Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

Coronavirus (COVID-19): Preguntas más frecuentes relacionadas con el embarazo

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

  • Tamaño de texto más grande

Aún hay muchas cosas que no sabemos acerca del coronavirus (COVID-19), pero cada día aprendemos más. Aquí se incluyen algunas respuestas a preguntas sobre el coronavirus y el embarazo.

¿Las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de tener coronavirus (COVID-19)?

Los expertos no saben si las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de tener coronavirus que otras personas. Pero debido a los cambios que las mujeres atraviesan durante el embarazo, es posible que tengan más probabilidades de contraer algunas infecciones. Por eso es importante que se proteja.

¿Cómo pueden protegerse del coronavirus (COVID-19) las mujeres embarazadas?

Para protegerse del coronavirus y otras infecciones, las mujeres embarazadas deben hacer lo siguiente:

  • Lavarse las manos con frecuencia y de manera adecuada o usar un gel antiséptico para manos con un contenido mínimo de 60% de alcohol.
  • Intentar no tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Mantenerse alejadas de las personas enfermas.
  • Mantenerse alejadas de otras personas, en la mayor medida posible, quedándose en su casa. Si necesita salir, manténgase a una distancia de 6 pies (2 metros) de otras personas y use una mascarilla o cubierta de tela para la cara.
  • Limpiar y desinfectar las cosas que las personas tocan con mucha frecuencia, como teléfonos, encimeras y pomos de puertas

¿El coronavirus (COVID-19) es peor en las mujeres embarazadas?

Los científicos aún están investigando sobre cómo el virus afecta a las mujeres embarazadas.

Las mujeres embarazadas pueden tener un mayor riesgo de enfermarse de más gravedad que las mujeres que no están embarazadas. También pueden tener más problemas con otros virus respiratorios, como la gripe.

Por este motivo, es especialmente importante seguir todas las precauciones recomendadas durante el embarazo.

¿El coronavirus (COVID-19) puede causarle problemas a una mujer embarazada o a su bebé?

Todavía es muy pronto para saber de qué forma el coronavirus puede afectar el embarazo y al bebé por nacer. Algunas mujeres con coronavirus han tenido problemas, como nacimiento prematuro, pero no está claro si esto fue a causa del virus.

Si tengo coronavirus (COVID-19) durante el embarazo, ¿puedo transmitírselo a mi bebé?

Todavía no hay suficientes investigaciones para saber si el coronavirus se puede transmitir a los bebés durante el embarazo o el parto.

El virus no se ha encontrado en el líquido amniótico o en la leche materna, pero los análisis hechos a algunos bebés nacidos de madres con coronavirus han dado positivo.

 Los médicos recomiendan hacer pruebas a bebés sanos nacidos de madres con coronavirus, en caso de haber pruebas disponibles. Esto ayudará con los planes para cuidar al bebé en el hospital y cuando el bebé regrese a su casa.

Los bebés recién nacidos pueden contraer el virus después del nacimiento. Esta es la razón por la cual los médicos podrían recomendar la separación temporal de una madre de su bebé si a la madre le da positivo la prueba del COVID-19 en el momento del parto.

¿Qué debo hacer si estoy embarazada y me enfermo?

Los síntomas de coronavirus son similares a los de otros virus respiratorios, como los resfriados y la gripe. Por lo tanto, a menos que le hagan la prueba, no sabrá si tiene COVID-19. Si tiene algún síntoma, como tos, fiebre o dificultad para respirar, llame de inmediato al profesional del cuidado de la salud.

Es posible que tenga otros síntomas como los siguientes:

  • síntomas de un resfriado, como dolor de garganta, congestión o secreción nasal
  • escalofríos
  • dolor muscular
  • dolor de cabeza
  • pérdida del sentido del gusto o del olfato
  • náuseas o vómitos
  • diarrea
  • cansancio

La mayoría de las personas que se enferman pueden ser atendidas en el hogar con líquidos y reposo. Pero si necesita ver a un profesional del cuidado de la salud, llame al consultorio o al hospital antes de ir. En caso de emergencia, llame al 911.

¿Es seguro dar a luz a mi bebé en un hospital en este momento?

Sí. Los hospitales y los centros de maternidad están tomando todas las precauciones para asegurarse de que las mamás y sus bebés estén a salvo de los gérmenes. La mayoría de las instalaciones médicas mantienen a los pacientes con COVID-19, o síntomas del virus, alejados de otras personas y en unidades de aislamiento.

Algunos hospitales están limitando la cantidad de personas que pueden entrar en la sala de parto. Cuando nazca su bebé, es posible que no se permitan las visitas en el hospital. Si se permite su entrada, es probable que se verifique que no tienen síntomas de coronavirus antes de entrar al edificio.

¿Puedo dejar que las visitas conozcan a mi bebé en casa?

Como el sistema inmunitario de los recién nacidos aún está en desarrollo, les cuesta más combatir las enfermedades. Por eso es importante mantenerse alejado de otras personas cuando el bebé llegue del hospital a su casa.

Para proteger a su bebé, debe hacer lo siguiente:

  • Mantenga al bebé en casa y alejado lo más posible de otras personas. Por el momento, no invite a familiares ni amigos a conocer al bebé. Tampoco lo lleve a las casas de otras personas.
  • Si debe sacar al bebé (por ejemplo, para visitar al médico), tanto usted como el bebé deben mantenerse a una distancia de 6 pies (2 metros) de otras personas. Debe usar una mascarilla o una cubierta de tela para la cara, pero no coloque nada sobre la cara de su bebé.
  • Si en su casa hay una persona enferma, tome todas las precauciones recomendadas. Mantenga al bebé lejos de las personas enfermas.
  • En casa, todas las personas que cuidan al bebé deben lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él. Mantenga limpias todas las superficies.

¿Dónde puedo obtener información actualizada sobre el coronavirus (COVID-19)?

Visite los sitios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para obtener información actualizada y confiable sobre el coronavirus

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: julio de 2020

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/coronavirus-pregnancy-esp.html

Cuidado con la fiebre alta y la diarrea en el embarazo

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

A lo largo del embarazo son muchas las infecciones tanto bacterianas como víricas que se pueden adquirir: urinarias, las odontológicas, faríngeas, digestivas…

Estas últimas suelen ser muy frecuentes y fundamentalmente víricas, se manifiestan con febrícula (menos de 38º) y diarreas en el embarazo, curándose por lo general tras unos días de dieta.

Sin embargo las embarazadas que manifiestan fiebre (por encima de 38º),  dolor abdominal, diarreas con o sin vómitos y malestar general debemos ser muy cautelosos y remitirla a su centro de salud o mejor al hospital, para solicitarle los análisis adecuados.

La infección por listeria puede estar detrás de estos síntomas.

Debemos descartar la existencia de un origen de la infección, lo que llamamos foco.

Es decir descartaremos apendicitis, infección de la placenta (corioamnionitis) realizando una amniocentesis y estudiando si hay infección en el líquido amniótico, infección de la orina, salmonella, shigella, yersinia, aeromonas o campylobacter fundamentalmente. Para lo cual tendremos que realizar un buen número de pruebas:

  • Ecografía obstétrica y abdominal, además de amniocentesis, como ya dijimos antes.
  • Hemocultivos para descartar una bacteria en sangre.
  • Coprocultivos para descartar una bacteria en heces.
  • Analítica completa donde veamos los parámetros infecciosos más importantes como son: leucocitos con porcentaje de neutrófilos (lo que los médicos llamamos desviación a la izquierda).
  • plaquetas y PCR (que es un parámetro muy importante de infección), aparte de otras medidas como hemoglobina, hematocrito, pruebas hepáticas, función renal o glucosa.

Caso real: embarazada con listeria

Os comento el caso de una paciente que ingresó gestante de 25+2 semanas por referir desde hacía unos días vómitos, diarreas, dolor abdominal, malestar general y fiebre alta de 39.4º. Se le realizó ecografía obstétrica observándose un feto vivo y aparentemente todo normal.

Se aprovecho para hacer la amniocentesis y remitir el líquido a microbiología para que hiciesen los análisis y cultivos necesarios para descartar la existencia de alguna bacteria. Y además se solicitó analítica completa, observándose unos leucocitos muy elevados de 20.000 con un 84% de neutrófilos y una PCR también elevada de 7.1 mg/dl.

Se le solicitaron hemocultivos seriados y coprocultivos y se instauró tratamiento antibiótico intravenoso hasta que llegasen los resultados de los cultivos.

Al día siguiente y a pesar del tratamiento antibiótico la paciente seguía con manifestaciones digestivas, sobre todo con dolor abdominal, por lo que solicitamos una interconsulta con cirujanos para descartar apendicitis. Indicaron la realización de ecografía abdominal para descartarla, observando al realizarla que el feto había fallecido. Indujimos el parto con misoprostol y obtuvimos un feto por vía vaginal de 950g.

Tratamiento de una embarazada con listeria

Al día siguiente nos llegó el resultado del cultivo del líquido amniótico con la existencia de una bacteria que se llama «Listeria Monocytógenes». Inmediatamente cambiamos el tratamiento a ampicilina y gentamicina intravenosos mejorando la paciente progresivamente y siendo dada de alta sin fiebre y sin sintomatología digestiva.

Como veis la Listeria Monocytógenes no es ninguna broma: se trata de una bacteria flagelada Gram + anaerobio facultativo e Intracelular. Provoca infecciones por alimentos muy agresivas con una tasa de mortalidad fetal del 40-50%.

Se ha observado un aumento significativo de la incidencia en los últimos años (0,8 por cada 1.000 partos) y sobre todo en verano. Prolifera entre 1º-45ºC y no se destruye con la congelación ni con conservación en sal, únicamente se destruye >50ºC.

Se ubica en muchos sitios por lo que es muy difícil su prevención. Suele estar presente en: suelo, agua fresca, agua residual, vegetación, animales domésticos, productos alimentarios como leche y productos lácteos no pasteurizados, productos cárnicos precocinados, marisco.

Suele afectar a grupos de riesgos como las embarazadas, neonatos, ancianos e inmunodeprimidos.

Por tanto, ante cualquier embarazada con fiebre de más de 38ºC sin origen claro, nauseas con vómitos, diarreas, malestar general y unos leucocitos aumentados con desviación a la izquierda (aumento de los neutrófilos) y una PCR >5mg/dl hay que iniciar tratamiento con dosis altas de ampicilina y gentamicina intravenosos: Ampicilina 2g/6h iv + Gentamicina 80mg/8h iv y si es alérgica: Eritromicina 1g/6h iv + Gentamicina 80mg/8h iv.

Artículos Relacionados Artículos del Dr. Herráiz Los efectos beneficiosos del consumo de pescado en embarazadas y niños son bien reconocidos. Sin embargo, se ha descrito que la ingesta de metilmercurio (MeHg) en el embarazo, principalmente a través del pescado y marisco contaminado, puede producir efectos perjudiciales sobre el… Artículos del Dr. Herráiz Tradicionalmente y hasta los años 80, el parto de nalgas se asistía, tanto en primerizas como en embarazadas con más hijos, por vía vaginal. Los ginecólogos estaban capacitados para su asistencia. Años 80: empezó la cesárea en partos de nalgas Durante la década de los 80, se empezó a… Artículos del Dr. Herráiz La disminución de las plaquetas es un hallazgo frecuente en las consultas de Obstetricia: lo presentan entre el 6 y el 10 por ciento de las embarazadas. Esto supone un desafío diagnóstico para el médico, ya que la mayoría de las pacientes son asintomáticas y las causas de la enfermedad… Artículos del Dr. Herráiz La ecografía se utiliza desde los años 70 del siglo pasado y ha supuesto una revolución en el diagnóstico prenatal. Hoy es impensable no realizarlas para conocer el estado de nuestro bebé, e incluso para realizar terapia fetal. Recuerdo los primeros ecógrafos con sondas enormes que…

Источник: https://www.natalben.com/embarazo-pruebas-y-ecografias/cuidado-con-la-fiebre-alta-y-diarrea-durante-el-embarazo

Fiebre en el embarazo: qué hacer sin perjudicar al bebé

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

A lo largo del embarazo es posible que la madre caiga enferma, llegando a pasar, en alguna ocasión durante el periodo de gestación, algunos episodios de fiebre.

Ante esta situación es normal que surjan dudas al respecto sobre cómo actuar, sobre cómo la fiebre puede afectar al bebé o sobre qué tipo de medicación tomar a fin de que el bebé no se vea afectado.

La fiebre en el embarazo

La fiebre es un mecanismo de defensa que pone en marcha el organismo para combatir bacterias y virus. A lo largo del periodo gestacionalla embarazada puede estar baja de defensas en algún momento, cosa que la hace propicia a contraer catarros o procesos gripales. Esto puede tener como consecuencia la aparición de fiebre durante el embarazo.

Frente a la pregunta de si la fiebre afecta directamente al bebé, la respuesta es no. Es indiferente si la fiebre aparece durante el primer, el segundo o el tercer trimestre. En cualquiera de estos momentos, la fiebre en el embarazo no es motivo para que el bebé pueda sufrir malformaciones.

Pese a esto, sí que hay que poner remedio a la fiebre lo antes posible, ya que a la larga puede derivar en otros problemas que sí que puedan afectar al feto.

Cómo tratar la fiebre en el embarazo

Durante los procesos febriles en el embarazo no se puede actuar como de manera habitual. Esto quiere decir que no se puede recurrir a la ingesta de medicamentos en primera instancia, como se haría normalmente, ya que podría afectar al feto.

Embarazo y fiebre: algunos remedios naturales

Lo primero que debemos hacer es acudir al médico. Mientras tanto, podemos tratar la fiebre con remedios naturales, dejando los medicamentos como último recurso. Los remedios naturales más recomendados que existen para tratar la fiebre en el embarazo son los siguientes:

  • Darse una ducha con agua tibia. Evita el agua fría, ya que puede darte escalofríos y con esto solo conseguirás que te suba más la fiebre.
  • Librarse del exceso de ropa. Ir demasiado abrigada puede provocar aumento de la temperatura corporal. Apuesta por ropa ligera y, si tienes frío, cúbrete con una manta que te puedas retirar en cuanto te sientas mejor.
  • Ingerir mucha agua para mantenerse hidratada. También puedes apostar por zumos (sobre todo los de cítricos ricos en vitamina C), caldos de verduras, sopas e infusiones con los que te mantengas hidratada.
  • Reposar y descansar, incluso después de que los síntomas febriles remitan. Asegúrate de que estás del todo recuperada para evitar recaídas.

¿Puedo tomar paracetamol embarazada?

Si tienes que recurrir a algún fármaco, lo más indicado es tomarparacetamol en el embarazo, pero siempre con la prescripción médica pertinente. Recuerda que nunca es bueno auto medicarse, mucho menos cuando está en juego la salud de un futuro bebé.

El paracetamol es el medicamento que menos riesgos presenta, tanto para las madres como para el feto, pero algunos estudios afirman que su abuso puede hacer que el bebé desarrolle asma.

¿Sigues teniendo dudas sobre si se puede tomar paracetamol embarazada? Te recomendamos que sigas leyendo sobre esto en nuestro artículo Medicamentos en el embarazo: ¿cuándo puedes tomarlos?

Fiebre y embarazo: cuándo preocuparse

Todos tenemos claro que la fiebre es motivo de preocupación, pero como ya hemos comentado anteriormente, se puede tratar fácilmente. Cuando se detecte fiebre, lo primero que debemos hacer es consultar a un especialista. Estas son algunas de lascircunstancias que podrían hacer saltar las alarmas:

  • Que la fiebre sea superior a 38 grados.
  • Que se tenga fiebre y que esta no provenga de ningún catarro o resfriado.
  • Que venga acompañada de vómitos, diarrea fuerte, dolor de cabeza o dolor abdominal muy intenso.
  • Que venga acompañada de pérdida de líquido amniótico.
  • Que venga acompañada de dolor al orinar, ya que podría ser síntoma de infección urinaria.

Ante estos síntomas hay que ir al especialista. Allí te someterán a análisis de sangre y de orina para dictaminar el origen de la fiebre y aplicar el remedio más conveniente. Los remedios que te hemos propuesto antes pueden ayudarte a bajar la fiebre, pero no eliminarán el problema que la causa, si hay alguno.

¿Crece tu bebé sano? Averígualo con el test NACE

Durante tu embarazo te realizarás muchas pruebas que te ayudarán a descubrir si tu bebé crece sano. Los episodios de fiebre en el embarazo no tienen por qué preocuparte, pero estas pruebas te garantizarán toda la tranquilidad que buscas.

Para averiguar si tu bebé crece libre de anomalías genética puedes realizarte el test prenatal no invasivo NACE, una  prueba que permite a través de una muestra de sangre descartar enfermedades como el síndrome de Down, el síndrome de Patao o el síndrome de Edwards.

El test NACE analiza el ADN libre circulante en la sangre de la madre, con lo que se obtiene valiosa información sobre la salud del bebé desde la semana 10 del embarazo. Al realizarse íntegramente en España, los resultados de este test se entregan en 72 horas laborables.

¿Quieres más información? Ponte en contacto con nosotros.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/fiebre-en-el-embarazo/

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

El embarazo es un periodo muy especial. Una cosa es lo que se cuenta sobre él, y otra muy distinta, vivirlo. Pueden darse mil consejos y recomendaciones, contarse experiencias, adelantar situaciones que han de vivirse, pero siempre habrá sensaciones, temores, sentimientos y síntomas personales que sorprenden y ante los cuales se desconoce cómo reaccionar. 

Índice

¿Cómo afecta la fiebre al embarazo?

La OMS define a los signos y síntomas de alarma en el embarazo como aquellos que nos muestran que la salud de la embarazada y el feto están en peligro. Y entre ellos encontramos a la fiebre.

La fiebre puede ser provocada por numerosos estímulos y frecuentemente se debe a la presencia de bacterias y sus endotoxinas, pero también por virus, levaduras, espiroquetas, protozoarios, reacciones inmunes, varias hormonas, medicamentos y polinucleótidos sintéticos, compuestos que comúnmente se denominan pirógenos exógenos. 

Cualquier infección puede ocasionar consecuencias negativas durante el embarazo. La fiebre, además de ser un síntoma, puede causar riesgos tanto para la madre como para el feto.

La temperatura promedio corporal en una persona es más o menos de 36.5o C. Durante el embarazo, la temperatura corporal puede aumentar por lo menos a 38.3o C, más alta puede ser preocupante, sobre todo si dura por un periodo prolongado. La fiebre casi siempre va acompañada de otros malestares como dolor de cabeza, dolor articular, dolor muscular y malestar general.

Una temperatura mayor a 39.5o C durante el primer trimestre aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

Asimismo, los estudios realizados han demostrado un aumento en el riesgo de malformaciones congénitas conocidas como defectos del tubo neural (DTN en español, NTD en inglés) en bebés de mujeres quienes tuvieron altas temperaturas a principios del embarazo.

Los defectos del tubo neural ocurren cuando la médula espinal o el cráneo no se cierran adecuadamente. Más o menos de 1 a 2 en 1.000 nacimientos tienen defecto del tubo neural. Los tipos más comunes de defectos del tubo neural son espina bífida y anencefalia.

Algunos estudios han encontrado un pequeño aumento en el riesgo de defectos cardiacos, defectos en la pared abdominal o una hendidura oral cuando ocurre una fiebre a principios del embarazo, sobre todo si esta fiebre no es atendida. Sin embargo, existen estudios que no han encontrado estos resultados. Se necesitan más estudios para confirmar estos riesgos.

Otros casos en el segundo trimestre apuntan que la fiebre podría producir alteraciones vasculares en el tronco cerebral de los fetos.

Otros estudios también la han asociado al desarrollo de autismo, aunque los datos no son concluyentes.

La fiebre más adelante en el embarazo aumenta el riesgo de trabajo de parto prematuro.

 

¿Se pueden tomar antipiréticos en el embarazo?

Los riesgos que se asocian con la fiebre durante el embarazo pueden ser debido a la enfermedad, al uso de medicamentos para tratar la enfermedad, la fiebre en sí o una combinación de todos estos factores. Si estás embarazada y tienes fiebre, ponte en contacto con tu proveedor de la salud de inmediato para que pueda determinar si se necesita tratar la enfermedad que está causando su fiebre.

Por lo general, se recomienda el acetaminofén para reducir la fiebre durante el embarazo, así mismo se puede utilizar métodos físicos como compresas de agua fría, baños con agua tibia, etcétera, sin embargo, no se recomiendan productos naturales que el médico no te autorice pues en ocasiones puede causar problemas a tu salud ya que no se conoce al cien por ciento su actividad en el cuerpo.

La fiebre siempre es un signo que asusta a la población pero que da una pista sobre un proceso infeccioso, inflamatorio, tumoral, etc. La mayoría de las veces se debe a infecciones víricas banales, e incluso se cree que en algunos casos la fiebre es positiva para la mejoría del proceso.

En la mayoría de las veces donde existe fiebre en embarazadas es debido a la presencia de infección del tracto urinario, infecciones respiratorias e intraútero y en cualquiera de los casos es puntual buscar ayuda médica, por lo que te recomendamos que en presencia de este signo visites a tu médico de cabecera para que él lleve a cabo los estudios pertinentes y en dado caso enviar los medicamentos para tratar la infección.

También es esencial que durante los meses de embarazo no debes exponerte durante largos periodos al sol, para evitar sufrir insolaciones o quemaduras. La insolación y las quemaduras pueden llegar a elevar tu temperatura corporal y causarte fiebre. Esto no quiere decir que no puedas acudir a la piscina, claro que puedes. Solo que debes tener más precauciones que si no estuvieses embarazada.

Como ya hemos dicho, es necesario acudir a tu médico si tienes fiebre. Seguramente nos recomiende recurrir a un antitérmico para bajar la fiebre, pero durante el embarazo se intenta evitar la ingesta de medicamentos por temor a que puedan resultar dañinos para el bebé. De entre los antitérmicos, el paracetamol es el más seguro a la hora de tratar la fiebre en el embarazo, pero debe ser siempre ingerido bajo prescripción médica.

Debes tener en cuenta de que algunos estudios han relacionado la ingesta frecuente de paracetamol durante el embarazo con un mayor riesgo de asma en la infancia, pero en las dosis recomendadas no se han encontrado efectos perjudiciales, por lo que no está contraindicado durante la gestación.

Hay que resaltar la importancia de no tomarse los medicamentos por tu cuenta en el embarazo (tampoco si no estas embarazada) ya que no solo te puedes causar daño a ti, puedes hacerle daño a tu hijo.

¿Qué otros signos de alarma hay en el embarazo?

Ante cualquiera de los siguientes síntomas debes acudir con urgencia al médico. Si no hay un motivo claro por el que estos síntomas se produzcan, puede ser señal de enfermedades graves como algún tipo de infección o preeclampsia. Los signos son los siguientes:

– Fiebre muy alta (por encima de los 39º)

– Vómitos frecuentes

– Diarrea

– Dolor al orinar (puede ser una señal de infección de orina)

– Hemorragia vaginal

– Pérdida de líquido amniótico

– Dolor de cabeza intenso

– Pérdida de líquido amniótico

– Dolor abdominal o contracciones uterinas

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/estoy-embarazada-y-tengo-fiebre-que-debo-hacer-9698

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: