte lordosis (curvatura fisiológica de la columna en la región cervical o lumbar), y la movilidad de las articulaciones vertebrales también disminuye. Las articulaciones del anillo pélvico se aflojan no sólo por las influencias hormonales, sino también por la tensión creciente en los músculos abdominales y los músculos largos de la espalda.

En posición vertical, el anillo pélvico lleva la carga de la parte superior del cuerpo, generalmente sostenido por un sistema de ligamentos muy tensado. El aflojamiento de estos tejidos es importante para el crecimiento sin obstáculos del bebé y su paso a través del canal del parto, pero esto también puede llevar a un aumento del dolor en la parte baja de la espalda, pelvis e ingles.

En algunas mujeres, los síntomas ya son aparentes en una etapa relativamente temprana del embarazo, mientras que en otras, las articulaciones pélvicas no causan problemas durante un cierto período de tiempo hasta después del nacimiento.

La retención de líquidos puede causar problemas en las articulaciones

La retención de líquidos durante el embarazo también puede ser un factor desencadenante de problemas articulares, normalmente en la segunda mitad del embarazo. Muchas mujeres embarazadas experimentan entumecimiento o dolor en las manos y muñecas, especialmente por la noche.

Posiblemente se trata del síndrome del túnel carpiano, el cual puede ocurrir si los nervios del canal carpiano se someten a un gran esfuerzo unilateral. Si el canal carpiano se ve fuertemente afectado por la retención de líquidos, esto puede tener las mismas consecuencias.

Una posición para dormir que no sobrecargue las manos y las muñecas a veces alivia el síndrome del túnel carpiano relacionado con el embarazo. La inmovilización de la muñeca mediante férula o acupuntura también puede ayudar en estos casos.

En caso de dolor intenso en la muñeca y los dedos, el médico recomendará inyectar medicamentos analgésicos directamente en los nervios afectados. Después del parto, estas molestias generalmente desaparecen rápidamente.

Los mejores remedios para el dolor articular durante el embarazo son el calor, el descanso, la relajación y el ejercicio:

  • El calor libera tensiones y tiene un efecto beneficioso sobre los músculos y las articulaciones. En caso de un ataque de dolor o dolor permanente, un baño caliente, una botella de agua caliente o un cojín de huesos de cereza caliente pueden hacer maravillas.
  • Las mujeres embarazadas también necesitan descansos regulares para aliviar los músculos y las articulaciones y deben asegurarse de integrarlos en su vida diaria.
  • A medida que avanza el embarazo quedan prohibidos los grandes esfuerzos o duros trabajos físicos: por ejemplo, levantando o cargando objetos pesados. Médicos y obstetras recomiendan cargar como máximo 5kg en la segunda mitad del embarazo.
  • El estrés y las preocupaciones provocan tensión y pueden desencadenar o empeorar el dolor. Por lo tanto, la relajación mental también es particularmente importante durante el embarazo. Los masajes o ciertas formas de yoga son adecuados como apoyo eficaz.
  • El movimiento alivia el dolor de espalda y articulaciones. Ejercicios específicos para el fortalecimiento de la espalda, caminata nórdica, ciclismo, natación, gimnasia acuática o yoga son particularmente adecuados como deporte recreativo durante el embarazo. También son importantes los ejercicios regulares para fortalecer el suelo pélvico.
  • Se pueden utilizar bandas para el vientre y fajas para aliviar los músculos abdominales y de la espalda.
  • Por la noche, coloca un cojín de lactancia entre las piernas, acostada de lado, para aliviar los músculos y ligamentos.

Los remedios homeopáticos y la acupuntura alivian el dolor agudo

No se recomienda un tratamiento con medicamentos para el dolor articular durante el embarazo. En el caso de dolor agudo severo, se puede tomar paracetamol ocasionalmente, y sólo después de consultar con el médico, pero su efecto suele ser limitado.

Los remedios homeopáticos son inofensivos y a menudo muy eficaces: Si el movimiento alivia el dolor, son apropiados medios homeopáticos como Rhus toxicodendron D12. En el caso opuesto, cuando el movimiento agrava el dolor, Bryonia D6 puede aliviar.

Muchas obstetras también sugieren tratamiento de acupuntura a las mujeres embarazadas para aliviar los problemas articulares durante el embarazo.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/salud/dolor-articular-durante-el-embarazo.html

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

Durante los 9 meses del periodo de gestación las mujeres van a sufrir muchos cambios en su cuerpo, molestias y dolores debidos a las alteraciones hormonales y al propio crecimiento físico que experimentan. El dolor de caderas es una dolencia bastante frecuente durante el embarazo, aunque existen algunas formas de aliviarlo.

Índice

¿Por qué duelen las caderas en la gestación?

La cadera comienza a doler más comúnmente en el tercer trimestre del embarazo. Esto se debe a que los tejidos del cuerpo de hacen más laxos a medida que se va acercando el momento del parto.

Estas molestias suelen aparecer al momento de caminar o cuando se duerme apoyada sobre ella.

La acción hormonal, sobre todo de la relaxina, hace que las articulaciones entre los huesos de la pelvis se ablanden y los ligamentos de la cadera se destensen para facilitar la salida del bebé.

Además, el propio peso del útero hace que la embarazada deba modificar su postura pudiendo llevarla a adoptar una inadecuada.

Si el peso lo lleva hacia delante la curvatura de su espalda será más marcada y, además de dolores de cadera, también tendrá dolores de espalda.

Estos dolores suelen ser más acentuados por un lado que por otro debido a que el propio bebé suele apoyar la mayor parte de su peso en un lado que en otro.

Otra de las causas de esta dolencia es el aumento de presión sobre el nervio ciático.

Este nervio va desde la espalda baja hasta los pies, si el peso del útero lo presiona demasiado puede derivar en entumecimiento, dolor u hormigueo en la cadera, las nalgas y los muslos.

Esto se conoce como ciática y cuando el bebé cambie de posición al acercarse la fecha del parto tenderá a aliviarse.

Durante el segundo trimestre del embarazo también puede darse esta molestia derivada del dolor del ligamento redondo. Este ligamento es un cordón grueso que sale de las trompas de Falopio rodeando el útero y conectándolo con la ingle llegando a los labios mayores.

La función de este ligamento es mantener el útero en suspensión dentro del abdomen y ligeramente inclinado hacia delante. Durante el embarazo estos ligamentos se estiran y adelgazan para seguir sosteniendo el útero durante su crecimiento. Por lo general, los movimientos rápidos o bruscos provocan que estos se contraigan produciendo dolorosos calambres.

La molestia que produce este padecimiento no solo puede afectar a la cadera, también a la pelvis o la ingle.

 

¿Qué hacer para evitar el dolor de cadera?

Existen varias recomendaciones de medicina que ayudan a aliviar los dolores de cadera:

1.            Los masajes en la zona en la espalda y la cadera.

2.            Darse baños de agua caliente o, en su defecto, colocarse compresas calientes en la zona dolorida.

3.            Intentar dormir sobre el lado menos doloroso.

4.            Atender y pedir ayuda en las clases de gimnasia prenatal para corregir la postura.

5.            Realizar ejercicios abdominales y de flexibilización de la parte baja de la espalda. El ejercicio físico en general te hará bien.

6.            Utilizar almohadas para apoyar las piernas, para apoyar la zona baja de la espalda o el abdomen superior ayuda a mejorar la sensación de incomodidad mientras se está durmiendo.

7.            Tomar vitaminas y oligoelementos que fortalezcan el organismo.

8.            También se pueden utilizar bandas de embarazo que ofrezcan soporte lumbar y disminuyan la presión sobre la pelvis. 
 

¿Puede ser síntoma de algo grave?

En el caso de que este dolor surja antes de la semana 37 de embarazo y venga acompañado de una presión o molestia en la zona de la pelvis hacia los muslos es importante acudir al médico ya que puede ser señal de parto prematuro. Otras señales que pueden indicar esto son:

1.            Contracciones inesperadas cada 10 minutos aproximadamente.

2.            Flujo vaginal de color marrón.

3.            Dolor abdominal o calambres, sobre todo en la zona baja del mismo.

4.            Dolor en la espalda que se extiende hacia delante y los lados del cuerpo y que no se consigue aliviar cambiando de postura.

Aunque por lo general los dolores de cadera no suelen significar un parto prematuro nunca está de más atender a todos los posibles síntomas para prevenir. Por otro lado, los dolores de cadera durante el periodo de gestación se clasifican en varios.

Los dolores mecánicos son aquellos que se producen en la cadera después de una actividad física prolongada e intensa y se alivian tras descansar. Existe un dolor nocturno que solo se experimenta al estar acostada ya que durante el día no afecta. El dolor de inicio es aquel que aparece al comenzar cierta actividad física y desaparece al poco tiempo.

Y, por último, está el dolor reflejado, es decir, aquel que aparece a causa de otros malestares como el dolor abdominal o de espalda durante el embarazo.

Se puede decir que los dolores de cadera son una consecuencia más del embarazo y que la mayoría de las mujeres gestantes los sufrirán en mayor o menor medida. Por ello, lo mejor es intentar buscar la manera de aliviarlos que más de adapte a cada mujer.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/es-normal-que-duelan-las-caderas-en-el-embarazo-10710

American Pregnancy Association

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

El dolor de cadera durante el embarazo es un síntoma común que puede experimentar. Esta molestia es más a menudo sentida más tarde en el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre. Esto se debe a que su cuerpo se está preparando para el parto. A menudo se siente adolorido o el dolor más fuerte en el lado donde el bebé tiende a acostarse en su útero.

¿Qué Causa el Dolor en la Cadera Durante el Embarazo ?

Durante el embarazo, su cuerpo suelta hormonas que permiten que tejido conjuntivo se relaje y se ablande. Como resultado de esto, las articulaciones y los ligamentos entre los huesos de la pelvis se comenzarán a aflojar.

 El aumento de la flexibilidad en estos huesos es imprescindible para permitir que el bebé se mueva a través de su cuerpo durante el trabajo de parto. El dolor de espalda, así como, los cambios en la postura y un útero más pesado pueden contribuir al dolor que siente.

Otras causas de dolor en las caderas incluyen el aumentó de presión sobre el nervio ciático. Los dos nervios ciáticos en su cuerpo salen de la espalda baja hasta los pies.

Cuando un útero agrandado ejerce presión sobre los nervios, usted puede experimentar dolor, entumecimiento o sensación de hormigueo en las nalgas, las caderas y los muslos.
Este problema se conoce como ciática. A medida que se acerca la fecha del parto, su bebé va a cambiar su posición en el útero.

Esto probablemente reducirá la incomodidad que siente. La ciática es generalmente normal durante el embarazo, pero aun se debe informar a su médico si lo experimenta, ya que hay otros menos comunes, pero graves, causas de la ciática.

Otra posible causa de el dolor en la cadera durante el segundo trimestre es el dolor del ligamento redondo. El dolor del ligamento redondo se caracteriza por dolores agudos en el abdomen, la cadera y en la ingle. El dolor puede intensificar con movimientos rápidos o cambios de posición. Para obtener más información sobre el dolor del ligamento redondo, por favor revise este artículo.

¿Cómo Puede Aliviar el Dolor en la Cadera Durante el Embarazo?

Practicando ejercicios que fortalece tanto los músculos de la espalda, así como, los músculos abdominales puede reducir el dolor en la cadera.

Uno de los ejercicios que puede traer alivio es elevando las caderas más arriba de la altura del pecho mientras está acostada sobre su espalda durante un par de minutos.

Tomando un baño caliente o aplicando compresas calientes en la zona adolorida puede reducir el dolor. Un masaje también puede aliviar el dolor.

A medida que se acerca su fecha de parto, asegúrese de dormir de lado y mantener las piernas y las rodillas dobladas.

El uso de almohadas para apoyar la pierna y el abdomen superior puede aliviar la incomodidad mientras duerme.

Si estár acostado sobre su lado empeora su dolor en la cadera, coloque una almohada o una cobija en la parte baja de la espalda y duerma apoyado contra ello. Esto reducirá la presión en la cadera mientras duerme.

¿Cuándo Debe Llamar a Su Médico?

Si su dolor de cadera es acompañada por una presión o dolor en el área pélvica que se irradia hacia los muslos antes de las 37 semanas de embarazo, es importante buscar asistencia médica. Esto puede ser una señal de un parto prematuro.
Junto con la presión pélvica , otras indicaciones de parto prematuro son:

  • Calambres y malestar abdominal, particularmente en la parte baja del abdomen
  • Dolor bajo en la espalda que se extiende hacia el frente y los lados de su cuerpo, sin alivio, al cambiar de posición
  • Contracciones inesperadas que ocurren aproximadamente cada diez minutos
  • Flujo vaginal que está clara, rosada, o marrón en color

Referencias:
Katz, Vern L. (2003). Prenatal Care in Scott, James R., Gibbs, Ronald S., Karlan, Beth Y., & Haney, Arthur F. (Eds.), Danforth’s Obstetrics and Gynecology, 9th edition (18). Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins.
(1994). The Third Trimester: 28 to 40 weeks and beyond in Johnson, Robert V. (Ed.

), Mayo Clinic Complete Book of Pregnancy & Baby’s First Year (176-7). New York, NY: William Morrow and Company, Inc.
(2004). Common concerns and questions of pregnancy in Harms, Roger W. (Ed.), Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy (455-76). New York, NY: HarperCollins Publishers Inc.
(2007, March). Round Ligament Pain. Retrieved from https://americanpregnancy.

org/pregnancyhealth/roundligament.htm

Источник: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/pregnancy-complications/hip-pain-during-pregnancy-7167/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: