Estoy embarazada y me duele el vientre

Contents
  1. Embarazo: ¿cuándo acudir a urgencias?
  2. Primeras semanas de embarazo
  3. Segundo trimestre
  4. Tercer trimestre
  5. Cómo saber que estoy de parto
  6. Otras causas a tener en cuenta
  7. Consejo de la experta
  8. Estoy embarazada y me duele el vientre
  9. Causas del dolor de vientre en el segundo trimestre de embarazo
  10. Causas del dolor de vientre en el tercer trimestre de embarazo
  11. ¿Cuándo debo acudir a urgencias?
  12. ¿Cómo es el dolor de pechos y útero en tu primer trimestre?
  13. ¿Y por qué se produce este dolor de útero del que se quejan tantas embarazadas?
  14. Cómo son los síntomas de embarazo ectópico
  15. El útero duele porque aumenta de tamaño y rota
  16. Por qué duele el pecho: dolor mamario, a examen
  17. ¿Qué pasa si hacemos la prueba de embarazo demasiado pronto?
  18. ¿Qué puedes hacer para calmar el dolor de senos?
  19. Noto dolor en el bajo vientre, ¿va todo bien en el embarazo?
  20. Dolor en el bajo vientre en el primer trimestre
  21. Dolor en el bajo vientre desde el segundo trimestre
  22. Qué hacer para aliviarlos
  23. Dolor abdominal durante el embarazo
  24. ¿Cuáles  son las causas más comunes del dolor abdominal NO PELIGROSO durante el embarazo?
  25. ¿Qué puedo hacer?
  26. ¿Qué problemas graves, relacionados con el embarazo, pueden causar dolor abdominal?
  27. Causas de dolor abdominal NO relacionadas con el embarazo
  28. Conclusión
  29. Referencias
  30. Molestias abdominales durante el embarazo
  31. Dolor abdominal y complicaciones en el embarazo
  32. ¿Dolor abdominal o contracciones reales?
  33. Cojín de huesos de cereza y bolsas térmicas
  34. Masajes
  35. Bandas para el vientre y fajas
  36. ¿Cuándo es necesario que un médico trate el dolor abdominal?
  37. Recomendados Bebitus

Embarazo: ¿cuándo acudir a urgencias?

Estoy embarazada y me duele el vientre

Seguro que alguna de vosotras malasmadres, que habéis estado embarazadas o lo estáis actualmente, no habéis sabido bien cuándo acudir a urgencias.

A veces dudamos de si lo que sentimos es normal o no, por este motivo hoy nuestra colaboradora y ginecóloga Sofía Fournier ha querido elaborar este post en el que nos expone las situaciones o motivos por los que sí debieramos ir al hospital. ¡No os perdáis este interesante post!

*Podéis seguirla en , , instagram y en su blog.

Bueno chicas, aquí estoy de nuevo, y hoy vamos con un tema que creo que os puede ser muy útil a las embarazadas: os voy a comentar los principales motivos por los que yo creo que deberíais ir a Urgencias.

Porque cuando una se embaraza a veces se agobia demasiado por síntomas que son totalmente normales, le sale una vena hipocondríaca que desconocía totalmente y le entran unas angustias vitales que no la dejan dormir.

También está el otro extremo, la Malamadre que piensa: no, yo no quiero quedar de primeriza novata, seguro que esto es normal, total, ¿para qué ir al hospital a molestar? En fin, que como en todo en la vida, lo importante es encontrar un equilibrio.

Y con este listado de motivos por los que sí que creo que hay que ir a urgencias espero poder ayudaros a encontrar ese equilibrio, obviamente puedo olvidarme algún motivo, y además, por encima de todo, el criterio de si debéis acudir o no a urgencias es vuestro.

Primeras semanas de embarazo

Durante las primeras semanas del embarazo, que es cuando más agobios y dudas os pueden entrar, hay varios motivos que sí justifican una visita al hospital:

  • Sangrado vaginal en cantidad similar a una regla (pequeñas pérdidas rosadas o marrones pueden ser normales en las semanas iniciales del embarazo).
  • Dolor intenso en el bajo vientre (molestias tipo regla son súper frecuentes en el primer trimestre).
  • Náuseas y vómitos que te impiden una ingesta de líquidos o alimentos durante más de 12 horas.

Segundo trimestre

Las causas que te deberían hacer consultar en el segundo trimestre son las siguientes:

  • Dolor abdominal similar a una regla intensa o a un retortijón, que se repite cada poco tiempo (cada 20 minutos, por ejemplo) y que no mejora en reposo. Podrían ser contracciones, conviene comprobar que el cuello del útero sigue largo y que no representan una amenaza de parto prematuro.
  • Cambio sustancial en el patrón de movimientos del bebé, o no notar movimientos durante un largo periodo de tiempo (antes de agobiarte demasiado, por eso, te recomiendo lo siguiente: bajar el ritmo, comer algo, tumbarte y esperar unos diez minutos… ¡Verás como el peque se empieza a mover!).
  • Sangrado en cantidad similar a una regla.
  • Sensación de pérdida de líquido de forma que no puedes controlar.
  • Dolor difuso e intenso en toda la barriga, que no cambia de intensidad pero que es sordo y continuo.

Tercer trimestre

Y en el tercer trimestre los motivos por los que acudir al hospital son prácticamente los mismos que los del segundo trimestre, sumando al final de todo del embarazo los signos de ponerse de parto y añadiendo algún otro como:

  • Incremento de peso de forma muy brusca, generalmente acompañado de hinchazón importante de piernas y tobillos.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Picor intenso en la piel, predominantemente en las manos y los pies, y que se acentúa por la noche.

Cómo saber que estoy de parto

  • Romper la bolsa de las aguas: notarás como un líquido caliente se escurre entre las piernas, y no lo puedes controlar (es decir, por si te entra una duda: no es pipí, porque intentas controlar dicha pérdida y el líquido sigue saliendo igual). ¿Si rompes aguas has de correr para ir al hospital? ¡No, tranquila! (Hollywood ha hecho mucho daño a la obstetricia). Tienes tiempo de darte una ducha, acabar de recoger las cosas y salir tranquilamente hacia el hospital. Si las aguas no son claras o bien eres portadora de streptococo (cosa que ya te habrá comentado tu gine en la consulta), entonces te aconsejo que no tardes más de 1 hora en llegar, en caso contrario podrías tardar hasta 4-6 horas sin problemas.
  • Empezar con contracciones: para saber que seguro que son las de parto y llegar al hospital en plan “profesional” mi consejo es que aguantes en casa con contracciones dolorosas cada 3 o 4 minutos durante como mínimo un par de horas. ¿Y cómo de dolorosas? Pues a ver, no te vas a desmayar ni nada por el estilo, pero es un dolor bastante intenso, que te obliga a dejar de hacer lo que estabas haciendo, mucho más fuerte que el dolor de regla, que se acompaña de la barriga muy dura y en ocasiones de dolor en la zona lumbar.

Otras causas a tener en cuenta

Luego existen toda otra serie de motivos que os deberán hacer consultar en urgencias independientemente de las semanas de embarazo en las que os encontréis:

  • Fiebre por encima de 38º: aunque creáis que es un resfriado o una gripe, si tenéis fiebre alta debéis consultar en urgencias. Cierto que estando embarazada te puedes poner enferma como cuando no lo estás, y puedes pasar una gastroenteritis o una gripe, pero conviene asegurarse que no está afectando al embarazo y valorar qué tratamiento puedes hacer.
  • Molestias al orinar: las infecciones de orina son mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres, pero si encima estás embarazada es algo relativamente habitual, y que conviene tratar.
  • Cambios en el flujo vaginal (flujo que molesta, ocasiona picor o es muy abundante).
  • Varices muy dolorosas, hemorroides que molestan.
  • Si recibís de forma accidental un golpe fuerte o una contusión en el abdomen.
  • Si os ocurre cualquier cosaque os haría acudir a urgencias sin estar embarazadas: torceduras de tobillo, picaduras raras de insectos, etc.
  • Malestar generalizado, con dolor difuso en la barriga y presencia de fiebre o febrícula.

Consejo de la experta

Si bien he intentado comentaros los motivos más frecuentes que os deberían hacer ir a urgencias, pueden surgir infinidad de situaciones que no os haya explicado.

Además, nunca olvidéis esto: si estando embarazadas os ocurre algo que creéis que no es normal, no seáis tontas y consultad en urgencias.

 Siempre es mejor tener que volver a casa pensando, vaya, era una tontería pero al menos me he quedado tranquila que arrepentirse luego por no haber ido.

Источник: https://clubdemalasmadres.com/embarazo-cuando-acudir-a-urgencias/

Estoy embarazada y me duele el vientre

Estoy embarazada y me duele el vientre

El dolor abdominal en el embarazo puede ser causado por el crecimiento del útero, estreñimiento o gases, y puede ser aliviado a través de una alimentación equilibrada, actividad física o con la ingestión de algunos té. 

Durante el primer trimestre de embarazo una de las principales causas del dolor en el abdomen son:

– Infección urinaria. La infección urinaria es un problema muy común en la gestación que, normalmente, surge al inicio del embarazo.

La cistitis es el nombre de la infección de la vejiga y, aunque lo más común es que como hemos dicho ocurra al principio del embarazo, puede estar presente en cualquier periodo de la gestación.

Si sospechas que puedes tener una infección urinaria debes ponerte en contacto con el médico que sigue tu embarazo cuanto antes, debes evitar que la infección se expanda y pueda llegar a los riñones.

Además del dolor abdominal, las infecciones urinarias presentan otros síntomas: dolor o sensación de ardor al orinar, necesidad de orinar con frecuencia, dificultad para contener la orina, ganas de orinar teniendo la vejiga vacía, dolor o sensación de peso en la vejiga, sangre en la orina, etc.

– Embarazo ectópico. El embarazo ectópico ocurre debido al crecimiento del feto fuera del útero, siendo más común en las trompas y, por esto, puede surgir hasta las 10 semanas de gestación.

Cualquier localización del cuerpo de la mujer que no sea el útero no es compatible con un embarazo y puede causar complicaciones en la mujer cuando el feto comienza a crecer. El embarazo ectópico se considera una emergencia médica.

Además del dolor abdominal tiene otros síntomas como dolor al evacuar, sangrado vaginal, rigidez en los músculos abdominales, presencia de alguna masa palpable en la ingle, náuseas y vómitos, etc. Normalmente, el diagnóstico se realiza por ultrasonido.

– Aborto espontáneo. El aborto es una situación de emergencia que, generalmente, ocurre antes de las 20 semanas. Causa dolor abdominal en el bajo vientre, sangrado vaginal o pérdida de líquidos por la vagina, salida de coágulos o tejidos y dolor de cabeza.
 

Causas del dolor de vientre en el segundo trimestre de embarazo

En el segundo semestre de embarazo normalmente es causado por problemas como:

– Preeclampsia. La preeclampsia es el aumento de la presión arterial en el embarazo, de forma súbita y difícil de tratar. Se caracteriza por el dolor abdominal acompañado por la hinchazón en la cara, en las manos y en las piernas, dolor de cabeza, visión borrosa, náuseas y vómitos. Además, la preeclampsia puede hacer que una mujer tenga convulsiones.  

– Desprendimiento de la placenta.

El desprendimiento de la placenta es un problema grave del embarazo que se puede desarrollar después de las 20 semanas y que puede provocar parto prematuro o aborto, dependiendo de las semanas de gestación, aunque lo más común es que la placenta se desprenda en el tercer trimestre.

Los síntomas que acompañan al dolor abdominal intenso (y lumbar) en el desprendimiento de placenta son sangrados vaginales (que pueden ser voluminosos o discretos), contracciones uterinas o hipotensión arterial (en el caso de sangrados muy abundantes). 

– Contracciones de entrenamiento.

Las contracciones de Braxton-Hicks son las contracciones de entrenamiento del útero que normalmente surgen después de las 20 semanas y duran menos de 60 segundos, pero que generalmente provocan poco dolor abdominal.

Estas contracciones suelen ser cortas, irregulares y de baja frecuencia. No aumentan el riesgo de los partos prematuros y causan más molestias que dolor. Por lo general, cambiar de posición y quedarse en reposo es algo suficiente para que desaparezcan.
 

Causas del dolor de vientre en el tercer trimestre de embarazo

– Estreñimiento y gases. El estreñimiento es más común al final del embarazo debido al efecto de las hormonas y de la presión que el útero ejerce sobre el intestino, lo que hace que se disminuya su funcionamiento, facilitando el desarrollo de estreñimiento y de gases. 

– Dolor en el ligamento redondo. El dolor en el ligamento redondo surge debido al estiramiento excesivo del ligamento que une el útero a la región pélvica debido al crecimiento de la barriga. Este tipo de dolor es un malestar común durante el embarazo.

Alrededor de tu útero se encuentran unos ligamentos llamados ligamentos redondos. A medida que tu útero crece durante el embarazo, los ligamentos se estiran y se espesan para proporcionarle más apoyo.

  Estos cambios a veces causan dolores agudos en uno o ambos lados del abdomen.

Es posible que el dolor en los ligamentos redondos se sienta como una punzada aguda si cambias de posición repentinamente; por ejemplo, al levantarte de la cama, de una silla, o cuando toses, te das la vuelta en la cama o sales de la bañera. También puedes sentir un dolor sordo después de un día muy activo; por ejemplo, si has caminado mucho o has hecho alguna otra actividad física.

Aunque el dolor de los ligamentos redondos es un malestar común e inofensivo, los dolores abdominales fuertes durante el embarazo pueden indicar un problema obstétrico serio, como el parto prematuro, la preeclampsia severa o el desprendimiento de la placenta, así como un problema médico que no está relacionado con el embarazo, como la apendicitis. Por eso, es importante que la mujer consulte al obstetra o vaya inmediatamente al hospital para recibir el tratamiento adecuado si tiene dolor fuerte en la zona del vientre.

– Trabajo de parto: cualquier parto que ocurra después de la semana 37 de gestación se considera un embarazo normal (parto a término). Cuanto antes sea el parto, menos tiempo ha tenido el bebé a desarrollarse, así que tendrá mayor riesgo de complicaciones.

Los síntomas de que el trabajo de parto ha empezado son: contracciones uterinas frecuentes y ritmadas, que se intensifican a medida que el tiempo pasa, sangrado vaginal leve, rotura de la bolsa de agua, sensación de presión en la región pélvica.

Si no estás en las últimas semanas de gestación y detectas alguno de estos síntomas, debes ponerte en contacto con tu médico.

Otras causas menos comunes del dolor abdominal en el embarazo son:

– Rotura uterina

– Infección del líquido amniótico

– Útero encarcelado

– Esteatosis hepática del embarazo 

– Hemoperitoneo espontáneo
 

¿Cuándo debo acudir a urgencias?

El dolor abdominal persistente y del lado derecho, próximo a la cadera y fiebre baja puede indicar apendicitis, una situación que debe ser diagnosticada y tratada cuanto antes, ya que requiere cirugía para evitar complicaciones mayores.

También se debe acudir a urgencias cuando se presenten estos síntomas:

Dolor abdominal fuerte antes de las 12 semanas de embarazo, con o sin sangrado vaginal

Sangrado vaginal y cólicos fuertes

Fuerte dolor de cabeza

Más de 4 contracciones en 1 hora durante 2 horas

Hinchazón de las manos, piernas y rostro

Dolor al orinar, dificultad para orinar o presencia de orina con sangre

Fiebre y escalofríos

Estos síntomas pueden indicar complicaciones como aborto espontáneo, embarazo ectópico, preeclampsia o parto prematuro, así que debes consultar a tu profesional de la medicina por si acaso.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/estoy-embarazada-y-me-duele-el-vientre-9407

¿Cómo es el dolor de pechos y útero en tu primer trimestre?

Estoy embarazada y me duele el vientre

A lo largo de todo el embarazo, tus mamas se preparan para su principal cometido: dar el primer alimento a tu hijo y «fabricar» la leche que le proporcionará todos los nutrientes necesarios para vivir.  Y para ello todas las hormonas, las placentarias, los estrógenos, la progesterona y la prolactina materna, provocan en ellas algunas modificaciones, algunas no demasiado agradables, como el dolor mamario

Notarás también dolor uterino, similar al que quizás sientes con la menstruación, que te acompañará e irá variando en intensidad durante las primeras semanas de embarazo.

Hay que tener en cuenta que este pequeño órgano (sin ninguna otra misión dentro de tu organismo que ser el «recipiente» para que el feto se desarrolle) crecerá y crecerá a lo largo de todo el embarazo para poder alojar a tu hijo y al órgano encargado de darle el alimento y el oxígeno que precisa para vivir dentro de ti, la placenta. 

Es muy frecuente que al principio del embarazo muchas gestantes noten dolor en el bajo vientre o la zona baja de la tripa muy similar al que experimentan cuando les va a “bajar la regla».

Es el dolor uterino, que te acompañará con mayor o menor intensidad durante el primer trimestre de embarazo.  Estas molestias se deben a los cambios que se producen en el útero, órgano compuesto de cuerpo y cuello uterino.

Es de tamaño pequeño y casi sólido y en la mujer no gestante mide unos 8 centímetros de longitud, 5 centímetros de ancho, pesa de 50 a 80 gramos y tiene una capacidad de unos 10 ml.

¿Y por qué se produce este dolor de útero del que se quejan tantas embarazadas?

La doctora Miriam de la Puente lo explica: la distensión del útero es lo que produce los dolores del primer trimestre; unas molestias que son muy similares a las de la menstruación aunque con algunos detalles particulares que los diferencian. 

En el segundo trimestre, suelen mitigarse o producirse un cambio en las sensaciones dolorosas.

«A partir de la semana 22 o 24 de embarazo -indica la especialista-, el crecimiento de útero 'tira' de ligamento redondo, por lo que la madre puede notar ciertas molestias en una zona lateral del abdomen. Hablamos entonces del síndrome del ligamento redondo». Pero no todas la embarazadas notan este dolor lateral del abdomen.

Muchas mujeres que notan estos dolores abdominales aún no saben que están embarazadas pero pueden tener alguna sospecha. La doctora de la Puente nos da las claves para diferenciar entre los tipos de dolores que deben llevarnos a la consulta de urgencias para descartar dos patologías:

Cómo son los síntomas de embarazo ectópico

  • Paciente sin regla
  • Empieza tener un manchado escaso
  • Dolor más intenso que el de una menstruación, parecido a un cólico
  • El dolor no remite de ninguna forma

El útero duele porque aumenta de tamaño y rota

Este crecimiento uterino al comienzo del embarazo se debe a la acción de los estrógenos y la progesterona, hormonas que están muy aumentadas en la gestación.   

  • Después del primer trimestre, el útero se adapta a las dimensiones del bebé que crece dentro de él.
  • En las primeras semanas del embarazo, al mismo tiempo que el útero crece, cambia su posición: rota a la derecha de la cavidad abdominal, en un proceso que se llama dextrorrotación.
  • También comprime y desplaza la musculatura y los tendones de la zona y el intestino. Así que no tiene por qué extrañar que notes algunas molestias, o incluso dolor uterino en los primeros compases de la gestación.
  • ¿Cómo son los cambios fisiológicos las mamas en el embarazo? 

Por qué duele el pecho: dolor mamario, a examen

Es probable que días antes de hacerte el test del embarazo, cuando solo sospechas que en tu interior ha empezado a gestarse una nueva vida, notes que el pecho te duele. Pero, de momento, esa tensión mamaria la achacas al síndrome premenstrual.

Por eso, la ginecóloga Miriam de la Puente aconseja «diferenciar el dolor mamario premenstrual del dolor debido al embarazo».

¿Cómo? Realizando un test de embarazo después de los 35 días sin regla (en caso de periodos de 28 días), es decir, con 5 o 6 semanas de amenorrea [sin menstruación].

¿Qué pasa si hacemos la prueba de embarazo demasiado pronto?

«La mujer puede tener un resultado positivo en su prueba de embarazo pero que el embrión no se implante en el útero finalmente: tendrá su regla más tarde y no precisará tratamiento ninguno.

Son los llamados abortos bioquímicos, que no van a tener ninguna repercusión en la historia ginecológica de la paciente, pero van a generarle una gran ansiedad», explica la doctora de la Puente.

A medida que los días pasan, notarás que esa sensibilidad aumenta, además de cierta sensación de hormigueo y compruebas que pechos empiezan a crecen. Son los primeros síntomas de embarazo. 

  • Todos estos síntomas se deben a que en tus mamas se incrementa la grasa y los lóbulos o ácinos, que es donde se produce y se almacena la leche, y los conductos (o galactóforos) por donde saldrá cuando tu hijo empiece a mamar.
  • Al aumentar la masa y el metabolismo mamario es necesario un mayor aporte de sangre, por ello aumenta la vascularización y apreciarás que las venas se notan claramente en la piel de ambas mamas.
  • Los pezones se vuelven más sensibles y son eréctiles al roce. Incluso si decides o no sueles no ponerte sujetador, es fácil que la leve fricción de la camiseta te moleste.
  • Las areolas se pigmentan y aumenta su circunferencia -el proceso se llama hiperpigmentación- y se observan pequeños bultitos o glándulas sebáceas o tubérculos de Montgomery.  

¿Qué puedes hacer para calmar el dolor de senos?

Una vez que confirmes el embarazo, compra un sujetador que se ajuste a las nuevas medidas de tu pecho.

  A los pocos días, la tensión mamaria suele ir cediendo y desaparece en la mayoría de los casos a mediados del segundo trimestre de embarazo.

  Además de las tallas que aumente tu pecho durante el embarazo, ten en cuenta que la subida de la leche (a las 48 horas del parto) volverá a producir un aumento de volumen en la mamas.

Artículos Relacionados Tu ejercicio en el embarazo El embarazo por sí solo produce cambios en la anatomía y fisiología de la mujer, que suponen una adaptación continua para permitir el adecuado desarrollo del feto, preparación al parto y la lactancia. Por todo esto, la práctica de ejercicio físico afectará de manera distinta a la gestante… La mujer debe conocer y preparar sus mamas para el momento de ser madre, con el fin de detectar situaciones diferentes a la normalidad y acudir al especialista, así como conocer y afrontar esos cambios que las hormonas han producido en su pecho dedicados a una lactancia materna de la forma… Existe una fusión entre la mama y la gestación, la patología mamaria y la Obstetricia, que refleja los diferentes cambios que las mujeres pueden experimentar en su pecho durante el embarazo. En este y en sucesivos artículos vamos a dar a conocer a las embarazadas todos las modificaciones… Dificultades de la lactancia La ingurgitación mamaria es un proceso fisiológico de la lactancia, pero suele ser un momento de abandono de la misma. Sin embargo, manejándola correctamente puede pasar casi sin darte cuenta. Imagina que ya estás en casa y notas la subida de la leche: tienes el pecho más lleno y sensible…

Источник: https://www.natalben.com/dolor-en-el-embarazo/primer-trimestre-embarazo-dolor-mamario-uterino

Noto dolor en el bajo vientre, ¿va todo bien en el embarazo?

Estoy embarazada y me duele el vientre

Las dudas durante la gestación surgen continuamente, y los pinchazos y molestias que muchas embarazadas notan en el bajo vientre son motivo de preocupación, especialmente las primeras semanas. En este post te contamos por qué se producen y las situaciones en las que debes darle verdadera importancia.

Este dolor se localiza por debajo del abdomen y entre los huesos de la cadera. Muchas mujeres lo describen como una molestia similar a la que producen los cólicos menstruales. Puede aparecer de manera repentina y ser intermitente, o manifestarse con pinchazos más constantes.

Sea como sea, ten presente que, de manera temporal, sentir estos dolores en el bajo vientre durante el embarazo es totalmente normal. Para llevar un control de todos los síntomas y cambios que se producen en el embarazo semana a semana, consulta nuestra Guía del embarazo.

Dolor en el bajo vientre en el primer trimestre

Las molestias en el bajo vientre durante este periodo son normales y propias del embarazo, y la causa principal es que, para poder acomodar al feto, los huesos y los ligamentos se estiran y se mueven, dando lugar a estos pinchazos.

Además, durante el primer trimestre, son numerosos los cambios a nivel hormonal que el cuerpo de la mujer experimenta, y que también le afectan a nivel digestivo e intestinal, como las náuseas, digestiones más pesadas, estreñimiento, sensación de hinchazón y acumulación de gases.

Como comentábamos anteriormente, notar este dolor es absolutamente normal, pero se alarga en el tiempo, se agudiza, y/o si viene acompañado de sangrado, lo más recomendable es acudir al médico para que valore la evolución del embarazo y descarte cualquier problema.

Dolor en el bajo vientre desde el segundo trimestre

A partir de la semana 12, el útero se ha abierto paso en el abdomen y se prepara para seguir creciendo, por lo que, a las molestias del primer trimestre, también se suman otras a nivel abdominal causadas principalmente por la compresión de los órganos en la zona. Además, es en el segundo trimestre cuando comienzan las conocidas contracciones de Braxton Hicks, así como las molestias o dolores del ligamento redondo:

  • Contracciones de Braxton Hicks. Se trata de contracciones que no son de parto, y que sirven como entrenamiento para el útero. Suelen ser cortas e irregulares y no suponen ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.
  • Dolor del ligamento redondo. Este ligamento es el encargado de comunicar el útero con la pelvis, y debido al aumento del útero, el ligamento se sobrecarga, doliendo en la parta baja del vientre, en el área de la pelvis. Se nota principalmente a través de pinchazos al cambiar de posición, al toser, estornudar o al incorporarse.

Al igual que en el primer trimestre, te recomendamos que, ante cualquier dolor abdominal y lumbar intenso, acudas a que te examine un profesional. También si notas contracciones más dolorosas y rítmicas que las de Braxton Hicks o si intuyes que ha habido rotura o fisura de la bolsa del líquido amniótico.

Qué hacer para aliviarlos

No hay ninguna fórmula para evitarlos o eliminarlos, pero sí podemos darte algunas pautas para que lleves mejor estos pinchazos en el bajo vientre:

  • Ante todo, calma. Si sientes las molestias, lo mejor es que pares lo que estés haciendo e intentes relajar al máximo la tensión abdominal. Si te apetece, puedes sentarte o tumbarte y realizar algunas respiraciones profundas que te ayuden a relajar toda la zona del abdomen.
  • Evita la acumulación de gases. Mantén una dieta equilibrada intentando no abusar de alimentos que generen más gases, evitando también las bebidas o refrescos con gas. 
  • Toma alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento. Si se alarga en el tiempo, consulta con tu médico.

Es relación a los dos últimos puntos, si te preocupa tu alimentación durante el embarazo y quieres cubrir todos los requerimientos que tu cuerpo y los del futuro bebé necesitan, DONNAplus embarazo es un suplemento alimenticio rico en vitaminas, minerales, y ácidos grasos omega-3 que cumple con las recomendaciones de los expertos en ginecología y obstetricia.

Como ves, sentir en algunos momentos esos pinchazos o dolor leve en el bajo vientre durante el embarazo es muy común. ¿Te quedas más tranquila sabiendo cuáles son las causas? ¡Esperamos haber resuelto tus dudas!

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/embarazo-dolor-bajo-vientre

Dolor abdominal durante el embarazo

Estoy embarazada y me duele el vientre

Llevar un bebé en el vientre pone mucha presión en los músculos, ligamentos y venas además en los órganos internos de tu cuerpo, así que no es de extrañar que tengas algunas molestias, en especial en la zona del estómago. Tu futuro bebé reclama su espacio dentro de tu cuerpo y obliga a los órganos de la zona a adaptarse.

El dolor abdominal durante el embarazo es algo bastante común y puede deberse a los numerosos cambios que provoca un embarazo como puede ser el agrandamiento del útero, la posición del bebé o sus movimientos, las contracciones de Braxton – Hicks y el estiramiento de los ligamentos (llamados ligamentos redondos) que sostienen tu útero dentro del abdomen.

El dolor abdominal que llega súbitamente, que es persistente y que está asociado con otros problemas como náusea, vómito, sangrado vaginal o contracciones, sugiere que el dolor no se debe a los cambios normales del embarazo sino a otro problema.

¿Cuáles  son las causas más comunes del dolor abdominal NO PELIGROSO durante el embarazo?

No todas las molestias abdominales son síntomas de problemas graves durante el embarazo,  por ejemplo si se presentan pequeños cólicos  durante el orgasmo o inmediatamente después, mientras sean de corta duración, son normales y no hay por qué alarmarse.

Enseguida presentamos algunas de las causas de molestias abdominales que pueden presentarse, pero recuerda, si no estás segura de lo que pasa, o si la molestia es severa o persistente, llama de inmediato a tu médico.

Dolor por acumulación de gases en el intestino: el incremento normal de progesterona durante el embarazo puede influir a muchos órganos, uno de ellos es el intestino que disminuye el ritmo de la digestión ocasionando estreñimiento y acumulación de gases que van a producir sensación de que estás demasiado “llena”, eructos, ventosidad, malestar y dolor abdominal, en especial después de comer mucho. Todo esto se puede ver incrementado además por:

  • La presión que ejerce el útero en crecimiento sobre el estómago e intestinos.
  • Ciertos alimentos empeoran la formación de gases, pero no afectan a todas las personas del mismo modo. Algunos forman gases con ciertas comidas que a otros no les molesta. En general los almidones (pastas y papas), algunos alimentos ricos en fibra (como salvado de avena y frijoles) y alimentos que contienen ciertos azúcares (como el repollo y coliflor) producen gas a muchas personas. Las mujeres que tienen dificultades para digerir productos lácteos posiblemente sufran de estos problemas si comen esos alimentos durante el embarazo.

¿Qué puedes hacer? Las siguientes sugerencias te ayudarán a evitar la acumulación de gases en el intestino:

  • Trata de controlar la cantidad de aire que tragas. Come varias comidas pequeñas durante el día en lugar de comer pocas comidas abundantes. No comas apurada. Tómate tu tiempo, mastica bien los alimentos y no hables mientras comes. Evita tomar bebidas de una botella o con un popote. Toma menos bebidas gaseosas o refrescos. No te tomes la bebida de un trago. Evita la goma de mascar o chupar caramelos duros.
  • Identifica los alimentos que te causan malestar. Lleva un diario de lo que comes para ver qué alimentos te causan problemas. Reduce esos alimentos de ser posible siempre y cuando comas una dieta sana. Limita el consumo de alimentos grasosos y fritos que pueden empeorar la hinchazón.
  • Pregunta antes de tomar remedios sin receta. Habla con tu médico antes de tomar esos remedios porque algunos pueden ser peligrosos durante el embarazo. Recuerda  si no estas segura de que tipo de molestia sientes en el abdomen  no te auto diagnostiques, consulta a tu médico.

Estiramiento de los ligamentos. Por lo general este dolor comienza en el segundo trimestre. Tu útero está sostenido por bandas gruesas de ligamentos que van de las ingles a los lados el abdomen.

A medida que tu útero crece, los ligamentos que lo sostienen se estiran y adelgazan para ir acomodando el peso que va en aumento.

Este peso jala los ligamentos causando dolores en el vientre bajo que son cortos, fuertes y punzantes o un dolor continuo y que puedes sentir en uno o ambos lados del bajo vientre o en la parte inferior de la ingle.

Muchas mujeres suelen sentir un dolor agudo cuando se levantan de la cama, de una silla o de la bañera, cuando tosen o puede ser un dolor sordo cuando han tenido un día particularmente activo, si has estado caminando mucho o haciendo alguna otra actividad física. Llama a tu médico cuando la molestia continúa después de haber descansado.

Cirugías previas de abdomen.

Si te han realizado alguna cirugía de abdomen especialmente de las trompas o de los ovarios es posible que tengas dolor, debido al estiramiento de las adherencias, que son bandas de tejido cicatrizal  que se forman después de una cirugía y que se adhieren a otras estructuras  como a las paredes del abdomen. El aumento constante del útero puede estirar estas bandas y hasta romperlas. El dolor puede ser intenso.

Acidez estomacal (agruras): los cambios hormonales mencionados pueden también causar una disminución en el tono del esfínter del esófago y esto va a provocar un reflujo que dará síntomas de indigestión y acidez estomacal.

Contracciones de Braxton-Hicks: A veces, después de la mitad del embarazo, puede que comiences a notar alguna contracción ocasional en el útero (endurecimiento ocasional del útero).

Antes de la semana 37, estas contracciones, llamadas de Braxton-Hicks, deberían ser poco frecuentes, irregulares y principalmente sin dolor.

Llama a tu médico si están acompañadas de dolor en la parte inferior de la espalda, si sientes más de cuatro contracciones por hora (incluso si no son dolorosas), si se producen a intervalos regulares o si tienes algún otro síntoma de parto prematuro.

Cuando ya estás cerca de la fecha, las contracciones pueden ser señal de que estás en labor de parto. En ese caso, las contracciones son regulares y se sienten en intervalos de 5 a 10 minutos.

¿Qué puedo hacer?

Cuando sientas dolor abdominal, siéntate, eleva las piernas y relájate. Los síntomas se aliviarán pronto si descansas cómodamente y puede ayudarte a identificar que tipo de molestia sientes.
 Otras sugerencias:

  • Evita cambiar rápidamente de posición, en especial cuando gires bruscamente de la cintura.
  • Cuando sientas dolor, dóblate hacia el dolor para aliviarlo.
  • Para aliviar los dolores producidos por el gas, camina, has algunas tareas domésticas livianas o cambia de posición.
  • Toma abundantes líquidos. La deshidratación puede causar contracciones de Braxton Hicks
  • Toma un baño de regadera no muy caliente o ponte la bolsa de agua caliente cubierta con una toalla  en el sitio que te duele.

¿Qué problemas graves, relacionados con el embarazo, pueden causar dolor abdominal?

Como ya lo mencionamos, las molestias ocasionales en el abdomen durante el embarazo pueden ser  inofensivas, pero también pueden ser un síntoma de algún problema serio relacionado con el mismo embarazo. Estas son las más comunes:

Embarazo ectópico. Este tipo de embarazo ocurre cuando el huevo se implanta fuera del útero y esto puede ser la causa de dolor al principio del embarazo. Este problema puede ser muy grave si no se atiende de inmediato.

Llama a tu médico si tienes cualquiera de los siguientes síntomas: dolor abdominal que se empeora con el movimiento o cuando vas al baño o toses, y que se puede reflejar en el hombro, manchado vaginal o sangrado vaginal, Esta grave afección exige atención médica inmediata.

Si se trata de un embarazo ectópico, el dolor empeorará, si el sangrado es muy abundante o presentas signos como pulso rápido, mareos, desmayo, palidez, tienes la piel húmeda, llama una ambulancia o vete al hospital de inmediato.

Aborto: Se considera un aborto cuando el embarazo se pierde antes de las 20 semanas. El sangrado vaginal es, generalmente, el primer síntoma el cual sigue con un dolor abdominal que se inicia unas horas o días después.

Este sangrado puede ser ligero o fuerte y el dolor puede sentirse como tipo cólico o puede ser persistente, suave o agudo y puedes sentirlo como un dolor en la parte baja de la espalda o como una presión en la pelvis.

  Es importante que si tienes cualquiera de estos síntomas llames de inmediato a tu médico.

Parto prematuro: Se considera que estás en “parto prematuro” cuando empiezas con contracciones que pueden dilatar y borrar el cuello del útero antes de la semana 37 del embarazo. Llama a tu médico o acude al hospital de inmediato si sientes dolor abdominal con estos síntomas:

  • Un aumento en el flujo vaginal o un cambio en el tipo de flujo (si se vuelve más acuoso, o sanguinolento o incluso si está un poco rosado o manchado con sangre).
  • Manchado vaginal o franco sangrado
  • Dolor abdominal de tipo de cólico menstrual o más de cuatro contracciones en una hora (aún cuando no sean dolorosas).
  • Sensación de presión en la zona pélvica que aumenta. Sientes como si el bebé empujara hacia abajo.
  • Dolor en la parte baja de la espalda (especialmente si nunca habías tenido este tipo de dolor).

Abruptio placenta o desprendimiento de la placenta: Es una condición muy grave en la cual la placenta se separa del útero parcial o completamente antes de que el bebé nazca.

Hay una gran variedad de síntomas, en algunos casos puede haber un sangrado abundante pero en otros puede no notarse al principio o puede ser muy leve o puedes ver un líquido sanguinolento si se llega a romper la bolsa.

Puede haber dolor en el útero, en la parte baja de la espalda, puedes tener contracciones frecuentes o bien el útero puede contraerse y permanecer endurecido como si fuera una contracción que no se quita. Puedes también notar una disminución notable en la actividad del bebé. Es importante que te den atención médica urgente.

Preeclampsia: es un desorden complejo del embarazo que produce cambios en tus vasos sanguíneos y puede afectar a diferentes órganos incluyendo el hígado, los riñones, el cerebro y la placenta.

Con preeclampsia severa puedes tener dolor intenso abdominal, un dolor de cabeza severo, problemas de visión (como visión borrosa o que ves manchas), náusea o vómito. Si tienes cualquiera de estos síntomas, llama a tu médico de inmediato.

Infecciones del tracto urinario: al estar embarazada, puedes ser más susceptible de tener infecciones del tracto urinario de cualquier tipo incluyendo las infecciones del riñón.

Los síntomas incluyen cualquier molestia que tengas al orinar y dolor abdominal bajo (generalmente es justo arriba del hueso del pubis), tienes urgencia de orinar frecuentemente y tu orina tiene mal olor y color.

Llama a tu médico de inmediato porque las infecciones no tratadas pueden ser causa de parto prematuro.

Infección del líquido amniótico. La infección del saco y del líquido amniótico donde se encuentra alojado el bebé, puede causar fiebre, dolor abdominal, contracciones y desencadenar el trabajo de parto. Es muy frecuente ver esta situación cuando  se presenta la ruptura prematura de membranas.

Cólico hepático: Durante el embarazo la vesícula biliar, al igual que los intestinos, puede ver  afectado su funcionamiento y no puede secretar sus enzimas digestivas de manera normal; esto puede ocasionar un dolor  muy parecido al que se presenta cuando hay  piedras en la vesícula. El dolor es agudo, punzante y se localiza en la parte superior del lado derecho debajo de las costillas.

Causas de dolor abdominal NO relacionadas con el embarazo

Existen otros problemas y condiciones que pueden causar dolor abdominal tanto si estás embarazada como si no lo estás. Algunas de las que tu médico puede considerar son: virus estomacales, intoxicación con alimentos,  apendicitis, cálculos en los riñones, hepatitis, enfermedad de la vesícula o pancreatitis.

features a huge selection of replicas relojes at low prices. Fake aluminum rolex how much money? Her explanation replica rolex.

what about fake scalp wigs? highline wigs wearers are continuously on the quest to find the next lace wig that delivers a look that looks real, undetectable, and glam, what exactly are they? so, without further delay here is everything you’ll need to know about fake scalp wigs. 4000+ finest 5d diamond painting kits to choose from.

Obstrucción intestinal: Conforme el útero va aumentando de tamaño durante el embarazo, se aumenta la posibilidad de que se presente una obstrucción intestinal.

La causa más común son  las adherencias (tejido de cicatrización) que se formaron en alguna cirugía previa.

La obstrucción intestinal provoca dolores abdominales como si se contrajera el intestino y viene acompañada de vómito.

Inflamación intestinal: el dolor abdominal relacionado con la inflamación de los intestinos generalmente se presenta en la parte baja del abdomen y está asociada a diarrea acompañada de algo de sangre y moco.

Pneumonia: las neumonías del lóbulo inferior del pulmón generalmente provocan dolor abdominal, especialmente cuando es el pulmón derecho el que está afectado. Este síntoma, el dolor abdominal, puede ser el único síntoma que se presente cuando la embarazada tenga neumonía.

Trauma: los accidentes automovilísticos son la principal causa de dolor abdominal por golpe que se presentan en el embarazo. Este dolor puede ser agudo o sordo.

Conclusión

Trata de mantener la calma y recuerda siempre que no debes diagnosticarte. Cuando tengas dudas, llama de inmediato a tu médico, él te ayudará a identificar la causa y, la mayoría de las veces, podrá tranquilizarte.

No tomes ningún medicamento que no haya sido prescrito por tu médico.

Referencias

http://www.whattoexpect.com/pregnancy/symptoms-and-solutions/abdominal-achiness.aspx
http://www.healthline.com/yodocontent/pregnancy/second-trimester-pain-bleeding-discharge.html
http://www.netwellness.org/healthtopics/pregnancy/faq8.cfm
http://www.marchofdimes.

com/pregnancy/yourbody_cramping.html
http://www.womenshealthcaretopics.com/preg_abdominal_pain.htm
http://www.babycenter.com/0_abdominal-pain-during-pregnancy_204.bc
http://www.babysitio.com/embarazo/sintomas_calambres_ab.php
http://www.facemama.

com/embarazo/dolor-abdominal-durante-el-embarazo.html

Источник: https://infogen.org.mx/dolor-abdominal-o-colico/

Molestias abdominales durante el embarazo

Estoy embarazada y me duele el vientre

Molestias abdominales durante el embarazo

¿Contracciones de Braxton Hicks o dolor de barriga? Cada embarazo va acompañado de un dolor abdominal más o menos intenso. En algunas mujeres, sólo se manifiesta como un tirón, mientras que en otras puede convertirse en verdaderos calambres.

Los dolores abdominales suaves son a menudo uno de los primeros síntomas del embarazo.

Muchas mujeres interpretan esta señal, quizás junto con otros cambios físicos y psicológicos, correctamente en una etapa muy temprana y poco después reciben la confirmación «oficial» por parte de su ginecólogo de que están embarazadas.

  • La causa más importante de dolor abdominal durante el embarazo es el crecimiento del útero y del niño, lo que aumenta la tensión en músculos, ligamentos y órganos internos. El dolor puede llegar a ser bastante severo en una etapa temprana del embarazo, y los factores hormonales (incluyendo el aflojamiento de los tejidos corporales provocado por las hormonas del embarazo) también desempeñan un papel importante.
  • Los problemas típicos del embarazo incluyen dolores en los ligamentos uterinos, que pueden incluso convertirse en calambres. Los ligamentos uterinos son filamentos de músculos lisos y tejido conjuntivo que recorren los laterales del útero hasta la pared pélvica y desde allí hasta la vulva. Es su labor mantener el útero en una posición estable y erguida. La progresión del embarazo hace que se estresen, lo que causa dolor a ambos lados del abdomen así como dolor de espalda. Se manifiestan en la región de los ligamentos cruzados y ligamentos de la ingle, así como a través del dolor abdominal, que es similar a los dolores menstruales o a las agujetas. Muchas mujeres experimentan más dolor y con mayor frecuencia en el lado derecho del útero ya que, durante el embarazo, el útero tiende a desplazarse ligeramente hacia el lado derecho.
  • Las relaciones sexuales durante el embarazo también pueden causar dolor abdominal y leve dolor lumbar. Normalmente, las mujeres sienten el orgasmo como una agradable ondulación en la vagina y el útero, pero ahora también puede ir acompañado de una sensación de dolor similar al de las contracciones leves, especialmente en la recta final del embarazo. Esto no supone ningún peligro para el bebé ni el embarazo: a menos que haya contraindicaciones médicas, el sexo durante el embarazo está permitido.

Dolor abdominal y complicaciones en el embarazo

El dolor abdominal y los calambres también pueden ser síntomas de complicaciones durante el embarazo:

  • Al principio del embarazo, por ejemplo, pueden deberse a un aborto espontáneo precoz o a un embarazo extrauterino. Un aborto espontáneo precoz (hasta la semana 12 del embarazo) se manifiesta a través de sangrado y dolores similares a calambres en la parte inferior del abdomen; médicamente, suele ser imparable. Un embarazo extrauterino inadvertido, generalmente entre la octava y décima semana de embarazo, lleva a un sangrado, así como a dolor intenso que comienza en el lado en el que se encuentra el embrión y después afecta a todo el abdomen. En los dos casos se requiere asistencia médica.
  • En el segundo trimestre del embarazo, el dolor abdominal severo similar al de los calambres puede indicar un aborto espontáneo tardío (de la semana 13 a la 23 del embarazo), algo que según las estadísticas es poco común y afecta aproximadamente a uno de cada 100 embarazos. Un aborto espontáneo inminente no sólo va vinculado a dolor, sino también a sangrado. En caso de dolor abdominal y sangrado o flujo leve, es preciso consultar de inmediato al médico o la comadrona para saber cómo proceder. Un sangrado agudo es una emergencia y requiere tratamiento hospitalario urgente.
  • Entre la semana 24 y 37 del embarazo, el dolor abdominal, pélvico y de espalda (en parte acompañado de diarrea) puede ser una señal de que podría producirse un parto prematuro. En este caso es preciso acudir urgentemente al hospital. Si no has roto aguas, se puede retrasar o parar el inicio del parto.
  • En la segunda mitad del embarazo, el dolor abdominal intenso también puede ser un síntoma de otras complicaciones del embarazo. Por ejemplo, el síndrome HELLP, una complicación grave del embarazo, se caracteriza por dolor intenso en la parte superior derecha del abdomen.

¿Dolor abdominal o contracciones reales?

Para las mujeres embarazadas es importante saber si las molestias que sienten se deben a un dolor abdominal relacionado con el embarazo o si son contracciones reales. Todas las embarazadas temen tener contracciones prematuras.

Además, desde el comienzo de la segunda mitad del embarazo también se producen las denominadas contracciones de entrenamiento (contracciones de Braxton Hicks): los músculos uterinos se contraen levemente y el abdomen se endurece.

Como muy tarde a partir de la semana 32 del embarazo, todo el útero se ve sometido a ese «entrenamiento para el parto».

Estas contracciones no suelen ser dolorosas, se suceden a intervalos irregulares y desaparecen después de un máximo de un minuto.

Las contracciones previas suelen comenzar alrededor de la semana 36 del embarazo e indican que el parto se aproxima, pero puede tardar de días a semanas. También aparecen en intervalos irregulares, no son muy dolorosas y desaparecen de nuevo.

Las contracciones reales, por otra parte, se producen a intervalos regulares que se van acortando y el dolor aumenta gradualmente. Si antes de la semana 36 se empiezan a tener contracciones más de tres veces cada hora, son dolorosas, especialmente en la zona lumbar, y van asociadas a flujo acuoso o sanguinolento, es preciso acudir a un médico.

Las mujeres que no sepan exactamente a qué se debe su dolor, deben consultar a su comadrona o al médico, pues más vale prevenir que curar.

Por cierto, las contracciones prematuras no siempre indican que el parto haya comenzado de forma irrevocable.

A menudo indican también que son una señal de que la embarazada se ha excedido física o psíquicamente y necesita urgentemente descanso y relajación.

Cojín de huesos de cereza y bolsas térmicas

El calor, la tranquilidad y la relajación ayudan a aliviar los dolores agudos. Un cojín térmico, por ejemplo un cojín caliente de huesos de cereza, una bolsa térmica o un baño caliente ayudan a aliviar el dolor en el útero.

Masajes

Los masajes abdominales con aceites suaves de masaje proporcionan relajación, las compresas de aceite en la zona inguinal impiden que el dolor aumente. Además, los aceites para mujeres embarazadas mejoran la elasticidad de la piel y ayudan a prevenir las estrías.

Bandas para el vientre y fajas

Cuando el embarazo ya está avanzado, las bandas para el vientre o fajas pueden aliviar durante el día la tensión de los tejidos. Sin embargo, las embarazadas no deben dejar de hacer regularmente ejercicio o algún tipo de deporte de equilibrio suave, que también puede tener un efecto preventivo contra el dolor relacionado con el embarazo.

¿Cuándo es necesario que un médico trate el dolor abdominal?

En el caso de dolor abdominal persistente, intenso o agudo, es esencial que un médico examine los síntomas. Estos dolores no sólo pueden ocultar complicaciones en el embarazo, sino también otras enfermedades como apendicitis, cistitis, cálculos renales o cálculos biliares.

Una visita al médico también es absolutamente necesaria si hay otros síntomas además del dolor abdominal. Las señales de alarma son, entre otras:

  • Fiebre, escalofríos
  • Sangrado
  • Náuseas, vómitos, diarrea
  • Sangrado y flujo llamativo
  • Escozor o dolor al orinar

Recomendados Bebitus

El dolor abdominal es uno de los efectos secundarios normales del embarazo. Se debe especialmente al crecimiento del útero y del bebé. Si el dolor es agudo y persiste, se necesita urgentemente realizar un examen médico para detectar si se debe a complicaciones en el embarazo o a enfermedades orgánicas en una fase temprana. Consejos de la ginecóloga Dra.

Verena Breitenbach

  • Es preferible ver a un médico o a una comadrona con demasiada frecuencia y hacerse una cardiotocografía que descuidar algo.
  • Las enfermedades que se padecen fuera del embarazo también se pueden padecer estando embarazada, por eso es preciso obtener un diagnóstico exacto.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Fitness para mamá e hijo: haz solo el deporte que te haga sentir bien. Es normal que la vida de una mujer cambie cuando se entera … ¿Por qué los bebés tienen fiebre tan a menudo? En los lactantes, la fiebre puede aparecer relativamente deprisa. Aunque es posible … No es justo: tu bebé solo tiene unas semanas y, de repente, le sale acné. Probablemente no te esperabas algo así, al menos si este … Una toxemia gravídica, también llamada gestosis, puede aparecer sobre todo en el último tercio del embarazo. Lo que al principio … Las dietas relámpago y las autodietas no están hechas para mamás jóvenes: adelgazar después del embarazo y volver a entrar en sus … Durante el periodo regenerativo y de reposo después de los esfuerzos del parto es cuando se produce el sangrado puerperio. Este …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/salud/molestias-abdominales-durante-el-embarazo.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: