Huevos revueltos para el desayuno

Huevos revueltos a la mexicana, receta fácil para un desayuno perfecto

Huevos revueltos para el desayuno

  • Total: 35 min
  • Comensales: 2

He comido estos huevos revueltos, siempre como desayuno, en muchas zonas de México. Los huevos a la mexicana son, sin duda, una de las opciones más elegidas a primera hora de la mañana. No sucede lo mismo en España, que somos más de desayunos dulces.

Recuerdo perfectamente cómo, al salir de ver las pirámides de Cobá, a las que llegamos a las 6 de la mañana para no pasar mucho calor en pleno agosto y no encontrarnos muchísima gente, paramos a desayunar al borde de la carretera en un restaurante en el que ofrecían tostadas, tacos de cochinita y estos huevos revueltos tan famosos en todo el país.

La receta no puede ser más sencilla: cebolla, tomate, cilantro, algún chile si se quiere y frescos huevos de gallina revueltos con maestría para que el resultado quede jugoso.

Se les puede incorporar unas rodajas de aguacate cerca, personalmente me gusta comérmelos sobre tostadas de pan recién tostado o también sobre tortillas de maíz fritas y crujientes, y como idea mía añadir al revuelto un poco de queso hará que nos aseguremos de que el conjunto quede jugoso. El resultado es perfecto para un desayuno de lujo o para servirlos como entrante.

Añadiendo trucos he de decir que los revueltos hay que hacerlos con paciencia, a fuego bajo y removiendo constantemente, para no conseguir una tortilla rota pero sí un total integrado y meloso, sin partes líquidas. 

El chile que se suele integrar es verde, jalapeño o serrano, y precisamente debe su nombre a que en la receta hay ingredientes blancos (cebolla), rojos (tomate) y verdes (cilantro y chiles). Otro truco para conseguir unos huevos revueltos perfectos, es añadir siempre una yema más que cantidad de claras, así se gana también más melosidad en el revuelto.

Los norteños son los huevos a la mexicana que evolucionaron añadiendo carne de ternera, aunque también podríamos incorporar pollo, y los que son más populares son los que llevan chorizo; también famosos en el desayuno aunque ya se sabe que hay infinitas formas de disfrutar un gran desayuno. Si os gustan estos los siguientes que tendréis que probar son los famosos huevos revueltos con tomate chinos, una receta que en España es casi impensable que pueda ser tan popular allí. 

Cómo hacer huevos revueltos a la mexicana

  • Huevos, 4 ud
  • Yema de huevo, 1 ud
  • Cebolla, 1 ud
  • Tomate mediano, 2 ud
  • Cilantro, un puñado
  • Chile verde (opcional), al gusto
  • Sal, c/s
  • Queso crema, 1 cucharada
  • Cilantro fresco, 1 cucharada
  • Pimienta negra molida, 1/2 cuchcaradita
  • Aceite de oliva suave, 2 cucharadas

Paso 1

Pelar la cebolla y picarla en brunoise. También podéis utilizar cebolleta. En una sartén amplia disponer el aceite de oliva y añadir la cebolla y comenzar a pochar a fuego suave, se quiere que la cebolla quede transparente pero que no caramelice, que no tome color. Añadir un poco de sal para que el proceso suceda más fácil y rápido. 

Paso 2

Mientras tanto, quitar el corazón del tomate (la parte más acuosa) y retirarlo. Picar la parte más tersa en cuadraditos. Reservar. Deshojar el cilantro y picarlo finamente. Si vais a utilizar chile picarlo también de manera fina. 

Paso 3

Cuando la cebolla ya esté lista incorporar el tomate y saltear ligeramente apenas unos segundos. Otra opción es también sofreír más para que el tomate se poche ligeramente. Yo he utilizado tomates kumato que era lo que tenía en casa pero lo suyo es utilizar tomates bien rojos; cuanto más sabor tengan, mejor.

Paso 4

En un bol batir los huevos, la yema, la crema de queso, un poco de sal y de pimienta negra. Reservar. 

Paso 5

Añadir la mezcla de huevo y bajar el fuego al máximo. Comenzar a remover con un utensilio que no estropee la sartén. Remover sin parar para que el huevo vaya cuajando poco a poco, tarda un poquito, pero merece la pena. 

Paso 6

En el momento final del revuelto añadir el chile y también el cilantro y seguir removiendo unos segundos más para que se integre muy bien. Poner a punto de sal y de pimienta negra. 

Paso 7

Servir los huevos a la mexicana acompañados de unas tostadas de pan o tortillas de maíz fritas, unas rodajas de aguacate, un refrito de frijoles… ¡y una buena taza de café! 

Источник: https://www.elespanol.com/cocinillas/recetas/aperitivos-y-entrantes/20210219/huevos-revueltos-mexicana-receta-facil-desayuno-perfecto/1002228827096_30.html

Receta de huevos revueltos: Cómo hacer unos huevos revueltos perfectos

Huevos revueltos para el desayuno

Todos conocen alguna receta de huevos revueltos, pero no todos los preparan de la forma correcta. En la práctica, este es uno de los alimentos más fáciles de preparar, pero también tiene sus trucos como todo en la cocina.

Se cree que los seres humanos comen huevo incluso 6000 años antes de la aparición de Cristo. Fue probablemente en Asia en donde comenzó la domesticación de gallinas y con ella se normaliza el consumo de esta proteína de alta calidad.

A partir de ciertos intercambios con Mesopotamia, la gallina llega a Grecia y por consecuencia al Occidente.  El huevo llega a territorio español un poco antes del año 46 y eso se sabe gracias a la publicación del texto “Doce libros de la agricultura”.

Existen un sinfín de creencias en torno a este producto alimenticio, el cual aparece en muchos pasajes de la historia desde antes de la Edad Antigua. Miles de años después este alimento es más central que nunca en la alimentación de la humanidad, sin importar el territorio.

Los orígenes del plato

Sería muy difícil saber quién fue la persona que inventó la receta de los huevos revueltos. Se conoce que desde el año 1000 antes de Cristo ya se cocinaban bajo este formato, es decir fritos. En aquel entonces como ahora, era fundamental prepararlos con ayuda de aceite de oliva.

Las recomendaciones de la antigüedad eran freírlo con mucho aceite de oliva para reducir la acidez del huevo. En la historia reciente, los huevos rotos recobran protagonismo durante el siglo XVII.

Con el descubrimiento de América, Europa conocería la patata y mezclaría ambos ingredientes para configurar lo que se conocería pronto como la tortilla.

El desarrollo de mejores sartenes y de las cocinas convencionales hizo de este plato una de las preparaciones básicas del ser humano. Es probable que el primer alimento que se le enseña a preparar es precisamente este.

Dos huevos fritos y acompañados por un carbohidrato como el pan, pueden aportar la energía necesaria para iniciar el día.

Todo se hace muy sencillo, sin mayores procedimientos, aunque ciertamente hay algunos trucos que podemos hacer para mejorar el resultado final.

Propiedades nutricionales

Los huevos son una de las mejores proteínas animales y por ello también una de las más consumidas. Tanto la clara como la yema contiene proteína fácil de asimilar y de buena calidad.

Además de su aportación bien conocida de vitaminas A, D, E y K, este producto natural es rico en ácidos grasos saludables.

En este se puede conseguir un poco de OMEGA 3, y otras grasas como los ácidos linoleico y oleico que tienen un importante impacto en el metabolismo.

Una de las sustancias que se encuentra particularmente en el huevo es la colina, la cual contribuye al sistema nervioso. Consumir esta sustancia favorece nuestros procesos de memoria y aprendizaje. Afortunadamente, un solo huevo tiene el 30% de requerimiento diario que necesitamos de este nutriente.

Antes se pensaba que el consumo indiscriminado de este producto animal podría generar problemas en el nivel de colesterol. No obstante, los estudios más recientes demuestran que no hay nada de dañino en este alimento.

A continuación, verás paso a paso cómo se debe realizar la receta de huevos revueltos básica para que queden perfectos… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 20 gramos de manteca
  • 10 mililitros de leche
  • Sal
  • Pimienta
    1. Romper los huevos y verter su contenido en un bol de vidrio o cerámica.
    2. Batir los huevos con un tenedor hasta que toda la mezcla de yema y clara se integre.
    3. Incorporar a la mezcla de huevos revueltos la leche, pimienta y la sal al gusto.
    4. Continuar batiendo los ingredientes con movimientos circulares grandes y continuos.
    5. Calentar una sartén antiadherente e incorporar la mantequilla esperando hasta que esta se derrita.
    6. Incorporar a la sartén la mezcla de huevos revueltos una vez que se haya derretido la manteca y sin esperar demasiado.
    7. Dejar que los huevos se cocinen durante unos 30 segundos aproximadamente sin batir en la sartén.
    8. Despegar el huevo que queda en los bordes del sartén cada 10 segundos de forma continua, desde cada borde hacia el centro de la preparación.
    9. Sacar los huevos un poco antes de que estos tengan la cocción deseada.

    La receta de huevos revueltos es sencilla, pero tiene ciertos detalles que no pueden pasar desapercibidos. Añadir la leche es importante para que la consistencia quede cremosa y esponjosa. En caso de querer prescindir de este elemento, se puede añadir un poco de agua con el objetivo de que el huevo se esponje… ¡Una buena alternativa!

    La receta de huevos revueltos implica que siempre estemos batiendo la mezcla hasta que entre en la sartén. También puedes incorporar nata líquida en lugar de leche, para conseguir una textura más cremosa de los huevos. O incluso un poco de queso rallado en la parte final.

    Источник: https://okdiario.com/recetas/huevos-revueltos-1858046

    Embarazo y niños
    Deja una respuesta

    ;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: