Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

¿Es peligrosa la temperatura baja en niños y bebés?

Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

En realidad, no existe casi diferencia entre la temperatura corporal normal en niños y en adultos, situándose en ambos casos entre 36 y 37 grados si es tomada en la axila. Si tomas la temperatura corporal normal en bebes por la boca, esta puede situarse entre los 36,2 y 37,2 grados.

Por otra parte, si tienes costumbre de tomar la temperatura corporal en niños por el recto, es normal que esta se sitúe en el entorno de los 36,7 a 37,7 grados.

Ahora bien, ¿cuáles son los riesgos de no tener la temperatura normal de un bebe? Descúbrelo en las siguientes líneas.

Riesgos de la temperatura corporal baja

Te cuento por si aún no lo sabes, que la temperatura corporal no es siempre la misma y varía a lo largo del día, en función de la temperatura ambiental y la intensidad de la actividad que se realice. Está comprobado que la temperatura normal en bebes y niños es más alta a mediodía o al atardecer que de madrugada.

Pero ¿cuál es la temperatura normal en bebes? Es probable que en más de una ocasión te hayas llevado un susto al comprobar que tu hij@ tiene una temperatura corporal muy baja. ¿A qué se debe la temperatura baja en niños? No siempre es causada por un problema de salud.

Algunos niños durante el día presentan temperaturas por debajo de los 36 grados y se encuentran totalmente saludables, siendo esta anomalía provocada simplemente por el hecho de que su termostato corporal está situado a un nivel más bajo que lo normal.

En otras ocasiones, la temperatura baja en bebes y en niños puede deberse a descuidos en la vida diaria, lo cual puede acarrear a sufrir riesgos de la hipotermia infantil y neonatal.

Si bien los niños suelen sufrir de hipotermia, la temperatura baja en bebes es más frecuente, debido a que su capacidad para regular la temperatura corporal no está desarrollada aún.

Sintomas de hipotermia

Los síntomas de hipotermia infantil pueden ser muy variados según el tiempo que haya estado el bebé o el niño con baja temperatura corporal.

Hipotermia en niños

La hipotermia en niños suele manifestarse a través de:

  • Temblores
  • Pies y manos frías
  • Respiración jadeante
  • Pulso débil
  • Falta de atención
  • Rigidez muscular
  • Confusión
  • Somnolencia
  • Piel fría, pálida y seca

Hipotermia en bebes

Un bebé puede sufrir hipotermia más frecuente que un niño, ya que la regulación de la temperatura corporal de su cuerpo no está completamente desarrollada. Por este motivo, es fácil tener baja la temperatura corporal normal en bebes, ya que pierden calor corporal rápidamente.

Los síntomas de hipotermia en bebes son los siguientes:

  • Piel fría y blanca
  • Decaimiento
  • Tranquilidad anormal
  • Falta de atención
  • Rechazo a la comida

Causas de hipotermia en niños

¿Cuáles son las causas de hipotermia más frecuentes? Los baños con agua fría o una larga exposición a temperaturas bajas sin el adecuado abrigo pueden provocar hipotermia infantil o temperatura baja en niño, la cual puede situarse por debajo de los 35 grados.

La hipotermia neonatal tiene lugar cuando se produce un enfriamiento del recién nacido. Es común que suceda tras el parto, ya que el bebé puede tener dificultad para adaptarse a la temperatura ambiental debido a posibles trastornos metabólicos y hemodinámicos.

¿Como subir la temperatura a un niño? Para prevenir la baja temperatura corporal en niños es necesario calentar gradualmente al bebé, secándolo de inmediato y arropándolo con manta y gorrito en la cabeza, o bien llevándolo a una incubadora. ¿Quieres saber como subir la temperatura de un bebe? Toma nota de los siguientes consejos.

Como subir la temperatura de un niño

Para recuperar la temperatura corporal normal en niños, puedes darle:

  • Un baño caliente y realizarle suaves masajes en el pecho, cabeza, cuello e ingle.
  • Seca y viste al niño con ropa y mantas calientes y acércalo a tu cuerpo.
  • Llévalo a una habitación levemente calefaccionada.
  • Para animarlo dale dulces y bebidas calientes como té, chocolate o sopas.

Cada pocos minutos tómale la temperatura para verificar que esté volviendo a la normalidad. Para quedarte más tranquila, consulta a un médico.

Remedios caseros para bebés

Afortunadamente, existen muchas soluciones naturales para tratar las enfermedades de tu bebé. Si ya has probado diferentes remedios naturales y ninguno le ha gustado, prueba con los de la siguiente lista.

Le doy un baño de agua caliente

114/59

Le doy bebidas y alimentos calientes

103/40

Calefacciono bien la habitación

119/41

Источник: http://www.innatia.com/s/c-enfermedades-frecuentes/a-es-peligrosa-la-temperatura-baja-en-ninos-y-bebes-2408.html

Hipotermia en niños y bebés: ¿Cómo debes actuar? — Mejor con Salud

Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

La hipotermia en niños y bebés puede ser difícil de detectar al no ser estos capaces de expresarse bien. Es importante actuar rápido y dar los cuidados necesarios para reestablecer la temperatura corporal lo antes posible.

La hipotermia es el descenso de la temperatura corporal por debajo de los límites considerados normales, es decir, por debajo de los 35 grados. A partir de este margen, los mecanismos compensadores para la regulación de la temperatura corporal comienzan a fallar.

Generalmente es consecuencia de la exposición prolongada a temperaturas frías sin la protección adecuada. ¿Qué debes hacer en caso de hipotermia en niños y bebés?

Mecanismos de pérdida de temperatura

  • Por radiación: diferencia de gradiente de temperatura entre el organismo y el medio que le rodea.
  • Por conducción: por contacto con superficies con diferente temperatura, en este caso, temperaturas frías o más bajas.
  • Evaporación: consecuencia de la liberación de temperatura por la conversión de un líquido corporal en vapor o gas. Por ejemplo: aumento de sudor, respiración acelerada, etc.

Lee: ¿Cuál es la temperatura corporal normal de cada persona?

Causas de hipotermia

La hipotermia se puede presentar en cualquier grupo de la población y en cualquier estación del año. Los más propensos a padecerlas son los bebés recién nacidos y los niños pequeños, dado que su organismo está en evolución y los mecanismos para regular la temperatura no están completamente desarrollados.

Las causas más comunes de hipotermia en niños y bebés son los siguientes:

  • Protección inadecuada del bebé ante temperaturas bajas.
  • Permitir que el bebé o niño lleve ropa húmeda durante demasiado tiempo en ambientes fríos o en presencia de mucho viento.
  • En algunos casos, cuando los niños tienen fiebre, los padres tratan de bajarle la temperatura exponiéndolos a temperaturas muy frías (compresas frías, baños de agua a baja temperatura, ventiladores, etc.). Esto puede llegar a provocar un shock por termorregulación ante un cambio tan brusco de temperatura.

Síntomas de hipotermia

En caso de hipotermia en bebés es importante proporcionarle calor de forma gradual. Si los síntomas empeoran o son evidentemente graves, es necesario acudir cuanto antes a emergencias.

La hipotermia en niños y bebés puede ser la consecuencia de una inadecuada protección en caso de bajas temperaturas. Es importante estar atentos a cualquier síntoma.

  • No hay reflejos.
  • Disminuyen la respiración y el pulso.
  • Los niños y los lactantes no suelen tiritar ni referir temblores.
  • La piel se pone fría, puede haber cambio de coloración (palidez), o en el caso de muchos bebés, permanecer con tono rosado.
  • En el caso de los bebés, al no ser capaces de manifestar la sensación de frío, hay que prestar especial atención a la temperatura de la piel, a cambios de comportamiento, falta de apetito, etc.

¿Cómo actuar en caso de hipotermia en bebés?

Es de vital importancia que contacte con un médico ante cualquier signo de hipotermia en un bebé. Si en ese momento no fuera posible una atención inmediata las recomendaciones generales son las siguientes:

  • Aumento del calor medioambiental de manera gradual: llévale a una habitación caldeada y retira la ropa mojada en caso de que hubiera.
  • Cubrir y proteger su cabeza con un gorro o una manta y abrazarlo contra el pecho para que coja temperatura con el calor corporal.

Es muy importante no aplicar una fuente de calor directo sobre la piel desnuda. No se deben usar ni botellas ni compresas de agua caliente a no ser que haya un paño de por medio para evitar quemaduras.

Es conveniente comprobar cada poco tiempo los signos vitales del niño incluso una vez estabilizada la hipotermia. Si pierde la consciencia, comprueba la respiración. En el caso de que respire ponlo en posición de recuperación (lateral), sino haz el boca a boca y procede a realizar un masaje cardíaco mientras espera la atención médica necesaria.

Leer más: Tratamiento del paciente con hipotermia

¿Cómo actuar en caso de hipotermia en niños?

Abrigar bien al bebé y seguir las recomendaciones del pediatra pueden ayudar a evitar la hipotermia en bebés.

Dependiendo de la gravedad de la situación, será necesario o no llamar a los servicios de urgencia. Evalúa los síntomas y si no observas signos graves de hipotermia procede a realizar los siguientes pasos:

  • Da al niño un baño caliente hasta que observes que el color de su piel recupera la normalidad. Ayuda a que salga y sécale rápidamente.
  • Abrígalo, llévalo a una habitación cálida y envuélvelo en muchas mantas. Igual que en el caso de los bebés, es importante aportar tu propio calor corporal y protegerle la cabeza con un gorro, así como las manos y los pies.
  • No lo dejes solo en ningún momento por si los síntomas empeorasen.
  • Dale líquidos calientes y alimentos energéticos, según te indique el pediatra.

De manera general, aplicando estas técnicas, la temperatura corporal volverá a la normalidad en un periodo relativamente corto de tiempo. Si esto no fuese así y vieses que los síntomas se agravan, lleva de inmediato al niño a los servicios de urgencia o llama a una ambulancia.

  • Burger, L., & Fitzpatrick, J. (2014). Prevention of inadvertent perioperative hypothermia. British Journal of Nursing. https://doi.org/10.12968/bjon.2009.18.18.44553
  • Gelb, D. (2014). Hypothermia. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.00059-2
  • Sefrin, P. (2018). Accidental Hypothermia. Notarzt. https://doi.org/10.1055/a-0752-6485
  • So, H. Y. (2010). Therapeutic hypothermia. Korean Journal of Anesthesiology. https://doi.org/10.4097/kjae.2010.59.5.299

   Victoria Blázquez

Estudió dos años del Grado en Biotecnología en la Universidad de Salamanca (USAL), donde adquirió conocimientos sobre fisiología, histología, farmacología, biología celular, instrumentación electrónica, microbiología y química orgánica.

Actualmente, se encuentra estudiando el Grado en Física en la Universidad de Salamanca (USAL), con especial interés en el área de física fundamental y teórica. Posee el título B2 en inglés y francés, y el B1 en alemán.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/hipotermia-en-ninos-y-bebes-como-debes-actuar/

Los efectos del frío en la salud de los niños

Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

Damos comienzo a nuestro Especial invierno en plena ola de frío siberiano en Europa, preguntándonos cuáles son los efectos del frío en la salud de los niños. Y es que las bajas temperaturas afectan la salud de las personas de diversas maneras, especialmente cuando es intenso.

Junto a las enfermedades directamente ligadas al frío, como los cuadros de hipotermia o congelación, que pueden llevar en casos extremos incluso a la muerte, existen otras afecciones más comunes a las que es difícil escapar cada invierno, especialmente si hablamos de niños pequeños.

Y es que, entre los grupos de población más vulnerables al frío extremos se hallan ancianos, personas con enfermedades crónicas, desnutridas… y los recién nacidos y lactantes, pues su sistema de respuesta neurovascular no está todavía tan desarrollado como el de un niño o un adulto para regular su temperatura y luchar contra el frío.

También porque los más pequeños no tienen suficiente actividad física espontánea para entrar en calor y no pueden avisar claramente que tienen frío. El hecho de que lloren de manera insistente y descartemos hambre y sueño, habremos de comprobar que no tienen frío.

El pecho suele ser el lugar indicado para comprobar que están calientes, pero hemos de procurar que manos y pies, o la cara, también lo estén. Os recordamos en este punto los consejos para proteger a los niños de la ola de frío.

Enfermedades más frecuentes con el frío

Ya hablaremos detenidamente sobre por qué el frío aumenta la incidencia de determinadas enfermedades, pero adelantamos que las bajas temperaturas disminuyen las defensas y producen cambios en el organismo que favorecen la aparición de enfermedades como gripe, bronquitis y neumonías.

De este modo, también los problemas respiratorios que sufren algunas personas empeoran y se produce un aumento de la tos, la sensación de ahogo y la producción de moco. El dolor de oídos y de garganta, la faringitis, también son más habituales en invierno.

El frío además puede agravar algunas enfermedades crónicas, especialmente respiratorias, reumáticas y cardíacas. Quienes padecen problemas cardíacos notan mayor cansancio hasta síntomas de agotamiento, incluso ante esfuerzos pequeños.

Si tenemos en cuenta factores externos al propio organismo, el frío aumenta el riesgo de incendio e intoxicación por monóxido de carbono si se emplean estufas de gas y braseros. Por ello se han de evitar estos medios de calefacción, y en cualquier caso mantener a los niños alejados de cualquier fuente de calor, que han de estar protegidas convenientemente.

Las bajas temperaturas también facilitan los accidentes de tráfico o por caídas a causa del hielo formado, por lo que hay que extremar la precaución tanto en carretera como caminando por la vía pública, no olvidando los sistemas de retención infantil adecuados ni cumplir las normas viales.

Si tenemos que desplazarnos en coche, conviene informarse del estado de las carreteras y seguir los consejos de la Dirección General de Tráfico.

En resumen, el frío intenso puede afectar a la salud de diversas maneras:

  • Provocando enfermedades directamente ligadas con el frío, como congelaciones y cuadros de hipotermia.
  • Favoreciendo la aparición de enfermedades como la gripe, bronquitis, neumonías y agravando enfermedades crónicas, sobre todo cardíacas y respiratorias y también reumáticas.
  • Facilitando los accidentes: de tráfico y por caídas a causa del hielo formado.
  • Aumentando el riesgo de incendio y de intoxicación por monóxido de carbono a partir de estufas de gas, braseros…

Mortalidad durante los meses fríos

Afortunadamente, cuando hablamos de la mayoría de efectos del frío en la salud de las personas no tenemos que hablar de fallecimientos, pero estos también se producen a causa de las bajas temperaturas como hemos comentado con anterioridad.

El incremento de mortalidad durante los meses de invierno es un fenómeno conocido que ha sido estudiado en distintos países.

La mayor mortalidad en esta época del año tiene su origen, además de en el propio frío (las personas sin hogar suelen ser víctimas de congelación), en causas de origen infeccioso y en otros factores de naturaleza comportamental.

En Europa, se calcula que la mortalidad en invierno es un 16% superior respecto al resto del año.

El incremento máximo se registra en la Península Ibérica, siendo de un 28% en Portugal y un 21% en España. El mayor incremento de mortalidad en los países con climas más cálidos se atribuye a la menor aclimatación fisiológica, menor adaptación de hábitos y a los medios de climatización disponibles.

Y aunque España no sea un lugar con demasiado riesgo de frío, sí existen zonas de interior o de montaña muy frías, y en situaciones meteorológicas de olas siberianas como la actual el frío llega prácticamente a todos los rincones y las heladas se generalizan.

También muchos nos leéis desde otros países donde las bajas temperaturas son más frecuentes, incluso en otras latitudes con veranos gélidos, por lo que pronto volveremos con recomendaciones que pueden resultar útiles para hacer frente a los efectos del frío, nos encontremos en la parte del mundo que nos encontremos.

Foto | familymwr en FlickrEn Bebés y más | Consejos para evitar enfermedades respiratorias en los niños, Consejos para proteger a los niños de la ola de frío

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/los-efectos-del-frio-en-la-salud-de-los-ninos

Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

Hipotermia en bebés y niños, un enfriamiento peligroso

Indice

La hipotermia es el descenso de la temperatura corporal por debajo de los límites normales, es decir, por debajo de 35 grados. Suele ser consecuencia de la exposición a temperaturas frías durante un tiempo prolongado, bien en el agua, bien en un ambiente frío, etcétera.

Temblores, liberación de hormonas para generar calor… son mecanismos del sistema de defensas del organismo para impedir más pérdida de temperatura.

Los más propensos a padecerla son los bebés, pues la capacidad de su organismo para regular la temperatura aún no está desarrollada totalmente.

En el caso de niños, en ocasiones, son los propios padres o madres los que les provocan la hipotermia. Muchos son los que, de forma errónea, cuando el pequeño tiene fiebre, tratan de bajarle la temperatura exponiéndolos a focos de aire intenso o sumergiéndolos en agua fría. En estos casos, el niño puede llegar a sufrir un shock por termorregulación –cambio brusco de temperatura.

¿Cómo detectar la hipotermia?

Los síntomas de la hipotermia pueden ser muy variados según la gravedad. Temblores, extremidades frías, respiración y pulso lentos, dificultad de atención, rigidez muscular, confusión, somnolencia… suelen ser los más habituales.

En los bebés tenemos que centrar nuestra atención en si su piel está fría, en si están más callados o menos atentos de lo habitual y en si les falta el apetito. Al contrario que los niños un poco más mayores, los bebés no tiritan por lo que sólo se podrá captar la hipotermia por la piel.

¿Cuáles son las causas de la hipotermia?

– Que el bebé use ropa que no es lo suficiente abrigada para las condiciones climáticas

– Exponer demasiado al bebé al frío

– Tener el bebé con la ropa mojada

– Estar demasiado tiempo en agua que no está a la temperatura adecuada

– Vivir en una casa demasiado fría

– A veces cuando los bebés tienen fiebre y sus padres intentan bajársela, exponen al bebé a temperaturas demasiado bajas. Estos cambios pueden llevar al niño a la hiportermia

¿Cómo prevenir la hipotermia?

Hemos de evitar los ambientes fríos. Si esto no es posible, debemos abrigar bien al niño, con varias capas finas de ropa no demasiado ajustada, ya que podría impedir la circulación.

El número de capas de ropa que va a necesitar un niño es mayor que las que va a utilizar un adulto.

Es muy importante cubrirles la cabeza –el 20% de la temperatura corporal puede perderse por esta parte del cuerpo.

Es de vital importancia no tener al niño con ropa mojada ni húmeda. Se debe tener especial cuidado con las manos y los pies, sobre todo si hay nieve. En cuanto se tenga oportunidad cambia al niño si hay riesgo de que no esté totalmente seco.

Se les debe recordar a los niños que si están jugando fuera deben entrar frecuentemente para calentarse. Habrá que poner especial atención a los escalofríos porque es el primer síntoma de hipotermia. Por otra parte hay que evitar que los bebés duerman en una habitación fría ya que son los más vulnerables a sufrir hipotermia.

También debemos cerciorarnos de que los pequeños comen y beben regularmente, ya que la ingesta de alimentos y líquidos les proporcionará energía manteniéndoles calientes.

¿Qué tipos de hipotermia puede tener mi bebé?

-Pérdida de calor por radiación: la piel desnuda del bebé se ha expuesto a un ambiente que contiene objetos de temperatura más baja.

-Pérdida de calor por evaporación: esto se da en bebés recién nacidos humedecidos por el líquido amniótico.

-Pérdida de calor por conducción: esta viene dada porque se pone en contacto al recién nacido con una superficie u objeto a baja temperatura.

-Pérdida de calor por convección: un flujo de aire ambiental más fresco aleja al calor del bebé.

¿Qué debemos hacer si se presenta una hipotermia?

Ante la sospecha de hipotermia en nuestros hijos, debemos tomarles la temperatura con precisión a intervalos frecuentes.

Esta medición ha de realizarse por el recto, no por la axila. La toma de temperatura axilar es poco fiable, ya que el valor registrado dependerá de la humedad de la piel, del tiempo de toma, etcétera. Además hemos de tener en cuenta que hay niños con temperaturas axilares por debajo de 36 grados, consideradas hipotermias fisiológicas.

Otra nota importante a tener en cuenta es que los niños no tienen la misma temperatura las veinticuatro horas del día debido al ciclo circadiano, por el que registran las temperaturas máximas durante el día y las mínimas durante la noche.

No obstante, toda temperatura registrada por debajo de los 35 grados debe ser valorada por un facultativo. Si se observa algún otro síntoma que revista gravedad habrá que acudir cuanto antes a que sea revisado. Hasta que esta valoración se produce, debemos:

– Aumentar la temperatura corporal del niño empezando por la parte central del cuerpo (pecho, cabeza, cuello e ingles). Para ello utilizaremos mantas o ropas calientes. En su defecto, emplearemos nuestro propio cuerpo, poniéndolo en contacto con nuestra piel.

– A los niños se les puede dar un baño caliente hasta que se observe que el color de su piel vuelve a su normalidad. Tendrás que ayudarle a salir y a secarse rápidamente para que no vuelva a bajar su temperatura por estar húmedo.

– Si la hipotermia es debida a la inmersión en agua fría, sacaremos inmediatamente al pequeño del agua y lo envolveremos en toallas o ropas calientes.

– Mantener caliente la temperatura de la habitación donde se halle el niño.  En los bebés es importante que si es un bebé y no está en una habitación muy cálida, lo mejor es cambiarlo de habitación. En los bebés no debe darse un cambio de temperatura brusco.

– Si está consciente, darle dulces y bebidas calientes, evitando la cafeína, ya que su poder diurético contribuiría a la pérdida de líquidos.

– Es importante no dejar a los niños solos si tienen hipotermia ya que los síntomas podrían empeorar de un momento a otro.

Fiebre

Definición:

Es el aumento de la temperatura corporal por encima de lo que se considera normal. La temperatura normal del cuerpo humano fluctúa entre 36'5º y 37'5º. En la especie humana, se considera fiebre un aumento de la temperatura corporal, medida en la axila, superior a 38º C (38,5º C medida en el recto). La fiebre suele ser el aviso de alguna otra enfermedad.

Síntomas:

Malestar general, temperatura corporal elevada.

Tratamiento:

Se usan antipiréticos para bajar la temperatura, aunque para acabar con la fiebre es necesario tratar la enfermedad que la provoca.

Hipotermia

Definición:

La hipotermia es el descenso no intencional de la temperatura corporal por debajo de 35º C.

Tratamiento:

Si se produce en un bebé, trasladarlo a una habitación caliente, envolverlo en mantas o colchas, cubrirle la cabeza con un gorro y cogerlo en brazos para darle calor. Acudir al médico. Si es un niño mayor, trasladarlo a un lugar caliente, bañarlo con agua caliente.

Si el color de piel vuelve a la normalidad, secarlo y envolverlo en mantas. Meterlo en la cama y cubrir su cabeza con un gorro y sus manos con guantes. Darle bebidas azucaradas calientes o sopa.

Si pierde la consciencia, llevar a cabo las maniobras de reanimación y acudir a urgencias.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/hipotermia-en-bebes-y-ninos-un-enfriamiento-peligroso-1671

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: