¿Hasta qué edad aparecen lunares?

Melanoma

¿Hasta qué edad aparecen lunares?

  • Tamaño de texto más grande

El melanoma es un tipo de cáncer que empieza en un melanocito, una célula que pertenece a la capa superior de la piel (la epidermis). Los melanocitos fabrican melanina, el pigmento que da color a la piel.

Los melanomas también se pueden desarrollar en otras partes del cuerpo, como los ojos, la boca, los genitales y la zona anal.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de los melanomas?

A menudo, los melanomas empiezan como un lunar o un bultito a protuberancia en la piel. Lo más importante a saber es si un lunar ha experimentado un cambio, sea en tamaño, en forma o en color.

Ten presente la regla del ABCDE cuando revises tus lunares:

  • A de asimetría: si tuvieras que cortar el lunar verticalmente por la mitad, ¿las mitades derecha e izquierda serían diferentes?
  • B de borde: ¿son los bordes difuminados e indefinidos? ¿El lunar parece estar extendiéndose hacia los costados?
  • C de color: ¿se ve el lunar más oscuro o más claro de lo habitual, o tiene un área con un color nuevo, tal vez negro, azul, morado, rojo o blanco?
  • D de diámetro: ¿tiene el lunar un tamaño mayor que la goma de borrar que llevan algunos lápices en la parte superior?
  • E de evolución: ¿ha tenido lugar algún cambio en el tamaño, forma, color o elevación del lunar?

Los melanomas se suelen desarrollar en el tronco, la cabeza y el cuello en los chicos, y en las partes inferiores de las piernas en las chicas.

Causas de los melanomas

Uno de los factores más importantes que contribuyen al desarrollo de melanomas son las lesiones provocadas por los rayos ultravioletas (UV) del sol.

Las células que se han lesionado, sobre todo por dosis breves pero fuertes de radiaciones en las quemaduras solares donde salen ampollas durante la infancia o por el uso regular de camas bronceadoras durante la adolescencia y la juventud, tienen más probabilidades de convertirse en cancerosas con el tiempo.

A veces, los melanomas se inician en áreas de la piel donde no hay puntos oscuros ni bultos.

El melanoma aparece cuando los melanocitos dejan de funcionar con normalidad. Debido a un cambio genético (o mutación), pueden empezar a crecer de forma descontrolada, pegándose entre sí para formar tumores, desplazando a células sanas y dañando el tejido circundante.

¿Quién puede desarrollar un melanoma?

Entre los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de que una persona desarrolle un melanoma, se incluyen los siguientes:

  • tez clara (piel blanca con pecas y que se quema con facilidad)
  • ojos azules o verdes
  • cabello rubio o pelirrojo
  • tener muchos lunares (generalmente más de 25)
  • exponerse a los rayos UV (procedentes del sol o de camas bronceadoras)
  • tener antecedentes de quemaduras solares graves o frecuentes
  • tener un pariente con melanoma o antecedentes familiares de lunares de formas peculiares
  • la edad (las personas mayores tienen un riesgo más elevado)
  • haber tenido un melanoma previamente

Aunque sea mucho menos probable, la gente joven, de piel oscura y sin antecedentes familiares de cáncer también puede desarrollar melanomas.

¿Cómo se diagnostican los melanomas?

El médico hará una biopsia, extrayendo una parte o la totalidad de la lesión o lunar (el área de piel afectada) para examinar sus células al microscopio. La biopsia indicará si las células son cancerosas. La biopsia también puede mostrar la profundidad de penetración del melanoma en la piel, lo que permite predecir su riesgo de propagación.

¿Cómo se tratan los melanomas?

El tratamiento del melanoma puede incluir:

  • una operación para extraer la lesión cancerosa
  • la quimioterapia: medicamentos que destruyen tumores y que se administran por boca (vía oral), por inyección o por vía intravenosa (en una vena)
  • la terapia dirigida: medicamentos específicos que detectan y atacan las células cancerosas sin lesionar las células normales
  • la inmunoterapia (o terapia biológica): cuando los médicos estimulan al sistema inmunitario del cuerpo para que combata las células cancerosas

El tratamiento elegido dependerá de:

  • el tamaño y la profundidad de la lesión
  • en qué parte del cuerpo se encuentra el cáncer
  • si el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo

¿Los melanomas se pueden curar?

Cuando un melanoma se detecta pronto, es decir, cuando todavía se encuentra en la superficie de la piel, se puede curar.

Un melanoma no tratado puede seguir creciendo hacia el interior de la piel hasta llegar a los vasos sanguíneos y al sistema linfático. Esto permite que el cáncer viaje hasta llegar a órganos distantes, como los pulmones o el cerebro. Por eso es tan importante detectarlo pronto.

¿Se pueden prevenir los melanomas?

Tú no puedes controlar lo blanca que tengas la piel o que un pariente tuyo haya tenido lunares cancerosos. Pero hay varias cosas que puedes hacer para reducir tu riesgo de desarrollar melanomas. Lo más importante es limitar la exposición solar.

Sigue estas precauciones:

  • Evita exponerte al sol más fuerte del día, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Usa un protector solar de amplio espectro con un factor de protección (FP) de por lo menos 30 cuando te vayas a exponer al sol.
  • Usa sombreros de ala ancha y viste ropa de algodón larga y holgada, sobre todo, si tiendes a quemarte con facilidad.
  • Evita a toda costa las camas bronceadoras. Incluso hasta una sola sesión en una cama bronceadora aumenta tu riesgo a desarrollar melanomas.

Así mismo, asegúrate de revisar tus lunares a menudo (tal vez tengas que pedir ayuda a un amigo para que te revise las partes del cuerpo que no te puedes ver, como la espalda y el cuero cabelludo). Lleva un registro actualizado de la ubicación, el tamaño, la forma y el color de tus lunares; y, si detectas algo sospechoso, ve al médico de inmediato.

No todos los cánceres de piel son melanomas, pero todos los casos de melanoma son graves. Por lo tanto, ahora que sabes mucho más sobre los melanomas, responsabilízate de protegerte y de hacer cuanto puedas para reducir tu riesgo.

Puedes encontrar más información vía internet en:

Revisado por: Andrew W. Walter, MD

Fecha de revisión: enero de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/teens/melanoma-esp.html

¿Hasta qué edad aparecen lunares?

¿Hasta qué edad aparecen lunares?

Los años van pasando y es normal que nuestra piel vaya experimentando cambios. Puede que notemos la piel más seca o con menos brillo que años atrás, incluso que las arrugas y la flacidez empiecen a acechar.

Todos estos cambios vienen naturalmente causados por la edad de las personas.  Pero hay otras alteraciones, como los lunares,  que dependen en gran parte de los cuidados que hayamos dado a nuestra piel durante toda nuestra vida.

¿Por qué aparecen los lunares?

Los lunares pueden aparecer en cualquier parte de la superficie de nuestra piel, incluyendo cuero cabelludo, orejas, labios, palmas de las manos, genitales y párpados.

Los genes que heredamos de nuestros padres y la cantidad de exposición al sol, especialmente durante la niñez, son los dos principales factores que determinan el número y la forma de los lunares que tenemos.

La gente que se expone más al sol tiende a tener más lunares, aunque estos también puedan aparecer en zonas que siempre estén cubiertas.

Si tienes la piel clara, eres rubio o pelirrojo y tus ojos son claros, eres más propenso a que estos puntitos aparezcan en tu cuerpo, por lo que debes tener especial cuidado protegiéndote la piel con crema de sol y permaneciendo a la sombra cuando sea posible.

La mayoría de los lunares aparecen hasta los 40 años de edad, aunque si en tu familia tienen lunares, notarás que esto es algo genético ya que aparecerán en tu cuerpo con mayor frecuencia. Ya en la vejez, puede ser que alguno de los lunares tienda a desaparecer.

Tipos de lunares

En dermatología, debemos diferenciar principalmente entre tres tipos de lunares:

Regular y simétrico: este tipo de lunares suelen ser benignos e inofensivos. Sus bordes son regulares, el color es uniforme y su tamaño no supera al del diámetro de un lapicero. En cuanto a su textura, pueden ser abultados o planos. Que un pelo nazca en uno de estos lunares no representa ningún peligro.

Irregular o atípico: su forma es asimétrica, con bordes irregulares. No es de un solo color y suele ser algo más grande que el diámetro de un lapicero. Este tipo de lunares suelen ser planos. Tener más de 20 o 25 lunares atípicos o que su tamaño esté muy por encima de lo normal incrementa el riesgo de la persona de sufrir un melanoma.

Melanoma o cancerígeno: este tipo es el más peligroso ya que pueden convertirse en cáncer de piel. Se diferencian de los demás porque son muy irregulares.

Rara vez un lunar simétrico llega a melanoma. Aquellas personas con más de 50 lunares en su cuerpo deben llevar a cabo chequeos mensuales ya que tienen mayor riesgo de sufrir melanomas.

Detectar un melanoma pronto puede ahorrarnos algún susto.

 

¿Debo preocuparme por tener lunares?

No debes preocuparte de tener lunares, solo debes tener la responsabilidad de conocer tu piel, chequearla de vez en cuando para buscar nuevos lunares y para comprobar si los que ya tenías han cambiado de aspecto (color, forma o textura) o sufre alguna lesión. Si hay algún lunar que te preocupa en concreto o tienes antecedentes, es recomendable que tomes una foto para ver si sufre cambios con el paso del tiempo. Además, será un recurso muy útil que enseñar a tu dermatólogo.

Cuando notes diferencias en un lunar, tanto tuyo como de alguno de tus hijos, debes de visitar inmediatamente al dermatólogo. Diagnosticar y tratar un melanoma de forma temprana es más fácil que si se hace de forma tardía. Cuanto más tarde, peor para tu salud. ¡Está en tu mano cuidarte!

En cuanto a los nevus o lunares en tus hijos, el tiempo de revisión de los mismos va a depender de muchos factores, y debe decidirlo un dermatólogo. Si tu hijo tiene muchos lunares desde bebé, una piel con pigmento claro o antecedentes familiares de melanoma, es posible que el médico desee revisar su piel a menudo desde pequeño, aunque el cáncer de piel es más habitual desde los 40 años.

¿Cómo prevenir la aparición de lunares?

Más vale prevenir que curar y con los lunares hay que tomárselo muy enserio. No ir al dermatólogo periódicamente o maltratar la piel puede acabar en cáncer de piel.

La aparición de nuevos lunares puede prevenirse cuidando tu piel y la de tu familia del sol. Evitar las horas más cálidas del día, el sol directo, aplicar cremas protectoras y llevar gorra y gafas de sol si es necesario te pueden salvar de la aparición de melanomas.

La moda de estar bronceado puede suponer un peligro. Los rayos uva están totalmente desaconsejados. Opta por otras formas de autobronceado como sprays respetuosos con tu piel, y no te olvides de que este tipo de productos, aunque te proporcionen un bonito bronceado, no te exime de utilizar cremas protectoras.

Melanoma

Definición:

Neoplasia maligna muy frecuente en personas de tez clara y expuestas al sol, que deriva de los melanocitos (las células encargadas de producir el principal pigmento cutáneo). Pueden derivar de lunares previos que cambian de color o sangran ante traumatismos mínimos, o asentarse en piel previamente sana.

Síntomas:

Manchas irregulares en la piel. Para saber cuándo la apariencia es sospechosa existe una regla denominada A, B, C y D. Así, cuando un nevus es Asimétrico, tiene unos Bordes irregulares, toma una Coloración muy oscura o irregular y su Diámetro aumenta, son indicios de melanoma, por lo que se debe acudir al médico.

Tratamiento:

Extracción quirúrgica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/hasta-que-edad-aparecen-lunares-11437

Blog | Aparición de nuevos lunares: Todo lo que debes saber

¿Hasta qué edad aparecen lunares?

Categoría: Control de Lunares

La aparición de nuevos lunares suele ser un motivo de consulta muy frecuente.

De hecho es uno de los signos de alarma de los que siempre avisamos los dermatólogos a nuestros pacientes.

Ante la aparición de nuevos lunares en un adulto se debe consultar siempre a un dermatólogo para descartar que estemos ante una lesión que se puede convertir en un melanoma maligno.

Tener nuevos lunares (lo que denominamos “nevos melanocíticos adquiridos comunes”) es algo normal. Todos tenemos lunares, que suelen aparecer después del nacimiento, se agrandan poco a poco y se estabilizan en la edad adulta.

Algunos de estos lunares involucionan y desaparecen pasados los 60 años.

Casi todos los lunares adquiridos se desarrollan entre la segunda y tercera décadas de la vida, aunque los primeros nevus pueden aparecer en los primeros 6-12 meses de vida.

Son asintomáticos (no duelen ni molestan). Sin embargo, en las etapas tempranas de crecimiento y expansión, con frecuencia se acompañan de picor.

Si el picor es persistente o si las lesiones duelen, debe controlarse rigurosamente o extirparse quirúrgicamente, ya que el picor persistente puede ser un indicador temprano de malignidad.

¿Por qué aparecen nuevos lunares?

Estos lunares aparecen de forma progresiva. Si aparecen muchos lunares de forma rápida (“nevus eruptivos”), de repente, se puede asociar a la ingesta de algunos fármacos. Se han descrito en asociación a múltiples fármacos.

Los medicamentos más involucrados en la generación de lunares son los inmunosupresores (fármacos que deprimen el sistema inmune), terapias biológicas (anticuerpos monoclonales empleados contra enfermedades inflamatorias como la psoriasis, la colitis ulcerosa o la artritis reumatoide) o quimioterapia.

Las tiopurinas, azatioprina y 6-mercaptopurina son los fármacos que con mayor frecuencia se asocian a la aparición de lunares.

No hay consenso en la comunidad científica en que la aparición de lunares en relación con la ingesta de fármacos aumente el riesgo de padecer melanoma, aunque hay algunos estudios que han demostrado un claro aumento en el riesgo. La aparición de múltiples lunares de forma súbita también se ha descrito en enfermedades ampollosas graves, trasplante renal, tumor maligno y VIH.

¿Cuándo pueden aparecer nuevos lunares?

Los lunares que de forma normal van apareciendo en la edad infantil, adolescencia y juventud se localizan sobre todo en tronco y extremidades. Solo de un 7-8 % de la población tiene lunares en la palma y plantas.

Se ha estudiado de forma exhaustiva este fenómeno, y en pacientes europeos blancos, la máxima aparición de nuevos lunares se presenta en la tercera década, con una media de  16 nevus en mujeres y 24 en hombres, mientras que en personas negras africanas el número es mucho menor.

La mayoría de los adultos tiene alrededor de 20 lunares.

Si existen más de 100 lunares el riesgo de melanoma maligno se incrementa mucho.

En estos casos es necesario siempre el estudio mediante dermatoscopia digital, que permite el seguimiento computarizado de los lunares y la detección inmediata de cualquier cambio.

Qué factores influyen en la aparición de nuevos lunares

La exposición ambiental a la radiación ultravioleta (sol) es un factor decisivo, que explica la aparición de más lunares durante la vida. Hay una relación directamente proporcional entre las exposiciones intensas al sol, sobre todo en la infancia, y los nuevos lunares.

También hay un componente hereditario. Si los padres tienen muchos lunares existe alta probabilidad de que los hijos tengan también muchos lunares. El tipo de piel del paciente también influye, de modo que cuanto más clara tenga la piel el paciente más predisposición tiene a desarrollar lunares.

La dermatoscopia digital se ha convertido hoy día en el eje de la prevención del melanoma maligno.

No debemos olvidar que una de cada 50 personas hemos padecido o padeceremos un melanoma.

Es un tumor que si no lo diagnosticamos de forma precoz puede producir metástasis y la muerte del paciente. La dermatoscopia digital o mapa de lunares ha demostrado ser la forma de screening más eficaz para evitar el melanoma en la población. Solo un examen anual de media hora con este dispositivo evita millones de muertes en el mundo por esta enfermedad.

Источник: https://grupopedrojaen.com/blog/aparicion-de-nuevos-lunares-todo-lo-que-debes-saber-

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: