Estimulación del bebé durante el embarazo

Estimulación Auditiva Prenatal

Estimulación del bebé durante el embarazo

Desde el momento de la concepción, el feto comienza a tomar cada vez más forma, desarrollándose a una considerable velocidad.

A partir de la tercera semana de embarazo ya se empieza a desarrollar el oído de nuestro bebé, y es en el segundo trimestre de gestación cuando tiene el sentido de audición plenamente activo, siendo capaz de realizar movimientos dentro del vientre de la madre en base a los sonidos que escucha del exterior. Es en ese momento que el bebé es capaz, incluso, de reconocer las voces más familiares, especialmente la de su madre, que supone todo un estímulo para su desarrollo prenatal.

El feto mientras crece, va percibiendo diferentes sonidos que estimulan su desarrollo del sentido auditivo. El vientre materno es un entorno muy rico en sonidos. El feto escucha el latido del corazón de la madre, el ruido de la placenta, del sistema digestivo, la respiración, y sobre todo, la voz de la mamá.

El pequeño suele percibir los sonidos a través de vibraciones que llegan, sin mayor inconveniente, al entorno intrauterino.

Sin embargo, no es hasta el quinto o sexto mes de embarazo, en que el bebé empieza a percibir y escuchar más activamente, por lo que puede ser un buen momento para empezar con la estimulación auditiva (No obstante, se puede comenzar antes si se desea).

Numerosos estudios han demostrado cómo el bebé responde según el tipo de música o sonido que escuche, reaccionado conforme a aquello que le hace sentir. La voz materna, (y paterna si el padre le habla frecuentemente), y la música de compositores de música clásica, son sonidos muy positivos para el pequeño, les produce bienestar y estimulan su desarrollo al completo.

Sonidos que le hace crecer bien

La voz de la madre es un estímulo afectuoso y constante para su crecimiento, por lo que hablarle y cantarle puede ser muy beneficioso para ambos. Se ha observado que si se le canta o se le pone una canción determinada frecuentemente durante el embarazo, al nacer, el bebé la recuerda y es capaz de relajarse.

La estimulación auditiva tiene efectos muy beneficiosos para la madre y para el bebé, y ayuda, en muchas ocasiones, a la vinculación del padre con el niño que está por nacer.

Es importante aclarar que la estimulación prenatal no consiste en crear genios y debe evitarse cualquier tipo de sobreestimulación, pero es conveniente comenzar a mostrarle al pequeño los sonidos que le esperan al nacer.

Técnicas de estimulación auditiva prenatal

Las técnicas de estimulación prenatal están basadas en la creencia de que es posible favorecer el desarrollo sensorial, motor y social del bebé ya desde el útero, dirigiéndole al feto diferentes estímulos dependiendo del mes de gestación. Estos estímulos aumentarían el volumen de conexiones neuronales del niño.

No obstante, quienes defienden estás técnicas afirman que no se trata de lograr por encima de todo un alto cociente intelectual, sino una mejor relación entre los padres y el bebé.

Las técnicas auditivas se pueden comenzar a poner en práctica desde la semana 14, es decir, al comienzo del segundo trimestre de embarazo, pues es en este momento cuando se termina de desarrollar el aparato auditivo del feto, que comenzará entonces a captar sonidos provenientes en su mayoría del cuerpo de la madre. Avanzando en las semanas 16, 17 y siguientes el niño comenzará a escuchar también sonidos del exterior.

Es necesario tener en cuenta que los sonidos que se perciben desde dentro del útero son diferentes a como los oímos nosotros, debido a que estos deben atravesar la pared abdominal de la madre y llegar al feto a través del líquido amniótico. Así, los primeros sonidos en llegar al bebé serán los latidos del corazón de la madre, sus ruidos respiratorios, los intestinales y su voz.

“Los primeros sonidos en llegar al bebé serán los latidos del corazón de la madre, sus ruidos respiratorios, los intestinales y su voz”

En esto último reside la importancia de hablar al niño durante la gestación: tras nacer, reconocerá la voz de sus padres y esto le hará sentir tranquilo y seguro.

Algunas buenas técnicas de estimulación prenatal auditiva son:

  • Hablar al niño de forma clara y suave.
  • Cantarle y leerle cuentos.
  • Ponerle música suave, rítmica y con melodías simples (incluso repetitivas durante un breve tiempo).
  • Hacer partícipe al padre: permitir que el papá cante y lea algún cuento.
  • Rodearse de sonidos de la naturaleza como: en ruido del mar, de un riachuelo, de la brisa, de los pájaros.

Practicar la estimulación auditiva prenatal conlleva varios beneficios:

  • Ayuda a la creación del vínculo por parte de la madre, del padre y de los hermanos, en caso de haber.
  • Permite a la pareja compartir un rato y jugar con el bebé mediante el habla.
  • Permite que la pareja se sienta involucrada y no se sienta apartada.
  • Algunos niños puntúan más alto en el test Apgar.
  • Pueden desarrollarse con una mayor precocidad.
  • Los bebés suelen estar más tranquilos y alegres.
  • Mayor desarrollo en las áreas visual, lingüística, auditiva y motora.
  • Ciclos de sueño más regulares y descanso más profundo.
  • Mayor capacidad de atención y, por tanto, de aprendizaje.
  • Mayor facilidad para calmarse al percibir los sonidos y voces que escuchó mientras estaba en el útero.

Estimular la audición de nuestro bebé desde el vientre materno provee de numerosas ventajas tanto para el pequeño, como para el resto de la familia, en especial, sus padres. Además de ello, es importante no sólo estimular el oído de nuestro bebé, sino también el resto de sentidos para que nuestro pequeño nazca sano, fuerte y forme lazos con su familia desde antes de nacer.

Fuentes:

mbhpsicologia.com

conmishijos.com

Únete a nuestra comunidad de padres y madres en y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Источник: https://www.gaesjunior.com/actualidad-junior/estimulacion-auditiva-prenatal/

12 ejercicios de la estimulación prenatal

Estimulación del bebé durante el embarazo

Aunque nos resulte extraño, el aprendizaje de los niños comienza incluso antes de nacer si tienen una buena estimulación. Durante el tercer trimestre, cuando el sistema nervioso del bebé ya está desarrollado y preparado para funcionar, es el momento de realizar por parte de las mamás ejercicios de estimulación prenatal.

Esta estimulación, además de desarrollar a nivel físico y emocional al bebé, también fomenta los vínculos afectivos con sus padres.

Es importante que para que estos ejercicios den resultado, se realicen con frecuencia una vez al día. Tampoco es conveniente agotar al bebé con excesos.

Esta actividad de estimulación prenatal acabará convirtiéndose en una rutina normal en el día a día.

En este artículo vamos a ver en qué consiste esta estimulación, qué tipos hay, y algunos ejercicios para realizar durante el tercer trimestre. Si estás embarazada sigue leyendo porque te interesará para poder estimular a tu bebé antes de nacer.

Tipos de estimulación prenatal

A continuación te contamos cuáles son los tipos de estimulación prenatal:

  • Estimulación motora. Estos ejercicios de la madre desarrollan la percepción del espacio y el movimiento en el bebé, basados en las distintas posiciones de la madre.
  • Estimulación visual. Trabajan la estimulación de la retina con la intención de que el bebé se vaya adaptando a la luz. Prepara al pequeño para el entorno de su nacimiento y además fomenta su curiosidad y atención.
  • Estimulación sensorial. Tocar la barriga a lo largo del día es una manera de llegar físicamente y comunicarse con el bebé. Puedes hacer ejercicios usando distintas maneras de tocar tu vientre, como palmaditas, caricias, roces…
  • Estimulación auditiva. Uno de los primeros sentidos que se desarrollan en el bebé es la audición. Por eso es muy bueno y recomendable realizar ejercicios para desarrollar este sentido. Escuchando música, haciendo distintos sonidos, hablándoles los padres, etc.

Ejercicios de estimulación prenatal

Estos ejercicios de estimulación prenatal son muy apropiados:

  • Balancearse en una mecedora. Siéntate en una mecedora y balancéate de manera suave y con un ritmo definido.
  • Baños en el agua. Ve a la piscina y flota en el agua mientras te mueves suavemente sin llegar a sumergirte.
  • Baila sola o con tu pareja. Aprovecha algunos ratos al día para bailar, unas veces con movimientos suaves, girando con suavidad. Otras veces aprovecha a tu pareja y bailad los dos juntos, que toque tu barriguita para que tu bebé sienta a papá. Estaréis estimulándolo a nivel motor y sensorial.
  • Movimientos con la linterna. Sobre el vientre pon una linterna y muévela para que el pequeño pueda seguir la luz.
  • Aprovecha el buen clima. Cuando haga sol, aprovecha y toma 5 minutos el sol con la barriga descubierta. De esta manera le estará llegando la luz natural a tu niño.

Más ejercicios para realizar…

Estos ejercicios también son apropiados y además, son muy sencillos de llevar a cabo:

  • Acaricia tu barriga. Utiliza la palma de la mano y acaricia suavemente tu barriga.
  • Aprovecha los masajes con las cremas. Utiliza tus rutinas de echarte crema para estimular a tu bebé. Realiza movimientos circulares sobre tu barriga con la crema que te hayas echado.
  • Toca con la punta de los dedos. Haz toques cortos con la punta de tus dedos en distintos lugares de tu barriga.
  • Toca a tu bebé cuando de pataditas. Presiona suavemente la misma zona en la que tu bebé te ha dado una patadita.
  • Escucha música. Hazlo siempre con un volumen adecuado. Esto hará que haya una conexión entre el bebé y el mundo exterior. Depende de la música que le pongas, el ritmo y velocidad, el bebé puede sentirse relajado o agitado. Lo recomendable es que escuches música instrumental.
  • Hablar tu pareja y tú con el bebé. Esto te permitirá comunicarte con tu bebé como si el ya estuviera fuera del útero contigo. Háblale como lo harías si ya lo tuvieras contigo, y cántale. El papá también puede hablarle, así irá reconociendo las voces y fomentará los vínculos afectivos entre vosotros.
  • Escuchar los sonidos del exterior. Estos sonidos preparan al bebé para la vida después de que nazca. Las experiencias de tu vida diaria, estilo de vida, etc. Cuando cocines, cuando salgas a caminar, el ruido de los coches… Eso hará al bebé familiarizarse con los sonidos que le esperan tras el nacimiento.

Aquellos padres involucrados en la estimulación prenatal de sus bebés, tienen un vínculo afectivo mucho más fuerte y estrecho con sus hijos. Por eso tómate el tiempo que necesites para estimular y comunicarte con tu pequeño durante el embarazo, merecerá la pena.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/12-ejercicios-la-estimulacion-prenatal/

Los beneficios de la estimulación intrauterina del bebé

Estimulación del bebé durante el embarazo

Dª. Trinidad Aparicio Pérez,Psicóloga, Especialista en Infancia y Adolescencia

Estimular al bebé desde el embarazo es muy positivo para su desarrollo físico y social. Lo más importante de la estimulación intrauterina no es crear niños con más habilidades o desarrollar sus potenciales, sino la comunicación que desde el comienzo de la gestación se va estableciendo entre padres e hijos y el gran vínculo afectivo que se produce.

Escuchar música suave es una actividad muy relajante y el bebé es muy sensible a ella.

La estimulación intrauterina consiste en comunicarse con el bebé durante el embarazo, hablándole, acariciándolo y, sobre todo, creando un gran vínculo afectivo, que ayuda a la madre a prepararse para su próxima maternidad y al bebé a tener un contacto más cercano y cariñoso con su madre y con toda la familia.

Desde los primeros meses de gestación el bebé empieza a reconocer la voz de su madre y de quien normalmente le rodea, como el padre y los hermanos.

Reconoce también sus movimientos al andar, su forma de acariciarle a través de la barriga, cuando se ducha, cuando escucha música, etc.

En definitiva, el entorno externo que le rodea se convierte en algo reconocible y familiar para el bebé, y a través de él recibe constantemente sensaciones que le estimulan y favorecen el desarrollo de su sistema nervioso.

A través de la estimulación intrauterina se pretende desarrollar al máximo las capacidades del bebé y, sobre todo, mantener una estrecha comunicación con el pequeño que enriquezca la relación entre padres e hijo.

El bebé capta perfectamente el estado de ánimo de su madre. Así, por ejemplo, si ella se siente triste, contenta, desanimada, feliz, preocupada, etc., lo percibe perfectamente.

Las situaciones en que la madre se encuentra excesivamente estresada pueden incluso afectar al desarrollo y crecimiento del bebé.

Las madres deben ser conscientes de que tanto sus emociones como sus actitudes, repercuten positiva o negativamente en el bebé.

Por ello hay que hacer todo lo posible para vivir el embarazo como una etapa alegre e ilusionada, dando especial importancia al bienestar de la madre y del bebé.

Una mujer que disfruta de su embarazo, se comunica con su hijo, le estimula y espera con ilusión su nacimiento. Lo más probable es que tenga un bebé emocionalmente sano.

Lo más importante no es la estimulación, sino el trato continuo con el pequeño.

Cómo estimular al bebé durante el embarazo

A las pocas semanas de gestación el bebé es capaz de percibir los estímulos que vienen desde el exterior y, por lo tanto, nos puede oír, sentir, incluso distinguir sabores, por ello podríamos realizar actividades que desarrollen sus sentidos y resulten placenteras para él como oír música, bailar suavemente, etc.

Además de desarrollar sus sentidos, logramos que el bebé se sienta seguro, querido y acompañado, pues desde las primeras semanas de gestación nos estamos comunicando con él y creando un fuerte vínculo afectivo, que él percibe perfectamente.

Los efectos de la estimulación son muy positivos en el desarrollo del feto. Se ha demostrado que cuando un bebé es estimulado durante el embarazo, éste nace con más habilidades que si no se le estimulara.

Actividades que estimulan y favorecen el desarrollo del bebé dentro del vientre materno:

– Escuchar música suave. Es una actividad muy relajante. Se ha demostrado que el bebé es muy sensible a ella y que estimula las zonas creativas del cerebro. Elegir música agradable que también guste a la madre, en caso contrario, la madre generaría respuestas negativas y el bebé lo percibiría de igual forma.

– Acariciarse la barriga y hablar con el bebé: Con la intención de comunicarse con él y transmitirle afecto y cariño. Mostrarle al pequeño que es deseado y querido por toda la familia.

– El agua: Es un buen elemento para relajarse y disfrutar. Podemos transmitir al pequeño el placer de un buen baño, dejando que el agua caiga por la barriga cuando se baña y dándonos suaves masajes con la esponja.

– Aromaterapia, musicoterapia, colorterapia y otras terapias alternativas: Existen una serie de técnicas que poseen una parcela especializada y específica para mujeres embarazadas, cuya finalidad es estimular al bebé en su desarrollo y crecimiento.

La función del padre durante el embarazo es fundamental. Debe participar acariciando el vientre materno y hablándole al bebé. De esta forma, al pequeño se le transmite cariño y afecto y se sentirá deseado y querido por todos, lo que ayudará positivamente a su desarrollo personal y familiar.

Источник: https://www.lechepuleva.es/embarazo/estimulacion-intrauterina-bebe

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: