¿Es normal tener frío en el embarazo?

Sofocos en el embarazo

¿Es normal tener frío en el embarazo?

Sofocos en el embarazo

Causas, efectos y ayuda. Las embarazadas no solo sufren sudoración repentina durante el verano. La causa principal de tener sofocos, los pies calientes, ataques de sudoración, etc. es el incremento del metabolismo. Cuanto más avanza el embarazo, más tiene que trabajar el organismo para mantenerse a sí mismo y al niño que está creciendo sano y en forma.

Especialmente las mujeres, cuyo embarazo ya está bastante avanzado, durante los meses de verano tienen que hacer frente a los problemas del calor. Según las encuestas, alrededor del 15 por ciento de las embarazadas sufren de sudoración, sudor extremo en los pies y sofocos.

Desafortunadamente, estas molestias, que son totalmente inofensivas, no se pueden evitar. Sin embargo, para refrescar un poco el cuerpo y mejorar el bienestar, puede que valga la pena probar algunos de los siguientes consejos:

Agua e infusiones

Como resultado de los sofocos y la sudoración, el cuerpo pierde mucho líquido que se tiene que reponer con cantidades adicionales de agua. Además de la cantidad diaria recomendada de aproximadamente dos litros, se deberían beber unos cuantos vasos más de agua, zumo natural de fruta o infusiones.

La futura madre debe asegurarse de no consumir inútilmente más calorías con el líquido adicional, porque probablemente las tenga que quemar después del parto. Por este motivo, no se recomienda consumir refrescos o zumos de fruta artificiales.

Ropa ligera

La ropa transpirable de algodón o lino permite que la piel siga transpirando en caso de sufrir sofocos o sudoración repentina. La temperatura del cuerpo se regula mucho mejor si, en función de la estación, se llevan varias capas de ropa siguiendo el «principio de la cebolla».

Cuando se está padeciendo un sofoco o la temperatura sube a niveles veraniegos, simplemente hay que ir quitándose capas.

Humedad refrescante

El agua fría del grifo puede aliviar las molestias de un sofoco de la siguiente forma:

  • Mantén las muñecas durante un momento bajo el chorro de agua fría.
  • Mete los pies en agua fría cuando sientas que te están ardiendo.
  • Si sueles tener los ataques de sudoración por la noche, ten preparados al lado de la cama un cubo con agua fría y una toalla para poder refrescarte rápidamente.
  • Lleva en tu bolso un pulverizador con agua y un miniventilador y así estarás siempre preparada para combatir los golpes de calor.

Geles y pomadas refrescantes

Tanto las pomadas especiales de la farmacia como los geles refrescantes se tienen que guardar en la nevera y presentan un excelente efecto refrescante. Especialmente aplicados en la cara, el cuello, las muñecas y los pies, alivian los sofocos durante un tiempo relativamente largo sin tener que mojarse las manos o los pies.

Más consejos:

  • Evitar exponerse directamente al sol.
  • Antes de irse a la cama, ventilar bien el dormitorio.
  • Poner aire acondicionado en casa.

Los sofocos durante el embarazo no son motivo de preocupación. Aunque los ataques de sudoración son muy molestos, no se pueden evitar del todo.

Sin embargo, existen algunas medidas y trucos efectivos para paliar las molestias. Consejos de una comadrona

  • Mi consejo de la aromaterapia: friegas refrescantes con agua de romero. ¡Tener cuidado en caso de contracciones prematuras o tensión alta porque el romero es muy activador!
  • Muy útil para refrescarse brevemente entre horas: spray de agua termal.
  • Meter y sacar los pies de agua extremadamente fría: estimula la circulación y fortalece el organismo. Si se realiza periódicamente se convierte en una buena protección contra los desagradables sofocos.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

El alcohol conduce a trastornos del desarrollo en el feto. El consumo de alcohol durante el embarazo puede tener consecuencias de … ¡Enhorabuena por el embarazo! A partir de ahora inicia una época muy bonita y emocionante. Aún no puedes notar que estás … En las SE 5, 6, 7 y 8, el bebé pasa de ser un grupo de células a un embrión con rasgos humanos claramente reconocibles. Durante … En la SE 9 empieza el tercer mes de embarazo. Al final de esta semana, se finaliza la colocación de todos los órganos importantes … Todas las sensaciones de dolor en las piernas, brazos u otras partes del sistema motriz se conocen como dolor de extremidades. Debido a los cambios hormonales y físicos, muchas embarazadas sufren ocasionalmente dolor de cabeza, dolor de cervicales, dolor de …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/salud/sofocos-en-el-embarazo.html

Sentir frío durante el embarazo: ¿Es Normal?

¿Es normal tener frío en el embarazo?

¿Ha comenzado a notar un cambio en su temperatura corporal desde que quedó embarazada? ¿Pasas períodos sintiéndote como el personaje de Leonardo DiCaprio al final de la película El Titanic?

Hay muchas razones por las que usted podría estar sintiendo frío durante el embarazo, y la mayoría de ellas son completamente seguras y no son motivo de alarma. Al entender mejor lo que puede causar este cambio de temperatura, usted será capaz de darse un poco de paz mental.

Algunas de nuestras mayores preocupaciones se pueden resolver con soluciones sencillas y sus “sensaciones de frío” pueden ser una de ellas.

¿Qué significa “frío”?

Sólo para asegurarnos de que todos estamos en la misma página, cuando decimos “resfriado durante el embarazo” no estamos haciendo referencia al resfriado común o a la temperatura corporal real que un termómetro le indica. Nos referimos a cómo te sientes.

Algunas mujeres se sienten calientes cuando están embarazadas y otras sienten frío todo el tiempo. Este sentimiento no tiene que ser cómo te sientes al tacto, sino cómo tu mente registra cómo te sientes en general.

¿Es normal sentir frío durante el embarazo?

Es posible que haya escuchado que los cambios de temperatura son una parte normal del embarazo, pero ¿sabía que la mayoría de las mujeres se sienten más calientes que frías?

Por lo general, las mujeres se sienten más calientes porque su metabolismo está trabajando más rápido y el aumento de los niveles de hormonas puede causar fluctuaciones de temperatura. El hecho de que sentirse más caliente sea la sensación más normal no significa que sentir frío sea anormal.

Hay ciertas razones por las que puede sentir frío, y muchas de ellas son totalmente inofensivas.

Razones por las que las mujeres embarazadas pueden sentirse frías

Es muy probable que la sensación de frío sea una respuesta a algún otro cambio normal del embarazo que ocurra dentro de su cuerpo. Siempre es mejor ser extra cauteloso cuando eres responsable de otra vida, así que las siguientes condiciones se enumeran para ayudarte a familiarizarte con posibles problemas de salud.

1. Anemia

Muchas mujeres embarazadas tienden a sufrir de deficiencia de hierro, y esto puede causar anemia. Esta afección se presenta cuando la sangre no tiene suficientes glóbulos rojos sanos, lo cual puede afectar la forma en que la sangre circula por el cuerpo.

Los glóbulos rojos transportan oxígeno, y cantidades limitadas pueden hacer que ciertas funciones corporales se desaceleren y le hagan sentir frío. Con la anemia, usted también puede sentirse cansada, pero dado que está embarazada, puede ser difícil determinar con exactitud si el agotamiento se debe a la anemia o a su embarazo.

2. Cambio en las hormonas

El aumento de hormonas en su cuerpo puede afectar en gran medida la forma en que usted responde a la temperatura. Típicamente, las mujeres tienden a sentirse más calientes, pero pueden tener escalofríos o frialdad.

3. Náuseas matutinas

Si usted ha estado sufriendo de náuseas, lo más probable es que no haya sido capaz de mantener mucho más bajo y su temperatura corporal puede verse afectada debido a ello. Las náuseas matutinas pueden causar escalofríos, y ésta puede ser una de las razones por las que se siente frío todo el tiempo.

La nutrición es importante y sin el consumo de alimentos, su cuerpo no tiene nada que convertir en energía. Esta falta de comida puede hacer que el cuerpo luche para mantenerse caliente.

4. Infección

Es posible que incluso la infección más simple pueda hacer que sienta frío. Tener fiebre, incluso si es de grado bajo, puede hacer que sienta frío. Si usted ha tenido una ITU (infección del tracto urinario), una infección renal o cualquier otro problema, sentir frío siempre puede ser un síntoma.

5. Temperatura corporal basal alta

Hacia el comienzo de su embarazo, su temperatura corporal basal está a un nivel alto durante varias semanas. Esta alta temperatura puede hacer que usted responda de manera diferente al aire que lo rodea porque su cuerpo será engañado para que crea que es más bajo.

Este cambio corporal puede hacer que experimente escalofríos, lo que puede hacer que sienta frío durante mucho tiempo. Los escalofríos que usted experimentaría son similares a los que tendría al contraer la gripe.

Si usted tiene frío constantemente, probablemente hay un problema subyacente. Las fluctuaciones temporales de temperatura son normales. Si usted siente que pasa la mayor parte del día con frío, entonces puede estar sufriendo de hipotiroidismo, que es básicamente una tiroides poco activa, y debe consultar con su médico para estar seguro (1).

¿Los escalofríos son normales durante el embarazo?

La mayoría de las mujeres experimentarán más escalofríos durante el primer trimestre debido al cambio repentino de hormonas y las náuseas matutinas.

Usted puede experimentar escalofríos durante todo el embarazo. Tus hormonas son básicamente el equivalente a una montaña rusa y nunca sabes qué hay a la vuelta de la esquina (2).

Cómo manejar los escalofríos durante el embarazo

Si usted ha tenido suficiente de esos miserables escalofríos, hay alguna esperanza en patearlos a la acera.

Pruebe algunos de los siguientes consejos para ayudarle a recuperar la temperatura normal.

  • Usa más ropa: Esto puede parecer obvio, pero a veces la respuesta más fácil es la mejor solución. Usted puede ser capaz de curar su caso de los escalofríos simplemente añadiendo algunas capas adicionales a su atuendo diario.
  • Descanso y relajación: Si ha estado luchando por dormir últimamente o siente que no ha descansado lo suficiente, tal vez no lo haya hecho. Tome un baño relajante o una siesta rápida. Si usted está cansado y con frío todo el tiempo, puede ser un buen momento para hablar con su médico.
  • Tome un suplemento de hierro: El hierro juega un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal. Si le falta de la manera más pequeña, puede afectar enormemente su capacidad para mantenerse caliente. Un suplemento de hierro es importante para su salud y la de su bebé. El suplemento puede ser recetado por su médico. Si no lo es, asegúrese de pedir permiso antes de empezar a usarla.
  • Cuidado con lo que comes: Si su cuerpo no está recibiendo una nutrición adecuada, puede afectar su temperatura corporal. Usted debe tratar de consumir una dieta bien balanceada tanto para usted como para su bebé para mantenerse feliz y saludable. Asegúrese de estar bien hidratado también. Cambiar su dieta puede ayudar a hacer un cambio importante en su bienestar general, sus niveles de energía y la regulación de la temperatura.

¿Ser frío es un síntoma del embarazo?

Algunas mujeres creen que tener frío puede ser un síntoma de embarazo. Esto tiene algo de verdad.

Ha habido mujeres que han notado que se calientan excesivamente antes de darse cuenta de que el primer periodo menstrual perdido.

La razón por la que usted puede sentir frío es si su metabolismo está en sobrecarga debido a la fluctuación hormonal que mencionamos anteriormente. Por lo tanto, es posible que si usted nota cambios de temperatura dentro de su cuerpo, podría estar embarazada.

Hay muchas razones por las que alguien puede sentir frío, por lo que no es una indicación clara de un embarazo (3).

El resultado final

No debe preocuparse demasiado si siente frío de vez en cuando. Si esto es una ocurrencia frecuente que parece que nunca desaparece, es una causa para una mayor investigación. Cuando la sensación de frío es duradera, significa que puede haber un problema subyacente que necesita ser tratado.

No dude en ponerse en contacto con su médico en cualquier momento. Para eso están ahí y es para lo que mejor conoces tu cuerpo.

Si alguna vez sientes que algo no está bien, acércate. Usted es la experta en su familia y en su embarazo. Tus problemas y preocupaciones ya no te afectan sólo a ti, sino a tu pequeño. No hay ninguna pregunta estúpida e incluso si algo tiene una respuesta simple, siempre es mejor estar seguro que arrepentido.

Háganos saber lo que piensa sobre este tema en la sección de comentarios a continuación. Si encuentras este artículo útil, no dudes en compartirlo con tus amigos.

Источник: https://mimititos.com/sentir-frio-durante-el-embarazo-es-normal/

¿Es normal tener la sensación de frío constante en invierno?

¿Es normal tener frío en el embarazo?

Tener frío cuando –como en este invierno– las temperaturas son muy bajas es lo más normal del mundo.

Pero ¿qué pasa si alguien, por mucho que se abrigue, sigue sintiendo frío? ¿O si siente frío incluso cuando a ninguna de las personas que están a su alrededor le pasa lo mismo? Hay gente a la que le sucede.

Las explicaciones posibles son muy variadas, y conviene ponerles atención para saber dónde puede estar el origen de esa peculiaridad.

Existen personas que son más frioleras por naturaleza y otras que toleran mucho mejor las temperaturas bajas. Un típico escenario en el que esto queda de manifiesto son las oficinas y otros espacios compartidos en los que suele resultar imposible un acuerdo unánime acerca de la temperatura adecuada para el aire acondicionado o la calefacción.

Hay factores genéticos que intervienen en este aspecto: cierta tolerancia al frío se transmite de padres a hijos. Pero también son claves algunas características corporales.

La piel grasa ofrece una mayor protección contra las temperaturas externas, a la vez que ocasiona que la pérdida de calor interno sea menor.

Por lo tanto, las personas de piel menos grasa (más seca) tienden a sufrir más el frío.

El metabolismo y la producción de calor

Además, los índices más elevados de grasa corporal y masa muscular también protegen del frío. Esto se debe a que, en esos casos, la tasa metabólica basal (la cantidad mínima de energía que una persona en resposo necesita para vivir) es mayor, lo que hace que se genere más calor.

Es por eso que las personas más delgadas y las mujeres tienden a ser más frioleras que las personas más robustas y los varones. Por supuesto, engordar para protegerse del frío no es una opción recomendable, pues los riesgos derivados del sobrepeso y la obesidad superan con mucho a los problemas de ser friolero.

Un estudio de 2015 comprobó que la tolerancia al frío por parte de las mujeres es más baja y otro, de 2018, que ellas «necesitan temblar como fuente de producción de calor antes que los hombres».

Sin embargo, los expertos coinciden en que eso se debe a que están más preparadas para afrontar temperaturas extremas: su organismo se «cierra» para proteger el calor interno, lo que hace que los termorreceptores de la piel envíen señales de frío al cerebro con mayor premura.

Por otra parte, también las variaciones hormonales –en particular las relacionadas con los estrógenos– que se producen durante el embarazo y la menopausia pueden ejercer su influencia en este sentido, y provocar que la sensación de frío sea más frecuente en quienes están atravesando esas etapas.

Cuando estar «destemplado» es señal de un problema de salud

Pero además de las características de cada persona, la sensación de frío puede estar relacionada con algún problema de salud. Entre los motivos más frecuentes se encuentran los procesos infecciosos que pueden generar fiebre, tales como catarros, gripe, neumonía o, desde luego, COVID-19.

Dado que la febrícula es un síntoma frecuente de la enfermedad responsable de la actual pandemia, conviene poner mucha atención a los posibles escalofríos, sobre todo cuando no se ha estado expuesto a bajas temperaturas externas.

Otro motivo por el cual una persona puede experimentar una sensación de frío persistente son los problemas en la alimentación. Una dieta pobre en nutrientes en particular de vitamina B12, cuya escasez reduce la cantidad de glóbulos rojos y perjudica la correcta oxigenación del cuerpo, puede ser responsable de que alguien padezca una constante sensación de frío.

Problemas de mayor entidad

También las dietas hipocalóricas (en auge, pero poco recomendables) pueden tener este efecto, al igual que los procesos en que se pierde mucho peso de forma drástica. Pero detrás de la sensación de frío constante puede haber problemas de salud más serios, como los siguientes:

Problemas circulatorios.

Una mala circulación sanguínea tiene como consecuencia que la sangre no llegue en cantidad suficiente a todas las partes del cuerpo, en especial a las manos y los pies.

Esto hace que su temperatura sea más baja y aparezca una sensación de frío que no se limita a las extremidades sino que abarca todo el cuerpo.

¿A qué se deben los problemas circulatorios? Los motivos pueden ser varios, desde una vida muy sedentaria hasta problemas como presión arterial alta y colesterol.

Anemia.

La anemia ocasiona que los glóbulos rojos no sean suficientes para transportar un nivel adecuado de oxigeno a todos los tejidos del cuerpo.

Es decir, algo parecido a lo ya descrito en relación con la falta de vitamina B12, aunque esta enfermedad puede estar causada por diversos factores, como la escasez de otros nutrientes (hierro, folato) o la acción de otras enfermedades, como problemas renales, artritis reumatoide, cáncer, etc.

Síndrome de Raynaud.

Este problema está relacionado con la circulación: los vasos sanguíneos se contraen y la sangre que llega a los tejidos, sobre todo a los dedos tanto de las manos como de los pies, es muy poca.

En consecuencia, la persona sufre sensación de frío, sus dedos cambian de color e incluso llegan a doler.

El síndrome de Raynaud puede ser primario (si no está asociado con ningún otro problema) o secundario (si es provocado por otra enfermedad), y se estima que afecta al 3-5% de la población.

Hipotiroidismo, problemas renales, diabetes, enfermedades vasculares, etc.

También hay otras afecciones que pueden generar sensación de frío: problemas renales, diabetes, enfermedades vasculares o que afecten la coagulación de la sangre, hipotiroidismo, etc.

El consumo de ciertos fármacos.

Los betabloqueantes (utilizados sobre todo para tratar patologías cardiacas) y las benzodiacepinas (incluidas en muchos sedantes y ansiolíticos) en ocasiones producen el mismo efecto. Y también pueden tener sensación de frío personas con una mala salud general o que estén atravesando alguna enfermedad grave.

Ante la sensación de frío persistente, ¿qué se puede hacer?

Dada la gran cantidad de factores que pueden provocar la sensación de frío, los expertos recomiendan diferentes prácticas para evitar o al menos no sufrir demasiado en esas situaciones. Una dieta que incluya las calorías necesarias es clave.

En invierno, los caldos, legumbres, cereales, frutos secos, frutas e infusiones son de gran ayuda para mantener una buena temperatura corporal.

Por otra parte, la práctica de actividad física moderada mejora la circulación, debido a lo cual es otra gran aliada para evitar la sensación de frío.

Por lo demás, el principal consejo es abrigarse de forma adecuada y evitar exponerse a ambientes muy fríos y a los cambios bruscos de temperatura, incluso aunque se trate de poco tiempo. Y, por supuesto, acudir al médico ante la sospecha de que «estar destemplado» con frecuencia pueda ser síntoma de alguna de las enfermedades mencionadas en este artículo o de otros problemas.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Источник: https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/es-normal-sensacion-frio-constante-invierno_1_6972665.html

¿Por qué se siente mucho frío al principio del embarazo?

¿Es normal tener frío en el embarazo?

Muchas embarazadas afirman sentir mucho frío en las primeras semanas de gestación, lo que puede resultarles preocupante, pero no hay por qué ya que el frío es un síntoma normal en algunas mujeres (aunque no todas lo notan).

Indice

Efectos de los cambios hormonales del embarazo,

Uno de los primeros síntomas que nos pueden indicar que se ha producido el embarazo es el frío. Y es que los múltiples cambios hormonales que se sufren en las primeras semanas de embarazo hacen que algunas mujeres sientan mucho frío aunque haga calor. No obstante, también hay mujeres que experimentan justo la sensación contraria: mucho calor.

Generalmente no es una sensación de frío constante, sino más bien frío repentino ante un cambio brusco de temperatura.

Estas mujeres que experimentan mucho frío al principio del embarazo suelen sentirlo durante toda la gestación, en lugar de los sofocos y el calor excesivo que siente la mayoría. La falta de actividad, además de los cambios hormonales, puede explicar esta sensación.

Para contrarrestar el frío, te proponemos estas soluciones:

1- Evita las temperaturas extremas y los cambios bruscos de temperatura. Si hace mucho frío, y no es necesario, no salgas de casa. Siempre que sea posible, evita las primeras horas del día y las últimas que son las más frías. Y, cuando salgas a la calle, hazlo bien abrigada. 

2- No te duches con agua demasiado caliente o sentirás un gran cambio al salir del baño. Es mejor usar agua templada. 

3- Parte de este frío se debe a los cambios hormonales en la piel, por lo que se recomienda hidratarse bien a diario.

4- Vístete con varias prendas, nunca muy ceñidas, que puedas ponerte o quitarte según tengas más o menos frío. Evita los materiales sintéticos que son más fríos, mejor fibras naturales como el algodón. En invierno usa un gorro ya que el frío se escapa por la cabeza.

5- Reduce la sequedad del ambiente usando un humidificador.

6- Bebe al menos dos litros de agua al día.

7- Come platos calientes, de cuchara, que aportan energía y dan calor. Puedes incluir también más elementos calóricos en tu dieta, carbohidratos como la pasta o el arroz. También son buenas las infusiones para entrar en calor y las proteínas que proporcionan las carnes blancas y el pescado azul.

8- Practica algún deporte con regularidad. Así entrarás en calor además de mantenerte en forma.

9- No te quedes parada mucho rato. Cuando estés parada en la oficina, debes moverte al menos cada dos horas para reactivar la circulación. 

10- Mantén tus manos y tus pies calientes. Mientras los tengas fríos, sentirás frío en todo el cuerpo. Además de usar guantes en la calle y un calzado calentito, debes moverlos de vez en cuando para activar la circulación. Un buen masaje en las extremidades también te ayudará a entrar en calor.

11- Recuerda que no es malo sentir frío ni es un síntoma preocupante, así que llévalo lo mejor posible que son unos meses.

¿Qué otros síntomas hay al principio del embarazo?

– Náuseas y vómitos: estos se producen normalmente desde la semana 6 hasta la 14, pero a veces pueden durar desde el principio hasta el final del embarazo. La creencia habitual es que son sólo por la mañana, pero estas pueden aparecer a cualquier hora del día.

Se sospecha que la causa de estos son los cambios hormonales, aunque no se ha podido demostrar y no suelen necesitar tratamiento médico. Si los vómitos son muy intensos y no cesan se debe acudir al médico ya que estos pueden interferir en tu nutrición e hidratación.

No se debe tomar ningún medicamento mientras estás embarazada sin prescripción médica.

– Síntomas urinarios: durante los 3 primeros meses del embarazo, muchas mujeres necesitan orinar más de lo normal. Esto es porque el útero crece de tamaño y acaba presionando la vejiga y por consiguiente reduciendo su capacidad.

Esto también ocurre las cuatro semanas antes del parto (cuando la cabeza del bebé entra en la pelvis). Para no contraer alguna infección urinaria se debe beber mucho líquido y no aguantar demasiado tiempo las ganas de orinar.

Si sospechas que tienes una infección de orina es importante que acudas al médico ya que si no la tratas es posible que se extienda hacia los riñones y necesites antibiótico.

– Cansancio y fatiga: el cansancio durante las primeras semanas es algo totalmente normal, porque tu cuerpo está sometido a más tensión de la habitual.

– Estreñimiento: esto es debido tanto a los cambios físicos como los hormonales que se producen durante el embarazo. También es algo muy común si te han recetado algún suplemento de hierro.

  Para solucionar esto se debe tomar mucho líquido (mejor agua), aumentar la ingesta de fibra, hacer ejercicio regular, El uso de laxantes no es algo recomendado porque llegando al abuso puede ser algo contraproducente, son seguros los que aumentan el volumen fecal, pero se debe consultar con un médico. Estos, los enemas y los supositorios solo se deben utilizar en última instancia.

– Sensibilidad en las mamas: esto es algo corriente en los primeros meses del embarazo y suele mejorar superado el primer trimestre. Lo mejor que se puede hacer para esto es utilizar un sujetador premamá.

– Picor en la piel: esto lo sufren alrededor del 20% de las embarazadas. Principalmente está producido por el estiramiento de la piel (en el abdomen). Las embarazadas también suelen tener picores tanto en las palmas de las manos como en los pies, esto es debido al aumento de el nivel de hormonas. Se recomienda mantener la piel hidratada con el uso de cremas hidratantes.

– Dolor de espalda: aunque esto es algo más común en el final del embarazo, puede darse también después de unos pocos meses debido al aumento de tamaño y peso de útero y mamas. Contribuyendo a esto las hormonas hacen que los ligamentos que conectan la columna con la pelvis se aflojan.

– Hemorroides: estas pueden tanto aparecer como empeorar con el embarazo. Después también pueden darse en el parto cuando se empuja.

Cuando el embarazo esté mas desarrollado también te podrás encontrar con:

– Calambres

– Hormigueo

– Varices

– Anemia

– Preeclampsia

– Trombosis venosa

– Diabetes gestacional

Los sofocos cómo síntoma de embarazo son experimentados por algunas mujeres. En los casos de tener alguna duda sobre el estado, siempre es recomendable realizar un test de embarazo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/por-que-se-siente-mucho-frio-al-principio-del-embarazo-7894

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: