La 31ª semana de embarazo

Embarazo semana 31: Bebé bien colocado cabeza abajo

La 31ª semana de embarazo

  • Tu bebé pesa unos 1.600 gramos y mide 40 centímetros en la semana 31 de embarazo.
  • A esta edad gestacional, la mayoría de los niños se sitúan con la cabeza hacia abajo (en la llamada posición cefálica), por lo que las patadas se notan en la parte alta del abdomen.
  • Esta posición cabeza abajo todavía puede variar, aunque generalmente ya no se modifique porque los movimientos van siendo más limitados: el útero es cada vez más pequeño para el bebé.
  • Si el feto se ha colocado de nalgas, notarás menos las patadas. Sin embargo, se hará más evidente la presión de la cabeza debajo de las costillas. El diámetro de la cabeza sigue siendo mayor que el del abdomen.

Las hemorroides, esas venas dilatadas que se encuentran debajo de la mucosa de la región perianal, se hacen cada vez más molestas.

Estas se deben tanto a la presión del útero sobre el recto –que impide el retorno venoso de las venas hemorroidales- como al estreñimiento propio del embarazo. Las hemorroides, además de sangrado en la defecación, producen picorescozor e incluso dolor.

Lo mejor para su prevención es evitar el estreñimiento siguiendo estos consejos:

  • Consume una dieta rica en fibra.
  • Practica ejercicio moderado.
  • No estés mucho rato sentada.
  • Evita las comidas picantes y el alcohol.
  • Existen tratamientos orales flebotónicos ya comentados para las varices, así como pomadas antihemorroidales que te prescribirá tu ginecólogo tras contarle tu problema.
  • Existen también en la farmacia unas toallitas antihemorroidales impregnadas con una planta llamada Hammamelis que tiene efectos calmantes y con las que puedes limpiarte después de cada deposición.

Puedes empezar a notar la vulva hinchada, sobre todo al final del día. Esto es debido a la presión que ejerce el feto en la región púbica donde también se ve alterado el retorno venoso. Algunas gestantes presentan varices vulvares, lo que incrementa el dolor en esa zona. Para su tratamiento te sugiero:

  • Realizar ejercicios de Kegel que activarán la circulación a ese nivel.
  • Tomar baños de asiento con agua fría y sal gorda.
  • Aplica en la zona hielo envuelto en un plástico o una tela durante no más de 10 minutos.

Semana 31 de embarazo: pruebas diagnósticas

  • Entre las semanas 31 y 34 de embarazo es el momento de realizar la ecografía del tercer trimestre. Lo primero que se valora es la presencia de latido cardiaco y posteriormente la colocación de tu hijo: es la llamada presentación de cabeza o de nalgas. Pero lo más importante de esta ecografía es el estudio del crecimiento fetal mediante las medidas de la cabeza, el abdomen y el fémur
  • Mediante la ecografía, se visualiza la localización de la placenta así como su grado de envejecimiento: existen cuatro grados de envejecimiento placentario a lo largo del embarazo. En esta semana del embarazo, lo normal es que la placenta tenga un grado 2-3 o 3. También se cuantifica la cantidad de líquido amniótico: lo que hacemos es medir los cuatro cuadrantes del útero y sumando entre todos más de 5 centímetros.

Fetos pequeños o con retraso de crecimiento

Si se encuentra un retraso en el crecimiento y/o una disminución del líquido amniótico sería conveniente realizar un Doppler fetal para valorar el bienestar del bebé.

El Doppler fetal nos permite saber cómo está el feto en cuanto a hemodinámica: es decir, si el aporte de sangre está siendo suficiente.

Esto se hace midiendo el índice de pulsatilidad y de resistencia en dos vasos importantes de tu hijo: la arteria umbilical y la arteria cerebral media.

Si estos vasos están alterados, se pueden medir otros vasos fetales como el ductus venoso, istmo aórtico, ductus arterioso u otros vasos maternos como las arterias uterinas. Estos vasos nos precisarán más el pronóstico fetal y la terminación del embarazo dependiendo de la alteración del Doppler y las semanas de gestación.

Artículos Relacionados La semana 32 de embarazo marca un hito: a partir de esta edad gestacional, podemos considerar a tu bebé “protegido neurológicamente”. Si te pusieses de parto antes de la semana 32, habría que administrarte sulfato de magnesio intravenoso con el fin de «neuroproteger» a tu bebé y evitar… Has llegado a la semana 17 de embarazo y tu bebé sigue su desarrollo: su cuerpo está recubierto de grasa, se mueve con fuerza dentro del útero. La embarazada puede notar dolor en el abdomen a medida que el útero crece. La dieta materna es muy importante para el correcto desarrollo fetal…. En la semana 16 en embarazo se producen muchos cambios en el bebé, que va adquiriendo un aspecto más humano: cejas, uñas, dedos de manos y pies, desarrollo de las extremidades… La embarazada de 16 semanas puede notar los primeros signos del bebé dentro del útero en forma de aleteo… La semana 15 de embarazo es un hito en el desarrollo del bebé: dobla su peso en una semana, empieza el proceso de osificación de los huesos, y lo más emocionante de todo, algunas mamás ya pueden sentir a su hijo dentro del útero materno. El pequeño se recubre un pelo muy fino denominado…

Источник: https://www.natalben.com/embarazo-semana-31

La 31ª semana de embarazo

La 31ª semana de embarazo

El bebé cada vez te molesta más, presiona tus costillas, el diafragma, el estómago y los intestinos. Además, el peso del vientre te causará dolor de espalda. En estas semanas es muy común notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto.

Cambios en la madre en la semana 31 del embarazo

Por las dimensiones del bebé es posible que te patee las costillas. Podrás sentir también  su presión en el diafragma, el estómago y los intestinos. Para aliviar esto temporalmente estira tus brazos hacia arriba. Quizá tus estados de ánimo y niveles de energía cambien varias veces durante el día. Descansar, meditar o hacer ejercicios es una buena alternativa para desahogarte.

El abdomen pesa mucho, por lo tanto, trata de mantener una buena postura para evitar tener dolor de espalda. Una crema especial te ayudará a evitar la aparición de estrías en la piel.

También puedes notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto. Son más aisladas, el dolor es menor y no son rítmicas y regulares. Si las contracciones se vuelven más frecuentes y dolorosas, sobre todo a partir de la semana 37, ve al médico, puede que tu bebé sea prematuro. 

Puede que los pies y los tobillos se te hinchen mucho, sobre todo al final del día y si estás en verano.

Esto se debe a la retención de líquidos, más común en las últimas semanas por la presión que ejerce el feto sobre las venas que circulan por las piernas.

Pon los pies en alto siempre que puedas, mételos en agua fría con sal, bebe al menso 2,5 litros de agua al día y haz ejercicio de manera regular. 
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si planeas dar de mamar a tu hijo, consulta al médico o matrona sobre los cuidados de los pezones para evitar problemas futuros. También es conveniente que compres ya sujetadores de lactancia para estar más cómoda cuando llegue el momento.

Durante el embarazo la ingesta de calcio es muy importante porque tu bebé en desarrollo extraerá minerales según los vaya necesitando para formar y endurecer sus huesos. Si no obtienes suficiente calcio a través de la dieta o de algún suplemento debilitarás tus propios huesos y dientes. Consulta a tu doctor acerca de qué cantidad debes ingerir.

Cuida tu alimentación, procura descansar y dormir bien y haz ejercicio físico con regularidad para mantenerte en forma y evitar problemas como el estreñimiento o los dolores de espalda, que pueden ser más frecuentes en estas últimas emanas.

Si aún no te has hecho los análisis del tercer trimestre, háztelos en esta semana para tenerlos cuando vayas la semana que viene a la ecografía de la semana 32.

Estate pendiente de las señales de alarma de este tercer trimestre: sangrado vaginal abundante, pérdida de líquido amniótico o contracciones regulares y cada vez más intensas y frecuentes.  

Prepárate bien para el parto, la mejor manera de evitar el miedo es el conocimiento. Pregunta a tu matrona o profesional de medicina, lee libros y prepárate las respiraciones y los pujos.

Contracciones de Braxton Hicks

Definición:

Movimientos involuntarios e intermitentes de relajación y tensión de la fibra muscular uterina que no son las del parto.

Síntomas:

Tienen un ritmo irregular, duran menos y se producen cada más tiempo que las del parto.

Tratamiento:

Ninguno.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/la-31a-semana-de-embarazo-680

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: