Fisioterapia del suelo pélvico

Fisioterapia del Suelo Pélvico en Barcelona

Fisioterapia del suelo pélvico

La fisioterapia del suelo pélvico es la disciplina que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las disfunciones producidas en la zona pélvica y baja del abdomen.

Esta zona está formada por un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal y tiene como objetivo mantener los órganos internos en su correcta posición.

Se trata de una musculatura a la que no acostumbramos a prestarle demasiada atención, sin embargo, su debilidad puede acarrearnos muchos problemas que pueden afectar en gran medida a nuestra calidad de vida.

Según estudios realizados, una gran parte de las mujeres de mediana edad (entre 20 – 50 años), experimenta o ha experimentado alguna vez pérdidas de orina al realizar un esfuerzo físico o con la simple acción de estornudar o reír.

Esto se debe como decíamos a la debilidad de la musculatura que conforma la zona del suelo pélvico. Pero cuidado, porque no es un problema exclusivo de las mujeres, los hombres también pueden sufrir variedad de síntomas y disfunciones relacionadas como por ejemplo la disfunción eréctil.

Gracias a una correcta rutina de ejercicios que nos ayude a fortalecer la musculatura de la zona pélvica, podremos prevenir muchos de sus síntomas.

Síntomas que pueden indicar debilidad del suelo pélvico

  • Incontinencias de orina, gases y/o heces.
  • Prolapsos de órganos pélvicos.
  • Dolor pélvico.
  • Estreñimiento.
  • Dificultad para orinar.
  • Impotencia y dolores o falta de sensibilidad en las relaciones sexuales.

Causas que lo provocan

Como decíamos, en la mayoría de los casos estos síntomas son provocados por la debilidad de los músculos que se encuentran en el suelo pélvico.

En las mujeres, el embarazo y el parto son los principales causantes, mientras que en los hombres suelen manifestarse como consecuencia de la edad, especialmente a partir de los 50 años.

Un estilo de vida sedentario, así como un puesto de trabajo en el que tengamos que permanecer sentados durante prolongados periodos de tiempo constituyen también factores de riesgo que propician por ejemplo la aparición de la incontinencia urinaria.

En deportistas también es habitual la aparición de estas disfunciones, sobretodo en aquellos que practican deportes de alto impacto, así como por ejemplo el running.

Entre el 25 y el 50% de mujeres deportistas sufre de incontinencia de orina

El objetivo de la fisioterapia de suelo pélvico es el de fortalecer, mediante algunos ejercicios específicos, el tono y la fuerza de la musculatura pélvica ayudándonos a prevenir y/o solucionar los síntomas mencionados y mejorando así nuestra calidad de vida.

Tratamiento

El primer paso es valorar de forma exhaustiva el comportamiento que puede tener la faja abdominal con la musculatura del suelo pélvico para ver si hay una buena gestión de las presiones internas del cuerpo mediante la correcta activación muscular de la faja abdominal con los músculos del suelo pélvico.

Detectar las causas que están provocando las disfunciones (actividades de alta intensidad, malas posturas, sobreesfuerzos, presiones constantes en el periné o el embarazo o post parto) nos ayudará a determinar el tratamiento a seguir.

En función del diagnóstico, aplicamos el tratamiento en el que combinamos ejercicios del suelo pélvico con otras técnicas hipopresivas que ayudan a mejorar la estabilidad lumbopélvica para que no recaigan compensaciones a nivel pélvico.

Los ejercicios de Kegel, ejercicios que se realizan contrayendo los músculos del periné tanto de la mujer como del hombre, también ayudan a fortalecer la zona pélvica. Lo podemos complementar con el biofeedback para ver cómo se realizan los ejercicios.

Incluso potenciándolo con la electroestimulación en dicha musculatura. La diatermia también puede ser de ayuda en casos de cicatrices, congestión pélvica, problemas en la sexualidad o dolor pélvico entre otros.

¿Para quién está indicado?

  • Personas/deportistas que realizan actividades de alta intensidad con sobreesfuerzos que pueden generar incontinencia, hernias, prolapsos y dolores pélvicos.
  • Hombres con dolor pélvico, problemas de próstata, atrapamiento del pudendo.
  • Mujeres que deseen reincorporarse a una actividad después del parto.
  • Mujeres adultas que noten debilidad en los músculos del suelo pélvico al hacer cualquier actividad.

Источник: https://www.ergodinamica.com/especialidades/fisioterapia-del-suelo-pelvico/

FISIOTERAPIA SUELO PÉLVICO | Clínica Physiopolis | Servicio Multidisciplinar

Fisioterapia del suelo pélvico
Fisioterapia Perineal o de Suelo Pélvico

La Fisioterapia Perineal o de Suelo Pélvico es una especialidad dentro del ámbito fisioterapéutico que permite prevenir y tratar las distintas disfunciones que pueden presentarse en el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior, y que es lo que se conoce como suelo pélvico.

Esta musculatura tiene la función de sostener los órganos pélvicos; en el caso de la mujer: vejiga y uretra, útero y vagina, y recto.

Dicha musculatura puede quedar debilitada por una insuficiente ejercitación o debido a tensiones o lesiones de diferente naturaleza (episiotomías, desgarros, cirugías uroginecológicas, etc.).

Cuando esto ocurre, los órganos que contiene descienden y su funcionamiento queda alterado.

Se trata de una alteración puede acarrear dolor y problemas diversos: desde incontinencias, prolapsos o disfunciones sexuales, entre otros.

El tratamiento de fisioterapia en las dolencias de suelo pélvico está destinado a liberar tensiones, fortalecer, tonificar y flexibilizar toda esta musculatura, de manera que sea posible mantener todas las vísceras en su posición para permitir su correcto funcionamiento. 

La fisioterapia de suelo pélvico ha sido, hasta hace poco, una gran desconocida dentro del ámbito terapéutico. Sin embargo, los beneficios de emprender este tipo de tratamiento son innumerables y ampliamente probados.

Mantener una buena salud perineal es fundamental siempre, más si cabe durante todo el proceso de embarazo y postparto y tras la menopausia. 

En Physiopolis contamos con una fisioterapeuta especialista en el tratamiento de suelo pélvico para ayudarte a ejercitar y conservar en buena forma esta parte del cuerpo tan importante.

Ámbito de actuación

⇒ Embarazo y Postparto.

⇒ Cirugías Uroginecológicas.

⇒ Disfunciones Sexuales.

⇒ Dolor Pélvico Crónico.

⇒ Prolapsos.

⇒ Incontinencia Urinaria.

⇒ Disfunciones Ano-rectales.

⇒ Otros.

El tratamiento de fisioterapia para suelo pélvico está enfoncado fundamentalmente en el cuidado de la mujer (aunque no exclusivamente). Tanto como medida de tratamiento como de prevención, con el objetivo de garantizar el mantenimiento de una correcta salud perineal que repercuta en el bienestar general de todo el cuerpo. 

|| Embarazo

Tonifica y flexibiliza el suelo pélvico y lo prepara para el parto. El tratamiento en estos casos está encamindo a ayudar al cuerpo a adaptarse y prepararse durante todo el proceso, proporcionar bienestar y una mejor calidad de vida en esta etapa de cambios físicos tan importantes para la mujer.

|| Postparto

En este periodo es fundamental realizar una revisión del estado general del suelo pélvico superada la cuarentena y establecer un programa de tratamiento que se adapte mejor a cada caso.

Este programa incluye un plan de ejercicios de recuperación postparto encaminados a la recuperación del tono y la rehabilitación de la musculatura tanto perineal como de la zona abdominal y lumbar.

Así mismo, la fisioterapia de suelo pélvico tiene como objetivo, en esta etapa, la valoración y tratamiento de cicatrices y/o lesiones junto con otras secuelas de aparición frecuente.

» Episiotomía

» Desgarros

» Cesárea

» Diástasis abdominal

En definitiva, el tratamiento estará orientado a devolver la elasticidad perdida, acortar la atonía y potenciar y fortalecer la musculatura con el fin de permitir la recuperación de toda su funconalidad y evitar la aparición de problemas asociados como pérdidas de orina.

|| Disfunciones de Suelo Pélvico

En este tipo de dolencias, el tratamiento  de fisioterapia está encaminado a fortalecer la musculatura pélvica para recuperar su adecuada funcionalidad y procurar que todas las vísceras de la pelvis se mantengan en su correcta posición. Dentro de este grupo se incluyen, entre otras:

» Disfunciones sexuales: Vaginismo, dispareunia.

» Recuperación tras cirugías uruginecológicas: tratamiento de cicatrices dolorosas y problemas de adherencia, recuperación del tono muscular.

» Incontinencia urinaria.

» Disfunciones ano-rectales.

» Dolor pélvico crónico.

» Prolapsos.

» Otros.

En nuestra clínica ofrecemos tratamientos individualizados y adaptados que atienden a las necesidades específicas de cada persona. 

Partiendo de un examen completo y una valoración específica del estado físico del paciente, diseñamos un protocolo de tratamiento a partir de la combinación de diferentes técnicas que garanticen el mayor grado de efectividad según el caso concreto:

» Terapia Manual.

» Terapia Miofascial.

» Masaje Perineal.

» Ejercicios de Kegel.

» Gimnasia Hipopresiva.

» Osteopatía uroginecológica.

En Physiopolis contamos con un equipo de trabajo multidisciplinar que incluye profesionales especialistas de la fisioterapia y la osteopatía.

Esto nos permite realizar un abordaje global de todas las necesidades que presente el paciente y elaborar un plan de tratamiento completo que se adecúe a sus necesidades a todos los niveles. 

Источник: https://www.physiopolis.es/servicio-de-fisioterapia/fisioterapia-en-suelo-pelvico

Fisioterapia del suelo pélvico

Fisioterapia del suelo pélvico

Aunque cada vez se oye más hablar sobre Fisioterapia del suelo pélvico, esta disciplina sigue siendo a día de hoy una gran desconocida. Quienes creen saber en qué consiste, a menudo tienen una idea parcial de lo que implica, pensando que sólo es necesario acudir a ella después de haber dado a luz o una vez llegada la menopausia.

En este artículo voy a contarte qué es la Fisioterapia del suelo pélvico, qué disfunciones son las que con más frecuencia vemos en consulta, cómo trabajamos los fisios en esta especialidad, qué es una valoración pelviperineal y… por qué, de entre todas las profesiones que existen, y de las áreas que abarca la Fisioterapia, un día decidí que era ésta la especialidad en la que quería formarme y trabajar para ayudar a los demás.

Fisioterapia deportiva, infantil, respiratoria, neurológica, traumatológica… Cualquiera de estos apellidos que acompañan a la palabra Fisioterapia suelen ser más fáciles de identificar con la labor que los fisios realizan junto a sus pacientes, que cuando nos referimos al ámbito uroginecológico.

Esto se debe, en primer lugar, a que cuando se pronuncia el término “suelo pélvico” es frecuente  que al interlocutor se le ponga una graciosa cara de póker: bien porque no tiene muy claro de qué le están hablando pero disimula, bien porque a su mente lo primero que le vienen son bolas chinas y lo relaciona con el ámbito sexual, bien porque crea que es sólo cosa de chicas o porque eso de hacerse pis (u otras cosas…) le resulte demasiado desagradable como para seguir hablando del tema.

Para comprender qué es la Fisioterapia pelviperineal, antes hay que saber qué significa eso del suelo pélvico: qué es, qué funciones tiene y por qué es tan importante cuidar esta parte de nuestro cuerpo, de ellas y de ellos. Si no lo tienes claro, te invito a ampliar información leyendo este artículo.

Fisioterapia de suelo pélvico

Ahora sí.

Una vez aclarado lo esencial, ya puedo contarte, sin que pongas cara de póker, que la Fisioterapia pelviperineal (que procede de la unión de los términos “pelvis” y “periné”) es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual que acompañan a la mujer en el posparto y la menopausia y al hombre después de la cirugía de próstata.

Pero no solamente, y aquí me gusta hacer hincapié: también pueden necesitar un tratamiento preventivo o rehabilitador las mujeres que no hayan dado a luz ni estén en periodo perimenopáusico, así como los hombres que jamás hayan pasado por un quirófano para que les realicen una prostatectomía.

Incluso los niños pueden tener problemas de suelo pélvico si, por ejemplo, siguen haciéndose pis en la cama con más de siete años (enuresis o incontinencia urinaria nocturna); o también las mujeres que realizan deportes de alto impacto o hiperpresivos (running, tenis, atletismo, levantamiento de pesas).

En este vídeo te explico en qué consiste esta disciplina terapéutica y te muestro algunas de las técnicas con las que trabajamos los fisioterapeutas de suelo pélvico:

Como te contaba en el vídeo, estas son algunas de las disfunciones de suelo pélvico en las que puede ayudar la fisioterapia pelviperineal:

Fisioterapia del suelo pélvico puede hacer mucho por ti durante el embarazo y después del parto.

Qué es una valoración del suelo pélvico

Para saber si está indicado realizar un tratamiento de Fisioterapia pelviperineal, es necesario acudir a un profesional para que éste realice una valoración del suelo pélvico, que consistirá en mantener una entrevista con el paciente y llevar a cabo una exploración física.

En la entrevista clínica los fisioterapeutas de suelo pélvico recabamos importante información con el fin de conocer a fondo el caso concreto de cada paciente y diseñar con éxito el tratamiento posterior, si este fuera necesario. El cuestionario recopila datos relacionados con:

  • La salud general: antecedentes médicos, si tiene enfermedades de base, si toma medicación, intervenciones quirúrgicas, patologías neurológicas, uroginecológicas, digestivas o psicológicas, hábitos alimenticios, etc.
  • Profesión y actividades deportivas: tipo de actividad profesional que desarrolla el paciente, si pasa muchas horas de pie, si tiene que levantar o empujar pesos, si solicita en gran medida la actividad del diafragma o aumenta la presión abdominal (cantantes, profesoras, actrices, instrumentistas de viento, bailarinas, monitoras de fitness, etc.),
  • La dinámica vesical: cuántas veces orina al día, características de las micciones (volumen, fuerza del flujo urinario, posición, sensación de vaciado completo, prácticas anormales, etc.), cuánto líquido ingiere, si se despierta por la noche para hacer pis, si tiene escapes, si siente urgencia por acudir al servicio, si es consciente de cuándo su vejiga está llena, etc.
  • La defecación: cuántas veces al día o a la semana tienen lugar las deposiciones, la naturaleza de las mismas, si utiliza estímulos particulares para ayudarse a defecar, si toma laxantes, si siente dolor al expulsar las heces o realiza grandes esfuerzos para ello, si pasa un tiempo anormalmente prolongado en el baño, etc.
  • La historia ginecológica, en el caso de las mujeres: Si ha habido embarazos, cesáreas y partos, cómo fueron estos, si hubo que utilizar ventosas o fórceps, si se realizó una episiotomía o tuvo lugar algún desgarro perineal, si se realizó preparación perineal o recuperación posparto, etc.
  • Las relaciones sexuales: si existen, si son placenteras, si van acompañadas de dolor, si hay dificultad o imposibilidad de llegar al orgasmo, si durante las mismas aparecen síntomas urinarios o fecales (como ganas de hacer pis o escapes), etc.

El diario miccional o vesical

Una herramienta que aporta valiosa información para conocer mejor la actividad urinaria del paciente es el diario miccional o vesical, del que ya te hemos hablado en este blog.

Si el motivo de consulta lo requiere, los fisioterapeutas de suelo pélvico, pedimos al paciente que rellene un diario vesical de 24 horas durante tres días, a ser posible, diferentes entre sí, para analizar cómo las distintas actividades que realiza en su día a día pueden estar repercutiendo en sus síntomas de urgencia urinaria, en sus escapes, o en problemas de retención de orina. Asimismo es importante recopilar información sobre la ingesta de líquidos: cantidad que bebe, tipo de líquido y horario en el que se produce la ingesta.

En nuestra sección de Guías, encontrarás un ejemplo de diario miccional para ayudar a tu médico, fisioterapeuta o matrona en la recopilación de la información necesaria para tu diagnóstico y tratamiento.

La Fisioterapia del suelo pélvico también puede ayudar a las mujeres que no han dado a luz, tanto desde el punto de vista preventivo como terapéutico.

Exploración física del suelo pélvico

Tras la recogida de la información que proporciona la entrevista clínica, los fisioterapeutas realizamos la valoración funcional del suelo pélvico que consiste en una exploración física, externa e interna (vía vaginal y/o anal) de la musculatura, así como de la pelvis, el abdomen, el diafragma y la postura.

Para llevar a cabo la exploración física y posterior tratamiento, tu fisioterapeuta deberá poner en tu conocimiento toda la información que solicites, en especial, explicarte en qué va a consistir la valoración y qué técnicas utilizará en el proceso rehabilitador, informando también de los riesgos si los hubiere (como en el caso del uso de electroterapia durante el tratamiento). Una vez hayas recibido la información suficiente, aceptarás o no la realización de la valoración y/o el tratamiento, mediante la firma de un consentimiento informado con el que das tu permiso y declaras haber comprendido en que consistirá el proceso.

Puede que todo esto te suene algo burocrático, pero es necesario para que tanto paciente como fisioterapeuta establezcan una correcta relación profesional y terapéutica. Y, por supuesto, puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento durante el tratamiento.

Dentro de la exploración física se engloba la exploración visual y palpatoria, la valoración muscular, la valoración de la estática pelvi-perineal y de la movilidad de los órganos pélvicos (existencia de descenso de órganos o prolapsos), la exploración neurológica y la exploración de la estática lumbo-abdomino-pélvica. Para esta exploración física, el o la paciente (porque no olvidemos que también los hombres tienen suelo pélvico) se sitúa tumbado boca arriba, con las rodillas flexionadas, las piernas ligeramente separadas y los pies apoyados en la camilla.

A partir de todos los datos obtenidos en las diferentes pruebas, los fisioterapeutas establecemos unos objetivos de tratamiento y seleccionamos las técnicas de reeducación pelviperineal más adecuadas para conseguir dichos objetivos.

Cuando finaliza la exploración y valoración funcional del suelo pélvico, la práctica totalidad de los pacientes me acaba dando la razón con aquello que les digo antes de comenzar: ¡Fuera nervios y preocupaciones, que no es para tanto, ya lo verás!

Como fisioterapeuta uroginecológica te diré que los profesionales que tratamos con pacientes de suelo pélvico a diario, concebimos el periné como una parte más del cuerpo (entiéndeme, en lo que a pudor y tabú se refiere), lo cual no quita para que cuidemos especialmente el bienestar e intimidad del paciente durante la valoración y a lo largo del tratamiento, tomando asimismo las oportunas medidas higiénicas, y favoreciendo en todo momento la comodidad del paciente, con profesionalidad y naturalidad.

Por qué un fisioterapeuta de suelo pélvico

Son muchos los que se sorprenden cuándo les cuento a qué me dedico, bien porque desconocen esta disciplina, bien porque les parece algo escatológica, o simplemente porque no les cabe en la cabeza cómo a alguien le puede dar por dedicarse más de ocho horas diarias a “eso de los ejercicios de Kegel y las embarazadas”.

Ya se ha convertido en algo habitual que los pacientes me pregunten, con una mirada que entremezcla compasión e incomprensión, qué me ha llevado a ser fisioterapeuta de suelo pélvico.

El pudor que envuelve las disfunciones que les afectan, la vergüenza que acompaña a los temidos escapes de orina o fecales, y su creencia (equivocada) de que para mí como profesional el trabajo diario está lleno de situaciones desagradables, les lleva a pensar que mi profesión es una de las peores del planeta.

Y yo, les respondo con una sonrisa que, a día de hoy, sé que he encontrado mi sitio, tanto en la faceta terapéutica en consulta como en la divulgativa a través de En Suelo Firme, por muchos motivos, entre ellos:

  • Porque las mujeres y hombres que padecen problemas de suelo pélvico se merecen fisioterapeutas especializados que les ayuden a mejorar su calidad de vida y les ofrezcan una alternativa viable y real a las compresas y pañales.
  • Porque tratar con personas me parece una de las cosas más enriquecedoras de esta vida, me llena y, además, me resulta fácil hacerlo con empatía, respeto, cariño y alegría, sin restarle con esto profesionalidad.
  • Porque quiero que todas las mujeres jóvenes o no tan jóvenes, que aún no han pisado un paritorio, conozcan cómo deben cuidar su suelo pélvico, qué es lo que deben evitar y cómo mantenerlo en forma para evitar futuras disfunciones.
  • Porque quiero que las mujeres embarazadas tengan toda la información a su alcance y lleven a cabo verdaderas preparaciones al parto, en las que el suelo pélvico sea un elemento primordial, para que la recuperación posterior se desarrolle de la mejor manera posible.
  • Porque, como mujer, quiero mantener hasta el final de mis días una buena salud pelviperineal, tanto en la esfera uroginecológica como sexual, y el hecho de dedicarme a la Fisioterapia del suelo pélvico me permite estar al día de las últimas técnicas, preventivas y rehabilitadoras, que puedan mejorar mi calidad de vida y la de mis pacientes. 

Y también la tuya, que estás leyendo esto, y a quien espero seguir informando, aconsejando y ayudando con muchos más artículos como éste a lo largo del nuevo año que acabamos de empezar.

¡No te pierdas ninguno de ellos apuntándote a nuestra newsletter! Y si quieres ayudarme a divulgar esta y otras informaciones para la salud del suelo pélvico, ¡comparte este artículo! 

Источник: https://www.ensuelofirme.com/fisioterapia-pelvico-rehabilitacion-que-es/

Fisioterapia del Suelo Pélvico en Madrid

Fisioterapia del suelo pélvico
Go to page: Fisioterapia de suelo pélvico

Tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por las patologías de suelo pélvico, que están cada vez más presentes en nuestra sociedad.

Estas disfunciones abarcan patologías como: intontinencia urinaria o anal, prolapsos de las vísceras pélvicas (vejiga, útero, recto), dolor pélvico crónico, estreñimiento crónico, disfunciones sexuales, etc.

Todas estas patologías pueden mejorar a través de la fisioterapia del suelo pélvico. Por medio de un conjunto de técnicas no invasivas e inocuas que pueden facilitar la curación y ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

En FisioMedit somos especialistas en el tratamiento de las patologías del suelo pélvico, con más de 20 años de experiencia

¿A qué población va dirigida este tipo de fisioterapia de suelo pélvico? Pues tanto a mujeres como a hombres.

La zona perineal es una gran desconocida para la mayoría de la población femenina y más aún para la masculina, a pesar de que los hombres también tienen periné y ambos pueden servirse de esta zona muscular de manera voluntaria. Las técnicas más comunes e innovadoras utilizadas en la fisioterapia de suelo pélvico son las siguientes:

• Terapias manuales

Masaje perineal, estiramiento, movilizaciones, liberación miofascial, osteopatía, etc. Son técnicas que permiten devolver el equilibrio muscular, articular, osteoligamentoso y a nivel de las fascias y del tejido conjuntivo. Algunas de ellas se realizan a nivel intracavitario vaginal y/o anal.

• Hipertermia

Usamos radiofrecuencia de segunda generación. Estos son equipos generadores de alta frecuencia totalmente regulables que se aplican a tejidos del organismo humano. El aparato produce un aumento de la temperatura interna (endotermia), mejorando el flujo arterial y aumentando el aporte de sustancias nutritivas y de oxígeno.

Esto mejora el flujo venoso-linfático y es el instrumento más completo e inocuo para la recuperación de la anarquía tisular.

 Muy efectivo en el campo de la uroginecología: en vejigas hiperactivas, síndrome miofascial pélvico, cicatrices dolorosas (cesáreas, episiotomías…) o queloides, hiperplasia benigna prostática, prostatitis abacteriana, etc.

Todas las técnicas son inocuas y se harán con la mayor privacidad y confianza por parte del paciente y del terapeuta

• La electroestimulación

Es un tratamiento que se realiza con impulsos  eléctricos y que resulta muy efectivo para la toma de conciencia perineal.

Con él se logra aumentar la fuerza de la musculatura pélvica mejorando las incontinencias urinarias de esfuerzo y disminuyendo las urgencias miccionales, ya que la estimulación actúa a nivel vesical.

Este método sirve para paliar el dolor en el caso de cicatrices dolorosas como episiotomías.

• Biofeedback

Es una retroinformación procedente de distintas partes de nuestro cuerpo, en este caso de la musculatura perineal y/o abdominal, que nos permite sintonizar con esa musculatura y aprender a controlarla después de un aprendizaje previo.

Facilita la toma de conciencia perineal, tonifica los músculos pélvicos y nos ayuda a reeducar el estreñimiento y la incontinencia anal y urinaria.

 Aprenderemos a evitar una acción perjudicial de la musculatura a nivel perineal y podremos gestionar correctamente las presiones abdomino-perineales.

• Campo magnético pulsado

Está basado en la magnetoterapia. Las ondas magnéticas actúan sobre nuestras células por el fenómeno de inducción.

  El campo magnético pulsado actúa como un verdadero vector de señales biológicas de la regeneración celular.

En los casos de episiotomías, cesáreas muy dolorosas o con dificultad en la cicatrización en el postparto inmediato, se consigue disminuir la inflamación, o relajar la musculatura espástica en el caso del dolor pélvico crónico.

• Gimnasia abdominal hipopresiva

Es un conjunto de ejercicios que sirve para tonificar la cintura abdominal sin generar un aumento de presión a nivel perineal.

Además, está técnica permite potenciar los músculos del suelo pélvico de manera refleja, con lo que ayudamos a mejorar la incontinencia urinaria de esfuerzo, prevenir el descenso de órganos pélvicos o evitar su progresión. También podemos mejorar el tránsito intestinal y fortalecer los músculos posturales.

• Reeducación postural

El trabajo postural es fundamental en cualquier tipo de reeducación perineal. Es importante conseguir un correcto posicionamiento de la pelvis para que se produzca una autoestabilización de las vísceras pélvicas. Éstas reposan en el sacro, el coxis y  el periné posterior, liberando el periné anterior de un excesivo trabajo de sostén.

• Revisión de las actividades de la vida cotidiana

.- Reeducación de la micción a partir del calendario miccional del control de ingesta de líquidos.

.- Reeducación de la defecación: enseñamos a los pacientes la postura adecuada para defecar, sin dañar la musculatura del suelo pélvico.

Intentamos encontrar una sinergia entre los músculos abdominales y perineales asociando una respiración de calidad, evitando los pujos expulsivos prolongados. Controlamos la ingesta de alimentos. Trabajamos con micronutrición, no con laxantes.

Ayudamos a recuperar los hábitos adecuados reactivando los mecanismos reflejos de defecación.

Centro de referencia a nivel nacional y escuela de  formación para profesionales

OTRAS PATOLOGÍAS                                            

Источник: https://fisiomedit.com/fisioterapia-suelo-pelvico-madrid/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: