Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Contents
  1. Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas
  2. ¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?
  3. No todas las infusiones son buenas para el embarazo
  4. La infusión de tomillo
  5. Infusiones de hojas de menta y de jengibre
  6. Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa
  7. Infusión de hojas de frambuesa
  8. Infusión de manzanilla
  9. Infusión de valeriana
  10. Infusión de rooibos
  11. Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo
  12. ¿Puedo tomar té si estoy embarazada?
  13. ¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?
  14. Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación
  15. ¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?
  16. Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)
  17. Infusiones para combatir síntomas intestinales
  18. Infusiones que favorecen el descanso
  19. Infusiones para desencadenar el parto de manera natural
  20. Otras infusiones permitidas
  21. Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
  22. Infusiones beneficiosas en el embarazo
  23. Infusiones a reducir en el embarazo
  24. Infusiones prohibidas en el embarazo
  25. ¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?
  26. No todas las infusiones son buenas
  27. No consumas o toma con cuidado..
  28. Té, manzanilla y valeriana
  29. Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..
  30. Cómo tomar las infusiones si estás embarazada
  31. Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?
  32. Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas
  33. ¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?
  34. No todas las infusiones son buenas para el embarazo
  35. La infusión de tomillo
  36. Infusiones de hojas de menta y de jengibre
  37. Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa
  38. Infusión de hojas de frambuesa
  39. Infusión de manzanilla
  40. Infusión de valeriana
  41. Infusión de rooibos
  42. Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo
  43. ¿Puedo tomar té si estoy embarazada?
  44. ¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?
  45. Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación
  46. ¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?
  47. Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)
  48. Infusiones para combatir síntomas intestinales
  49. Infusiones que favorecen el descanso
  50. Infusiones para desencadenar el parto de manera natural
  51. Otras infusiones permitidas
  52. Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
  53. Infusiones beneficiosas en el embarazo
  54. Infusiones a reducir en el embarazo
  55. Infusiones prohibidas en el embarazo
  56. ¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?
  57. No todas las infusiones son buenas
  58. No consumas o toma con cuidado..
  59. Té, manzanilla y valeriana
  60. Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..
  61. Cómo tomar las infusiones si estás embarazada
  62. Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?
  63. Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas
  64. ¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?
  65. No todas las infusiones son buenas para el embarazo
  66. Infusiones para embarazadas y cómo utilizarlas
  67. La infusión de tomillo
  68. Infusiones de hojas de menta y de jengibre
  69. Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa
  70. Infusión de hojas de frambuesa
  71. Infusión de manzanilla
  72. Infusión de valeriana
  73. Infusión de rooibos
  74. Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo
  75. ¿Puedo tomar té si estoy embarazada?
  76. ¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?
  77. Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación
  78. ¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?
  79. Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)
  80. Infusiones para combatir síntomas intestinales
  81. Infusiones que favorecen el descanso
  82. Infusiones para desencadenar el parto de manera natural
  83. Otras infusiones permitidas
  84. Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
  85. Infusiones beneficiosas en el embarazo
  86. Infusiones a reducir en el embarazo
  87. Infusiones prohibidas en el embarazo
  88. ¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?
  89. No todas las infusiones son buenas
  90. No consumas o toma con cuidado..
  91. Té, manzanilla y valeriana
  92. Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..
  93. Cómo tomar las infusiones si estás embarazada
  94. Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?
  95. Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas
  96. ¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?
  97. No todas las infusiones son buenas para el embarazo
  98. Infusiones para embarazadas y cómo utilizarlas
  99. La infusión de tomillo
  100. Infusiones de hojas de menta y de jengibre
  101. Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa
  102. Infusión de hojas de frambuesa
  103. Infusión de manzanilla
  104. Infusión de valeriana
  105. Infusión de rooibos
  106. Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo
  107. ¿Puedo tomar té si estoy embarazada?
  108. ¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?
  109. Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación
  110. ¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?
  111. Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)
  112. Infusiones para combatir síntomas intestinales
  113. Infusiones que favorecen el descanso
  114. Infusiones para desencadenar el parto de manera natural
  115. Otras infusiones permitidas
  116. Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
  117. Infusiones beneficiosas en el embarazo
  118. Infusiones a reducir en el embarazo
  119. Infusiones prohibidas en el embarazo
  120. ¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?
  121. No todas las infusiones son buenas
  122. No consumas o toma con cuidado..
  123. Té, manzanilla y valeriana
  124. Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..
  125. Cómo tomar las infusiones si estás embarazada
  126. Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?
  127. ▷ Источник: https://matronastur.com/infusiones-durante-el-embarazo/

Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

El consumo de infusiones y tés suscita muchas dudas entre las embarazas.

Por norma general las infusiones de uso cotidiano –tipo manzanilla o tila- no suponen ningún problema si se toman con moderación y el médico ha dado su aprobación, mientras que los tés de colores o hierbas concretas como el mate deben evitarse durante la gestación por su alto contenido estimulante.

¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?

Beber líquido durante el embarazo y la lactancia es muy importante y permite que madre e hijo estén perfectamente hidratados. De hecho durante este periodo se recomienda a la madre que aumente la ingesta de agua y, por lo tanto, es fácil pensar en las infusiones como un sustitutivo del agua o de otras bebidas durante el embarazo.

Sin embargo, también es cierto que las hierbas que tomamos en infusión tienen diversas propiedades relajantes, estimulantes o relacionadas con la absorción de nutrientes que las convierten en más o menos recomendables según cada persona.

Por norma general, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para percibir sus efectos secundarios de forma latente su consumo debería ser continuado y elevado.

Aún así, puesto que el embarazo es un periodo que requiere cuidados especiales, es importante consultar a tu médico o ginecólogo sobre cuáles son las infusiones permitidas en el embarazo y cuáles es conveniente evitar e incluso restringir completamente (infusiones abortivas).

No todas las infusiones son buenas para el embarazo

Hay algunas infusiones que no deben tomarse durante el embarazo y la lactancia porque presentan ciertas propiedades que pueden llegar a ser perjudiciales para la madre o el feto.

A continuación, exponemos las infusiones que no deberías tomar estando embarazada y las molestias o incluso patologías que pueden favorecer y hasta provocar:

  • Salvia, poleo, té de boldo agracejo y ruda. No son recomendables porque pueden llegar a provocar contracciones uterinas.
  • La salvia y el regaliz pueden llegar a provocar hipertensión arterial.
  • El ginkobiloba puede afectar al feto, en concreto a su corazón.
  • El eucalipto favorece los sangrados en el embarazo.
  • La menta puede ser causa de trastornos gastrointestinales.
  • La menta poleo y el boldo pueden provocar toxicidad en el feto, según algunos estudios.

El propóleo y la equinácea no deberían consumirse por precaución, ya que actualmente aún no se conocen claramente sus efectos en el embarazo

La infusión de tomillo

Una de las mejoresinfusiones para el embarazo por su capacidad para aliviar la congestión nasal, lo que la hace muy recomendada cuando la mujer tiene gripe o sinusitis y no puede medicarse. Su consumo es, en general, positivo para aliviar las molestias y dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo.

Por otro lado, la infusión de tomillo en el embarazo es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como: hierro, manganeso, fibra o calcio.

Infusiones de hojas de menta y de jengibre

Para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo se recomiendan infusiones de hojas de menta que ayudan a disipar los síntomas y a recobrar el apetito, e infusiones de jengibre, muy útiles para calmar el malestar estomacal.

En el caso de la menta se recomienda no dejar que la hierba se cocine mucho para que sus propiedades no se alteren. Algo similar ocurre con la hierbabuena, una de las infusiones para el embarazo, recomendada para eliminar de forma natural molestias frecuentes como el dolor de cabeza.

Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa

Los cambios hormonales, físicos y de temperatura, y los nervios del embarazo hacen que, especialmente durante el último trimestre de la gestación, dormir sea complicado.

Las infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa se convierten en infusiones relajantes para embarazadas que, además, ayudan a conciliar el sueño.

La manzanilla en el embarazo, tomada en cantidades bajas y eventualmente, también ayuda a relajarse y dormir mejor.

Infusión de hojas de frambuesa

Dentro de las infusiones aptas para embarazadas destaca la de hojas de frambuesa, que ayuda a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Como siempre conviene dosificar su consumo y sin abusar de ella, y se recomienda evitar tomarla a partir de la semana 38.

Infusión de manzanilla

Se considera beneficiosa porque ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tomada en exceso puede llegar a alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.

Infusión de valeriana

La infusión de valeriana ayuda también a conciliar el sueño y combatir la ansiedad, aunque algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo, por lo que si se toma hay que hacerlo con moderación.

Infusión de rooibos

El consumo de rooibos durante el embarazo es beneficioso porque contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de favorecer la circulación sanguínea.

Infusión de jengibre

Su consumo ayuda a aliviar las náuseas, una molestia extraordinariamente frecuente sobretodo en los primeros meses de embarazo.

Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo

En el embarazo debes evitar infusiones que contengan cafeína o que produzcan un efecto estimulante, y también aquellas que, por su composición, puedan hacer llegar al bebé ciertas sustancias nocivas o tóxicas vía placentaria.

Entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo destaca el poleo menta ya que contiene un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades tóxicas a nivel de hígado y riñones que puede causar malformaciones en el feto.

También debes evitar  aquellas que lleven salvia y perejil, ya que podemos considerarlas como infusiones abortivas.

La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el aumento de la presión arterial y los abortos. El perejil también está relacionado con los abortos .

espontáneos.

Otras infusiones y hierbas que debes evitar durante el embarazo son:

  • Aloe vera
  • Diente de león
  • Artemisa
  • Caléndula
  • Ginseng
  • Consuelda
  • Ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé)
  • Eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna)

¿Puedo tomar té si estoy embarazada?

Como siempre, depende de la variedad y de la cantidad. Algunas variedades de té impiden la absorción de hierro y calcio, pudiendo llegar a producir anemia si se toma en exceso, aunque también se trata de infusiones que nos aportan un buen número de nutrientes.

Puedes tomar té verde y té rooibos en el embarazo sin problema.

El té rooibos contiene antioxidantes que estimulan las defensas,  más bajas durante la primera etapa del embarazo y aligera el sistema digestivo, mientras que el té verde es rico en antioxidantes que protegen el ADN de daños y favorecen un buen desarrollo del bebé. Blanco, jazmín o jengibre son otras variedades de té que puedes tomar durante el embarazo.

Por otra parte, durante la gestación se deben evitar el té rojo y el té negro, así como otras variedades o mezclas frutales y que incluyan los anteriores.

Algunos consejos generales sobre las infusiones para embarazadas:

  • Se recomienda un máximo de 2 infusiones al día. Algunos expertos incluso recomiendan no tomar más de 4-5 infusiones a la semana.
  • Elige siempre infusiones descafeinadas.
  • Se recomienda no dejar mucho tiempo la bolsita o las hierbas en el agua caliente ya que así se evita que amarguen el sabor demasiado y que aumente el nivel de cafeína o teína.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de infusión para evitar que aparezcan efectos secundarios.
  • La mayoría de las hierbas que normalmente se usan para cocinar se pueden tomar como infusiones en el embarazo.
  • Descarta aquellas infusiones entre cuyas propiedades se encuentre la estimulación del útero. Por ejemplo: anís, muérdago, flor de Jamaica, hierba Luisa, raíz de regaliz, romero, ortiga, hinojo o poleo.
  • Intenta comprar tus infusiones en tiendas de confianza.
  • Antes de tomar cualquier combinado de hierbas, revista su composición y consulta a tu médico si tienes cualquier duda al respecto.

¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?

Tomar precauciones en la alimentación durante la gestación es muy importante para asegurar la tranquilidad en tu embarazo y estar más segura.

Si buscas la seguridad de que todo está yendo bien es esencial realizarse las pruebas precisas para garantizar tu tranquilidad.

Un ejemplo de ello es el Test NACE, una prueba prenatal no invasiva que analiza las alternaciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo en el embarazo. Encuentra más información aquí y vive un embarazo con tranquilidad.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/infusiones-para-embarazadas/

Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Puede que antes de quedarte embarazada ya te gustara disfrutar de una infusión de plantas, o que hayas oído hablar de ellas para mitigar algunos de los síntomas típicos del embarazo como náuseas o ardores. Hay una amplia variedad de infusiones herbales, pero no todas están recomendadas durante el embarazo.

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobre el consumo de infusiones durante la gestación, cómo algunas pueden ayudarte a sentirme mejor y cuáles deberías evitar por el riesgo que entrañan.

Las infusiones de hierbas contienen distintas propiedades que en un momento dado pueden ayudarnos a relajarnos, mejorar el descanso nocturno, hacer mejor la digestión o mejorar el sistema circulatorio. Pero el embarazo es una etapa especialmente vulnerable en la que es muy importante vigilar lo que consumimos, pues ciertos alimentos, bebidas o medicamentos podrían dañar al bebé.

Cuando hablamos de infusiones naturales o de plantas es importante tener en cuenta que no por ello tienen que ser siempre inocuas para el organismo. De hecho, si nos paramos a pensar, multitud de venenos utilizados desde la antigüedad provienen de las plantas.

Es por ello que se tiende a desaconsejar el consumo de estas infusiones durante el embarazo, algunas porque su efecto nocivo es evidente y otras porque no hay suficientes estudios al respecto:

  • Poleo-menta: se trata de una de las infusiones más consumidas pero su uso está totalmente desaconsejado durante el embarazo y también durante la lactancia, pues contiene una sustancia llamada pulegona que tiene efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • La salvia, las infusiones de regaliz y las de romero pueden elevar la tensión arterial, con los peligros que esto implica para el embarazo. El regaliz, además, puede provocar aborto y parto prematuro, y disminuir la producción de leche durante el puerperio, por lo que está catalogada como 'riesgo alto' en la web de e-lactancia.
  • Anís verde, anís estrellado, salvia, agracejo y ruibarbo pueden provocar contracciones en el útero y desencadenar un parto prematuro, y además provocar sangrados, como en el caso del agracejo. Algunas de estas hierbas como el anís estrellado o el agracejo están desaconsejadas también durante la lactancia por ser 'poco seguras' y 'muy inseguras', respectivamente.
  • Entre las hierbas desaconsejadas por sus posibles efectos gastrointestinales destacan el boldo (de 'riesgo alto' también durante la lactancia por su toxicidad hepática) y el eucalipto, que además de provocar náuseas, vómitos o diarreas si se consume en exceso, puede ocasionar sangrados (también es de 'riesgo alto' durante la lactancia)
  • También hay hierbas desaconsejadas por su efecto teratogéneo en animales -es decir, provocan malformaciones en el feto-. Tal sería el caso de la equinácea, la cáscara sagrada y el sen, según podemos leer en la web de Boticaria García
  • Otras infusiones de hierbas desaconsejadas durante el embarazo son la hierba luisa (por estimular el útero), la hierba de San Juan, la lavanda, la cola de caballo (según la web de e-lactancia se ha descrito un caso de posible relación con autismo tras un uso muy prolongado durante el embarazo), la cúrcuma (por su posible efecto abortivo y neurotóxico), el propóleo, la valeriana (de la que no hay suficiente evidencia para garantizar un uso seguro), el espino albar, el mate y la pasiflora y amapola (de 'riesgo alto' también durante la lactancia) por su alto contenido en alcaloides y toxicidad hepático-renal.

¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?

Mención aparte merece el té, una de las infusiones más consumidas y populares en todo el mundo. Existen diferentes tipos de té (té matcha, verde, rojo, negro, blanco…) y cada uno de ellos tiene unas propiedades diferentes.

En general, durante el embarazo se aconseja moderar el consumo de té (también durante la lactancia), pues contiene cafeína, una sustancia poco aconsejada en esta etapa y que puede influir en el peso del bebé al nacer, desencadenar un parto prematuro o incluso aumentar el riesgo de aborto. Además, el té normal podría dificultar la absorción del hierro y ácido fólico, dos elementos fundamentales para la madre y el bebé.

Así pues, los expertos suelen recomendar una ingesta no superior a dos tazas de té al día, pues esta cantidad se consideraría segura y no incrementaría los riesgos durante el embarazo.

En cualquier caso, si consumes té de manera habitual y te has quedado embarazada, es recomendable que consultes con tu médico o matrona la idoneidad o no de seguir tomándolo durante la gestación.

Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)

A continuación detallamos las infusiones que estarían permitidas durante el embarazo, así como los efectos que tienen en el organismo y cómo podrían ayudar a la embarazada a mitigar algunos de los síntomas más frecuentes en esta etapa.

Aún así, insistimos en la importancia de moderar su consumo y consultar previamente con el médico o matrona cualquier duda al respecto.

Infusiones para combatir síntomas intestinales

Durante el embarazo es frecuente sufrir acidez o ardor de estomago, así como pesadez tras las comidas y otros problemas digestivos que llegan a ser realmente molestos, especialmente a medida que avanza la gestación. Hay varias cosas que podemos hacer para aliviar estos síntomas, y recurrir de manera eventual a las infusiones también podría ayudarnos.

Una de las infusiones más utilizadas en estos casos por sus propiedades digestivas es la manzanilla. Según el el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas), esta hierba no parece no tener riesgos durante el embarazo, aunque entre los posibles efectos adversos se destaca la exacerbación del asma, entre otros.

En lo que respecta a los vómitos y náuseas se ha observado que mejoran con la ingesta de jengibre (que podemos consumir en forma de infusión y de manera moderara), que además resulta ser un potente antioxidante. Asimismo es buena fuente de minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc, y de vitaminas, entre las que destaca la vitamina E y las del complejo B, sobre todo, ácido fólico.

También el té de menta se considera efectivo para combatir las náuseas matutinas, si bien es muy importante moderar su consumo durante el embarazo, pues tomado en exceso podría tener efectos adversos.

Y por último destacamos otra hierba que aunque quizá no sea especialmente popular, sus efectos han sido probados para combatir el estreñimiento y las hemorroides. Se trata del plantago ovata, una infusión que consumida durante el embarazo puede ayudar a controlar estas desagradables molestias.

Infusiones que favorecen el descanso

Más del 85% de las embarazadas padecen cambios en su patrón de sueño en algún momento de la gestación. Algunas sufren insomnio y otras pueden experimentar nerviosismo o ansiedad que impida su correcto descanso nocturno.

Con frecuencia, la melisa es utilizada para reducir el estrés y ayudar a descansar mejor, pero no hay estudios suficientes que avalen su seguridad cuando se consume durante el embarazo, por lo que algunos expertos tienden a desaconsejarla. Lo más recomendable es que consultes con tu médico antes de tomarla.

En lo que respecta a la tila, otra de las infusiones más utilizadas para calmar la ansiedad y favorecer el descanso, también hay una cierta controversia sobre su uso seguro durante el embarazo, pues no hay suficientes estudios al respecto. En general se considera segura, además de que podría ayudar a combatir síntomas catarrales y dolores de cabeza, pero de nuevo recomendamos consultar con el médico antes de tomarla.

Infusiones para desencadenar el parto de manera natural

Cuando la mujer ha cumplido 40 semanas de gestación pero todavía no se ha puesto de parto, podemos tomar una serie de medidas que ayuden a desencadenar el proceso de manera natural, y así evitar la inducción.

La matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí', nos daba algunas recomendaciones en este artículo para inducir el parto de forma natural, y también señalaba ciertas infusiones como un remedio al que podemos recurrir, si bien dejaba claro que no hay evidencia científica de que funcionen, aunque consumidas con moderación no entrañan riesgos para madre y bebé:

«Las infusiones de hoja de frambuesa y jengibre son también muy recomendadas para estimular al útero y generar contracciones. No hay ninguna evidencia científica de que funcionen, pero al no tener ningún riesgo para la madre y el bebé, si nos gusta y nos apetece tomarnos una infusión de este tipo no pasa nada por hacerlo».

Otras infusiones permitidas

Entre los efectos que se le atribuyen a las infusiones de tomillo destaca su efecto antioxidante, sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y su efecto antiinflamatorio, aunque quizá sean sus propiedades para combatir síntomas catarrales y gripales lo que le convierte en una de las infusiones más populares.

Fotos | iStock, Pixabay

Vía | Boticaria García, Farmacia Soler, Dos Farma

En Bebés y Más | Remedios naturales para aumentar la producción de leche: no hay evidencia científica de que funcionen, Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/infusiones-durante-embarazo-cuales-debes-evitar-cuales-puedes-consumir-moderacion

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Durante el embarazo hay muchos alimentos y condimentos que se deben evitar o reducir. Algunos de ellos son ciertas infusiones y tés que no son muy recomendables. Sin embargo, hay muchas otras que sí se pueden tomar y que, más aún, son beneficiosas en estos meses.

Indice

Infusiones beneficiosas en el embarazo

Menta, hinojo, melisa y anís verde: ayudan a mitigar molestias digestivas propias del embarazo como náuseas, gases, acidez, estreñimiento, etc.

Rooibos, tila, melisa, pasiflora: contribuyen a conciliar el sueño, calmar la ansiedad y relajarse. El rooibos no contiene caféina ni teína, por lo que puede tomarse sin problemas. 

Malva, hinojo, saúco, tomillo: beneficiosas en resfriados y catarros ya que ayudan a calmar la congestión nasal.

Jengibre: es la más útil para calmar las náuseas del embarazo.

Infusiones a reducir en el embarazo

En general, no se recomienda tomar más de dos tazas de té al día ya que contiene teína, similar a la cafeína, por lo que tiene efecto estimulante y excitante.

Té verde: reduce la absorción del hierro y el ácido fólico, por lo que puede producir anemia. Sin embargo, si te gusta mucho puedes tomar uno de vez en cuando ya que no te hará mal y, de hecho, tomado con moderación, ayuda a regular el azúcar en sangre y así a evitar el desarrollo de diabetes gestacional y controlar los niveles de colesterol.

Manzanilla: antes hemos dicho que la manzanilla es una infusión ayuda a aliviar las molestias digestivas, también contribuye a calmar la ansiedad. Pero no debes de tomar más de una al día ya que puede alterar el sistema inmune.

Hojas de frambuesa: ayudan a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto., pero nunca se debe tomar antes de la semana 38 ya que puede addelantar el parto.

Infusiones prohibidas en el embarazo

Muchas embarazadas piensan que, como no es bueno abusar del café, pueden tomar todos los tés e infusiones que quieran ya que son productos naturales. Sin embargo, algunas están contraindicadas en medicina:

Gatera, negro, earl grey, darjeeling, hierba de San Juan, ginseng, popotillo, muérdago, efedra, camomila, flor de jamaica, marrubio, té de labrador, raíz de regaliz, romero, ortiga, mielenrama. Todas estas plantas pueden provocar efectos adversos en la embarazada como causar contracciones, alterar la tensión arterial, etc.

Además:

– Poleo menta: es una planta abortiva ya que contiene pulegona y tuyona que activan los músculos uterinos haciendo que se sufran contracciones.

Hierba luisa: estimula el útero.

– Salvia: contiene una sustancia tóxica llamada tujona que aumenta la presión arterial y los abortos.

– Anís: también tiene propiedades abortivas.

– Eucalipto: puede provocar náuseas, vómitos o diarrea.

– Té de boldo: contiene una sustancia llamada ascaridol que puede ser dañina para el hígado del feto y también puede causar contracciones.

– Agracejo: puede provocar un parto prematuro o aborto espontáneo.

Resfriado

Definición:

Es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior.

Síntomas:

Congestión y secreción nasal, tos, estornudos, leve malestar general, dolor de garganta.

Tratamiento:

Los tratamientos disponibles se centran en aliviar los síntomas, y también en ayudar al cuerpo a desarrollar sus defensas. Analgésicos, descongestionantes nasales, beber mucho líquido…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/infusiones-permitidas-y-prohibidas-en-el-embarazo-6997

¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Una pregunta frecuente en la consulta de Obstetricia trata sobre la conveniencia o no de tomar infusiones durante el embarazo.

La futura mamá nos pregunta especialmente por el tipo de planta con la que realizar la infusión.

Por supuesto es importante, pero  lo es aún más la cantidad de infusión que se tome y la concentración del extracto de la planta en la misma.

El consumo moderado de infusiones durante el embarazo y la lactancia puede ser muy recomendable si elegimos las más adecuadas, que nos aporten beneficios saludables. Además nos ayudarnos a incrementar nuestro consumo de agua, así como a sustituir otras bebidas menos aconsejadas, como el café, refrescos con gas y azúcar…

No todas las infusiones son buenas

En primer lugar, debemos tener claro que la creencia extendida de que todas las infusiones son buenas -puesto que están hechas por nosotros mismos con plantas naturales- está lejos de ser cierta. No olvidemos que la mayoría de los medicamentos, sus principios activos, provienen de las plantas, y también multitud de venenos usados desde la antigüedad.  

Es muy difícil evaluar la evidencia científica sobre este tema, ya que no hay estudios clínicos adecuados por la dificultad de homogeneizar criterios de inclusión y resultados (dosis, concentración, efectos en la madre y el feto…). Al no haber datos concluyentes, la tendencia general es a no recomendar su consumo por la falta de evidencia científica de inocuidad.

No consumas o toma con cuidado..

Las recomendaciones que exponemos a continuación se basan tanto en los efectos de las plantas conocidos desde la antigüedad, como en los efectos observados en madres consumidoras de distintos tipos de infusiones. Hay algunas infusiones que no deben tomarse en el embarazo y la lactancia, por presentar ciertas propiedades que pueden resultar perjudiciales para la madre o el feto:

  • No se recomienda consumir infusiones de plantas que puedan provocar contracciones uterinas como la infusión de salvia, poleo, té de boldo, agracejo, ruibarbo o ruda
  • Provocan hipertensión arterial  la salvia y el regaliz 
  • Cuidado con el té de ginko biloba, puede afectar al corazón del feto
  • El eucalipto puede ocasionar sangrados en el embarazo
  • Trastornos gastrointestinales  en el caso de la menta y toxicidad para el feto con las infusiones de menta-poleo y boldo
  • Tampoco están recomendados por no conocerse claramente sus efectos en el embarazo el propóleo y la equinácea

Té, manzanilla y valeriana

En cuanto al té, que merece mención aparte por la frecuencia de su consumo, puede ser tan beneficioso como perjudicial, por ello es importante beberlo con moderación.

Muchas veces no se recomienda en el embarazo porque contiene teína (sustancia similar a la cafeína), que es excitante y estimulante (puede provocar contracciones), y además reduce la absorción de ácido fólico y hierro, pero si lo tomas ocasionalmente te puede ayudar a regular el azúcar en sangre y evitar el desarrollo de diabetes gestacional.

La infusión de manzanilla puede proporcionar beneficios en el embarazo (ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos), pero un exceso puede alterar el sistema inmune, y por los posibles problemas circulatorios que se cree puede causar en el bebé, se recomienda un consumo muy ocasional.

La Infusión de valeriana es famosa por ayudar a conciliar el sueño, no obstante, algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo. En el caso de que desees tomarla, hazlo con moderación.

Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..

Y finalmente os enumero las más indicadas por sus propiedades beneficiosas, para el organismo de la mujer gestante o en periodo de lactancia y la ausencia de efectos perjudiciales que se hayan descrito:

La infusión de rooibos es beneficiosa. Contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de  favorecer la circulación sanguínea.

La de jengibre ayuda a aliviar las náuseas, tan frecuentes y molestas sobre todo en los primeros meses de gestación.

La infusión de tomillo  es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas comohierro, manganeso, calcio y fibra. Se recomienda para aliviar los dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo y está indicada en catarros e infecciones respiratorias.

Otras infusiones que pueden consumirse, aunque siempre con moderación son: hinojo y anís verde (para aliviar los gases), tila, flor de azahar, melisa, pasiflora  (relajantes y para ayudar a conciliar el sueño).

Cómo tomar las infusiones si estás embarazada

  • Bebe de una a dos tazas de infusiones al día, nunca consumas más de tres.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de té o infusión y ve variando las diferentes opciones. Así aprovecharás todas las propiedades saludables de las plantas y minimizarás los riesgos de su abuso.
  • Da prioridad a las infusiones de las plantas más recomendadas en el embarazo y de otros alimentos naturales que son seguros durante el embarazo como el limón, miel, naranja o manzana, aprovechando sus diferentes beneficios en función de las necesidades de cada momento.
  • No uses nunca plantas desconocidas para prepararte un té. Utiliza las hierbas conocidas o las bolsitas preparadas comercialmente.

Источник: https://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/-infusiones-puedo-tomar-embarazada

Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones y embarazo, ¿Cuáles y cuántas puedes tomar? En este post te contaré las infusiones que pueden tomar las embarazadas.

Estar embarazada es un estado especial y único en el organismo de la mujer. En cuando vemos las dos rayitas en el test, empezamos a cuidarnos y vigilar  lo que comemos.

 Por nada del mundo se nos ocurriría tomarnos un medicamento sin consultar al médico o farmacéutico si podemos tomarlo o no en nuestro estado.

Con las infusiones debemos tener también ciertas precauciones puesto que hay algunas infusiones peligrosas durante el embarazo o por lo menos, hay tés o infusiones que no son del todo seguras ni inocuas para las embarazadas

En medicina hay una máxima que dice: 

«haz que tus alimentos sean tus medicamentos«. 

Significa que nuestra nutrición es super importante para nuestra salud

Durante el embarazo obviamente debemos cuidarnos más, puesto que no sólo nos cuidamos a nosotras mismas sino a la criatura que estamos gestando (mira que es una expresión bonita y un acto de amor maravilloso gestar a alguien… en fin, una reflexión paralela…)

Источник: https://www.cestaland.com/blog/infusiones-y-embarazo-cuales-y-cuantas/

Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

El consumo de infusiones y tés suscita muchas dudas entre las embarazas.

Por norma general las infusiones de uso cotidiano –tipo manzanilla o tila- no suponen ningún problema si se toman con moderación y el médico ha dado su aprobación, mientras que los tés de colores o hierbas concretas como el mate deben evitarse durante la gestación por su alto contenido estimulante.

¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?

Beber líquido durante el embarazo y la lactancia es muy importante y permite que madre e hijo estén perfectamente hidratados. De hecho durante este periodo se recomienda a la madre que aumente la ingesta de agua y, por lo tanto, es fácil pensar en las infusiones como un sustitutivo del agua o de otras bebidas durante el embarazo.

Sin embargo, también es cierto que las hierbas que tomamos en infusión tienen diversas propiedades relajantes, estimulantes o relacionadas con la absorción de nutrientes que las convierten en más o menos recomendables según cada persona.

Por norma general, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para percibir sus efectos secundarios de forma latente su consumo debería ser continuado y elevado.

Aún así, puesto que el embarazo es un periodo que requiere cuidados especiales, es importante consultar a tu médico o ginecólogo sobre cuáles son las infusiones permitidas en el embarazo y cuáles es conveniente evitar e incluso restringir completamente (infusiones abortivas).

No todas las infusiones son buenas para el embarazo

Hay algunas infusiones que no deben tomarse durante el embarazo y la lactancia porque presentan ciertas propiedades que pueden llegar a ser perjudiciales para la madre o el feto.

A continuación, exponemos las infusiones que no deberías tomar estando embarazada y las molestias o incluso patologías que pueden favorecer y hasta provocar:

  • Salvia, poleo, té de boldo agracejo y ruda. No son recomendables porque pueden llegar a provocar contracciones uterinas.
  • La salvia y el regaliz pueden llegar a provocar hipertensión arterial.
  • El ginkobiloba puede afectar al feto, en concreto a su corazón.
  • El eucalipto favorece los sangrados en el embarazo.
  • La menta puede ser causa de trastornos gastrointestinales.
  • La menta poleo y el boldo pueden provocar toxicidad en el feto, según algunos estudios.

El propóleo y la equinácea no deberían consumirse por precaución, ya que actualmente aún no se conocen claramente sus efectos en el embarazo

La infusión de tomillo

Una de las mejoresinfusiones para el embarazo por su capacidad para aliviar la congestión nasal, lo que la hace muy recomendada cuando la mujer tiene gripe o sinusitis y no puede medicarse. Su consumo es, en general, positivo para aliviar las molestias y dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo.

Por otro lado, la infusión de tomillo en el embarazo es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como: hierro, manganeso, fibra o calcio.

Infusiones de hojas de menta y de jengibre

Para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo se recomiendan infusiones de hojas de menta que ayudan a disipar los síntomas y a recobrar el apetito, e infusiones de jengibre, muy útiles para calmar el malestar estomacal.

En el caso de la menta se recomienda no dejar que la hierba se cocine mucho para que sus propiedades no se alteren. Algo similar ocurre con la hierbabuena, una de las infusiones para el embarazo, recomendada para eliminar de forma natural molestias frecuentes como el dolor de cabeza.

Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa

Los cambios hormonales, físicos y de temperatura, y los nervios del embarazo hacen que, especialmente durante el último trimestre de la gestación, dormir sea complicado.

Las infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa se convierten en infusiones relajantes para embarazadas que, además, ayudan a conciliar el sueño.

La manzanilla en el embarazo, tomada en cantidades bajas y eventualmente, también ayuda a relajarse y dormir mejor.

Infusión de hojas de frambuesa

Dentro de las infusiones aptas para embarazadas destaca la de hojas de frambuesa, que ayuda a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Como siempre conviene dosificar su consumo y sin abusar de ella, y se recomienda evitar tomarla a partir de la semana 38.

Infusión de manzanilla

Se considera beneficiosa porque ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tomada en exceso puede llegar a alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.

Infusión de valeriana

La infusión de valeriana ayuda también a conciliar el sueño y combatir la ansiedad, aunque algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo, por lo que si se toma hay que hacerlo con moderación.

Infusión de rooibos

El consumo de rooibos durante el embarazo es beneficioso porque contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de favorecer la circulación sanguínea.

Infusión de jengibre

Su consumo ayuda a aliviar las náuseas, una molestia extraordinariamente frecuente sobretodo en los primeros meses de embarazo.

Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo

En el embarazo debes evitar infusiones que contengan cafeína o que produzcan un efecto estimulante, y también aquellas que, por su composición, puedan hacer llegar al bebé ciertas sustancias nocivas o tóxicas vía placentaria.

Entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo destaca el poleo menta ya que contiene un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades tóxicas a nivel de hígado y riñones que puede causar malformaciones en el feto.

También debes evitar  aquellas que lleven salvia y perejil, ya que podemos considerarlas como infusiones abortivas.

La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el aumento de la presión arterial y los abortos. El perejil también está relacionado con los abortos .

espontáneos.

Otras infusiones y hierbas que debes evitar durante el embarazo son:

  • Aloe vera
  • Diente de león
  • Artemisa
  • Caléndula
  • Ginseng
  • Consuelda
  • Ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé)
  • Eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna)

¿Puedo tomar té si estoy embarazada?

Como siempre, depende de la variedad y de la cantidad. Algunas variedades de té impiden la absorción de hierro y calcio, pudiendo llegar a producir anemia si se toma en exceso, aunque también se trata de infusiones que nos aportan un buen número de nutrientes.

Puedes tomar té verde y té rooibos en el embarazo sin problema.

El té rooibos contiene antioxidantes que estimulan las defensas,  más bajas durante la primera etapa del embarazo y aligera el sistema digestivo, mientras que el té verde es rico en antioxidantes que protegen el ADN de daños y favorecen un buen desarrollo del bebé. Blanco, jazmín o jengibre son otras variedades de té que puedes tomar durante el embarazo.

Por otra parte, durante la gestación se deben evitar el té rojo y el té negro, así como otras variedades o mezclas frutales y que incluyan los anteriores.

Algunos consejos generales sobre las infusiones para embarazadas:

  • Se recomienda un máximo de 2 infusiones al día. Algunos expertos incluso recomiendan no tomar más de 4-5 infusiones a la semana.
  • Elige siempre infusiones descafeinadas.
  • Se recomienda no dejar mucho tiempo la bolsita o las hierbas en el agua caliente ya que así se evita que amarguen el sabor demasiado y que aumente el nivel de cafeína o teína.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de infusión para evitar que aparezcan efectos secundarios.
  • La mayoría de las hierbas que normalmente se usan para cocinar se pueden tomar como infusiones en el embarazo.
  • Descarta aquellas infusiones entre cuyas propiedades se encuentre la estimulación del útero. Por ejemplo: anís, muérdago, flor de Jamaica, hierba Luisa, raíz de regaliz, romero, ortiga, hinojo o poleo.
  • Intenta comprar tus infusiones en tiendas de confianza.
  • Antes de tomar cualquier combinado de hierbas, revista su composición y consulta a tu médico si tienes cualquier duda al respecto.

¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?

Tomar precauciones en la alimentación durante la gestación es muy importante para asegurar la tranquilidad en tu embarazo y estar más segura.

Si buscas la seguridad de que todo está yendo bien es esencial realizarse las pruebas precisas para garantizar tu tranquilidad.

Un ejemplo de ello es el Test NACE, una prueba prenatal no invasiva que analiza las alternaciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo en el embarazo. Encuentra más información aquí y vive un embarazo con tranquilidad.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/infusiones-para-embarazadas/

Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Puede que antes de quedarte embarazada ya te gustara disfrutar de una infusión de plantas, o que hayas oído hablar de ellas para mitigar algunos de los síntomas típicos del embarazo como náuseas o ardores. Hay una amplia variedad de infusiones herbales, pero no todas están recomendadas durante el embarazo.

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobre el consumo de infusiones durante la gestación, cómo algunas pueden ayudarte a sentirme mejor y cuáles deberías evitar por el riesgo que entrañan.

Las infusiones de hierbas contienen distintas propiedades que en un momento dado pueden ayudarnos a relajarnos, mejorar el descanso nocturno, hacer mejor la digestión o mejorar el sistema circulatorio. Pero el embarazo es una etapa especialmente vulnerable en la que es muy importante vigilar lo que consumimos, pues ciertos alimentos, bebidas o medicamentos podrían dañar al bebé.

Cuando hablamos de infusiones naturales o de plantas es importante tener en cuenta que no por ello tienen que ser siempre inocuas para el organismo. De hecho, si nos paramos a pensar, multitud de venenos utilizados desde la antigüedad provienen de las plantas.

Es por ello que se tiende a desaconsejar el consumo de estas infusiones durante el embarazo, algunas porque su efecto nocivo es evidente y otras porque no hay suficientes estudios al respecto:

  • Poleo-menta: se trata de una de las infusiones más consumidas pero su uso está totalmente desaconsejado durante el embarazo y también durante la lactancia, pues contiene una sustancia llamada pulegona que tiene efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • La salvia, las infusiones de regaliz y las de romero pueden elevar la tensión arterial, con los peligros que esto implica para el embarazo. El regaliz, además, puede provocar aborto y parto prematuro, y disminuir la producción de leche durante el puerperio, por lo que está catalogada como 'riesgo alto' en la web de e-lactancia.
  • Anís verde, anís estrellado, salvia, agracejo y ruibarbo pueden provocar contracciones en el útero y desencadenar un parto prematuro, y además provocar sangrados, como en el caso del agracejo. Algunas de estas hierbas como el anís estrellado o el agracejo están desaconsejadas también durante la lactancia por ser 'poco seguras' y 'muy inseguras', respectivamente.
  • Entre las hierbas desaconsejadas por sus posibles efectos gastrointestinales destacan el boldo (de 'riesgo alto' también durante la lactancia por su toxicidad hepática) y el eucalipto, que además de provocar náuseas, vómitos o diarreas si se consume en exceso, puede ocasionar sangrados (también es de 'riesgo alto' durante la lactancia)
  • También hay hierbas desaconsejadas por su efecto teratogéneo en animales -es decir, provocan malformaciones en el feto-. Tal sería el caso de la equinácea, la cáscara sagrada y el sen, según podemos leer en la web de Boticaria García
  • Otras infusiones de hierbas desaconsejadas durante el embarazo son la hierba luisa (por estimular el útero), la hierba de San Juan, la lavanda, la cola de caballo (según la web de e-lactancia se ha descrito un caso de posible relación con autismo tras un uso muy prolongado durante el embarazo), la cúrcuma (por su posible efecto abortivo y neurotóxico), el propóleo, la valeriana (de la que no hay suficiente evidencia para garantizar un uso seguro), el espino albar, el mate y la pasiflora y amapola (de 'riesgo alto' también durante la lactancia) por su alto contenido en alcaloides y toxicidad hepático-renal.

¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?

Mención aparte merece el té, una de las infusiones más consumidas y populares en todo el mundo. Existen diferentes tipos de té (té matcha, verde, rojo, negro, blanco…) y cada uno de ellos tiene unas propiedades diferentes.

En general, durante el embarazo se aconseja moderar el consumo de té (también durante la lactancia), pues contiene cafeína, una sustancia poco aconsejada en esta etapa y que puede influir en el peso del bebé al nacer, desencadenar un parto prematuro o incluso aumentar el riesgo de aborto. Además, el té normal podría dificultar la absorción del hierro y ácido fólico, dos elementos fundamentales para la madre y el bebé.

Así pues, los expertos suelen recomendar una ingesta no superior a dos tazas de té al día, pues esta cantidad se consideraría segura y no incrementaría los riesgos durante el embarazo.

En cualquier caso, si consumes té de manera habitual y te has quedado embarazada, es recomendable que consultes con tu médico o matrona la idoneidad o no de seguir tomándolo durante la gestación.

Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)

A continuación detallamos las infusiones que estarían permitidas durante el embarazo, así como los efectos que tienen en el organismo y cómo podrían ayudar a la embarazada a mitigar algunos de los síntomas más frecuentes en esta etapa.

Aún así, insistimos en la importancia de moderar su consumo y consultar previamente con el médico o matrona cualquier duda al respecto.

Infusiones para combatir síntomas intestinales

Durante el embarazo es frecuente sufrir acidez o ardor de estomago, así como pesadez tras las comidas y otros problemas digestivos que llegan a ser realmente molestos, especialmente a medida que avanza la gestación. Hay varias cosas que podemos hacer para aliviar estos síntomas, y recurrir de manera eventual a las infusiones también podría ayudarnos.

Una de las infusiones más utilizadas en estos casos por sus propiedades digestivas es la manzanilla. Según el el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas), esta hierba no parece no tener riesgos durante el embarazo, aunque entre los posibles efectos adversos se destaca la exacerbación del asma, entre otros.

En lo que respecta a los vómitos y náuseas se ha observado que mejoran con la ingesta de jengibre (que podemos consumir en forma de infusión y de manera moderara), que además resulta ser un potente antioxidante. Asimismo es buena fuente de minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc, y de vitaminas, entre las que destaca la vitamina E y las del complejo B, sobre todo, ácido fólico.

También el té de menta se considera efectivo para combatir las náuseas matutinas, si bien es muy importante moderar su consumo durante el embarazo, pues tomado en exceso podría tener efectos adversos.

Y por último destacamos otra hierba que aunque quizá no sea especialmente popular, sus efectos han sido probados para combatir el estreñimiento y las hemorroides. Se trata del plantago ovata, una infusión que consumida durante el embarazo puede ayudar a controlar estas desagradables molestias.

Infusiones que favorecen el descanso

Más del 85% de las embarazadas padecen cambios en su patrón de sueño en algún momento de la gestación. Algunas sufren insomnio y otras pueden experimentar nerviosismo o ansiedad que impida su correcto descanso nocturno.

Con frecuencia, la melisa es utilizada para reducir el estrés y ayudar a descansar mejor, pero no hay estudios suficientes que avalen su seguridad cuando se consume durante el embarazo, por lo que algunos expertos tienden a desaconsejarla. Lo más recomendable es que consultes con tu médico antes de tomarla.

En lo que respecta a la tila, otra de las infusiones más utilizadas para calmar la ansiedad y favorecer el descanso, también hay una cierta controversia sobre su uso seguro durante el embarazo, pues no hay suficientes estudios al respecto. En general se considera segura, además de que podría ayudar a combatir síntomas catarrales y dolores de cabeza, pero de nuevo recomendamos consultar con el médico antes de tomarla.

Infusiones para desencadenar el parto de manera natural

Cuando la mujer ha cumplido 40 semanas de gestación pero todavía no se ha puesto de parto, podemos tomar una serie de medidas que ayuden a desencadenar el proceso de manera natural, y así evitar la inducción.

La matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí', nos daba algunas recomendaciones en este artículo para inducir el parto de forma natural, y también señalaba ciertas infusiones como un remedio al que podemos recurrir, si bien dejaba claro que no hay evidencia científica de que funcionen, aunque consumidas con moderación no entrañan riesgos para madre y bebé:

«Las infusiones de hoja de frambuesa y jengibre son también muy recomendadas para estimular al útero y generar contracciones. No hay ninguna evidencia científica de que funcionen, pero al no tener ningún riesgo para la madre y el bebé, si nos gusta y nos apetece tomarnos una infusión de este tipo no pasa nada por hacerlo».

Otras infusiones permitidas

Entre los efectos que se le atribuyen a las infusiones de tomillo destaca su efecto antioxidante, sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y su efecto antiinflamatorio, aunque quizá sean sus propiedades para combatir síntomas catarrales y gripales lo que le convierte en una de las infusiones más populares.

Fotos | iStock, Pixabay

Vía | Boticaria García, Farmacia Soler, Dos Farma

En Bebés y Más | Remedios naturales para aumentar la producción de leche: no hay evidencia científica de que funcionen, Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/infusiones-durante-embarazo-cuales-debes-evitar-cuales-puedes-consumir-moderacion

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Durante el embarazo hay muchos alimentos y condimentos que se deben evitar o reducir. Algunos de ellos son ciertas infusiones y tés que no son muy recomendables. Sin embargo, hay muchas otras que sí se pueden tomar y que, más aún, son beneficiosas en estos meses.

Indice

Infusiones beneficiosas en el embarazo

Menta, hinojo, melisa y anís verde: ayudan a mitigar molestias digestivas propias del embarazo como náuseas, gases, acidez, estreñimiento, etc.

Rooibos, tila, melisa, pasiflora: contribuyen a conciliar el sueño, calmar la ansiedad y relajarse. El rooibos no contiene caféina ni teína, por lo que puede tomarse sin problemas. 

Malva, hinojo, saúco, tomillo: beneficiosas en resfriados y catarros ya que ayudan a calmar la congestión nasal.

Jengibre: es la más útil para calmar las náuseas del embarazo.

Infusiones a reducir en el embarazo

En general, no se recomienda tomar más de dos tazas de té al día ya que contiene teína, similar a la cafeína, por lo que tiene efecto estimulante y excitante.

Té verde: reduce la absorción del hierro y el ácido fólico, por lo que puede producir anemia. Sin embargo, si te gusta mucho puedes tomar uno de vez en cuando ya que no te hará mal y, de hecho, tomado con moderación, ayuda a regular el azúcar en sangre y así a evitar el desarrollo de diabetes gestacional y controlar los niveles de colesterol.

Manzanilla: antes hemos dicho que la manzanilla es una infusión ayuda a aliviar las molestias digestivas, también contribuye a calmar la ansiedad. Pero no debes de tomar más de una al día ya que puede alterar el sistema inmune.

Hojas de frambuesa: ayudan a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto., pero nunca se debe tomar antes de la semana 38 ya que puede addelantar el parto.

Infusiones prohibidas en el embarazo

Muchas embarazadas piensan que, como no es bueno abusar del café, pueden tomar todos los tés e infusiones que quieran ya que son productos naturales. Sin embargo, algunas están contraindicadas en medicina:

Gatera, negro, earl grey, darjeeling, hierba de San Juan, ginseng, popotillo, muérdago, efedra, camomila, flor de jamaica, marrubio, té de labrador, raíz de regaliz, romero, ortiga, mielenrama. Todas estas plantas pueden provocar efectos adversos en la embarazada como causar contracciones, alterar la tensión arterial, etc.

Además:

– Poleo menta: es una planta abortiva ya que contiene pulegona y tuyona que activan los músculos uterinos haciendo que se sufran contracciones.

Hierba luisa: estimula el útero.

– Salvia: contiene una sustancia tóxica llamada tujona que aumenta la presión arterial y los abortos.

– Anís: también tiene propiedades abortivas.

– Eucalipto: puede provocar náuseas, vómitos o diarrea.

– Té de boldo: contiene una sustancia llamada ascaridol que puede ser dañina para el hígado del feto y también puede causar contracciones.

– Agracejo: puede provocar un parto prematuro o aborto espontáneo.

Resfriado

Definición:

Es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior.

Síntomas:

Congestión y secreción nasal, tos, estornudos, leve malestar general, dolor de garganta.

Tratamiento:

Los tratamientos disponibles se centran en aliviar los síntomas, y también en ayudar al cuerpo a desarrollar sus defensas. Analgésicos, descongestionantes nasales, beber mucho líquido…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/infusiones-permitidas-y-prohibidas-en-el-embarazo-6997

¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Una pregunta frecuente en la consulta de Obstetricia trata sobre la conveniencia o no de tomar infusiones durante el embarazo.

La futura mamá nos pregunta especialmente por el tipo de planta con la que realizar la infusión.

Por supuesto es importante, pero  lo es aún más la cantidad de infusión que se tome y la concentración del extracto de la planta en la misma.

El consumo moderado de infusiones durante el embarazo y la lactancia puede ser muy recomendable si elegimos las más adecuadas, que nos aporten beneficios saludables. Además nos ayudarnos a incrementar nuestro consumo de agua, así como a sustituir otras bebidas menos aconsejadas, como el café, refrescos con gas y azúcar…

No todas las infusiones son buenas

En primer lugar, debemos tener claro que la creencia extendida de que todas las infusiones son buenas -puesto que están hechas por nosotros mismos con plantas naturales- está lejos de ser cierta. No olvidemos que la mayoría de los medicamentos, sus principios activos, provienen de las plantas, y también multitud de venenos usados desde la antigüedad.  

Es muy difícil evaluar la evidencia científica sobre este tema, ya que no hay estudios clínicos adecuados por la dificultad de homogeneizar criterios de inclusión y resultados (dosis, concentración, efectos en la madre y el feto…). Al no haber datos concluyentes, la tendencia general es a no recomendar su consumo por la falta de evidencia científica de inocuidad.

No consumas o toma con cuidado..

Las recomendaciones que exponemos a continuación se basan tanto en los efectos de las plantas conocidos desde la antigüedad, como en los efectos observados en madres consumidoras de distintos tipos de infusiones. Hay algunas infusiones que no deben tomarse en el embarazo y la lactancia, por presentar ciertas propiedades que pueden resultar perjudiciales para la madre o el feto:

  • No se recomienda consumir infusiones de plantas que puedan provocar contracciones uterinas como la infusión de salvia, poleo, té de boldo, agracejo, ruibarbo o ruda
  • Provocan hipertensión arterial  la salvia y el regaliz 
  • Cuidado con el té de ginko biloba, puede afectar al corazón del feto
  • El eucalipto puede ocasionar sangrados en el embarazo
  • Trastornos gastrointestinales  en el caso de la menta y toxicidad para el feto con las infusiones de menta-poleo y boldo
  • Tampoco están recomendados por no conocerse claramente sus efectos en el embarazo el propóleo y la equinácea

Té, manzanilla y valeriana

En cuanto al té, que merece mención aparte por la frecuencia de su consumo, puede ser tan beneficioso como perjudicial, por ello es importante beberlo con moderación.

Muchas veces no se recomienda en el embarazo porque contiene teína (sustancia similar a la cafeína), que es excitante y estimulante (puede provocar contracciones), y además reduce la absorción de ácido fólico y hierro, pero si lo tomas ocasionalmente te puede ayudar a regular el azúcar en sangre y evitar el desarrollo de diabetes gestacional.

La infusión de manzanilla puede proporcionar beneficios en el embarazo (ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos), pero un exceso puede alterar el sistema inmune, y por los posibles problemas circulatorios que se cree puede causar en el bebé, se recomienda un consumo muy ocasional.

La Infusión de valeriana es famosa por ayudar a conciliar el sueño, no obstante, algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo. En el caso de que desees tomarla, hazlo con moderación.

Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..

Y finalmente os enumero las más indicadas por sus propiedades beneficiosas, para el organismo de la mujer gestante o en periodo de lactancia y la ausencia de efectos perjudiciales que se hayan descrito:

La infusión de rooibos es beneficiosa. Contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de  favorecer la circulación sanguínea.

La de jengibre ayuda a aliviar las náuseas, tan frecuentes y molestas sobre todo en los primeros meses de gestación.

La infusión de tomillo  es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas comohierro, manganeso, calcio y fibra. Se recomienda para aliviar los dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo y está indicada en catarros e infecciones respiratorias.

Otras infusiones que pueden consumirse, aunque siempre con moderación son: hinojo y anís verde (para aliviar los gases), tila, flor de azahar, melisa, pasiflora  (relajantes y para ayudar a conciliar el sueño).

Cómo tomar las infusiones si estás embarazada

  • Bebe de una a dos tazas de infusiones al día, nunca consumas más de tres.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de té o infusión y ve variando las diferentes opciones. Así aprovecharás todas las propiedades saludables de las plantas y minimizarás los riesgos de su abuso.
  • Da prioridad a las infusiones de las plantas más recomendadas en el embarazo y de otros alimentos naturales que son seguros durante el embarazo como el limón, miel, naranja o manzana, aprovechando sus diferentes beneficios en función de las necesidades de cada momento.
  • No uses nunca plantas desconocidas para prepararte un té. Utiliza las hierbas conocidas o las bolsitas preparadas comercialmente.

Источник: https://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/-infusiones-puedo-tomar-embarazada

Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones y embarazo, ¿Cuáles y cuántas puedes tomar? En este post te contaré las infusiones que pueden tomar las embarazadas.

Estar embarazada es un estado especial y único en el organismo de la mujer. En cuando vemos las dos rayitas en el test, empezamos a cuidarnos y vigilar  lo que comemos.

 Por nada del mundo se nos ocurriría tomarnos un medicamento sin consultar al médico o farmacéutico si podemos tomarlo o no en nuestro estado.

Con las infusiones debemos tener también ciertas precauciones puesto que hay algunas infusiones peligrosas durante el embarazo o por lo menos, hay tés o infusiones que no son del todo seguras ni inocuas para las embarazadas

En medicina hay una máxima que dice: 

«haz que tus alimentos sean tus medicamentos«. 

Significa que nuestra nutrición es super importante para nuestra salud

Durante el embarazo obviamente debemos cuidarnos más, puesto que no sólo nos cuidamos a nosotras mismas sino a la criatura que estamos gestando (mira que es una expresión bonita y un acto de amor maravilloso gestar a alguien… en fin, una reflexión paralela…)

Источник: https://www.cestaland.com/blog/infusiones-y-embarazo-cuales-y-cuantas/

Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

El consumo de infusiones y tés suscita muchas dudas entre las embarazas.

Por norma general las infusiones de uso cotidiano –tipo manzanilla o tila- no suponen ningún problema si se toman con moderación y el médico ha dado su aprobación, mientras que los tés de colores o hierbas concretas como el mate deben evitarse durante la gestación por su alto contenido estimulante.

¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?

Beber líquido durante el embarazo y la lactancia es muy importante y permite que madre e hijo estén perfectamente hidratados. De hecho durante este periodo se recomienda a la madre que aumente la ingesta de agua y, por lo tanto, es fácil pensar en las infusiones como un sustitutivo del agua o de otras bebidas durante el embarazo.

Sin embargo, también es cierto que las hierbas que tomamos en infusión tienen diversas propiedades relajantes, estimulantes o relacionadas con la absorción de nutrientes que las convierten en más o menos recomendables según cada persona.

Por norma general, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para percibir sus efectos secundarios de forma latente su consumo debería ser continuado y elevado.

Aún así, puesto que el embarazo es un periodo que requiere cuidados especiales, es importante consultar a tu médico o ginecólogo sobre cuáles son las infusiones permitidas en el embarazo y cuáles es conveniente evitar e incluso restringir completamente (infusiones abortivas).

No todas las infusiones son buenas para el embarazo

Hay algunas infusiones que no deben tomarse durante el embarazo y la lactancia porque presentan ciertas propiedades que pueden llegar a ser perjudiciales para la madre o el feto.

A continuación, exponemos las infusiones que no deberías tomar estando embarazada y las molestias o incluso patologías que pueden favorecer y hasta provocar:

  • Salvia, poleo, té de boldo agracejo y ruda. No son recomendables porque pueden llegar a provocar contracciones uterinas.
  • La salvia y el regaliz pueden llegar a provocar hipertensión arterial.
  • El ginkobiloba puede afectar al feto, en concreto a su corazón.
  • El eucalipto favorece los sangrados en el embarazo.
  • La menta puede ser causa de trastornos gastrointestinales.
  • La menta poleo y el boldo pueden provocar toxicidad en el feto, según algunos estudios.

El propóleo y la equinácea no deberían consumirse por precaución, ya que actualmente aún no se conocen claramente sus efectos en el embarazo

Infusiones para embarazadas y cómo utilizarlas

La infusión de tomillo

Una de las mejoresinfusiones para el embarazo por su capacidad para aliviar la congestión nasal, lo que la hace muy recomendada cuando la mujer tiene gripe o sinusitis y no puede medicarse. Su consumo es, en general, positivo para aliviar las molestias y dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo.

Por otro lado, la infusión de tomillo en el embarazo es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como: hierro, manganeso, fibra o calcio.

Infusiones de hojas de menta y de jengibre

Para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo se recomiendan infusiones de hojas de menta que ayudan a disipar los síntomas y a recobrar el apetito, e infusiones de jengibre, muy útiles para calmar el malestar estomacal.

En el caso de la menta se recomienda no dejar que la hierba se cocine mucho para que sus propiedades no se alteren. Algo similar ocurre con la hierbabuena, una de las infusiones para el embarazo, recomendada para eliminar de forma natural molestias frecuentes como el dolor de cabeza.

Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa

Los cambios hormonales, físicos y de temperatura, y los nervios del embarazo hacen que, especialmente durante el último trimestre de la gestación, dormir sea complicado.

Las infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa se convierten en infusiones relajantes para embarazadas que, además, ayudan a conciliar el sueño.

La manzanilla en el embarazo, tomada en cantidades bajas y eventualmente, también ayuda a relajarse y dormir mejor.

Infusión de hojas de frambuesa

Dentro de las infusiones aptas para embarazadas destaca la de hojas de frambuesa, que ayuda a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Como siempre conviene dosificar su consumo y sin abusar de ella, y se recomienda evitar tomarla a partir de la semana 38.

Infusión de manzanilla

Se considera beneficiosa porque ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tomada en exceso puede llegar a alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.

Infusión de valeriana

La infusión de valeriana ayuda también a conciliar el sueño y combatir la ansiedad, aunque algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo, por lo que si se toma hay que hacerlo con moderación.

Infusión de rooibos

El consumo de rooibos durante el embarazo es beneficioso porque contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de favorecer la circulación sanguínea.

Infusión de jengibre

Su consumo ayuda a aliviar las náuseas, una molestia extraordinariamente frecuente sobretodo en los primeros meses de embarazo.

Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo

En el embarazo debes evitar infusiones que contengan cafeína o que produzcan un efecto estimulante, y también aquellas que, por su composición, puedan hacer llegar al bebé ciertas sustancias nocivas o tóxicas vía placentaria.

Entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo destaca el poleo menta ya que contiene un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades tóxicas a nivel de hígado y riñones que puede causar malformaciones en el feto.

También debes evitar  aquellas que lleven salvia y perejil, ya que podemos considerarlas como infusiones abortivas.

La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el aumento de la presión arterial y los abortos. El perejil también está relacionado con los abortos .

espontáneos.

Otras infusiones y hierbas que debes evitar durante el embarazo son:

  • Aloe vera
  • Diente de león
  • Artemisa
  • Caléndula
  • Ginseng
  • Consuelda
  • Ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé)
  • Eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna)

¿Puedo tomar té si estoy embarazada?

Como siempre, depende de la variedad y de la cantidad. Algunas variedades de té impiden la absorción de hierro y calcio, pudiendo llegar a producir anemia si se toma en exceso, aunque también se trata de infusiones que nos aportan un buen número de nutrientes.

Puedes tomar té verde y té rooibos en el embarazo sin problema.

El té rooibos contiene antioxidantes que estimulan las defensas,  más bajas durante la primera etapa del embarazo y aligera el sistema digestivo, mientras que el té verde es rico en antioxidantes que protegen el ADN de daños y favorecen un buen desarrollo del bebé. Blanco, jazmín o jengibre son otras variedades de té que puedes tomar durante el embarazo.

Por otra parte, durante la gestación se deben evitar el té rojo y el té negro, así como otras variedades o mezclas frutales y que incluyan los anteriores.

Algunos consejos generales sobre las infusiones para embarazadas:

  • Se recomienda un máximo de 2 infusiones al día. Algunos expertos incluso recomiendan no tomar más de 4-5 infusiones a la semana.
  • Elige siempre infusiones descafeinadas.
  • Se recomienda no dejar mucho tiempo la bolsita o las hierbas en el agua caliente ya que así se evita que amarguen el sabor demasiado y que aumente el nivel de cafeína o teína.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de infusión para evitar que aparezcan efectos secundarios.
  • La mayoría de las hierbas que normalmente se usan para cocinar se pueden tomar como infusiones en el embarazo.
  • Descarta aquellas infusiones entre cuyas propiedades se encuentre la estimulación del útero. Por ejemplo: anís, muérdago, flor de Jamaica, hierba Luisa, raíz de regaliz, romero, ortiga, hinojo o poleo.
  • Intenta comprar tus infusiones en tiendas de confianza.
  • Antes de tomar cualquier combinado de hierbas, revista su composición y consulta a tu médico si tienes cualquier duda al respecto.

¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?

Tomar precauciones en la alimentación durante la gestación es muy importante para asegurar la tranquilidad en tu embarazo y estar más segura.

Si buscas la seguridad de que todo está yendo bien es esencial realizarse las pruebas precisas para garantizar tu tranquilidad.

Un ejemplo de ello es el Test NACE, una prueba prenatal no invasiva que analiza las alternaciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo en el embarazo. Encuentra más información aquí y vive un embarazo con tranquilidad.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/infusiones-para-embarazadas/

Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Puede que antes de quedarte embarazada ya te gustara disfrutar de una infusión de plantas, o que hayas oído hablar de ellas para mitigar algunos de los síntomas típicos del embarazo como náuseas o ardores. Hay una amplia variedad de infusiones herbales, pero no todas están recomendadas durante el embarazo.

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobre el consumo de infusiones durante la gestación, cómo algunas pueden ayudarte a sentirme mejor y cuáles deberías evitar por el riesgo que entrañan.

Las infusiones de hierbas contienen distintas propiedades que en un momento dado pueden ayudarnos a relajarnos, mejorar el descanso nocturno, hacer mejor la digestión o mejorar el sistema circulatorio. Pero el embarazo es una etapa especialmente vulnerable en la que es muy importante vigilar lo que consumimos, pues ciertos alimentos, bebidas o medicamentos podrían dañar al bebé.

Cuando hablamos de infusiones naturales o de plantas es importante tener en cuenta que no por ello tienen que ser siempre inocuas para el organismo. De hecho, si nos paramos a pensar, multitud de venenos utilizados desde la antigüedad provienen de las plantas.

Es por ello que se tiende a desaconsejar el consumo de estas infusiones durante el embarazo, algunas porque su efecto nocivo es evidente y otras porque no hay suficientes estudios al respecto:

  • Poleo-menta: se trata de una de las infusiones más consumidas pero su uso está totalmente desaconsejado durante el embarazo y también durante la lactancia, pues contiene una sustancia llamada pulegona que tiene efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • La salvia, las infusiones de regaliz y las de romero pueden elevar la tensión arterial, con los peligros que esto implica para el embarazo. El regaliz, además, puede provocar aborto y parto prematuro, y disminuir la producción de leche durante el puerperio, por lo que está catalogada como 'riesgo alto' en la web de e-lactancia.
  • Anís verde, anís estrellado, salvia, agracejo y ruibarbo pueden provocar contracciones en el útero y desencadenar un parto prematuro, y además provocar sangrados, como en el caso del agracejo. Algunas de estas hierbas como el anís estrellado o el agracejo están desaconsejadas también durante la lactancia por ser 'poco seguras' y 'muy inseguras', respectivamente.
  • Entre las hierbas desaconsejadas por sus posibles efectos gastrointestinales destacan el boldo (de 'riesgo alto' también durante la lactancia por su toxicidad hepática) y el eucalipto, que además de provocar náuseas, vómitos o diarreas si se consume en exceso, puede ocasionar sangrados (también es de 'riesgo alto' durante la lactancia)
  • También hay hierbas desaconsejadas por su efecto teratogéneo en animales -es decir, provocan malformaciones en el feto-. Tal sería el caso de la equinácea, la cáscara sagrada y el sen, según podemos leer en la web de Boticaria García
  • Otras infusiones de hierbas desaconsejadas durante el embarazo son la hierba luisa (por estimular el útero), la hierba de San Juan, la lavanda, la cola de caballo (según la web de e-lactancia se ha descrito un caso de posible relación con autismo tras un uso muy prolongado durante el embarazo), la cúrcuma (por su posible efecto abortivo y neurotóxico), el propóleo, la valeriana (de la que no hay suficiente evidencia para garantizar un uso seguro), el espino albar, el mate y la pasiflora y amapola (de 'riesgo alto' también durante la lactancia) por su alto contenido en alcaloides y toxicidad hepático-renal.

¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?

Mención aparte merece el té, una de las infusiones más consumidas y populares en todo el mundo. Existen diferentes tipos de té (té matcha, verde, rojo, negro, blanco…) y cada uno de ellos tiene unas propiedades diferentes.

En general, durante el embarazo se aconseja moderar el consumo de té (también durante la lactancia), pues contiene cafeína, una sustancia poco aconsejada en esta etapa y que puede influir en el peso del bebé al nacer, desencadenar un parto prematuro o incluso aumentar el riesgo de aborto. Además, el té normal podría dificultar la absorción del hierro y ácido fólico, dos elementos fundamentales para la madre y el bebé.

Así pues, los expertos suelen recomendar una ingesta no superior a dos tazas de té al día, pues esta cantidad se consideraría segura y no incrementaría los riesgos durante el embarazo.

En cualquier caso, si consumes té de manera habitual y te has quedado embarazada, es recomendable que consultes con tu médico o matrona la idoneidad o no de seguir tomándolo durante la gestación.

Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)

A continuación detallamos las infusiones que estarían permitidas durante el embarazo, así como los efectos que tienen en el organismo y cómo podrían ayudar a la embarazada a mitigar algunos de los síntomas más frecuentes en esta etapa.

Aún así, insistimos en la importancia de moderar su consumo y consultar previamente con el médico o matrona cualquier duda al respecto.

Infusiones para combatir síntomas intestinales

Durante el embarazo es frecuente sufrir acidez o ardor de estomago, así como pesadez tras las comidas y otros problemas digestivos que llegan a ser realmente molestos, especialmente a medida que avanza la gestación. Hay varias cosas que podemos hacer para aliviar estos síntomas, y recurrir de manera eventual a las infusiones también podría ayudarnos.

Una de las infusiones más utilizadas en estos casos por sus propiedades digestivas es la manzanilla. Según el el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas), esta hierba no parece no tener riesgos durante el embarazo, aunque entre los posibles efectos adversos se destaca la exacerbación del asma, entre otros.

En lo que respecta a los vómitos y náuseas se ha observado que mejoran con la ingesta de jengibre (que podemos consumir en forma de infusión y de manera moderara), que además resulta ser un potente antioxidante. Asimismo es buena fuente de minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc, y de vitaminas, entre las que destaca la vitamina E y las del complejo B, sobre todo, ácido fólico.

También el té de menta se considera efectivo para combatir las náuseas matutinas, si bien es muy importante moderar su consumo durante el embarazo, pues tomado en exceso podría tener efectos adversos.

Y por último destacamos otra hierba que aunque quizá no sea especialmente popular, sus efectos han sido probados para combatir el estreñimiento y las hemorroides. Se trata del plantago ovata, una infusión que consumida durante el embarazo puede ayudar a controlar estas desagradables molestias.

Infusiones que favorecen el descanso

Más del 85% de las embarazadas padecen cambios en su patrón de sueño en algún momento de la gestación. Algunas sufren insomnio y otras pueden experimentar nerviosismo o ansiedad que impida su correcto descanso nocturno.

Con frecuencia, la melisa es utilizada para reducir el estrés y ayudar a descansar mejor, pero no hay estudios suficientes que avalen su seguridad cuando se consume durante el embarazo, por lo que algunos expertos tienden a desaconsejarla. Lo más recomendable es que consultes con tu médico antes de tomarla.

En lo que respecta a la tila, otra de las infusiones más utilizadas para calmar la ansiedad y favorecer el descanso, también hay una cierta controversia sobre su uso seguro durante el embarazo, pues no hay suficientes estudios al respecto. En general se considera segura, además de que podría ayudar a combatir síntomas catarrales y dolores de cabeza, pero de nuevo recomendamos consultar con el médico antes de tomarla.

Infusiones para desencadenar el parto de manera natural

Cuando la mujer ha cumplido 40 semanas de gestación pero todavía no se ha puesto de parto, podemos tomar una serie de medidas que ayuden a desencadenar el proceso de manera natural, y así evitar la inducción.

La matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí', nos daba algunas recomendaciones en este artículo para inducir el parto de forma natural, y también señalaba ciertas infusiones como un remedio al que podemos recurrir, si bien dejaba claro que no hay evidencia científica de que funcionen, aunque consumidas con moderación no entrañan riesgos para madre y bebé:

«Las infusiones de hoja de frambuesa y jengibre son también muy recomendadas para estimular al útero y generar contracciones. No hay ninguna evidencia científica de que funcionen, pero al no tener ningún riesgo para la madre y el bebé, si nos gusta y nos apetece tomarnos una infusión de este tipo no pasa nada por hacerlo».

Otras infusiones permitidas

Entre los efectos que se le atribuyen a las infusiones de tomillo destaca su efecto antioxidante, sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y su efecto antiinflamatorio, aunque quizá sean sus propiedades para combatir síntomas catarrales y gripales lo que le convierte en una de las infusiones más populares.

Fotos | iStock, Pixabay

Vía | Boticaria García, Farmacia Soler, Dos Farma

En Bebés y Más | Remedios naturales para aumentar la producción de leche: no hay evidencia científica de que funcionen, Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/infusiones-durante-embarazo-cuales-debes-evitar-cuales-puedes-consumir-moderacion

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Durante el embarazo hay muchos alimentos y condimentos que se deben evitar o reducir. Algunos de ellos son ciertas infusiones y tés que no son muy recomendables. Sin embargo, hay muchas otras que sí se pueden tomar y que, más aún, son beneficiosas en estos meses.

Indice

Infusiones beneficiosas en el embarazo

Menta, hinojo, melisa y anís verde: ayudan a mitigar molestias digestivas propias del embarazo como náuseas, gases, acidez, estreñimiento, etc.

Rooibos, tila, melisa, pasiflora: contribuyen a conciliar el sueño, calmar la ansiedad y relajarse. El rooibos no contiene caféina ni teína, por lo que puede tomarse sin problemas. 

Malva, hinojo, saúco, tomillo: beneficiosas en resfriados y catarros ya que ayudan a calmar la congestión nasal.

Jengibre: es la más útil para calmar las náuseas del embarazo.

Infusiones a reducir en el embarazo

En general, no se recomienda tomar más de dos tazas de té al día ya que contiene teína, similar a la cafeína, por lo que tiene efecto estimulante y excitante.

Té verde: reduce la absorción del hierro y el ácido fólico, por lo que puede producir anemia. Sin embargo, si te gusta mucho puedes tomar uno de vez en cuando ya que no te hará mal y, de hecho, tomado con moderación, ayuda a regular el azúcar en sangre y así a evitar el desarrollo de diabetes gestacional y controlar los niveles de colesterol.

Manzanilla: antes hemos dicho que la manzanilla es una infusión ayuda a aliviar las molestias digestivas, también contribuye a calmar la ansiedad. Pero no debes de tomar más de una al día ya que puede alterar el sistema inmune.

Hojas de frambuesa: ayudan a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto., pero nunca se debe tomar antes de la semana 38 ya que puede addelantar el parto.

Infusiones prohibidas en el embarazo

Muchas embarazadas piensan que, como no es bueno abusar del café, pueden tomar todos los tés e infusiones que quieran ya que son productos naturales. Sin embargo, algunas están contraindicadas en medicina:

Gatera, negro, earl grey, darjeeling, hierba de San Juan, ginseng, popotillo, muérdago, efedra, camomila, flor de jamaica, marrubio, té de labrador, raíz de regaliz, romero, ortiga, mielenrama. Todas estas plantas pueden provocar efectos adversos en la embarazada como causar contracciones, alterar la tensión arterial, etc.

Además:

– Poleo menta: es una planta abortiva ya que contiene pulegona y tuyona que activan los músculos uterinos haciendo que se sufran contracciones.

Hierba luisa: estimula el útero.

– Salvia: contiene una sustancia tóxica llamada tujona que aumenta la presión arterial y los abortos.

– Anís: también tiene propiedades abortivas.

– Eucalipto: puede provocar náuseas, vómitos o diarrea.

– Té de boldo: contiene una sustancia llamada ascaridol que puede ser dañina para el hígado del feto y también puede causar contracciones.

– Agracejo: puede provocar un parto prematuro o aborto espontáneo.

Resfriado

Definición:

Es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior.

Síntomas:

Congestión y secreción nasal, tos, estornudos, leve malestar general, dolor de garganta.

Tratamiento:

Los tratamientos disponibles se centran en aliviar los síntomas, y también en ayudar al cuerpo a desarrollar sus defensas. Analgésicos, descongestionantes nasales, beber mucho líquido…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/infusiones-permitidas-y-prohibidas-en-el-embarazo-6997

¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Una pregunta frecuente en la consulta de Obstetricia trata sobre la conveniencia o no de tomar infusiones durante el embarazo.

La futura mamá nos pregunta especialmente por el tipo de planta con la que realizar la infusión.

Por supuesto es importante, pero  lo es aún más la cantidad de infusión que se tome y la concentración del extracto de la planta en la misma.

El consumo moderado de infusiones durante el embarazo y la lactancia puede ser muy recomendable si elegimos las más adecuadas, que nos aporten beneficios saludables. Además nos ayudarnos a incrementar nuestro consumo de agua, así como a sustituir otras bebidas menos aconsejadas, como el café, refrescos con gas y azúcar…

No todas las infusiones son buenas

En primer lugar, debemos tener claro que la creencia extendida de que todas las infusiones son buenas -puesto que están hechas por nosotros mismos con plantas naturales- está lejos de ser cierta. No olvidemos que la mayoría de los medicamentos, sus principios activos, provienen de las plantas, y también multitud de venenos usados desde la antigüedad.  

Es muy difícil evaluar la evidencia científica sobre este tema, ya que no hay estudios clínicos adecuados por la dificultad de homogeneizar criterios de inclusión y resultados (dosis, concentración, efectos en la madre y el feto…). Al no haber datos concluyentes, la tendencia general es a no recomendar su consumo por la falta de evidencia científica de inocuidad.

No consumas o toma con cuidado..

Las recomendaciones que exponemos a continuación se basan tanto en los efectos de las plantas conocidos desde la antigüedad, como en los efectos observados en madres consumidoras de distintos tipos de infusiones. Hay algunas infusiones que no deben tomarse en el embarazo y la lactancia, por presentar ciertas propiedades que pueden resultar perjudiciales para la madre o el feto:

  • No se recomienda consumir infusiones de plantas que puedan provocar contracciones uterinas como la infusión de salvia, poleo, té de boldo, agracejo, ruibarbo o ruda
  • Provocan hipertensión arterial  la salvia y el regaliz 
  • Cuidado con el té de ginko biloba, puede afectar al corazón del feto
  • El eucalipto puede ocasionar sangrados en el embarazo
  • Trastornos gastrointestinales  en el caso de la menta y toxicidad para el feto con las infusiones de menta-poleo y boldo
  • Tampoco están recomendados por no conocerse claramente sus efectos en el embarazo el propóleo y la equinácea

Té, manzanilla y valeriana

En cuanto al té, que merece mención aparte por la frecuencia de su consumo, puede ser tan beneficioso como perjudicial, por ello es importante beberlo con moderación.

Muchas veces no se recomienda en el embarazo porque contiene teína (sustancia similar a la cafeína), que es excitante y estimulante (puede provocar contracciones), y además reduce la absorción de ácido fólico y hierro, pero si lo tomas ocasionalmente te puede ayudar a regular el azúcar en sangre y evitar el desarrollo de diabetes gestacional.

La infusión de manzanilla puede proporcionar beneficios en el embarazo (ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos), pero un exceso puede alterar el sistema inmune, y por los posibles problemas circulatorios que se cree puede causar en el bebé, se recomienda un consumo muy ocasional.

La Infusión de valeriana es famosa por ayudar a conciliar el sueño, no obstante, algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo. En el caso de que desees tomarla, hazlo con moderación.

Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..

Y finalmente os enumero las más indicadas por sus propiedades beneficiosas, para el organismo de la mujer gestante o en periodo de lactancia y la ausencia de efectos perjudiciales que se hayan descrito:

La infusión de rooibos es beneficiosa. Contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de  favorecer la circulación sanguínea.

La de jengibre ayuda a aliviar las náuseas, tan frecuentes y molestas sobre todo en los primeros meses de gestación.

La infusión de tomillo  es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas comohierro, manganeso, calcio y fibra. Se recomienda para aliviar los dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo y está indicada en catarros e infecciones respiratorias.

Otras infusiones que pueden consumirse, aunque siempre con moderación son: hinojo y anís verde (para aliviar los gases), tila, flor de azahar, melisa, pasiflora  (relajantes y para ayudar a conciliar el sueño).

Cómo tomar las infusiones si estás embarazada

  • Bebe de una a dos tazas de infusiones al día, nunca consumas más de tres.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de té o infusión y ve variando las diferentes opciones. Así aprovecharás todas las propiedades saludables de las plantas y minimizarás los riesgos de su abuso.
  • Da prioridad a las infusiones de las plantas más recomendadas en el embarazo y de otros alimentos naturales que son seguros durante el embarazo como el limón, miel, naranja o manzana, aprovechando sus diferentes beneficios en función de las necesidades de cada momento.
  • No uses nunca plantas desconocidas para prepararte un té. Utiliza las hierbas conocidas o las bolsitas preparadas comercialmente.

Источник: https://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/-infusiones-puedo-tomar-embarazada

Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones y embarazo, ¿Cuáles y cuántas puedes tomar? En este post te contaré las infusiones que pueden tomar las embarazadas.

Estar embarazada es un estado especial y único en el organismo de la mujer. En cuando vemos las dos rayitas en el test, empezamos a cuidarnos y vigilar  lo que comemos.

 Por nada del mundo se nos ocurriría tomarnos un medicamento sin consultar al médico o farmacéutico si podemos tomarlo o no en nuestro estado.

Con las infusiones debemos tener también ciertas precauciones puesto que hay algunas infusiones peligrosas durante el embarazo o por lo menos, hay tés o infusiones que no son del todo seguras ni inocuas para las embarazadas

En medicina hay una máxima que dice: 

«haz que tus alimentos sean tus medicamentos«. 

Significa que nuestra nutrición es super importante para nuestra salud

Durante el embarazo obviamente debemos cuidarnos más, puesto que no sólo nos cuidamos a nosotras mismas sino a la criatura que estamos gestando (mira que es una expresión bonita y un acto de amor maravilloso gestar a alguien… en fin, una reflexión paralela…)

Источник: https://www.cestaland.com/blog/infusiones-y-embarazo-cuales-y-cuantas/

Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo
Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

El consumo de infusiones y tés suscita muchas dudas entre las embarazas.

Por norma general las infusiones de uso cotidiano –tipo manzanilla o tila- no suponen ningún problema si se toman con moderación y el médico ha dado su aprobación, mientras que los tés de colores o hierbas concretas como el mate deben evitarse durante la gestación por su alto contenido estimulante.

¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?

Beber líquido durante el embarazo y la lactancia es muy importante y permite que madre e hijo estén perfectamente hidratados. De hecho durante este periodo se recomienda a la madre que aumente la ingesta de agua y, por lo tanto, es fácil pensar en las infusiones como un sustitutivo del agua o de otras bebidas durante el embarazo.

Sin embargo, también es cierto que las hierbas que tomamos en infusión tienen diversas propiedades relajantes, estimulantes o relacionadas con la absorción de nutrientes que las convierten en más o menos recomendables según cada persona.

Por norma general, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para percibir sus efectos secundarios de forma latente su consumo debería ser continuado y elevado.

Aún así, puesto que el embarazo es un periodo que requiere cuidados especiales, es importante consultar a tu médico o ginecólogo sobre cuáles son las infusiones permitidas en el embarazo y cuáles es conveniente evitar e incluso restringir completamente (infusiones abortivas).

No todas las infusiones son buenas para el embarazo

Hay algunas infusiones que no deben tomarse durante el embarazo y la lactancia porque presentan ciertas propiedades que pueden llegar a ser perjudiciales para la madre o el feto.

A continuación, exponemos las infusiones que no deberías tomar estando embarazada y las molestias o incluso patologías que pueden favorecer y hasta provocar:

  • Salvia, poleo, té de boldo agracejo y ruda. No son recomendables porque pueden llegar a provocar contracciones uterinas.
  • La salvia y el regaliz pueden llegar a provocar hipertensión arterial.
  • El ginkobiloba puede afectar al feto, en concreto a su corazón.
  • El eucalipto favorece los sangrados en el embarazo.
  • La menta puede ser causa de trastornos gastrointestinales.
  • La menta poleo y el boldo pueden provocar toxicidad en el feto, según algunos estudios.

El propóleo y la equinácea no deberían consumirse por precaución, ya que actualmente aún no se conocen claramente sus efectos en el embarazo

Infusiones para embarazadas y cómo utilizarlas

La infusión de tomillo

Una de las mejoresinfusiones para el embarazo por su capacidad para aliviar la congestión nasal, lo que la hace muy recomendada cuando la mujer tiene gripe o sinusitis y no puede medicarse. Su consumo es, en general, positivo para aliviar las molestias y dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo.

Por otro lado, la infusión de tomillo en el embarazo es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como: hierro, manganeso, fibra o calcio.

Infusiones de hojas de menta y de jengibre

Para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo se recomiendan infusiones de hojas de menta que ayudan a disipar los síntomas y a recobrar el apetito, e infusiones de jengibre, muy útiles para calmar el malestar estomacal.

En el caso de la menta se recomienda no dejar que la hierba se cocine mucho para que sus propiedades no se alteren. Algo similar ocurre con la hierbabuena, una de las infusiones para el embarazo, recomendada para eliminar de forma natural molestias frecuentes como el dolor de cabeza.

Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa

Los cambios hormonales, físicos y de temperatura, y los nervios del embarazo hacen que, especialmente durante el último trimestre de la gestación, dormir sea complicado.

Las infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa se convierten en infusiones relajantes para embarazadas que, además, ayudan a conciliar el sueño.

La manzanilla en el embarazo, tomada en cantidades bajas y eventualmente, también ayuda a relajarse y dormir mejor.

Infusión de hojas de frambuesa

Dentro de las infusiones aptas para embarazadas destaca la de hojas de frambuesa, que ayuda a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Como siempre conviene dosificar su consumo y sin abusar de ella, y se recomienda evitar tomarla a partir de la semana 38.

Infusión de manzanilla

Se considera beneficiosa porque ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tomada en exceso puede llegar a alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.

Infusión de valeriana

La infusión de valeriana ayuda también a conciliar el sueño y combatir la ansiedad, aunque algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo, por lo que si se toma hay que hacerlo con moderación.

Infusión de rooibos

El consumo de rooibos durante el embarazo es beneficioso porque contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de favorecer la circulación sanguínea.

Infusión de jengibre

Su consumo ayuda a aliviar las náuseas, una molestia extraordinariamente frecuente sobretodo en los primeros meses de embarazo.

Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo

En el embarazo debes evitar infusiones que contengan cafeína o que produzcan un efecto estimulante, y también aquellas que, por su composición, puedan hacer llegar al bebé ciertas sustancias nocivas o tóxicas vía placentaria.

Entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo destaca el poleo menta ya que contiene un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades tóxicas a nivel de hígado y riñones que puede causar malformaciones en el feto.

También debes evitar  aquellas que lleven salvia y perejil, ya que podemos considerarlas como infusiones abortivas.

La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el aumento de la presión arterial y los abortos. El perejil también está relacionado con los abortos .

espontáneos.

Otras infusiones y hierbas que debes evitar durante el embarazo son:

  • Aloe vera
  • Diente de león
  • Artemisa
  • Caléndula
  • Ginseng
  • Consuelda
  • Ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé)
  • Eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna)

¿Puedo tomar té si estoy embarazada?

Como siempre, depende de la variedad y de la cantidad. Algunas variedades de té impiden la absorción de hierro y calcio, pudiendo llegar a producir anemia si se toma en exceso, aunque también se trata de infusiones que nos aportan un buen número de nutrientes.

Puedes tomar té verde y té rooibos en el embarazo sin problema.

El té rooibos contiene antioxidantes que estimulan las defensas,  más bajas durante la primera etapa del embarazo y aligera el sistema digestivo, mientras que el té verde es rico en antioxidantes que protegen el ADN de daños y favorecen un buen desarrollo del bebé. Blanco, jazmín o jengibre son otras variedades de té que puedes tomar durante el embarazo.

Por otra parte, durante la gestación se deben evitar el té rojo y el té negro, así como otras variedades o mezclas frutales y que incluyan los anteriores.

Algunos consejos generales sobre las infusiones para embarazadas:

  • Se recomienda un máximo de 2 infusiones al día. Algunos expertos incluso recomiendan no tomar más de 4-5 infusiones a la semana.
  • Elige siempre infusiones descafeinadas.
  • Se recomienda no dejar mucho tiempo la bolsita o las hierbas en el agua caliente ya que así se evita que amarguen el sabor demasiado y que aumente el nivel de cafeína o teína.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de infusión para evitar que aparezcan efectos secundarios.
  • La mayoría de las hierbas que normalmente se usan para cocinar se pueden tomar como infusiones en el embarazo.
  • Descarta aquellas infusiones entre cuyas propiedades se encuentre la estimulación del útero. Por ejemplo: anís, muérdago, flor de Jamaica, hierba Luisa, raíz de regaliz, romero, ortiga, hinojo o poleo.
  • Intenta comprar tus infusiones en tiendas de confianza.
  • Antes de tomar cualquier combinado de hierbas, revista su composición y consulta a tu médico si tienes cualquier duda al respecto.

¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?

Tomar precauciones en la alimentación durante la gestación es muy importante para asegurar la tranquilidad en tu embarazo y estar más segura.

Si buscas la seguridad de que todo está yendo bien es esencial realizarse las pruebas precisas para garantizar tu tranquilidad.

Un ejemplo de ello es el Test NACE, una prueba prenatal no invasiva que analiza las alternaciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo en el embarazo. Encuentra más información aquí y vive un embarazo con tranquilidad.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/infusiones-para-embarazadas/

Infusiones durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes consumir con moderación

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Puede que antes de quedarte embarazada ya te gustara disfrutar de una infusión de plantas, o que hayas oído hablar de ellas para mitigar algunos de los síntomas típicos del embarazo como náuseas o ardores. Hay una amplia variedad de infusiones herbales, pero no todas están recomendadas durante el embarazo.

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobre el consumo de infusiones durante la gestación, cómo algunas pueden ayudarte a sentirme mejor y cuáles deberías evitar por el riesgo que entrañan.

Las infusiones de hierbas contienen distintas propiedades que en un momento dado pueden ayudarnos a relajarnos, mejorar el descanso nocturno, hacer mejor la digestión o mejorar el sistema circulatorio. Pero el embarazo es una etapa especialmente vulnerable en la que es muy importante vigilar lo que consumimos, pues ciertos alimentos, bebidas o medicamentos podrían dañar al bebé.

Cuando hablamos de infusiones naturales o de plantas es importante tener en cuenta que no por ello tienen que ser siempre inocuas para el organismo. De hecho, si nos paramos a pensar, multitud de venenos utilizados desde la antigüedad provienen de las plantas.

Es por ello que se tiende a desaconsejar el consumo de estas infusiones durante el embarazo, algunas porque su efecto nocivo es evidente y otras porque no hay suficientes estudios al respecto:

  • Poleo-menta: se trata de una de las infusiones más consumidas pero su uso está totalmente desaconsejado durante el embarazo y también durante la lactancia, pues contiene una sustancia llamada pulegona que tiene efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • La salvia, las infusiones de regaliz y las de romero pueden elevar la tensión arterial, con los peligros que esto implica para el embarazo. El regaliz, además, puede provocar aborto y parto prematuro, y disminuir la producción de leche durante el puerperio, por lo que está catalogada como 'riesgo alto' en la web de e-lactancia.
  • Anís verde, anís estrellado, salvia, agracejo y ruibarbo pueden provocar contracciones en el útero y desencadenar un parto prematuro, y además provocar sangrados, como en el caso del agracejo. Algunas de estas hierbas como el anís estrellado o el agracejo están desaconsejadas también durante la lactancia por ser 'poco seguras' y 'muy inseguras', respectivamente.
  • Entre las hierbas desaconsejadas por sus posibles efectos gastrointestinales destacan el boldo (de 'riesgo alto' también durante la lactancia por su toxicidad hepática) y el eucalipto, que además de provocar náuseas, vómitos o diarreas si se consume en exceso, puede ocasionar sangrados (también es de 'riesgo alto' durante la lactancia)
  • También hay hierbas desaconsejadas por su efecto teratogéneo en animales -es decir, provocan malformaciones en el feto-. Tal sería el caso de la equinácea, la cáscara sagrada y el sen, según podemos leer en la web de Boticaria García
  • Otras infusiones de hierbas desaconsejadas durante el embarazo son la hierba luisa (por estimular el útero), la hierba de San Juan, la lavanda, la cola de caballo (según la web de e-lactancia se ha descrito un caso de posible relación con autismo tras un uso muy prolongado durante el embarazo), la cúrcuma (por su posible efecto abortivo y neurotóxico), el propóleo, la valeriana (de la que no hay suficiente evidencia para garantizar un uso seguro), el espino albar, el mate y la pasiflora y amapola (de 'riesgo alto' también durante la lactancia) por su alto contenido en alcaloides y toxicidad hepático-renal.

¿Y qué pasa con el té? ¿Es seguro?

Mención aparte merece el té, una de las infusiones más consumidas y populares en todo el mundo. Existen diferentes tipos de té (té matcha, verde, rojo, negro, blanco…) y cada uno de ellos tiene unas propiedades diferentes.

En general, durante el embarazo se aconseja moderar el consumo de té (también durante la lactancia), pues contiene cafeína, una sustancia poco aconsejada en esta etapa y que puede influir en el peso del bebé al nacer, desencadenar un parto prematuro o incluso aumentar el riesgo de aborto. Además, el té normal podría dificultar la absorción del hierro y ácido fólico, dos elementos fundamentales para la madre y el bebé.

Así pues, los expertos suelen recomendar una ingesta no superior a dos tazas de té al día, pues esta cantidad se consideraría segura y no incrementaría los riesgos durante el embarazo.

En cualquier caso, si consumes té de manera habitual y te has quedado embarazada, es recomendable que consultes con tu médico o matrona la idoneidad o no de seguir tomándolo durante la gestación.

Infusiones permitidas durante el embarazo (con moderación)

A continuación detallamos las infusiones que estarían permitidas durante el embarazo, así como los efectos que tienen en el organismo y cómo podrían ayudar a la embarazada a mitigar algunos de los síntomas más frecuentes en esta etapa.

Aún así, insistimos en la importancia de moderar su consumo y consultar previamente con el médico o matrona cualquier duda al respecto.

Infusiones para combatir síntomas intestinales

Durante el embarazo es frecuente sufrir acidez o ardor de estomago, así como pesadez tras las comidas y otros problemas digestivos que llegan a ser realmente molestos, especialmente a medida que avanza la gestación. Hay varias cosas que podemos hacer para aliviar estos síntomas, y recurrir de manera eventual a las infusiones también podría ayudarnos.

Una de las infusiones más utilizadas en estos casos por sus propiedades digestivas es la manzanilla. Según el el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas), esta hierba no parece no tener riesgos durante el embarazo, aunque entre los posibles efectos adversos se destaca la exacerbación del asma, entre otros.

En lo que respecta a los vómitos y náuseas se ha observado que mejoran con la ingesta de jengibre (que podemos consumir en forma de infusión y de manera moderara), que además resulta ser un potente antioxidante. Asimismo es buena fuente de minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc, y de vitaminas, entre las que destaca la vitamina E y las del complejo B, sobre todo, ácido fólico.

También el té de menta se considera efectivo para combatir las náuseas matutinas, si bien es muy importante moderar su consumo durante el embarazo, pues tomado en exceso podría tener efectos adversos.

Y por último destacamos otra hierba que aunque quizá no sea especialmente popular, sus efectos han sido probados para combatir el estreñimiento y las hemorroides. Se trata del plantago ovata, una infusión que consumida durante el embarazo puede ayudar a controlar estas desagradables molestias.

Infusiones que favorecen el descanso

Más del 85% de las embarazadas padecen cambios en su patrón de sueño en algún momento de la gestación. Algunas sufren insomnio y otras pueden experimentar nerviosismo o ansiedad que impida su correcto descanso nocturno.

Con frecuencia, la melisa es utilizada para reducir el estrés y ayudar a descansar mejor, pero no hay estudios suficientes que avalen su seguridad cuando se consume durante el embarazo, por lo que algunos expertos tienden a desaconsejarla. Lo más recomendable es que consultes con tu médico antes de tomarla.

En lo que respecta a la tila, otra de las infusiones más utilizadas para calmar la ansiedad y favorecer el descanso, también hay una cierta controversia sobre su uso seguro durante el embarazo, pues no hay suficientes estudios al respecto. En general se considera segura, además de que podría ayudar a combatir síntomas catarrales y dolores de cabeza, pero de nuevo recomendamos consultar con el médico antes de tomarla.

Infusiones para desencadenar el parto de manera natural

Cuando la mujer ha cumplido 40 semanas de gestación pero todavía no se ha puesto de parto, podemos tomar una serie de medidas que ayuden a desencadenar el proceso de manera natural, y así evitar la inducción.

La matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí', nos daba algunas recomendaciones en este artículo para inducir el parto de forma natural, y también señalaba ciertas infusiones como un remedio al que podemos recurrir, si bien dejaba claro que no hay evidencia científica de que funcionen, aunque consumidas con moderación no entrañan riesgos para madre y bebé:

«Las infusiones de hoja de frambuesa y jengibre son también muy recomendadas para estimular al útero y generar contracciones. No hay ninguna evidencia científica de que funcionen, pero al no tener ningún riesgo para la madre y el bebé, si nos gusta y nos apetece tomarnos una infusión de este tipo no pasa nada por hacerlo».

Otras infusiones permitidas

Entre los efectos que se le atribuyen a las infusiones de tomillo destaca su efecto antioxidante, sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y su efecto antiinflamatorio, aunque quizá sean sus propiedades para combatir síntomas catarrales y gripales lo que le convierte en una de las infusiones más populares.

Fotos | iStock, Pixabay

Vía | Boticaria García, Farmacia Soler, Dos Farma

En Bebés y Más | Remedios naturales para aumentar la producción de leche: no hay evidencia científica de que funcionen, Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/infusiones-durante-embarazo-cuales-debes-evitar-cuales-puedes-consumir-moderacion

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Durante el embarazo hay muchos alimentos y condimentos que se deben evitar o reducir. Algunos de ellos son ciertas infusiones y tés que no son muy recomendables. Sin embargo, hay muchas otras que sí se pueden tomar y que, más aún, son beneficiosas en estos meses.

Indice

Infusiones beneficiosas en el embarazo

Menta, hinojo, melisa y anís verde: ayudan a mitigar molestias digestivas propias del embarazo como náuseas, gases, acidez, estreñimiento, etc.

Rooibos, tila, melisa, pasiflora: contribuyen a conciliar el sueño, calmar la ansiedad y relajarse. El rooibos no contiene caféina ni teína, por lo que puede tomarse sin problemas. 

Malva, hinojo, saúco, tomillo: beneficiosas en resfriados y catarros ya que ayudan a calmar la congestión nasal.

Jengibre: es la más útil para calmar las náuseas del embarazo.

Infusiones a reducir en el embarazo

En general, no se recomienda tomar más de dos tazas de té al día ya que contiene teína, similar a la cafeína, por lo que tiene efecto estimulante y excitante.

Té verde: reduce la absorción del hierro y el ácido fólico, por lo que puede producir anemia. Sin embargo, si te gusta mucho puedes tomar uno de vez en cuando ya que no te hará mal y, de hecho, tomado con moderación, ayuda a regular el azúcar en sangre y así a evitar el desarrollo de diabetes gestacional y controlar los niveles de colesterol.

Manzanilla: antes hemos dicho que la manzanilla es una infusión ayuda a aliviar las molestias digestivas, también contribuye a calmar la ansiedad. Pero no debes de tomar más de una al día ya que puede alterar el sistema inmune.

Hojas de frambuesa: ayudan a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto., pero nunca se debe tomar antes de la semana 38 ya que puede addelantar el parto.

Infusiones prohibidas en el embarazo

Muchas embarazadas piensan que, como no es bueno abusar del café, pueden tomar todos los tés e infusiones que quieran ya que son productos naturales. Sin embargo, algunas están contraindicadas en medicina:

Gatera, negro, earl grey, darjeeling, hierba de San Juan, ginseng, popotillo, muérdago, efedra, camomila, flor de jamaica, marrubio, té de labrador, raíz de regaliz, romero, ortiga, mielenrama. Todas estas plantas pueden provocar efectos adversos en la embarazada como causar contracciones, alterar la tensión arterial, etc.

Además:

– Poleo menta: es una planta abortiva ya que contiene pulegona y tuyona que activan los músculos uterinos haciendo que se sufran contracciones.

Hierba luisa: estimula el útero.

– Salvia: contiene una sustancia tóxica llamada tujona que aumenta la presión arterial y los abortos.

– Anís: también tiene propiedades abortivas.

– Eucalipto: puede provocar náuseas, vómitos o diarrea.

– Té de boldo: contiene una sustancia llamada ascaridol que puede ser dañina para el hígado del feto y también puede causar contracciones.

– Agracejo: puede provocar un parto prematuro o aborto espontáneo.

Resfriado

Definición:

Es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior.

Síntomas:

Congestión y secreción nasal, tos, estornudos, leve malestar general, dolor de garganta.

Tratamiento:

Los tratamientos disponibles se centran en aliviar los síntomas, y también en ayudar al cuerpo a desarrollar sus defensas. Analgésicos, descongestionantes nasales, beber mucho líquido…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/infusiones-permitidas-y-prohibidas-en-el-embarazo-6997

¿Qué infusiones puedo tomar estando embarazada?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Una pregunta frecuente en la consulta de Obstetricia trata sobre la conveniencia o no de tomar infusiones durante el embarazo.

La futura mamá nos pregunta especialmente por el tipo de planta con la que realizar la infusión.

Por supuesto es importante, pero  lo es aún más la cantidad de infusión que se tome y la concentración del extracto de la planta en la misma.

El consumo moderado de infusiones durante el embarazo y la lactancia puede ser muy recomendable si elegimos las más adecuadas, que nos aporten beneficios saludables. Además nos ayudarnos a incrementar nuestro consumo de agua, así como a sustituir otras bebidas menos aconsejadas, como el café, refrescos con gas y azúcar…

No todas las infusiones son buenas

En primer lugar, debemos tener claro que la creencia extendida de que todas las infusiones son buenas -puesto que están hechas por nosotros mismos con plantas naturales- está lejos de ser cierta. No olvidemos que la mayoría de los medicamentos, sus principios activos, provienen de las plantas, y también multitud de venenos usados desde la antigüedad.  

Es muy difícil evaluar la evidencia científica sobre este tema, ya que no hay estudios clínicos adecuados por la dificultad de homogeneizar criterios de inclusión y resultados (dosis, concentración, efectos en la madre y el feto…). Al no haber datos concluyentes, la tendencia general es a no recomendar su consumo por la falta de evidencia científica de inocuidad.

No consumas o toma con cuidado..

Las recomendaciones que exponemos a continuación se basan tanto en los efectos de las plantas conocidos desde la antigüedad, como en los efectos observados en madres consumidoras de distintos tipos de infusiones. Hay algunas infusiones que no deben tomarse en el embarazo y la lactancia, por presentar ciertas propiedades que pueden resultar perjudiciales para la madre o el feto:

  • No se recomienda consumir infusiones de plantas que puedan provocar contracciones uterinas como la infusión de salvia, poleo, té de boldo, agracejo, ruibarbo o ruda
  • Provocan hipertensión arterial  la salvia y el regaliz 
  • Cuidado con el té de ginko biloba, puede afectar al corazón del feto
  • El eucalipto puede ocasionar sangrados en el embarazo
  • Trastornos gastrointestinales  en el caso de la menta y toxicidad para el feto con las infusiones de menta-poleo y boldo
  • Tampoco están recomendados por no conocerse claramente sus efectos en el embarazo el propóleo y la equinácea

Té, manzanilla y valeriana

En cuanto al té, que merece mención aparte por la frecuencia de su consumo, puede ser tan beneficioso como perjudicial, por ello es importante beberlo con moderación.

Muchas veces no se recomienda en el embarazo porque contiene teína (sustancia similar a la cafeína), que es excitante y estimulante (puede provocar contracciones), y además reduce la absorción de ácido fólico y hierro, pero si lo tomas ocasionalmente te puede ayudar a regular el azúcar en sangre y evitar el desarrollo de diabetes gestacional.

La infusión de manzanilla puede proporcionar beneficios en el embarazo (ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos), pero un exceso puede alterar el sistema inmune, y por los posibles problemas circulatorios que se cree puede causar en el bebé, se recomienda un consumo muy ocasional.

La Infusión de valeriana es famosa por ayudar a conciliar el sueño, no obstante, algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo. En el caso de que desees tomarla, hazlo con moderación.

Beneficiosas: rooibos, jengibre, tomillo, tila, hinojo..

Y finalmente os enumero las más indicadas por sus propiedades beneficiosas, para el organismo de la mujer gestante o en periodo de lactancia y la ausencia de efectos perjudiciales que se hayan descrito:

La infusión de rooibos es beneficiosa. Contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de  favorecer la circulación sanguínea.

La de jengibre ayuda a aliviar las náuseas, tan frecuentes y molestas sobre todo en los primeros meses de gestación.

La infusión de tomillo  es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas comohierro, manganeso, calcio y fibra. Se recomienda para aliviar los dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo y está indicada en catarros e infecciones respiratorias.

Otras infusiones que pueden consumirse, aunque siempre con moderación son: hinojo y anís verde (para aliviar los gases), tila, flor de azahar, melisa, pasiflora  (relajantes y para ayudar a conciliar el sueño).

Cómo tomar las infusiones si estás embarazada

  • Bebe de una a dos tazas de infusiones al día, nunca consumas más de tres.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de té o infusión y ve variando las diferentes opciones. Así aprovecharás todas las propiedades saludables de las plantas y minimizarás los riesgos de su abuso.
  • Da prioridad a las infusiones de las plantas más recomendadas en el embarazo y de otros alimentos naturales que son seguros durante el embarazo como el limón, miel, naranja o manzana, aprovechando sus diferentes beneficios en función de las necesidades de cada momento.
  • No uses nunca plantas desconocidas para prepararte un té. Utiliza las hierbas conocidas o las bolsitas preparadas comercialmente.

Источник: https://www.natalben.com/el-embarazo-y-tus-dudas/-infusiones-puedo-tomar-embarazada

Infusiones y embarazo ¿Cuáles y cuántas?

Infusiones permitidas y prohibidas en el embarazo

Infusiones y embarazo, ¿Cuáles y cuántas puedes tomar? En este post te contaré las infusiones que pueden tomar las embarazadas.

Estar embarazada es un estado especial y único en el organismo de la mujer. En cuando vemos las dos rayitas en el test, empezamos a cuidarnos y vigilar  lo que comemos.

 Por nada del mundo se nos ocurriría tomarnos un medicamento sin consultar al médico o farmacéutico si podemos tomarlo o no en nuestro estado.

Con las infusiones debemos tener también ciertas precauciones puesto que hay algunas infusiones peligrosas durante el embarazo o por lo menos, hay tés o infusiones que no son del todo seguras ni inocuas para las embarazadas

En medicina hay una máxima que dice: 

«haz que tus alimentos sean tus medicamentos«. 

Significa que nuestra nutrición es super importante para nuestra salud

Durante el embarazo obviamente debemos cuidarnos más, puesto que no sólo nos cuidamos a nosotras mismas sino a la criatura que estamos gestando (mira que es una expresión bonita y un acto de amor maravilloso gestar a alguien… en fin, una reflexión paralela…)

Источник: https://www.cestaland.com/blog/infusiones-y-embarazo-cuales-y-cuantas/

Источник: https://matronastur.com/infusiones-durante-el-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: