¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

Contents
  1. Infertilidad en el hombre
  2. ¿Qué causa la infertilidad masculina?
  3. ¿Cómo se evalúa la infertilidad masculina?
  4. ¿Cómo se trata la infertilidad masculina?
  5. Preguntas que debe hacerle a su médico
  6. ¿Dormir mucho o poco? Así afecta el sueño a tu corazón
  7. Evidencia científica sobre el exceso de sueño
  8. ¿Qué pasa cuando no dormimos bien?
  9. Mejorar el sueño previene complicaciones cardiovasculares
  10. Conclusiones
  11. Estrés y fertilidad masculina: Efectos negativos
  12. ¿Qué son las Cookies?
  13. Tipología, finalidad y funcionamiento
  14. Cookies utilizadas en este sitio web
  15. Deshabilitar el uso de Cookies
  16. ¿Qué ocurre al deshabilitar las Cookies?
  17. Actualización de la Política de Cookies
  18. ¿Qué factores influyen en la fertilidad masculina?
  19. El seminograma. Prueba para medir la fertilidad masculina
  20. Otros estudios para medir la fertilidad masculina
  21. Combine así abstinencia y frecuencia sexual para mejorar la calidad de sus espermatozoides
  22. Los largos periodos de abstinencia pueden oxidar los espermatoziodes
  23. Periodo corto de abstinencia y luego coito diario durante la ovulación
  24. Los pesticidas de las frutas también afectan
  25. A partir de los 45 años el esperma se deteriora
  26. Mitos de la fertilidad masculina y femenina
  27. Sólo las mujeres son las responsables de la infertilidad. Mito
  28. Me quedé embarazada de mi primer hijo fácilmente, mi fertilidad sigue intacta, el siguiente embarazo debería ser fácil. Mito.
  29. Si nunca he utilizado un método anticonceptivo hormonal, debería quedarme embarazada sin problemas. Mito
  30. La masturbación afecta la fertilidad. Mito
  31. El aumento de la temperatura en los testículos afecta a la fertilidad. Verdad
  32. La infertilidad es hereditaria. Mito
  33. Una mujer que ha llevado un estilo de vida saludable podrá concebir fácilmente a los 40 años. Mito
  34. Tener sobrepeso o infrapeso dificulta la concepción. Verdad

Infertilidad en el hombre

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

La infertilidad es cuando una pareja sexualmente activa que no está usando anticonceptivos no puede concebir después de haber estado tratando durante más de un año. Los problemas masculinos afectan de 30 a 50 por ciento de las parejas infértiles.

¿Qué causa la infertilidad masculina?

Hay muchos problemas físicos y de salud que pueden producir infertilidad.

En 30 a 40 por ciento de los casos, el problema está en los testículos, que son las glándulas que producen espermatozoides y testosterona (la principal hormona sexual masculina).

Las infecciones como paperas, tratamientos para el cáncer como radiación o quimioterapia, lesiones o cirugías pueden producir daño en los testículos.

El calor también puede afectar la producción de espermatozoides.

Además, puede causar daños si uno o ambos testículos no descienden desde cerca del estómago (donde se encuentran antes del nacimiento) al escroto (la bolsa de piel donde normalmente están los testículos).

Muchos hombres tienen venas agrandadas alrededor de los testículos (trastorno denominado venasvárices o varicoceles). Estas venas elevan la temperatura en los testículos. Si son muy grandes, las várices pueden causar una baja producción de espermatozoides.

Ciertas enfermedades heredadas (genéticas) pueden causar una deficiencia parcial o total en la producción de espermatozoides o hacer que estos no puedan desplazarse o fertilizar los óvulos de la mujer.

En aproximadamente 10 a 20 por ciento de los casos, el problema radica en una obstrucción de los tubos llamados vas deferenspor donde viajan la esperma al pene.

Puede ser causada por cicatrices debidas a una infección, una vasectomía (cirugía para cortar los vas deferens para impedir el paso de la esperma) o fibrosis cística (una enfermedad genética).

El retroceso de la esperma hacia la vejiga, en vez de avanzar hacia el pene, también puede causar la infertilidad.

En casos pocos comunes, la infertilidad es resultado de una deficiencia hormonal. La hormona luteinizante (HL) y la hormona estimulante del folículo (HEF) hacen que los testículos produzcan testosterona y esperma.

La glándula pituitaria, ubicada en el cerebro, produce estas hormonas.

Cualquier trastorno que reduzca los niveles de las hormonas HL y HEF, por ejemplo, un tumor pituitario, puede resultar en una producción deficiente o falta de testosterona y espermatozoides, y un bajo nivel de testosterona en la sangre.

En 30 a 40 por ciento de los casos de infertilidad en hombres, no es posible determinar la causa. Pero estos hombres generalmente presentan anormalidades en los espermatozoides (por ejemplo, espermatozoides deformes, en baja cantidad o de movimiento lento).

Otros problemas pueden disminuir la fertilidad y producción de espermatozoides. Entre estos están las enfermedades crónicas (de larga duración), un mal estado de salud en general, la obesidad, ciertos medicamentos recetados y el consumo de drogas.

¿Cómo se evalúa la infertilidad masculina?

Si después de intentar concebir un año, usted y su pareja no logran hacerlo, ambos deben consultar con especialistas en fertilidad. Un urólogo o endocrinólogo especializado en reproducción puede ayudarlos a diagnosticar y tratar la infertilidad.

Lo más probable es que los médicos comiencen por averiguar su historia médica. Las preguntas pueden abarcar su crecimiento y desarrollo desde la infancia, si ha tenido infecciones, cirugías, enfermedades transmitidas sexualmente o daño a los testículos, como también si ha estado expuesto a medicamentos o sustancias químicas dañinas.

Su médico también le hará un examen físico para determinar si hay indicios de un bajo nivel de testosterona u otros trastornos que afecten la fertilidad (como testículos pequeños o ausentes). También le hará un análisis del semen (generalmente más de uno) para ver la cantidad, movimiento y forma de los espermatozoides. Los análisis de sangre detectan deficiencias hormonales.

Además, su médico también quizá le haga un ultrasonido transrectal. Esa ecografía detecta venas agrandadas alrededor de los testículos, tumores o una obstrucción en los vas deferens.

A su vez, su pareja debe hacerse una evaluación de historia médica y chequeo médico total. Esto les dará un cuadro completo de la capacidad de ambos para concebir.

¿Cómo se trata la infertilidad masculina?

El tratamiento para la infertilidad masculina depende de la causa.

Cirugía. La cirugía puede reparar el sistema que permite el movimiento de la esperma. Es posible revertir la vasectomía por cirugía en 85 por ciento de los casos, pero muchos hombres siguen siendo infértiles aun después de eliminar la obstrucción.

El tratamiento de otros tipos de obstrucción (como los que se deben a infecciones anteriores) puede ser más difícil. La cirugía también puede reparar los varicoceles, pero quizá no restaure la fertilidad.

La cirugía de los varicoceles tiene mayores probabilidades de restaurar la fertilidad si las venas son grandes o si la reparación se hace antes de que haya algún daño a largo plazo.

Terapia hormonal. Si la causa es hormonal, el tratamiento con inyecciones de hormonas (luteinizante y estimuladora de folículos) generalmente tiene éxito. Sin embargo, es posible que se requiera un año o más de terapia hormonal para obtener suficiente producción de esperma y recuperar la fertilidad.

Técnicas de reproducción asistida. Otras opciones para que una pareja logre concebir son las técnicas de reproducción asistida.

Estos tratamientos incluyen técnicas como recolectar esperma y colocarla en el útero, combinar esperma con un óvulo fuera del cuerpo (fertilización in vitro) o inyectar un solo espermatozoide en un óvulo (inyección intracitoplásmica de espermatozoides).

Para aumentar las posibilidades de un tratamiento exitoso, es bueno llevar un estilo de vida sano. Haga ejercicio con frecuencia, tenga una dieta saludable y no fume ni consuma drogas. Además, continúe el tratamiento de enfermedades crónicas.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa o causas de la infertilidad en mi caso?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos, beneficios y la tasa de éxito de cada uno de estos tratamientos?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo especialista en reproducción?

Источник: https://www.hormone.org/pacientes-y-cuidadores/infertilidad-en-el-hombre

¿Dormir mucho o poco? Así afecta el sueño a tu corazón

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

La cantidad y calidad de las horas que dedicamos al descanso nocturno se han relacionado con problemas de salud cardiovascular. Se estima que en torno al 60% de las personas, duermen entre 7 y 8,5 horas diarias, que sería lo entendido como recomendable.

El Nhanes (siglas en inglés de Encuesta Nacional sobre Salud y Nutrición), que es un observatorio estadístico del estado nutricional y de salud de la población de Estados Unidos, ha publicado el pasado 11 de junio los datos de un registro en el que se han relacionado el número de horas de sueño con un estado óptimo de salud cardiovascular en mayor o menor grado

Estudios anteriores han demostrado que la falta de sueño ejerce efectos nocivos a nivel de nuestro metabolismo, sistema inmunitario y hormonal.

Las duraciones cortas y largas del sueño están relacionadas con una mayor probabilidad de diabetes, sobrepeso, hipercolesterolemia e hipertensión arterial.

Todo ello deriva en un aumento en la probabilidad de sufrir ictus, infartos y otra serie de complicaciones cardiovasculares.

Evidencia científica sobre el exceso de sueño

Se publicaron los datos de 7784 participantes, casi la décima parte de los cuales dormían menos de seis horas diarias y el 13,5% más de 9 horas. Se clasificaron según su calidad de salud cardiovascular, en pobre, intermedia y óptima utilizando un sistema de puntuación con 7 variables, entre ellas actividad física, tensión arterial, tabaquismo, etc. 

Ambos grupos tenían peor puntuación, independientemente de sus características clínicas, demográficas o sociales. Esto es llamativo porque, si bien la asociación entre un pobre estado de salud cardiovascular y escasas horas de sueño había sido ampliamente publicada, la evidencia científica en las personas con exceso de sueño estaba menos establecida.

Los autores no tienen una explicación clara para este hallazgo, ya que no encontraron asociación con posibles causas como la depresión, medicamentos para el insomnio ni enfermedades crónicas. Por ello,  concluyen que se necesitan más estudios para poder explicar los mecanismos  que relacionan el exceso de horas de sueño y una peor salud cardiovascular.

¿Qué pasa cuando no dormimos bien?

Tanto dormir poco como tener un sueño de poca calidad o con interrupciones provoca una serie de cambios en nuestro organismo.

A nivel nervioso, hay un aumento del tono simpático, que es la parte del sistema nervioso autónomo diseñada para el estrés, la huída o el ataque.

Aumentan tanto los niveles de presión sanguínea como nuestras pulsaciones y se movilizan nuestras reservas de energía. 

Estos cambios conducen a mayor frecuencia de hipertensión arterial, arritmias, elevación de colesterol y azúcar en sangre. A nivel endocrino, la mayor resistencia a la insulina hace que sea más probable el desarrollo de sobrepeso y diabetes

El mecanismo biológico de la duración prolongada del sueño y la enfermedad cardiovascular no se entiende tan bien como el mecanismo de la duración corta del sueño. Se cree que estas personas podrían tener ya algún grado de afectación cardiovascular aunque fuera asintomática o bien menor tasa de actividad física.

Mejorar el sueño previene complicaciones cardiovasculares

Si sabemos que el sueño es un determinante importante de nuestra salud cardiovascular se debería incidir en él, igual que hacemos con el tabaquismo o la dieta. Podemos favorecer un mejor descanso con una serie de recomendaciones

  • Intentar tener un horario lo más estable posible, evitando excedernos los fines de semana.
  • No abusar de la siesta por la tarde, no debería pasar de los 20 minutos.
  • Aprovechar lo máximo posible la luz solar, con actividades al aire libre y evitar durante la noche, especialmente al irnos a dormir, la exposición a luz artificial.
  • Aumentar el ejercicio físico que hacemos durante el día, sabiendo que puede tomarnos unos cuantos meses hasta que impacte positivamente en la calidad de nuestro sueño.
  • Evitar estimulantes, cenas copiosas o alcohol antes de irnos a la cama.
  • Destinar nuestro tiempo de descanso para relajarnos, evitando repasar problemas que hayamos tenido durante el trabajo, aprovechar para hablar por teléfono, discutir, etc.   
  • Si tenemos dificultad para conciliar el sueño pueden ser útiles técnicas de relajación.

Conclusiones

Todavía no está bien establecida la causa, pero dormir más de 9 horas diarias parece igual de perjudicial que dormir por debajo de 6 horas diarias. En general, un sueño de mala calidad puede ser el origen de problemas como sobrepeso, diabetes, hipertensión arterial, tabaquismo y a la larga aumentar la probabilidad de tener un evento cardiovascular. 

Corregir la calidad y cantidad de nuestro descanso debe ser un objetivo más en la prevención de eventos cardiovasculares, como lo son tener una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico y evitar los tóxicos como el tabaco o el alcohol.

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2020/06/25/dormir-o-afecta-sueno-corazon-173652.html

Estrés y fertilidad masculina: Efectos negativos

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

Este sitio web, al igual que la mayoría de los sitios en Internet, usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.

A continuación, encontrará información detallada sobre qué son las Cookies, qué tipo de Cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de Cookies de terceros.

¿Qué son las Cookies?

Las Cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (por ejemplo; smartphone, tablet o televisión conectada) del usuario durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

Como la mayoría de los sitios en internet, este sitio web utiliza Cookies para:

  • Asegurar que las páginas web pueden funcionar correctamente.
  • Almacenar las preferencias, como el idioma que ha seleccionado o el tamaño de letra.
  • Conocer la experiencia de navegación del usuario.
  • Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado el usuario o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

El uso de Cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses del usuario, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

Este sitio web utiliza Cookies para funcionar, adaptar y facilitar al máximo la navegación del usuario.

Tipología, finalidad y funcionamiento

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el usuario cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el usuario se mantenga identificado en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies pueden clasificarse de la siguiente forma:

  • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando el usuario accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:
  • Mantener al usuario identificado de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse.
  • Comprobar si el usuario está autorizado para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web.
  • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web, como, por ejemplo, almacenar las configuraciones de servicios, o almacenar la compra realizada en un carrito de la compra.
  • De publicidad: Son aquellas que recaban información sobre los anuncios mostrados a los usuarios del sitio web. Pueden ser de dos tipos:
  • Anónimas: Solo recopilan información sobre los espacios publicitarios mostrados en el sitio web, con independencia del usuario que accede al sitio web, es decir, sin identificarle expresamente.
  • Personalizadas: Recopilan información personal del usuario del sitio web por parte de un tercero, para la personalización de dichos espacios publicitarios.
  • De geo-localización: Estas Cookies se utilizan para averiguar en qué país o región se encuentra el usuario cuando accede a un servicio del sitio web con el fin de ofrecerle contenidos o servicios adecuados a su localización.
  • De analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación del usuario en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca al usuario con el fin de obtener informes sobre los intereses de los usuarios en los servicios que ofrece el sitio web.

Cookies utilizadas en este sitio web

A continuación, se muestra una tabla con las Cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de «nivel de intrusividad» apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

Nivel 1: se corresponde con Cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por el usuario.

Nivel 2: se corresponde con Cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

Nivel 3: se corresponde con Cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento del usuario a través de webs de las que FIV no es titular. Normalmente se corresponden con Cookies de publicidad o de analíticas donde se identifica al usuario de manera única y evidente.

Tabla de cookies utilizadas 
CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
AMP_TOKENDe 30 seg a 1 añoAnalíticasRecuperar ID de cliente del servicio de ID de cliente de AMPNivel 3
PHPSESSIDHasta fin de la sesiónTécnicaIdentifica una sesión de usuarioNivel 1
_p24 HorasSocialesUtilizado por para ofrecer productos publiciatariosNivel 2
_ga2 AñosAnalíticasRelacionada con Google Analytics para distinguir a los usuariosNivel 2
_gid24 HorasAnalíticasRelacionada con Google Analytics para distinguir a los usuariosNivel 2
_pCookiesP1 AñoTécnicaGuarda el estado de las cookies para no volver a mostrarloNivel 2

Deshabilitar el uso de Cookies

Si el usuario así lo desea, es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un servicio en particular.

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las “Opciones” o “Preferencias” del menú del navegador.
El usuario podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de Cookies en este sitio web mediante:

La configuración del navegador, por ejemplo:

¿Qué ocurre al deshabilitar las Cookies?

Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados o tener un comportamiento diferente al esperado como, por ejemplo, permanecer identificado, recibir información dirigida a su localización, entre otros.

Si deshabilita el uso de Cookies en este sitio web es probable que deje de poder acceder a ciertas zonas del mismo o que se degrade notablemente la experiencia de navegación en el mismo.

Actualización de la Política de Cookies

FECUNDACIÓN IN VITRO VALENCIA, S.L.P., S.L. puede modificar esta Política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los usuarios que la visiten periódicamente.

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de cookies, la entidad procederá a plasmarlos en la web.

Configurar personalización

Aceptar y seguir navegando

Источник: https://www.fivvalencia.com/blog/estres-fertilidad-hombres-efectos

¿Qué factores influyen en la fertilidad masculina?

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

Para descartar posibles problemas a la hora de quedarse embarazada, relacionados con la fertilidad masculina, lo primero será realizar una buena anamnesis y una exhaustiva historia clínica del varón que recoja todos los antecedentes, tanto familiares como personales. Sobre todo:

Lo primero será conocer la historia clínica del varón para descartar problemas que causen infertilidad.

  • Problemas en el parto, sufrimiento fetal.
  • Presencia de criptorquidia (trastorno de los testículos)
  • Enfermedades crónicas como fibrosis quística, diabetes, hipertensión arterial…
  • Enfermedades agudas como infecciones de transmisión sexual, traumatismos genitourinarios…
  • Hábitos de vida como la exposición continuada a fuentes de calor (saunas, hornos…), exposición a sustancias tóxicas en ambiente laboral (pinturas, disolventes…), consumo de tabaco y otras sustancias nocivas, uso de bicicleta o moto de forma habitual.
  • Antecedentes quirúrgicos como hernias inguinales, cirugía retroperitoneal, cirugía sobre el recto.
  • Toma de medicación como citotóxicos, hormonas, quimioterapia, que pueden alterar la calidad del semen y otros que alteran la integridad funcional del sistema reproductivo como alfabloqueantes, que generan eyaculación retrógrada, algunos antihipertensivos que generan disfunción eréctil.
  • Entrevista sobre la vida sexual, frecuencia coital, problemas de eyaculación,  disfunción eréctil. -Algo que a veces no se pregunta y que es imprescindible saber es la presencia de hijos previos o  historia de abortos o incluso interrupción voluntaria del embarazo con parejas anteriores. Todas estas cuestiones se pueden llevar a cabo por el ginecólogo que realiza el estudio de la pareja estéril, pero en caso de duda o necesidad de profundizar en alguno de los datos deberemos enviar al varón al urólogo andrólogo.

El seminograma. Prueba para medir la fertilidad masculina

La prueba complementaria más importante para el varón es el seminograma, que sirve para valorar el número y la movilidad de los espermatozoides, y también la morfología.

Ante un resultado patológico lo mejor será repetir la muestra al cabo de unas semanas, por lo menos 15 días después. El resultado de esta prueba orientará a la pareja hacia qué tipo de tratamiento se debe realizar, en caso de ser necesaria una Técnica de Reproducción Asistida.

En los casos de duda se realizará REMT (recuento de espermatozoides totales) tras capacitación de la muestra. Si el REMT es superior a 5 millones, la muestra es apta para realizar inseminaciones.

Por debajo de este valor se indicará FIV convencional, y si es inferior a 1 millón será una FIV mediante microinyección.

En casos de factor masculino, en parejas que van a realizarse una técnica de Fecundación In Vitro, también casos de abortos de repetición o sospecha de alteraciones genéticas, es preciso solicitar el cariotipo en sangre periférica.

Esta analítica estudia los 22 pares de cromosomas homólogos y los cromosomas sexuales X e Y.

Otras analíticas genéticas al varón son determinaciones de microdelecciones del cromosoma Y, estudios del gen de fibrosis quística, ambos en sangre.

Otros estudios para medir la fertilidad masculina

Otros estudios de carácter genético se realizan sobre los espermatozoides, se trata de FISHe (hibridación fluorescente in situ de espermatozoides), que determina la dotación cromosómica de los espermatozoides.

Otras son el estudio de meiosis y el estudio de fragmentación del ADN de espermatozoides.

El fin último de todas estas analíticas genéticas es el de poder seleccionar los espermatozoides genéticamente normales al realizar una técnica de reproducción asistida y de esa forma evitar o al menos minimizar la posibilidad de alteraciones genéticas y/o abortos en estas parejas.

En casos de azoospermia (no presencia de espermatozoides en eyaculado) lo más importante es determinar si se trata de una azoospermia por obstrucción de las vías seminales o bien se trata de una azoospermia por no haber producción de espermatozoides.

En casos de azoospermia por obstrucción se puede realizar una biopsia testicular, que consiste en tomar un pequeño fragmento de pulpa de testículo y mirar bajo el microscopio si hay o no espermatozoides en el tejido.

En caso de que encontremos espermatozoides que no son móviles, será necesario realizar un ciclo de FIV para poder fecundar ovocitos mediante la introducción del espermatozoide dentro de óvulo o ICSI.

Si no obtenemos espermatozoides en la muestra habrá que plantear a la pareja un cambio de gameto masculino y acudir a semen de banco.

Dra. Isabel Giménez Blasco. Especialista en Ginecología y Obstetricia. Medico colaborador de Advance Medical

Источник: https://quierocuidarme.dkvsalud.es/salud-para-hombres/que-factores-influyen-en-la-fertilidad-masculina

Combine así abstinencia y frecuencia sexual para mejorar la calidad de sus espermatozoides

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

En el 33% de los casos de infertilidad en una pareja, el problema lo tiene él, según los datos que aportaba a BuenaVida la doctora Fulvia Mancini, directora médica de Clínicas Eva, en Barcelona. Otros estudios de la OMS elevan la responsabilidad masculina hasta el 50%, como documenta la ginecóloga Victoria Verdú, de Clínica Ginefiv (Madrid).

Lo cierto es que la calidad del esperma de los hombres del siglo XXI ha sufrido una merma con respecto a la de sus antepasados labriegos, cabezas de familias numerosas.

El doctor Jan Tesarik, de la Clínica Margen, responsable de una investigación publicada en Translational Andrology and Urology, ha documentado cómo la calidad del esperma ha empeorado: «Los hombres de la misma edad sufren más daño en el ADN de los espermatozoides que los de hace 20 años. Se trata de un deterioro progresivo, lento pero evidente».

Los largos periodos de abstinencia pueden oxidar los espermatoziodes

Los hábitos de vida influye de forma directa en la calidad del ADN de sus soldaditos, como vamos a ver, pero hay un factor con fácil solución que hace que se vuelvan más vagos y lentos: que deje de practicar sexo.

Cuanto más eyacule, más espabilados estarán sus espermatozoides.

Según Isidoro Bruna, ginecólogo y director de HM Fertility Center, los largos períodos de abstinencia pueden ser perjudiciales: «Cuanto más tiempo estén los espermatozoides en el epidídimo testicular, mayor es el estrés oxidativo al que están sometidos». Por esta razón, a los varones que deben acudir con una muestra a los centros de reproducción asistida se les pide que no pasen más de dos días sin ningún tipo de estímulo sexual.

No confunda el volumen total de semen eyaculado con la calidad, como le sucede a la mayoría según el experto.

Cuando la abstinencia es muy corta —menos de 24 horas— disminuye tanto el número de espermatozoides como el volumen, mientras que si es superior a 24 o 48 horas afectará a otros parámetros esenciales para la concepción como la movilidad —se vuelven más vagos y lentos; su movilidad no debería ser inferior al 32% a los 60 minutos de la eyaculación, según la OMS– y la morfología, o incluso la fragmentación del ADN, es decir, roturas o lesiones en el material genético.

Periodo corto de abstinencia y luego coito diario durante la ovulación

Cuando se busca la paternidad, numerosos estudios revelan que lo idóneo es un corto período de abstinencia —entre tres y cinco días— seguido del coito diario, durante los días de ovulación de la mujer, para maximizar su número de soldaditos y optimizar la concepción.

La función de un espermatozoide es penetrar en un óvulo y liberar su ADN para que se pueda producir una fecundación.

En el caso de que el material genético esté dañado, habrá menos probabilidades de éxito.

Bruna explica que el ADN está formado por dos cadenas de nucleótidos complementarias que forman una doble hélice, de manera que la lesión se puede producir tanto en una sola cadena como en ambas.

Si solo una de ellas está fragmentada, el óvulo es de una mujer joven y tiene la suficiente calidad, suele repararse. No obstante, si están afectadas ambas cadenas y además se combina con el material de una mujer que no esté en una edad óptima reproductiva, será mucho más difícil.

Los pesticidas de las frutas también afectan

«La vida sedentaria, la obesidad y los bitos tóxicos son muy nocivos para la producción de espermatozoides con buena capacidad fecundante», sentencia el especialista en fertilidad. Tanto una buena alimentación como realizar ejercicio físico regular le ayudarán a estar más cerca de convertirse en un semental.

Eso sí, no vuelva a encenderse un cigarrillo. Bruna asegura que numerosos estudios avalan que los varones fumadores presentan una disminución del 13% en la movilidad de los espermatozoides, una reducción de hasta un 23% en la concentración, un aumento en la fragmentación del ADN, así como un descenso del 28% en la probabilidad de conseguir un embarazo.

El alcohol tampoco ayuda.

Un consumo excesivo se asocia a los varones con teratozoospermia —menos del 4% de espermatozoides morfológicamente normales— y oligozoospermia —baja concentración en el eyaculado—, disminución de la libido y disfunción eréctil. Además, enfermedades como la diabetes o la prostatitis —infección bacteriana de la glándula prostática— también pueden dañar su esperma.

Aunque por desgracia no todo está en su mano. Tanto los pesticidas que contienen frutas y verduras como la contaminación ambiental también son grandes enemigos, así lo respalda un estudio realizado sobre 6.475 varones taiwaneses de entre 15 y 49 años durante los años transcurridos entre 2001 y 2014.

Como conclusión demostraron que la exposición a corto y largo plazo a partículas finas supone un gran perjuicio en la calidad.

No en vano, tanto estudios como la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) afirman que el 50% de los casos de infertilidad y disfunción reproductiva se debe a un factor masculino o a la mala calidad del esperma.

A partir de los 45 años el esperma se deteriora

Aunque no en la misma proporción que sucede con las mujeres, la edad sí importa: «La capacidad fecundante de los gametos masculinos (espermatozoides) es más prolongada que la de los óvulos, pero está demostrado que a partir de los 45 o 50 años se produce un deterioro», sentencia Bruna.

Si desea conocer cuán efectivo es su esperma, puede comprobarlo a través de un seminograma —test de movilidad y vitalidad, entre otras características, que se realiza sobre una muestra en laboratorio— y un test de capacitación espermática —donde se identifica el número real de espermatozoides que son capaces de poder fecundar un óvulo— o también puede confiar en que la naturaleza siga su curso.

Puedes seguir Buenavida en , , Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Источник: https://elpais.com/elpais/2018/05/12/buenavida/1526122934_453675.html

Mitos de la fertilidad masculina y femenina

¿La duración del sueño influye en la fertilidad masculina?

Por el Comité editorial de Panamá

En la actualidad existen mitos de todo tipo alrededor de la fertilidad en los hombres y las mujeres, y el porqué de la dificultad para concebir. Esta vez hemos querido desmitificar aquellos que han ganado popularidad con el paso del tiempo.

lo las mujeres son las responsables de la infertilidad. Mito

La infertilidad masculina suele llevarse en secreto y con más vergüenza, mucho más fuerte, que la infertilidad femenina. Latinoamérica, tiene una sociedad y una cultura machista bien arraigada, Panamá no escapa de esa realidad.

Aceptar que padeces infertilidad, puede significar que la masculinidad se vea comprometida o vulnerada ante los ojos de los demás.

En Panamá, casi no se habla de del tema, pero la realidad es que un 30% de los casos son por causas masculinas como las alteraciones en el ámbito testicular, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección y alteraciones en el semen.

Otro 30% de los casos son por causas femeninas, como el aplazamiento de la maternidad por decisión propia, menopausia precoz, endometriosis, obstrucciones o lesiones de las trompas de Falopio, anomalías uterinas y cervicales o problemas ovulatorios.

Hay un 20% que corresponde a causas mixtas o combinadas, en las cuales los dos son responsables y el 20% restante es de causas desconocidas.

Me quedé embarazada de mi primer hijo fácilmente, mi fertilidad sigue intacta, el siguiente embarazo debería ser fácil. Mito.

No hay una forma de dar esto por sentado. Ahora tienes más edad de cuando te embarazaste de tu primer hijo, quizá ahora que ya tienes ese primer hijo, tienes menos tiempo para llevar una vida sexual espontánea.  Inclusive, puede ser el caso y por los motivos que fuesen hayas cambiado de pareja. Todos estos factores influyen en las probabilidades de quedarse embarazada.

Lo usual es pensar que, si una mujer o una pareja han logrado concebir antes, lo harán en el futuro. Pero no es así.

En cuanto a infertilidad se habla, se pueden identificar dos tipos, la infertilidad primaria, cuando las parejas luego de un año de relaciones sexuales frecuentes sin el uso de métodos anticonceptivos no logran el embarazo, y la infertilidad secundaria, que afecta a las parejas que han logrado el embarazo al menos una vez, pero que ahora tienen dificultades para volver a conseguirlo

Muy frecuentemente, la infertilidad secundaria es ocasionada por el propio paso del tiempo. En especial cuando la mujer empieza a buscar el nuevo embarazo, pasados los 35 años y su reserva ovárica pudiera estar disminuida, dificultando de este modo la concepción.

Otras veces inciden también las complicaciones si se ha tenido, durante el embarazo anterior o en el parto (lesiones uterinas o pélvicas, obstrucción de las trompas de Falopio, endometriosis, etc.) puede ocasionar dificultades para conseguir un nuevo embarazo.

Si nunca he utilizado un método anticonceptivo hormonal, debería quedarme embarazada sin problemas. Mito

Existe la creencia de que el uso, ya sea por espacios de tiempo breves o prolongados, usando anticonceptivos hormonales orales, conocidos como píldoras anticonceptivas, puede ocasionar la disminución de la fertilidad o anularla por completo.

Lo cierto es, que la relación entre los métodos anticonceptivos y los problemas de infertilidad es un mito y no existe una base científica. Con esto queda muy claro que el hecho de no haber utilizado anticonceptivos hormonales orales no es un boleto  para la maternidad instantánea, ni te dará la seguridad que será fácil lograr el embarazo.

Hay muchísimos factores que pueden intervenir en la fertilidad y los anticonceptivos no son una causa de disminución ni anulación de ella.

La masturbación afecta la fertilidad. Mito

En realidad, esto no afecta la fertilidad, la calidad óptima del esperma se obtiene después de dos o tres días sin que se tenga una eyaculación. Aunque normalmente los hombres que tienen una calidad de esperma normal conservan la motilidad y concentraciones de espermatozoides en niveles regulares, incluso cuando eyaculen diariamente.

Si ya has iniciado la búsqueda para cumplir el sueño de ser padre, se recomienda, tener relaciones sexuales con eyaculación dos o tres veces a la semana en los días próximos y durante los días fértiles de la mujer, para elevar las posibilidades de que tu pareja quede embarazada, independientemente de que te masturbes o no.

El aumento de la temperatura en los testículos afecta a la fertilidad. Verdad

En los tiempos actuales, ha crecido de manera sorprendente la cantidad de tecnología que nos rodea. Pasamos de estar sentados por horas frente a la televisión a pasar horas sentados con una Tablet o una computadora portátil en el regazo, recibiendo de manera directa, el calor que emanan de estos artículos electrónicos.

Los testículos están separados del resto del cuerpo, y están unidos únicamente por la bolsa escrotal, justamente para mantener una temperatura dos grados menores que la del resto.

Pero no solo los ordenadores y equipos electrónicos provocan un aumento de temperatura en los testículos, también lo ocasiona el uso habitual de ropa interior muy ajustada o por la exposición constante al calor por motivos laborales o profesionales.

Es por esto, que el aumento de temperatura en los testículos por largos periodos de tiempo y de forma constante, afecta a la producción de espermatozoides.

La infertilidad es hereditaria. Mito

Esto es totalmente falso. Existen enfermedades de carácter genético que luego pueden condicionar la capacidad de concebir.

Sabiendo esto, si en la familia no existe un historial de casos con diagnósticos de infertilidad en la familia, no significa que estás exento de la posibilidad de padecer infertilidad o que algún otro miembro de la familia pueda padecerla

La historia ginecológica de la mujer varía de una a otra, porque cada caso es independiente. También hay que considerar el factor masculino.

 De igual modo, hay otros factores que, si deben tenerse en cuenta, y que van más allá de una comparación superflua con otros miembros y otras generaciones de la familia.

Factores que, si pueden incidir en la fertilidad, como lo son, el estado de salud en general, historial clínico, condiciones del entorno, estilo de vida, embarazos, partos y abortos anteriores, lapso entre gestaciones.

Una mujer que ha llevado un estilo de vida saludable podrá concebir fácilmente a los 40 años. Mito

Llevar un estilo de vida saludable sin duda es favorable para el organismo y la salud en general. Sin embargo, aunque hoy en día, una mujer de 40 años es una mujer independiente, profesional, realizada, de apariencia incluso más joven, determinada y capaz de organizar la mayor parte de su vida, es imposible luchar contra la edad bilógica y el envejecimiento ovárico.

Se ha creado una confusión en torno a las publicaciones que se han hecho en el mundo de la farándula, donde muestran fotos de actrices maduras por encima de los 45 años logrando un embarazo. Y esto no es algo imposible, pero no espontáneamente, sino mediante tratamientos de reproducción asistida, como la Ovodonación, que tienen una alta tasa de éxito al utilizar óvulos de donantes.

A los 40 y los años consecutivos, las posibilidades de conseguir un embarazo de manera espontánea y natural e incluso recurriendo a la técnica de Fecundación In Vitro, con óvulos propios, son poco probables.

También hay que añadir que existe un desconocimiento general, acerca de las altas tasas de abortos y anomalías cromosómicas y complicaciones durante el embarazo y al momento del parto, que se asocian a la edad avanzada.

Debido a esto, es que se hace un especial énfasis en la preservación de la fertilidad y la vitrificación de óvulos y lo más recomendable es que sea antes de los 35 años, momento en que la fertilidad desciende de manera drástica.

Tener sobrepeso o infrapeso dificulta la concepción. Verdad

Tanto hombres como mujeres, con un sobrepeso u obesidad, ven disminuidas las probabilidades de concebir, ya que los cambios hormonales ligados a la obesidad perjudican la producción normal de óvulos y esperma.

¿Cómo alcanzar un peso donde el cuerpo y su sistema hormonal funcionan de modo adecuado? ¿Cómo sabemos cuál es el peso ideal?

El Índice de Masa Corporal (IMC) es el indicador que se utiliza generalmente para determinar si el peso corporal de una persona es adecuado. El mismo se calcula dividiendo el peso en kilos entre la talla en metros al cuadrado (peso/talla2).

Tomando en cuenta los valores que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera saludables, el IMC debe de estar entre el rango de 18.5 y 24.9.

Las personas que se encuentren por debajo de este rango, se les considera con bajo peso y las que, por el contrario, se encuentran por arriba pueden tener sobrepeso o incluso obesidad.

Las mujeres con infrapeso pueden dejar de ovular, de tener menstruaciones regulares o inclusive, dejar de menstruar. Los hombres con un IMC menor a 18 con frecuencia ven disminuido su libido, sus espermatozoides son menos activos y con una vida menor que los espermatozoides de los hombres que se encuentran dentro de un rango normal de IMC.

Aproximadamente, entre el 4% y 5% de las mujeres en edad reproductiva tienen Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), una causa común de infertilidad femenina, que se agrava con la obesidad.

No se conoce con exactitud, las causas de cómo el exceso de peso interfiere con la concepción, pero está asociado con largos intervalos entre la menstruación y el exceso de ciertas hormonas que inhiben la ovulación.

El exceso de grasa corporal contribuye a la resistencia a la insulina y también puede indicar problemas subyacentes, tales como el SOP. Cuando una pareja desea embarazarse y enfrenta alguno de estos problemas de peso, debe consultar a su médico y a un nutriólogo.

Son muchos los mitos que existen alrededor de la fertilidad. Lo importante es siempre recibir la información de fuentes expertas en el tema, en IVI Panamá estamos dispuestos a aclarar todas tus dudas.

Источник: https://ivi.com.pa/blog/mitos-de-la-fertilidad-masculina-y-femenina/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: