Fecundaçao em vitro

La Fecundación in Vitro al detalle

Fecundaçao em vitro

La Fecundación In Vitro (FIV) es la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio -in vitro- con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferir al útero de la mujer.

Esta técnica de reproducción asistida normalmente está indicada cuando han fallado tratamientos previos más sencillos como la inseminación artificial, en mujeres a partir de los 37-38 años,  mujeres con ausencia o lesión en las trompas, mujeres con endometriosis avanzada, con probable repercusión en las trompas y en la calidad ovocitaria, o en casos de factor masculino severo.

Fases de la Fecundación in Vitro

Para la realización de la FIV hay que seguir unos pasos muy concretos, que empiezan con la estimulación ovárica de la mujer y terminan con la transferencia de los embriones. Podríamos dividirla en cinco fases:

1. Estimulación ovárica

Consiste en inducir, mediante la administración de medicamentos hormonales a la paciente, una ovulación múltiple (que los ovarios, en vez de producir un único óvulo -que es lo que hacen de forma espontánea cada mes-, maduren más para poder llegar a obtener un mayor número de embriones). Los especialistas controlarán la respuesta a la medicación de cada paciente por medio de ecografías transvaginales.

2. Punción ovárica

Cuando se considera que los folículos (saco relleno de líquido que incluye al óvulo en su interior) han alcanzado el tamaño adecuado y ya hay disponible un número adecuado de óvulos, se programa la punción folicular.

Es una intervención ambulatoria de aproximadamente 15 minutos de duración, mediante la cual se extrae el líquido folicular en dónde se encuentran los ovocitos que han madurado.

La punción se realiza bajo sedación suave, lo que evita cualquier tipo de molestia.

3. Fecundación de óvulos y cultivo embrionario

Los ovocitos obtenidos se fecundan en laboratorio con los espermatozoides, que normalmente se obtienen tras la recogida de una muestra de semen por parte de la pareja. La fecundación puede llevarse a cabo por FIV (fecundación in vitro) convencional o por ICSI (o microinyección espermática).

En la FIV convencional, el biólogo pone en contacto a miles de espermatozoides, previamente seleccionados y preparados, con cada uno de los ovocitos y deja que la fecundación se produzca sola. En la ICSI o microinyección espermática, se introduce un único espermatozoide dentro del citoplasma del óvulo.

Los embriones resultantes tras la fecundación de los óvulos son observados en el laboratorio día tras día y clasificados según su morfología y capacidad de división. Mediante este seguimiento se obtiene mucha información del desarrollo de los embriones pudiéndose seleccionar los mejores para transferir al útero de la mujer.

4. Transferencia de embriones

La transferencia consiste en la introducción dentro del útero de la paciente de los mejores embriones con la ayuda de una cánula muy fina especialmente diseñada para ello. Este procedimiento no requiere sedación y es rápido e indoloro.

5. Vitrificación de embriones sobrantes

En algunos casos, después de transferir los embriones al útero quedan más embriones evolutivos con capacidad de lograr un embarazo, estos embriones se vitrifican, que es una técnica de conservación embrionaria similar a la congelación. Podrán ser utilizados en ciclos posteriores sin necesidad de una nueva estimulación ovárica.

La técnica de congelación para embriones que hoy en día ofrece mejores resultados se denomina vitrificación y permite conservar embriones en todos sus diferentes estadíos de desarrollo.

Riesgos de la Fecundación in Vitro

Como cualquier tratamiento médico, la Fecundación in Vitro implica riesgos.

Entre los más frecuentes asociados a esta técnica de reproducción asistida figuran la hiperestimulación ovárica, que es una respuesta exagerada al tratamiento hormonal y puede ser leve, moderada o grave (hoy existen estrategias terapéuticas para disminuir su frecuencia); el embarazo múltiple, si se transfiere más de un embrión; y el embarazo ectópico, cuando un embrión se implanta fuera del útero (generalmente en la trompa).

Otros riesgos menos frecuentes (menos del 3%) son: hemorragia, infección, torsión de un ovario y complicaciones derivadas de la anestesia.

La fecundación in vitro y la microinyección espermática suelen ser las primeras técnicas empleadas en reproducción asistida, por lo que acostumbran a tener un elevado porcentaje de éxito, consiguiendo el embarazo en muchas mujeres.

Si llevas tiempo intentando quedarte embarazada con tu pareja sin lograrlo o eres una mujer soltera que no quiere perderse la maternidad, acude a un centro de fertilidad de confianza.

Los especialistas, dependiendo de cada caso y en función de lo que arrojen los estudios que se llevarán a cabo, serán los que recomienden la técnica que puede ofrecer mejores resultados.

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/padres/reproduccion-asistida/la-fecundacion-in-vitro-al-detalle/

Fecundación in vitro| Especialistas en FIV

Fecundaçao em vitro

En Ovoclinic disponemos de altas tasas de éxito en fecundación in vitro.
¿Quieres conocer más sobre este tratamiento de reproducción asistida?

Responsable: Ovoclinic
Finalidad: Prestar la información o servicios que nos solicite.
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada en nuestro apartado Política de Privacidad.

La fecundación in vitro (FIV) es un tratamiento de reproducción asistida de alta complejidad. El tratamiento de fecundación in vitro se lleva a cabo con la unión entre un óvulo y un espermatozoide en el laboratorio con el fin de conseguir embriones de buena calidad para posteriormente, ser transferidos en el útero y que den lugar a un embarazo.

El embrión resultante de esta unión será implementado en el útero materno, facilitando de esta forma tanto la fecundación como la tasa de supervivencia del embrión.

Dentro de este tratamiento existen dos variantes, por un lado encontramos la FIV convencional, y por otro, la ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides).

En Ovoclinic ofrecemos la posibilidad de llevar a cabo tu tratamiento con las máximas garantías, ofreciendo a los futuros padres planes de Garantía de Embarazo y Nacimiento.

Contamos con altas tasas de éxito en esta técnica de reproducción asistida, en concreto, las tasas de éxito en la tasa beta HCG son de un 73% y la tasa de embarazo clínico del 35% con la transferencia de dos blastocistos y una edad media de 36,8 años.
También nos avalan nuestros 20 años de experiencia en tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad, así como un trato cercano y personalizado con todos nuestros pacientes.

Este tipo de tratamiento está recomendado para los siguientes casos:

  • Pacientes con fallos previos en tratamientos con inseminación artificial
  • Mujeres de edad avanzada, con ovocitos de baja calidad
  • Mujeres con lesiones en las Trompas de Falopio o ausencia de ellas
  • Mujeres con endometriosis severa
  • Parejas en las que el varón presenta un seminograma con baja calidad seminal
  • Pacientes que necesitan hacer un diagnóstico genético preimplantacional

En un ciclo natural, una mujer madura un solo óvulo. Con la estimulación ovárica controlada, intentamos que maduren varios óvulos para así tener mayores probabilidades de conseguir un embrión que de embarazo.

Para ello, la futura madre debe administrarse unas inyecciones de hormonas vía subcutánea – similares a las producidas por su propio cuerpo – para producir un crecimiento multifolicular en que se desarrollan varios óvulos.

De manera periódica realizaremos controles ecográficos y análisis de sangre para evaluar la maduración de los óvulos. El tratamiento suele durar unos doce días aproximadamente.

Una vez que los óvulos han madurado, se programa una punción ovárica para su extracción. Esta intervención es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en quirófano, con sedación, y no suele durar más de diez o quince minutos.

Al acabar, la paciente debe permanecer 2 horas aproximadamente en observación en la clínica y después se puede ir a casa manteniendo reposo relativo durante el resto de la jornada.

También se toma una muestra de semen con el que más tarde se inseminarán los óvulos.

Puede realizarse de dos formas dependiendo del caso.

  • FIV convencional: la unión entre el óvulo y el espermatozoide se realiza en una placa de vidrio. El óvulo se deposita junto a una gota con miles de espermatozoides y se espera 24 horas a que se produzca la fecundación de forma natural.
  • ICSI: En este caso, nuestros embriólogos seleccionan individualmente cada espermatozoide y mediante una técnica muy precisa, inyectan un espermatozoide dentro de cada óvulo.

Tras la fecundación, los embriones permanecen en incubadores que mimetizan al máximo las condiciones en las que se encontrarían los embriones en el útero de la mujer. Durante todo el proceso los embriólogos están atentos al desarrollo embrionario, analizando su morfología y el número de sus células para determinar la calidad de cada embrión.

El embrión permanece en estos incubadores durante cinco o seis días, hasta que alcanza el estadío de blastocisto. En esta fase de su desarrollo, es posible determinar con más precisión cuáles son los embriones de mayor calidad y, por tanto, los que ofrecen un mayor potencial de implantación y más posibilidades de lograr un embarazo exitoso.

Último paso de la fecundación in vitro y más importante. Para realizar la transferencia embrionaria, hay que preparar el útero de la paciente para asegurarnos que el endometrio tiene el grosor adecuado para recibir al embrión y lograr el embarazo.

De entre los embriones que han alcanzado la fase de blastocisto, se seleccionará el de mejor calidad para ser transferido al útero materno. Si hay más blastocistos de buena calidad, serán vitrificados para ser empleados en posteriores ciclos en caso necesario, evitando tener que pasar nuevamente por una estimulación ovárica.

En la transferencia de embriones se emplea un catéter especial para depositar el embrión seleccionado en el interior del útero.

Dicho catéter será guiado gracias a la realización de una ecografía que nos permitirá asegurarnos de que se deposita el embrión en la localización perfecta del útero.

Es un procedimiento sencillo e indoloro, que se realiza de forma ambulatoria y no requiere de sedación. Tras la transferencia, la paciente se puede incorporar a su vida normal.

Aproximadamente 11 días después de la transferencia embrionaria la paciente deberá realizarse un test de embarazo para comprobar si el tratamiento ha tenido éxito o no.
Es en este punto cuando los programas de Garantía de Embarazo y Nacimiento de Ovoclinic cobran mayor importancia.

Durante el tratamiento es posible tener molestias abdominales y sensación de hinchazón, pero la gran mayoría de las pacientes pueden seguir con su rutina habitual.

El único día que se aconseja permanecer en reposo en casa sería el día de la punción folicular, ya que este procedimiento precisa de la administración de sedación.

Al día siguiente es posible reincorporarse a la actividad laboral sin problemas.

Si no tiene éxito la FIV: ¿cuánto tengo que esperar para iniciar un nuevo tratamiento?

No se ha probado la existencia de ningún beneficio por dejar pasar un tiempo entre la fecundación in vitro y el siguiente tratamiento.

Por este motivo, tras una prueba de embarazo negativa y el primer ciclo menstrual posterior al mismo, se puede empezar una nueva fecundación in vitro o una preparación endometrial para criotransferencia en caso de haber vitrificado embriones.

Antes de iniciar nuevamente el tratamiento, en Ovoclinic nos aseguramos de la salud tanto física como psicológica de los pacientes, comprobando que todo esté correcto antes de hacer un nuevo intento.

¿Cuándo se produce la implantación? ¿Qué debo hacer tras la transferencia?

La implantación del embrión debe ocurrir en los 3 días siguientes a la transferencia embrionaria, por lo que se recomienda seguir con la vida normal pero evitar esfuerzos importantes sobre todo en estos primeros días. Además, es de vital importancia seguir con la pauta de medicación indicada por el ginecólogo.

¿Puedo financiar mi tratamiento?

Desde Ovoclinic ofrecemos planes de financiación a medida para que puedas cumplir tu sueño de formar una familia.

Tu tratamiento de fecundación in vitro puede ser financiado desde 78,99€ al mes. Infórmate sin compromiso.

Источник: https://ovoclinic.net/fecundacion-in-vitro/

Entenda como funciona a fertilização in vitro

Fecundaçao em vitro

Hoje em dia, muitas mulheres preferem investir em suas carreiras e aproveitar os primeiros anos de independência do que ter filhos e constituir uma família desde cedo.

No entanto, engravidar mais tarde, com idade mais avançada, pode não ser tão fácil.

É claro que a idade das mulheres não é a única causa de problemas na fecundação, porém, esse é um dos motivos que alavancou a procura por métodos de reprodução alternativos.

A fertilização in vitro é uma das principais técnicas que permitem que as mulheres tenham liberdade para ter filhos no momento mais oportuno de suas vidas. Quer conhecer um pouco mais sobre ela? Então acompanhe-nos!

O que é a fertilização in vitro?

Conhecida também como bebê de proveta, essa técnica consiste em uma coleta de gametas masculinos e femininos para que a fecundação aconteça dentro de um laboratório, em um ambiente controlado e, apenas depois, seja transferido para o útero da mãe.

O método foi testado pela primeira vez em 1978, na Inglaterra, e a primeira experiência no Brasil foi realizada em 1983.

Quem pode procurar esse tratamento?

A técnica é indicada para qualquer casal que tenha dificuldade na chegada dos espermatozoides até o óvulo feminino, o que pode ser causado por diversos motivos além do avanço da idade materna, como problemas de produção do esperma pelo homem, obstrução tubária e quadros de endometriose na mulher.

A fertilização in vitro também pode ser procurada por mulheres que tenham problemas na produção de óvulos e, por isso, optam por receber um fornecido por uma doadora, para que seja fecundado com um gameta masculino e gerado em seu próprio útero.

Casais homossexuais também podem optar pela técnica. No caso de casais do sexo masculino, é necessário encontrar uma mulher que se voluntarie para receber o embrião fecundado em seu útero, além dos óvulos doados.

Para que a mulher possa receber os gametas fecundados em laboratório, ela deve seguir uma lista de orientações e cuidados sobre a sua própria saúde, como:

  • Ter uma alimentação equilibrada;
  • Não fumar;
  • Diminuir a ingestão de bebidas alcoólicas;
  • Ingerir suplementos de ácido fólico

Como ela é realizada?

A técnica de coleta é bem simples. O homem deve fornecer uma quantidade de seu próprio esperma, colhido no laboratório por ele mesmo, ou então através de uma pequena punção nos testículos quando não há presença de gametas no sêmen.

Já a mulher passa por uma indução de ovulação feita por medicamentos para que seja possível realizar a coleta dos gametas femininos.

Depois disso, é feita uma seleção dos espermatozoides masculinos para serem colocados em uma placa de Petri em conjunto com um óvulo feminino. São selecionados, aproximadamente, 200 mil gametas masculinos para tentar fecundar um único óvulo, em um processo idêntico ao que ocorre dentro do organismo humano.

Depois de fecundado, o embrião é posicionado dentro do útero da mulher em um processo semelhante ao realizado no exame de papanicolau. Após 14 dias, é realizado um exame que verifica o sucesso do método, atestando a gravidez.

Qual o tempo para fecundação e índice de sucesso?

O processo de coleta dos gametas, fecundação, implantação no útero da mulher e exame final para detectar o sucesso da técnica aplicada pode durar em torno de 25 dias.

O índice de sucesso é relacionado com a idade da mulher doadora do óvulo, já que eles podem ter maior dificuldade de fecundação quando a idade é avançada:

  • Para mulheres com menos de 35 anos, as chances de sucesso podem chegar a 60%.
  • Em mulheres de 35 a 38 anos, as chances são de 40%.
  • Para mulheres entre 40 e 42 anos, as chances variam de 20% a 25%.

Existem riscos e contraindicações nesta técnica?

A fertilização in vitro pode aumentar um pouco o risco da mulher desenvolver um quadro gestacional chamado de gravidez ectópica, que é perigosa para a saúde da mãe e do embrião. Para evitar esse quadro, o óvulo fecundado é colocado bem próximo ao fundo do útero, diminuindo a chance de desenvolver esse tipo de problema.

Existe também um risco maior de desenvolver uma gravidez de gêmeos, trigêmeos ou até quadrigêmeos, pois, normalmente, é feita a transferência de mais de um embrião a fim de aumentar as chances sucesso na implantação. A gestação desse tipo também é considerada de risco para a saúde da mãe e dos fetos, já que, geralmente, resulta em parto prematuro.

Qual o médico responsável por realizar a fertilização in vitro?

A fertilização in vitro é um método que deve ser realizado por uma equipe multidisciplinar que conta com ginecologista, embriologista e urologista para poder abordar todas as áreas que envolvem problemas de fecundação em homens e mulheres.

É importante, ainda, que a equipe médica seja de sua confiança para que todo o processo de fertilização in vitro se realize de maneira tranquila e sem maiores complicações.

Você conhece casais que conseguiram engravidar por meio dessa técnica? Tem mais alguma dúvida sobre este assunto? Conte para a gente nos comentários!

Equipe Médica Revisora do Texto

Dr. Ricardo Marinho, Dra. Hérica Mendonça, Dra. Leci Amorim, Dr. Fábio Peixoto, Dra. Luciana Calazans e Dr. Leonardo.

Источник: https://www.procriar.com.br/blogprocriar/entenda-como-funciona-a-fertilizacao-in-vitro/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: