La 23ª semana de embarazo

Cómo son las 23 semanas de embarazo: cambios y síntomas

La 23ª semana de embarazo

Si estás de 23 semanas de embarazo seguro que ya te has entretenido en más de una tienda escogiendo la ropita que llevará tu bebé cuando salga del hospital, ¿verdad? Si aún no lo has hecho, seguro que será lo siguiente que te plantees después de escoger el carrito perfecto. Y es que tu cabeza no puede dejar de pensar en que todo esté preparado. Aún te quedan por delante unas 15 semanas. Está muy bien que tengas todo pensado al milímetro pero aún te quedan cosas en las que centrarte ahora mismo.

Ya vimos los cambios que se producen cuando estás de 22 semanas de embarazo. Ahora nos centraremos en la semana 23.

Cómo cambia tu cuerpo en la semana 23 de embarazo

A las 23 semanas de embarazo tu cuerpo te pide comida constantemente y es importante no olvidar seguir con una alimentación saludable. Debes engordar un poco pero, contrólate: tu peso debería ser el que te recomiende tu matrona. 

Si ganas un poco de peso extra, no te conformes solo con dar paseos matutinos de una o dos horas. Convendría que incluyeras algún ejercicio físico adaptado a tus posibilidades. Para ello, te recomendamos que consultes con tu matrona para que te de las indicaciones oportunas al respecto.

Es el momento también de notar cambios en tu pecho. No solo en el tamaño, sino también en la tonalidad, que irá tomando un color más oscuro. Aunque choque verlo, no te asustes: es totalmente normal.

Tu pecho irá en aumento cada vez más por lo que compra nuevos sujetadores. Preferentemente tendrás que seleccionar modelos sin aros y de tejidos naturales, que no irriten tu piel.

Si tienes dudas sobre la talla de sujetador que necesitas, en otro artículo ya vimos algunos trucos para determinar el contorno y la copa perfecta para ti.

Otro cambio significativo vinculado al peso son los dolores de espalda. Notarás que la curvatura de tu espalda se modificará ligeramente y afectará a la rotación de tus piernas. Te recomiendamos que no escatimes en gastos para un calzado adecuado si no quieres que estos dolores deriven en otros problemas, como ciática.

Por último, también es posible que aparezca estreñimiento. Puedes combatir sus síntomas con infusiones naturales (sin teína) y verás cómo tu embarazo sigue desarrollándose de manera normal.

23 semanas de embarazo ¿cuántos meses son?

Esta pregunta es más habitual de lo que piensas. En el embarazo y sobre todo a partir de este trimestre, puedes llegar a sufrir pérdidas de memoria. De hecho, los expertos la denominan amnesia del embarazo y se produce porque las hormonas actúan en el cerebro volviéndolo más sensible.

 Nada que no puedas solucionar con la ingesta de almendras o pistachos, que vienen muy bien para la memoria. Dicho esto, es normal que no sepas ni en qué día vives, pero no te preocupes, cuando la gestación llega a las 23 semanas puedes decir que estás en el sexto mes de embarazo.

 

Si puedes, también sería interesante que realizaras ejercicios para la memoria. No tienes que hacer un sobreesfuerzo demasiado grande. De hecho, existen aplicaciones que convierten estos ejercicios en un juego.

Cambios en el bebé en la semana 23 de embarazo

Ya hemos dado un repaso a los cambios que sufre la gestante, ahora vamos a conocer cuál es el estado de tu bebé. Presta atención, porque hay más cambios de los que imaginabas. En cuestión de peso y tamaño, tu bebé pesará unos 550 gramos y puede medir unos 28 centímetros. Si te haces una ecografía 3D podrás empezar a reconocer sus rasgos.

Ya la semana anterior notaste que tu pequeño interactuaba. Nos explicamos, seguramente habrás notado alguna ligera patadita o habrás sentido cómo se mueve. Si no eres consciente de estos movimientos, no debes alarmarte a la primera de cambio. Acude a tu matrona para que te haga una exploración y te haga saber exactamente el estado de tu bebé.

Además, lo más bonito de esta etapa de embarazo es que los órganos del oído ya han madurado bastante y pueden enviarle al cerebro información. Esto significa que deberías empezar a hablar a tu barriga, a ponerle música o a cantarle. Parecerá una tontería pero nada de eso, realmente el bebé está empezando a sentirte.

Es tan emocionante esta semana y las siguientes que vienen que te recomendamos que disfrutes al máximo de esta etapa pero eso sí, sigue con las recomendaciones de alimentación y ejercicio que te ha pautado la matrona. 

Источник: https://www.elespanol.com/como/semanas-embarazo-cambios-sintomas/462954246_0.html

Semana 23 de embarazo

La 23ª semana de embarazo

Estás en… Segundo trimestre
Te quedan: 17 semanas

¡Ahora sí que se han cumplido cinco meses de embarazo! ¿Ya estáis escogiendo posibles nombres para el bebé o hace tiempo que habéis superado esa fase? Sea como sea, empieza un mes cargadito de pequeños grandes cambios. ¿Quieres saber qué os espera? Vamos allá.

Esta semana tú..

En esta semana 23 de tu embarazo, tu útero ya mide unos 22 centímetros y ha alcanzado la altura del ombligo. Así que sí, las constantes visitas al baño para hacer pis y las pérdidas inesperadas son completamente normales.

Puede que tu ginecólogo te haya explicado que tienes que vigilar ante posibles fugas de líquido amniótico: la mayoría de las pérdidas serán de orina, pero si, por un casual, las membranas se rompen, el líquido amniótico puede empezar a salir como un goteo inodoro o un chorro repentino incluso.

En cualquier caso, mantén la calma y contacta con tu ginecólogo para una visita de control en la que valorará el estado de tu bebé y del líquido amniótico.

Por lo demás, deberías estar con 4 o 5 kilos de más desde que empezó el embarazo y puedes estar notando cierta rigidez o tensión en los costados y en el área púbica.

Tus órganos abdominales se comprimen, poco a poco, debido al tamaño del útero y no es extraño que, en algún momento, tengas molestias gastrointestinales.

Parte del peso puede tener relación con la retención de líquidos de la que te hablamos en la semana 21, por lo que mantenerte activa, hidratada y con un equilibrio sodio-potasio adecuado en el organismo, te ayudará a aliviar molestias.

  • Puede que te notes mareada o “atontada” debido a los cambios hormonales: la principal culpable es la progesterona.
  • ¿Has notado que las palmas de tus manos y las plantas de tus pies están más rojas? El aumento del volumen sanguíneo y de la hormona del estrógeno están relacionados con esto, así como con posibles sarpullidos y marquitas en la piel: ¡evita el calor todo lo posible!
  • Tu ritmo cardíaco ha aumentado, ¿verdad? A medida que crece tu barriga, te va a costar más respirar y vas a sentir que te falta el aire: descansa, respira y evita grandes esfuerzos.
  • El instinto maternal ya está haciendo de las suyas y el vínculo con tu futuro bebé hace que tengas muy en mente temas de salud, alimentación o rutinas, ¿verdad? O puede que no: hay mamás que necesitan tener a su hijo en brazos para empezar a sentir este tipo de cosas, lo que sí puedes estar segura es que las hormonas te seguirán ofreciendo “divertidos” altibajos emocionales.
  • En la semana 15, hablamos sobre cómo la línea alba se hace visible: igual que las areolas de los senos y las pecas se han ido oscureciendo, esta línea negra habrá aparecido con total seguridad a estas alturas del embarazo. Como sabrás, todos estos cambios en la piel desaparecerán pocos meses después del parto.

Esta semana tu bebé..

Tu bebé rondará los 28 cm y ya ha superado el medio kilo de peso. ¡Guau! En las ecografías podrás comprobar cómo su piel está muy arrugadita y el lanugo se ha ido oscureciendo.

Bueno, es cierto: el feto no está en el mejor momento para ganar un concurso de belleza prenatal, pero esa piel que cuelga se irá rellenando y alisando durante estas semanas, tranquila.

¿Sabes en qué está ocupado tu hijo o tu hija? Pues en seguir desarrollando su cerebro y en terminar de preparar los sistemas circulatorio, respiratorio y digestivo para que puedan funcionar fuera de tu útero.

El oído y el equilibrio están alcanzando su punto culminante del desarrollo y, sí, así es: tu bebé está mucho más activo debido a ello, por lo que prepárate para aguantar todas esas patadas y movimientos de karateka experto que no van a dejar que te olvides de que está ahí. 

Su carita ya casi es aquella con la que nacerá y ha empezado a salirle pelo en la cabeza.

Las cejas y el cabello adquieren ahora la pigmentación que recoge su ADN, mientras tanto, el bebé se mueve, bosteza, duerme y empieza a responder a los sonidos, puesto que su cerebro ya ha madurado lo suficiente.

En las próximas semanas, ocurrirá algo asombroso: su sistema nervioso se habrá desarrollado lo suficiente para que pueda recordar y aprender de su propia experiencia en el útero materno.

Si todavía no has empezado a practicar ejercicios de Kegel, las pérdidas de orina serán un buen recordatorio de que debes fortalecer los músculos del suelo pélvico.

De todos modos, aunque no estés teniendo pérdidas, este tipo de ejercicio te ayudará a facilitar el parto y a evitar la aparición de hemorroides y otras molestias del segundo trimestre de tu embarazo. No es mal trato, ¿verdad?

Para localizar los músculos de Kegel, aprieta los músculos que detienen la orina y, una vez ubicados, aprieta durante 5 o 10 segundos y relaja; puedes repetir este ejercicio y otros ejercicios de Kegel en series de 10 o 20 veces, por lo menos, durante 3 veces al día.

En paralelo, deberías plantearte seguir practicando deporte compatible con la forma en la que avanza tu embarazo con el objetivo de mantener tu cuerpo tonificado y flexible.

No debería ser complicado equilibrar tus momentos de descanso y relax con otros de actividad, visitas a familiares o tratar de poner los asuntos en orden antes del tercer trimestre.

Si es posible, opta por zapatos planos y evita el tacón: no solo te lo agradecerán tus pies hinchados, sino que puede que la hormona relaxina haya “aflojado” un poco tus articulaciones y modificado tu centro de gravedad, lo que puede hacer que tu equilibrio falle de vez en cuando, ¡y no queremos caídas tontas!

Esta semana es importante

Si bien esta semana no suelen hacerse pruebas de rutina, si tienes un embarazo múltiple u otros riesgos de parto prematuro, es probable que el especialista te realice una medición del cuello uterino mediante una sonda vaginal.

Debido a que los indicadores de parto prematuro son muy similares a los del embarazo: pérdidas, calambres, presión en el área pélvica, es difícil saber si existe riesgo de parto prematuro, por lo que una visita al ginecólogo será suficiente para valorar rastros de fibronectina fetal (fFN), una proteína producida por la membrana fetal que no debería estar presente a partir de la semana 22 del embarazo (hasta entonces, su presencia es normal) y hasta la semana 38.  Se trata de una prueba sencilla y no excesivamente invasiva con un espéculo vaginal y cuyos resultados se dan en 24 horas. Si no hay presencia de fFN en la prueba, el riesgo de embarazo prematuro es muy bajo.

En la consulta

Si existiese riesgo de parto prematuro, es posible que el ginecólogo te recomiende inyecciones de corticosteroides para acelerar el desarrollo de los pulmones.

Mediante estas inyecciones a partir de la semana que viene (semana 24), el especialista se asegurará de reducir los riesgos en caso de parto prematuro y es una buena opción en el reducido número de embarazos de riesgos. 

Tu próxima visita

Es probable que esperes una nueva visita prenatal para la semana 24. Por ahora, si no estás embarazada de gemelos o en un embarazo de riesgo, asegúrate de mantener tu peso con relación a las tablas de aumento durante el embarazo.

En la próxima visita, te realizarán una prueba de diabetes gestacional para descartar, así como el test de O’Sullivan o prueba de tolerancia oral a la glucosa: si dudas, contacta con tu ginecólogo por si fuera necesario asistir en ayunas.

A estas alturas del embarazo, el resto de pruebas médicas del segundo trimestre ya las conocerás.

Es un buen momento para empezar a hablar sobre la baja maternal y en el caso del padre paternal y a informaros, ¿no crees? Todavía no habéis entrado en la recta final, donde todo se acelera mucho más de lo que parece, y estáis con ánimo suficiente. No lo dejéis para más adelante, pues.

Si ya lo habéis hablado con anterioridad, ahora es momento de empezar a tratar este tema con la empresa también o de organizarte en el caso de que seas trabajador y/o trabajadora autónoma.

Lo mejor es que os informéis bien de todos los cambios en medios y organismos públicos.

De cualquier modo, con el tiempo suficiente será mucho más sencillo programar adecuadamente trabajo, familia y cuidados del nuevo miembro que llegará a casa en pocos meses.

Puntos clave

  • Tu útero mide 22 cm: las constantes visitas al baño son normales, créenos.
  • El oído y el equilibrio están alcanzando un punto culminante en el bebé: ¡se va a mover mucho más a partir de ahora!
  • Practica ejercicios de Kegel de forma rutinaria para facilitar el parto y huir de las hemorroides.
  • En embarazos de riesgo, el especialista hará una medición del cuello uterino mediante una sonda vaginal.
  • Asegúrate de mantener tu peso con relación a las tablas de aumento durante el embarazo.
  • Aprovecha este tiempo para informarte sobre las bajas de maternidad y paternidad de tu país.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/semana-23-embarazo

Semanas Embarazo. La 23ª semana de embarazo, 23 semanas de embarazo

La 23ª semana de embarazo

Oye ruidos fuertes de fuera del útero, como los ladridos de un perro o el sonido de una aspiradora. También escucha tu voz, así que no dudes en cantarle y hablarle a menudo.

El bebé genera unos 12 ml de orina a la hora que produce, sobre todo, a partir del líquido amniótico que traga. 
 

Cambios en la madre en la semana 23 del embarazo

Esta semana notarás que al poner tu mano sobre el vientre cómo se mueve y patea tu bebé. Tu pareja gozará al sentirlo y le hará implicarse más en el proceso.

   A medida que transcurren los días es posible que tengas problemas para dormir. Hacerlo de lado y usar algunas almohadas debajo de las rodillas para el apoyo te puede ayudar.

Un masaje con aceites aromáticos o un baño con sales antes de acostarse relaja. ¡Hazlo, no te arrepentirás!

Si has tenido dolores de cabeza desde el primer trimestre, ahora se harán más fuertes. Presta atención a la medicación que te recomienda tu médico, ya que no todos los analgésicos están recomendados para las embarazadas.

La hinchazón de tus tobillos y tus pies aumentará por el cambio de volumen de sangre y la presión del útero sobre la vena cava. El edema (acumulación de líquido) es a menudo peor al final del día y en el verano. Tu cuerpo eliminará el fluido suplementario después de que tengas a tu bebé (es por eso que los días después del parto se orina y se suda mucho).

Mientras tanto, evita estar sentada periodos largos, haz ejercicio con regularidad y no lleves ropa apretada. Bebe mucha agua porque la hidratación evita la hinchazón. Si notas que la hinchazón es severa o que aparece de repente, consulta a tu médico porque puede ser un síntoma de preeclampsia (presión sanguínea demasiado alta).

 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si habías esperado a la ecografía de la semana 20 para estar más tranquila y empezar preparar las cosas, una vez confirmado también el sexo del bebé, ya puedes empezar a comprar sus cositas, pensar el nombre, etc.

Continúa haciendo ejercicio físico con regularidad, ya que alivia y evita molestias como el estreñimiento, el dolor de espalda, la hinchazón y retención de líquidos… y te ayuda a estar más preparada para el parto.

Evita los zapatos con mucho tacón desde este momento, ya que tu centro de gravedad se desplaza cada vez más y es frecuente que te tropieces, lo cual puede acabar en un esguince. Procura usar zapatos cómodos de no más de 4 cm de tacón.

Es normal que sientas más hambre, ya que las necesidades del bebé aumentan al engordar mucho más a partir de ahora. No obstante, debes aumentar la ingesta de alimentos con productos sanos y controlar el peso, ya que un peso excesivo tuyo es perjudicial para ti y para el bebé.  

Debes estar atenta a posibles síntomas de un parto prematuro, como sangrado vaginal, contracciones regulares y dolorosas, pérdida de líquido amniótico, etc. O de preeclampsia, una enfermedad muy grave que causa tensión alta, proteinuria, mareos, visión borrosa, edema brusco de manso y cara, etc.

¿puede una embarazada dormir boca abajo o boca arriba?

Durante los primeros meses de embarazo, hasta que tengas tripita, puedes dormir como más cómoda estés, pero a medida que avance la gestación dormir boca abajo te resultará imposible y dormir boca arriba… (23 semanas de embarazo)

El embarazo se divide en tres trimestres de, más o menos, 13 semanas cada uno. Por lo tanto, el segundo trimestre va de la semana 13 hasta la 26, aproximadamente. (23 semanas de embarazo video)

¿estáis esperando un hijo y buscáis el nombre perfecto para vuestro bebé? A la hora de elegir nombre hay que tener en cuenta cómo suena en vuestro idioma, cómo queda con los apellidos, si es fácil o complicado… (semana 23 de embarazo)

En nuestro idioma existen nombres tan extraños y desconocidos como adalserta, diodoro o enevadita, antiguos nombres ya en desuso de origen latino, hebreo, griego o germánico. (semana 23 de embarazo video)

¿cómo es tu bebé de grande en cada semana de embarazo?

Cuando se produce la concepción, el blastocisto que llega al útero es microscópico y no puede verse, pero cada día que pasa el embrión crece y crece hasta llegar a pesar unos 3,5 kilos y medir como 50… (semana 23 de embarazo en el vientre materno)

Superman, batman, spiderman… ¿sabes qué significan los nombres de los principales superhéroes de marvel y dc comics? ¿Quieres conocer sus historias? (23 semanas de embarazo en el vientre materno)

Un buen cuidado prenatal ayuda a evitar que ocurra un parto prematuro, por lo que dentro de esta cautela se aconseja descansar para prevenirlo, es por ello que te recomendamos informarte sobre cuándo es… (videos 23 semanas de embarazo)

A la hora de elegir un nombre para tu bebé, tienes que tener en cuenta cómo suena, cómo se escribe, qué tal queda con los apellidos o su significado. Una buena idea para tener un bebé tranquilo y pacífico… (semana 23 national geographic)

Estos son algunos de los nombres más importantes de la historia, personas que serán siempre recordadas por sus hazañas militares, sus conquistas, la importancia de sus reinados, sus decisiones políticas,… (semana 23 embarazo videos)

El futuro es aquello que existirá o sucederá en un tiempo posterior al presente. Para un bebé recién nacido, el futuro lo es todo. Toda su vida está delante de él y le espera para poder desarrollarse y… (semana 23 embarazo)

La mitología griega y romana tiene nombres tan usuales en nuestro vocabulario como los de los planetas del sistema solar (mercurio, venus, marte, etc.), Aunque es poco corriente encontrarlos entre los…

Ya conoces el sexo del bebé que esperas y ahora te planteas qué nombre ponerle. ¿Has pensado en elegir uno típico de tiempos pasados o arcaicas generaciones? Escoger un nombre antiguo para el bebé puede…

La mayoría de partos empiezan por la noche, por eso hay muchos nombres, de diversos orígenes, que significan “nacido de noche”. También hay muchos nombres que significan simplemente “noche”. ¿Quieres conocerlos?…

El imperio egipcio desarrolló una cultura y una civilización sorprendentes desde el año 3050 hasta el 31 a. C. Para ellos, la religión era muy importante. Esta se centraba en la interacción de los egipcios…

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos….

Estos bonitos nombres que te proponemos en este artículo tienen todos un significado común: belleza. La belleza está asociada a la hermosura. Se trata de una percepción bastante subjetiva, pues lo que…

Desde hace unos años existe la tendencia de buscar nombres cortos para los niños. Os mostramos algunos de los más cortos y sus significados.

La luna es el satélite de la tierra, un elemento mágico y místico que representa para muchas culturas el poder femenino, la diosa madre, por lo que muchos de los nombres relacionados con la luna son femeninos….

Actores, cantantes, futbolistas… los personajes más conocidos influyen en la moda, los peinados… y también en los nombres. ¿Quieres conocer los nombres más extravagantes de algunos de estos famosos?

Dios está presente en todas las culturas y pueblos desde los albores de la humanidad. Ya sea en una religión politeísta o monoteísta, para la mayoría de los hombres dios ha sido muy importante en sus vidas,…

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/23-semanas-de-embarazo

Semana de embarazo (SE) 23

La 23ª semana de embarazo

Las estadísticas médicas muestran que el 53 por ciento de los «bebés prematuros» que ven la luz del día en la semana 23 de embarazo son capaces de conseguirlo.

La formación de los órganos y de las funciones corporales del niño se completa esta semana en sus características básicas, aunque naturalmente estos se irán perfeccionando hasta el nacimiento y durante el periodo posterior. La madre ahora a menudo se marea porque a su circulación le cuesta más transportar sangre de las partes inferiores del cuerpo al corazón. En casos severos, la causa a menudo es la falta de hierro.

El bebé en la SE 23

En la semana 23 del embarazo, el bebé mide entre 29 y 30 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 580 gramos. En comparación con la semana pasada, su peso ha vuelto a aumentar significativamente. Sigue con su programa de ejercicios y su entrenamiento de reflejos de forma continua, volviéndose aún más activo que en las últimas semanas.

Los movimientos están cada vez más coordinados. El bebé ya es capaz ahora de darse la vuelta en el vientre, lo que no solo nota la madre, sino que también es visible desde el exterior.

Normalmente puede verse como una protuberancia, en la mayoría de los casos el trasero del bebé, se mueve en forma de ola desde un lado del vientre al otro.

Los «puñetazos» y patadas del bebé también han ganado fuerza y son claramente visibles a través de la pared abdominal.

Esta semana, la capacidad de percepción del bebé se está haciendo más pronunciada. Sus ondas cerebrales en la semana 23 ya son similares a las de un recién nacido. Se guardan los primeros recuerdos: de las voces de los padres, de música o historias.

El desarrollo físico también continúa progresando rápidamente. Esta semana se abren las fosas nasales, que estaban cerradas hasta ahora. También se desarrollan tanto los pulmones como la circulación pulmonar.

Al mismo tiempo, el bebé «inspira y exhala» el líquido amniótico cada vez con mayor intensidad. Debido a que su diafragma no se desarrollará completamente hasta después del nacimiento, a menudo tiene hipo.

En la ecografía, el bebé ya parece casi un recién nacido.

Incluso pueden verse ya las primeras almohadillas de grasa. Sin embargo, su completo desarrollo y, por lo tanto, también la capacidad de regular la propia temperatura del cuerpo llevará algo más de tiempo. Si el niño nace ahora, necesitará de asistencia durante mucho más tiempo.

La madre: problemas circulatorios y posible falta de hierro

Notarás en todo momento los movimientos y reacciones del bebé. El sexto mes de embarazo es un momento tranquilo y agradable para la mayoría de las mujeres.

Aunque ahora son más notorios los síntomas del embarazo como ardores, ganas frecuentes de orinar y dolor de espalda y ligamentos, el vientre todavía no es tan grande como para suponer una carga pesada para la madre en su vida diaria.

El borde superior del útero se puede palpar unos tres centímetros por encima del ombligo. A propósito, el ombligo de muchas mujeres «sale» hacia fuera, pero después de dar a luz vuelve rápidamente a su estado original. La madre está en contacto físico y mental intensivo con su hijo durante la semana 23 del embarazo, y puede sentir claramente sus actividades las 24 horas del día.

En la semana 23 del embarazo, muchas mujeres sufren una caída repentina de la presión arterial y mareos, lo que se puede observar cuando se incorporan estando acostadas o sentadas.

Como resultado del incremento en el volumen sanguíneo, de que los vasos sanguíneos se han agrandados y distendido, así como de la creciente carga causada por el peso del útero y del bebé, es cada vez más difícil para el sistema circulatorio bombear la sangre desde las extremidades de nuevo al corazón.

Los mareos generalmente duran solo unos pocos segundos, tan pronto como el cuerpo está en movimiento desaparecen también las molestias circulatorias.

No son peligrosos para el bebé, ya que su circulación sanguínea funciona independientemente del sistema circulatorio de la madre. Los mareos frecuentes y severos, que pueden llevar incluso a la pérdida del conocimiento, deben ser tratados por un médico.

La causa reside a menudo en la falta de hierro, que se puede compensar rápidamente tomando suplementos de hierro, aunque solo bajo prescripción médica.

Una forma de lidiar con los mareos a diario es colocar las piernas en alto tanto en posición acostada como sentada para aliviar la circulación al levantarse. Durante las próximas revisiones, el médico realizará un examen más exhaustivo en busca de signos de diabetes del embarazo y síntomas de preeclampsia para intervenir en una fase temprana.

Además, la preparación para el parto es cada vez más importante. La decisión sobre el lugar del nacimiento (parto en casa, centro de partos u hospital) debe tomarse a partir de la semana 23 del embarazo.

El médico y la comadrona facilitarán todos los detalles sobre este tema a la embarazada; para las mujeres más jóvenes y en caso de un embarazo sin problemas, las tres opciones son posibles.

La elección del lugar de nacimiento ya debería hacerse esta semana.

Muchas mujeres van a las revisiones acompañadas de sus parejas, que por supuesto también pueden plantear sus propias preguntas.

Incluso al futuro padre le aguarda una experiencia inolvidable y fascinante con el nacimiento, así que debe convertirse en un verdadero apoyo para su pareja.

Las mujeres cuya pareja no pueda estar presente el día del parto o que actualmente no tengan pareja, deben considerar en la semana 23 quiénes pueden acompañarles en su lugar durante el gran momento, por ejemplo, su propia madre o su mejor amiga.

En cualquier caso, es importante contar con un acompañante: en el paritorio ayudan a la madre prestándole un gran apoyo moral y naturalmente también actuando de forma práctica.

Sangre del cordón umbilical: ¿sí o no?

En la SE 23 también es hora de decidir si se desea tomar sangre del cordón umbilical del bebé durante el parto y congelarla para una terapia posterior con células madre. El procedimiento tarda varias semanas en organizarse.

Es posible conservar la sangre del cordón umbilical en un banco de sangre privado o cederla a un centro de donación de sangre del cordón umbilical, no en beneficio del niño, sino para ayudar a otras personas enfermas desconocidas.

Una combinación de estas dos variantes es normalmente imposible, pero una conservación privada puede convertirse en una donación más tarde.

Según los conocimientos actuales, las células madre de la sangre del cordón umbilical pueden tener un efecto curativo en más de 70 enfermedades diferentes.

Sin embargo, el tema ha generado cierta controversia entre médicos y entre el público en general.

En la práctica: Las muestras de sangre del cordón umbilical pueden ayudar eficazmente al bebé en su vida posterior en caso de que sufra alguna enfermedad grave.

Sin embargo, la probabilidad de que esto sea necesario es relativamente baja.

En cualquier caso, la conservación privada cuesta varios miles de euros, sobre todo porque la conservación de las células madre solo tiene sentido si los preparados se conservan durante mucho tiempo.

Surgen incertidumbres, especialmente en el caso de los pagos a plazos debidos a las cargas financieras, pero también sobre la fiabilidad del banco de sangre: ¿qué ocurre con la sangre del cordón umbilical, por ejemplo, en caso de insolvencia?

Además, la sangre del cordón umbilical no siempre es apta para conservarse. Los bancos de sangre reportan tasas de fallo de entre un tres y un 20 por ciento, sin embargo, los padres siguen teniendo que hacer frente a una parte de los gastos.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semana-de-embarazo-se-23.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: