Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

Cuando una mujer está embarazada tiene que tener en cuenta una lista enorme de consejos, por lo que debe cuidarse más que cualquier otro momento de toda su vida, así que es buena hora para comenzar con los buenos hábitos.

El embarazo es un suceso bello para el proceso de vida de una mujer, pero aunque este esté lleno de felicidad, es bueno saber que también es una etapa delicada para el cuerpo de la embarazada, ya que con tantos cambios y exigencias físicas puede haber algún riesgo si no se cuida lo suficiente.

Es necesario que sepas que te encuentras dentro de una etapa que requiere toda tu atención, además de que debes consultar con tu médico si sientes que algo no está saliendo como debería ser.

En caso de que te enfermes durante el embarazo es importante que no te automediques, ya que esta práctica puede tener muy malas consecuencias, así que en cuanto sientas algún síntoma, debes sacar una cita médica.

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad de medicina de la que se contagian muchas personas durante todo el año y que no es igual que el resfriado, así que puedes pensar que no pasa nada si te enfermas de esto durante el embarazo, pero debes saber que afecta de manera distinta según el grupo de población del que hablemos.

Esta enfermedad es infecciosa y puede llegar a ser mortal para los grupos de alto riesgo, ya que no afecta de la misma forma a un niño que a un adulto. Cuando tienes gripe tus pulmones, nariz y garganta se ven afectados directamente, pero suele crear mayor afección en niños, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas y adultos de edad avanzada.

El contagio de la gripe puede ocurrir de la siguiente manera:

1.- Vía aérea. Esto ocurre cuando el virus viaja por medio de tos o estornudos.

2.- Por la piel. Puede ocurrir con un simple apretón de manos.

3.- Por saliva. Si besas a alguien con gripe o tomas de su vaso puedes contagiarte.

4.- Por contacto. Si tocas una superficie contaminada que haya tocado una persona contagiada.
 

Gripe en el embarazo

Cuando una mujer embarazada se contagia de gripe puede tener ciertos riesgos que debe cuidar, por ello es importante que prevenga enfermarse. Los síntomas de la enfermedad durante esta etapa son los siguientes:

– Tos

– Estornudos

– Aumento de la mucosidad

– Fiebre

– Pérdida de apetito

– Fatiga Te recomendamos que durante esta etapa limites tus visitas, ya que al tener contacto con una persona con gripe es fácil que te contagies. Además, puedes seguir nuestros siguientes consejos:

– Advierte a las visitas que no vengan si tienen algún síntoma o están enfermas

– Lava tus manos con frecuencia

– Aplícate la vacuna contra la gripe El mayor riesgo para una mujer embarazada sucede en el segundo y tercer trimestre, que es cuando más se dan las posibles complicaciones de la gripe.

En estos meses, el riesgo de que una mujer embarazada con gripe deba acudir al hospital por una complicación es ocho veces mayor que el de una mujer no embarazada; especialmente si padece otras enfermedades como asma, obesidad o diabetes.

Las complicaciones más habituales son bronquitis, neumonía y otras enfermedades pulmonares. En cuanto al feto, puede nacer prematuramente o con bajo peso.

¿Cómo se trata la gripe en el embarazo?

En caso de que tengas gripe es necesario que asistas con tu médico inmediatamente y no te automediques, ya que los medicamentos que usualmente se usan para esta enfermedad fuera de un embarazo son peligrosos para el desarrollo de tu bebé.

Una vez que el doctor te diagnostique te puede medicar con un antiviral, el tamiflu, ya que es el único medicamento que no hace daño durante el embarazo, pero la administración la debe indicar el doctor para tener un control adecuado.

También el paracetamol es un fármaco que se puede utilizar durante el embarazo sin riesgo, siempre y cuando sigas la dosis que indica el médico para calmar los malestares que provoca la gripe. El ibuprofeno no se debe tomar en la gestación.

  Además, debes seguir otros consejos y remedios naturales para recuperarte, como descansar, beber mucho líquido, llevar una dieta sana y rica en vitamina C.

¿Debo vacunarme contra la gripe si estoy embarazada?

Durante la gestación se aconseja vacunarse contra la gripe para evitar contraer esta enfermedad o complicaciones asociadas a ella, ya que las embarazadas tienen mayor riesgo. Se aconseja vacunarse estés en el trimestre que estés ya que es una vacuna totalmente segura que no afecta al desarrollo del embarazo ni del feto.

En cuanto a los posibles efectos secundarios, la mayoría son leves e incluyen enrojecimiento o sensibilidad donde se aplicó la vacuna, dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre leve, náuseas y vómitos. Estos efectos duran de uno a dos días.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/estoy-embarazada-y-tengo-gripa-que-hacer-9048

Cómo tratar un resfriado en el embarazo (remedios naturales)

Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

Durante el embarazo, todo lo que te sucede no solo te afecta a ti, sino al bebé que crece en tu interior. Es por ello que surgen muchas dudas en cuanto a la alimentación, hábitos de vida o incluso, a los medicamentos.

Y es que, si bien, en otra etapa de tu vida, cuando notabas síntomas de catarro recurrías a los analgésicos o a un descongestivo nasal para paliar los síntomas; durante la gestación, debes pensártelo dos veces y siempre, seguir el criterio de tu médico.

Y es que, aunque los fármacos pueden aliviar los síntomas y hacerte sentir mejor, también pueden llegar hasta el bebé a través de la placenta, por lo tanto, conviene saber cómo tratar un resfriado en el embarazo y de qué formas más naturales puedes aliviar los síntomas.

Resfrado durante el embarazo, ¿cómo actuar?

La recomendación de los expertos sanitarios en torno a los medicamentos en el embarazo pasa por evitarlos durante las primeras 12 semanas de embarazo, a no ser que tengas una condición previa que requiera de tratamiento en cuyo caso, debes consultar con tu médico sobre cómo proceder.

Los tres primeros meses de embarazo son críticos para el desarrollo de los órganos vitales del bebé, y además, es la etapa más difícil ya que es cuando se da un mayor porcentaje de aborto espontáneo.

Posterior a esas 12 primeras semanas, los médicos también son cautelosos y recomiendan precaución. De hecho, si te fijas en el prospecto de cualquier medicamento, hasta el de las pastillas para la tos, tiene un apartado especial para las embarazadas y mamás lactantes. 

De esta forma, antes de tomarte paracetamol, ibuprofeno o una aspirina como solías hacer cuando tenías un resfriado, realiza una consulta a tu obstetra para que valore tu situación y te haga las recomendaciones oportunas. Si bien no es correcto automedicarse nunca, en el embarazo se hace aun más necesario seguir esta pauta.

En muchos casos, aunque  no es recomendable tomar medicamentos, son peores los síntomas que provoca y su efecto en el bebé que el propio fármaco en sí, por lo tanto, tu médico podrá recetarte ciertos medicamentos para tratar enfermedades como el resfriado común. Sin embargo, reiteramos, que ha de ser tu obstetra el que te diga cuál es el fármaco más adecuado y en qué cantidad.

Remedios caseros para tratar un resfriado en el embarazo

Si aunque tu médico te recete algún medicamento para el catarro y prefieres seguir remedios caseros para paliar los síntomas, puedes realizar estos tratamientos naturales: 

Descansa mucho

Si puedes tomarte uno o dos días libres, hazlo. Estarás mejor en casa, descansando que, en el trabajo sintiendo los rigores del embarazo junto con los de un resfriado. 

Si no puedes dejar de trabajar, al menos cuando llegues a casa, intenta relajarte y pasar la mayor parte del tiempo en reposo. La recuperación de un catarro será más pronta si te concedes la oportunidad de estar en la cama descansando.

Leer +: ¿Qué es la gripe?

Bebe muchos líquidos

Es importante que estés bien hidratada durante todo el embarazo incluso sin tener resfriado, pero si estás acatarrada, incide aun más, sobre todo si tienes fiebre. Además, lejos de los jarabes para la tos, los médicos recomiendan beber mucha agua para tratar la tos.

Gárgaras para el dolor de garganta

Si notas molestias en la garganta, puedes hacer gárgaras con agua y sal o agua y bicarbonato de sodio. También puedes tomar leche caliente con miel, o tomar una infusión de tomillo, miel y limón. Son remedios naturales que alivian y calman.

Ver también: anginas en bebés

Utliza un humidificador

Cuando estés acatarrada, coloca un humidificador para mantener un nivel de humedad óptimo en el ambiente. Te ayudará para mantener también por la noche, sobre todo si tienes tos.

Mantener una temperatura adecuada en la habitación y además tener encendido el humidificador por la noche, puede mejorar la sensación de sequedad en la garganta y en la boca. 

Sopa de pollo para la congestión

El caldo de pollo es un remedio de nuestras abuelas muy útil si tienes dolor de garganta y congestión. Al entrar caliente, ayudará a abrir las vías respiratorias y respirarás mejor. 

El caldo de pollo es un plato económico y fácil de preparar con efecto reconfortante.

Un estudio realizado por la Universidad de Nebraska (EEUU) reveló que el caldo de pollo casero impide el movimiento de unas células del sistema inmune llamadas neutrófilos.

Se trata de un tipo de glóbulos blancos que nos defiende de las infecciones bacterianas y también favorece la liberación de las mucosidades.

Cómo evitar acatarrarse en el embarazo

Algunas sencillas medidas pueden hacer que no te resfriesdurante la gestación, y así tengas que evitar, el malestar:

– Lávate las manos con frecuencia

– Lleva una dieta sana y nutritiva

– Descansa lo suficiente

– Evita los altos niveles de estrés

– Practica ejercicio moderado con regularidad

– Si alguien en tu entorno está acatarrado, evita el contacto.

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/complicaciones/como-tratar-un-resfriado-en-el-embarazo/

Gripe en el embarazo: riesgo, vacunación y alivio de síntomas

Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

La mujer, por el hecho de estar embarazada, es más vulnerable a cualquier tipo de infección debido a que su sistema inmunológico está disminuido.

“Esto significa que puede tener más probabilidad de contraer virus como el de la gripe, y, si sucede, puede desarrollar complicaciones más graves que una mujer que no esté gestante”, afirma Nuria Izquierdo Méndez, de la Unidad de Obstetricia del Instituto de Salud de la Mujer José Botella Llusiá, perteneciente al Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

“Las mujeres embarazadas se consideran un grupo de riesgo para el desarrollo de infección por el virus de la gripe al igual que los niños, los ancianos, los pacientes con enfermedades crónicas o que conlleven inmunosupresión y los profesionales sanitarios, entre otros”, explica Tamara Alonso Pérez, neumóloga del Hospital Universitario de La Princesa, en Madrid. ¿Por qué son grupo de riesgo? Izquierdo responde contando que “el diagnóstico de gripe durante el primer trimestre del embarazo se ha asociado a un aumento de malformaciones cardiacas, labio leporino y defectos del tubo neuronal. En el segundo y tercer trimestre se ha vinculado a un aumento del número de abortos, partos prematuros y una disminución del peso al nacimiento.  Por ello, deben vacunarse si su embarazo coincide con la campaña de vacunación antigripal (de octubre a marzo)”.

Ambas expertas señalan que el riesgo de que la vacuna contra la gripe cause un daño grave es extremadamente pequeño. El efecto secundario más frecuente tras la administración de la vacuna es escozor, sensibilidad, enrojecimiento y/o dolor en el lugar de la inyección.

También se han descrito casos de cefalea, dolor muscular y fiebre, náuseas y astenia; sin embargo, siempre estos efectos secundarios son más leves que la propia gripe estacional.

Estas reacciones locales, en general, duran menos de 48 horas y no suelen requerir ningún manejo específico.

Si hay efectos secundarios se aconseja tomar analgesia, tipo paracetamol, y aplicar frío local en la zona donde se ha administrado la vacuna.

Más riesgo de complicaciones respiratorias

La infección por el virus de la gripe cursa de forma característica con “fiebre que se acompaña de malestar general, mialgias, cefalea, congestión nasal, molestias faríngeas, pérdida de apetito y/o tos seca”, enumera la neumóloga de La Princesa.

En la mayor parte de los ocasiones estos síntomas ceden en una o dos semanas, sin embargo, en determinados grupos de riesgo, como las mujeres embarazadas, pueden desarrollarse complicaciones más graves como son la neumonía, sinusitis, otitis y algunas complicaciones neurológicas menos frecuentes.

Según la ginecóloga del Clínico de Madrid, en el embarazo existe un riesgo algo aumentado de presentar complicaciones por una infección gripal, sobre todo respiratorias.

“Cuando una embarazada se infecta por el virus de la gripe el riesgo de hospitalización por procesos respiratorios se incrementa. La complicación más frecuente en la madre es la neumonía, con un porcentaje de 2 a 3 mujeres por cada 1.

000 embarazadas, pero no hay que alarmarse, ya que en la mayoría de los casos es un cuadro leve”.

¿La gripe puede afectar al feto?

Las mujeres embarazadas que se infectan por el virus de la gripe pueden desarrollar complicaciones graves que afecten a su gestación, como son el aborto espontáneo o el parto prematuro, entre otras.

En este sentido, “la prevención es fundamental y la vacunación es el método más eficaz, ya que disminuye el riesgo de gripe y sus complicaciones, protegiendo a la gestante y a su recién nacido hasta los 6 meses de edad”, indica Alonso.

Izquierdo añade que la gripe no produce malformaciones fetales.

Recomendaciones para aliviar los síntomas durante el embarazo

  • El descanso es fundamental.  
  • Medidas físicas, higiénicas (como el lavado de manos) y medicamentos.  
  • Antitérmicos que bajen la fiebre. Es importante controlarla, siempre que sea superior a 38 grados, con analgésicos como el paracetamol.  
  • Antitusígenos y expectorantes para la tos.  
  • Analgésicos para el dolor muscular.  
  • Beber abundantes líquidos para reponer lo que se pierde por la fiebre.

Por último, menciona Alonso, “la administración de fármacos antivirales como oseltamivir en las mujeres gestantes, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, requiere una valoración individualizada que evalúe el grado de afectación materna o la presencia de otros factores de riesgo que puedan propiciar la aparición de complicaciones. La gestante deberá ser informada y la decisión de iniciar o no el tratamiento será compartida”.

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/2018/02/19/gripe-embarazo-riesgo-vacunacion-alivio-sintomas-161471.html

Estoy embarazada y me he resfriado: ¿qué puedo hacer (y qué no)?

Estoy embarazada y tengo gripe, ¿qué hacer?

Durante el embarazo nos cuidamos al máximo, pero llega el frío y con él aumentan los catarros, de modo que no es extraño que un buen día empiece el picor de garganta, la tos, la mucosidad… Estoy embarazada y me he resfriado: ¿qué puedo hacer (y qué no)?

En cualquier otra etapa de la vida recurrimos a determinados fármacos para mitigar los síntomas del resfriado (que no curarlo), pero durante el embarazo es importante no automedicarse. Porque si bien un catarro no afecta a la salud del feto, el hecho de que tomes medicinas por tu cuenta sí puede perjudicarle.

¿Qué hay de los analgésicos, antitusivos, antihistamínicos… y otros productos para aliviar los síntomas? Ninguno de estos medicamentos puede ser tomado sin prescripción médica durante el embarazo. Muchos fármacos (ojo al paracetamol o al ibuprofeno, por ejemplo) sí podrían afectar al feto.

En el caso del paracetamol, es considerado seguro durante el embarazo, pero recomiendan evitarlo en la medida de lo posible y sino, hacerlo únicamente en las dosis mínimas recomendadas.

Por su parte, los antiinflamatorios (como el ibuprofeno) están relacionados con un aumento del riesgo de aborto. Tampoco puedes tomar algunos antihistamínicos, jarabes para la tos, descongestionantes…

Consulta siempre al médico.

Por supuesto, los antibióticos tampoco sirven para el resfriado ni la gripe, por lo que hay que evitarlos. No funcionan contra los virus y, tomados innecesariamente, pueden hacer que sea más difícil al cuerpo luchar contra infecciones bacterianas en el futuro.

Además, recuerda que ningún medicamento cura el resfriado sino que este seguirá su proceso natural. El resfriado común no suele durar más de siete días (tal vez un poco más durante el embarazo).

Aliviar los síntomas del resfriado durante el embarazo

Entonces, muchas os estaréis preguntando, ¿tengo que pasar el resfriado sin ninguna «ayuda»? Si los síntomas son leves, con secreción nasal y molestias en la garganta, hay ciertos trucos que te ayudarán a pasar del mejor modo posible el catarro.

  • Toma mucha agua y líquidos para ayudar a reponer líquidos y a eliminar el virus.
  • Descansa lo que puedas y no dejes que te afecte el estrés: esto ayudará a que te sientas mejor.
  • Toma leche templada con miel o limón y agua templada con miel para aliviar el picor en la garganta y la tos.
  • Evita ambientes excesivamente secos o cargados de humo.
  • Haz vahos de eucalipto o utiliza un humidificador en el baño para favorecer la expulsión de la mucosidad de las vías respiratorias.
  • Utiliza limpiadores nasales de suero fisiológico o agua marina que venden en la farmacia.
  • Si no te molesta el olor, puedes probar un remedio clásico: colocar una cebolla cortada junto a la cama por la noche.
  • Descansa con la parte superior del cuerpo algo elevada para ayudar a respirar mejor.

Si te duele la cabeza, repetimos que durante el embarazo es mejor evitar los medicamentos en la medida de lo posible, pero ciertos remedios naturales podrían ayudarte: mantén una alimentación saludable y un buen descanso, toma un baño relajante con agua tibia, mantente bien hidratada…

Si los síntomas son agudos, acude al ginecólogo para ver si puede prescribirte algún fármaco adecuado para aliviar los síntomas, aunque muchos doctores son partidarios de no dar medicamentos en el embarazo a no ser que sean absolutamente imprescindibles.

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Prevenir el resfriado

Como no hay una vacuna contra el resfriado de forma global (la vacuna contra la gripe previene solo determinadas cepas), lo que podemos hacer es intentar prevenirlo.

  • Una estrategia preventiva es evitar la exposición a personas acatarradas para no contagiarnos.

  • El lavado de manos frecuente y minucioso es uno de los mejores hábitos para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas.

  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Los virus que causan los resfriados pueden entrar al cuerpo de esta manera y hacer que enfermemos.

  • Evita los cambios bruscos de temperatura y no permanezcas expuesta al frío durante mucho tiempo.

Finalmente, recordemos que no es lo mismo un catarro que una gripe, y mientras que para el resfriado no existe vacuna, sí la hay para la gripe, que se recomienda a las embarazadas. Si junto a las molestias comentadas tienes fiebre y dolor muscular, lo más probable es que tengas la gripe. Acude al médico para que determine el tratamiento más adecuado que no perjudique al bebé.

Esperamos que no tengas síntomas más graves y que por lo que estás pasando sea simplemente un resfriado en el embarazo: ya sabes cómo actuar para sentirte mejor y qué es lo que no se puede hacer durante el proceso catarral. Paciencia, porque en pocos días empezarás a sentirte mejor…

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas, Los catarros no se curan con medicinas

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/estoy-embarazada-y-me-he-resfriado-que-puedo-hacer-y-que-no

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: