¿Es normal que zumben los oídos en el embarazo?

¿A qué se deben los zumbidos en los oídos? ¡Trátalos de forma natural! — Mejor con Salud

¿Es normal que zumben los oídos en el embarazo?

Los zumbidos son ruidos molestos para los oídos, dada su duración y frecuencia. Por lo general, se trata de ruidos externos producidos por los insectos; sin embargo, en algún momento, una persona puede escuchar zumbidos, sin que haya un insecto a su alrededor o alguna otra fuente.

Por ejemplo, después de un concierto, es normal escuchar zumbidos durante un rato. Ahora bien, cuando el sonido persiste y aumenta, puede que se trate de tinnitus o acúfenos. En estos casos, solo la persona afectada puede escuchar el sonido.

Por ello, es muy importante saber distinguir entre uno momentáneo, causado por algo en especial, y el provocado por tinnitus crónico, que supone la existencia de un problema auditivo.

¿Cuáles son los síntomas de tinnitus?

Los síntomas del tinnitus pueden parecer imprecisos. Los ruidos se perciben de forma constante, en mayor o menor volumen, pero siempre, cursando con molestias. El sonido puede percibirse como un zumbido, pitido o silbido.

Cabe destacar que, el ruido se puede percibir en uno o ambos oídos. Y, según la persona, el ruido puede experimentarse con unas características u otras. En otras palabras, un paciente puede percibir el sonido alto y persistente, mientras que otro puede percibirlo como apenas un silbido bajo.

¿Qué causa el tinnitus?

El tinnitus no se considera, en sí, una enfermedad, sino como el síntoma de algún problema del sistema auditivo debido a la afección de alguna de sus partes o bien, un defecto de nacimiento. Algunas posibles causas vendrían a ser:

  • Deshidratación.
  • Ototoxicidad.
  • Lesiones en los oídos.
  • Consumo de drogas.
  • Tumores en los oídos.
  • Infecciones del oído medio.
  • Sobreexposición al ruido. 
  • Perforación de los tímpanos.
  • Cambios súbitos en la presión sanguínea (aunque estos casos aún no están claros).
  • Acumulación de cera en el oído externo.
  • Presencia de algún agente extraño en el interior del oído.
  • Endurecimiento de los pequeños huesos que se encuentran en esta región.

La mayoría de los diagnósticos no tienen una única causa en concreto, pero lo que sí se ha evidenciado que este es un problema que puede tener consecuencias en la salud auditiva a largo plazo.

1. Mantener el colesterol malo bajo

Mantener un peso saludable y unos buenos niveles de colesterol reduce las posibilidades de padecer molestias como el tinnitus. Esto se debe a que la molestia se puede presentar cuando hay cambios en la presión sanguínea (un síntoma común en casos de colesterol alto y obesidad).

2. Adoptar una dieta saludable

En consonancia con la medida anterior, una dieta saludable ayuda a mantener una buena salud, en general, y por ende, esto beneficia incluso la salud del sistema auditivo. En este sentido, se recomienda reducir al mínimo las grasas y el azúcar.

Te interesa leer:  5 errores en la dieta de un paciente con colesterol alto

3. No tomar aspirina o similares

En algunos casos, tomar ciertos fármacos puede aumentar las molestias relacionadas a los zumbidos. Dado su alto contenido de ácido acetilsalicílico, la aspirina y las hierbas medicinales, como el sauce y la ulmaria, no se deben tomar porque hacer que la molestia sea mayor.

4. Evitar la sobreexposición acústica

No solo es necesario evitar la sobreexposición acústica ambiental sino también, hay que tener conciencia acerca del uso de audífonos y demás dispositivos.

Como es bien sabido, escuchar música a un volumen alto, de forma regular, por períodos de tiempo prolongados puede afectar seriamente la audición, llegando a ocasionar incluso su pérdida total.

Las personas que, por una u otra razón, deben escuchar zumbidos u otros ruidos fuertes y constantes, deben utilizar un protector auditivo para evitar el impacto en sus sistema auditivo. En este sentido, la prevención es fundamental. 

5. Controlar la hipertensión

Los pacientes hipertensos pueden llegar a escuchar zumbidos con mayor frecuencia dado el cuadro que produce el aumento de la presión arterial. En estos casos, es imprescindible que la persona mantenga unos buenos hábitos de vida así como un control médico regular.

6. Realizar ejercicio

La práctica diaria de ejercicio contribuye a mejorar la circulación de todo el cuerpo y, a su vez, previene la aparición de molestias como el tinnitus. A pesar de que parezca una medida muy sencilla, constituye un hábito muy positivo para la salud.

7. Tomar agua

Asimismo, el consumo de agua es esencial para la salud de todo el cuerpo, incluyendo los oídos. Después de todo, la deshidratación puede causar zumbidos molestos en los oídos, ya que la descompensación causa cambios en la presión arterial y esto, a su vez, acarrea una serie de síntomas, como el tinnitus.

A recordar

Cuidar la salud auditiva es mucho más sencillo de lo que parece. Las medidas aquí comentadas son tan solo el procedimiento básico. Para mayor precisión, es necesario consultar con el médico acerca de cuáles son las otras medidas que se pueden poner en práctica para mantener una buena salud auditiva.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/causas-zumbidos-en-los-oidos/

Que es preeclampsia

¿Es normal que zumben los oídos en el embarazo?

La preeclampsia, también llamada toxemia, es un problema que les ocurre a las mujeres durante el embarazo.

Puede ocurir durante la segunda mitad del embarazo. Su médico le enseñará a reconocer los siguientes síntomas de la preeclampsia: presión arterial alta, hinchazón que no se va, y grandes cantidades de proteínas en su orina (encontradas durante las pruebas de orina).

Síntomas de la preeclampsia

Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

  • Dolor de cabeza severo
  • Mareos
  • Timbre o zumbido en los oídos
  • Somnolencia
  • Visión doble
  • Ceguera de golpe
  • Vomito de sangre
  • Hinchazón excesiva de los pies y las manos
  • Pequeñas cantidades de orina o nada de orina
  • Sangre en su orina
  • Latidos del corazón rápidos
  • Deseos de vomitar o náusea excesiva
  • Vómitos excesivos
  • Fiebre
  • Visión borrosa
  • Dolor en el abdomen

Quiénes están en riesgo de contraer la preeclampsia?

La preeclampsia es más común en el primer embarazo de una mujer y en las mujeres con hermanas o madres que han tenido preeclampsia.

El riesgo de sufrir preeclampsia es más alto si la madre está cargando a 2 o más bebes, si la madre es adolescente o si tiene más de 40 años.

Otras mujeres en riesgo son las que ya tienen la presión alta o sufren alguna enfermedad de los riñones antes de que ellas salgan embarazadas. La causa de la preeclampsia no se conoce.

¿Si tengo presión alta quiere decir que tengo preeclampsia?

No necesariamente. Si su doctor se da cuenta que su presión se encuentra alta, él o ella la observará cuidadosamente, buscando ciertos cambios que pueden indicar la presencia de la preeclampsia.

Además de la presión alta, la preeclampsia tiene otros 2 problemas relacionados, la hinchazón excesiva y un alto contenido de proteína en la orina.

Muchas mujeres con presión alta durante el embarazo no tienen proteína en la orina o hinchazón excesiva, y por eso no tienen preeclampsia.

La hinchazón quiere decir que me está dando preeclampsia?

Si usted tiene hinchazón tampoco quiere decir que tiene preeclampsia. Un poco de hinchazón durante el embarazo es normal. Por ejemplo, sus sortijas o zapatos pueden quedarles un poco apretados. La hinchazón es más seria si no se va con un poco de descanso, o si es muy obvia en la cara o las manos, o si es una subida de peso rápida, como de 5 libras en una semana.

Qué pruebas pueden demostrar si tengo o no preeclampsia?

Ninguna prueba por sí sola indica que usted tiene preeclampsia. Su presión sanguínea será chequeada cada vez que venga a sus visitas médicas.

Un alza súbita de presión puede ser una seña temprana de que puede tener preeclampsia.

Un examen de orina le puede indicar a su médico si hay proteína en la orina. Su médico puede ordenar una serie de pruebas de sangre, que pueden demostrar que tiene preeclampsia.

Si usted tiene señas de sufrir preeclampsia, su médico querrá observarla muy de cerca, una vez a la semana y hasta todos los días.

Cuál es el peligro que yo y mi bebé corremos si tengo preeclampsia?

La preeclampsia puede prevenir que la placenta (que le provee aire y comida al bebé) reciba suficiente sangre. Si la placenta no recibe suficiente sangre, su bebé recibirá menos aire y comida. Esto puede causar un bajo peso al nacer y otros problemas para el bebé.

La mayoría de mujeres con preeclampsia siguen dando a luz a bebés saludables. Unos cuantos casos desarrollan una condición llamada eclampsia (convulsiones causadas por toxemia), que es una condición muy seria para la madre y el bebé y puede causar problemas.

Afortunadamente, la preeclampsia se detecta temprano en las mujeres que reciben cuidados prenatales regulares, y la mayoría de problemas pueden ser prevenidos.

Cuál es el tratamiento para la preeclampsia?

Si usted tiene preeclampsia, dar a luz al bebé es la mejor manera de protegerla y proteger a su bebé. Esto no siempre es posible, porque el bebé puede ser demasiado pequeño para poder vivir fuera del vientre de la madre.

Si el parto no es posible debido a que es el embarazo es muy temprano, se pueden tomar pasos para controlar la preeclampsia hasta que el bebé esté listo para salir al mundo.

Estos pasos incluyen bajar la presión arterial, con descanso en cama o medicamentos, y mantener a usted y a su bebé muy bien observados. En algunos casos, será necesaria la hospitalización.

Una manera de controlar la presión alta cuando uno no está embarazada es cortar la cantidad de sal en su comida. Esta no es una buena idea si tiene presión alta durante el embarazo. Su cuerpo necesita la sal para mantener el fluido de los líquidos en su cuerpo, así que es necesario que coma una cantidad de sal normal.

Su médico le indicará cuanta sal debe comer cada día y cuanta agua necesita beber al día.

Su médico le puede decir que tomar aspirina o calcio puede prevenir la preeclampsia. Su doctor también puede indicarle que se acueste en su lado izquierdo mientras descansa. Esto aumentará la cantidad de orina y quitarle peso de encima a sus vasos sanguíneos grandes.

Muchos médicos recomiendan sulfato de magnesio durante el parto y por unos días después, para evitar la eclampsia. Hable con su médico acerca de estas posibilidades de tratamiento.

Si mi doctor decide que el bebé necesita nacer temprano, tengo que tener una cesárea?

Esto depende en lo que usted y su médico decidan. Una cesárea (una operación para sacar al bebé) será usualmente el caso si usted o su bebé se encuentran en peligro.

Si las cosas no se encuentran tan serias, su médico puede usar un medicamento (como la oxitocina) para inducir o empezar el parto, y usted puede dar a luz normalmente.

Artículos relacionados:

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 31 de Agosto, 2018

Источник: https://www.geosalud.com/embarazo/preeclampsia.htm

¿Es normal que zumben los oídos en el embarazo?

¿Es normal que zumben los oídos en el embarazo?

El tinnitus, también llamado acúfeno o zumbido de oídos, es un problema que presentan muchas personas en la edad adulta, sobre todo aquellas que trabajan en ambientes con mucho ruido, lo que puede dar lugar a esta alteración del oído. A no ser que esté causada por algún problema en el tímpano, no tiene tratamiento, aunque, generalmente, la persona se acostumbra a este sonido y no le resulta muy molesto, salvo en casos muy graves.

Sin embargo, también puede aparecer de repente en el embarazo a causa de los cambios fisiológicos (cambios hormonales y aumento del volumen sanguíneo) que se producen en estos meses y resultar muy preocupante para la madre, quien puede llegar a pensar que es un síntoma de algo grave que pueda afectar al desarrollo del feto. Otras mujeres que ya lo notaban sienten que este zumbido aumenta la frecuencia, severidad y duración en las primeras semanas de embarazo, pero también es algo normal que suele estabilizarse a medida que se avanza en el embarazo.

También es posible que el tinnitus no sea constante, sino que aparezca tras un episodio de estrés emocional o físico debido a la mayor sensibilidad de la mujer en estos meses.

Generalmente, el zumbido en el embarazo aparece en la segunda mitad de la gestación, aunque algunas mujeres lo experimentan desde las primeras semanas, y suele prolongarse hasta el posparto. Si no desaparece por sí solo, se recomienda acudir al otorrinolaringólogo para que recete un tratamiento, aunque, como decíamos, en muchos casos no desaparece totalmente nunca.
 

¿Cuándo pueden ser peligrosos los zumbidos?

El zumbido de oídos suele ser un síntoma normal del embarazo, pero también es síntoma de otras enfermedades que pueden llegar a ser peligrosas, por lo que conviene que estés atento a si este tinnitus va acompañado de otros síntomas que pueden ser señal de estos problemas:

1- Preeclampsia: la tensión arterial alta es un problema que desarrollan algunas mujeres embarazadas y que puede llegar a ser muy grave, puesto que impide que la placenta reciba suficiente sangre, por lo que al bebé le llegará menos oxígeno y nutrientes, lo que puede causar bajo peso al nacer y déficit en el desarrollo.

Los síntomas principales de esta toxemia del embarazo son edema (hinchazón brusca de manos y cara), aumento de peso súbito en un par de días, dolor de cabeza, mareo, zumbido en los oídos, tensión arterial alta, visión borrosa o ceguera repentina, dolor abdominal o fiebre.

Si experimentas estos síntomas, debes acudir al médico puesto que, como decíamos, la preeclampsia no controlada puede resultar muy grave.

2- Hum Venosa: este problema aparece en personas anémicas, mujeres embarazadas y personas con problemas de tiroides.

Causa un aumento del flujo sanguíneo que puede provocar sonidos pulsátiles en el oído, un tipo de zumbido en el que se escucha un silbido o un ruido de golpes que late al ritmo del corazón.

Normalmente desaparece tras el parto, pero, si no fuera así, habría que hacer un estudio para evaluar la causa concreta y mandar el tratamiento adecuado.

3- Aterosclerosis: durante el tercer trimestre de gestación es normal que los niveles de colesterol total y triglicéridos aumenten por encima del nivel adecuado a causa de la acumulación de grasa en el organismo para favorecer el crecimiento del bebé. Esto es algo habitual que desparece solo tras el parto, pero puede causar la acumulación de grasa en los oídos que genere estas turbulencias o acúfenos.

Los acúfenos también pueden estar causados por problemas habituales como una infección del oído medio u otitis o un tapón en una de las orejas.

Además, existen otras causas que pueden provocar los zumbidos en el embarazo, pero son menos habituales, como tumores en sistema vascular o el sistema nervioso, malformaciones auditivas o infecciones virales como el herpes.

En el caso de la infección por herpes, se puede producir una lesión nerviosa a nivel auditivo, desencadenar acúdenos y condicionar el síndrome de sordera súbita, con disminución o pérdida de la audición (que en muchos casos permanece para siempre después del embarazo).

4- Problemas de mandíbula: esto está relacionado con problemas dentales que tienen que ver con la tensión mandibular o incluso lesiones del cuello. Los zumbidos que se deben a los problemas de la mandíbula se suelen solucionar usando una férula por la noche y haciendo ejercicio con la boca.

5- Anemia: las deficiencias de hierro también pueden causar tinnitus.

¿Qué hacer ante los zumbidos en el embarazo?

Lo primero que debes hacer si notas un zumbido repentino en los oídos es acudir al médico ya que, aunque suele ser algo habitual en el embarazo y no tiene por qué ir asociado a ningún problema, es mejor que lo evalúe un otorrino, sobre todo si los acúfenos son muy molestos y constantes, van acompañados de otros síntomas o no desaparecen tras el parto.

El médico comprobará que la causa no es ninguna enfermedad o problema grave y si la mujer ha perdido audición, ya que el tinnitus puede causar hipoacusia temporal o permanente.

El tratamiento más habitual es la terapia de reentrenamiento o habituación, conocida como TRT («Tinnitus Retraining Therapy»), pero no se aconseja hasta después del parto ya que, como hemos visto, en muchos casos los zumbidos desaparecen solos tras dar a luz, por lo que no haría falta tratamiento.

Mientras, puedes adoptar diversas medidas para aliviar esta molestia, como usar un ruido blanco al dormir para no escuchar los molestos zumbidos, evitar los ruidos fuertes prolongados, ya que pueden empeorar el tinnitus, practicar técnicas de relajación y meditación para que el zumbido no resulte insoportable, consumir alimentos que ayuden a mejorar la circulación sanguínea, hacer deporte de manera regular y tener paciencia, ya que, cuanta menos importancia se le dé al tema, menos nos incomodará y acabaremos por dejar de escuchar los acúfenos. 

El aumento de peso normal en el embarazo es de 12 kilos. Es importante destacar que la mayoría de estos kilos se adquieren en los últimos meses de manera que es preciso controlar este parámetro desde el inicio del embarazo para no adquirir más peso del preciso.

Hipoacusia

Definición:

Disminución de la capacidad auditiva. Sordera. Es producida por una alteración en la conducción del estímulo auditivo o una pérdida de la función del oído interno o los nervios correspondientes.

Síntomas:

Incapacidad para oír correctamente.

Tratamiento:

Si es reversible, se tratará con medicamentos o cirugía. En ocasiones no es reversible y es inevitable la sordera.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/es-normal-que-zumben-los-oidos-en-el-embarazo-10374

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: