Estoy embarazada y me falta el aire

Estoy embarazada y me falta el aire

Estoy embarazada y me falta el aire

Aunque todas las embarazadas pueden notar esta falta de aire en algún momento de la gestación, existen algunos factores en medicina que pueden aumentar este tipo de problemas, como haber sufrido ataques de ansiedad, anemia o cardiopatías congénitas. También aquellas que sufren algún tipo de problema respiratorio como asma bronquial, bronquitis o neumonía.

¿Es mala para el bebé esa falta de aire en el embarazo?

Una falta de aire ligera en la gestación que se sufre en algunas ocasiones no perjudica al bebé de ninguna manera pues está recibiendo el oxígeno que necesita a través de la sangre que pasa a través del cordón umbilical.

Por lo tanto, no te preocupes ya que no afecta al oxígeno que necesita el feto, ni a su peso o desarrollo. Solo si esta falta de aire es síntoma de una afección más grave podría resultar perjudicial.

¿Cómo aliviar la falta de aire en el embarazo?

– Camina al aire libre. Tanto el ejercicio de andar como la sensación de estar en espacios abiertos (mejor si son tranquilos y con vegetación) ayudan a oxigenar el cuerpo y a calmar la posible ansiedad que puede dar la respiración dificultosa.

– Si sientes que la falta de aire te molesta, deja lo que estés haciendo y concéntrate en hacer respiraciones lentas. Llenar los pulmones, tener unos segundos el aire y expulsarlo lentamente. Así bajarás el ritmo cardíaco y recuperarás el aliento.

– Levantar los brazos ayuda a expandir la caja torácica donde se encuentran los pulmones, así que, cuando te falte el aire, estírate.

– Come varias veces al día y en porciones pequeñas. Las comidas grandes pueden hacer la respiración más difícil. Repartiendo tu ingesta en varias tomas pequeñas, además, ayudarás también a tu sistema digestivo, que se vuelve más lento durante el embarazo.

– Intenta dormir de lado, con la cabeza nivelada por encima de los pies. Dormir boca arriba, especialmente cuando la barriga ya va siendo grande, aumenta la presión sobre diafragma y pulmones.

Evita realizar grandes esfuerzos y, cuando hagas ejercicio físico, nunca pases de 140 pulsaciones por minuto.

– Una buena idea para aliviar esa falta de aire es preparar un jarabe natural con miel y berro.

Evita el estrés, la ansiedad y las prisas.

– En casos graves que no se pasan con estas medidas, el médico puede recetar algún fármaco como un sedante suave o un mucolítico.

– Acude a las clases de preparación al parto para que te enseñen a relajarte y a respirar adecuadamente tanto en el embarazo, como de cara al parto para controlar el dolor de las contracciones.

¿Cuándo la falta de aire es un problema y se debe consultar al médico?

En la mayoría de los casos, la falta de aire durante el embarazo no es preocupante. Es más una molestia que un problema. No obstante, acude o consulta con un especialista si tienes asma o alguna afección respiratoria. Cuando sientas que la falta de aire resulta en palpitaciones (pulso rápido y fuerte), dolor en el pecho, tos persistente o mareos, acude de inmediato a tu médico.

Disnea

Definición:

Respiración dificultosa durante el embarazo, en especial al inicio y durante las últimas semanas.

Síntomas:

Sensación de ahogo, fatiga, mareos y falta de aliento, dificultad para conciliar el sueño.

Tratamiento:

Ejercicios de relajación y respiración.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/estoy-embarazada-y-me-falta-el-aire-6772

La disnea durante el embarazo

Estoy embarazada y me falta el aire

La disnea durante el embarazo es algo común en las futuras mamás. El concepto se refiere a la dificultad que se presenta al respirar. Es resultado de la adaptación a los cambios corporales en el embarazo y también propio de las complicaciones de este. La disnea se asocia, principalmente, con el sistema cardiovascular y respiratorio.

Las dificultades respiratorias durante el embarazo se pueden explicar por el crecimiento del bebé, el efecto de las hormonas y la modificación del sistema respiratorio. La combinación de todos estos factores puede ser realmente inquietante para muchas futuras madres, ya que más de la mitad de ellas eventualmente se sentirán sin aliento.

La disnea durante el embarazo generalmente se experimenta al realizar una actividad o en un período de reposo durante un tiempo prolongado.

Existen dos tipos de disnea: la aguda y la crónica. En la disnea aguda, la falta de aliento dura unas pocas semanas, mientras que en la crónica, esto dura más de un mes.

Afortunadamente, esta incomodidad no es peligrosa para el bebé y algunos ejercicios pueden aliviarte un poco, aunque solo sea temporalmente.

Mayor presencia en el tercer trimestre del embarazo

Como hemos mencionado anteriormente, la disnea produce dificultad para respirar porque el útero ejerce presión sobre el diafragma y causa dificultades respiratorias. Las complicaciones se acentúan y están más presentes en el tercer trimestre de la gestación.

En este, e incluso en el segundo trimestre de gestación, la cavidad uterina se expande debido al crecimiento del feto. Por lo tanto, es probable que las mujeres experimenten dificultad para respirar con mayor frecuencia.

Síntomas comunes de la disnea durante el embarazo

Estos son algunos de los signos y síntomas comunes de la disnea durante el embarazo:

  • Falta de aliento.
  • Debilidad corporal.
  • Cansancio.
  • Decoloración azulada de las uñas y la piel.
  • Inquietud.
  • Patrones de respiración anormales.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Consejos para tratar la disnea durante el embarazo

A continuación, enumeramos algunos métodos que te ayudarán a aliviar la disnea en el embarazo:

1. Evita las tareas forzosas

El primer consejo es que trates de relajarte, de vez en cuando, durante el embarazo. No debes esforzarte demasiado en el trabajo ni en las tareas domésticas, ya que esto puede empeorar aún más la disnea.

Llevar a cabo descansos de vez en cuando permitirá que tu cuerpo se recupere y que estés más relajada. Esto contribuirá a mejorar tus problemas respiratorios en los nueve meses de gestación.

2. Practica ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración son uno de los mejores remedios para combatir la dificultad para respirar y para aliviar los síntomas de la disnea. Estas actividades te ayudarán a aumentar la capacidad pulmonar y, en consecuencia, te permitirán respirar mejor.

3. Buena postura corporal

Una buena postura corporal es muy útil para reducir la disnea. Mientras estés sentada, debes mantener los hombros hacia atrás.

Esta posición proporcionará un amplio espacio para que los pulmones se expandan. Al dormir, se recomienda mantener el cuerpo elevado colocando más almohadas detrás de su espalda.

4. Cambiar de posición

Si te sientes sin aliento e incómoda en una determinada posición, intenta cambiar a otra más relajada. Esto te ayudará a respirar con mayor facilidad.

5. Ejercicios aeróbicos

Por último, los ejercicios aeróbicos leves siempre son buenos durante el embarazo. A menudo, no estar en forma durante la gestación puede aumentar tu dificultad para respirar. El bebé también necesita oxígeno para crecer bien por dentro.

Conclusión

Por lo tanto, debes consultar a tu médico y aprender algunos ejercicios aeróbicos para mantenerte en forma. Estos entrenamientos también mantienen el funcionamiento del sistema cardiovascular y respiratorio sin problemas.

Es común experimentar disnea durante el embarazo; y las medidas anteriores ayudarán enormemente a tratar y controlar la disnea.En el caso de que experimentas síntomas graves, como mareos, problemas respiratorios prolongados, agotamiento extremo o dolor severo en el pecho debes apresurarte a visitar al médico.

Si no controlas la dificultad para respirar, la falta de oxígeno puede dañarte tanto a ti como al bebé en desarrollo. En consecuencia, es extremadamente importante tener cuidado con los síntomas preocupantes y trabajar por llevar a cabo medidas para tratar la disnea de manera efectiva. Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/la-disnea-durante-el-embarazo/

La apnea del sueño durante el embarazo: qué es y cuáles son sus síntomas

Estoy embarazada y me falta el aire

Durante el embarazo, es normal y muy común que los hábitos de sueño de la mujer cambien. Al igual que muchos otros cambios en su cuerpo y su rutina, esto se debe a los cambios hormonales y emocionales que atraviesa la mujer en esta etapa.

Uno de los problemas de sueño más frecuentes durante la gestación es el insomnio, pero existen otros que también pueden presentarse. Te contamos sobre la apnea del sueño durante el embarazo: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo puede afectar a ti y a tu bebé.

La apnea del sueño durante el embarazo es un trastorno respiratorio en el que se deja de respirar por algunos segundos, privando al cerebro de recibir oxpigeno.

Estas pausas, pueden durar mínimo 10 segundos sin respirar involuntariamente y en los casos más graves, hasta 40 segundos. Estos episodios pueden suceder de forma aislada o presentarse hasta cientos en una noche.

Pero además de ocasionar un descanso pobre al no permitir que se tenga tenga un sueño profundo, la apnea del sueño trae como consecuencia arritmia, ahogos, inquietud e interrupciones de sueño (el cerebro se «activa» para volver a respirar, despertando a la persona).

En el embarazo, la aparición de este trastorno se ve favorecido por los cambios hormonales, ya que la progesterona aumenta la inflamación de la garganta y los estrógenos contribuyen a la inflamación relajando las vías circulatorias.

Debido al estrechamiento de un área en la garganta y con los músculos en la parte superior de la garganta relajados durante el sueño, la respiración puede detenerse durante un tiempo.

Síntomas de apnea del sueño en el embarazo

Un signo frecuente de la apnea del sueño son los ronquidos fuertes acompañados por jadeo o ahogo durante el sueño. El ronquido en personas con apnea del sueño es causado por el aire que trata de escapar a través de la vía respiratoria estrecha o bloqueada.

Sin embargo, debemos tener presente que el simple hecho de roncar no significa necesariamente que se tenga apnea del sueño. Estos son otros síntomas que podrían presentarse:

  • Sentir mucho sueño durante el día, es decir quedarse dormida rápidamente durante los momentos tranquilos del día, cuando se descansa.
  • Dolores de cabeza por las mañanas.
  • Problemas de memoria y dificultad para concentrarse.
  • Sensación de irritabilidad o depresión, o alteraciones del estado de ánimo o la personalidad.
  • Despertarse frecuentemente para orinar.
  • Sequedad de la boca o la garganta al despertar.

Aunque, con suerte, lo más probable es que simplemente estés pasando una etapa complicada de «dormir mal», si se experimenta uno o más de estos síntomas, es importante consultarlo con el médico.

Factores de riesgo de la apnea del sueño durante el embarazo

Como mencionábamos al inicio, la apnea del sueño puede aparecer en el embarazo debido a los cambios hormonales que vive el cuerpo de la mujer, sin embargo hay ciertos factores de riesgo que pueden favorecer su aparición.

Una investigación realizada en el Centro Médico Rush de la Universidad de Chicago, determinó que siete de cada diez embarazadas con diabetes gestacional podía sufrir apnea del sueño, sobre todo si existen otros factores de riesgo como la hipertensión, que por sí sola aumenta de forma elevada el riesgo de padecer apnea, de acuerdo con otro estudio.

Tener obesidad también debe ser algo a tomar en cuenta, pues estudios han encontrado que las madres que la padecen tienen mayor riesgo de sufrir apnea del sueño en el embarazo.

Consecuencias de la apnea del sueño en la madre y el bebé

De acuerdo con algunas investigaciones, la apnea del sueño que no es tratada supone un riesgo cardiovascular y metabólico para el bebé, aumentando el riesgo de que nazca con bajo peso o también, que nazca de forma prematura.

En el caso de la madre, un estudio encontró que cuando se padece apnea del sueño durante el embarazo, aumenta el riesgo de desarrollar otras complicaciones como diabetes gestacional o hipertensión, que a su vez puede desembocar en preeclampsia.

Además, desde luego, tenemos las consecuencias en la energía de las madres, pues quienes padecen apnea duermen poco y no descansan lo suficiente, lo que podría generar otros problemas a la hora del parto, como parto prematuro, cesárea o trabajo de parto muy largo.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Embarazo e insomnio: consejos para conciliar el sueño por trimestres, Los ronquidos en el embarazo podrían ser signo de hipertensión

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/apnea-sueno-durante-embarazo-que-cuales-sus-sintomas

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: