Estimulación del bebé de 6 meses

Juegos para bebés recién nacidos de 0 a 12 meses, las 15 mejores ideas

Estimulación del bebé de 6 meses

¿Cómo jugar con un bebé de 1 semana? ¿Cómo estimular a mi bebé recién nacido? Estas son preguntas comunes que se hacen todas las madres.

 Jugar con un bebé recién nacido, o un niño un poco mayor, es divertido para él y para ti siempre que las actividades sean acordes a su nivel de desarrollo. Esta máxima se aplica no sólo a los bebés, sino a todos los niños en general.

De este modo, en nuestro blog siempre clasificamos las selecciones de juegos por edades. Encontrarás un completo listado con cientos de ideas al final de este artículo. 

Así pues, a continuación, te ofrecemos actividades para hacer con un recién nacido y otros juegos para bebés clasificados por meses de edad. 

Juegos para bebés de 0 a 3 meses

En este periodo, de 0 a 3 meses, comienza a desarrollarse la vista del bebé. Hasta los tres meses de edad, los niños ven mejor cuando miran las cosas por el rabillo del ojo (visión periférica), para desarrollar después la visión central. A partir de los tres meses comenzarán a mirar sus manos y podrán seguir un objeto con movimientos circulares. 

También en esta etapa, el bebé recién nacido reconoce la voz de la madre y de las personas que le cuidan. Así pues, entre una toma y otra, y el cambio de pañal, puedes jugar con él. Te proponemos estas actividades para estimular a un recién nacido:

1. Seguir el objeto 

Con el niño acostado boca arriba, mueve un objeto pequeño y colorido frente a sus ojos de izquierda a derecha y viceversa. Si es necesario, toca al niño con suavidad o haz un pequeño sonido para llamar su atención. Es uno de los juegos para bebés recién nacidos más sencillos, pero también más estimulantes.

2. Hacer muecas

Ponte frente al bebé, el niño siempre debe estar boca arriba. Saca la lengua, sonríe, haz mil expresiones de alegría que el pequeño pueda ver y «aprender».

3. El avión 

Este es uno de los juegos de cuidadora de bebés recién nacidos más divertidos. Mantén al bebé boca abajo sobre tu brazo, sosteniéndolo con la otra mano para que su cuello y su torso queden estables.

Lentamente, acúnalo hacia arriba y hacia abajo, como si fuera un avión listo para despegar. Añade sonidos graciosos que simulen el vuelo e incluso canciones infantiles.

El niño estará encantado de ver el mundo desde otra perspectiva.

Juegos para bebés de 3 a 6 meses

En esta etapa, el bebé comienza a integrar lo que ve con los estímulos que vienen de los otros sentidos: el gusto, el oído y el tacto. El cerebro del niño es además capaz de distinguir varios cientos de palabras al escucharlas. Estas son las actividades para el desarrollo psicomotor de bebés de 3 a 6 meses:

4. Masaje relajante

Esta es una de las actividades de estimulación temprana para bebés que favorecerá además su descanso. En un momento de calma, acuesta al bebé sobre una manta suave, en un ambiente cálido y acogedor.

Luego comienza a masajear suavemente las piernas, los brazos y la barriga. Acompaña los movimientos de tus manos tarareando una canción infantil o una nana relajante.

Divertido para ambos, ¿no? Se puede convertir en una rutina diaria y en uno de los mejores juegos para bebés recién nacidos. 

5. Sacar músculo

Cuando el bebé esté despierto y tranquilo, colócalo sobre su estómago. Esta posición le ayudará a fortalecer los músculos de su cuello y espalda. Este tipo de juegos para estimular al bebé son fantásticos si le añades un espejo. Coloca el espejo frente a él: le animará a levantarse para verse reflejado.

Te recomendamos que  acompañes sus esfuerzos con palabras y sonrisas. Pero sobre todo, cuando le veas cansado, ponle de espaldas. ¡Mucha atención! Aprovechamos para recordarte que los recién nacidos nunca deben dormir boca abajo, tal y como te explicamos en nuestro artículo sobre cómo conseguir que los niños se duerman.

6. Bailar pegados

Esta es una de las actividades para bebés de 3 a 6 meses que te harán sentir más unida al niño. Pon la música no demasiado fuerte, sostén al bebé contra ti y comienza a bailar (¡sin demasiadas sacudidas!).

El niño no sólo asociará la música con la sensación de movimiento, sino que, cerca de ti, se sentirá cómodo y seguro. Es una de las mejores maneras de fortalecer los lazos entre vosotros.

Estimular a recién nacidos es así de sencillo y maravilloso.

Juegos para bebés de 6 a 9 meses

En esta etapa, el niño aprenderá a sentarse y sostenerse incluso de pie, agarrado a un objeto.

También a esta edad sabe coordinar el pulgar y otros dedos para sostener el biberón con la mano o agarrar objetos pequeños. Aquí el lenguaje comienza a desarrollarse, ya que asocia los sonidos con su significado.

Estas son las actividades para bebés de 6 a 9 meses que beneficiarán su desarrollo psicomotor y cognitivo.

7. Atrapa el juguete

Este es uno de los ejercicios de estimulación temprana para bebés de 6 meses de mayores resultados. Siéntate junto a tu hijo en una alfombra cómoda. Reúne toda una serie de objetos y juguetes (peluches, pelotas blandas, etc.) al alcance de su mano. En lugar de poner los objetos en sus manos, aléjalos un poco, de modo que se anime a avanzar para intentar alcanzarlos.

8. El niño en la caja

Una simple caja de cartón puede convertirse en uno de los mejores juguetes para bebés de 6 meses.

Esta vez, en lugar de poner al bebé en la alfombra, ponle dentro de … ¡una caja! Elige una caja de cartón con bordes bajos y deja que el niño se siente allí. Pon los juguetes alrededor, al alcance de su mano.

Sin embargo, tendrá que hacer un esfuerzo por salir de la caja. Es uno de los juegos de interior para niños pequeños más divertidos.

9. El cucú-tras 

Es uno de los juegos para entretener a niños pequeños más populares. Casi todos hemos jugado en algún momento, de uno u otro lado.

Pero lo que seguro no sabías es que, a través de este tipo de juegos para bebés recién nacidos, el niño aprende que aunque desaparezcas de su vista, volverás. De ahí la importancia de esta actividad.

El bebé sabrá que aunque no estés en su campo de visión, no has desaparecido para siempre. 

Cuando son tan pequeños, lo ideal es jugar con un pañuelo o tapándote con las manos la cara, no es necesario que te escondas. Verás que, al repetir varias veces esta actividad, el bebé aprenderá que las personas regresan al irse. Es una buena manera de comenzar a superar la ansiedad por separación en bebés, típica de esta edad. 

Actividades para niños de 9 a 12 meses

En los tres meses anteriores a su primer cumpleaños, el bebé ya no es un «recién nacido». Y, de hecho, sabe interpretar palabras, gestos, expresiones de quienes le cuidan. Tiene recuerdos de eventos pasados ​​y sabe cómo controlar sus emociones un poco mejor.

Desde el punto de vista motor, es capaz de sentarse sin apoyo, probablemente ya gatea y ha aprendido a ponerse de pie con la ayuda de objetos y a levantarse.

Desde los ocho a los diez meses, responde a órdenes sencillas y es capaz de decir «hola» con la mano o «lanzar un beso». 

Estas ideas para jugar con niños en casa para niños de 9 a 12 meses te encantarán: 

10. ¿Qué es esto?

Este es uno de los mejores juegos para estimular el habla en bebés. Mientras le estés poniendo el pijama, o después del baño, toca y ve nombrando las partes del cuerpo.

La tripa, la nariz, la frente, la pierna… Nombra a medida que los vayas tocando. Después pregunta al niño: ¿qué es esto? Responde entonces por él, ya está aprendiendo.

Finalmente, pídele que se toque la tripa o la cabeza… ¡te sorprenderá!

11. Batería de cocina

A esta edad, el bebé no necesita grandes cosas para jugar. Los juegos caseros para divertirse en casa, sencillos y económicos, son los mejores.

Especialmente cuando cada objeto es todavía un mundo por descubrir. Siempre bajo tu supervisión, deja que el niño abra un armario bajo y explore.

Revisa antes de hacerlo en contenido: sartenes, tapas, cucharas de madera o plástico serán inofensivas (siempre estando tú cerca).

Los riesgos en esta etapa en la que comienzan a gatear deben evitarse con medidas de protección en muebles bajos a su alcance. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía sobre prevención de accidentes infantiles en el hogar, te resultará muy útil. 

12. Sus primeras construcciones

Este es uno de los juguetes clásicos para bebés por excelencia. Ya lo recomendamos en nuestro artículo sobre regalos originales para niños de un año.

Unos sencillos bloques de construcción, de gran tamaño para evitar atragantamientos, harán las delicias de los más pequeños. Al principio los tirará, pero poco a poco verás que comenzará a asociar formas y construir.

¡Bienvenido al mundo de la construcción, el juego más abierto y creativo que existe!

Juegos Montessori para bebés

De la pedagogía Montessori, que desarrolla el instinto de aprendizaje y la autonomía del niño, obtenemos muchas ideas sobre cómo jugar con un recién nacido.

A través de este método, podemos diseñar juegos Montessori caseros para bebés. Con objetos cotidianos, ayudaremos al pequeño a descubrir sus habilidades y el mundo. En los juegos para bebés recién nacidos el adulto tendrá el papel de espectador.

Así, el niño podrá jugar solo, facilitando su propia autonomía.

13. Móvil Montessori

La giostrina, inspirada en el nombre de su inventora, Gianna Gobbi, es uno de nuestros juegos Montessori para bebés preferidos.

Está especialmente indicado para niños de 2 a 3 meses. Sin embargo, puede encontrarse dentro de los juegos para bebés recién nacidos, ya que puedes dejarlo colocado en su cuna desde su nacimiento.

Este móvil de cuna puedes construirlo tú mismo.

Une cinco bolas, cubiertas con hilos de lana del mismo color, pero de diferentes tonos, a un soporte horizontal. Las bolas deben colgarse a diferentes alturas, de 10 a 30 cm. El móvil Gobbi es útil para estimular la visión del color y la percepción de la profundidad.

14. Panel multisensorial

Indicado a partir de los 6 meses, cuando el niño comienza a mantenerse sentado. ¿Qué mejor manera de entretener a un bebé que sentarle frente a un panel especialmente diseñado para él? Echa un vistazo a la foto para inspirarte.

Pega diferentes objetos a un tablón de madera. Lo importante es que la forma y materiales de los objetos seleccionados estimulen todos sus sentidos (y que el niño no puede desprenderlos, ni tragárselos).

Ruedas, timbres, interruptores, texturas ásperas o suaves, canicas y cintas de colores para la vista… Las opciones son infinitas.

15. Cesta de los tesoros

Por último, el clásico por excelencia de los juegos Montessori para hacer en casa: la cesta de los tesoros. Es muy fácil. Necesitas una cesta de mimbre o de madera, llena de objetos sencillos, hechos de materiales naturales y diferentes formas.

Evita objetos puntiagudos, tornillos o piezas pequeñas. Son perfectas las esponjas, cepillos suaves, cucharas de madera o metales, así como las telas de diferentes texturas. El niño cogerá todo al principio y lo tirará. ¡No intentes detenerle! Se llevará los objetos a la boca, lo probará todo.

  Este juego es adecuado para bebés de 6 a 18 meses. 

¿Te ha resultado útil nuestro artículo sobre juegos para bebés recién nacidos? Si tienes otras ideas o sugerencias, ¡compártelas con nuestra comunidad a través de la sección de comentarios!

Para obtener consejos sobre otros grupos de edad y muchas más ideas, lee nuestros artículos sobre:

Como ves, ¡hay un sinfín de opciones para divertirse con los niños no sólo juegos para bebés recién nacidos! No te olvides de contarnos cómo ha sido la experiencia. ¡Gracias por seguirnos!

Источник: https://www.sitly.es/blog/juegos-bebes-recien-nacidos/

Juegos de estimulación para bebés de 0 a 6 meses

Estimulación del bebé de 6 meses

El principal juguete del bebé son sus padres y en los primeros meses y siempre que sea posible, especialmente su madre. Estar en brazos de mamá y papá, escuchar su voz, reconocer su olor, recibir sus mimos y arrumacos… son juegos de estimulación que despiertan la curiosidad del bebé por el mundo.

No tengas miedo de tener a tu bebé en brazos demasiado tiempo: nunca es suficiente. Mecerle suavemente, acariciarle, darle el pecho, ofrecerle tu dedo para que lo sujete con su manita son algunas de las actividades que estimulan las sensaciones táctiles del bebé.

Cantarle suavemente, reírte cerca de él, hablarle y contarle lo que tiene alrededor o lo que vais a hacer a continuación sirve para desarrollar el oído y la inteligencia del recién nacido y ayuda a los padres a fortalecer el vínculo con él.

Sonríele y hazle gestos graciosos mientras le tienes en brazos, con tu rostro cerca del suyo, a unos 25 ó 30 centímetros: es la distancia a la que mejor pueden ver hasta que cumplen tres meses, ya que antes no enfocan la vista.

En la cuna

En los primeros meses de vida, los bebés pasan muchas horas en la cuna. La mayoría de los recién nacidos pasan entre 16 y 17 horas al día durmiendo, y poco a poco van aumentando su tiempo de vigilia.

Los móviles de cuna les entretienen y les proporcionan estímulos visuales y auditivos. Los muñecos blanditos y los  peluches estimulan su sentido del tacto, así como los gimnasios de cuna, que emiten sonidos cuando el bebé les da pataditas y les ayudan a empezar a descubrir las relaciones de causa-efecto.

Cámbiale los juguetes de cuna de vez en cuando, para que siga descubriendo nuevos estímulos. Hasta los tres o cuatro meses, los niños no son capaces de fijarse en los objetos, pero sí perciben el movimiento, las formas y los colores.

Tumbados boca abajo

La postura adecuada para que el bebé duerma es boca arriba, ya que se ha demostrado que esta posición previene la muerte súbita del lactante. Sin embargo, los bebés necesitan cambiar de postura a diario para prevenir deformaciones de su cabecita y mejorar su tono muscular.

Por eso es tan importante colocar al bebé boca abajo varias veces a diario. Les ayuda a conseguir una buena extensión de la columna y es la fase previa imprescindible para que más adelante puedan darse la vuelta o gatear.

A partir de los cuatro o seis meses, nuestro pequeño tendrá la fuerza suficiente para sujetar un pequeño sonajero o un juguetito. Pon a tu bebé boca abajo, con juguetes y objetos de colores y que hagan sonidos que llamen su atención.

Se fijará en ellos e intentará cogerlos.

Túmbate con él en el suelo o en la cama, al alcance de su vista y a su altura, y hazle mimos y carantoñas.

El cucú-tras, mostrarle un juguete y cubrirlo con una tela o un cojín y volver a mostrárselo, hacer rodar un juguete sonoro para que lo siga con la vista o mover un sonajero cerca de su cabecita para que la gire en esa dirección son otras actividades que puedes hacer con él en el suelo desde muy pequeño y que despertarán su curiosidad.

En el baño

El baño es un ritual fantástico previo al sueño, ya que les relaja y les divierte. Sentir el agua obre su piel, seguros en manos de mamá o papá, el aroma del jabón y la crema, el sonido del agua al chapotear, observar la espuma o los juguetes que flotan e intentar atraparlos es todo un festival para los sentidos de los bebés, también en los primeros meses de vida.

No es necesario que el baño sea muy largo, ni siquiera que sea diario si nuestro hijo no disfruta en exceso en el agua, pero pronto se convertirá en uno sus momentos favoritos del día, y más si acompañamos el ratito en la bañera con un masaje relajante antes o después del baño.

De paseo

Los niños necesitan tomar el sol a diario para sintetizar la vitamina D, imprescindible para la correcta asimilación del calcio y para que este mineral se deposite en sus huesos.

Pero además, al pasear en su carrito o en una mochila o fular el bebé percibe otros sonidos, olores y colores, siente variaciones de temperatura y nos escucha en una situación diferente de la habitual.

Se mueve de una forma diferente, se balacea…

Siempre que se posible, saca a tu bebé a la calle y, si ya es capaz de mantenerse sentado y el tiempo lo permite, deja que experimente en el parque con las texturas de la arena, las hojas o las plantitas y disfrute en los columpios adaptados para bebés.

En la mesa

El principal alimento de los bebés en el primer semestre de vida es la leche materna. Pero a partir de los 5 ó 6 meses comienzan a probar otros alimentos para acostumbrarse a nuevos sabores.

Permite que tu bebé toque la comida con las manos y se la lleve a la boca, que experimente y se divierta con los alimentos, la cucharita y su plato. ¿Frío o caliente? ¿Duro o blandito? ¿Dulce o salado? ¿Se hunde el dedo o puede sujetarse con la mano? ¿Qué pasa si mezclamos los ingredientes que nos ha puesto papá en el plato? ¿Y si lo escupo todo?

La comida es un juguete maravilloso que puedes compartir con tu hijo. Lo disfrutará especialmente dentro de unos meses, pero al final del primer semestre ya empieza a divertirle mucho.

Источник: https://www.serpadres.es/bebe/0-3-meses/articulo/juegos-de-estimulacion-para-tu-bebe-de-0-a-6-meses

Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 6 a 12 meses

Estimulación del bebé de 6 meses

Por Zaira Salvador (embrióloga).Actualizado el 21/05/2018

El desarrollo intelectual de los niños depende del número y la calidad de conexiones neuronales que se formen durante sus primeros 6 años de vida.

Por ello, es importante que los bebés ya empiecen a recibir estímulos extra desde el nacimiento, que les permitan promover todo este desarrollo neuronal.

Los ejercicios de estimulación temprana para bebés deben adaptarse a su edad concreta y estado de desarrollo, pues los bebés crecen muy rápido durante los primeros meses de vida y experimentan grandes cambios en poco tiempo.

A partir de los 6 meses, los bebés ya suelen empezar a gatear y es posible estimularlos a través de juegos que les despierten interés y les hagan aprender de forma mucho más rápida.

Estimulación de 6 a 9 meses

Las actividades de estimulación precoz o temprana en los bebés de 6 a 9 meses están pensadas para ayudarles a aprender y conocer el ambiente que los rodea de una manera divertida. Por ello, no es recomendable obligarles a realizar ejercicios de manera forzada si ellos no quieren.

El tiempo aproximado que deben durar estas actividades es de unos 10 minutos cuando el bebé esté despierto y tranquilo. Los horarios de sueño y alimentación deben respetarse.

A continuación, vamos a enseñar a los padres cómo hacer algunos de estos ejercicios con sus hijos y, así, desarrollar sus habilidades motoras, sensoriales y cognoscitivas.

Estimulación motriz

Los bebés de 6 o 7 meses ya deben saber cómo mantenerse sentados sobre una superficie, coger objetos con las manos y empezar a gatear.

Por tanto, para estimular su sistema locomotor, recomendamos a todos los papás realizar los siguientes ejercicios con su bebé de forma diaria:

  • Acuesta al bebé boca arriba, sujétalo de los brazos e intenta que él solo se siente tomando impulso. Puedes enseñarle algún juguete para ello.
  • Sienta al bebé sin apoyo con las piernas estiradas en forma de «V», colócale las manos en el espacio que queda entre las piernas y háblale de cerca para que mire al frente. También puedes hacerlo colocando un juguete entre sus piernas.
  • Acuesta al bebé boca abajo, pon un juguete fuera de su alcance y anímale a cogerlo para favorecer el gateo. Si es necesario, puedes ayudarlo impulsándolo de los pies.
  • Una vez el bebé esté gateando, puedes mostrarle un juguete para que lo coja y se apoye solo con una mano.
  • Coloca en el suelo varios objetos, como cojines o mantas, que sirvan de obstáculos para que el bebé aprenda a esquivarlos mientras gatee.
  • Juega con el bebé a la carretilla: colócalo boca abajo, levántale el cuerpo y anímalo para que camine solo con las manos.
  • Enseña al bebé a bajarse de la cama o el sofá. Puedes ponerlo boca abajo y deslizarlo suavemente hacia la orilla para bajarlo hasta que sus pies toquen el suelo. Con esto evitarás que el bebé pueda caer de cabeza.
  • Ponle al bebé un juguete en cada manita y muéstrale un tercero para observar que hace, si tira uno para coger el otro o si intenta coger los tres juguetes a la vez.

Cómo estimular la motricidad de los bebés

Si estás intentando estimular las capacidades motrices de tu bebé de 6 a 9 meses, puede que te interese el siguiente post: Sedestación o sentarse de forma autónoma.

Estimulación auditiva y del lenguaje

En esta etapa del desarrollo, el bebé ya sabe balbucear y emitir algunos sonidos que ha aprendido por imitación a los adultos.

Por tanto, también es posible realizar algunos ejercicios de estimulación del lenguaje que ayuden al bebé a incrementar su vocabulario, a comunicarse y a ganar autonomía e independencia.

  • Llama al bebé siempre por su nombre y háblale como si él entendiera lo que dices.
  • Ayúdale a identificar diferentes sonidos. Por ejemplo, el ruido del reloj (tic-tac), el sonido de los pájaros cundo estéis al aire libre (pio-pio), el ruido de los coches (rum-rum), etc. Después de unos días, el bebé será capaz de identificar los objetos cuando le preguntes: ¿dónde está el tic-tac?
  • Ayúdale a reforzar el balbudeo: celebra con él cuando repite las sílabas varias veces o si ya es capaz de combinar dos sílabas (ma, ma, ba, ba).
  • Enseña al bebé a llamar a papá y a mamá. Puedes taparte la cara con un pañuelo o papel y preguntarle: ¿dónde está papá? o ¿dónde está mamá? Tiene que saber identificar a cada uno.
  • Enséñale el significado de SÍ y NO. Cuando no quieras que haga algo, no se lo permitas y mueve la cabeza hacia ambos lados al mismo tiempo que dices NO. Hacer lo mismo para el caso del SÍ.
  • Muestra al bebé dibujos o peluches de animales y enséñale el sonido que hace cada uno. Por ejemplo, el perro hace «guau-guau», la vaca hace «muuu», etc. Aunque no sepa repetir los mismos sonidos, ya sabrá identificar cada animal con el ruido que hace.
  • Colócale diferentes tipos de música para estimular su ritmo. Para ello, puedes bailar con él de forma más lenta o más rápida según el ritmo.
  • Enseña al bebé cómo saludar y despedirse por medio de movimientos con sus manos.

Ejercicios de estimulación para bebés

Estimulación de 9 a 12 meses

A partir de los 9 meses, los bebés ya son más inquietos y gatean con mucha soltura. Se sientan con facilidad, se mantienen más erguidos e incluso pueden ponerse de pie con ayuda.

Los ejercicios de estimulación temprana durante esta etapa se centrarán en ayudar al bebé a aprender a caminar, desarrollar su concentración y seguir estimulando su lenguaje.

Estimulación cognoscitiva

La mayoría de actividades para estimular a los bebés de 9 a 12 meses son juegos educativos que logran despertarles un gran interés y, de esta manera, aprender de forma sorprendentemente rápida.

Vamos a describir algunos de los juegos más interesantes a continuación:

  • Coloca al bebé junto a una caja llena de juguetes. Enséñale a sacar uno a uno todos los juguetes de la caja y, a continuación, a volver a guardarlos dentro de la caja.
  • Esconde juguetes musicales en diferentes lugares y haz que el bebé pueda encontrarlos guiándose por su sonido.
  • Coloca al bebé a una distancia corta frente a ti, juega a tirarle una pelota e intenta que te la devuelva.
  • Enséñale a imitar expresiones faciales, abrir y cerrar los ojos de forma exagerada, pestañear, abrir y cerrar la boca, sacar la lengua, hacer sonidos guturales como las vocales, etc.
  • En la ducha, enséñale como chupa el agua la esponja y como la suelta al apretarla.
  • Deja que el bebé juegue con plastilina (no tóxica) para que sienta su particular textura y estimular su creatividad.
  • Los juegos de encajar figuras geométricas son muy útiles para su estimulación cognoscitiva.
  • Dale al bebé lápices de colores para que empiece a garabatear sobre un papel. También es interesante que arrugue el papel, lo extienda, lo rompa, etc.
  • Siéntate con él enfrente de un espejo, cógele la mano y llévasela a distintas partes del cuerpo mientras le indicas cómo se llaman.
  • Dále un cuento con muchos dibujos y anímale para que pase las páginas como pueda. Poco a poco pasará más hojas y le llamará la atención. Siéntalo en tus piernas y léeselo, deja que te interrumpa tirándolo, pasando las hojas o dándole la vuelta, luego continúa la lectura.

Actividades para la estimulación cognoscitiva

¿Es posible estimular a los bebés durante su alimentación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Las comidas son un buen momento para desarrollar algunas habilidades en los bebés y estimular todos sus sentidos.

Por ejemplo, repetirle continuamente el nombre de los alimentos que toma, dejarle coger la cuchara con las manos, dejar que coja algunos trocitos de comida con las manos y se los lleve a la boca, sujetarle el vaso mientras bebe agua él solo, etc.

¿Los bebés aprenden a hablar antes de los 12 meses?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general, no. Antes de cumplir el año, los bebés saben decir sílabas sueltas y, como mucho, unas 10 palabras sueltas, entre ellas papá y mamá. Una actividad interesante y divertida para enseñarle a hablar es animarle a tararear algunas canciones infantiles. Además, bailar al mismo tiempo que tararear también ayuda a estimular su motricidad.

Puedes leer más sobre esto aquí: Música para el bebé.

Lectura recomendada

La estimulación precoz o atención primaria empieza justo después del nacimiento con ejercicios más sencillos que los comentados en este post. Te animamos a seguir leyendo sobre esto en el siguiente enlace: Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 0 a 6 meses.

Si quieres saber más sobre el desarrollo y los cuidados del bebé en sus primeras etapa de vida, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Cómo es el desarrollo del bebé mes a mes?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira SalvadorNúmero de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/ejercicios-estimulacion-temprana-de-6-a-12-meses/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: