Juego al aire libre para padres e hijos

5 ideas para jugar con niños al aire libre

Juego al aire libre para padres e hijos

Los momentos de compartir  juegos con tus hijos son muy especiales para los dos porque estáis compartiendo tiempo juntos, os estáis divirtiendo y ademástus hijos están aprendiendo.

Si estás preparando un día de excursión con tus hijos es muy importante que tengas previstas algunas ideas para jugar con niños al aire libre. Durante los juegos estáis compartiendo tiempo juntos, os divertís y, además, los niños aprenden.

Tienes diferentes alternativas para fomentar estos momentos tan especiales, lo puedes hacer a través de los juguetes educativos,  actividades divertidas los fines de semana y también organizando juegos al aire libre.

Cuando jugáis en contacto con la naturaleza vuestros hijos reciben muchos estímulos positivos  para sus emociones y su aprendizaje y, también, se refuerza vuestro vínculo familiar.

Beneficios de los juegos tradicionales

Si has decidido organizar un día al aire libre, en familia o junto a amigos que tienen niños, después de seleccionar el sitio y preparar todo lo necesario para pasar una gran jornada, será muy importante tener previstas actividades para entretener a los niños.

Una idea que os proponemos son los juegos tradicionales, porque os divertirá recordar con vuestros hijos algunas anécdotas de la infancia y además aportan muchos beneficios en el desarrollo de vuestros hijos. Basándonos en la publicación ‘Los juegos tradicionales en Educación Infantil.

Diseño de un programa de Intervención’ de la Universidad de la Rioja, los juegos tradicionales son muy importantes porque::

  • Estimulan el desarrollo de la sociabilidad y favorecen la comunicación. Son juegos en los que participan muchos niños y al estar en contacto entre ellos, hablan, se ríen, se disminuye la timidez y se aprenden normas de comportamiento.
  • Son juegos psicomotores que promueven la actividad física.
  • Descubren el mundo exterior y elaboran los conceptos básicos de espacio y tiempo.
  • Les ayuda a crear un representación mental de su esquema corporal.
  • Desarrollan su capacidad perceptiva, como por ejemplo, la rítmico-temporal a través de las canciones.
  • Fomentan la capacidad de memoria.
  • Adquieren vocabulario.
  • Son elementos de transmisión cultural y de recuperación de tradiciones.

Ideas para jugar con niños al aire libre

Para facilitarte las siguientes propuestas nos hemos basado en la publicación ‘Los juegos tradicionales en Educación Infantil.

Diseño de un programa de Intervención’ de la Universidad de la Rioja, en la que además de proponer juegos se hacen valoraciones a nivel didáctico.

Estas explicaciones os servirán para conocer los beneficios que aportan a vuestros hijos cada uno de los juegos tradicionales. 

1) Carrera de sacos:

Además de pasarlo bien estarán trabajando el equilibrio y los niños aprenderán normas de comportamiento. Para jugar os tenéis que poner cada uno dentro de un saco colocados en una fila horizontal.

Con un silbato se dará el tiempo de salida y los participantes deberán intentar llegar a la línea de meta saltando sin caerse. El primero que llegue a la meta será el ganador.

Podéis organizar una carrera entre los niños y otra entre los padres para que os vean jugar, ¡les encantará!

2) La Rayuela:

Este juego lo podréis realizar si os encontráis en un lugar en el que el suelo permite dibujar ‘La Rayuela’, con sus cuadrados y sus números del 1 al 10. Cada niño por turnos debe tirar su piedra en el número que le toque, empezando por el uno hasta el diez.

El juego empieza tirando la piedra, sin salirse del cuadro, en el número uno. A la pata coja el jugador salta el cuadro del número uno y recorre el resto, sin pisar las rayas y sin salirse, así en cada turno avanzando hasta llegar al diez.

Si al saltar o al tirar la piedra se pisan las rayas o se sale de los cuadros, el jugador pierde el turno. El ganador será el participante que recorra antes todos los números.

Este juego es muy divertido y, además, fomenta el respeto por los turnos, se trabaja el equilibrio y la coordinación, los niños aprenden a saltar a la pata coja y repasan los números.

3) Bolera con botellas y una pelota:

Este juego lo podéis crear vosotros mismos con botellas de plástico, que debéis llenar de arena, y con una pelota. Con esta actividad los niños aprenden a respetar los turnos y trabajan la coordinación óculo-manual.

La forma de jugar es muy sencilla, os recomendamos que organicéis equipos en los que se mezclen los padres y los hijos.

Cada participante se coloca en la línea de distancia que se haya determinado y tiene tres intentos para hacer un pleno, es decir, derribar todos los bolos a la vez.

Cada bolo que se derriba es un punto, en el caso de hacer pleno se consiguen 5 puntos extra y una tirada adicional. El equipo o participante que haya conseguido más puntos será el ganador.

4) Carrera de cucharas con un huevo duro:

Si los niños son muy pequeños podéis sustituir el huevo por bolas de material que no sea muy pesado, o bien, en lugar de llevar la cuchara en la boca pueden llevarla en la mano. Con este juego los niños potencian el equilibrio, favorecen el control postural, aprenden normas de comportamiento y a trabajar en equipo.

Tendréis que formar dos equipos que se pondrán en dos filas indias formadas detrás de la línea de salida, de manera que se competirá por parejas con una persona de cada equipo.

Cuando se da el tiempo de salida deben llegar a la línea de meta y luego volver a la salida para dar el relevo a otro miembro del equipo. Si en ese trayecto se le cae la bola o la cuchara debe empezar otra vez el recorrido. El equipo que termine antes será el ganador.

Podéis hacer una competición entre niños y otra entre padres, veros jugar y participar con ellos, ¡les hará muy felices!

 5) Juegos con canciones:  ejemplo ‘La Zapatilla’:

Os proponemos este tipo de juegos porque cuando las actividades llevan incorporadas rimas, una danza o una canción ayudan a que los niños se familiaricen con las pausas, las pulsaciones o las acentuaciones que van relacionadas con los movimientos. Además, desarrollan la capacidad de memoria y se favorece a la adquisición de vocabulario.

Para realizar el juego de ‘La Zapatilla’ todos los participantes se colocaran en círculo menos uno que está de pie fuera del círculo, con una zapatilla en la mano y dará vueltas mientras todos cantan la canción.

Cuando la terminan, el que está de pie dice un número y todos cierran los ojos contando hasta ese número.

Mientras, el jugador que está en pie deja la zapatilla detrás de alguien, al abrir los ojos quien la vea tiene que cogerla y salir corriendo detrás del participante que está de pie.

Para ganar deberá de pillarle antes de que se siente en el lugar que ocupaba en el suelo porque, de lo contrario, habrá ganado el otro. El que pierda será el jugador que estará de pie en la siguiente ronda. Con este juego se potencia la capacidad de memoria y se aprende a respetar las normas del juego.

Además de los juegos tradicionales podéis utilizar juegos educativos que os ayudarán a fomentar el conocimiento de la naturaleza o juegos deportivos que favorecen el ejercicio físico y el desarrollo motriz de los niños.

Los juegos educativos son muy importantes porque ayudan a potenciar las habilidades sociales, cognitivas y las de control de las emociones que son habilidades naturales de los niños. 

Источник: https://spain.minilandeducational.com/family/5-ideas-jugar-ninos-aire-libre

Juegos al aire libre para niños, 16 ideas geniales y divertidas (con vídeos)

Juego al aire libre para padres e hijos

A veces se necesita muy poco para divertirse: amigos, un poco de césped, una cuerda o unas piedrecillas pueden ser suficientes.

Para entretener, incluso a los niños que se aburren en la ciudad, hemos preparado una selección de los mejores juegos al aire libre para niños.

¿A qué estás esperando? Continúa leyendo porque redescubrirás muchos de los juegos clásicos de tu infancia. ¡Toma nota!

En primavera, en verano, cuando no hace demasiado calor, en otoño cuando no llueve y en invierno si el clima lo permite: siempre es posible encontrar un momento adecuado para los juegos al aire libre para niños.

Hemos hecho una pequeña lista: juegos tradicionales para niños, los de toda la vida, esos que nunca pasan de moda.

No te preocupes, porque en caso de lluvia, siempre puedes recurrir a nuestra super recopilación de 101 juegos divertidos para niños en casa.

Para estos juegos al aire libre para niños sólo son necesarios: amigos… Por lo demás, nada o casi nada. Llevar agua por si los niños sudan y algo de comer por si tienen hambre. 

Se deben formar dos equipos de al menos 4 jugadores cada uno.

Cada miembro de un equipo se debe identificar con un número: 1,2,3… De tal forma, cuando el que porta el pañuelo en la línea media dice el número, el niño de cada equipo debe salir corriendo a por el pañuelo y regresar al punto de salida. ¡Ojo! Si un equipo persigue y alcanza a su oponente tocándole, ha ganado. Te mostramos cómo funciona en el siguiente vídeo. 

Básicamente, tienes que formar dos equipos y dividir un campo de juego (puedes utilizar mochilas o las cazadoras del colegio para marcar los límites del terreno). La clave está en que un equipo lance una pelota y esta toque a un adversario del equipo contrario sin tocar el suelo.

Si el balón toca a un oponente, éste quedará prisionero del equipo contrario. Si un compañero intercepta y bloquea la pelota, es liberado. De este juego, uno de los juegos al aire libre para niños más divertidos y populares, hay muchas variaciones, incluido el balón prisionero circular o el gol balón prisionero.

En Estados Unidos hay incluso una variante competitiva, llamada dodgeball. 

¡Todavía quedan un montón de juegos con los que los peques lo pasarán en grande! Si estás buscando una niñera para echarte una mano con los niños o eres una profesional del cuidado infantil, regístrate sin compromiso en Sitly. ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles es gratuito!

3. Cuatro esquinas

Para este juego necesitamos 5 jugadores: los 4 que ocupan las «esquinas» y uno que está en el medio. El objetivo es pasar de una esquina a otra sin que tu lugar sea ocupado por el jugador del medio. Quien se queda sin esquina, va al centro.

4. La carrera de la oruga

Ideal cuando tienes que organizar a muchos niños, por ejemplo, durante una fiesta de cumpleaños en el parque. Forma dos equipos, cuyos componentes deben colocarse uno detrás del otro sin tocarse, para formar la oruga.

Pon un balón o un globo entre ellos que no podrán coger con las manos. Las orugas tendrán que comenzar a moverse hacia la meta, tendrán que evitar que los balones o los globos caigan en el trayecto.

El equipo que primero llegue sin que caiga ningún balón, gana. 

5. Carrera de sacos

¡Que levante la mano aquel que nunca haya jugado a este juego!. Difícil, ¿no? Se trata de uno de los juegos al aire libre para niños más populares. Prepara tantos sacos como jugadores. Una línea de salida y llegada hará el resto. La diversión está asegurada, puedes utilizar incluso fundas de almohada.

6. Carrera de tres patas

Es un juego en el que la coordinación de los niños es más importante que la velocidad. Divide a los participantes en parejas o tríos. Se tienen que colocar uno al lado del otro.

Después ata una pierna de cada miembro con un pañuelo o chaqueta. Cada pareja o cada trío tiene que llegar hasta la línea de meta, andando o corriendo. La cooperación del equipo es fundamental para no perder el equilibro.

La primera pareja que llegue a la meta es la ganadora. 

7. El pilla-pilla

El pilla-pilla es uno de los juegos para niños al aire libre por excelencia. Un niño cuenta hasta diez desde una base. Después, persigue a los demás mientras estos huyen. El niño que logra tocar la base durante la persecución queda salvado, aquel que es tocado es eliminado. 

8. La rayuela

Hay una versión de este juego tradicional para niños en todos los países del mundo. Lo hemos mencionado como uno de nuestros favoritos en la publicación sobre juegos didácticos para niños con números.

Existen varias formas de pintar la rayuela en el suelo. Sin embargo, la más común es pintarla con tiza en forma de cuadrados. Se pinta un cuadrado con el número 1 dentro, y así sucesivamente hasta el número tres.

Cuando llegamos al 4 se pintan dos casillas, una al lado de la otra con el número cuatro y otra con el número cinco. Después colocaremos un cuadrado con el 6 y volveremos a dividir la línea en dos casillas con el siete y el ocho.

Después, otro piso con el cuadrado del nueve, seguido del diez. 

Se tira una piedra pequeña que deberá caer dentro del cuadrado. Se tiene que alcanzar saltando de casilla en casilla a la pata coja, después regresar a la línea de salida. Sólo en las casillas dobles se pueden apoyar ambos pies. Se repetirá la operación desde el número uno hasta el diez. El objetivo es tirar la piedra hasta completar todas las casillas. 

9. Saltar a la comba

Para saltar a la comba, puede hacerlo un niño solo o más de tres. Es un juego al aire libre para niños que puede ir de lo más fácil a lo más complicado. Las combinaciones y movimientos que se pueden realizar durante el salto son infinitas. 

10. El escondite inglés

Uno de los niños es el encargado de darse la vuelta y decir en alto «Un, dos, tres, al escondite inglés». Cuando termine la frase, se girará para mirar y el resto de sus compañeros tendrán que permanecer inmóviles. Los demás tienen que avanzar lo más rápido posible, pero si no se quedan congelados cuando el que conduce el juego se da la vuelta, tendrán que volver al punto de partida. 

11. El teléfono escacharrado o teléfono roto

Todos, niños y adultos, están sentados en un círculo. Quien comienza, le dice a su vecino de la derecha una frase al oído. Éste la repite, muy rápido, al niño que esté al lado. Se sigue así hasta el final del círculo: ¿apostamos a que cuando el último y el primero digan en voz alta la oración no tendrán nada que ver?

12. La piñata de agua

Bueno, para este juego ¡sí es necesario estar en verano! Llena un globo con agua, o más de uno. Cuélgalo de una cuerda, ligeramente levantada del suelo. Luego, con un palo, los niños tratarán de romper los globos. ¡Ducha y diversión garantizadas!

13. Gymkana

Cualquier elemento de la naturaleza puede valer para este juego tradicional.

Troncos para moverse, una pared desde la que saltar, un arbusto que se debe atravesar, un descenso por una ladera de césped rodando… La clave está en tener pruebas físicas que los niños deben ir superando.

La dificultad de las pruebas se puede ir adaptando a la edad del niño. El que llegue primero en la carrera, gana. ¡Abstenerse madres ansiosas!

14. Juego de la cuerda 

Aquellos que nunca han jugado a este juego no saben cuán inmensamente divertido puede ser. De repente, el equipo se convierte en un solo hombre, todos para competir por la victoria.

Que a veces llega y otras veces no. Hay que formar dos equipos y repartirlos a cada lado de la cuerda. En el centro se coloca un pañuelo que debe hacerse coincidir con una línea.

La coordinación y la fuerza del equipo son las claves para ganar el juego. 

15. Limbo

Con el limbo conseguirás no sólo que los niños se pongan en forma sino que lo pasen en grande. Sólo necesitas una barra de madera, el palo de una fregona o de una escoba puede valer.

Cada uno de los niños tendrá que pasar por debajo de la barra, que en cada tanda, estará más y más baja. Los dos que sostienen el palo de madera pueden turnarse para evitar que se aburran.

Si pones música será todavía más divertido. 

Aunque hemos incluido el limbo en esta selección de juegos al aire libre para niños, también es un juego ideal si buscas ideas para cumpleaños infantiles en casa. 

16. La gallinita ciega

¿Y cómo no terminar nuestra lista de juegos al aire libre para niños con la gallinita ciega? Un niño con los ojos vendados y todos los demás corriendo a su alrededor tratando de no ser tocados. Quién es pillado se convierte en la «gallina ciega». Dos consejos: 1. Delimitar el área de juego; 2. Comienza haciendo tú mismo de gallina ciega. ¡Los niños lo pasarán genial!

Como ves, una fantástica selección de juegos al aire libre para niños. Si has participado estarás agotado, ¿no? Si necesitas recuperar fuerzas y descansar un poco en casa, aquí encontrarás muchas ideas para pasar una tarde fantástica con los niños:

Si lo que buscas son juegos distribuidos por grupos de edad, te recomendamos que leas nuestra selección de juegos adaptados por edades:

Como ves, con los niños, ¡está realmente prohibido aburrirse! Si conoces más juegos al aire libre para niños, que hayas probado con tus hijos o hiciste de niño, no lo dudes: ¡escríbenos a través de nuestra sección de comentarios!

Источник: https://www.sitly.es/blog/juegos-al-aire-libre-para-ninos/

Juegos al aire libre en familia

Juego al aire libre para padres e hijos

Con la llegada del buen tiempo, no hay nada mejor, para nuestros hijos, que poder salir y jugar al aire libre.

Una forma sana de tenerles entretenidos, sin pantallas por delante, y de socializar, no sólo a nivel familiar, sino con el resto de niños que puedan estar ejerciendo el mismo papel con sus padres y, por tanto, de relacionarse, además de aprender y educarse, tomando las reglas de los juegos como métodos de enseñanza. Saber ganar o perder, ser pacientes si hay que esperar turno, cooperar en el caso de juegos múltiples, etc.

En Psicólogos Tortosa somos muy de disfrutar de estos pequeños placeres que nos brinda la vida, porque aportan grandes beneficios a la salud física y mental de todos los que participamos de ello, así que os invitamos a tomar en cuenta esta recomendación y, si no sabéis a qué jugar con vuestros hijos, os dejamos unas cuantas ideas para disfrutar de esa conciliación familiar tan necesaria.

Ventajas de jugar al aire libre

Como veníamos diciendo, jugar al aire libre es saludable y positivo para los niños. Nuestro consejo es tratar de hacerlo durante todo el año, incluso en invierno, aunque sabemos que cuesta con la bajada de temperaturas; y evitarlo en condiciones climáticas extremas: granizo, lluvia, mucho calor o mucho frío, etc.

Ahora, pero, no sirven las excusas, más con el buen tiempo que empieza a hacer y con la oportunidad que nos ofrecen los días más largos.

Así que disfrutemos, juntos, de todos estos beneficios y de desconectar, con nuestros pequeños, porque a veces, la excusa, no sólo les sirve a ellos, sino que es perfecta para dejar de lado, por un instante, nuestros propios quebraderos de cabeza.

Algunas de las ventajas más interesantes que podemos adquirir al jugar al aire libre con nuestros hijos son:

1- Se realiza actividad física, por lo tanto, contribuimos en evitar la obesidad y el sobrepeso infantiles, previniendo, también, enfermedades futuras peligrosas como las cardiovasculares o la diabetes.

2- Favorece la creatividad y la imaginación al tener como herramientas, únicamente, la libertad y el frescor que ofrece el parque, o el campo. Una forma de fortalecer el ingenio para inventarse juegos y actividades.

3- Refuerza la autonomía de nuestros hijos.

4- Les enseña a ser conscientes de la conservación y el respeto por el medio ambiente y la naturaleza.

5- Ayuda al niño a relacionarse y a establecer nuevos vínculos con las personas con las que pueda coincidir y mejora sus habilidades sociales.

6- Fortalece los lazos familiares entre padres e hijos.

7- El contacto con el exterior es bueno para su piel y para la producción de vitamina D (rayos solares).

Por todo ello, recomendamos fervientemente que salgáis con vuestros hijos a jugar al aire libre siempre que podáis, y que disfrutéis de esos momentos juntos, para pasarlo estupendamente en familia.

Algunas ideas y juegos que practicar al aire libre

1- Se pueden hacer muchas cosas con una simple pelota. Fútbol, baloncesto, balón prisionero, pichi (béisbol adaptado), sangre o pies quietos…, incluso podéis inventaros un juego nuevo. Eso sí, siempre adaptado a la edad y habilidades de los niños que participen en ello, para que todos puedan participar.

2- Carreras. Si algo les gusta a los más pequeños, ante tanta libertad, es corretear. Así que, dejadles correr, organizando carreras. Del tipo que sean: carreras de longitud, de velocidad, por equipos, de sacos…

3- Guerras de agua. Ahora que comienza el verano y hace calor, nada como mojarse un poco para mitigar esa sensación. Guerras con globos o pistolas de agua. Eso sí, ojo al consumo desproporcionado de este bien escaso.

4- Ideas de juegos con cuerdas: saltar a la cuerda en grupo, con una cuerda larga; juego de gomas, el limbo…

5- El pañuelo. Mítico juego al que todos hemos jugado y que es muy divertido, en el que debemos jugar por equipos y dudar, en todo momento, de la confianza y buena fe de nuestro rival. El pañuelo es el mejor cuando hay unas cuantas personas.

6- Escondite. Otro clásico junto al “pilla-pilla”. En este caso, lo único que debemos cuidar es de encontrarnos en una zona segura y delimitar los márgenes del terreno en el que nos podemos esconder para evitar cualquier disgusto.

7- Búsqueda del tesoro. Necesita algo de preparación previa, pero para desarrollar las habilidades de los más pequeños y tenerles entretenidos un buen rato, es de las mejores opciones. Podéis esconder uno o varios “tesoros”, hacer un mapa con las pistas oportunas que les guíen hacia ellos y descubrir cómo se espabilan para desentrañar las claves que les habéis dado.

Como veis, haciendo un poco de memoria de nuestra infancia podemos recuperar miles de opciones, todas ellas buenas y divertidas, y seguro que aptas para todos.

Por último, recordad siempre de evitar zonas y juegos peligrosos. Para una buena hidratación mientras hacéis la actividad, llevad agua encima, y protegedles, ahora que hace calor, con crema y una gorra.

Vigiladles constantemente para no perderlos de vista, especialmente si son pequeños y se encuentran en esa época en la que les gusta hacer poco caso y curiosear más de la cuenta.

Y, sobre todo, ¡pasadlo bien juntos! Esa es la razón de ser de todo.

Источник: http://psicologostortosa.com/juegos-al-aire-libre-en-familia/

Juegos al aire libre

Juego al aire libre para padres e hijos

Tiempo libre. Ésta es la palabra mágica del verano. Aquí tienes 30 ideas de juego para pasártelo en grande con tus hijos mientras disfrutáis de vuestras vacaciones.

La pandilla de la playa, los amigos del pueblo o los vecinos del edificio pueden ser los mejores compañeros para estos juegos en grupo.

1. El teléfono roto

Coloca a los niños en dos filas, formando dos equipos, y dile una frase al oído al primero de cada grupo, cuanto más larga y complicada sea, mejor –puedes optar por un divertido trabalenguas–. Cada niño deberá susurrarla al oído del siguiente. El último, dirá en voz alta lo que ha entendido y ganará el equipo cuya frase se parezca más a la que tú dijiste.

2. Caballería

Coloca a todos los niños en una fila. Uno de los pequeños ejerce de caballero, colocándose enfrente de ellos.

Cuando grite “¡caballería!” sus amigos deberán salir corriendo para llegar a tocar el muro que estará a la espalda del caballero sin ser atrapados por éste. Todos los “potrillos” cazados se convierten en caballeros y empiezan también a cazar.

El primer jugador atrapado liga en el turno siguiente. También pueden practicar todos estos juegos relacionados con el deporte.

3. Lucha entre serios

Colocados en dos filas, una frente a otra, el objetivo de este juego es lograr que el jugador contrario se eche a reír antes. Para ello sólo podrán hacer muecas, todas las que deseen.

Guiñar un ojo, sacar la lengua, meterse el dedo en la nariz, intentar deformarse los párpados… Gana el equipo que más aguante sin reír.

¡Verás qué caras y qué carcajadas! Después podéis ponerles a prueba  contando chistes y que los otros jugadores tengan que aguantar sin reírse.

4. Como en la bolera

Llena varias botellas vacías de agua con un poco de arena y colócalas a unos diez metros de los niños. Con un balón de baloncesto, tendrán que derribar todos los que puedan. Organízales por equipos para ver quién gana.

5. ¡Es la guerra (del agua)!

Cubos, globos, gorros, pistolas… ¡Todo vale en la guerra del agua! Entrega a los niños varios de estos instrumentos, repártelos en dos equipos y ¡que empiece la guerra! El bando vencedor será el que consiga mojar más al contrario, aunque el verdadero premio es la diversión de esos minutos. Firmad la paz con una buena merienda.

6. ¡Vamos en moto!

El organizador, si es una fiesta de cumpleaños puede ser el homenajeado, tiene que sentarse en el suelo y los niños van colocándose detrás, como si fuesen en una enorme moto.

El piloto va dando las indicaciones en voz alta: “A la derecha. A la izquierda. ¡Cuidado, que freno! ¡Venga, que acelero” y va girando el tronco a la vez que habla.

Los niños tienen que ir girando con él.

7. El globo irrompible

Los juegos con globos son divertidísimos, ¡sobre todo cuando explotan! Ata un globo al tobillo de cada niño. Al son de la música salen a la pista. El juego consiste en pisar el globo del contrario, salvando el propio. Los niños que pierden su globo salen de la pista. Gana el último en conservar su globo.

8. Baile de disfraces

Los disfraces son una opción muy divertida para que los niños se diviertan.

Prepara varios baúles con prendas viejas o algunas que hayas elaborado con retales para la ocasión: faldas, pantalones, camisas, pelucas, sombreros, extravagantes collares y adornos para el pelo… Diles que pondrás la música y cada uno tendrá que coger una prenda de cada baúl y ponérsela antes de que tú pares la canción.

9. Carrera de castañas

Clava un clavo en el centro de una castaña, sácalo y pide a tu hijo que clave una pluma en él. Escoge plumas de color diferente para cada grupo. Cuando tengáis varias, los niños tendrán que ir lanzando sus castañas desde diferentes alturas para ver cuál llega antes al suelo.

10. Carrera de cangrejos

Los equipos se colocan de dos en dos en fila india. Los primeros de cada fila se atan los tobillos con una cuerda o un pañuelo (el derecho de uno con el izquierdo del otro). Corren de este modo hasta alcanzar la meta. Se desatan los tobillos y entregan el pañuelo a la pareja siguiente. Gana el equipo que termina antes.

Laura Jiménez

Источник: https://www.guiadelnino.com/juegos-y-fiestas/juegos-al-aire-libre

15 divertidas actividades para hacer con niños al aire libre gastándote muy poco

Juego al aire libre para padres e hijos

¿Os acordáis cuando jugábamos al escondite, a la gallinita ciega o al balón prisionero?. Cuando alguien hace mención a alguno de estos juegos infantiles, no podemos evitar recordar aquellos años donde lo único que importaba era ganar la liga de fútbol del colegio, conseguir toda la colección de tazos y tener el trompo más molón.

No te pierdas tampoco 22 juegos infantiles de exterior que puedes hacer tu mismo.

Todos aquellos juegos con los que crecimos, podrían ser el pasatiempo perfecto para jugar con niños. Las actividades que os proponemos hoy son ideales para practicarlas al aire libre. Estoy plenamente convencido de que a los más pequeños de la casa les va a encantar:

1. Carrera de sacos

La carrera de sacos es un juego tradicional y muy conocido en todo el mundo. Para jugar solo necesitáis unas bolsas de basura grandes y terreno suficiente para desplazaros.

En la carrera, los participantes se introducen dentro de los sacos, atándoselos a la cintura o bien agarrándolos con las manos. Los participantes deben desplazarse saltando sin salirse de los sacos ni caerse. El que primero llegue a la meta gana.

2. Carrera de tres patas

Esta carrera tiene que ver más con la cooperación que con la velocidad. Divide a los participantes en parejas y pídeles que se coloquen uno al lado del otro.

Luego, ata una pierna de cada miembro de la pareja con un pañuelo. También podéis utilizar cinta adhesiva.

Para jugar, las parejas de tres patas tienen que correr hasta la línea de meta, coordinándose lo mejor posible para no perder el equilibrio. La primera pareja que cruce la menta gana.

3. Limbo

Este baile es relativamente simple y solo se necesita una barra, un palo de fregona o escoba. La persona que baila tiene que doblarse lo máximo posible para pasar por debajo de la barra que estarán sosteniendo otras dos personas. La técnica para un baile de limbo exitoso es muy fácil pero requiere práctica y concentración.

4. Atrapa la cola del dragón

Este es un juego tradicional chino en el que los niños interpretan a uno de sus dragones tradicionales. Se sortea la persona que hará de cabeza y luego los demás hacen una fila detrás de él, colocando sus brazos extendidos sobre los hombros del niño que tienen delante. El último será la cola del dragón.

La cabeza tendrá que correr para atrapar la cola. Esto no será nada fácil, teniendo en cuenta que los niños no deben soltarse. Si la cabeza atrapa a la cola podrá seguir en su sitio. Si el cuerpo se rompe, la cabeza pasará a la cola y el siguiente niño hará de cabeza.

5. Carrera del huevo en la cuchara

A este juego tan divertido se puede jugar individualmente o por equipos.

La carrera individual consiste en que cada jugador tendrá que correr con una cuchara en la mano, con la que transportaremos un huevo cocido o, en su defecto, una bola de papel de aluminio reciclado.

Los participantes salen desde la linea de salida y corren lo más rápido posible intentando que el huevo no se les caiga. Si esto sucede, el jugador debe pararse para recuperar el huevo, colocarlo en la cuchara y seguir corriendo hasta alcanzar la meta.

Si las carreras son por equipos, comienzan corriendo un jugador de cada equipo. Los demás jugadores se colocan formando una fila india por equipos detrás de la línea de salida. El juego comienza cuando los dos primeros jugadores salen corriendo con la cuchara y el huevo.

Al llegar a meta (podrá existir un juez para comprobar quien ha llegado primero), darán la vuelta y regresarán a la línea de salida, donde les esperan sus respectivos compañeros. Tras cruzar la línea, tienen que entregar la cuchara y el huevo al jugador que les releva y estos salen corriendo para hacer el mismo recorrido.

El equipo que consigue terminar antes es el equipo ganador.

6. Saque de puerta

Con una tiza pinta una portería en alguna pared o valla de madera. Dibuja varias porterías, una dentro de la otra, y asígnales una puntuación a cada una (la más pequeña deberá puntuar más que las grandes). Después, todos se ponen en fila para efectuar tres tiros a la portería con una pelota de goma, a fin de obtener una puntuación. El participante que más puntos saque gana.

7. Búsqueda del tesoro

Para este juego solo se necesita un recinto con arena. Sin que los participantes te vean, entierra los «tesoros» (que podrán ser pequeños regalos, chucherías o juguetes) en la arena. Después, dale una pala de juguete a cada niño y deja que busquen los tesoros.

8. Rayuela

Lo único que necesitas es un juego de rayuela, que podrás improvisar tú mismo pintándolo en el suelo con tiza. El juego comienza tirando una piedra pequeña en el cuadrado número 1, intentando que la piedra caiga dentro del cuadrado sin tocar las líneas externas.

Se comienza a recorrer la rayuela a pata coja sin pisar las rayas, guardando el equilibrio hasta que se llega al cuarto piso donde hay dos casillas y podemos apoyar los dos pies. Seguimos el número 6 a pata coja y nuevamente en el 7 y el 8 apoyamos los dos pies. Ahora hay que volver al número 1.

Debemos saltar y darnos la vuelta sin pisar las rayas y deshacer el mismo camino hasta el número 1 donde nos agacharemos a por la piedra sin apoyar el otro pie.

9. ¡Pasa la bolsa!

Llena una bolsa grande de basura con una gran variedad de prendas de vestir, tales como delantales, zapatos, bufandas, sombreros, calcetines, corbatas, camisas y faldas.

Para jugar, los participantes deben formar un círculo y pasarse la bolsa mientras suena la música. Cuando esta se para, el que se ha quedado con la bolsa debe sacar una prenda, sin mirar, y ponérsela.

Continuad hasta que la bolsa esté vacía y todos estéis vestidos de manera ridícula. Los resultados deberían inmortalizarse con unas cuantas fotografías.

10. Escribir una historia

Reparte lápices o bolígrafos a todos los participantes y diles que se sienten en círculo. Copia la primera línea de un libro escogido al azar en un cuaderno. Después, pasa el cuaderno a los participantes.

Estos deberán ir añadiendo, uno a uno y en orden, una línea o un párrafo para continuar la historia. Cuando todos han hecho sus aportes, un portavoz puede leer la historia en voz alta.

Los resultados pueden ser muy divertidos.

11. Maquillaje a ciegas

Lo primero de todo es dividir a todos los participantes en parejas. Después abastece a las parejas con unos cuantos cosméticos (barra de labios, polvos o sobra de ojos). Con los ojos vendados, un miembro de cada equipo deberá maquillar al otro. A continuación, se deberán de cambiar los papeles para que todo el mundo tenga su cambio de imagen.

12. ¡Pasa el regalo!

Envuelve un regalo dentro de otro tantas veces como puedas. Dentro de cada regalo habrá pequeños premios: golosinas, caramelos, muñecos, tatuajes etc. Para jugar, los niños se sientan en círculo y se pasan el regalo mientras suena la música.

Cuando la música se detiene, el que sostiene el regalo desenvuelve la capa superior y mantiene ese regalo. Hay que continuar con esta dinámica hasta que todo el mundo tenga un premio.

Para una mayor diversión, cambia inesperadamente el sentido del regalo cuando te toque pasarlo.

13. Cabina de fotos

Habilita un pequeño apartado de la sala para montar la cabina de fotos. Coloca un taburete cerca de la pared, la cual tendrás que decorar con algún papel de regalo o una tela, que será el fondo de las fotografías. Pon una caja al lado del taburete con artículos de broma, como gafas gigantes, bigotes, pajaritas o pelucas.

Todos los participantes deberán sentarse, individualmente o en grupo, en el taburete y disfrazarse con lo primero que pillen de la caja.

Una cámara con trípode sería lo ideal, para sacar todas las fotos con el mismo encuadre, cambiando únicamente los participantes.

Luego podemos imprimir las fotos para que los huéspedes se las lleven a casa o montar una secuencia de video con todas las fotografías.

14. Pisa el globo

Se necesita un globo y un poco de cuerda para cada participante. Con la cuerda, los jugadores deberán atarse el globo a sus tobillos. El juego consiste en pisotear los globos de los demás, evitando que pisoteen el nuestro. El portador del último globo que no haya sido explotado será el ganador.

15. Concurso de disfraces con papel higiénico

Dele a cada participante un rollo de papel higiénico y un poco de cinta adhesiva. Los participantes cuentan con 20 minutos para hacerse un modelito de papel higiénico. Después, el «jurado popular», deberá entregar premios a los mejores disfraces. Estos pueden ser dulces, algún juguete, o algo meramente simbólico.

Fuente: parentmap

Источник: https://lavozdelmuro.net/15-divertidas-actividades-para-hacer-con-ninos-al-aire-libre-gastandote-muy-poco/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: