Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Contents
  1. Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla
  2. ¿Por qué se confunden el embarazo y la menstruación?
  3. ¿Es posible tener la regla estando embarazada?
  4. ¿Puede ser síntoma de aborto?
  5. Señales de que podrías estar embarazada
  6. Dolores como si tuvieras la regla
  7. Tienes un leve sangrado
  8. ¿Qué es el sangrado de implantación?
  9. Cómo diferenciar el sangrado de implantación de la menstruación
  10. ¿Duele el sangrado de implantación?
  11. ¿Cuánto dura el sangrado de implantación?
  12. Síntomas que acompañan al sangrado de implantación
  13. Cansancio extremo
  14. Vas mucho más al lavabo a orinar
  15. Aumento y dolor de pechos
  16. Náuseas y vómitos
  17. Mareos
  18. Te cuesta hacer de vientre
  19. El sentido del olfato parece un súper poder
  20. Acidez estomacal
  21. Molestias y dolores
  22. Cambios de humor
  23. ¡Estoy embarazada! Mis primeros síntomas reales del embarazo
  24. 1. Ausencia de menstruación
  25. 2. Leve dolor abdominal  
  26. 3. Síntomas reales del embarazo ¡y estreñimiento! 
  27. 4. Ardores
  28. 5. Mi granito menstrual no hizo acto de presencia
  29. 6. Leve dolor en el pecho
  30. ¿Cómo saber si estás embarazada?
  31. Creo que estoy embarazada, cómo confirmarlo
  32. ¿Puedo fiarme de los tests de embarazo?
  33. ¿Cómo se hace un test de embarazo?
  34. Los primeros síntomas del embarazo
  35. Qué hacer una vez se confirma el embarazo
  36. No me ha venido la regla, pero el test es negativo
  37. ¿Estoy embarazada o me va a venir la regla?
  38. Señales peculiares de que puedes estar embarazada
  39. Cuáles son los signos del síndrome premenstrual 
  40. Estos son todos los síntomas de embarazo que puedes notar
  41. Embarazada sin síntomas: no es peligroso
  42. ¿Sangrado de implantación o manchados intermitentes?
  43. Confirma tus sospechas con un test de embarazo

Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Durante el embarazo, sobre todo en las primeras semanas, es normal que experimentes algunos síntomas que se pueden confundir con la bajada de la regla, como dolores abdominales, sensibilidad en los pechos, cambios de humor e incluso un ligero sangrado. Pero si un test y otras pruebas han conformado que estás embarazada, la regla no te va a bajar.

Índice

¿Por qué se confunden el embarazo y la menstruación?

Los primeros síntomas del embarazo son muy similares a los de la regla: ligero sangrado de implantación, dolores abdominales, sensibilidad y dolor en los pechos… Sin embargo, cuando la regla no baja y se hace una prueba de embarazo o un análisis de sangre que confirma la gestación, ya no hay duda y se sabe que esos síntomas son causados por el desarrollo y crecimiento del feto dentro del útero, y no porque la menstruación vaya a bajar.
 

¿Es posible tener la regla estando embarazada?

El problema para algunas mujeres es que estos síntomas continúan pasadas estas primeras semanas, y se preguntan si habrá algún problema o si realmente les va a bajar la regla aunque estén embarazadas ya que se oyen muchas historias sobre mujeres embarazadas que siguen teniendo la regla durante la gestación.

Lo cierto es que es teóricamente imposible tener la regla mientras se está embarazada ya que las hormonas del embarazo inhiben la ovulación, es decir, evitan que los ovarios sigan madurando óvulos, por lo que si no hay ovulación, no hay posterior sangrado. Lo que sí puede ocurrir en algunos casos durante los tres primeros meses es que, por razones hormonales o funcionales (deshechos del endometrio), se tengan sangrados muy similares, pero que suelen ser más leves.

También es posible que la mujer sufra sangrados durante el embarazo por otras causas como lesiones en la vagina o cuello uterino, insuficiencia del cuerpo lúteo, amenaza de aborto en el primer trimestre, hematomas subcoriónicos, placenta previa, etc. Siempre que el sangrado sea intenso y de color rojo se debe acudir al médico para confirmar que no es nada grave.

Por último, en casos muy raros se produce lo que se conoce como “ciclo menstrual regular”.

Esto ocurre normalmente cuando una mujer queda embarazada cerca del comienzo de su próximo período menstrual (regla), lo que puede hacer que tenga alguna regla posterior al embarazo, pero no durante todos los meses, solo al principio.

Esto puede generar un poco de confusión en cuanto a la duración del embarazo, la fecha de parto y las semanas de gestación, aunque estas dudas se pueden resolver por medio de pruebas como la ecografía de las 12 semanas.
 

¿Puede ser síntoma de aborto?

Por lo tanto, si estás embarazada y te parece que te va a bajar la regla, no te preocupes ya que, como hemos dicho, es probable que estés confundiendo los síntomas propios de la menstruación con los del embarazo. Si ya has ido al ginecólogo y te ha confirmado tu embarazo y que todo va bien, no debes preocuparte.

Si los dolores son muy intensos puedes probar a tomar un analgésico, tumbarte a descansar, darte un baño de agua tibia o ponerte calor seco en la zona. Mientras los dolores no sean fuertes, no debes preocuparte.

Pero si sufres calambres o cólicos abdominales muy fuertes que no se pasan de ninguna forma acompañados de un sangrado vaginal abundante u otros síntomas como mareos o vómitos constantes debes acudir a urgencias para confirmar que todo va bien.

Y si no te has hecho aún una prueba de embarazo, pero se ha pasado ya el día en que tenía que bajarte la regla, no esperes más y ve a la farmacia a comprarte un test de embarazo para confirmar si esas molestias y síntomas que experimentas están causados por la regla o por un embarazo.

TodoPapás ha desarrollado un test de síntomas para la embarazada para saber si una mujer está embarazada que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/estoy-embarazada-y-parece-que-me-va-a-bajar-la-regla-9639

Señales de que podrías estar embarazada

Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Los síntomas del embarazo pueden ser muy diferentes en cada mujer, incluso tú misma podrías tener diferentes síntomas y señales de un embarazo a otro. La señal más común del embarazo sigue siendo y lo será siempre la falta de la regla, pero hay otras formas más sutiles de saber que te has quedado embarazada.

Si quieres saber si es posible que estés embarazada, te voy a comentar algunas de las señales más frecuentes que puedes experimentar junto con la falta de la regla.

Si tienes varias de estas señales en tu vida es probable que sepas que estás embarazada incluso antes de hacerte el test que te sacará de todas dudas siempre que te lo hagas dentro del tiempo adecuado (14 días después de cuando debía haberte bajado la regla).

Dolores como si tuvieras la regla

Si te has quedado embarazada y se acerca el día del inicio de tu regla es posible que te sientas confundida porque sentirás los dolores típicos de la regla.

Te asombrarás porque serán dolores como de regla pero más fuertes de lo que estás acostumbrada habitualmente, y si no aparece la regla y tienes estos dolores… es una señal clara de que posiblemente estés embarazada.

Tienes un leve sangrado

Cuando te quedas embarazada puede aparecer el sangrado de implantación. A no todas las mujeres les sucede pero es lo más habitual.

Este sangrado ocurre a los pocos días de la concepción, justamente entre el 6 y el 12 después de la fecundación. Además también puede haber una secreción de color blanco lechoso por el crecimiento de las células que recubren la vagina.

Habitualmente este sangrado se conoce como una tira de sangre rosa o rojo claro que mancha las braguitas.

¿Qué es el sangrado de implantación?

Se dice que una de cada cuatro mujeres puede tener el llamado sangrado de implantación. Como indica su nombre, es una pequeña pérdida de sangre, que nos indica que el óvulo fecundado, se está instalando en el útero. Es decir, que el embarazo está comenzando, aunque todavía no seamos conscientes de ello.

El sangrado de implantación sucede unos días antes de la llegada de la regla. Se puede decir que tiene lugar entre el día sexto y décimo tras la fecundación. Pero hay que tener en cuenta que se trata de un ligero manchado.

Aunque lógicamente como tiene lugar cerca de la menstruación, muchas mujeres creen que se puede tratar de la misma, pero no. Además, no en todas las mujeres se da por igual. Lo más típico es que este manchado dure tan solo unos días.

En ocasiones se presenta con un tono rosado o marrón.

Artículo relacionado:

Sangrado en la ovulación

Cómo diferenciar el sangrado de implantación de la menstruación

Como estamos comentando, no se parece en nada a la menstruación. Sí es cierto que en un primero momento puede llevarnos a la duda. El sangrado aparece como unas ligeras manchas y cercano siempre a la fecha en que nos toca la regla. Pero nos daremos cuenta de que no va a más y que no cuenta con la densidad o flujo de la misma. Simplemente serán unas manchas muy leves.

¿Duele el sangrado de implantación?

Por regla general, el sangrado de implantación como tal no debe doler. Es decir, la mujer puede tener molestias pero son derivadas por todo el proceso. Por un lado, porque son muchas las mujeres que afirman sentir los mismos dolores previos a la menstruación, pero que finalmente se traducen en un embarazo.

Los primeros días no se suele notar nada diferente, de ahí que las dudas nos asalten. El dolor de pecho o dolor de ovarios suele ser algo básico cada mes.

Es por ello que al tener el sangrado de implantación no siempre esto varíe. Lo que sí sucede es que si los dolores se convierten en cólicos, entonces hay que consultar con el médico.

Porque como bien decimos, tanto el sangrado como el dolor siempre suele ser muy ligeros y llevaderos.

¿Cuánto dura el sangrado de implantación?

Siempre va a depender del cuerpo de la mujer. Por lo que nunca podemos establecer algo concreto cuando hablamos de este tipo de sangrados. Aunque por regla general podemos decir que durará desde uno a tres días.

Pero nunca irá en aumento. Es decir, notarás siempre poca cantidad de sangre.  Ante cualquier duda, lo mejor es hacerse una prueba de embarazo.

Si la sangre es más abundante o el sangrando se alarga en días, se aconseja que vayas a tu médico.

Síntomas que acompañan al sangrado de implantación

Como cada mujer es un mundo, no está de más recordar otros síntomas que pueden acompaña a este proceso.

Además de unos dolores en la zona del útero, también conocidos como calambres, se pueden notar mareos o náuseas así como cierta hinchazón, tanto en el abdomen como en el pecho.

Si bien algunos de estos síntomas los podemos tener cada mes, quizás entre ellos, haya un ligero cambio que te haga sospechar de que una vida está comenzando dentro de ti.

Cansancio extremo

Las mujeres embarazadas se dan cuenta de que lo están porque empiezan a sentirse más cansadas de lo habitual. Pero no es un cansancio por levantarte a trabajar temprano o por tener un día duro, es un cansancio que va un paso más que todo esto.

Los niveles bajos de azúcar en la sangre y la presión arterial pueden causar que te sientas más cansada de la cuenta. Aunque los niveles de progesterona aumentando en la sangre así como la producción de más sangre para poder dar vida a tu bebé también pueden ser los responsables.

Artículo relacionado:

¿Cuáles son los síntomas extraños en un embarazo?

Vas mucho más al lavabo a orinar

De repente necesitas ir al lavabo con mucha más frecuencia y no tienes ningún tipo de infección de orina. Esto es debido a que los niveles más altos de hormonas y el crecimiento del útero empiezan a empujar la vejiga. Aunque al principio no se nota demasiado, a medida que el embarazo se va desarrollando se necesitará acudir más veces a orinar.

Aumento y dolor de pechos

Durante el embarazo los pechos cambian rápidamente. Quizá cuando te va a bajar la regla estás acostumbrada a que tus pechos se hinchen e incluso que te duelan, pero cuando estás embarazada se nota bastante más. Además las areolas empezarán a oscurecerse casi como por arte de magia.

Artículo relacionado:

Picor en el pezón

Náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos son una señal muy clara y bastante clave que te indica que puede que estés embarazada.

Las náuseas matutinas suelen comenzar a partir de la sexta semana y por lo general empiezan a disminuir alrededor de la semana 13 o 14 de gestación y se detienen por completo en la semana 19, pero en algunos casos aislados pueden durar durante todo el embarazo. Esto es bastante molesto para todas las embarazadas.

Las náuseas pueden crear antojos, pero también que las mujeres cojan aversión a algunos alimentos. Para evitar que las mujeres embarazadas sientan muchas náuseas lo mejor es comer varias veces al día pequeñas cantidades de comida.

Mareos

Algunas mujeres que están embarazadas pueden experimentar mareos e incluso algún desmayo. Suele durar poco tiempo y es algo esporádico por lo que no debes preocuparte más de la cuenta.

Esto ocurre a causa de la dilatación de los vasos sanguíneos, de los niveles de azúcar reducidos en sangre y por la presión arterial.

Es necesario tener todos estos aspectos bien controlados durante todo el embarazo para evitar que ocurra a menudo.

Te cuesta hacer de vientre

El estreñimiento también puede ser una señal clara de que puede que un bebé esté en camino.

Al quedarte embarazada el cuerpo empieza a prepararse para el desarrollo del bebé dentro de tu vientre por lo que el aumento de la progesterona hará que los alimentos pasen más lentamente a través de los intestinos causándote estreñimiento.

Es por eso que las mujeres embarazadas necesitan beber mucha agua, hacer ejercicio (también para mantenerse en forma y no engordar más de la cuenta) y comer alimentos que sean ricos en fibra.

El sentido del olfato parece un súper poder

Un síntoma característico cuando tengas embarazada es que el olfato empieza a ser mucho más agudo y percibes los olores de forma exagerada.

Eres capaz de distinguir y disfrutar de todos los olores que te gustan pero aquellos que no te gustan te repulsarán enormemente.

Incluso las cosas que antes te gustaban su olor es posible que ahora no te gusten en absoluto o a la inversa.

Acidez estomacal

Este síntoma lo sufrí personalmente durante los 9 meses de embarazo y empecé a notarlo desde la sexta semana hasta el mismo momento en el que nació mi hijo.

La mayoría de mujeres cuando están embarazadas pueden experimentar algún tipo de acidez estomacal, sobre todo en el tercer trimestre cuando el bebé está más grande y presiona el abdomen lo que causa que los ácidos del estómago se empujen hacia arriba.

Pero en mi caso, fueron las hormonas las que causaban que el músculo del esfínter esofágico inferior se relajase y por eso tuve acidez durante todo el embarazo.

Molestias y dolores

Los dolores de cabeza, los dolores de espalda y los dolores en otras partes del cuerpo pueden ser bastante normales en el embarazo y son otra señal más de que pude que estés embarazada.

Cambios de humor

Si de repente empiezas a notar que tienes muchos cambios de humor (incluso más que cuando estás ovulando) y no encuentras respuesta a tus estados emocionales, entonces, también puedes sentirlo como una señal de alarma de un posible embarazo.

Si tienes estos síntomas y además no te baja la regla… no te lo pienses más… ¡Hazte el test de embarazo! Consíguelo aquí, y sal de dudas.

Источник: https://madreshoy.com/senales-de-que-podrias-estar-embarazada/

¡Estoy embarazada! Mis primeros síntomas reales del embarazo

Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Actualización: Tanto éxito ha tenido este post  sobre los síntomas reales del embarazo que finalmente me he lanzado a publicar un ebook sobre todo lo que ha supuesto mi primer embarazo: Planeando ser padres. Desdramatizando el embarazo semana a semana.

Aún no nos lo creemos y no se lo hemos contado a nadie, pero después de que mi última menstruación comenzara el 30 de enero de 2013 y, según mis ciclos habituales, tuviera que volver el 28 de febrero, la cosa comenzó a retrasarse y 3 días después decidimos realizar el test de embarazo. Ahora podemos decir que después de 6 meses de intentos ¡estamos embarazados! ¡De verdad! A pesar de la regularidad de mi regla no queríamos precipitarnos porque ya habíamos sufrido retrasos de un par de días en otras ocasiones y ante todo habíamos prometido no obsesionarnos con el tema, pero al final fue inevitable. Volvimos un domingo de comer en casa de mi madre y, a pesar de las recomendaciones del fabricante del test de hacer la prueba con la primera orina de la mañana, ya no pudimos esperar más y me la hice a las 7 de la tarde ¡y aún así dio positivo!

¡Habíamos conseguido las dos rayitas rosas! ¡Estábamos embarazados! Pese a ser un embarazo planificado, y tener sospecha de que el retraso ya era un signo más que evidente de que habíamos conseguido nuestro objetivo, no reaccionamos hasta que el test arrojó su resultado.

Y es que después de tanto leer sobre los primeros síntomas reales del embarazo ¡iba a resultar que yo no había experimentado ninguno! Aunque al estar pendiente al 100% de todos los cambios de mi cuerpo desde hacía 6 meses sí podemos enumerar algunas sensaciones especiales que quizás estén relacionadas con el embarazo.

Pero como no somos médicos ¡no podemos asegurar nada!

1. Ausencia de menstruación

 Lo más evidente del mundo para sospechar que estas embarazada y hacerte un test. Siempre pensamos que antes de que se produjese ese evento notaríamos síntomas inequívocos de lo que nos estaba pasando, pero lo cierto es que no fue así.

Me he pasado una semana esperando una regla que no ha llegado y debatiéndome entre la ilusión, al pensar que podría estar embarazada, y los pensamientos racionales, que me obligaban a mantener la calma y a no estresarme sin motivo.

Tras esperar 3 días, hicimos el test de embarazo y dio positivo ¡aún no nos lo creemos!

2. Leve dolor abdominal  

Generalmente la semana anterior a que empiece a menstruar suelo tener unos pequeños dolores (insignificantes) que me hacen estar alerta y me anuncian que la regla me va a llegar puntualmente, como de costumbre.

En este caso, los dolores se me retrasaron unos días y no eran iguales: en lugar de ser una molestia intensa y duradera eran como pequeños episodios de sensación dolorosa, pero mucho menos intensos que los de mi menstruación habitual ¡y eso que yo prácticamente no me entero de que estoy con la regla porque nunca he sufrido por ella! Sólo una noche, antes de acostarme, noté un intenso pinchazo en la zona pélvica, muy, muy doloroso pero que no duró más de 5 segundos. Pensé que serían mis síntomas de regla habitual que llegaban con retraso pero más fuertes. La regla seguía sin llegar.

3. Síntomas reales del embarazo ¡y estreñimiento! 

No sé si será algo generalizado o no, pero el caso es que cuando me toca menstruar voy más sueltecilla de vientre que de costumbre.

¡Vamos que convierto el ir al baño en todo un festival! Sin embargo, esta vez me ha pasado lo contrario: he estado tres días muy estreñida.

Al principio pensé que podría ser porque con la ola de frío había bebido menos agua, pero por más que bebiese tenía los labios siempre resecos y la garganta me picaba por la falta de humedad. Podría haberme resfriado, pero no tenía ningún otro síntoma.

4. Ardores

Otra cosa que nunca he tenido y sin embargo desde que empezó a retrasarse el periodo sentía en la garganta ardores tanto antes como después de las comidas, al levantarme, al acostarme y durante la noche.

5. Mi granito menstrual no hizo acto de presencia

Ya he comentado más de una vez que no tengo un cuerpo perfecto y que el sobrepeso es algo que me preocupa especialmente de cara al embarazo. Sin embargo, puedo presumir de una piel casi perfecta y nunca he padecido acné.

La única espinilla molesta es la que se me instala mensualmente en la zona de la barbilla o en los alrededores de la comisura de los labios antes de que me llegue el periodo, y ahí se queda instalada hasta que este finaliza.

En esta ocasión mi granito no llegó a aparecer nunca.

6. Leve dolor en el pecho

Muy similar al que se suele experimentar los días anteriores a la regla, pero con periodos menos intensos y duraderos.

No he tenido sangrado de implantación, somnolencia, dolores insoportables ni he desarrollado súper poderes relacionados con el olfato, con los vómitos a todas horas ni otros trastornos nada agradables frecuentemente asociados con el embarazo.

Lo mismo soy una embarazada rara, pero creo que puedo jurar que si no llega a ser porque ya llevábamos 6 meses esperando concebir y estábamos  extremadamente atentos a la más mínima rareza de mi cuerpo, no nos hubiéramos dado cuenta hasta que se hubiese retrasado la menstruación.

Es decir, todos estos síntomas reales del embarazo que hemos expuestos son recuperados a posteriori, ya que al saber que estábamos embarazados hemos hecho memoria de qué cosas diferentes podían habernos estado sucediendo que nos hubiesen pasado inadvertidas.

Nunca creímos que fuera cierto pero lo es: hasta que la regla no deja de venir es mejor no fantasear acerca de lo divino y lo humano que puede estar ocurriendo dentro de nuestro cuerpo.

Ya tenemos hora con el médico de cabecera así que solo nos queda esperar a que todo salga a la perfección. Según las calculadoras de embarazados ya estamos de 5 semanas y 3 días y la fecha probable de parto será el 6 de noviembre, el mes que menos me ha gustado siempre. ¡Pero puede que a partir de este año se convierta en nuestro preferido!

Источник: https://planeandoserpadres.com/2013/03/11/estoy-embarazada-mis-primeros-sintomas-reales-del-embarazo/

¿Cómo saber si estás embarazada?

Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

Muchas mujeres, en el transcurso de su edad fértil y cuando empiezan a tener relaciones sexuales sin protección, creen que están embarazadas sin saberlo realmente.

Algunas se guían por sus síntomas, otras se realizan el test de embarazo pero dudan de su efectividad y otras no se lo creen hasta que en la ecografía se confirma el embarazo.

Vamos a tratar de explicar, con esta entrada, cómo saber si estás embarazada y qué hacer en el momento en que se confirma el embarazo.

Creo que estoy embarazada, cómo confirmarlo

Un embarazo se puede confirmar de tres modos distintos: mediante un análisis de orina, un análisis de sangre o una ecografía.

El método más habitual, por ser el más accesible, es el del análisis de orina, que se realiza con un test de embarazo. El resultado del test de embarazo es inmediato y puede hacerse en casa o bien en el centro de salud.

El análisis de sangre no suele hacerse, ya que el resultado no es inmediato (la sangre debe ser enviada al laboratorio para ser analizada) y porque tiene un coste en recursos mayor.

La ecografía tampoco se suele hacer para confirmar un embarazo porque hay que esperar como mínimo diez días desde la fecha en que debería haber llegado la menstruación y porque el test de embarazo es más económico y rápido.

¿Puedo fiarme de los tests de embarazo?

Sí, si el test está bien hecho el resultado es fiable. Normalmente se recomienda esperar unos días tras la ausencia del periodo (unos 10 días), aunque hay tests capaces de indicar un embarazo incluso un día después de la falta de menstruación.

¿Cómo se hace un test de embarazo?

Los tests de embarazo analizan la orina de la mujer. Lo ideal es recoger una muestra de orina en un bote y desde ahí coger la orina para hacer la prueba. Algunos tests llevan una almohadilla que absorbe la orina y otros llevan una perilla para coger la orina y dejarla en el cartucho, en un lugar indicado para ello.

Los cartuchos del test llevan una tira absorbente que reacciona cuando se detecta en la orina presencia de la hormona gonadotropina coriónica (hCG) cambiándola de color (o más bien cogiendo color, pues de inicio son blancas).

Muchos tests llevan una tira de control, que siempre positiviza (o siempre debería hacerlo), que nos comunica que el test funciona y reacciona como debe hacerlo.

Los primeros síntomas del embarazo

El primer síntoma es la ausencia de período. Al haber embarazo deja de haber menstruación.

Sin embargo hay otras causas por las cuales una mujer puede dejar de tener el período, como una enfermedad, el estrés o alguna regla irregular que podría darse por diversas razones.

Por eso hay que tratar de buscar otros síntomas que puedan hacer sospechar un embarazo, como serían:

  • Orinar frecuentemente.
  • Tener náuseas y/o vomitar: normalmente por la mañana, pero puede ser en cualquier momento del día.
  • Tener los pechos sensibles: Notarlos más hinchados de lo habitual o notar sensación de hormigueo.
  • Sentirse especialmente cansada.
  • Sentirse más sensible, más llorosa.
  • Sufrir estreñimiento repentino.
  • Rechazar por el olor o por el sabor alimentos que antes aceptaba o sentir ganas de comer algún alimento extraño. A veces se nota incluso un sabor metálico en la boca.
  • Qué hacer una vez se confirma el embarazo

    Lo ideal es acudir al médico o ginecólogo para iniciar el control del embarazo. Se harán ecografías y análisis de sangre para confirmar que todo va bien y probablemente recetarán algún suplemento de yodo y el ácido fólico si la mujer no lo estaba tomando ya (recomendable empezar a tomarlo unos meses antes del embarazo).

    No me ha venido la regla, pero el test es negativo

    En ocasiones el test da negativo aún cuando no hay menstruación. Lo más probable ante esta situación es que se trate de un retraso de la misma por algún motivo o porque no ha habido ovulación.

    También cabe la posibilidad de que el test muestre un falso negativo, por no contener la orina suficiente hCG como para hacer que el test diera positivo. En ese caso se recomienda esperar unos días y volver a hacer un test.

    Fotos | Flickr (molly_darling), Flickr (daviddesign)
    En Bebés y más | Los primeros síntomas de embarazo, Primeros síntomas de embarazo, Un retraso no siempre es embarazo, Ante la duda, hazte un test de embarazo

    Источник: https://www.bebesymas.com/concepcion/como-saber-si-estas-embarazada

    ¿Estoy embarazada o me va a venir la regla?

    Estoy embarazada y parece que me va a bajar la regla

    A veces es muy difícil diferenciar si lo que tu cuerpo está experimentando son los síntomas propios de la menstruación con la que comienza un nuevo ciclo o son característicos de un incipiente embarazo. Nos gustaría intentar diferenciar dichas señales con claridad y precisión.

    Ya sabemos que en estas primeras semanas es muy difícil identificar las señales que emite nuestro cuerpo. Quizá puedas diferenciarlas si detectas una hipersensibilidad a los olores que no tenías antes. También puedes notar un cambio en los sabores, sin que haya una razón aparente.

    Y además, puede que identifiques una sensación que yo no definiría como náuseas, sino de “estomago levantado”: es como un “hormigueo gástrico”, una sensación de hambre un poco dolorosa, pero sin hambre.

    La tensión mamaria puede ser otro de los primeros signos que anuncian tu embarazo.

    Señales peculiares de que puedes estar embarazada

    Explicamos con más detalle los síntomas singulares de embarazo para que puedas identificarlos:

    • Como hemos visto, en las primeras semanas de gestación puede existir una hipersensibilidad generalizada o una exacerbación de los órganos de los sentidos. Lo más frecuente y habitual es la hipersensibilidad a los olores que pueden incluso hacerlos desagradables o intolerables. También es frecuente un cambio en el sentido del gusto que puede influir en la alimentación, haciéndola desagradable en ocasiones y favoreciendo la aparición de náuseas.
    • Las náuseas y los vómitos son de los síntomas más frecuentes en el embarazo y que hacen sospechar a muchas mujeres que pudieran estarlo. Es un síntoma que en pocas ocasiones ocurre en el síndrome premenstrual, a no ser que el dolor asociado sea muy intenso.
    • Aumento de la sensibilidad mamaria (e ingurgitación mamaria). Aunque puede ocurrir un cierto aumento de la sensibilidad de las mamas en el síndrome premenstrual, es más intenso en caso de embarazo incipiente y suele además asociar un aumento del tamaño mamario.
    • Somnolencia o cansancio excesivo. Es relativamente habitual que en las primeras semanas los efectos de la hormona progesterona generen sensación de cansancio, leve mareo y aumenten la necesidad de horas de sueño. Este es una síntoma que raramente aparece en el síndrome premenstrual.

    Cuáles son los signos del síndrome premenstrual 

    Son todos los cambios que acontecen previos a la llegada de la regla y afectan a diferentes esferas de tu vida.

    • 1. En primer lugar, se produce una alteración en el estado de ánimo, que supone fundamentalmente, irritabilidad, mal humor, nerviosismo, inseguridad… y que puede repercutir en tu vida personal.
    • 2. Por otro lado, se favorece la retención de líquidos: te encuentras más hinchada, la ropa te queda más ajustada.
    • 3. A su vez, se asocia con un cuadro de dolor en el hipogastrio, es decir, el piso abdominal inferior, lo que se conoce comúnmente como «la zona de los ovarios«. Este dolor es punzante, tipo cólico y cede con la toma de analgésicos.
    • 4. En algunas ocasiones se puede unir un cuadro de dolor de cabeza o cefalea intensa, 24 a 48 horas antes del primer día de la menstruación. Vamos, un sin fin de buenas nuevas que cada mes nos recuerda el comienzo de un nuevo ciclo para poder quedarte embarazada y tener tu bebé.
    • 5. Sin lugar a dudas, el síntoma más importante y concluyente para conocer que lo que estás sufriendo es un síndrome premenstrual es el manchado de la regla.

    También puede ocurrir que una mujer que nunca ha padecido molestias premenstruales o un síndrome premenstrual como tal de forma habitual, los presente en un mes concreto y le haga sospechar erróneamente de embarazo. O, por el contrario, que una embarazada pueda confundir un leve sangrado con una menstruación normal.

    • Lee las 6 diferencias entre el sangrado de implantación y la regla

    Estos son todos los síntomas de embarazo que puedes notar

    Pero, cuando una pareja está esperando concebir un bebé, es de gran importancia poder diferenciar si lo que está sufriendo la futura mamá, se relaciona con los primeros signos de un embarazo o, por el contrario, son los indicadores de que va a tener que esperar un mes más para iniciar la trayectoria de su gran sueño, su embarazo.

    De hecho muchas mujeres, durante la fase de espera de la concepción, el día que les viene la regla lo viven como un auténtico sufrimiento, una verdadera desdicha y una desilusión. Esta no es la actitud correcta: lo ideal es sobreponerte a la realidad y disfrutar con tu pareja en la búsqueda de tu proyecto más preciado.

    • 1. Al principio de la gestación, algunas mujeres padecen alteraciones muy parecidas a la llegada de la regla. La irritabilidad, el insomnio y el cansancio generalizado, la falta de apetito por sensación de pesadez en el estómago, el acúmulo de gases, más enfatizado al final del día, son síntomas muy característicos de las primeras semanas de embarazo .
    • 2. Es cierto que las náuseas y los vómitos asociados con la gestación, la emesis gravídica , en algunas ocasiones se producen de manera temprana, pero por regla general son más tardíos.
    • 3. Lo que sí es bastante frecuente es la molestia gástrica asociada a incomodidad.
    • 4. Muchas veces, dicho malestar viene acaecido por la hipersensibilidad olfativa, como hemos comentado,que sufren las embarazadas, que hasta tu colonia favorita, o lo que es peor, la de tu pareja, que antes te encantaba, ahora eres capaz de aborrecerla.
    • 5. Otra característica que puede encontrarse durante las primeras semanas de embarazo son las llamadas «molestias abajo» y, que son más frecuentes en aquellas mujeres que tienen el útero colocado en retroversión -útero con el fondo en dirección al sacro, en vez de a la vejiga-, debido a que, al ir creciendo paulatinamente, tiende a enderezarse. No te preocupes, este ligero dolor abdominal es normal, a no ser esté asociado a manchado de sangre, que en ningún caso es fisiológico en el embarazo.

    Muy importante: Si estás buscando embarazo o piensas que podrías estar gestando, debes evitar la toma de cualquier medicamento hasta descartar la gestación.

    Embarazada sin síntomas: no es peligroso

    La verdad es que descrito así, parece que todas las mujeres que se quedan embarazadas tienen alguna cosa que les dificulta su actividad diaria o que les hace recordar continuamente que están o pueden estar embarazadas; esto no es cierto.

    Puede ser que sea una mujer que haya quedado embarazada y que no presente síntomas.

    Porque el embarazo sin síntomas es completamente normal y no refleja ningún riesgo para el embarazo, ni implica que tenga peor pronóstico.

    En muchas ocasiones, nuestra gestante viene encantada a la consulta porque no padece nada de lo descrito previamente y sólo sabe que está embarazada por dos motivos:

    • El primero de ellos porque no ha tenido la menstruación correspondiente. [Hay raras ocasiones en las que se aparentemente  se puede tener un embarazo con una regla en marcha: en realidad se trataría del sangrado de implantación embrionaria, un manchado que puede confundirse con una menstruación superficial. Insistimos en que la mujer estaría embarazada en este caso, aunque la paciente aún no lo sabe].
    • El segundo motivo es que se ha realizado la prueba de embarazo y ha resultado positiva.

    ¿Sangrado de implantación o manchados intermitentes?

    Además del primer sangrado de implantación que puede presentar una mujer embarazada y puede confundirlo con la menstruación, pueden ocurrir otros manchados intermitentes en el embarazo:

    • En ningún caso estos sangrados corresponden a una menstruación, ya que no se puede producir al estar la mujer gestando un bebé.
    • Estos manchados suelen ser escasos, muy irregulares y en cantidad inferior al de una regla.
    • Su origen puede ser variable, aunque lo más habitual es que procedan de la mucosa del cuello del útero y de la vagina, muy vascularizados durante la gestación.
    • Pueden ser sangrados que procedan del interior uterino, y por ello, podrían tener relación con alguna patología del embarazo.
    • Muy importante: Ante un sangrado en una mujer con un test de embarazo positivo,siempre debemos de solicitar una valoración por un ginecólogo.

    Confirma tus sospechas con un test de embarazo

    No te plantees muchas dudas con respecto a lo que sientes en tu cuerpo, deja pasar los días y cuando haya transcurrido un tiempo prudencial sin que te haya venido la regla, realízate un test de embarazo y confirma lo que con tantas ganas has buscado, ¡tu bebé! Recuerda no hacerte la prueba del embarazo antes de las 5 o 6 semanas sin tener el periodo para que el resultado sea fiable. Y en caso de mujeres que presentes ciclos más largos, este periodo para realizar el test de embarazo debería ser superior, tanto mayor cuanto más largos sean sus ciclos.

    Источник: https://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/estoy-embarazada-o-me-va-avenir-la-regla

    Embarazo y niños
    Deja una respuesta

    ;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: