¿Es normal tener bolitas en la vulva?

Bartolinitis, la causa de un quiste o bolita en los labios vaginales

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/07/2020
  • 15:39 hrs.

Notar que hay un quiste o bolita en los labios vaginaleses algo que alarma a cualquier mujer, pues además de cambiar el aspecto de la zona íntima, puede causar dolor e incomodidad.

Este problema suele ser causado por una obstrucción en las glándulas que permiten la lubricación vaginal y se conoce médicamente como bartolinitis.

¿Es peligroso? Generalmente no, pero de no tratarse adecuadamente, puede afectar seriamente la calidad de vida de la mujer, porque es capaz de volverse extremadamente doloroso al grado de no permitir caminar ni mucho menos tener relaciones sexuales.

Tal como fue el caso de Graciela, una mujer de 69 años que sufrió bartolinitis a los 40 años y contó a la BBC que el problema fue tan grave, que tuvo que entrar de urgencia a que le hicieran una cirugía ginecológica.

Quiste o bolita en los labios vaginales por bartolinitis

Graciela empezó a notar que parte de sus labios vaginales comenzaba a hincharse demasiado, tanto como una pelota de golf. Le causaba un dolor intenso que ella describe como “horrible, como si te pincharan constantemente” y que, en algún punto, le impidió caminar. Cuando fue al médico supo lo que padecía: bartolinitis.

¿Qué es la bartolinitis? De acuerdo a Mayo Clinic, se trata de un problema que surge en las glándulas de Bartolino, que se encuentran a los costados de la abertura vaginal y son las encargadas de secretar el líquido que ayuda a lubricar la vagina.

Cuando las aberturas de estas glándulas se obstruyen, el líquido se acumula y genera una inflamación que puede ser tan grande como una canica o una pelota de golf, llamada médicamente como quiste de bartolinoo bartolinits. Si el líquido dentro de la bolita se infecta, puede ocurrir una acumulación de pus y una infección que causa mucho dolor, incomodidad y fiebre alta.

TAMBIÉN LEE: 10 formas en que podrías estar usando mal los tampones

Complicaciones de la bartolinitis

Según estudios citados por la Academia Estadounidense de Médicos de Familia, la bartolinitisaqueja aproximadamente al 2% de las mujeres, especialmente aquellas que son jóvenes. En un primer momento, la glándula puede inflamarse y no causar dolor alguno, solo hacerse notorio en loslabios vaginales.

Si el fluido dentro del quiste en los labios vaginales se infecta, se puede desarrollar un absceso, es decir, pus rodeado de tejido inflamado, lo que, a su vez, favorece el dolor que puede empeorar al caminar, al sentarse o al mantener relaciones sexuales. Los quistes pueden alcanzar rápidamente un gran tamaño, hasta los seis centímetros y en esos casos, será necesario pasar por el quirófano. Algunas mujeres también pueden tener los quistes y ni siquiera notarlo porque no tienen síntomas evidentes.

¿Por qué ocurre la bartolinitis? Hasta ahora no se sabe con exactitud la causa, pero se cree que la contaminación de la zona íntima con algunas bacterias podría favorecer el problema, especialmente cuando no hay una limpieza adecuada después de ir al baño (de adelante hacia atrás), lo que hace que la materia fecal llegue hasta la zona de la vulva y la entrada de la vagina.

Formas de tratarlo y prevenirlo

Las mujeres jóvenes suelen padecerlo más debido a que tienen más lubricación vaginal y más hormonas, lo que favorece que las glándulas de Bartolino trabajen intensamente, por lo que será necesario siempre mantener relaciones sexuales de forma segura, usando condón y cuidando los buenos hábitos de higiene íntima. La autoexploración de la zona con ayuda de un espejo también es fundamental, aunque no haya molestias, pues el quiste podría afectar de manera silenciosa.

En caso de detectar un quiste o bolita en los labios vaginales, se debe acudir al ginecólogo para descartar o confirmar el diagnóstico de bartolinitisy en caso de padecerlo, el médico recomendará el tratamiento ideal, que puede ser simplemente la toma de antibióticos y analgésicos o el drenaje con un catéter durante una cirugía.

(Foto: Designed by Freepik)

Aunque el tratamiento funcione para eliminar el quiste en los labios vaginales, se debe vigilar la zona constantemente, pues es probable que la afección vuelva debido a que el conducto por donde las glándulas de Bartolino drenan el líquido ya está afectado.

SIGUE LEYENDO: ¿Poca sensibilidad sexual? Podría ser síndrome de relajación vaginal

Источник: https://sumedico.lasillarota.com/bienestar/bartolinitis-la-causa-de-un-quiste-o-bolita-en-los-labios-vaginales-bartolinitis-salud-vaginal-dolor-vaginal-tratamiento/325161

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

Puede que te hayas notado una especie de bolita en la vulva o la parte externa de tu aparato reproductor. Aunque siempre conviene que vayas al médico para que lo examine, no te preocupes ya que probablemente no se trate de nada grave.

Indice

  • Episiotomía
  • Prolapso
  • Infecciones como herpes o verrugas
  • Reacción alérgica

Las causas por las que pueden aparecer una o más bolitas en la vulva son muy diferentes, y dependen también de si has tenido un parto reciente o no.

Episiotomía

Si has dado a luz recientemente y te tuvieron que practicar una episiotomía, puede que algún punto al cicatrizar haya formado una especie de bolita dura en la zona.

Normalmente esta bolita es un granuloma, es decir, un bultito que se forma como reacción de la piel al hilo de la sutura.

Este problema actualmente es más raro ya que se usa un hilo distinto que causa menos reacciones alérgicas.

No obstante, si esa es la causa, no te preocupes ya que rara vez hay que tratarlo, normalmente desparece solo al cabo de los meses.

También es posible que algún punto se haya salido o haya cicatrizado mal. En ese caso, si la bolita te causar molestias o dolores, habría que volver a intervenir. Si no, no hace falta hacer nada.

Prolapso

Otra causa unida al parto, normalmente a los partos instrumentales con fórceps o a los problemáticos por exceso de peso del feto. En este caso, se trata de un descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica hacia el exterior, que es lo que puede que tú notes como una especie de bolita.

Los órganos que pueden descender son la vejiga, el útero, la vagina, la uretra o el recto. Esto ocurre cuando las estructuras que se encargan de sostener las vísceras pélvicas fallan.

Es un problema muy serio ya que causa incontinencia urinaria, dolor en el bajo vientre, problemas de movimiento, estreñimiento o dolor en las relaciones sexuales, además de la bola antes mencionada.

Además, es un problema bastante frecuente ya que se estima que el 50% de las mujeres que dan a luz sufrirá un prolapso más adelante.

El tratamiento solo es necesario en los casos que cause molestias. Suele usarse un pesario para subir las paredes de la vagina y ayudar a soportar mejor los órganos descendidos. También se puede recurrir a la cirugía (normalmente, si ya no se quieren tener más hijos, se realiza una histerectomía total).

Infecciones como herpes o verrugas

Algunas enfermedades infecciosas, generalmente de transmisión sexual, como el herpes o el virus del papiloma humano, provocan la aparición de estas verrugas o bolitas. En este caso suelen ser elevadas y planas y pueden causar picor y dolor al mantener relaciones sexuales.

El tratamiento dependerá de la causa de la infección, pero para eliminar las verrugas se suele usar criocirugía, electrocauterización, terapia láser o cirugía.

Además, será necesario hacer una citología para valorar si hay células precancerígenas o no debido a la infección.

Para evitar este problema lo mejor es usar métodos de anticoncepción de barrera como los preservativos y realizarse periódicamente controles de salud.

Reacción alérgica

También es posible que esas bolitas, sobre todo si son de aspecto rojizo, pequeñas y causan picor, aparezcan debido a una reacción alérgica de tu piel a causa del gel de higiene íntima, la ropa interior, el látex del preservativo, etc.

En este caso, es importante averiguar qué te ha causado la reacción para evitarlo en el futuro.

En cuanto al tratamiento de las bolitas, puede ser necesario tomar antihistamínicos y usar cremas que te ayuden a aliviar el picor. 

Incontinencia urinaria

Definición:

Incapacidad para retener la orina. Es muy común entre las embarazadas por la presión del útero sobre la vejiga y, después de dar a luz, por la debilidad de los músculos del periné.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Durante el embarazo y el posparto debe procurar hacer pis a menudo. También es básico realizar ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/es-normal-tener-bolitas-en-la-vulva-8301

Si usted tiene cáncer de vulva

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. El cáncer de vulva se origina cuando las células en la vulva crecen de manera descontrolada y sobrepasan en número a las células normales. Esto dificulta que el cuerpo funcione de la manera en que debería hacerlo.

Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas en la vulva a veces pueden viajar a la vejiga y crecer allí. Cuando las células cancerosas tienen este comportamiento, esto se llama metástasis.  Para los médicos, las células cancerosas en el nuevo sitio son idénticas a las de la vulva.

El cáncer siempre lleva el nombre del lugar donde se originó. De modo que cuando el cáncer de vulva se propaga a la vejiga (o a cualquier otro sitio), aun así se llama cáncer de vulva. No se llama cáncer de vejiga a menos que se origine a partir de células de la vejiga.

La vulva


Pida a su médico que use esta imagen para mostrarle dónde está ubicado el cáncer.

La vulva es la parte externa de los genitales de la mujer:

  • En el exterior hay 2 pliegues de piel. Los pliegues externos se llaman labios mayores. Los pliegues internos se llaman labios menores. Los pliegues cubren y protegen la apertura de la uretra (el conducto que transporta la orina afuera del cuerpo) y la vagina (la apertura de los órganos femeninos en el interior del cuerpo).
  • Los pliegues internos forman una punta llamada prepucio o la punta del clítoris.
  • Debajo del prepucio está el clítoris. Este es una parte de tejido sensible que aumenta de tamaño con la sangre cuando es estimulada.
  • La horquilla se encuentra en la parte de abajo de los pliegues internos donde estos se unen.
  • El periné es la piel entre la horquilla y el ano, por donde las heces (materia fecal) salen del cuerpo.

¿Existen distintos tipos de cáncer de vulva?

Existen pocos tipos de cáncer de vulva. El tipo más común se llama carcinoma de células escamosas.Este tipo de cáncer empieza en las células que revisten la superficie de la vulva.

Su médico puede informarle más acerca del tipo de cáncer que usted tiene.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué es lo que le hizo concluir que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Puede anotar el tipo exacto de cáncer que usted cree que podría tener?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Cómo sabe el médico que tengo cáncer de vulva?

Algunos signos de cáncer de vulva son cambios de la piel en parte de la vulva, un nuevo bulto, la piel se siente gruesa o rugosa, picazón, ardor, una llaga y nuevo sangrado, manchas o secreción de la vagina.  El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico y pélvico.

Pruebas que se pueden realizar

Si los indicios apuntan hacia el cáncer de vulva, se llevarán a cabo más pruebas. Las siguientes pruebas son algunas que pueden necesitarse:

Biopsia: en una biopsia, el médico toma una pequeña cantidad de tejido para analizarlo y ver si hay células cancerosas. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer.

Examen pélvico bajo anestesia: se pueden usar medicamentos para hacerla dormir mientras el médico examina la vulva y mira si hay signos de que el cáncer se haya propagado.

Imágenes por resonancia magnética: en este estudio, (conocido como MRI, por sus siglas en inglés) se utilizan ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para producir imágenes detalladas. Esta prueba puede usarse para ver si el cáncer se ha propagado.

Tomografía computarizada (CT) o tomografía axial computarizada (CAT): este estudio usa rayos X para producir imágenes detalladas del interior del cuerpo. Esta prueba se puede hacer para ver si hay cáncer o si éste se ha propagado.  

Tomografía por emisión de positrones:en este estudio (conocido por sus siglas en inglés como PET) se usa un tipo especial de azúcar que se puede ver en el interior de su cuerpo con una cámara especial.

Si hay cáncer, este azúcar aparece como una “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer. Esta prueba examina todo el cuerpo.

La misma puede ayudar si el médico considera que el cáncer se ha propagado, pero no sabe a dónde.

¿Cuán grave es mi cáncer?

Si usted tiene cáncer de vulva, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. Esto significa determinar la etapa (estadio) del cáncer. Su médico querrá saber la etapa de su cáncer para ayudar a decidir qué tipo de tratamiento es el más adecuado para usted.

La etapa se basa en cuánto ha crecido el cáncer o se ha propagado a través de la vulva. También indica si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Su cáncer puede estar en etapa 0, 1, 2, 3 o 4. La etapa 0 también se llama carcinoma in situ. Mientras menor sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número más alto, como etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado afuera de la vulva. Asegúrese de preguntarle al médico sobre la etapa del cáncer y lo que esto significa en su caso.

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

El tratamiento para el cáncer de vulva depende principalmente de la etapa del cáncer.

La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de las mujeres. A menudo también se usan otros tratamientos. El plan de tratamiento que sea mejor para usted dependerá de:

  • El tipo de cáncer de vulva
  • La etapa del cáncer
  • La posibilidad de que un tipo de tratamiento cure el cáncer o ayude de alguna otra manera.
  • Su edad y estado general de salud
  • Sus preferencias acerca del tratamiento y los efectos secundarios que causa

Cirugía para el cáncer de vulva

La mayoría de las mujeres con cáncer de vulva se somete a algún tipo de cirugía.

Cirugía con láser

Este tratamiento usa un láser para quemar las células cancerosas. El mismo se puede usar para los cánceres en etapa 0.

Vulvectomía

  • Para esta cirugía, se extirpa parte o toda la vulva.
  • Para una vulvectomía simple, se extirpa la vulva.

Una vulvectomía radical extirpa parte o toda la vulva y parte del tejido profundo debajo de ésta.

A menudo se extirpa mucha piel. Para cubrir la herida se debe tomar piel de otra parte del cuerpo.  Esto se llama injerto de piel.

Si el cáncer se ha propagado mucho, es posible que sea necesario hacer más cirugías para extirpar los ganglios linfáticos cercanos (pequeños grupos de células inmunitarias) y otros tejidos para ver si contienen células cancerosas.

Pregunte a su médico qué tipo de cirugía necesitará y cómo se verá su cuerpo después de la cirugía.

Efectos secundarios de la cirugía

En cualquier tipo de cirugía puede haber riesgos y efectos secundarios. Pregunte al médico lo que usted puede esperar. Si tiene algún problema, dígaselo a sus médicos. Los médicos que tratan a mujeres con cáncer de vulva deben poder ayudarle con cualquier problema que se presente.

Tratamientos con radiación

La radiación usa rayos de alta energía (como rayos X) para eliminar las células cancerosas. A menudo este tratamiento se puede suministrar junto con quimioterapia para ayudar a reducir el tamaño de un tumor a fin de que sea más fácil extirparlo con una cirugía. También se puede usar solo para tratar los ganglios linfáticos cercanos.

La radiación se dirige a la vulva o a los ganglios linfáticos desde una máquina externa al cuerpo. Esto también se llama radiación de haz externo.

Efectos secundarios de los tratamientos de radiación

Si su médico sugiere la radioterapia como tratamiento, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podrían presentarse. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Sentir mucho cansancio
  • Malestar estomacal o deposiciones blandas o aguadas

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después de que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su equipo de atención médica del cáncer sobre lo que usted puede esperar.

Quimioterapia

Quimio es la forma abreviada de quimioterapia; el uso de medicamentos para combatir el cáncer. Estos medicamentos a menudo se suministran a través de una aguja en una vena. Estos medicamentos ingresan a la sangre y llegan a todo el cuerpo.

La quimio se puede suministrar junto con radiación para ayudar a reducir el tamaño de un tumor a fin de que sea más fácil extirparlo con cirugía. También se puede usar sola para tratar el cáncer avanzado.

La quimioterapia se aplica en ciclos o series de tratamiento. Cada serie de tratamiento es seguida por un periodo de descanso. La mayoría de las veces, la quimioterapia incluye dos o más medicamentos y, por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causarle sensación de mucho cansancio, malestar en el estómago, o la caída de su cabello. Pero estos efectos secundarios desaparecen después de finalizar el tratamiento.

Hay formas de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Si usted tiene efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en seres humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Si le interesa participar en un estudio clínico, comience por preguntar al médico si en su clínica u hospital se realizan estudios clínicos. 

Los estudios clínicos son una manera de recibir los tratamientos del cáncer más nuevos. Son la mejor alternativa para que los médicos encuentren la mejor manera de tratar el cáncer.

Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que usted tiene, será su decisión el determinar si le interesaría participar. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, usted podrá dejar de participar en cualquier momento.

Para más información, consulte nuestra página en Internet sobre estudios clínicos.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Es posible que usted se entere de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Puede que no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos pueden ser vitaminas, hierbas, dietas y otras cosas. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos de estos métodos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no proveen beneficios, y que otros incluso son perjudiciales. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método.

¿Qué pasará después del tratamiento?

Usted se sentirá satisfecha al completar el tratamiento. Sin embargo, es difícil no preocuparse de que el cáncer regrese. Aun cuando el cáncer nunca regrese, las personas se preocupan por ello.

Usted acudirá a las citas con su doctor que atiende el cáncer durante años después de finalizar el tratamiento. Al principio sus citas se programan durante algunos meses.

Luego, cuánto más tiempo esté sin cáncer, acudirá con menos frecuencia a las citas con los médicos.

Asegúrese de ir a todas estas visitas de seguimiento. Sus médicos le preguntarán sobre los síntomas, harán exámenes físicos y puede que hagan pruebas para ver si el cáncer ha regresado. Usted también necesitará continuar haciéndose las pruebas programadas de rutina para la detección del cáncer.

Enfrentar el cáncer y sobrellevar el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento de ver su vida de manera diferente. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su médico para averiguar qué cosas puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que beneficien su salud y sentirse tan bien como sea posible.

Источник: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-vulva/si-usted-tiene-cancer-de-vulva.html

AARP herramienta de salud

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

Los quistes vaginales son bolsillos cerrados llenos de aire, líquido o pus que se encuentran sobre la membrana interna de la vagina o por debajo de ella. Existen varios tipos de quistes vaginales, los cuales pueden ser causados por lesiones durante el parto, acumulación de líquido en las glándulas o la presencia de tumores benignos (no cancerosos) en el interior de la vagina.

Por lo general, los quistes no provocan síntomas, aunque pueden causar molestias leves. No suelen aumentar de tamaño y a menudo no requieren tratamiento. Sin embargo, algunos tipos de quistes pueden aumentar de tamaño, provocar dolor y comezón o aumentar el riesgo de contraer una infección.

Existen muchos tipos de quistes vaginales. Entre los más frecuentes, se incluyen los quistes de inclusión, los quistes del conducto de Gartner y los quistes de Bartolino.

Quistes de inclusión vaginal

Los quistes de inclusión vaginal son el tipo de quiste vaginal más frecuente. Pueden formarse durante el parto o después de una intervención quirúrgica. Este tipo de quistes es causado por una lesión en la pared vaginal.

Quistes del conducto de Gartner

El conducto de Gartner aparece durante la gestación de un feto en el útero y, por lo general, desaparece después del parto.

Sin embargo, si el conducto permanece después de dar a luz, puede favorecer la acumulación de líquido y, más adelante, dar origen a un quiste en las paredes laterales de la vagina.

Según un informe de 2011 publicado por Emergency Medicine News, alrededor del 25 por ciento de las mujeres adultas conserva los conductos de Gartner y aproximadamente un uno por ciento de estos conductos dará origen a la formación de quistes del conducto de Gartner (Letizia y Kelly, 2011).

Quistes de Bartolino

La glándula de Bartolino está ubicada cerca del orificio de la vagina, en los labios vaginales. Si un pliegue de piel crece sobre esta glándula, puede acumularse líquido y formarse un quiste.

Generalmente, los quistes son indoloros. Si el quiste se infecta, puede formarse un absceso, que es una acumulación de pus.

Según American Family Physician (AFP), los quistes de Bartolino afectan a alrededor del dos por ciento de las mujeres (AFP, 1998).

Además, los tumores benignos (no cancerosos) en la vagina generalmente están formados por quistes.

Por lo general, los quistes vaginales no producen síntomas. Es posible notar una protuberancia pequeña que sobresale de la pared vaginal o sentir dolor o molestias al mantener relaciones sexuales o colocarse un tampón. Consulte al médico si nota un bulto o una protuberancia en la vagina.

Durante un tacto vaginal de rutina, el ginecólogo puede palpar una protuberancia en la pared vaginal. Un ginecólogo es un médico especializado en la prevención y el tratamiento de enfermedades de los órganos genitales.

También es posible que indague sobre los antecedentes médicos y le pregunte qué síntomas ha manifestado (si es que ha tenido síntomas).

Lo más probable es que le realice otras pruebas para descartar determinadas afecciones, entre las cuales se incluyen las siguientes:

  • biopsia (muestra de tejido del quiste) para descartar la posibilidad de cáncer de vagina
  • análisis de exudados de la vagina o el cuello uterino para determinar la presencia de una infección de transmisión sexual (ITS)
  • pruebas radiográficas si los quistes están ubicados debajo de la vejiga o en la uretra

Durante una exploración física de rutina, deben controlarse los quistes para evaluar si han aumentado de tamaño. Si el quiste aumenta de tamaño o causa síntomas graves, es posible que deba recurrirse a una intervención quirúrgica para extirparlo. Si causa una infección o un absceso, probablemente le receten antibióticos.

Los quistes vaginales no suelen conllevar complicaciones. Sin embargo, con el tiempo, pueden agrandarse, lo que puede aumentar el dolor y las molestias, así como el riesgo de infección. Una intervención quirúrgica para extirpar un quiste supone un riesgo de infección y otras complicaciones en el lugar de la ablación.

Por lo general, el pronóstico es muy favorable. Estos quistes generalmente son benignos y no suelen aumentar de tamaño. Además, por lo general, los quistes que se extirpan quirúrgicamente no vuelven a aparecer.

Escrito por (en Inglés): Jacquelyn Cafasso
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.

Источник: https://healthtools.aarp.org/es/health/quistes-vaginales

Tengo un bulto en la vagina: ¿qué puede ser?

¿Es normal tener bolitas en la vulva?

Los bultos en la vagina son unos de los síntomas del cáncer de vagina, junto con las hemorragias vaginales no relacionadas con la menstruación, la presencia de dolor al mantener relaciones sexuales y la dificultad para orinar, según describen desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Sin embargo, estas manifestaciones -que de forma corriente denominamos bultos o granitos- no tienen por qué estar relacionadas con ningún tipo de cáncer dependiendo de su forma, color y la presencia simultánea de otros síntomas, tal y como explica a CuídatePlus Antonio Carballo, ginecólogo del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Jaén. “La aparición de bultos en la vagina provoca miedo en las pacientes por la posibilidad de que sea un cáncer, pero es importante reseñar que la principal manifestación del cáncer en la vulva y la vagina es en forma de úlcera y no de bulto”, destaca este especialista.

En su experiencia, la aparición de bultos en la vulva y la vagina tiene distintas causas, siendo las más frecuentes por infecciones, la aparición de quistes o por cambios fisiológicos en la mujer tras el parto.

De hecho, una de las consultas más frecuentes por bultos en la vagina son los prolapsos: “El descenso a través de la vagina de la vejiga (cistocele), del útero (uterocele) o del recto (rectocele)”, detalla Carballo y prosigue con otras causas habituales son “las variaciones de la anatomía como son las carúnculas himeneales, que se tocan en la entrada de la vagina, justo después de los partos y que son completamente normales”.

Bultos causados por infecciones

La aparición de bultos en la vagina provocados por procesos infecciosos está asociada la mayoría de las veces a infecciones de transmisión sexual, siendo las más comunes en estos casos el virus del papiloma humano (VPH), la sífilis y los moluscos contagiosos. “La infección de transmisión sexual más frecuente que produce bultos en la vagina es la infección del virus del papiloma humano, los condilomas acuminados, conocidos comúnmente como verrugas genitales, son enormemente frecuentes y muy molestos, pues producen picor e irritación”, comenta este ginecólogo.

En cambio, Carballo apunta que son menos habituales cuando la infección es causada por el virus molluscum contagiosum, enfermedad que se manifiesta con bultitos perlados que pueden ser asintomáticos o en ocasiones pueden exudar líquido o producir alguna molestia en la zona genital. En el caso de los moluscos contagiosos, este experto advierte que el virus se puede contagiar muy fácilmente tanto a través de las relaciones sexuales e incluso compartiendo toallas.

“Por otra parte, la sífilis es menos frecuente pero su incidencia está en aumento en los últimos años, su lesión característica es conocida como chancro duro, uno o varios bultos firmes, rígidos e indoloros, que suele estar ulcerado y que produce la aparición adenopatías (ganglios) en las ingles”, indica.

A su juicio, ante la sospecha de padecer algunas de estas infecciones es importante acudir al ginecólogo para poder realizar un adecuado diagnóstico y aplicar un tratamiento específico.

“En el caso de los condilomas, solemos utilizar cremas que en pocas semanas hacen desaparecer las verrugas, en el caso de la sífilis se opta por tratamiento antibiótico y para los moluscos, que es una infección autolimitada, solo se usa tratamiento sintomático si fuese necesario”, sostiene este especialista.

Granitos y otras infecciones

Según este facultativo del Hospital Universitario de Jaén, otra infección que a menudo causa bultos en la vagina es la infección del vello púbico o foliculitis.

De hecho, estos bultos son granitos ya que “la infección de un folículo piloso da lugar a la aparición en la región genital de espinillas que muy frecuentemente está en relación con la depilación del vello púbico”, especifica Carballo.

Al respecto, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) recuerda que la depilación integral de la zona genital ha contribuido aumento de las infecciones debido a la irritación de la piel tras la depilación y a la ausencia de vello en la zona.

El pelo púbico tiene una función protectora contra el roce inevitable durante las relaciones sexuales”, advierten los dermatólogos españoles y añaden: “Si los dos sujetos presentan un pubis sin pelo, cualquier infección de la piel que se encuentre encima de la piel de uno de ellos pasará indefectiblemente al compañero sexual”.

En este sentido, otra enfermedad de la piel implicada en la aparición de granitos en la vagina es “la hidrosadenitisque se produce por la infección de las glándulas sudoríparas de los labios mayores”, destaca Carballo, aunque reconoce que es una patología más atípica en la zona genital.

Distintos tipos de quistes

Según el ginecólogo del Hospital Universitario de Jaén, existen otros motivos no relacionados con infecciones por los que aparecen bultos en la vagina como son los lunares y los angiomas que suelen ser de pequeño tamaño y de color oscuro. “En ocasiones aparecen quistes, como los quistes sebáceos que son los más habituales, pero quizás el más conocido es el quiste de bartholino, aunque existen otros como el quiste de skene o los quistes de inclusión en la vagina y labios menores”, enumera.

En el caso del quiste de bartholino, ¿por qué se produce? “La glándula de Bartholino se sitúa en la parte inferior del labio mayor y forma parte del conjunto de glándulas que lubrican la vulva y la vagina durante las relaciones sexuales, junto con otras glándulas como una glándula de Skene.

La glándula de Bartholino tiene un conducto de drenaje estrecho y tortuoso y cuando se obstruye la glándula se llena de líquido lubricante y aumenta su tamaño”, responde Carballo.

Sobre cómo diferenciar estos quistes del resto, este especialista explica que “se diferencian de otros quistes principalmente por su localización, ya que se pueden palpar en el espesor de la base del labio mayor y crecen hacia la entrada de la vagina”.

Asimismo, este experto advierte que “son también muy frecuentes los quistes sebáceos que se produce por la obstrucción de las glándulas de sebo (grasa de la piel y las mucosas) pero son de menor tamaño, menos dolorosos y pueden aparecer por cualquier localización de los labios mayores y menores”.

En términos generales, los quistes pueden pasar inadvertidos y solo provocan dolor cuando se infectan y se causan abscesos (rellenos de pus).

“En el caso de los quistes de Bartholino y otros abscesos en los labios, solo se tratan si están infectados, en ese caso utilizamos antibióticos al principio de la infección, pero la forma más común y efectiva es el drenaje, vaciado y limpieza del absceso de forma quirúrgica y con anestesia”, concluye Carballo.

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2020/12/08/bulto-vagina--175895.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: