Estoy embarazada y bebo mucha agua

¿Embarazada? Ahora necesitas más agua

Estoy embarazada y bebo mucha agua

La mujer durante el embarazo debe vigilar la hidratación porque sus necesidades hídricas se incrementan: el organismo ha de “fabricar” líquido amniótico y un mayor volumen plasmático, además de abastecer las necesidades del feto.

El agua es la base de los líquidos corporales y representa nada menos que el 60–70% del peso corporal. Pero se pierde a diario, por eso hay que reponerla.

Durante el embarazo, los requerimientos aumentan, de ahí que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) –el más alto organismo científico en seguridad alimentaria de la Unión Europea– recomiende en un estudio, que las embarazadas ingieran 2,3 litros de agua al día, unos 300 ml/día más que una mujer no embarazada; cifra en la que se incluye también el agua contenida en todo tipo de bebidas y de alimentos.

Elena Rodríguez Santos,matrona en el Hospital Universitario La Paz, en Madrid, lo corrobora:

“La recomendación es que la embarazada esté bien hidratada y tome, como mínimo, 2 litros diarios de agua. Si vive en climas calurosos o practica deporte, como es lógico, ha de beber más”.

Durante la lactancia las necesidades vuelven a aumentar, ya que la madre debe “fabricar” leche a diario, en este caso la EFSA recomienda incrementar la ingesta de agua en aproximadamente 700 ml / día.

El agua, necesaria para la vida

Pero, ¿por qué es tan necesaria el agua durante el embarazo? El informe científico “El papel del agua mineral natural en la salud de la mujer” del Instituto de Investigación Agua y Salud, destaca tres puntos: la expansión del volumen plasmático en un 50%, la formación del líquido amniótico y el crecimiento del feto.

Esta demanda produce en algunas embarazadas un aumento de la sed, tal y como confirma Virginia Béjar, que se encuentra en la semana 20 de gestación:

“Tengo más sed, incluso me despierto por la noche con ganas de beber. Llevo siempre una botellita de agua en el bolso y tengo otra en el trabajo, de manera que bebo de continuo. En total, suelo tomar unos dos litros y medio al día”.

Según explica la matrona, “el agua no sólo contribuye al desarrollo del niño porque facilita el transporte de nutrientes, sino que también aporta otros beneficios, ya que durante la gestación se produce presión del feto sobre el intestino, lo que suele dar lugar a estreñimiento, un problema que se alivia al beber agua, ya que ésta facilita el tránsito intestinal“.

El aumento de la ingesta de agua también puede evitar situaciones complicadas durante la gestación, como son las infecciones urinarias o la formación de cálculos renales: “Favorece la función renal, lo que ayuda a eliminar toxinas y a reducir la formación de cálculos renales y de infecciones urinarias“, apunta la experimentada matrona.

Insiste en la importancia del agua durante el primer trimestre de gestación cuando explica que “si la madre sufre vómitos, es fundamental que tome agua para evitar la deshidratación”. Un problema para el que se recomienda hidratarse con pequeños sorbos a lo largo del día, con el fin de que el organismo tolere mejor los líquidos.

¿Cómo hidratarse?

Además de los líquidos, la matrona Elena Rodríguez Santos recomienda tomar alimentos con un alto porcentaje de agua para ayudar a mantener un buen nivel de hidratación, contribuyendo a facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento, tales como frutas y verdura, melón, sandía, fresa, pomelo, uva, naranja, verduras de hoja verde. La matrona recomienda seguir la dieta mediterránea, que incluye muchas frutas y verduras ricas en agua. Un consejo que sí sigue Virginia Béjar durante el embarazo: “Tomo mucha fruta de temporada y verdura, además de caldos, potajes, etc.”

En cuanto al tipo de agua más adecuada para beber, desde el Instituto de Investigación Agua y Salud recomiendan el Agua Mineral Natural, rica en minerales y oligoelementos que ayudan al organismo a satisfacer las necesidades diarias de forma saludable.

1- CANTIDAD: Beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día

El agua es el principal componente de los seres humanos y juega un papel destacado en numerosas funciones fisiológicas, contribuyendo al equilibrio vital de nuestro organismo, por lo que debemos reponer el agua que perdemos diariamente. Al estar embarazada recuerda que los expertos recomiendan incrementar en 300 ml al día para atender la formación del líquido amniótico y el crecimiento del feto.

2- FRECUENCIA:Beber a intervalos regulares.

La pérdida de agua en nuestro organismo se produce de forma constante y generalmente solo bebemos de forma intermitente o muy esporádica.

No esperar a tener sed para beber agua. La sensación de sed es ya un síntoma de alerta que activa nuestro propio organismo para indicarnos que el cuerpo está deshidratado.

La deshidratación afecta al equilibrio anímico de las personas, relacionándose con estados afectivos como la tristeza, el decaimiento, etc.

Uno buen hábito en la ingesta del agua es beber a intervalos regulares (unos 330 ml. cada dos horas aproximadamente).

3- MODO:Bebe despacio y a pequeños sorbos.

En la mayoría de los casos es  habitual ingerir agua (especialmente cuando se tiene mucha sed) de forma rápida o de un solo trago, puesto que el objetivo es saciarse lo antes posible; pero uno buen hábito es la ingesta del agua de forma lenta y en pequeños sorbos.

4- CALIDAD:Agua Mineral Natural

Asegúrate de beber un agua que te garantice una hidratación adecuada y de calidad estés donde estés o vayas donde vayas.

Ciertamente, esa calidad queda garantizada cuando se trata del Agua Mineral Natural por sus especiales características:

  • Es sana y pura en origen y se envasa a pie de manantial, conservando toda su pureza y propiedades saludables.
  • Está libre de tratamientos químicos.
  • Mantiene una composición constante en minerales y oligoelementos.
  • No tiene calorías.

Источник: http://www.bebeaguamineral.com/embarazada-ahora-necesitas-mas-agua/

Por qué beber demasiada agua durante el embarazo no es una preocupación | Bongmi, Caring for Women and Babies

Estoy embarazada y bebo mucha agua

Beber cantidades adecuadas de agua es esencial para cada ser humano. Su importancia solo se duplica si estás embarazada. Beber suficiente agua cuando está embarazada es esencial para usted y para su bebé. Lleva los nutrientes esenciales de los alimentos que usted come a su bebé, lo cual es importante para el desarrollo de un bebé saludable.

Entonces, como una futura mamá, debe saber por qué es importante beber agua y cuánta agua necesita su cuerpo durante el embarazo.

Beber demasiada agua no es una preocupación

No hay nada como beber mucha agua durante el embarazo. De hecho, se recomienda beber mucha agua cuando está embarazada.

Algunas mujeres limitan su ingesta de agua porque creen que beber demasiada agua puede llevar a la retención de agua, pero esto no es cierto. De hecho, evita la retención de agua.

Por lo tanto, no se contenga con el agua potable cuando sienta que ha bebido más agua de lo normal.

Algunas mujeres embarazadas temen que la ingesta excesiva de agua puede conducir a un aumento drástico en la cantidad de líquido amniótico: el líquido que rodea al bebé no nacido es esencial para su crecimiento. En términos médicos, esta condición se conoce como polihidramnios.

Beber mucha agua no causa demasiado líquido amniótico para rodear al bebé. Por lo general, es causada por un bloqueo en el intestino del bebé, un problema en la placenta o debido a un problema genético.

Algunas veces, también se puede formar demasiado líquido amniótico si la madre es diabética.

Algunos otros creen que beber demasiada agua puede causar genitales inflamados. Esto, también, no es verdad. Los genitales hinchados pueden ser un signo de infección que puede tratarse bajo la supervisión de un ginecólogo.

Por lo tanto, si bebe demasiada agua de la que tomaría durante su embarazo, es normal y seguro. De hecho, el agua puede beneficiar a su cuerpo y la salud del bebé. Examinemos cómo el agua desempeña un papel durante el embarazo.

Cómo el agua afecta el embarazo

Además del hecho de que el agua mantiene su cuerpo hidratado, hay otras razones por las que es importante beber suficiente agua durante el embarazo. También es normal beber más agua que su ingesta habitual cuando está embarazada porque necesita agua para usted y para el bebé. Estas son algunas razones por las que el agua es extremadamente importante durante el embarazo.

1. Ayuda a la absorción de nutrientes

El agua es esencial para tu cuerpo y para el bebé porque te ayuda a proporcionar los nutrientes esenciales a las células de tu cuerpo. Además, el agua puede transportar los nutrientes necesarios para el crecimiento saludable del bebé.

El agua, cuando se consume en abundancia, puede ayudar a transportar los nutrientes de los alimentos que come al bebé. Su volumen de sangre aumenta durante el embarazo y beber suficiente agua puede ayudarlo a mantenerse al día con el cambio que sufre su cuerpo.

La ingesta insuficiente de agua puede reducir los nutrientes que recibe el bebé.

2. Previene las infecciones del tracto urinario

El agua no solo es importante para llevar los nutrientes esenciales a su cuerpo y al de su bebé, sino que también es importante eliminar las toxinas del cuerpo.

Las mujeres embarazadas orinan mucho y, por lo tanto, es importante que obtengan suficiente agua para el funcionamiento normal de los riñones y el sistema urinario. Esto, a su vez, no acentúa los riñones del bebé.

Beber suficiente agua también previene las infecciones del tracto urinario que son comunes durante el embarazo. También puede aliviar o prevenir el estreñimiento.

3. Combate el mareo y la fatiga

Es normal que su cuerpo se sienta cansado pronto. Sin embargo, esta sensación aumenta si no bebes suficiente agua. Por lo tanto, beber mucha agua durante el embarazo puede combatir la fatiga y el mareo, dos condiciones que pueden surgir debido a la deshidratación.

Algunas mujeres también experimentan una condición llamada sobrecalentamiento materno, un signo común de deshidratación. Necesitas suficiente agua para regular el calor de tu cuerpo.

Por lo tanto, beba mucha agua para mantenerse a usted y a su bebé a una temperatura corporal normal.

4. Previene contracciones uterinas tempranas

Algunos estudios informan un vínculo entre el trabajo de parto prematuro y la deshidratación. No beber suficiente agua puede causar contracciones inesperadas en el útero y puede instigar sentimientos de temor en la madre y la familia.

5. Mejora la cantidad de líquido amniótico

El líquido amniótico es esencial para el desarrollo del feto. Protege al bebé y también proporciona suficiente espacio para el movimiento del bebé.

Sin embargo, la deshidratación puede causar la reducción de este líquido, lo que puede ser perjudicial para el crecimiento del bebé. Los estudios han informado que la terapia de hidratación mejora la cantidad de líquido amniótico.

Por lo tanto, beber mucha agua puede mejorar la cantidad de líquido amniótico en el cuerpo que es vital para el crecimiento del bebé.

Cuánta agua debe beber durante el embarazo

Debes beber mucha agua durante el embarazo, mucho más agua de la que un ser humano común bebería a diario. Esta sería información vaga para una futura mamá. Por lo tanto, en promedio, una mujer embarazada debe beber al menos 10-13 vasos de agua al día.

Algunos expertos dicen que debe tener cerca de 3 litros de agua todos los días. De los 3 litros, el agua debe representar al menos 50 onzas o 1,5 litros de su ingesta de líquidos. El agua de la comida que usted come puede constituir otras 20 onzas (600 ml). El resto (30 onzas o más / 9o ml) puede provenir de leche, jugos y otras bebidas.

Para algunas mujeres, esto puede parecer mucha agua. No tiene que aumentar su consumo de agua, todo de una vez. Intente beber un vaso a la vez durante el día. Puede disminuir su consumo de agua en la última parte del día para que no tenga que interrumpir su sueño visitando el baño durante la noche.

Consejos para aumentar su ingesta diaria de agua

Si no está acostumbrado a beber tanta agua en un día, aquí hay algunos consejos que puede seguir:

  • Beba un vaso de agua todos los días por la mañana cuando se despierte. Trate de limitar su cafeína durante el embarazo, ya que actúa como un diurético que puede aumentar su consumo de agua.

  • El agua es siempre la mejor opción para mantenerte hidratado; sin embargo, puede tener jugos de frutas y caldo para aumentar su ingesta de líquidos.

  • No esperes a que te sientas sediento. La sed es un signo de deshidratación. Bebe agua de vez en cuando.

  • Para tentempiés, ten frutas jugosas. Esto puede aumentar su ingesta de líquidos.

  • Se recomiendan ejercicios para mujeres embarazadas; sin embargo, no te excedas con ellos. Los ejercicios extenuantes pueden tener efectos adversos sobre su salud. Cuando haga ejercicio, tome un vaso de agua antes de comenzar su entrenamiento.

Entonces, si ha limitado su ingesta de agua, ya no tiene que hacerlo porque sabe que solo puede ayudar con su embarazo y trabajo de parto.

Fuente: https: //www.curejoy.com/content/drinking-too-much-water-during-pregnancy/ solo ayuda con su embarazo y trabajo de parto.

Источник: https://blog.bongmi.com/data/knowledge/es/1086_1516935512.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: